<- Actualmente solo registrados A- A A+

MNU Volumen 7 – Cap 3

Capítulo 3
Las dos chicas, parte III.
Andriel estaba en su monasterio sembrando una flor azul a las afueras de su jardín y otras dentro de su jardín encerrado en un domo de cristal. La flor fuera de la tierra era inofensiva, eso lo sabía muy bien Adriel. Lo que quería saber en su desarrollo era que función cumplía el néctar que segregaba la planta en el agua. Tres jardines, en tres entornos diferentes. Uno en un ambiente cerrado y solo mantenido por una laguna de agua de montañas azules. La otra, en un hábitat controlado por el mismo Andriel, y sustentado con agua normal. Y la última flor era especial, porque sobrevivo a los experimentos de Andriel de hacer injertos de una planta a otra, y a los dos tipos de entornos que ya se había sometido. Andriel le pareció correcto que interactuara en medio de su hábitat natural, cerca de un arroyo en el bosque.
Mientras estaba en su entorno controlado, Berriel llega al mismo horario que llegaba todos los días, para llevarle comida a su hermano. Este lo ve encaramado en una estantería de madera colocando toldillos y mermando la intensidad de la luz, en esos tiempos de sol. Muchos sabían que las plantas de ese lado del continente nacían y morían muy rápido, ya que ellas no podían interactuar mucho con el sol, y por tanto su fotosíntesis era muy fugas. Era por eso, que Andriel quería probar que tan resistente era la planta en los tres medios de interacción.
Berriel le dice que la comida había llegado, y en un instante Andriel estaba devorando todo lo que su hermano le llevaba, cosa que le preocupaba al ver como él se centraba más en su trabajo y muy poco en su salud nutricional.
Así que le comentó que era hora de que le propusiera matrimonio a Gorsiel, para que pudiera sentar cabeza y así tener quien lo alimentara.
Pero él galeno atorado, le responde que no era tiempo de cosas como esas en su vida. Porque estaba ya apunto de desarrollar una medicina que cambiaría el rumbo de las cosas para todos. Y le muestra una flor muy pequeña con su raíz, dentro de un frasco de vidrio y le dijo:
— Esta es una planta que fui creando a medida que descubría sus propiedades. La llamo Druliana Astropolina.
— ¿Tiene el nombre de un ave?
— Si, de un Drulic de Astapor, me inspiré en él cuándo vi como dejaba caer la semilla de un cerezo a uno de manzano.
— ¿Y que hace tu flor?
— Bueno, aun me faltan muchas pruebas y ensayos, pero teorizo que puede potencializar el metabolismo de cualquier criatura. Agudiza los sentidos, saca ese potencial escondido, o eso creo… la planta en si es venenosa, en su estado de madures quien lo toque puede infectarse de una toxina que destila en una espora; la hoja y el tallo. ¿Pero sabias que cada veneno tiene una tratamiento particular? Uno de ellos son un tipo de anti toxina producidas por las mismas plantas en flores o frutas. Hay animales que desarrollan inmunidad, pero ¿qué pasaría si lo que nos mata nos hace más fuerte? Busque muchos tipos de plantas altamente peligrosas, pero que tuvieran su opuesto en algún animal o vegetación, que secretaran su inmunidad por saliva como el drulinco o como el abejorro blanco en su pelaje.
— Hermano estás loco…— dice Berriel.
De repente se presenta ante los hermanos un Drulic alvino de ojos rojos y de pico ganzúa, con una carta en su pata que al abrirla y ser leída se manifiesta en el rostro de Andriel una angustia horripilante. Alistas su mochila y sale disparado al pueblo. Berriel lo detiene y le pregunta que fue lo que leyó. A lo que contesta que su hija Beniel la encontraron muerta.
• * *
En los aposentos de la Matriarca, dos mujeres tenían el cuerpo de la niña recostada en la cama de ella, mientras Gorsiel con paso acelerado trotaba por los pasillos para llegar a la habitación. Y cuando llega, encuentra a las dos mujeres afuera de la habitación con sus bocas cubiertas con un trapo blanco. Gorsiel, pregunta que pasaba, ya que las encuentra afuera de la habitación. Y ellas le dicen que algo extraño pasaba con el cuerpo de la niña y la invitaron a seguir.
Gorsiel lucha con la puerta, al no poder abrirla, porque algo la estaba obstruyendo; y empuja con fuerza y no puede abrirla.
Así, y de ese modo, pregunta el por qué ellas se habían salido del cuarto. Y explican que, de un momento a otro, el calor de ellas estaba bajando y luego la habitación se torna fría sin razón alguna. Y salen de ella para abrigarse, aun cuando vivían en esa zona helada, la habitación abruptamente se volvió fría. Entonces sin exponer la razón, pide a las dos que la ayudaran para abrir la puerta. Y de un golpe la puerta se abre un poco, y Gorsiel nota como el hielo obstruía el paso de esta y con fuerza empujaban poco a poco hasta que abrió a mitad de paso. Gorsiel estaba algo asombrada al presenciar como el cuarto estaba total mente cubierto de escarcha blanca y hielo.
La niña estaba totalmente morada y su respiración era forzada y débil. Ella corre al notar su aliento y la toma de la mano, pero estaba totalmente helada, y grita a una de las mujeres que escribieran una carta y la enviara con el drulic blanco a Andriel.
A dos ciclos de luna, Andriel tardó en llegar; y cuando este se presenta, nota el hielo en todo el pasillo. Berriel que le acompañaba no se le permitió entrar al templo por reglas del santuario. Pero extrañado por el aspecto del castillo, ve desde el patio, como una parte de la torre estaba llena de carámbanos y los bloques cubiertos de nieve.
Andriel, que llega al cuarto: observa el trabajo de algunas mujeres que llevaban agua caliente para lavar el hielo del suelo. Y cruza el pasillo en un instante para alcanzar el cuarto de la niña donde estaba la matriarca.
Y ella lloraba por que la niña estaba muerta, arrodillada y con un perfil desolado. Ella berreaba desconsoladamente, y le dijo:
— Ella estaba viva, ¿Por qué no llegaste antes? Ella aún estaba viva.
— Lo siento, hice todo lo posible para llegar rápido…
— Ella, aún estaba viva, respiraba. ¿Por qué no estabas aquí?
— Gorsiel, lo siento mucho, lo siento… ¿Qué pasó?
— La encontraron ahogada en uno de tus estúpidos jardines, ¿Por qué tenía que entrar a tu estúpido jardín?
Gorsiel recostó su cabeza en el pecho de Andriel y golpea su pecho para reclamarle. Y este solo mira el suelo algo adolorido. Y dice:
— ¿Qué estaba haciendo ella allí?
— No lo sé, tu dímelo… ella siempre te prefería, quería saber todo lo que tu hacías.
— Y si la encontraron muerta, ¿por qué dices que aún estaba viva? ¿Y de dónde salió todo este hielo?
— Cuando me enteré, una de mis servidoras la encontró y la trajo al cuarto. Pero algo extraño sucedió y cuando quise verificar su estado, todo el cuarto estaba congelado…
Andriel se extrañó, y pregunta:
— Un momento, ¿dices que la encontraron muerta y que en un lapso de tiempo después el cuarto estaba congelado? —. Gorsiel asiente y Andriel en un extraño pensamiento deductivo sigue preguntando. — ¿en que jardín dice que la encontraron?
— No lo sé, ¿cuantos jardines tienes?
— Tengo tres, y uno escondido en el templo del orbe de cristal, donde está el manantial de agua de montañas azules. Allí sembré un jardín secreto donde crece una flor celeste.
La matriarca llama a la mujer que la encontró y le pregunta sobre el suceso y que detallara el lugar donde estaba la niña, y ella le responde que en el último nivel de la torre donde estaba el manantial. Y es cuando Andriel corre subiendo a toda prisa las escaleras, con una antorcha. Y llegando al manantial, abre la puerta donde escondida el jardín y encuentra todo su lote marchitado. Pero con un detalle peculiar en el manantial, y era el color del agua. Y se acerca a ella y el destellante color azul cambio a un azul más cristalizado y oscuro.
Y al ver la flor muerta, su pensamiento logra encontrar la causa, y Gorsiel que le seguía lentamente llega repentinamente para ver el jardín que Andriel tenía en secreto. Y vio un terreno increíblemente grande cubierto de flores muertas. Y camina por el césped hasta llegar donde estaba Andriel, y Andriel se pone de pie y pregunta:
— ¿Cuánto tiempo lleva muerta?
— Medio siclo antes de que tu llegaras.
— Eso es bueno, puede que aún no esté todo perdido.
— ¿Que? ¿Hablas enserio?
— Si, ella no se ahogó por que no supiera nadar, o por que estuviera profundo. Ella se ahogó porque su garganta se entumeció y se cerró.
— ¿Qué, cómo es eso posible?
— Es un veneno, causado por esta flor, ataca su vía respiratoria e induce la parálisis muscular.
Gorza no podía creer lo que estaba escuchando, su prometido tenía un jardín mortal sin que ella lo supiera. Y su enojo fue tal que lo cacheteó, y su mirada de tristeza se convirtió en uno de ira y le grita:
— ¿Tenías un jardín de flores venenosas? ¿En mi templo?
— No te sulfures, era un experimento… no creí que ella entrara y mucho menos que fuera a tocarla. Aunque pensándolo mejor, esa parte si la esperaba. Pero en mi defensa, esta misma flor que le indujo la falsa muerte, en realidad le salvara la vida.
— ¿Qué?
— Si, tráela. Yo prepararé el antídoto. Y trae la esfera de miel que te di como regalo.
Gorsiel aun con ira, le obedece y hace que trajeran la niña. Andriel trae una copa de su escritorio, y toma el agua del manantial y le da de beber a la niña el agua. No hubo reacción alguna, y Andriel preocupado pone su oreja en el pecho de la niña y escucha un latido débil, luego sube su oído y la escucha respirar muy lentamente. Pero el color en la niña no cambiaba y seguía ese morado en su piel y en su rostro.
La niña abre sus ojos, y en ellos el color blanco que le representaba a los saambala había cambiado, eran azules. Y de su pecho despide un grito ensordecedor que lanza a los testigos fuera de ella y caen cerca mientras atestiguan como se levanta, y sus nervios ópticos y del rostro se marcaban en un matiz violeta y garzo. La niña tornó su rostro algo confuso y observa a su alrededor el jardín.
La Matriarca se abalanza y la abraza, y Andriel se ríe y se siente tranquilo. Por qué lo que quería hacer lo pudo hacer mediante su preciada pupila.
Pero lo que no se esperaba era que Gorsiel se desmayara sobre Beniel y sangrara por su nariz mientras ella cambiaba de color. Gorsiel era ahora la muerta.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.