<- Actualmente solo registrados A- A A+

MIP- Capítulo 32

Capítulo 32: ¡Nadie puede tocar a mi hermano menos, siquiera yo! 

 

Li Shuma estaba caminando hacia las salidas de la cueva cuando sintió un aroma medicinal dulce…

Su cabeza lentamente miro hacia atrás y con sus manos hizo un gesto para que el viento acercara las píldoras medicinales.

“Estas píldoras… No estaban allí cuando yo entré, oh bueno. No es que me sirvan de mucho” Se rasco un poco la barba y metió las píldoras en su bolso espacial.

Solo llevaba piedras espirituales y tesoros mágicos en su sello, las otras cosas en su bolso espacial.

“Estoy ahora en el gran círculo de la cuarta etapa de la cultivación de Qi, necesito meditar un poco y podré subir a la quinta etapa” Sonrió de forma satisfactoria y siguió su camino para salir de la cueva.

No se encontró con ninguna bestia, por alguna razón todas las bestias lo estaban evitando como si ya supieran su trágico final al acercarse.

Li Shuma caminaba de forma orgullosa y cada vez que notaba como más bestias se alejaban de él su orgullo alcanzaba nuevos niveles.

“Soy solo muy… Poderoso, oh bueno. Después de todo soy el segundo bajo el cielo” Sonrió y sacudió su cabeza.

“Oh Jogo… Ya habrás salido de tu reclusión?… Bueno cuando salgas estaré seguramente en la quinta etapa de la cultivación de Qi” Sonrió de forma satisfactoria y ya salió de la cueva.

Sintió algo raro al ver la luz del sol, miro el cielo y por alguna extraña razón sintió un gran peligro, un peligro inminente.

“Los cielos…” Aún así no retrocedió ni mostró algún signo de miedo, tan sólo quedó mirándola fijamente y con sus manos hizo un conjuro.

Movió de forma leve la energía espiritual y la denso para crear un nombre… Shuma.

La sensación de peligro se fue gradualmente, pero sabía que lo seguía observando.

Con su espada de madera salió volando hacia la distancia, estaba algo cerca de la secta pero aún así tomó su tiempo el llegar.

No quería llegar de forma muy rápida, después de todo no sabía cuánto tiempo pasó en meditación.

“Si fue solo algunos meses no pasara nada, pero si paso más de un año… yo ¡Seré expulsado!” Por alguna razón no tenia miedo de ser expulsado si no… ¡Del castigo!

Sin darse cuenta ya estaba cerca de la secta, no tenía su túnica solo sus pantalones cafés, estaba mostrando su pecho joven.

Salto de la espada y dejó que estuviera rodeando, esta tenía ahora un poco de inteligencia.

“No debes actuar de forma precipitada, tampoco demuestres tu gran inteligencia o podríamos entrar en problemas” Li Shuma le dio algunos recordatorios a la espada.

Está por alguna razón parecía entender cada palabra, aún así seguía igual de protectora.

Un joven estaba en la entrada de la secta, su túnica era azul y sus bordes eran negros, era un discípulo exterior.

“Identificación” El joven habló de forma perezosa y sin importancia.

Li Shuma sonrió de forma amarga y introdujo un poco de energía espiritual en su colgante. Este dio su información y la identificación de la secta.

“Oh ya veo, un sirviente” Sonrió y con sus manos hizo que un viento pasara por la cara de Li Shuma.

El viento intentó dormir a Li Shuma pero no pudo.

“Que estas tratando de hacer?” Pregunto Li Shuma de forma tranquila.

El joven sonrió de forma siniestra y dijo.

“Tu colgante es muy interesante ¿Por qué no me lo prestas?” Después de decir esto hizo un conjuro y un viento de color rojo se se agitó cerca de Li Shuma.

Li Shuma no se preocupo, sabia que estaba cerca de la secta por lo que el anciano Jun lo ayudaría.

“Vacío” Movió sus manos y un pequeño vórtice trago el viento rojizo.

Después de eso otro vórtice se creó y escupió el viento rojizo hacia el joven.

Este escupió un poco de sangre y una mirada feroz apareció en su cara, sus dientes casi se rompen por la fuerza que utilizo para no colapsar.

“Herejía” Sonrió el joven y estaba por usar una piedra de color verde.

La piedra estaba por soltar algún tipo de ataque cuando colapso en la mano del joven.

“Utilizarla en frente de mi, es muy estúpido” Li Shuma siguió caminando sin prestarle más atención al joven.

Que en su momento de volver a la secta le pasara esto fue algo raro, no esperaba que le quisieran robar apenas volviera.

“Yo Lin Tirun, discípulo exterior ¡Te reto a un duelo a muerte!” Después de decir esto, se alejo rápidamente y sacó un bastón.

Li Shuma estaba nervioso, era la primera vez que participaba en alguna batalla de cultivadores, anteriormente solo había intercambiado golpes con Da Lu.

Sonrió y con sus manos hizo un gesto de encantamiento, este encantamiento era uno muy simple.

Era la agitación de la energía espiritual a su alrededor, si la agitaba no dejaría que él enemigo pudiera usar la energía espiritual exterior y obligarlo a usar la interior.

Este fue un truco que le enseñó el anciano Jun.

“Que truco tan sucio, bueno no esperaba nada más de un hereje” Lin Turín sonrió y con sus manos hizo un gesto de conjuro y con sus dos manos movió el bastón en forma circular, el bastón Soltó un resplandor morado y una serpiente semitransparente se materializó en frente del bastón.

Li Shuma miro de forma rara a Lin Turín después de todo él no quería luchar, nunca lo había hecho con algún cultivador.

“Mira… El colgante que tengo me lo dio el anciano Jun como compensación por ser un buen estudiante ¿Realmente tenemos que luchar?” Se alejo un poco y con sus manos utilizo la energía espiritual alborotada para que el colgante soltara un escudo a su alrededor, el escudo era de color dorado.

Lin Turín al escuchar del anciano Jun dudo por un momento después forzó una sonrisa confiada y con sus manos le lanzó una llama de color verde a la serpiente.

La serpiente se prendió en llamas y con una velocidad increíble ya estaba cerca del cuello de Li Shuma.

Este se movió hacia un lado y sus uñas se volvieron garras en un momento, después en forma de tijera corto el cuello de la serpiente.

El aura de Li Shuma se volvió dominante y suprimió el aura de Lin Turín.

Sus ojos se volvieron filosos y estaba por sacar su espada y intimidar un poco a Lin Turín para que lo dejara en paz.

Pero escucho un grito que provenía del cielo, un grito varonil que podría sacudir piedras y secar pequeños charcos.

“¡¿Quién se atreve a tocar a mi hermano menor?! ¡Siquiera yo puedo!” Un joven con una túnica café, cabello blanco y mirada dominante atacó de forma furtiva y rápida a Lin Turín.

Una estrella del tamaño de un puño golpeó en el pecho a Lin Turín y lo mando a volar algunos metros.

“¿Crees que puedes tocar a mi pequeño hermano y salir ileso?” Este joven no era más que Kiu Jogo.

Li Shuma sintió una calidez en su corazón muy fuerte, sin embargo suprimió sus emociones y con su sentido divino fue capaz de detectar el nivel de cultivación de Kiu Jogo.

“Octavo nivel de la cultivación de Qi…” Sonrió de forma extraña, no esperaba que subiera tantos niveles en tan poco tiempo.

Estaba ahora mirando la espalda de Kiu Jogo, su único hermano en la secta…

 

Nota del autor: 4 de 4

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 19

    Luis Rojas Valle - hace 2 semanas

    Gracias por el capítulo 😁👍🏽 al parecer todos los conocidos de shuma tienen más talento que el primero su padre y ahora este chico jaja 🤷🏽‍♀️🤭

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.