<- Actualmente solo registrados A- A A+

KJN – Capítulo 64

Capítulo 64 – ¡Ritual de iniciación para alguien regular en el festival!

Edición por Paris_117

“Eres un aficionado, ¿verdad? Puedo decirlo con una mirada.” Dijo Annerose mientras caminaba hacia mí, y apenas se detuvo al alcance de mis manos.

Sus ojos azul claro brillaban con una fuerte voluntad, y su cabello del mismo color tenía un corte lo largo hasta sus hombros.

“Tienes una espada barata y un cuerpo débil.”

Annerose golpeo ligeramente mi espada y mi cuerpo con su dedo índice.

“Aunque las espadas usadas en el torneo están desafiladas, si las tomas a la ligera, puedes morir.”

Entonces, una vez más, me lanzo una penetrante mirada.

La miro a los ojos y pienso un poco. La reacción que debo mostrar aquí es………

“Le aconsejo que no juzgue un libro por su portada.”

Diciendo eso, le doy la espalda a Annerose.

De hecho, el escenario con el que voy a ir aquí es el de parecer débil, pero también mostrar mi fuerza. Y por lo tanto, sería contradictorio ser discreto en este momento.

El mejor efecto es si hago que piensen: “Este tipo es débil, pero seguro que es presuntuoso.”

“¿Qué pasa con esa actitud? Y yo aquí estoy realmente preocupada….”

“No lo necesito. Guarda esa preocupación para alguien que la necesite.”

Correcto, tengo que recordar usar el pronombre ‘ore’ para referirme a mí mismo.

[Paris_117 el traductor en ingles nos explica: Hay muchas opciones en japonés para el pronombre “Yo”, dependiendo del sexo, edad, estado relativo con respecto a la pareja, etc… recordemos que también se puede usar boku, pero al parecer este ore es en sentido muy masculino, rosando en lo grosero]

“Hablo en serio, en verdad…”

“Mocoso, eso fue una advertencia, no un consejo. Y las advertencias deben tomarse seriamente.” Repentinamente, un hombre interrumpe nuestra conversación.

Si tuviese que usar una comparación para describirlo, entonces diría que luce como un luchador profesional de aspecto tosco. Pero la espada en su cintura estaba bien cuidada, y las diversas cicatrices en su rostro desprendían un aura de «veterano de los campos de batalla».

De hecho, entre todos los presentes, parece ser el más fuerte después de Annerose y yo.

“Soy Quinton. Ya he participado en el Festival varias veces, y cada vez veo a debiluchos como tú vertiendo agua fría sobre el público. ¿Qué tal si vuelves a casa y le chupas las tetas a tu madre?”

Las descaradas burlas de Quinton son recibidas con voces de aprobación y risas vulgares de los alrededores.

Pero le echo una mirada de reojo a Quinton y luego me burlo.

“Al menos, soy más fuerte que tú.”

La cara de Quinton se pone roja de rabia.

“¡Gyahaha! ¡Quinton, te están despreciando!”

“Quinton, ¿vas a dejar que un pececito hable así de ti?”

Las cejas de Quinton se contrajeron por las burlas y me agarro por el cuello.

“Oye, será mejor que tengas cuidado con tu lengua. ¿Quién diablos dijiste que es más fuerte que yo?”

No contesto.

Pero levanto una esquina de mi boca con una mueca de desprecio otra vez.

“Parece que necesitas un poco de… ¡educación!”

Diciendo eso, me arroja.

Me estrello contra algunas personas y luego caigo al suelo.

“¡Sí, muéstrale quién es quién!”

“¡¡Gyahaha, asegúrate de no ser tan duro con él!!”

La gente que nos rodeaba a Quinton y a mí se retira formando un círculo. Como se esperaba de estas personas que viven de la violencia, sabían bien cómo reaccionar.

“Esta es tu última oportunidad de disculparte.” Dijo Quinton mientras se tronaba el cuello con sonidos *crack* *crack*

“Tu estándar es realmente bajo.” Sacudo la cabeza con un “yare, yare, yare.”
[Paris_117 yare, yare dase… otra jodida referencia a Jojo’s aunque… ya se habían tardado]

“¡Te mataré, maldito!” Entonces Quinton me ataca con un puñetazo.

Para ser honesto, el estilo de combate sin armas en este mundo estaba totalmente subdesarrollado. Más bien, las personas eran más fuertes cuando usaban un arma, por lo que las únicas oportunidades de combate sin armas eran cuando el luchador es mucho más fuerte, o cuando el luchador ha sido empujado contra las cuerdas a tal grado. De lo contrario, el combate desarmado casi nunca ocurría.

Si existiera un torneo de combate sin armas, sin duda ocuparía el primer lugar. Esa es la confianza que me tengo.

Las diversas maneras en que puedo reaccionar ante esta situación pasaban por mi mente.

Contrarrestar con un gancho derecho o uno izquierdo sería simple pero efectivo. Detenerlo con un golpe o patada frontal y esperar a ver qué pasa después sería seguro. No hacer nada y esperar a sería aún más seguro. Enfrentarlo con un codazo o un rodillazo sería muy efectivo. Atacarlo y luego encerrarlo en un candado con llave también sería adecuado.

Si esto fuera una pelea real contra un enemigo fuerte, yo definitivamente iría con el golpe. Pero no con los puños, sino con la palma de mi mano extendida, los cinco dedos apuntando hacia sus ojos.

Pero meramente contra Quinton, no había necesidad de ir tan lejos. En primer lugar, ni siquiera tengo ganas de pelear.

“¡¡¡ORA!!!”

El puño de Quinton se hunde en mi mejilla.

Luego me envía volando rápidamente, estrellándome contra la pared humana circundante.

“¡¡Hay más de donde vino eso!!!”

Los golpes de Quinton me caen encima.

Derecha, izquierda, derecha, izquierda, izquierda, izquierda, izquierda.

Me doy el lujo de continuar siendo golpeado sin levantar mi propia mano y luego caer arbitrariamente por mi cuenta cuando lo creía conveniente.

“¡Este tipo es débil! Es demasiado débil.”

“Gyahahaha, ¡así que es un pececillo después de todo!”

La burla del público era música para mis oídos.

“¿Está demasiado asustado para hacer algo? ¡Qué blandengue!”

Quinton me repudia mientras se burlaba de mí.

“Mis puños no son algo que deban ser usados en gente como tú.” Digo eso mientras miro a Quinton y sonrío.

“¡¿Así que no has tenido suficiente todavía?!”

“¡Basta ya!” El puño levantado de Quinton es detenido por la voz de Annerose.

“Ya has ido demasiado lejos. Si todavía tienes ganas de pelear, entonces seré tu oponente.” Annerose miro fijamente a Quinton.

“¡Oye, la señorita dijo que sería tu oponente!”

“Gyahaha, ¿puedes ser mi oponente en lugar de ese debilucho?”

En contraste con las burlas, el rostro de Quinton se torno sombrío.

Dejando atrás un *tch*, se dio la vuelta.

“¿Qué pasa, Quinton? ¿Vas a orinar?”

“Qué aburrido, ¿ya se acabó?”

A medida que Quinton se alejaba, el anillo humano también se disuelve.

“Lo siento, no me esperaba que se convirtiera en esto.” Annerose me tiende una mano.

Me levanto ignorando esa mano.

“Si lo hubieras querido, tú podrías haberlo detenido en cualquier momento. ¿Me equivoco?” Annerose se estremece por mi pregunta.

“En lugar de sufrir algo de lo que no pudieras recuperarte durante el torneo, pensé que sería mejor que aprendieras una lección aquí primero. Pero realmente fue demasiado lejos. ¿Están bien tus heridas?”

Annerose se acerca a mí, pero la intercepto con una mano.

“No hay problema.”

“Pero tú……. ¿eh?”

Aparentemente Annerose acababa de notarlo. A pesar de haber sido golpeado tantas veces, no tenía heridas evidentes.

Si tuviera que señalar una, lo único que podía mostrar es la pequeña cortada en el costado de mi boca.

Utilizo un pulgar para limpiar la sangre que se escurre lentamente al lado de mi boca, y luego me doy la vuelta para irme.

“El sabor de la sangre… ¿cuánto tiempo ha pasado…?” Susurre ese pequeño murmullo lo suficientemente fuerte como para Annerose pudiera escucharlo.

“¡……! ¡Espera! ¿Cómo te llamas?”

Siento una intensa mirada en mi espalda.

“……. Jimina.” Con eso, desaparezco en el mar de personas.

Luego hago una pose de bien hecho.
[Paris_117 ya saben, la típica expresión del puño cerrado levantado]

¡Claro que sí!

Lo he hecho muy bien.
[Paris_117 es molesto ver cómo cambia entre su dialogo interno y la narración de la historia… ¿Quién se cree?¿Kyon? si… referencia vieja, pero fue de los primeros y el más relevante en llevar a cabo estos monólogos que entremezclan realidad/monologo interno/narración.]

“¡Un pequeño pececillo al que todo el mundo subestima, pero una pequeña fracción noto que podría no ser lo que parece!”

Me encanta ese cliché.

En mi opinión, los que revelan su fuerza antes incluso de que comience el torneo son meros terceros.

¿Dónde está la diversión en eso? ¿Cuál es el punto de revelar tu verdadera fuerza en el lugar menos interesante posible?

Ser subestimado por todo el mundo antes de que empiece el torneo es lo correcto. Y cuando comience el torneo, puedes logar que más y más gente piense: “Esperen, ¿no es ese tipo algo fuerte?” Entonces sólo en el clímax revelas tu verdadera fuerza para hacer que la gente diga: “Diablos, ¡¿ese tipo había sido tan fuerte todo este tiempo?!” Eso sí que era un flujo de primera clase.

Mantener el control sobre la impresión que el público tiene de mí hasta ese momento crucial es la tarea que me eh impuesto durante este Festival del Dios de la Guerra.

Soy el anfitrión de esta sesión de reflexión en solitario mientras me escondo en las sombras.

Luego, después de confirmar que Annerose y el resto se han ido, vuelvo a la fila en secreto y completo mi registro.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.