Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 50

Capítulo 50 – La heroína que dirigió y actuó por su propia cuenta.

Edición por Paris_117

Rose entrecerró los ojos, esperando pacientemente que la luz se disipase.

Cuando lo hiso, había una gran puerta blanca.

“¿Eso es….?” murmuro Rose.

“¿Se está abriendo….?”

Mientras emitía un tenue resplandor, la puerta comenzó a abrirse lentamente.

La imagen era bastante extraña.

“No me digas que… ¿la Tierra Santa respondió….?” Susurro Nelson en shock.

“¿Qué significa eso…?”

“Como probablemente ya saben, hoy es el único día del año en que se abren las puertas de la Tierra Santa.”

“He oído que la puerta está en la iglesia…”

“Sí, en efecto lo está. Pero no es la única puerta. La puerta puede ser alterada para dar la bienvenida a alguien en especial, dependiendo de quién esté llamando. Otros nombres para la puerta incluyen La Puerta Indeseada, La Puerta de la Convocatoria, y finalmente, La Puerta de la Bienvenida……. Y no hay manera de decir lo que hay más allá de la puerta una vez que entras.”

Nelson respondió distraídamente a la pregunta de Rose mientras seguía mirando la puerta.

“Ahora que hemos llegado a esto, es imposible reanudar la Prueba de la Diosa. Que todo el público se vaya.”

Después de recibir las instrucciones de Nelson, su subordinado se marcho para coordinar la guía de la audiencia. Los que estaban en los asientos VIP también se levantan por turnos.

En ese intervalo de tiempo, la puerta se abrió aún más.

“¡No permitan que nadie se acerque a esa puerta!” Ordeno Nelson.

Luego, cuando la puerta se había abierto lo suficiente para que una sola persona pudiera pasar, se dirigió a las tres chicas.

“Por favor, también salgan del recinto.” Dijo Nelson.

Pero en ese instante, Rose desenvaino su espada. Al mismo tiempo, Alexia también desenvaino su espada. Luego las dos se colocaron de espaldas mientras sostenían sus espadas.

“¿¡Qué están haci—!?”

Conmocionado, Nelson miro a su alrededor y se dio cuenta de que todo el lugar ha sido completamente rodeado por un grupo de personas vestidas de negro. Incluso Rose y Alexia no habían sentido su presencia hasta que había sido demasiado tarde.

“Pedimos disculpas por las molestias, pero necesitamos que se queden quietos hasta que la puerta se cierre.”

declaro una hermosa voz que resonó como el tintineo de una campana.

Entonces una única mujer con un atuendo marcadamente diferente apareció ante ellos.

“Ustedes son…. ¿¡Acaso son Shadow Garden!?”

De entre el grupo que vestía trajes negros, ella era la única que lleva una bata parecida a la de un vestido. Con pasos elegantes, se acerco a la puerta.

En el camino, lanzo una mirada a Rose y Alexia.

Los hombros de las dos saltaron. Luego quedaron completamente rígidas, con los hombros aún apretados.

¡Tan fuerte….!

Había una enorme presión en esa mirada. Poseía una presencia abrumadora, casi como si se tratara de un monarca de la noche.

Las dos reconocían a Shadow como el más fuerte. Pero esa mujer es alguien que tal vez llegara a sus pies. Eso fue lo que sintieron.

“Epsilon, el resto te lo dejo a ti. En cuanto las damas de ahí, sean buenas chicas, ¿de acuerdo?”

“Entendido, Alpha-sama.”

“¡Esperen, no se atrevan a entrar en la Tierra Santa!”

Ignorando el grito de Nelson, la mujer llamada Alpha desapareció en la puerta de luz.

“Así que ese era Alpha….” Murmuro Alexia.

Rose casi soltó un “eh, ¿la conoces?” pero se las arreglo para tragarse sus palabras.

“Entonces, ¿cuál es su objetivo al hacer todo esto?”

Alexia le pregunta a la que llamaron Epsilon.

“Todo lo que necesitamos es que se queden quietos hasta que la puerta se cierre. Pero Arzobispo sustituto, tendrá que venir con nosotras.” Dijo la mujer voluptuosa. Después de ser llamado por su nombre, Nelson se puso aún más nervioso.

“¿Qué planean hacer en la Tierra Santa?”

“No es lo que vamos a hacer, sino lo que se encuentra ahí. De todos modos, no les pasará nada si no se comportan mal.”

Entonces silencio a Rose y a los demás con sus ojos. Sus hermosos ojos claros que parecían lagos se enfocaron en ellos atentamente.

Esa mujer también era muy fuerte. No al nivel de Alpha, pero poseía esa vibra particular de los verdaderamente fuertes.

Pero, si la presión llegara a su fin………

“Si se mueven, ni siquiera yo sé lo que podría hacerles.” Dijo Epsilon, como si hubiera leído la hostilidad de Rose y Alexia.

Al final de su mirada se encontraba Natsume-sensei, que habiz sido capturada por varias mujeres vestidas de negro.

“Lo siento mucho….”

Natsume-sensei tenía los ojos cerrados para disculparse.

“¡Natsume-sensei….!”

El pecho de Rose se contrajo al ver a Natsume-sensei tratando de contener sus lágrimas.

Toda su intención de resistirse la abandono… pero.

“Abandonarla también es una opción.” Dijo Alexia con una voz que sólo Rose podía escuchar.

“¡Qué…! ¡No!”

Rose se negó rotundamente.

“Será mejor que la abandonemos, es demasiado sospechosa.”

“¡Dije que no, así que no!”

Mientras las dos mantenían ese intercambio silencioso, la puerta se abrió completamente y luego comenzó a cerrarse.

Despacio, muy despacio.

El grupo de negro también entro por la puerta una por una, con Natsume-sensei capturada y el Arzobispo sustituto Nelson que también era arrastrado con ellas.

Rose y Alexia sólo podían mirar, incapaces de hacer algo al respecto.

Su enemigo no tenia aberturas.

Todos en el grupo de negro eran fuertes individualmente, y también seguían una clara cadena de mando. Estaban divididas en grupos de tres para acompañarse. Incluso cuando alguien presentaba una apertura, era cubierta inmediatamente por los miembros de su equipo. Su trabajo en equipo se encontraba extremadamente pulido.

La puerta continuaba cerrándose.

“¡No, me duele, me hacen daño!” Natsume-sensei grito al tratar de resistirse mientras era fuertemente arrastrada hacia la puerta.

“¡Natsume-sensei!”

“¡Estaré bien, no se preocupen por mí!” Grito Natsume-sensei valientemente con una voz temblorosa, antes de que ella también desapareciese por la puerta.

Rose se encontraba al borde de las lágrimas mientras la despedía.

“¿Soy la única que descubrió su lado oscuro?” Ese murmullo pudo ser escuchado, pero Rose fingió no haberlo oído.

Las únicas personas que quedan eran Epsilon y Nelson.

Después de que Epsilon echara un último vistazo para confirmar que no había nada fuera de lugar, se dio la vuelta para empujar a Nelson hacia la puerta.

Nelson se resistió, lo que provoco que la atención de Epsilon se desviase.

En ese momento.

Una figura negra se precipito repentinamente y corto a Epsilon.

“¡Bien hecho, Venom el Verdugo!” La sonora carcajada de Nelson produjo eco.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.