Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 49

Capítulo 49 – Los que no entienden son aburridos

Edición por Paris_117

Cuánto tiempo había pasado desde la última vez que pude disfrutar de esta sensación.

Mientras me enfrento a esta mujer con ojos violetas, sonrío bajo mi máscara.

Ella también sonreía. Lo más probable es que también este sintiendo lo mismo que yo en este momento.

Me gusta pensar que pelear es como tener una conversación.
[Paris_117 deja que los puños hablen… frase que solo leo en los adictos a las luchas xD los cabeza de musculo xD]

El temblor en la punta de la espada, la dirección de los ojos, la posición de los pies; cada pequeño detalle posee un significado, y leer ese significado para responder apropiadamente es de lo que se trata un combate.

El ser capaz de leer el significado de la más pequeña de las acciones, y el poder de proporcionar la mejor respuesta. No sería una exageración decir que ambos son los puntos más importantes a la hora de luchar.

Y por eso pelear es una conversación.
[Paris_117 para los siguientes párrafos, cuando digan conversación, recuerden que estamos hablando de luchas/peleas/combates, similar a cuando hablamos de las espadas…]

Cuanto más alta es la fuerza de las palabras en ambos lados, más lejos pueden leer y responder, y luego leer la respuesta del otro y responder a eso, continuando la conversación de esa manera ad infinitum.
[Paris_117 la traducción seria “hasta el infinito”, pero me mola mucho el latín xD]

Pero si las habilidades de conversación son bajas, o si hay una gran diferencia entre las habilidades, entonces la conversación ni siquiera se llevara a cabo.

Un lado, o tal vez ambos lados, harían lo que quisieran hacer, y eso sería todo.

No habría ninguna conversación ahí, ningún proceso, y sólo un resultado. En realidad, creo que las personas que no tienen la intención de conversar en primer lugar estarían mejor si compitieran con piedra, papel y tijeras. Delta, estoy hablando de ti.

Ella probablemente seguirían sacando con “piedra” para enviar “tijeras” y “papel” toda su vida. Es una ridícula forma de jugar piedra, papel, tijeras la que ella usa.

Pero no estoy en posición de decir algo de los demás. Ha pasado tanto tiempo desde que tuve una conversación real apropiada.

La única manera de diferenciarme de Delta es haciendo la propuesta de iniciar una conversación. Pero siempre termina siendo «Roca».

Y es por eso que ahora me siento tan feliz de conocer a esta mujer de ojos violetas. Ella me miraba. A mi espada, mis ojos y mis pies. A pesar de que parecía sólo estar sonriendo casualmente, prestaba atención a todos mis movimientos.

Llamémosla Violeta-san. Mi querida Violeta-san. [Paris_117 se llama Aurora, animal. ¿no que muy buenos oídos?]

Por un tiempo, conversamos mientras nos mirábamos el uno al otro. De esta manera, poco a poco nos vamos conociendo mutuamente*. Ella es del tipo que lucha a distancia, y yo soy del tipo que cambia su estilo de lucha según el oponente. Definitivamente no soy del tipo de los que sólo van con «Roca» todas las veces.
[*Paris_117 jeje if you know what I mean ڡ`) ( ͡° ͜ʖ ͡°)]

Entonces.

Continuemos.

Le ofrezco el primer paso.

Al siguiente instante, muevo ligeramente mi pie hacia atrás.

Inmediatamente después, algo parecido a una lanza roja sobresale desde donde acabo de mover mi pie.

Qué lógico apuntar al pie.

Me retiro medio paso de la misma forma. Y pensar que su primer movimiento vendría por debajo de la tierra.

La lanza roja se divide en dos, luego me persigue de izquierda a derecha en un esfuerzo por atraparme.

Mi primer movimiento era esperar y ver.

Observo cuidadosamente la velocidad, el poder y la movilidad de las lanzas rojas.

Para ello, esquivo la lanza de la derecha y uso mi espada para desviar la izquierda. El rebote en mi mano es bastante pesado. Ese ataque es lo suficientemente fuerte como para matarme de un solo golpe.

La lanza evadida explota como ramas. Las rojas y brillantes esquirlas, parecidas a agujas, podían ser mas de mil.

Al instante se precipitan hacia mí desde todas las direcciones.

Imbuí mi espada de magia y corté todas las esquiarlas rojas con un solo golpe.

“Sin importar que tan fuerte sea el piquete de un mosquito, no podrá matar a un león.”
[Paris_117 pues si fuera el mosquito con dengue, psica o chingungunya si te hará pasar un mal rato… y en algunos casos es mortal]

Violeta-san sonrío con elegancia. Nos miramos nuevamente durante un momento.

Una gran fuerza en la conversación significa evaluar la fuerza del oponente en un corto período de tiempo. Y también significa entender hasta cierto punto la fuerza del oponente.

Eso es cierto para mí, y lo más probable es que también lo sea para Violeta-san. Ambos ya sabemos cómo terminara este combate.

Entonces.

Lanzas del ancho de un tronco brotan del suelo al mismo tiempo, pulverizando el silencio.

Son 9 en total.

Pude evadir las gruesas lanzas, pero se deforman hasta parecer tentáculos que comienzan a perseguirme.

Apuñalando como una lanza, enredándose como una cuerda, rasgando como una mordida.

Ese era su estilo de lucha. Estos tentáculos que puede manipular libremente sólo atormentarían unilateralmente a su presa.

Pero continuo esperando. Miro los tentáculos, y optimizo mis acciones.

Disminuyo gradualmente la cantidad de movimiento necesario para evadir. Un paso se convierte en medio paso. Dos movimientos se convierten en uno.

No puedo ganar sólo evadiendo. La evasión no es más que la preparación para el contraataque.

Y cuanto más fuerte es la evasión, más rápido puede desencadenarse en un contraataque.

Evadir, y luego contraatacar en el mismo instante.

Con un solo paso, estoy de pie justo delante de ella.

Sin saber desde cuándo tenía una enorme guadaña en las manos. La balancea en un ataque de corte.

Desvío ese único golpe con mi espada. Al mismo tiempo, la pateo en la pierna.

La espada de slime que sobresale de la punta de mis dedos apuñala su pie. Últimamente, esta espada se ha reducido a un mero accesorio para las actuaciones, pero en un principio era un arma oculta para permitirme romper el equilibrio al luchar contra un rival fuerte.

Sus movimientos se detienen por un breve instante, pero eso es más que suficiente para mí.

Violeta-san sonríe al aceptar el resultado.

“Me hubiera gustado pelear contigo con todas tus fuerzas.”

Digo eso con una voz que sólo Violeta-san puede escuchar, en medio del derramamiento de sangre.

 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

 

“Como dije, parece que Shadow ya está contra las cuerdas.” Dijo Nelson triunfalmente, cosa que Alexia ignoro.

En el combate entre Shadow y Aurora, desde el primer momento había sido el continuo ataque de Aurora. Alexia observaba con asombro las líneas rojas bailando a velocidades increíbles.

Sin importar cómo lo mirase, era imposible que se tratase de un arma falsa. Era evidente que podía cambiar fácilmente de forma, y Aurora la controlaba como si fuera una parte de su cuerpo. Lo más probable es que fuese capaz de extenderla en un rango más amplio para perforar un gran número de objetivos a la vez.

Alguien limitado a una sola espada no era un oponente.

Esa era una técnica de lucha antigua. Alexia sabía que no era algo contra lo siquiera pudiera imaginar enfrentarse.

“Está resintiendo más de lo que esperaba. Pero la diferencia de fuerza es demasiado obvia.”

Eso no es todo. Alexia refuto la evaluación de Nelson en su corazón.

Podía parecer que Shadow estaba siendo presionado por los feroces ataques de Aurora, pero eso se debía a que todavía no había iniciado su ataque. Permanecía solo observando, una técnica de combate que veía por primera vez.

Aurora era realmente fuerte. Ya que podía luchar contra Shadow en el sentido literal de la palabra.

No obstante, era sólo que las lanzas rojas aún no habían rozado a Shadow ni una sola vez.

“Sin importar que tan fuerte sea el piquete de un mosquito, no podrá matar a un león.” Dijo Shadow mientras derribaba las más de mil lanzas con un solo movimiento de su espada.

Entonces las lanzas rojas se volvieron tan gruesas como un tronco, atacándole desde todas las direcciones.

Resonaban con gritos agudos como para afirmar que poseían suficiente fuerza para matar leones, a veces partiéndose, a veces rompiéndose como mandíbulas, persiguiendo, y persiguiendo y persiguiendo a Shadow.

Pero ninguna de ellas podía alcanzarlo.

En cambio, después de cada golpe, los movimientos de Shadow se volvían más refinados.

Lo que parecía ser el menor movimiento posible era eclipsado al momento siguiente por uno aún más corto.

Lo que Alexia pensaba que era el intercambio definitivo entre ofensiva y defensiva se estaba sobrescribiendo una y otra vez.

“Increíble…….”

“Como era de esperar….”

Los murmullos de Alexia y Natsume se empalmaron.

Los verdaderamente fuertes podían llevar al oponente a las cuerdas sólo a través de la defensa. Eso es algo que su profesor de esgrima le había enseñado previamente.

La imagen de eso se estaba representando ante sus ojos.

“¿Qué está haciendo esa maldita bruja? ¡Acaba ya con él!” La irritación ya se podía escuchar en la voz de Nelson.

Pero, no faltaba mucho.

Aurora ya no podía contener por más tiempo a Shadow.

El momento decisivo no fue más que un destello.

Todo lo que Alexia pudo ver fue madamas que un fragmento del intercambio.

Shadow se acerco, Aurora movió su enorme guadaña, y la sangre voló por el aire.

La sangre de Aurora, claro.

Ese final aparentemente instantáneo y sin esfuerzo que era exactamente como un león retorciéndole el cuello a un cordero.

¿Qué había hecho Shadow exactamente? ¿Qué había ocurrido en el intercambio? Nadie lo supo.

Por eso no había suspenso.

Era como si el furioso combate que se desato ante ellos solo unos momentos atrás, no fuese más que un sueño. Todo el lugar había caído en un silencio sepulcral.

“¿Ella…. perdió? ¡Eso es imposible! ¡Pero fue Aurora quien estuvo en la ofensiva todo el tiempo!” Gritaba Nelson.

Lo más probable fuera que, a sus ojos, Aurora estuviera ganando hasta el final.

Su cabeza no era capaz de procesar lo que percibía como una molestia abrupta. Pero Nelson no era el único. Casi todos los espectadores probablemente habían confundido al ganador con el perdedor mientras miraban.

“Exactamente qué ha pasado…. ¡no hay forma de que Aurora pudiera perder! ¡Esa mujer es….!”

Shadow agito su largo abrigo negro mientras se elevaba hacia el cielo nocturno.

“¡E-esperen! ¡Denle caza! ¡No lo dejen escapar!” Grito Nelson inmediatamente después de recuperar la cordura.

Los Caballeros Santos se movilizaron, persiguiendo a Shadow en un instante.

Alexia soltó la respiración que había estado conteniendo desde quién sabe cuándo, y luego repito en su cabeza lo que acababa de ver de la espada de Shadow para que no olvidarlo.

“Una espada tan fascinante como siempre….” Susurro Rose.

Justo cuando Alexia estaba a punto de expresar su aprobación, el lugar se lleno una vez más de luz blanca deslumbrante.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.