<- Actualmente solo registrados A- A A+

MGA – Capítulo 1786

Capítulo 1786 – No me hagas las cosas difíciles.

 

–Mi Señora Reina, te he extrañado hasta la muerte.

Al ver que Eggy se había despertado, Chu Feng no pudo contener su emoción. Como un águila que intenta capturar a un pollito, se abalanzo sobre Eggy.

Si llegara con éxito a Eggy, esa pequeña belleza definitivamente sería abrazada por Chu Feng.

* Woosh ~~ *

Sin embargo, cuando vio al Chu Feng entrante, el cuerpo de Eggy se movió. Mientras su falda revoloteaba, una suave brisa se arremolinó. Entonces, un aroma fragante asaltó las fosas nasales de Chu Feng y lo dejó sintiéndose muy relajado.

Sin embargo, cuando Chu Feng aterrizó en el suelo, Eggy ya no estaba donde estaba.

–Niño, ¿estás tratando de aprovecharte de esta Reina otra vez? Esta reina es una persona extremadamente noble, ¿cómo podría permitir que me mancienes repetidamente?–. La voz risueña de Eggy sonó detrás de Chu Feng.

Girando la cabeza, Chu Feng descubrió que Eggy lo estaba mirando con una sonrisa pícara en su rostro. A pesar de que estaba sonriendo maliciosamente, debido al hecho de que poseía una cara extremadamente hermosa y aires inocentes, no importaba cómo Chu Feng la mirara, parecía ser extremadamente adorable.

–Eggy, tu cultivo…

–Medio Emperador Marcial nivel tres. ¿De hecho, has penetrado directamente para clasificar a Medio Emperador Marcial nivel tres?–. Después de sentir el aura actual de Eggy, Chu Feng se llenó de alegría.

A pesar de que sabía que las Flores del Espíritu del Mundo de Hoja Dorada podrían ayudar a Eggy a aumentar su cultivo, no esperaba que su cultivo aumentara tanto.

Después de todo, el método de Eggy para aumentar su cultivo era similar a la forma en que Chu Feng aumentó su cultivo. Si bien ella podía aumentar su cultivo al absorber la energía fuente, la cantidad necesaria era incomparable para los espíritus del mundo ordinario.

Estaba más allá de las expectativas de Chu Feng que las Flores del Espíritu del Mundo de Hoja Dorada produjeran un gran beneficio para Eggy.

–Es verdad. Para que esta Reina posea su cultivo actual, todo es gracias a las Flores del Espíritu del Mundo de Hoja Dorada que obtuviste para mí.

–Esta Reina siempre ha sido una de las que le devolvió los favores que se le mostraron. Para expresarte mi agradecimiento, aquí te voy a otorgar un abrazo–. Mientras Eggy hablaba, comenzó a caminar con gracia hacia Chu Feng mientras sonreía dulcemente. Cuando estaba a punto de llegar a Chu Feng, de repente saltó. Como un elfo, saltó al pecho de Chu Feng.

Cuando sintió que el suave cuerpo alcanzaba su pecho, el latido del corazón de Chu Feng en realidad comenzó a acelerarse. Chu Feng, una persona que se mantendría en calma incluso ante el Monte Tai, estaba realmente nervioso de que Eggy se lanzara a sus brazos.

Chu Feng podría ser considerado como alguien que había abrazado a muchas mujeres. Sin embargo, al abrazar a Eggy, sintió lo más maravilloso.

Cuando tal belleza había entrado en su pecho, ¿cómo podría Chu Feng dejarla escapar? Extendió los brazos y planeó abrazar fuertemente a Eggy.

Sin embargo, antes de que pudiera siquiera abrazarla, el delicado cuerpo de Eggy de repente se movió hacia atrás; ella se había separado una vez más del pecho de Chu Feng. Lo único que quedaba era su aroma fragante seductor.

Eggy se escondió a un lado y extendió su pequeña lengua: –Te di la oportunidad, pero no pudiste aprovecharla.

–Tsk–, Chu Feng frunció los labios. A pesar de que se sentía un poco inconsciente, no había nada que pudiera hacer.

El poder de batalla de su Señora Reina fue al menos capaz de superar seis niveles de cultivo. Además, Chu Feng ni siquiera sabía su poder de batalla general. Asimismo, tampoco conocía sus habilidades.

Por lo tanto, aunque Eggy era solo un Medio Emperador Marcial nivel tres, no era seguro que Chu Feng pudiera derrotarla. Por lo tanto, aunque ella estaba jugando con él, no había nada que Chu Feng pudiera hacer al respecto.

–Está bien para mí no abrazarte. Sin embargo, la próxima vez que nos encontremos en un peligro, no debes tomar la decisión egoísta de sacrificarte–, dijo Chu Feng de manera muy seria.

– ¿Desde cuándo me he sacrificado? Simplemente dormí un rato. Sé todo lo que has encontrado durante el tiempo que estuve dormida–, dijo Eggy de una manera ingeniosa.

–En ese caso, ¿sabes lo preocupado que estaba?–. Preguntó Chu Feng.

–Por supuesto que sí. No soy tonta–, los hermosos ojos de Eggy se estrecharon cuando reveló una brillante sonrisa. Su apariencia era tan dulce que podía derretir el corazón.

–Oh tú– Frente a la capacidad de Eggy para actuar de manera linda, Chu Feng renunció a su resistencia. Ya no tenía el corazón para seguir encontrando faltas en ella.

– ¡¡¡Hermano Chu Feng!!!–. Justo en este momento, Yan Xie entró con una expresión nerviosa en su rostro.

Alguien te está buscando. Rápidamente, vuelve a salir. Eggy agitó la mano.

Al ver a Eggy actuar así, Chu Feng se mostró realmente reacio a separarse de ella. Sin embargo, como el negocio apropiado era más importante, Chu Feng terminó por devolver su conciencia a su cuerpo.

Fue entonces cuando Chu Feng descubrió que no solo había entrado Yan Xie, sino que también tenía una carta especial en la mano.

Esa carta parpadeaba con luz y persistía con runas. Además, contenía el poder de un espiritista mundial. Era una carta de espíritu mundial. Sin la capacidad de un Espiritista Mundial de Capa Real Marca Serpiente, era imposible que alguien abriera esa carta.

– ¿Quién envió esa carta?–. Preguntó Chu Feng.

–Leng Yue–, dijo Yan Xie.

– ¿Oh? ¿Que Leng Yue es en realidad un Espiritista Mundial de Capa Real Marca Serpiente?–. Chu Feng se sobresaltó. Originalmente había pensado que los únicos Espiritista Mundial de Capa Real Marca Serpiente presentes aquí eran él y Baili Xinghe. Para su sorpresa, esta Leng Yue también era una.

Esa mujer no solo posee un poder de batalla que desafía el cielo y una fuerza abrumadora, sino que sus técnicas de espiritista mundial también son tan poderosas. Incluso Chu Feng no se atrevió a mirarla hacía abajo.

Sin embargo, no atreverse a mirarla no significaba que le tuviera miedo. Por lo menos, abrir esa carta fue una tarea simple para Chu Feng.

Chu Feng desató su técnica y la luz dorada comenzó a brillar. Logró deshacer fácilmente el sello de la carta. Después de deshacer el sello, la carta se convirtió en un rayo de luz dorada que comenzó a girar ante Chu Feng.

Chu Feng entendió lo que esto significaba. Mientras que la carta poseía contenidos, no había sustancia. Si deseaba conocer el contenido de la carta, tendría que absorber esa hebra de luz dorada en su mente.

Hacer esto requeriría un control muy poderoso. Sería imposible de lograr a menos que uno fuera un Espiritista Mundial de Capa Real Marca Serpiente.

* Buzz ~~ *

Los ojos de Chu Feng brillaron. Entonces, esa hebra flotante de luz dorada, como si hubiera sido controlada por Chu Feng, se disparó hacia su frente y se asimiló en la mente de Chu Feng.

Al momento siguiente, las palabras comenzaron a aparecer en la mente de Chu Feng.

“No estoy interesada en las otras personas en esta Asamblea de Batalla para el más Fuerte de la Generación más Joven. Solo deseo luchar contra ti, Chu Feng”

“Esta noche, ven a este lugar y pelea conmigo. ¡Mientras vengas, sin importar si ganas o pierdes, todavía te otorgaré recompensas!”

–Qué arrogante Leng Yue–, Chu Feng suspiró ligeramente, Esta Leng Yue en realidad estaba usando recompensas para obligar a Chu Feng a luchar contra ella.

Sin embargo, ella usó la palabra «otorgar» para describir las recompensas que le daría. De esto, se podía ver que aunque ella deseaba pelear con Chu Feng, en realidad lo despreciaba.

–Chu Feng, ¿qué está pasando?–. Preguntó Yan Xie.

–Leng Yue me ha desafiado a pelear contra ella esta noche–, dijo Chu Feng.

– ¿Qué? ¿No sería esto ir en contra de las reglas? Si ese hombre se enterara, tanto usted como ella serían descalificados de la competencia,–Yan Xie se sorprendió al principio. Entonces, le preguntó a Chu Feng. – ¿Vas?

–Por supuesto–, dijo Chu Feng.

– ¿Ah?–. Yan Xie estaba aún más sorprendido. Él aconsejó, –Chu Feng, absolutamente no puedes ir. Si deseas luchar contra ella, puedes hacerlo mañana. ¿Por qué correr este riesgo?

–Hermano Yan Xie, poseo mis propias razones para pelear con Leng Yue.

–Incluso si ella no hubiera venido a buscarme, yo también habría ido a buscarla a ella esta noche. Desde que ella realmente vino a buscarme, resulta que es exactamente lo que quería–, dijo Chu Feng con una leve sonrisa.

–Parece que no puedo recomendarte en contra–, dijo Yan Xie.

Chu Feng sonrió. A pesar de que no dijo nada, había declarado su posición.

–En ese caso, lo único que puedo decirte es, ten cuidado–, dijo Yan Xie.

–Gracias,– Chu Feng pudo decir que Yan Xie estaba realmente preocupado por él. Aunque no se conocían desde hacía mucho tiempo, Chu Feng sentía que Yan Xie era un hermano cariñoso y leal.

En este momento, la voz de Eggy de repente sonó. –Si el consejo de Yan Xie es inútil, entonces, ¿qué pasa con el consejo de esta Reina?

–Mi Señora Reina, deberías entenderme. Por favor, no me pongas las cosas difíciles, ¿de acuerdo?–. Dijo Chu Feng con una sonrisa radiante.

Cuando Chu Feng dijo esas palabras, había un rastro de súplica en su tono. Temía que Eggy lo aconsejara contra este asunto, porque la tenía en gran estima y le importaba mucho su punto de vista. Si Eggy estaba en contra, eso lo haría muy difícil para él.

 

 


Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.