Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 188

Capítulo 188 – Épsilon en un magnífico disfraz

Edición por Paris_117

“¡Ataque enemigo…!”

Doem encendió la lámpara en su espaciosa tienda.

“¡El número de enemigos es pequeño! ¡Atacaron bajo el manto de la oscuridad!”

El subordinado de Doem le informó del ataque. Ese sitio era el lugar más importante de la Facción Doem, que estaba protegida por los miembros de la Orden de Diabolos. Si alguien había atacado su campamento, sin dudarlo solo significaba una cosa…

“Shadow Garden…”

La expresión de Doem se contorsionó repentinamente. No creía que la Facción de la Monarquía pudiera atacar ese lugar. Pero con la capacidad para recolectar información de Shadow Garden, había una posibilidad de que supieran ya donde se encontraba el y el alcance de las actividades de la Orden de Diabolos.

“Mierda… ¡¡Cuánta información se filtró!!”

“¡No debería haber ninguna fuga! Nuestras contramedidas deberían haber sido perfectas. El apuntar a este lugar debe haber sido una coincidencia…”

“¡Cállate! ¿Cuándo terminarán tus «coincidencias»? ¡No te atrevas a olvidar que Rajta fue asesinado! ¡¡Por culpa de ese grupo nuestros planes han sido arruinados innumerables veces!!”

“¡Per-perdóneme, por favor!” El subordinado dijo eso con su voz temblorosa.

“Deja de subestimarlos. Rajta fue asesinado, así que las cosas se van a poner bastante problemáticas ahora. Incluyendo este ataque, deberíamos estar preparados para lo peor. Debemos asumir que Shadow Garden lo sabe todo.”

“¿Cómo puede ser eso posible? ¿Cómo se enterarían de nuestro plan?”

“Que posean información que debería haber sido un completo secreto – esa es la amenaza que representa la organización conocida como Shadow Garden.” Doem dijo eso que mientras extendía la mano hacia el ataúd que estaba en el centro de la espaciosa tienda.

Era un ataúd inusualmente robusto, sin ningún tipo de decoración. Una gruesa capa de cadenas estaba envuelta a su alrededor, y en el centro del ataúd había un pequeño agujero. Aunque parecía el ojo de una cerradura, ciertamente no lo era.

Era sólo un pequeño agujero.

“Probablemente también saben de esto. Los héroes, los experimentos humanos e incluso la medicina secreta…”

“¡No, es imposible! El cuerpo del héroe es absolutamente——” En ese momento, una ligera brisa pasó por la tienda.

“Ya veo, así que ese es el caso…” Al oír una hermosa voz decir eso, el cuerpo del subordinado fue dividido en dos mitades.

“Tú, tú eres…” Doem miró ferozmente a la dueña de la voz.

“Hace tiempo que no te veo, Doem. Gracias por cuidarme en la ciudad.” Épsilon, la belleza con cabello largo y liso estaba ahí.

“Épsilon… sobreviviste a ese tipo de lesión…”

“No gracias a ti. Fue muy duro ser perseguida por tantos hombres, pero es el destino de una belleza.”

“Pero tú pareces estar mucho más delgada. Aunque eres una de las «Siete Sombras», debe haber sido difícil incluso para alguien como tu lidiar con ello.”

“Sólo estoy disfrazada.”

“¿Disfrazada?”

“Sí, es sólo un disfraz.”

“Humm…”

Probablemente fuera verdad. Si se hubiera hecho más delgada, el volumen de los Slimes no se habría reducido tanto. ¿Era realmente sólo un disfraz o estaba fanfarroneando para ocultar los límites de la fuerza de las «Siete Sombras»?

Una sutil sensación de tensión se impregno en el aire.

“¿No deberías atender tu herida?” Épsilon le dijo a Doem. El hombro derecho de Doem había sido cortado en algún momento.

Épsilon había lanzado un corte hacia él mientras mataba a su subordinado.

“No es necesario, es sólo un rasguño.”

“Me sorprende que lo hayas evitado tan velozmente. Pero desafortunadamente para ti, Mordred no está en este lugar, y yo estoy en mi mejor condición, así que tu oportunidad de ganar es menos de una entre diez mil.”

“Ya veo, así que… ¿cuánto sabes?”

“No mucho.”

Los dos continuaron la conversación. Doem lo hacía para ganar tiempo, mientras Épsilon buscaba información.

“Finalmente entiendo por qué la Orden de Diabolos está tan obsesionada con la «posesión demoníaca».”

“Adelante dime, déjame comprobar la respuesta por ti.”

“Hace mucho tiempo, en un pasado lejano, tres héroes, incluyendo a Freya, derrotaron al demonio Diabolos. Después de eso, la Orden de Diábolos de alguna manera obtuvo su cuerpo.”

“Como pensé, por eso atacaron el Castillo de Rajta…”

“La Orden de Diábolos estudiaba el cuerpo de Freya para aprender como manipular las células del Diábolos y crear un nuevo héroe. Para ello, la Orden de Diábolos necesitaba encontrar tres candidatos potenciales que se creía habían heredado fuertemente la sangre de Freya.”

“Oh, claro. Probablemente ya lo hayan adivinado pero las tres que elegimos fueron Rose Oriana, Alexia Midgar y… Claire Kagenou. Y todas ellas están bajo su protección.” La boca de Doem se retorció mientras miraba fijamente a Épsilon. “¿Hasta qué punto están dispuestos a llegar, sólo para obstaculizarnos? Ni siquiera hemos confirmado nuestras hipótesis y aún así nos están deteniendo, ¡por qué! ¡Respóndeme!”

Ante la postura agresiva de Doem, Épsilon sólo dirigió su mirada a la distancia. Era como si estuviera mirando a alguien frente a ella.

“Toda la verdad se encuentra al final del camino de Shadow-sama.”

“Shadow… ¿Ese hombre? Todo es por él…” Doem recordó la espada de Shadow que había contemplado el día del Torneo. Esa espada, que era como un arte magnífico, había sido profundamente grabada en la mente de Doem.

“Bueno, terminemos nuestra pequeña charla aquí.”

“No estés tan ansioso. Déjame decirte otra buena noticia. En efecto, había tres candidatos al principio, pero también conseguimos un nuevo sujeto de prueba que apenas supera los requisitos, aunque no se compara con los otros tres.” Doem de repente inyectó un líquido rojo en el agujero del ataúd que estaba a su lado.

De pronto, una gran energía mágica empezó a desbordarse del ataúd.

“Ahora, despierta. Debes querer vengar la muerte de tu padre, Emilia.”
[Paris_117 pero que rayos… ¿no estaba muerta?

“¿…Eh?”

Entonces el ataúd se rompió.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.