<- Actualmente solo registrados A- A A+

KJN – Capítulo 97

Capítulo 97 – Una Masacre… Las calles están… Sangre… Corre…

Edición por Paris_117

Después de despedir a su último cliente del día, Mary cierro la puerta de su habitación.

Dentro de la habitación, iluminada sólo por la luz de la luna, no hizo más que echar un vistazo a las sábanas mientras recogía la ropa interior esparcida en el suelo.

En un solo movimiento, levanto las sabanas y se sumergió en su cama. Su hermoso rostro estaba enterrado en su almohada.

Ese día habían pasado muchas cosas, así que se encontraba muy cansada. Los clientes de hoy tampoco eran muy buenos… sólo vayamos a dormir.

“Nnー……”

No obstante, las sábanas húmedas y el olor que impregnaba la habitación eran demasiado incómodos. Así que se levanto con un suspiro para abrir las ventanas.

El olor nauseabundo se disipo, a cambio de lo cual entro el ruido del exterior.

“Me pregunto qué habrá pasado…” Por lo general, ese era el momento en que salía el sol, cuando incluso el distrito rojo terminaba su trabajo y se marchaba a la cama.

A pesar de ello, ese día no había rastros de luz, y la ciudad entera parecía agitada de alguna manera. En el cielo todavía había una luna de color rojo sangre, que colgaba en un lugar bastante destacado. Cuando miro más lejos, vio llamas que envolvían varios edificios.

Era un incendio.

Un leve olor a humo llego hasta ella, llevado por el viento. Pero incluso antes de eso, un olor a óxido estimulo su nariz. El fuego estaba muy lejos, y parecía poco probable que llegase hasta ese lugar. Pero algo parecía diferente de lo normal. Los transeúntes corrían por las calles. ¿Por qué tienen tanta prisa?

Era sólo un incendio.

Mientras Mary se apoyaba en el marco de su ventana, la luz roja de la luna la ilumino de una manera hechizante. Su lencería negra sobresalía en fuerte contraste con su piel blanca. Su cabello rojo púrpura destacaba vívidamente incluso bajo el inusual tono de la luz de la luna.

Cuando una chica tan bella se paraba en el marco de la ventana con sólo la ropa interior puesta, normalmente los hombres se pararían a mirar boquiabiertos.

Pero ese día, no había una sola persona que lo hiciera.

Con una mirada un tanto fría, Mary observo hacia abajo, hacia el distrito rojo y el fuego lejano.

Después de haber sido vendida a los 13 años, había pasado 5 años en la ciudad. Todos los que llagan a la Ciudad sin Ley soñaban al principio con volver a salir. Pero con el paso del tiempo, esas emociones diluyeron dentro de ella al ser teñida por la Ciudad sin Ley.

Pero la esperanza no había desaparecido por completo en su interior.

Sería más fácil si se rindiera. Ella estaba considerando esa idea recientemente.

Mary era una de las principales prostitutas del distrito rojo, pero no la mejor. Su propietaria le había dicho que creía que Mary podría llegar a la cima si se tomaba en serio el asunto.

Seguramente ese tipo de vida tampoco fuese un error. Olvidarse de todo y darse el gusto en noches de éxtasis……..

“Haah……” Había pasado un tiempo desde la última vez que había pensado en el exterior. Seguramente esa era la forma en que todos se acostumbraban a esa ciudad.

Mary se movió para cerrar la ventana. Pero en ese instante.

“¡Kyah!”

Una bestia saltó a su habitación por la ventana.

No, no era una bestia. Es una figura humana que actuaba como una bestia, un ghoul.

“Ah, aa……” Mary se arrastro hacia atrás por el suelo.

El demonio se burlo con sus agudos colmillos al descubierto… y luego se abalanzo sobre Mary quien estaba en ropa interior.

Mientras lágrimas caían por su rostro, Mary se entrego a la muerte y-.

“Recuerdo haberte aconsejado que huyeras la última vez…” Junto con esas palabras, el ghoul era cortado en pedazos en el aire. Trozos de carne cayeron por toda la habitación, salpicando todo de sangre.

“T-tú eres…” Ella reconoció esa figura y esa hoja negra. Mary escucho que su corazón latir fuerte en sus oídos. La persona que estaba ahí con un abrigo negro… era Shadow.

“La masacre ha comenzado… Mira, las calles están manchadas de sangre…”

“¿Las calles…?” Mary se cubrió con sus sábanas y salió a ver junto con sus compañeras que ya estaban afuera.

“Cómo, cómo puede ser esto… esto es terrible…”

Por supuesto, el camino cuando bajo estaba manchado de sangre reluciente.

Había trozos de carne esparcidos por todas partes. Los ghoul estaban destrozándolo todo. Prostitutas que habían regresado demasiado tarde han sido atacadas.

“¡Cuidad-…!” Viendo a su senpai entre las personas atacadas, Mary no puede evitar gritar.

Pero al siguiente instante, el ghoul que se abalanzo sobre ella se redujo a trozos de carne.

“La masacre está sobre nosotros… Una tempestad de sangre exige su pago…” A su lado estaba un hombre con un abrigo negro.

“¡¿ae?!” Mary dio vueltas a su alrededor, sólo para descubrir que ya no hay nadie de pie a su lado.

“Corre, para que no te engulla esta locura…”

“Tú, eres…” En ese momento, un grito resonó desde un lugar no muy lejano.

En el momento en que la atención de Mary se desvió por ello, Shadow desapareció una vez más.

“… la Masacre es… sangre… corre…” Con una voz que parecía emanar desde ninguna parte específica, partes de un ghoul fueron enviadas a volar hacia el cielo.

Cuando miro por segunda vez, Mary se dio cuenta de que los trozos de carne que había dispersos por la calle eran partes de los ghouls.

Ya no podía ver al hombre en persona, pero la cadena de explosiones con partes de los ghouls volando por todos lados aumentaron progresivamente.

Mary rápidamente se puso algo de vestir sobre su ropa interior, luego empaco una bolsa de equipaje y se apresuro a bajar las escaleras.

La intuición de Mary resultó ser acertada después de todo. Shadow realmente había ido a salvarla.

“Gracias, Shadow-san…”
[Paris_117 este men… las atrapa como abejas a la miel]

De este modo, Mary se las arreglo para escabullirse en medio de todo el caos. Con la firme resolución en su corazón de algún día pagar esa deuda a Shadow……..

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.