<- Actualmente solo registrados A- A A+

MNU Volumen 5 – Capítulo 2

 

Capítulo 2

Las hermanas mayores.

De nuevo me levanto de mi cama, y encuentro comida en una mesa. Tenía tanta hambre, que al ver en el plato no había nada más por la rapidez en que me lo comí, llamé a alguien para que me pudiera traer más comida. Una mujer chaparra de estructura ancha y hermosa, de ojos negros y cabello corto que me hizo recordar en mi infancia aquella caricatura infantil de los pica piedra llamada Betty Marmol. Entra y mira el suelo no por miedo como los demás, sino más bien por timidez. Ella trae carne y agua con un tipo de arroz que es cultivado por ellas mismas llamado EZIR.

— No tengas miedo mujer, no te haré daño.

— No tengo miedo de ti mi Lord, es solo que… nunca antes había visto… a un hombre Dark…

— ¿Cuál es tu nombre?

— Soy Betty mi Lord— Que casualidad pensé.

— ¿Y por qué me dices Lord?— Pregunté

— Las demás dicen que eres muy importante. Tenerte así no es un lujo que se le dé a cualquiera.

— Ok, entonces ¿Dónde estoy? ¿He notado que tienen muchas cosas de mi mundo, hasta Lord es una palabra de mi mundo… como es qué?

— Estas en Core, mi Lord.

— Por favor solo dime Raynard.

La chica se sonroja y se tapa su rostro con la mano haciendo un gesto de gozo que ella no quería que viera.

— ¿Core? ¿Es alguna ciudad, o pueblo?— Pregunte.

— Yo responderé esa pregunta— Dijo el viejo que aparece desde las sombras. — Betty déjame a solas con Raynard. Es hora de que sepa toda la verdad así como mi maestro me la transmisión a mi hace ya varios años atrás.

Yo me levante de la cama y me caí, tenía tanto tiempo dormido que mis piernas aduras penas respondían a mi llamado.

Betty quería ayudaren pero yo se lo impedí. Y me levante y caminé muy lentamente. El viejo al ver el esfuerzo me entregó ropa para que me quitara esa sucia bata y al desvestirme no me fije en Betty que me veía muy fijamente con esa excitación. Es entonces cuando el viejo saca a la chica del cuarto y me dice:

—  Ten cuidado con lo que haces o lo que dices mi amigo. Estas Dark llevan mucho tiempo sin ver a un hombre y no están listas para reprimir sus impulsos de un momento a otro como lo han hecho todo este tiempo.

— ¿Qué?

— Mira muchacho, te empezaré diciendo esto primero como primera regla. Te aislaremos. Hasta que el consejo de las mayores no decida tu posición en Core. Estarás aquí conmigo.

— Oiga, pero si son niñas… un momento.

— No entiendes, ellas no son niñas. Las mujeres Dark han evolucionado para reprimir el lívido cuando hay tiempos de necesidad. Así pueden concentrarse en tareas duras como la guerra o la hambruna; han manifestado un cambio drástico en sus cuerpos permitiendo que su juventud se pare o se devuelva. Las mayores son aquellas que ya no pueden retener más su proceso de rejuvenecimiento y quedan con su forma adulta desde los 25 años.

—  Vaya, eso es muy sorpréndete.

— No obstante, también tiene sus contra… si llega algún momento en que ya no puedan traer su verdadera edad, el peso de la edad se ira acumulando. Tanto emociones como impulsos afectaran drásticamente su mente. El peso de ese medio de preservación es que cuando quiera liberarse de su transformación o si algo indirectamente interviene que en este caso fuera un hombre. Podrían morir. Tener impulsos sexuales reprimidos volvería loco a cualquiera… es más,  cada mujer de este lugar han estado aisladas por milenios y fuera del alcance de las lunas. Como Cupido, Eos o Selene.

Así que por favor no digas nada que puedas excitarlas, o provocarlas… has que se acostumbren a ti, poco a poco.

— Ok, poco a poco.

— Bien, ven conmigo, te mostrare el lugar donde te quedaras.

*                                                                   *                                               *

El consejo de las mayores estaban confirmadas por 16 mujeres de edades avanzadas que a pesar de su apariencia joven, mantenían en su cuerpo encerrado los siglos y los milenios.

Faltaban tres mayores que eran exploradoras: del sector Jerusalén, Marruecos, y Hong Kong.

Al llegar las tres mujeres que conformaban el consejo, habían entrado a la cola de un avión  Boeing 707, para discutir el hallazgo más importante hasta ahora para ellas.

Se sentaron en una mesa que tenía como logo el símbolo de la liga de la justicia.

Así que para iniciar la sesión, la líder y más vieja de las mayores Naira Lacroxx que pertenecía al sector Britania dijo:

— Bueno, para iniciar con esta asamblea, debo pedirles a todas que desistan de su pedido de hacer algún tipo de reclamo del Dark… este hombre es de todas. Pertenece a nuestro clan oscuro. No tiene por qué pertenecer algún sector. No olviden que Core aunque se conforme de diferente lados del otro mundo es nuestro único hogar, no dejemos que eso nos separé.

— No es justo— Dijo Iznirg líder del sector Dakar, — ¿sabes cuánto tiempo no vemos a un hombre?… el sector Dakar me está presionando para que lo llevemos a nuestro sector.

— No eres la única, Hong Kong quiere tenerlo también— Ling del sector Hong Kong se paraba muy alterada, pero gracias a la intervención de Naira esta se sentó de brazos cruzados. — No entremos en discusión, es obvio que cada una de nosotros quiere tenerlo. Pero debemos ser razonables, yo propongo que lo estudiemos primero y que lo aislemos y poco a poco lo podremos estar trayendo al centro de Core. Tenemos que saber de dónde vino.

— Eso es una trampa tuya Naira— Dijo Yami del sector Tokio y Evey del sector Bombay y Kara del sector Boston le apoyaban.

— ¿Por qué no construimos una habitación en medio de Core?— dijo Marie del sector Roma,  — O podemos llevarlo a la plaza del buque Oslov para que pueda responder todas nuestras dudas, así podríamos matar dos pájaros de un tiro, cada una puede llevar a su sector para que lo puedan ver.

Shi del sector Gobi le responde. — Oslov queda cerca al sector Roma, es un truco para que quede en tu sector, no me puedes engañar Marie; no le llevaremos allí, tiene que ser en el medio de Core— ¿por qué no mejor dejamos que él lo decida?— Del sector buenos aires estaba una chica llamada Nuvve que le reprocha. — Sabemos que las de tu sector atiende al Dark, quien sabe que truco ha influenciado al Dark.

— ¿Pero que es lo que dices?, de tu sector también hay personal atendiéndolo como Betty. — Ya basta Nuvve y Shi, no estamos aquí para discutir con quien se va a quedar el Dark…

Todas quienes discutían, pararon de hablar y miraron a Naira quien les dijo:
—Escuchen, lo más importante es primero saber de dónde viene… si hay más de nosotros allí afuera.  Y si tanto les ofende en el lugar donde se quede, entones lo sacaremos de Core. Lo asilaremos y que no se diga más, así no podrán pensar en qué sector se quedará, y si alguien quiere verlo que salgan de su sector.

— Eso no arreglara nada— Mencionó Milon quien era la líder del sector Manhattan. — sea el lugar donde sea, si está cerca algún sector, se interpretara de algún modo como preferencia al sector más cercano. — Entonces ¿qué propones?— Dijo Neira. —Bueno, ¡está el Kirishima!

Todas se sorprenden de esa proposición por que el Kirishima pertenecía al sector Tokio. — ¿Y eso como arregla el problema?— Dijo  Mdhull del sector Marruecos quien junto a Esther de Jerusalén, querían preguntar ¿cómo podría un barco japonés ayudar? — Un barco japonés no es solución.

— Piénselo bien, el Kirishima es el único barco de todos los sectores que está suspendido y todos los sectores tiene entradas a ese barco, quien quiera verlo solo tiene que ir sin dificultad de encontrarse con otras divisiones.

— Milon tiene razón, es un punto estratégico. Yo lo apruebo. Cada sección tiene su llegada al Kirishima, y hay una barraca que sirve de refugio, y está en todo el centro de Core.

Todas las mujeres acordaban de que tenía razón, así que coincidieron en dejarme en el Kirishima. Un buque comercial japonés que tenía la mitad de su cuerpo metálico en el desierto y la otra mitad que apuntaba al centro de Core.

— Entonces entrando en otro tema, ya escuchamos al viejo Mihail. Este Dark ha enfrentado una infinidad de peligros. Ha luchado contra la mitad del mundo quien sabe por qué o para que… es lo primero que tenemos que averiguar.

— Exijámosle que nos cuente todo. Hace mucho tiempo que no sabemos nada el mundo exterior. Puede que alguno de nuestra raza o más hombres estén vivos— Dijo Mingu la represéntate de Estambul quien tenía la horda de vigías en las torres del desierto. — Muchas de mis chicas tienen curiosidad de saber que hay más allá de ese desierto. Y sé que Seul también sabe de lo que hablo, no  podemos ocultarles la verdad de lo que fue de nosotros en tiempos pasados.

— ¡Sí!, tenemos que saber que ha pasado en todo este tiempo… que ha sido de los malditos Berserkers y Redgroouk, y de nuestros aliados traidores los Koumen.

Neira mira con gran desconcierto y ansiedad el cielo nocturno que mostraba la escotilla de ese avión, donde solo se podía ver las estrellas, y dijo:

— Tienen razón, el tiempo nos ha ocultado de nuestro enemigos y ya es hora de saber lo que pasó. Pero siento un extraño malestar sobre lo que nos espera escuchar de ese joven Dark llamado Raynard Boldorg. ¿Saben que significa ese nombre?

— Si— Dijo Klli de Dubái, — La traducción literal de nuestra lengua es “el Rey sonriente”. El escrito de un lenguaje muerto de nuestra raza. Aunque los Boldorg no es una familia conocida, en el otro mundo debe tener su significado. La dinastía de los Black no poseía ninguna genealogía en los libros que mencionara aun Rey sonriente o familia de casa Boldorg, es desconocida incluso en los libros ancestrales, podría ser una coincidencia.

— No, yo no creo en las coincidencias, aunque desconozcamos su procedencia, incluso si es del otro mundo tenemos que escuchar de su boca todo lo que le ha pasado. Además él podrá resolver todas nuestras dudas, y le mostraremos lo que hemos aprendido.

— ¿Pero si lo que nos cuenta es algo terrible? ¿Y si la verdad nos afecta? Todos lo escuchamos de Mihail, hay mucha probabilidad  de que lo esté buscando. ¿Y si nos encuentra?— Dice Yami con voz temblerete. Pero fue interrumpida por sus hermana Kon de Seúl — Somos Darkinas hermana, no lo olvides… la sangre de los guerreros ancestrales más temidos en todos los tiempos corren por nuestras venas. No dejemos que el recuerdo nos haga olvidar quienes éramos. — Kon tiene razón, sea lo que nos cuente no debemos temer— Advierte Neira a las demás y continua— Ese Dark es un claro ejemplo de lo que somos, cada marca en su cuerpo, cada cicatriz, es una medalla de valor. Él nos mostrará el camino que debemos seguir para surgir como raza. Así que cuando nos termine de contar todo, tendremos que decidir si confiar en él o no.

Las mujeres se miraban y eligieron mostrar confianza.

— Preparemos su morada, y a la hora acordada llevemos a nuestros sectores para que lo vean y lo escuchen. Todas tenemos  el derecho a escucharlo.

— ¿Y qué haremos con nuestras lupinas y las atalayas del vigía?— Preguntó Shi.

— Por más de cinco mil ecos hemos vigilado el desierto, él no se ira a ningún lado. Tráiganlos a todos.

Mi más grande sorpresa fue cuando el viejo Mihail me mostró el lugar. Core no era una ciudad  subterránea cualquiera. Aunque si habían ruinas, pero no muy obvias. Lo que pasa con Core es que el terreno donde yo estaba parado en realidad eran resto de una civilización mucho más avanzada y puesta en orden cronológica que solo el universo podría establecer. Para expresar mejor mi idea, empezaré con algo muy sencillo… Core es la unión de varias eras y culturas de mi mundo. Y en la mitad de ella estaba las ruinas de este mundo que parte en dos la vida social de cada sector.

Iniciaré con las ruinas: a palabras de Mihail era antes el bastión de erudición más grande del mundo. Antes de la guerra, recorría la mitad del desierto hasta las cortes rojas, doradas y castañas del mundo de las castas en Aker. Y era el puente entre los dos continentes donde se unían todas las castas para los estudios más entrañables de  este universo. Y lo que yo iba a escuchar de parte del viejo era tan solo el principio y la punta del iceberg del origen de este mundo, que me haría temblar sobre lo que yo escucharía.

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.