Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 34

Capítulo 34 – Hay veces en que un Mob tiene que actuar

Edición por Paris_117

Confirmando que ya no quedaba nadie en el aula, golpeo mi pecho con el puño.

“¡Muévete! ¡Muévete!”

Una y otra vez, golpeo mi pecho, tratando con fuerza de reiniciar mi respiración.

“¡¡¡MueVETEEEEEE!!!”

Entonces, finalmente.

“¡Geho, goho, goho, goho!”

Funcionó.

Mi corazón, que se había detenido, se reanimo con éxito.

[Técnica secreta del estilo Mob: ’10 minutos con el corazón detenido Mob’]

Era una técnica secreta que permitía al usuario mantener un período anormalmente largo de paro cardíaco sin sufrir ningún efecto secundario, utilizando pequeñas cantidades de magia para mantener la circulación sanguínea en el cerebro.

Esta técnica era súper arriesgada, de modo que incluso un solo error garantizaría la muerte, pero hay veces en que un Mob tiene que actuar, incluso con su vida en juego.

Hoy fue un buen día. Eso es todo lo que debía hacer.

“Owwww……”

Examino la herida de mi espalda. Esta vez, había muchas posibilidades de que me miraran de cerca, así que tuve que permitir que me apuñalaran.

Por supuesto, evité un daño fatal, pero para que pareciera real, la herida tenía que ser relativamente profunda.

Aplico un tratamiento de primeros auxilios en la herida con magia. Al parecer podía seguir usando magia cuando la hago extremadamente fina. Alternativamente, creo que sería posible deshacer la obstrucción con fuerza bruta mágica.

“Supongo que con esto bastara.”

Me llevaría demasiado tiempo sellar completamente mi herida, y también sería malo si alguien la mirara después. Recuperarme hasta el punto de que no afecte negativamente mi movilidad era suficiente.

Entonces puedo ir con la excusa de “por un golpe de suerte, me las arreglé para seguir con la vida.”

“Yokkorase.”

[Paris_117 el traductor del inglés explica esto: En japonés, la gente (más aún para las personas mayores) a veces dice algo sin sentido cuando se pone de pie, como una especie de expresión del esfuerzo. Yokkorasho, yokkorase, yokkoisho, y otras variaciones.]

Me levanto mientras confirmo mi estado físico y mágico. Me limpio la sangre de mi rostro y arreglo mi uniforme.

El viento refrescante de la tarde soplaba a través de la ventana, causando que las cortinas blancas ondearan.

Junto con el movimiento de las cortinas, la fuerte luz del sol y las sombras oscuras cambiaban de forma correspondientemente.

Sillas caídas. Escritorios desorganizados. La Puerta rota. Y la sangre en el suelo. Todo esto decía el hecho de que la normalidad había sido rasgada.

Cierro los ojos y respiro profundamente.

“Vamos entonces.”

Saliendo del aula, avanzo por el pasillo vacío.

 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

 

Sherry Barnett estaba tan absorta en descifrar el artefacto que tardó en darse cuenta del alboroto.

“Esto es…”

Mirando de cerca el artefacto en sus manos.

Sus ojos rosados se cerraron ligeramente, como si hubiera notado algo.

“De ninguna manera… ¿cómo puede ser esto…?”

A pesar de que sus ojos estaban enfocados en el artefacto, la pluma en su mano se movía frenéticamente.

El alboroto cercano ni siquiera era registrado en su cerebro.

Tanto el sonido de las explosiones como el de los pasos en el pasillo, todo estaba fuera del alcance de su conciencia.

“¡¿Qué está pasando?!”

“¡La academia está siendo atacada!”

“Si no podemos usar magia, entonces no podemos movernos descuidadamente.”

Ni siquiera la conversación de los dos caballeros entraba en sus oídos.

“¡Cómo pudo ser esto… cómo pudo ser esto…!”

Así de concentrada estaba en aquel artefacto.

Aunque, era normal que a menudo se concentrara tanto en su investigación que era incapaz de notar lo que la rodeaba, pero nunca había llegado a este nivel. Ese artefacto contenía algo de gran importancia que estaba captado toda su atención.

Su pluma seguía moviéndose, produciendo el sonido de arañazos.

Sus ojos rosados estaban a un paso de la verdad escondida en el artefacto.

Pero en ese momento.

Repentinamente, las ventanas se rompieron y un solo hombre vestido de negro salto dentro de la habitación.

Uno de los fragmentos de cristal rozo ligeramente la mejilla de Sherry.

“¿¡Ow…!?”

“¿Quién eres tú?”

Los dos caballeros levantaron sus espadas.

Debido al dolor en su mejilla, Sherry finalmente había notado la gravedad de la situación actual.

“¿Eh? ¿Eh?”

Sujetando el artefacto en su pecho, Sherry se escondió bajo un escritorio.

Cuando se froto ligeramente la mejilla, sangre quedo marcada en su mano.

“Somos, um, Shadow Garden. Espera, ¿era Guardián de las Sombras? Ah, lo que sea. Soy Lex, Lex el Jugador Traicionero. Todos ustedes pueden llamarme Lex-sama.”

El hombre de negro se reía detrás de su máscara.

“Esto se interpone en mi camino.”

Luego se quitó la máscara. Tenía el cabello de color rojo opaco y un aura frívola, así como unos ojos parecidos a los de un perro callejero hambriento.

“¡Hii!”

La máscara se desplomo hacia donde se encontraba Sherry, lo que provocó que se encogiera aún más en su escondite.

“Shadow Garden… así que ustedes son los bastardos de los rumores…”

“¡Independientemente de tu objetivo, no creas que puedes escapar fácilmente después de atacar la academia!”

Lex se burló de las palabras de los dos caballeros.

“Sí, probablemente no escaparán fácilmente. Shadow Garden, claro. Oh, y por cierto…”

Hubo un cambio en las palabras de Lex.

“Ya he olvidado cuál es nuestro objetivo.”

Ka, ka, ka, ka, hizo resonar su risa.

“¿Estás jugando con nosotros?”

“No, no estoy bromeando. Sólo que no me importa. Me dijeron que recuperara un artefacto en forma de colgante. Después de recuperar eso, entonces puedo hacer lo que quiera, eso me dijeron.”

Los ojos de Lex se entrecerraron con un brillo penetrante.

“¿Saben algo al respecto?”

Dijo mientras fruncía el ceño a los dos caballeros.

“¡……! Ni la más mínima idea.”

“Nunca hemos oído hablar de tal cosa.”

Las respuestas de los caballeros provocaron una gran sonrisa a la cara de Lex.

“¡Sus caras dicen que saben algo!”

El aire vibro lleno de magia. Lex estaba aplicando una enorme cantidad de presión sobre el área con una cantidad ridícula de magia.

“¡…!”

Sherry se puso las manos sobre la boca para contener el grito que casi se le escapo, y luego empezó a arrastrarse desesperadamente por el suelo.

Sólo un poco más, la puerta estaba tan cerca.

“¿Con quién debería empezar primero?”

Lex barrio la habitación con sus ojos de perro hambriento.

“¿Qué tal esa jovencita de allí?”

Repentinamente desapareció.

Entonces, súbitamente se encontró de pie frente a Sherry.

“¡KYYYYYAAAHHHHHHHHH!”

“Bye~”

“¡NO!”

Sherry cierro los ojos mientras se acurrucaba sujetando su cabeza.

Pero.

“¡No te dejaremos!”

El swing de Lex golpeo en el suelo.

Cuando Sherry abrió lentamente los ojos llenos de temor, vio a un caballero con melena de león parado frente a ella mientras sostenía su espada en alto.

“Heeh~, para poder moverte tan bien incluso sin magia.”

“La magia no lo es todo. Con la diferencia de nuestras fuerzas, protegerse de tus ataques es un paseo por el parque.”

“Diferencia en nuestras fuerzas… No me digas que crees realmente que eres más fuerte que yo…” Lex miro al gran caballero con un brillo maligno en sus ojos.

“Así es, en efecto.”

“Al menos déjame escuchar tu nombre.”

“Vicecomandante de la Orden Carmesí, Glen Melena de León.”
[Paris_117 ok… el autor se quebró la cabeza con los apodos…]

El otro caballero se puso de pie junto a Glen.

“Marco, también de la Orden Carmesí.”

“Nadie preguntó tu nombre.”

Entonces Marco miro atrás hacia a Sherry.

“Corre.”

Y comienzo la batalla.

Sherry corriendo por el suelo se las arregló para salir al pasillo y luego se escapar a toda velocidad.

El eco de los gritos moribundos que resuenan detrás de ella la hacen cubrirse los oídos con las dos manos.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.