<- Actualmente solo registrados A- A A+

MNU Volumen 5 – Capítulo 6

 

Capítulo 6

Banquete de bienvenida y despedida.

Después de que la primera cena fuera arruinada por el veneno que silenciosamente recorría mis vías sanguíneas. Las Darkinas repitieron la ceremonia para mi bienvenida y que secretamente también era mi despedida.

La luna de Eos aún no se mostraba completa, porque la luna Selene estaba saliendo de su menguante. Esta luz regaba especialmente una parte del cueva que bañaba el gran salón donde fue construida una mesa tan larga que podían caber las cinco mil mujeres.

Esta era blanca y estaba compuesta de varios tipos de madera y latas que fueron pegadas de tal forma que desde las alturas parecía una espiral cuadrada.

Yo estaba en el centro de ella, como invitado especial. Las mujeres traían en bandeja comida de diferentes colores y formas. Entre eso había topos gusanos asado, tubérculos cocinados, arroz llamado Ezir, pan de lino que ya había comido en torres altas, frutos del bosque de los hilos, insectos subterráneos, carne magra de corscos que no sé qué es, y bueno la lista es larga y demasiado para contar.

Las mujeres aun no cenaban hasta que la mayor se levantara y dio las gracias a Dios.

Ella ora, y da permiso para comer. Entre estas mujeres también estaba Millar que quedaba cerca mío porque no quería que las demás le felicitaran por haber salido de su escondite. El vestido que llevaba la hacía ver hermosa, y no solo ella, cada mujer de esta cueva estaban preciosas.

Mi corazón latía fuerte porque me sentía un poco sofocado por tanta mujer hermosa. Era como estar en la mansión play boy.

— Joven Dark, te preparé este brebaje que debes beber tres veces al día antes o después de la comida, para que el veneno restante de crisálida muera. Debo advertir que tiene efectos secundarios de poca importancia.

Al probarlo, era amargo y con un sabor a uvas. Es entonces cuando en mitad de la cena Neira se levanta de la silla principal y toca la copa muy suavemente con el cuchillo para alertar a todas de que iba a dar un anuncio muy importante. Luego dice:

— Damas de cada sector presten atención, hoy damos la bienvenida al joven Darkino, Raynard Boldorg por haber llegado a nuestro clan en el momento más indicado. Cabe resaltar que desde los milenios hemos creído que ningún hombre ha podido sobrevivir después de la gran guerra de castas hace ya más de 2000 años. Pero Dios sabe cómo haces sus cosas y nos ha traído al hermano que hemos deseado… Lamentablemente no se quedara por mucho tiempo— Las mujeres resoplan de asombro al escuchar eso y dejan que Neira continúe con el anuncio. — No se preocupen, la partida de este Dark es tan solo un viaje que nos convendrá a todas. No quería llegar a esto pero, es necesario que se enteren. Ayer tuve la mala noticia de escuchar que el núcleo que subasta de energía a nuestra preciada ciudad Core, está a punto de morir.

Y el asombro de nuevo se escuchó pero más intenso por que no se esperaban esa noticia, y luego continua Neira. — Pero que no cunda el pánico, el viejo Mihail ha encontrado otro núcleo que esperamos sustituya el viejo, por eso citamos esta ceremonia de bienvenida, porque también será la cena de despedida para algunas. Ya que zarparan en un viaje con el Dark las buscadoras del olvido.

“Las buscadoras del olvido”, no sabía por qué lo susurraban tanto entre ellas. Pero yo le pregunto a Millar:

— ¿Qué son esas buscadoras del olvido?— Pregunté

— Las buscadoras del olvido son un grupo de mujeres elite que se adentran más allá del círculo de irregularidades. Pasando el desierto y llegando a fronteras Dark, Berserkers, Koumen y Redgroouk. Yo cree ese grupo y se disolvió en el momento en que yo me retiré de las buscadoras… desde entonces nadie ha vuelto a crear a las buscadoras del olvido.

— ¿Quién quiere unirse a las buscadoras del olvido?— Pregunta Neira.

Pero ninguna se levantó, a excepción de Galax la hija de Neira.

— Yo entraré.

Neira no se sorprendió, quería que su hija aprendiera como era el mundo allá afuera, pero después de ella ninguna se levantó. Yo sin embargo dejaba que fluyeran las cosas. Desde que salí de ese sueño, sentí como Alizes impregnó en mí la confianza de que todo saldría bien. Sin forzar las cosas, por eso no me negué ayudarles. Pero ellas no se sentían cómodas saliendo de la zona de confort que era Core.

— Por favor, necesitamos ayuda en estas circunstancias. ¿Alguna? Solo buscamos a 6 buscadoras.

El silencio incomodó llevó a que Millar se sintiera estresada.

— Sabemos los riesgos, pero podemos con ellos, por favor ¿alguna otra?

Así que para ayudar, Millar se coloca de pie muy bruscamente y aprietas sus puños para decir algo con firmeza y mucha determinación.

— Escuchen, desde que me aparté del clan, me he lamentado mucho como sucedió todo… ¿Pero ustedes? ¡Ustedes no tienen nada de que lamentarse! Son jóvenes y tienen mucho para dar. No les dé la espalda a su raza, yo ayudaré en la búsqueda aun cuando haya cometido un error. Aun cuando me lamente de la muerte de mi mejor amiga, aun cuando les fallé, y les decepcioné al salirme de Core… Pero nunca dejare de ser una Darkina.

Las demás escuchaban lo que decía pero aun así se mantenías calladas.

— Y ahora que se me ha dado la oportunidad— Dice Millar, —me uniré y resarciré mis errores del pasado. ¡No teman a sus raíces!, ¡quienes deben de temer son ellos, no nosotras! ¡El mundo está esperando a ser tomado! Este hombre lo hará, pero no puede hacerlo solo, necesita de mujeres como nosotras, fuertes y capaces de todo. ¿Acaso no nos temían por la historia de Drop el oscuro? ¡Recuerden porque nos temen!, ¡recuerden por que no podía pronunciar nuestro nombre!, ¡recuerden porque nos invocaban cada vez que la calamidad llegaba!, ¡recuerden porque somos temidos en el mundo!

Y ellas más y más se sentían un poco extasiadas por esas palabras, y una grita:

— ¡Ella tiene razón! —

Y Millar continúa.

— Somos el linaje perdido, el deber nos llama y ¿ustedes lo rechazan? Pues yo digo… el hur ic etom.

Y las mujeres susurraban esa palabra, y el susurro se combierte después en un coro.

“El Hur Ic Etom”

Era tal la exaltación de sus palabras, que las mujeres empezaron a alzar sus manos para conformar el grupo.

Y yo pregunté qué significa “El Hur Ic Etom” a lo que el viejo Mihail dijo:

—  Era la frase de Drop el oscuro de un antiguo cuento Darkiano que significa “en el momento más oscuro, nosotros somos luz. ”

De repente, un lupino rugió y mato a un hombre que había entrado a la cueva. Eran Berserkers que encontraron el escondite, y salieron corriendo para anunciar al barco volador sobre el hallazgo. Es entonces que Neira a todo pulmón grita que lo atraparan antes de que llegara al barco. En total eran 8 hombres quienes se incursionaron en las ruinas hasta hallar el salón de ceremonias.

Muchas salieron con sus armas; escopetas, ametralladoras, revólveres, pistolas de gran calibre y fueron matando uno por uno a medida que se encontraban perdidos en ese laberinto. Es entonces cuando el último que faltaba encontró el reactor y no vio salida de ahí, así que tomo energía para atacar a quien fuera que lo encontrara primero.

Es entonces cuando llega Galax con su Colt 1911 a la sala de controles y busca al Berserker escondido. Pero fue sorprendido por este que la ataca con su espada y le entierra la cuchilla por su abdomen y no le da tiempo a esta para dispararle. Neira ve esto y le grita con tanta furia que dispara desde el primer piso de la torre y rompe el vidrio que recubría la sala de control que manejaba el reactor. Dañando severamente los paneles de ajuste térmico y provocando un desnivel de temperatura. El núcleo pierde control y empieza resplandecer de verde esmeralda, llenando la torre y todos sus alrededores de ese verde. Al ver como el hombre escapa, Neira toma una ruta alterna cortando el paso al hombre que recibe un impacto de bala en el hombro. Luego le descarga todo el cartucho en el rostro con tanta rabia que cuando se le acaban las balas, esta sigue tirando del gatillo. Millar la detiene y le muestra como le había quedado el rostro al Berserker.

Las 15 atalayas salen a sus puestos y preparan sus rpg-7 que son disparadas al casco del barco. Las vigías suben a sus lobas voladoras y disparan desde cielo con sus carabinas m4 todo aquel que saliera del barco. Al ser derribado y destruido. Buscan sobrevivientes y los rematan en tierra. Fue algo brutal de ver.

El núcleo estaba tan débil que no explotó, si no que dejo de brillar. Y justo en esa cabina estaba Neira tendida sosteniendo el cuerpo inerte de su única hija, y lloraba sin cesar. Cada mujer y lobo sentía la tristeza y todas lloraron con amargura por la muerte de Galax. La noche que sería la noche de bienvenida y despedida, se convirtió en una tragedia.

Ella entre llanto y rabia, dijo:

— Tu, tu sabias esto ¿no es así?, con tu visión remota.

Neira saca un cuchillo y se lo pone en el cuello a Mihail, que con miedo responde. — ¡No!, ¡yo no me refería a esto! ¡Lo juro!

— ¡Tú le dijiste a Raynard que se fortaleciera para lo que se aproximaba, tú lo viste con esa visión remota, viste a esos malditos Berserker volando sobre nosotras y no lo advertiste! ¡Es tu culpa que mi única hija muriera!…

— No… fue una coincidencia.

— Dios no juega a los dados. Tú los viste. Si nos hubieras advertido, nada de esto hubiera pasado. Maldito viejo.

Neira al ver la inutilidad de matar a Mihail, lo suelta y vuelve a tomar el cuerpo de su hija.

— Preparen todo, cada barco, cada arma, cada lupino y lupina. Saquen cada arsenal de lo más profundo y escondido, tomen todo lo que necesiten. Por qué esta noche sacaremos todo de nosotras. Ya no nos esconderemos, ya nuestro nombre nunca más será mancillado por el olvido, ni seremos tema de leyendas. Ahora saldremos de aquí y… y… arrasáremos con todo. Nada quedara en pie mientras viva para vengar la muerte de mi hija. Y la muerte de todos nuestros compatriotas. Mi nombre es Neira Negrur. Ultima hija de la casa Negrur y fieles súbditos de la reina Hitori y el rey Dark. El puño negro se alzara… hermanas, saquen sus estandartes y blasones, ya no nos esconderemos, esto no será puesto a votación del consejo, es una orden directa mía como líder de esta comunidad. Mi nombre es Neira Nagrur y esto es la guerra, ¡me oyeron malditos Berserkers!, ¡esto es la guerra, será un  exterminio, un exterminio!

Cada mujer se arrodilla al sentir la fuerza de su grito, y alza su puño como señal de que la guerra por parte del puño de hierro negro se ha levantado de su sueño para iniciar el juego.

Neira me llama y me dice:

— Raynard, sé que no es tu culpa, pero es mejor que te recuperes pronto. Porque esto ya no es una misión de búsqueda. Esto es ahora más serio, tú nos comandaras, serás nuestro líder, nos dirás que hacer y cómo hacerlo. Ahora serás nuestro rey en esta guerra. No lo harás por tu diosa, o porque te obligué. Lo harás por tu raza, por tu orgullo… recuerda todo lo que te hicieron, usa eso para que guíes nuestras manos en la batalla, serás ahora el comandante en jefe de este pueblo, de las ultimas vivas.

— No las decepcionaré. Por ahora tú coordina el desembalaje, y asigna a alguien el inventario. Yo me pondré en forma, ya he descansado lo suficiente.

— Oh no, tu no… ellos, ellos ya han tenido su tiempo, ahora es el nuestro.

*

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.