Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 80

Capítulo 80 – ¿Quién rayos eres?

Edición por Paris_117

“Es fuerte…….” El murmullo de Iris fue escuchado por Doem en el asiento de aun lado.

En la arena, Jimina estaba justo a la mitad de su giro para salir después del KO de Annerose.

“«Confianza absoluta»……. La intuición de Iris-sama fue acertada.” Comento Doem tratando de encubrir el shock en su mente.

“No, ni siquiera yo esperaba que fuera tan—– Me cuesta creer cómo un espadachín mágico con su habilidad ha permanecido sin nombre hasta el momento.”

“Yo también. Jimina Sehnen…. Realmente nunca había oído su nombre antes.”

“Tampoco he visto su espada antes. Era tan afilada y, sobre todo, tan hermosa.”

“No pertenece a ninguna de las escuelas existentes.”

Doem nunca antes había visto el flujo de una espada tan hermoso. Lo más probable era que se tratase de lo mismo para Iris. Esto significaba que un practicante de una escuela nunca antes vista se había hecho público por primera vez.

“Ciertamente. Aunque no lo sabremos con seguridad sin preguntarle directamente. Fue realmente asombroso.” Iris se inclino hacia el respaldo de su asiento. Luego suspiro, como para expulsar toda la tensión de su cuerpo.

Todo el mundo en los asientos especiales estaba zumbando por el malestar. Su interés había volcado completamente de Annerose a Jimina, y el tema de su próximo encuentro se había convertido en el tema más candente.

“En la segunda ronda, será Iris-sama contra Jimina, ¿no?”

“Sí, lo será.” Iris sonrío.

“Parece que estás segura de ello.”

“Tengo la intención de ganar.”

“Hou…….”

“Su espada es rápida, afilada y más hermosa que cualquier otra. En cuanto a la belleza de la espada, ni siquiera puedo esperar igualarle. No obstante, la victoria no se basa en la belleza. Si esa es toda su fuerza, entonces aún está lejos de mí.”

“Yo siento lo mismo.” Doem asintió, pero continuo pensando en silencio. Si eso realmente fuese todo de Jimina, entonces Iris naturalmente todavía tenía la ventaja. La magia de Iris no podía ser detenida con técnicas comunes.

Pero, ¿y si eso no fuera todo lo que podía hacer?

“Es muy probable que siga ocultando algo. Ha estado fingiendo su postura, sus posiciones y su espada todo este tiempo, pero aún así ha logrado ganar hasta este momento.”

“A pesar de saber todo eso, ¿su confianza sigue en pie?”

“Aunque no sé qué es lo que está escondiendo, simplemente cortaré todo a mi manera. No me gusta para nada perder.” Iris sonrío maravillosamente y luego se levanto. Esa sonrisa irradiaba tanto sentido de competitividad que incluso pudiera ser considerada agresiva.

“Ya veo.”

“Bueno, entonces, es hora de mi combate, así que perdónenme.”

Mientras veía a Iris irse, Doem suspiro.

Doem había investigado de antemano a todos los participantes y a cualquiera que pudiese ser un obstáculo para el plan. Naturalmente, el nombre de Jimina no estaba en su lista.

Si realmente se fuese a convertir en un obstáculo, entonces cuanto más rápido lo eliminase, mejor… pero la prisa era un desperdicio. No debería ser demasiado tarde para juzgarlo después de ver su combate contra Iris.

Jimina Sehnen. El practicante que poseía una espada indiscutiblemente hermosa.

No tenía sentido que alguien tan hábil se quedara sin nombre.

Seguramente había alguna razón para ello.

Alguna razón por la que necesitaba ocultar su verdadera fuerza.

Una razón por la que no la había hecho pública antes.

Quizás fuese el único discípulo de una escuela enterrada en la historia, o quizás incluso alguien de la Ciudad Sin Ley con una identidad falsa.

Ciudad Sin Ley —– un nido de avaricia y maldad que no pertenecía a ningún país. Incluso la Iglesia aún debía extender su influencia a los Tres Grandes, y a sus colaboradores cercanos, que reinaban y competían por la supremacía sobre Ciudad Sin Ley.

Si realmente era alguien que había abandonado la Ciudad Sin Ley, lo más probable es que fuera de la «familia» de la Reina de Sangre. A juzgar por su fuerza, era al menos de clase ejecutivo. Tal vez fuese necesario comprobar sus antecedentes……..
[Paris_117 supongo que Aurora entrara en escena pronto. Por cierto la clase ejecutivo lo saque de la raw… en ingles decía clase escalón, pero a mayo contexto mejor traducción así que tal vez en un futuro lo cambie]

Otra posibilidad era que fuese de Shadow Garden. Pero Jimina era hombre. Y además, esas personas no deberían tener necesidad de hacer una escena en el Festival del Dios de la Guerra. La probabilidad de eso era baja.

En cualquier caso, Doem sentía profundamente… algo… de él.

Pareciese muy probable que él también fuera un miembro del «mundo oculto», igual que él……….

“¿Quién demonios es él….?” El murmullo de Doem se ahogo en el furor de la arena.

 

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

 

“¡Espera un segundo, Jimina!” Después de recobrar el conocimiento, Annerose corrió inmediatamente detrás de Jimina para tratar de detenerlo.

Cuando Jimina se dio la vuelta, Annerose se detuvo justo enfrente de él.

“Fue mi completa y total derrota. Realmente no podría haberte hecho nada en absoluto.” Annerose miro a Jimina mientras sonreía.

“Por el bien de ser más fuerte, dejé mi país hace bastante tiempo. Y realmente creo que me he vuelto más fuerte que en aquel entonces. Pero parece que en algún punto del camino, también me había vuelto arrogante.” Luego extendió la mano.

Jimina miro la mano de Annerose, y luego lentamente extendió su propia mano.

“Era una lección que necesitaba. Gracias.”

“Era mi primera vez sin las pesas. No tienes nada de qué avergonzarte.”

“….me honras con tus palabras.” Annerose sonrío, y después los dos se dieron la mano.

“Jimina, ¿quién eres exactamente? ¿Cómo te volviste tan fuerte?”

Jimina sonrío con desesperación y luego gira la cabeza. Sus ojos parecen estar mirando a un lugar muy lejano.

“Descarte todo…. Sólo soy un tonto que no buscaba nada más que fuerza……”

“Jimina…….” Annerose sentía que su pecho se contraía mientras miraba ese perfil tan solitario. Seguramente había tenido un pasado tan doloroso que no le había dejado otra opción.
[Paris_117 como les encanta crearse sus propias conjeturas… ¿otra más pal harem?]

“Si… sólo si quieres, ¿Qué tal si vienes al Imperio de Begalta y te conviertes en oficial? Puedo garantizarte un puesto digno de tus habilidades.”

Pero Jimina sacudió la cabeza.

“…… es un poco… demasiado… brillante… para mí.” Luego se dio la vuelta y comenzó a caminar.

“¡Espera! ¡Me voy mañana! Así que si cambias de opinión antes de eso, puedes venir a verme.”

Jimina no se detuvo otra vez.

Annerose miro fijamente su figura mientras se hacía cada vez más pequeña, y finalmente se dio la vuelta.

En este mundo, siempre existía alguien mejor. Haber luchado contra Jimina, y haber visto su espada de cerca, se había convertido en una experiencia irremplazable para ella.

Era casi como una espada afilada, afilada hasta el límite, hasta el punto de convertirlo en arte. En esa espada, Annerose sentía como si pudiese ver todo lo que contenía el mundo dentro de ella.

Seguramente se proclamaría campeón. Y no muy lejos en el futuro, su nombre seguramente resonaría por todo el mundo.

Seguramente subirá a alturas inimaginables.

Su actual ser no podía hacer nada más que mirarlo. Sin embargo, todavía podía crecer. El camino que debía recorrer ya ha sido iluminado por la espada de Jimina.

Un día, seguramente, ella se haría fuerte, y se encontrará con él de nuevo.

Juró seguir luchando, hasta que llegase ese día.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.