<- Actualmente solo registrados A- A A+

KJN – Capítulo 61

Capítulo 61 – La chica y el sonido de la lluvia

Edición por Paris_117

Escucho el sonido de la lluvia al caer.

La conciencia de Rose se veía ligeramente atraída por el sonido del agua que resonaba desde el exterior.

Mientras recuperaba el ritmo de su respiración, dejo caer su delgada espada de práctica.

Limpiándose el sudor de la frente con una sola mano, rápidamente paso los dedos por su despeinado cabello.

Sólo el sonido de la lluvia resonaba el dojo débilmente iluminado.

Por un momento, Rose cerró los ojos y se concentro en ese sonido. Tomo un profundo respiro de aire húmedo.

Siempre le había parecido hermoso el sonido de la lluvia.

Rose había nacido como la princesa del país de las artes, el Reino de Oriana. Por lo que estuvo expuesta a varios tipos de artes desde que era muy joven, y su conciencia sobre la estética era muy alta. Los reyes de Oriana seleccionaban cada uno un arte y pasan toda su vida perfeccionándolo. Ya fuese pintura, música, teatro, cada uno de los miembros de la realeza elegía el que más le gustara.

La joven Rose mostró un gran interés por todas las artes, pero fue incapaz de elegir una sola. A sus ojos, todas las formas de arte eran hermosas y maravillosas.

Pintura, música, teatro, bordados, esculturas, todo era tan maravilloso, así que ¿cómo podía elegir? Por tanto ella eligió todo. Y tenía el talento suficiente para recibir elogios en todos ellos.

¿Qué camino elegiría Rose? Era una cuestión a la que todos los artesanos del Reino de Oriana prestaban mucha atención.

No obstante, lo que Rose eligió fue la espada.

Fue totalmente inesperado, y con esa elección vino también su decisión de abandonar todas las otras formas de arte. Dijo que sólo se centraría en la espada.

Todos le preguntaban a Rose por qué la espada.

Rose no decía mucho.

Su única respuesta había sido que ella veía belleza en la espada.

Pero en el Reino de Oriana, la espada era despreciada como algo incivilizado. Ni una sola persona reconocería la espada como una forma de arte.

Rose se quitó las restricciones de su familia y fue a la Academia de Espadachines Mágicos de Midgar como estudiante de intercambio.

La hermosa imagen de cierta espada estaba grabada profundamente en el corazón de Rose.

Era su recuerdo más preciado, uno que nunca había compartido con nadie. La razón por la que se había decidido por el camino de la espada es por su lejana aspiración hacia cierto espadachín.
[Paris_117 este comienza a parecer un escenario cliché… de seguro conoció al prota cuando era chica y se enamoro de su espada… o alguna estupidez así…]

Rose era incapaz de olvidar la belleza de la espada que había visto ese día.

¿Cómo podía impregnar esa misma belleza en su propia espada? Esta pregunta era la base de la búsqueda de toda su vida.

Nadie en el país de las artes reconocía su arte. Pero a ella no le importaba. La belleza no era algo que se debía perseguir para el reconocimiento de los demás.

Incluso sin el reconocimiento de nadie, ella seguiría su propio camino. Así lo había decidido.

Rose estaba satisfecha con eso.

Pero el otro día, había recibido una carta.

“Padre viene al Festival del Dios de la Guerra de este año….” Ese murmullo cayo de sus labios de color cereza. Que el rey quien despreciaba la esgrima viniese a ver el Festival del Dios de la Guerra no tenía precedentes. Sin duda, acudía para llevar a Rose de vuelta.

Un cierto rumor que había estado circulando últimamente llamaba la atención de Rose.

Que le habían elegido un prometido.

El día que Rose escuchó ese rumor, envió una carta a su casa pidiendo aclaraciones, pero aun no recibía respuesta.

Ya existía alguien en el corazón de Rose. Ese muchacho quien poseía un hermoso y ardiente corazón que no dudaría incluso en dar su vida por ella, era él a quien ella había decidido para ser su compañero de toda la vida.
[Paris_117 ooooooooooook… bueno… de todas hasta el momento, es la que más me agrada]

Por eso debía, a toda costa, hacer que su padre les reconociera en el Festival del Dios de la Guerra.
[Paris_117 algo me dice que fue ella quien lo inscribió en la Prueba de la Diosa…]

Primero, su espada.

Luego, con los dedos cruzados, la de «él» también……

Rose abofeteo sus propias mejillas.

“Concéntrate.”

Dicho esto, se quito la camisa que se había vuelto pesada a causa del sudor.

Su piel brillo por el sudor. El sujetador deportivo comprado a Grupo Mitsugoshi que sostenía sus amplios senos era la única prenda de vestir que lleva de la cintura para arriba.
[Paris_117 ¿por qué no hay ilustración? Para verlo en el manga faltan al menos 3 años T^T]

Aunque su apariencia era un poco impropia, Rose era la única persona a la que se le permitía el acceso a ese lugar, así que no había necesidad de preocuparse por ello.

Rose saco a relucir su espada de práctica, y luego evoco esa memoria.

El recuerdo del mayor golpe de espada que había hecho en su vida. Ese swing durante el incidente en la escuela había sin duda el mejor de toda su vida hasta el momento.

El Festival del Dios de la Guerra se acercaba. Tenía poco tiempo para replicar esa sensación.

La delgada espada de Rose corto el aire. El sudor cayo. Su hermoso cabello color miel se desprendió.

Retirando el cabello frente a su rostro, Rose continúo moviendo su espada.

El sonido de la lluvia continuaba reverberando todo el tiempo.

Ese sentimiento…. no volvió a aparecer.

Descarga:

1 Comentario Comentar

  • Pingback: viagra
  • Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

    Necesitas Iniciar Sesión para comentar.