<- Actualmente solo registrados A- A A+

MIP- Capítulo 31

Capítulo 31: El Legado del Zarak 

 

Li Shuma empezó a mover su cuerpo de forma lenta, el estar tantos meses sentado había hecho que su cuerpo se volviera algo rígido.

“Uff ¿Cuánto tiempo ah pasado? Siento que fue una eternidad” Sonrió y con sus manos hizo que la energía espiritual a su alrededor se volviera más delgada.

Estaba manipulando la energía espiritual, no obstante sólo pudo hacerlo de forma vaga.

“Él podía hacerlo de forma muy agresiva… su técnica era reunirla  y después expulsarla” Li Shuma recordó la silueta de un joven arrogante.

Este joven era Da Lu.

Por alguna razón Li Shuma sintió mucha amargura al recordar todo lo sucedido en esa mina…

“No fue culpa mía… Esa bestia fue la culpable de todo, yo…Yo solo fui afortunado” Creo alguna escusa y intento creer en ella.

Después de eso, hizo que su espada desapareciera en el sello, Mishu estaba durmiendo por lo que también entró al sello.

El pico estaba de alguna forma consciente y sin esperar ninguna orden entro al sello.

La espada de madera fue la única que quedó cerca de Li Shuma.

Li Shuma sólo sonrió y volvió a mirar a la estatua del Zarak.

“Yo, Li Shuma. Soy un plebeyo que se volvió un cultivador por ti… Por ti ahora tengo que recorrer este camino, aun así te odio por obligarme a ver tanta crueldad” Sonrió de forma amarga y con su espada de madera hizo un corte en su mano.

“Hago un juramento de sangre, para jurarte que yo nunca dejaré que nadie mancille mi nombre, ya que mi nombre es por ti” Su mano estaba soltando algo de sangre.

Después unto la sangre en la cabeza del Zarak.

Este era un juramento de sangre, el mayor juramento posible de los mortales.

Por alguna razón la estatua del Zarak se movió un poco y un rayo de color carmesí impacto con el cuerpo de Li Shuma.

“Deseos de seguir viviendo, voluntad eterna, una vida de supervivencia, superación constante” Una voz antigua resonó de la estatua.

“Yo la bestia más débil de la era primordial, más débil que cualquier bestia existente. Con mi deseos de seguir viviendo logre volverme más fuerte, con mi voluntad fui capaz de vencer a todas las bestias… Una voluntad que perduró sobre la era primordial, una voluntad más haya de lo eterno” La voz parecía volverme más melancólica mientras hablaba.

“Mi vida fue solo un juego para las demás bestias, mi vida fue una supervivencia… Incluso cuando el caos primordial y todas las bestias primordiales, divinas, antiguas, demoníacas y angelicales fueron forzadas al borde de la extinción…Incluso cuando mi clan fue exterminado por ese caos… Yo sobreviví, mi vida fue una supervivencia”

“Todas las bestias fuimos debilitadas y los celestiales, dioses supremos, demonios antiguos y diablos desertores usaron esa oportunidad para cazar a las últimas bestias…Me tuve que superar de forma constante para seguir viviendo, mi voluntad se volvió eterna, mi deseo de vivir más intenso y mi supervivencia más difícil”

“Conocí todo el principio, conocí el final de muchas eras… La era de la antigua mano. Los dioses supremos, los demonios antiguos y los diablos desertores se unieron para luchar en contra de los cielos”

“Usaron a las bestias como carne de cañón, utilizaron métodos crueles sin una pizca de piedad… Ellos fueron derrotados, pero debilitaron de manera permanente a los cielos” La voz se volvió más fuerte en este momento.

“La era de los celestiales, ellos evitaron a los cielos y crearon su propia energía para cultivar, un reino y un plano astral solo para ellos… Los humanos por alguna razón desarrollaron la habilidad de cultivar”

“Eran como celestiales más débiles, aún así su cultivación se volvió más fuerte y de alguna manera después de llegar a conocer alguna ley fueron teletransportados al reino celestial y para seguir su cultivación tenían que cultivar la energía celestial”

“Los celestiales no querían este evento, pero los cielos actuaron de forma astuta y los celestiales sólo pudieron ver esto y no hacer nada”

“Los celestiales de alguna manera empezaron a luchar contra la antigua mano y una fuerza misteriosa destruyó el reino celestial junto a la antigua mano”

“La única bestia primordial muto y por alma razón su linaje contenía sangre divina… Los dos linajes más fuertes del universo estaban en esa bestia… Los cielos no lo permitieron y intentaron cazar a esa bestia… El Zarak, la bestia bastarda”

“Los cielos casi logran asesinarme, cuando estuvieron  a punto. Mi voluntad hizo que mi cuerpo se debilitará y me llevara a un planeta aleatorio. Incluso oculto mi linaje”

“Pero recibí muchos daños, ya estaba exhausto. Ya viví mi vida como una bestia orgullosa y guerrera… Yo el último de mi linaje, me deje asesinar por ti”

“Quería ser asesinado en batalla y no morir dormido, quería morir con honor. Tu destreza en la batalla y tu fuerza, todo eso me recordó al comienzo de mi vida”

“Tu ahora posees mi linaje puro, tu eres el último Zarak y por eso te concedo el legado del Zarak”

“No me defraudes Li Shuma, tu llegaras a conocer mucho de la historia, más cosas que no te puedo contar y también sabrás sobre el origen de los cielos”

La voz antigua dejó de sonar y Li Shuma seguía mirando la estatua con asombro.

Li Shuma no sabía lo que le esperaba, mucho menos que todo esto tuviera que ver con su linaje.

O una mejor pregunta…

“Los cielos… ¿Qué es exactamente?”  Por alguna forma sentía que en el cielo un ojo lo miraba.

“Yo… Le haré honor a mi antepasado” Hizo un gesto con su mano y la sangre se fusionó con la estatua.

Un tatuaje empezó a crecer en su manos, era líneas negras que llegaban hasta el hombro.

A las piernas le sucedió lo mismo, estas solo hasta la cintura.

En el abdomen también pero este solo hasta la espalda y pecho en la cara no se le formó nada.

Solo en su frente que había un signo, este era un triangulo con un ojo cerrado.

Los tatuajes desaparecieron pero Li  Shuma aún los sentía en su piel…

Sin embargo pensó que sólo era algo normal al recibir toda esta información y no le presto más atención.

“Los cielos son envidiosos, son egoístas y mimados, yo descubriré el origen” Con este pensamientos su corazón empezó a palpitar de forma agresiva.

“Ya es hora de volver a la secta” Camino hacia la salida de la cueva.

Su mente estaba en calma y ahora sabía que su futuro era grande.

 

Nota del autor: 3 de 4

Descarga:

4 Comentarios Comentar

  1. Cimag

    Lector

    Nivel 7

    Cimag - hace 7 días

    Bueno ahora ya sabemos de donde vienen su cultivo y sus tecnicas.
    Gracias por el capitulo

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.