<- Actualmente solo registrados A- A A+

MIP- Capítulo 26

Capítulo 26: Vacío (2)

 

Li Shuma está mirando su circulación de energía espiritual, no sabia que era lo que no le dejaba avanzar.

“Tal vez aun no estoy listo… según mi método de cultivo debería controlar y mejorar mis sentidos…” Li Shuma se rasco la barbilla y empezó a pensar en un plan para seguir subiendo su cultivación.

Empezó a imaginarse algunas ideas de como mejorar sus sentidos y sin darse cuenta el tiempo empezó a volar.

Después de cierto tiempo su cuerpo tembló y una sonrisa se dibujo en su joven rostro.

Sus ojos se iluminaron y empezó a sudar de la emoción.

“Puede que no sirva… Sin embargo ¿si es así?” Li Shuma no espero más y se fue directamente hacia el ayuntamiento.

Invoco su espada y grito.

“¡Vamos!” La espada soltó un sonido extraño y por alguna razón se volvió mucho más rápida.

Li Shuma sentía que esta espada contenía algún tipo de vida, no sólo esta espada si no que todo lo que le rodeaba. Sentía fuerza vital en cada cosa que tocaba o miraba.

Y todo esto fue por su método de cultivo, después de todo la “Regeneración vital” fue una de las habilidades que consiguió con este método.

Y una vez que la obtuvo fue cuando su forma de ver las cosas cambió.

Llegó rápidamente al ayuntamiento y se fue directamente hacia su clase habitual.

Aún no había descubierto cómo proyectar su Dao, pero si como utilizar mejor sus ataques y como controlar su intención.

“Li Shuma paga respetos Anciano Jun” Li Shuma hizo una reverencia.

No demostraba ser muy respetuoso sin embargo tampoco le faltaba el respeto.

El anciano Jun solo sonrió y miró de reojo a Li Shuma.

“ Volviste a fracasar” El anciano Jun suspiro y empezó a rascarse la barbilla.

Li Shuma soltó una amarga sonrisa y dijo.

“Anciano Jun, solicitó un permiso para ir a meditación aislada” Li Shuma hizo una petición y no dijo nada más.

El anciano Jun escucho esto con algo de pereza y luego de pensarlo durante algunos minutos asintió.

“Supongo que encontraste una forma de salir de este cuello botella… Bueno esta bien” El anciano Jun empezó a tocar una pieza de jade y esta se iluminó.

“Toma, esta pieza de jade te dejará irte por un año entero… Por favor cuídate” El anciano Jun sonrió y se notaba su preocupación por Li Shuma.

Li Shuma no respondió y solo acepto la pieza de jade para irse, sabía muy bien que decir palabras ahora era algo inútil.

Se despidió con sus manos y se fue rápidamente.

“Al parecer voy a estar lejos de mi habitación durante un tiempo…” Li Shuma soltó un suspiro y se fue.
Entregó esta pieza de jade en una de las salidas de la secta y este le dejó salir.

Li Shuma no espero mucho y se fue con su espada.

No sabía que dirección tomar, por lo que simplemente 3mpezo a vagar cerca de la secta.

Estaba buscando algún lugar lleno de bestias espirituales para cazarlas y mejorar sus sentidos.

Sus ojos se posaron en un lugar en específico, sintió algunas rugidos a los lejos y su sonrisa se hizo aún más grande.

Estaba yendo hacia una cueva. Esta cueva tenía cientas de entradas y en estas entradas se escuchaban cientos de rugidos, todos estos ruidos eran bestias espirituales.

“Para mejorar mis sentidos y afilar mis instintos debo estar en peligro… Adaptarse, sobrevivir y vencer” Li Shuma sonrió de forma amarga.

De su sello invoco su espada y la espada de madera la dejó en su espalda.

No invoco la lanza ya que había muy poco espacio y no sería inteligente luchar con ella en un lugar estrecho.

Su habilidad con la espada aún era escasa pero ya sabía algunos movimientos, aún no llegaba siquiera al nivel de principiante.

Sus ojos se volvieron filosos y su cuerpo se volvió rígido.

Ya estaba listo para entrar en la cueva y luchar contra incontables bestias.

Por alguna razón sintió que estaba más cerca de llegar al cuarto nivel de la cultivación de Qi.

“Bueno Mishu tu también debes volverte fuerte” Li Shuma invoco a su fénix y sonrió.

Y sin pensar mucho entro en una de las entradas en la cueva, habían miles de sonidos extraños y de manera constante sentía que lo miraban desde todos los ángulos.

Li Shuma estaba totalmente nervioso y su cuerpo estaba sudando, pero no entró en pánico.

Después de todo ya tenía una experiencia anterior en una mina.

Así que algo de confianza había en su interior, esto lo impulsó a entrar en las profundidades de la mina.

Su cuerpo apenas media 1,56 cm por lo que no era muy grande además su edad era muy corta, siquiera tenía quince años.

Si sus padres lo estuvieran viendo ahora pensarían que estaba loco o que estaba cansado de vivir.

Después de todo Li Shuma era apenas un niño de doce años en una cueva llena de bestias peligrosas y feroces.

Su cabeza estaba en blanco, no pensaba y dejaba que sus sentidos y instintos lo ayudarán en esta situación.

¡Roar!

Un lobo de color rojo salto sobre él, sus afilados dientes estaban por desgarrar la cara de Li Shuma.

Li Shuma se sorprendió y no sabía que hacer, pero su cuerpo se movió sólo y hizo un movimiento hacia la derecha para esquivar el asalto del lobo.

¡Zas!

Una garra del lobo alcanzó a rasgar la túnica de Li Shuma. Este sintió miedo en su corazón y empezó a sudar mucho más que antes.

Pero su cabeza ya estaba empezando a fallar, los únicos pensamientos que tenía ahora mismo eran para correr.

“¡NO!” Se calmo y empuño más fuerte su espada y con un movimiento directo de sus manos hizo un corte lateral en el lobo.

Este corte no fue muy profundo pero si lo suficiente para que el lobo no pudiera seguir atacando de manera constante.

Al ver que esa herida no dejaría que el lobo atacará con todas sus fuerza Li Shuma se alegro.

Li Shuma no le dio tiempo al lobo siquiera para correr y se abalanzó contra él.

¡Plash!

Y con su espada atravesó la cabeza del lobo.

El lobo ya estaba muerto, pero el temor seguía en el cuerpo de Li Shuma.

Algunas gotas de sudor cayeron al suelo y este hizo eco por toda la cueva.

“Yo lo logré…” Antes en la mina prohibida había matado a muchas bestias, pero en ese entonces su cuerpo estaba lleno de adrenalina y excitación. Después de todo recién había logrado volverse un cultivador.

Pero ahora era consiente de sus acciones y valoraba más su vida.

Su túnica estaba rasgada por lo que ahora le impedía algunos movimientos, así que se quito la túnica y se quedó solo con sus pantalones de color café.

Su pecho estaba al descubierto y se podían ver que su cuerpo ya estaba empezando a tener más aspecto de artista marcial.

No estaba con muchos músculos pero si estaba encima de las personas promedio y más a su edad.

“Bien aquí vamos” Li Shuma soltó un suspiro largo y corto el abdomen del lobo, su cristal estaba intacto.

Lo guardo en su sello y siguió su camino hacia las profundidades de la cueva.

Descarga:

4 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 19

    Luis Rojas Valle - hace 2 semanas

    Gracias por el capítulo 😁👍🏽 espero que se vuelva salvaje 🤭

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.