<- Actualmente solo registrados A- A A+

MGA – Capítulo 1836

Capítulo 1836 – La preocupación de los amantes

 

Actualmente, lo que más discutía la gente de la Tierra Santa del Marcialismo eran los rencores y las quejas entre Chu Feng y los Cuatro Grandes Clanes Imperiales. Sin embargo, en cuanto a la Isla Inmortal, lo que más les preocupaba era la muerte de Baili Xinghe.

Baili Xinghe había desaparecido el día de la «Asamblea de Batalla para el más Fuerte de la Generación más Joven» y tampoco se había mostrado después. Mientras que otros no estaban preocupados por su vida y muerte, su maestro, el Inmortal Refinador de Armamentos, estaba extremadamente preocupado.

Al ver que su discípulo aún no había regresado después de un largo tiempo, el Inmortal Refinador de Armamentos se fue personalmente a las llanuras de Gong Ba nuevamente. Aunque Zhang Ming y Zhang Tianyi ya no estaban presentes en las llanuras de Gong Ba y solo quedaba ese fuerte, el Inmortal Refinador de Armamentos había logrado obtener algunas pistas después de hacer indagaciones e investigaciones.

En este momento, estaba seguro de una cosa. Ese fue que su discípulo, Baili Xinghe, estaba definitivamente muerto.

En cuanto a los culpables que habían causado la muerte de su discípulo, eran dos personas: Chu Feng y Leng Yue.

******

En la isla inmortal. El Inmortal Refinador de Armamentos estaba parado frente a una tumba. Cuatro caracteres fueron escritos en la lápida: Baili Xinghe. Sin embargo, esta tumba estaba vacía.

–Xinghe, tu maestro te ha decepcionado. Aunque conociste una muerte violenta, ni siquiera pude preservar tu cadáver.

–Pero, tu maestro definitivamente te vengará. Puedes estar seguro–. El Inmortal Refinador de Armamentos miró hacia la tumba vacía. La culpa llenó sus viejos ojos.

–Mayor– De repente, sonó una voz suave. El Inmortal Refinador de Armamentos se dio vuelta para mirar. Había tres hermosas mujeres de pie allí.

Estas tres bellezas eran las tres amantes de Chu Feng; Zi Ling, Su Rou y Su Mei.

Su Rou era sexy. Su Mei era adorable. En cuanto a Zi Ling, ella era mucho más atractiva que Su Rou y Su Mei en todos los aspectos; ser sexy y adorable era poco. Ella emitió un aire extremadamente distinguido pero todavía era muy atractiva. Ella era una belleza capaz de causar la caída de una ciudad o estado.

Su Rou y Zi Ling habían estado en la Isla Inmortal desde hace mucho tiempo. En cuanto a Su Mei, originalmente se había quedado en la Alianza de Espiritistas Mundial. Sin embargo, en los últimos días, ella había sido enseñada personalmente por el Inmortal Refinador de Armamentos.

Originalmente, se suponía que las tres hermanas estarían extremadamente felices de reunirse entre sí. Sin embargo, en este momento, las tres tenían expresiones preocupadas en sus rostros. Las tres ya sabían que Baili Xinghe había muerto y que había dos sospechosos que podrían haber causado la muerte de Baili Xinghe. Uno era Leng Yue, y el otro era Chu Feng.

–Así que todos ustedes han venido–, aunque el Inmortal Refinador de Armamentos era extremadamente sentimental, no reveló su tristeza a las tres. En cambio, mostró el mismo tipo de amabilidad al enfrentarlas.

–Queremos quemar varitas de incienso para el hermano mayor Baili–, dijeron Zi Ling y los demás.

–Mn, adelante–. El Inmortal Refinador de Armamentos agitó su mano.

Después de eso, Zi Ling, Su Rou y Su Mei ofrecieron varitas de incienso a Baili Xinghe. En realidad, Zi Ling, Su Rou e incluso Su Mei, que acababan de llegar aquí, detestaban profundamente a Baili Xinghe.

Sin embargo, seguía siendo que el Inmortal Refinador de Armamentos les había enseñado muchas cosas y había dedicado una gran cantidad de esfuerzo para eliminar por completo la reacción violenta que estaban sufriendo. Por lo tanto, teniendo en cuenta al Inmortal Refinador de Armamentos, todavía tenían que ofrecer varitas de incienso a Baili Xinghe.

–Mayor, los muertos no pueden ser revividos. Por favor, no te aflijas más–. Después de ofrecer sus varitas de incienso, las tres chicas dijeron juntas.

–Así es, los muertos no pueden ser revividos. Sin embargo, este odio debe ser vengado–, dijo el Inmortal Refinador de Armamentos.

–Mayor, ¿podría ser que has determinado quién es el asesino del hermano mayor Baili?–, Preguntó Zi Ling de una manera profundamente preocupada. No le preocupaba la muerte de Baili Xinghe. Más bien, estaba extremadamente preocupada por quién era su asesino, si su muerte estaba relacionada o no con Chu Feng. Naturalmente, esperaba que su muerte no estuviera relacionada con él.

Las tres habían vivido en la Isla Inmortal durante bastante tiempo. Como tal, en mayor o menor grado, ya sabían cuán poderoso era el Inmortal Refinador de Armamentos. Como Chu Feng era buscado actualmente por los Cuatro Grandes Clanes Imperiales, y su maestro se negó a mostrar su rostro todo el tiempo, si el Inmortal Refinador de Armamentos atacara a Chu Feng en ese momento, le sería muy difícil escapar muerte.

–He determinado quién es su asesino. Era la discípula del Palacio de la Ley Celestial, Leng Yue–. Dijo el Inmortal Refinador de Armamentos.

– ¿Leng Yue?–. Al escuchar esas palabras, Zi Ling, Su Rou y Su Mei lanzaron un suspiro de alivio.

–Senior, Leng Yue es la discípula más respetada del Palacio de la Ley Celestial. Si vas a tocarla, el Palacio de la Ley Celestial definitivamente no te dejará escapar–, dijo Su Rou.

–Naturalmente, sé que es difícil tratar con el Palacio de la Ley Celestial. Pero, mi discípulo tampoco es alguien a quien cualquiera pueda matar.

–Además, mi amigo cercano me confió a Xinghe antes de su muerte. Me encargaron cuidarlo.

–Ahora que Xinghe ha sido asesinado, he decepcionado a mi amigo cercano. Si no voy a hacer nada al respecto, ¿cómo podría seguir siendo considerado humano?–, Dijo el Inmortal Refinador de Armamentos.

–Todas ustedes ya no tienen que preocuparse por este asunto. Definitivamente voy a vengar a Xinghe–. El Inmortal Refinador de Armamentos agitó su mano para indicarle a Zi Ling y a las demás que ya no tenían que presionarlo contra eso. Luego, miró a Su Mei y le preguntó: –Pequeña Mei, ¿ya estás acostumbrada a este lugar? ¿Cómo se compara con la Alianza de Espiritista Mundial?

–Sí, me he acostumbrado mucho a este lugar. Senior me trata como a su propio pariente. También considero a senior como mi pariente. Además, mis hermanas también están aquí. Este lugar se siente como mi hogar. Es mucho mejor que la Alianza de Espiritista Mundial–, dijo Su Mei con una sonrisa radiante.

Lo que ella había dicho era la verdad. Aunque el Reverendo de Izquierda y los demás fueron extremadamente buenos con ella en la Alianza de Espiritista Mundial, había demasiada gente allí. Como tal, siempre había gente que intentaba cortejar su favor. No le gustaba mucho eso.

–Eso es bueno. Si te gusta este lugar, entonces quédate aquí más tiempo. Tu hermano mayor Chu Feng ha ofendido actualmente a los Cuatro Grandes Clanes Imperiales. Si la gente supiera que todas ustedes están relacionadas con él, definitivamente todas estarán implicadas. En ese momento, incluso la Alianza de Espiritista Mundial no podrá protegerte.

–En cuanto a mí, aunque me he recluido para refinar armas durante años, y no he matado a nadie durante años, los Cuatro Grandes Clanes Imperiales aún tendrían que considerarlo profundamente si quisieran entrometerse en mi Isla Inmortal–, Inmortal Refinador de Armamentos dijo.

–Senior es extremadamente formidable–, Su Mei asintió y sonrió dulcemente.

Luego, conversaron un poco más. Entonces, el Inmortal Refinador de Armamentos se fue.

Cuando el Inmortal Refinador de Armamentos se fue, las sonrisas en las caras de Zi Ling, Su Rou y Su Mei desaparecieron.

–Parece que el mayor ya ha determinado que el asesino es Leng Yue. Este asunto no está relacionado con el hermano mayor Chu Feng. Simplemente… si este asunto está relacionado con el hermano mayor Chu Feng, me pregunto qué hará el mayor–, Zi Ling todavía estaba preocupada.

–Cada vez que el senior menciona al hermano mayor Chu Feng, revela una expresión extremadamente apreciativa. Además, podemos decir por su tono que está preocupado por el hermano mayor Chu Feng.

–Es solo por ciertas cosas que decidió no ayudar al hermano mayor Chu Feng. Creo… que incluso si la muerte de Baili Xinghe es causada por el hermano mayor Chu Feng, el mayor tampoco lo investigaría.

–Después de todo, he oído de otros que Baili Xinghe es un sinvergüenza. Con lo sabio y sensible que es el mayor, ¿cómo podría no saber sobre el carácter de su discípulo?– Dijo Su Mei.

–Me temo que ese no sería necesariamente el caso. Baili Xinghe solo pudo convertirse en discípulo del mayor debido a la relación de su antepasado con la persona mayor. Escuché que el padre y el antepasado de Baili Xinghe eran hermanos de vida o muerte. Además, su antepasado solo murió porque estaba salvando al anciano.

–Con esa relación especial, incluso si fue el hermano mayor Chu Feng quien mató a Baili Xinghe, es probable que el mayor tampoco lo perdone–, dijo Su Rou.

–En lugar de preocuparme ciegamente aquí, realmente deseo poder salir a verlo. Lamentablemente… no soy lo suficientemente fuerte. Incluso si lo viera, solo me convertiría en su carga, y no podría ayudarlo en absoluto–. Pensando en esas cosas, los ojos de Zi Ling se enrojecieron un poco.

En este momento, Su Rou y Su Mei revelaron expresiones de profunda preocupación en sus rostros. Lo que más les preocupaba a las tres no era otro que Chu Feng.

******

– ¡Achoo!

Chu Feng se dirigía al Valle Oculto del Mundo cuando de repente estornudó con un fuerte estornudo.

–Un estornudo es alguien que piensa en ti, dos estornudos son alguien que te maldice y tres estornudos hablan de ti. Con un estornudo tan fuerte, pequeño amigo Chu Feng, parece que alguien está pensando profundamente en ti–, dijo Yaojiao Guang con una sonrisa.

–Nunca hubiera pensado que incluso el mayor bromearía–, Chu Feng se secó la nariz y sonrió.

–Jaja, aunque somos bestias monstruosas, todavía poseemos los siete estados emocionales y los seis deseos como los humanos. Naturalmente, también sabemos bromear. De lo contrario, nuestras vidas habrían sido muy aburridas.

Yaojiao Guang estaba de muy buen humor. En este momento, se detuvo y señaló el vasto bosque sin fronteras ante ellos: –Hemos llegado al Valle Oculto del Mundo.

 

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.