<- Actualmente solo registrados A- A A+

KJN – Capítulo 78

Capítulo 78 – Como siempre termina pasando, se detiene en el último instante

Edición por Paris_117

Cuando se acerca la hora de mi combate, salgo de la sala con el pretexto de tener que ir al baño y hacho a correr hasta la sala de espera de los participantes. Parece que Nee-san había ganado con éxito su primer encuentro. Tal vez ella pueda llegar bastante lejos.

Mientras avanzo por el pasillo con tales pensamientos en mi mente, una persona con túnica gris pasa a mi lado.

En ese instante, mis pies se detienen.

Luego, un breve momento después, la otra persona también se detiene.

Nos damos la vuelta al mismo tiempo.

Los ojos azules me examinan desde las profundidades de la túnica gris.
[Paris_117 sabía que se encontrarían xD]

“Hueles a elfo.” Era una voz femenina áspera.

La túnica gris descolorida lucia deshilachada en varios lugares.

Me mantengo en silencio, esperando sus próximas palabras.

“¿Conoces a algún elfo?” Sus ojos azules me miran directamente a los ojos, como si trataran de indagar en mi interior.

“Tengo varios amigos que son elfos.” No tenía ninguna razón en particular para ocultarlo, así que lo admito.

“Estoy buscando un elfo.”

“Así es.”

“Es una chica linda.”

“Heehhh~”

“¿Te viene alguien a la mente?”

“Con sólo eso, no puedo…”

“Ella se parece mucho a mí.”
[Paris_117 es…. Quien será…. No se… déjame adivinar… obvio que es Alpha xD]

“Ya veo.”

“Es la hija de mi hermana menor fallecida.”

“Heehhh~”

“¿Algún elfo que se parezca a mí te viene a la mente?”

“Umm.”

“¿Has pensado en alguien?”

“No puedo ver su rostro por la túnica.”

“Oh, cierto.” Ella retira su capucha me muestra su rostro.

No reacciono en absoluto.

Me esfuerzo seriamente por no reaccionar en absoluto.

Su cara se parece mucho a la de Alpha.
[Paris_117 jaaaaaaaaaaaa ¿coincidencia? No lo creo]

“Hmm, no lo creo, no.”

“¿De verdad?”

“Sí.”

Probablemente debería confirmarlo con Alpha la próxima vez que la vea. Aunque no se parecen por completo, tienen suficiente similitud entre ellas como para creer el que estén emparentadas por sangre.

“Ya veo.” Encoge sus hombros, decepcionada, y luego desenvaina su espada con un movimiento natural.
[Paris_ jaaa 2 seguiditas… estoy de racha xD]

No había instinto asesino, ni movimientos extra, simplemente un golpe seguro.

Lo capto en el borde de mi visión, y lo acepto.

Sé de qué va eso, va a parar en el último instante.

Como resultado, su espada toca mi cuello y se detiene.

Sólo me roza. Ni siquiera corta la superficie de mi piel.

Entonces, en este momento exacto.

“¡¿Uwah?!” Me caigo de culo, como si mis rodillas hubieran cedido.

Sí, marca de aprobación.

“¿Mu?” Ella inclina la cabeza y retira su espada.

“Cometí un error. Lo siento.” Luego se golpea la cabeza con una disculpa.

“Pensé que eras más fuerte. ¿Cómo te llamas?” Eso dice ella, mientras extiende una mano.

“S-Sid Kagenou…….” Entonces le respondo con una voz temblorosa, aceptando su mano y volviendo a levantarme.

“Soy Beatrix.” Beatrix no soltó mi mano.

“¿Erm……?”

“Buena mano. Te harás fuerte.” Entonces me muestra una sonrisa elegante. Una sonrisa que era extremadamente similar a la de Alpha.

“Siento haberte sorprendido.” Después de una última disculpa, Beatrix se da la vuelta y se va.

Miro cómo se marcha y murmuro: “… parece ser bastante fuerte.”

Entonces, yo también me doy la vuelta.

 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

 

Iris estaba esperando el comienzo del próximo encuentro en los asientos especiales.

Los asientos especiales estaban situados de tal manera que cualquier persona en el interior pudiese tener una vista de toda la arena, y también poseen una escalera dedicada que permite el acceso directo al piso de la arena.

Ya había dos espadachines mágicos de pie en la arena.

Una de ellas era la persona sobre la que Iris tenia puesto sus ojos, Annerose. Era una mujer espadachín con el cabello de color azul claro como el agua.

La otra era un espadachín de cabello negro que veía por primera vez, Jimina Sehnen.

Iris los miro a los dos con ojos penetrantes.

“Está a punto de empezar.” Un hombre se sentó en el asiento al lado del de Iris.

Ese era el asiento de Sid.

“Ese asiento….”

“¿Sí?” Iris vio la cara del hombre y se trago sus palabras. Luego se disculpo mentalmente con Sid.

“Doem-dono……”

“Iris-sama, buenos días.” Doem sonríe con elegancia, pero sus ojos no lo hacían en absoluto.

“Poder ver un combate junto a Iris-sama es como un sueño hecho realidad.”

“Seguramente bromea. ¿No tiene Doem-dono una prometida?”

“Para mi disgusto, ha escapado. Pero no hay motivo para preocuparse. Es sólo una pelea de amantes.” Doem se ríe alegremente.

Su cara era bastante hermosa para tener treinta y tantos años, pero a Iris no le agradaba esa sonrisa suya.

“¿El rey de Oriana no se siente bien?”

“Desafortunadamente, no pudo venir hoy. Pero dijo que seguramente vendría mañana.” Doem responde hábilmente a la pregunta de Iris.

“Mañana también es cuando el rey Midgar comienza a asistir.”

“Qué coincidencia.”

Iris intento sondear los ojos de Doem, pero no pudo leer nada de esos ojos sin expresión sonriente que mostraba.

“Así que ella es la Annerose de la que se rumorea.” Dice Doem mientras mira hacia abajo en la arena.

“Ciertamente.”

“Ella es la espadachín mágica quien goza de la mejor fama en este momento, ¿verdad? Escuché que se fue de Begalta a un viaje de entrenamiento, pero me gustaría mucho invitarla a nuestro país.”

“Seguro que lo haría. Una espadachín mágica de su calibre también sería bienvenida en nuestro Reino Midgar.”

“Ha, ha. ¿No tiene el Reino de Midgar ya numerosos espadachines mágicos ejemplares? En comparación, nuestro país…”

“Para eso es nuestra alianza, ¿cierto?”

“Pero nos sentimos muy apenados por depender tanto del Reino Midgar.”

“¿Ah, sí….?”

“Esto es tan agotador”, suspira Iris dentro de su corazón.

Casi sentía como si estuviera hablando con una marioneta.

“¿Cómo es el oponente, Jimina?”

“Hoy será la primera vez que vea un combate suyo. Los rumores sobre él generalmente no son tan positivos, y él mismo tampoco parece ser fuerte.”

“Lo que significa que la victoria de Annerose está garantizada.”

“Aunque no estoy tan segura… Jimina me da una sensación un poco extraña.” Dice Iris en tono ambiguo.

“¿Opina que es extraño?”

“Sí. Ni usando la imaginación pareciera fuerte. No obstante, posee una característica que nunca aparecería en los verdaderamente débiles.”

“Hou…. ¿qué característica es esa?”

“Confianza absoluta. Por lo que puedo ver…. está absolutamente seguro de que ganará.”

“¿No es eso simplemente arrogancia?”

“Tal vez. Pero no hay ni una pizca de duda en sus ojos. Una victoria asegurada…. existe al menos en sus ojos.”

“«Al menos en sus ojos», ¿no? Entonces, ¿también puede ver eso, Iris-sama?”

“No, no lo sé. ¿Qué tal Doem-dono?”

“¿Yo? No sé nada de las espadas.”

“¿Es así?”Iris echa un vistazo a las manos bien entrenadas de Doem.

“Ahaha, como se esperaba de Iris-sama, nada se le escapa. La espada es despreciada en el Reino de Oriana, así que le pido perdón. Para ser honesto, soy muy hábil, hasta cierto punto.”

“«Hasta cierto punto», dice.”

“De hecho, hasta cierto punto.” Doem muestra otra sonrisa que no llega a sus ojos.

“Bueno, entonces. Echemos un vistazo a lo mucho que vale esta confianza absoluta, ¿de acuerdo?” Luego mira hacia abajo en la arena.

“¡Annerose contra Jimina Sehnen!”

Los nombres de ambos participantes son pronunciados.

“¡La Batalla, comienza!”

Entonces comienza

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.