<- Actualmente solo registrados A- A A+

MGA – Capítulo 1702

Capítulo 1702 – Baili Xuankong

 

– Senior, en realidad eres… – En este momento, Chu Feng se llenó de alegría por este repentino giro de los acontecimientos. Ya no podía describir lo que estaba sintiendo actualmente.

Resultó que este misterioso anciano era en realidad alguien de la Montaña Madera Cían. A partir de esto, Chu Feng sintió que este misterioso anciano definitivamente lo ayudaría…

Al pensar en cómo poseía realmente un respaldo tan poderoso, Chu Feng, que todavía era buscado por el Clan Imperial Nangong, se sentía mucho más tranquilo.

Era como si un niño sin hogar finalmente hubiera encontrado refugio. Además, el refugio que había encontrado era capaz de defenderlo.

– Chu Feng, permíteme presentártelo. Este es el Anciano Guan Hong de nuestra Asamblea Sagrada de Madera Cían–, Dugu Xingfeng señaló al anciano de cara roja y lo presentó.

– Chu Feng presenta sus respetos al Anciano Guan Hong–, Chu Feng inmediatamente apretó su puño con respeto hacia ese anciano. Como esta persona era un anciano de la Asamblea Sagrada de Madera Cían, era natural que Chu Feng lo saludara con respeto. Después de todo, en términos de estatus, se podría decir que él es el mayor de Chu Feng, ya que Chu Feng todavía era un discípulo de la Montaña Madera Cían.

Mientras que el anciano de cara roja tenía una apariencia muy feroz, la mirada con la que observo a Chu Feng fue muy amable. Además, cuando Chu Feng se inclinó para saludarlo, asintió con la cabeza de manera muy agradecida.

– En cuanto a esta persona aquí, él es un individuo increíble. Él es el Maestro de nuestra Asamblea Sagrada de Madera Cían–, Dugu Xingfeng miró al anciano de cara blanca y también lo presentó.

Al escuchar esas palabras, Chu Feng se sorprendió enormemente. Originalmente había pensado que el anciano que emitía los aires de un Inmortal sería el Maestro de la Asamblea Sagrada de Madera Cían. Sin embargo, parece que él había adivinado mal.

Sin embargo, el Maestro de la Asamblea Sagrada fue claramente la existencia más suprema de la Asamblea Sagrada de Madera Cían, el verdadero controlador de la Madera Cían.

Si este anciano de rostro blanco era el Maestro de la Asamblea Sagrada de Madera Cían, ¿quién sería ese hombre de fortaleza que era claramente más fuerte que él y quién también llevaba puesto el atuendo de la Asamblea Sagrada de Madera Cían?

– Chu Feng presenta sus respetos al Señor Maestro de la Asamblea.

A pesar de que la confusión surgió en el corazón de Chu Feng, todavía saludó apresuradamente a ese anciano de rostro blanco con respeto. El Señor de la Asamblea Sagrada de Madera Cían, independientemente de que sea su estatus o su posición, ambos serían los más supremos en la Montaña Madera Cían. Incluso Dugu Xingfeng sería muy inferior a él.

Como discípulo, ya era un gran privilegio para Chu Feng encontrarse con el Señor Maestro de la Asamblea. Sin embargo, su señor maestro de asamblea estaba protegiéndolo desde las sombras. Esto hizo que Chu Feng se sintiera extremadamente agradecido.

– Pequeño amigo Chu Feng, no es necesario que seas tan cortés. El nombre de este anciano es Yin Chengkong. Si al pequeño amigo no le importa, puede dirigirse a mí como Senior Yin. No es necesario que se dirija a mí como Maestro de la Asamblea, ya que eso solo alejaría nuestra relación.

Comparado con ese Anciano Guan Hong, este señor maestro de la asamblea era aún más aficionado a Chu Feng. Se pudo ver que pensaba muy bien de él.

– En cuanto a esta última persona, es aún más sorprendente. No hay necesidad de que te lo presente. Simplemente al decirle su nombre, lo sabrá todo sobre él–. Después de presentar a los dos ancianos, Dugu Xingfeng miró a ese anciano que desprendió los aires de un Inmortal y habló de una manera deliberadamente mistificadora. Luego dijo: – Esta persona aquí es Señor Baili Xuankong.

– ¡¡¡¿Baili Xuankong?!!!

Chu Feng se sorprendió inmediatamente al escuchar esas palabras. Él fue verdaderamente incomparablemente sorprendido. Era como si de repente hubiera aparecido una ola enorme en un lago tranquilo.

¿Quién fue Baili Xuankong? Chu Feng había escuchado sobre el nombre de este gran individuo desde el momento en que llegó por primera vez a la Tierra Santa del Marcialismo.

Baili Xuankong fue el fundador del Bosque de Madera Cían del Sur. Una vez había sido una de las personas más fuertes en la Montaña Madera Cían.

Sin embargo, ¿no había muerto Baili Xuankong hace mucho tiempo? ¿Cómo podría aparecer ante Chu Feng ahora?

Además, Chu Feng había visto la escultura de Baili Xuankong en la antigua pagoda de la secta Ascensión. Esa escultura era simplemente una persona completamente diferente del Baili Xuankong ante él en este momento.

– Ahora entiendo–, después de adivinarlo, Chu Feng se dio cuenta repentinamente. La razón de ello fue porque ese día, cuando entró en la parte superior de esa antigua pagoda y estaba de espaldas a la escultura de Baili Xuankong, había sentido una mirada.

Esa mirada se había originado en la escultura de Baili Xuankong. A pesar de que Chu Feng se había girado y examinado cuidadosamente la escultura después, no había podido descubrir nada. Así, en ese momento, había sentido que era solo una percepción errónea.

Sin embargo, en este momento, cuando se enfrentaba a este Baili Xuankong, sentía que la mirada era exactamente la misma que la que había sentido en la antigua pagoda.

Efectivamente, este anciano era Baili Xuankong. No solo el fundador del Bosque de Madera Cían del Sur no murió, sino que también se convirtió en un experto en el cultivo del Emperador Marcial nivel tres, un experto superior capaz de competir contra el Jefe del Clan Imperial Nangong, Nangong Beidou, una persona que podría estar clasificado entre las principales existencias en la Tierra Santa del Marcialismo.

– El discípulo del Bosque de Madera Cían del Sur rinde homenaje a Señor Ancestro–, de repente, Chu Feng estaba a punto de arrodillarse ante Baili Xuankong para presentarle sus respetos. La razón de ello fue que Baili Xuankong fue realmente una persona muy influyente para Chu Feng.

Además, Chu Feng no se consideraba a sí mismo como un discípulo de la Montaña Madera Cían cuando dijo esas palabras. Más bien, se consideraba a sí mismo como un discípulo del Bosque de Madera Cían del Sur. Después de todo, el anciano ante él fue el fundador del Bosque de Madera Cían del Sur.

– Mm, Chu Feng, somos una familia; no hay necesidad de que seas tan cortés. De lo contrario, harás que parezca que somos extraños–. Sin embargo, antes de que Chu Feng pudiera arrodillarse ante él, Baili Xuankong se acercó personalmente a Chu Feng y le impidió arrodillarse. La afición que tenía por Chu Feng era completamente evidente.

– Señor Ancestro, Chu Feng nunca esperó que estuvieras vivo. Si la gente del Bosque de Madera Cían del Sur supiera esto, realmente no sé cuán emocionados estarían–, dijo Chu Feng sobre lo que estaba sintiendo desde el fondo de su corazón.

Antes de que apareciera Chu Feng, se podría decir que el Bosque de Madera Cían del Sur sufrió todo tipo de humillaciones. Incluso después de que Chu Feng se hizo muy famoso, el Bosque de Madera Cían del Sur todavía no se había vuelto tan extravagante como Chu Feng se había imaginado.

Sin embargo, si se enteraran de que el fundador del Bosque de Madera Cían del Sur todavía estaba vivo, ¿quién se atrevería a intimidarlos? Probablemente, incluso los ancianos de la Montaña Madera Cían se volverían extremadamente respetuosos hacia el Bosque de Madera Cían del Sur.

– Jaja, no importa si saben esto o no. Lo que importa es que sepas esto.

– Chu Feng, ya nos habíamos conocido. Ya te había vuelto a encontrar en la pagoda de la secta Ascensión–, dijo Baili Xuankong con una sonrisa radiante.

– Correcto. Junior aún recuerda eso. Simplemente, Señor Ancestro, esa escultura no se parece en nada a usted–, Chu Feng hizo la pregunta en su corazón en voz alta.

– Esa escultura simplemente no soy yo. En cambio, es una escultura de mi amigo cercano–, dijo Baili Xuankong con una sonrisa.

– Así que ese es el caso. Ancestro, Chu Feng tiene otra pregunta. Ese día, la persona que nos salvó en la Secta Tierra Maldita, ¿era usted?–, Preguntó Chu Feng.

Esta fue una pregunta que Chu Feng ha tenido en su corazón todo el tiempo. Siempre había sentido que no era una coincidencia que se hubieran salvado ese día. En cambio, alguien les había estado ayudando a propósito.

Chu Feng había querido saber quién era el que los había ayudado todo el tiempo. Tal como parecía ahora, la persona que probablemente los había ayudado sería este Baili Xuankong. Después de todo, Baili Xuankong poseía tanto la fuerza como la relación para ayudarlos.

Había razones para que Baili Xuankong actuara y salvara a Chu Feng y los demás. Además, Baili Xuankong poseía la fuerza para salvar a Chu Feng y los demás.

– Realmente fui yo–, asintió Baili Xuankong mientras sonreía. Luego, dijo: – Cuando entraste en la antigua pagoda, estaba entrenando a puerta cerrada. Estaba deseando alcanzar un gran avance. Por lo tanto, no salí a buscarte.

– Sin embargo, estuve preocupado por ti todo el tiempo y quería saber si pudiste o no convertirte en un talento, fustas o no la persona que estaba esperando.

– Cuando salí de mi entrenamiento a puerta cerrada, resultó ser el día en que la Caza de los Nueve Poderes había terminado. A pesar de que no logré ver tu elegancia en la Caza de los Nueve Poderes, logré ver la batalla entre tú y Qin Wentian.

– Su cultivo ha aumentado enormemente rápido, muchas veces más rápido de lo que anticipé.

– En ese momento, llegué a la conclusión de que no estaba equivocado al establecer el Bosque de Madera Cían del Sur, que no había esperado todos estos años en vano. Después de tanto tiempo, finalmente he logrado encontrar un discípulo que es digno de criar.

– Sin embargo, no deseaba que supieras sobre mi existencia. Temí que te sintieras arrogante después de saber que te protegería y provocaría problemas sin ninguna razón.

– Así, empecé a seguirte desde las sombras. Por lo tanto, conozco prácticamente todas las cosas que encontraste más tarde.

– Por supuesto, no sé qué sucedió dentro del Mar de Nubes Extremadamente Venenoso–, dijo Baili Xuankong con una sonrisa.

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.