lotm-capitulo-223
LOTM Capitulo 223
27893
223

Tres asuntos

Traductor: Eldolfo

Capítulo 223: Tres asuntos

Klein preguntó después de escuchar con atención: "¿Entonces sospechas que el Zreal que vieron los detectives era alguien disfrazado?"

Sosteniendo su sombrero redondo marrón, Ian respondió como si ya lo hubiera pensado: 

“Es una posibilidad, pero creo que es demasiado difícil debido a los enormes riesgos que implica. La fiesta fue por la noche, y es cierto que las luces no eran muy brillantes, pero la mayoría de las personas que asistieron son detectives, detectives con agudas habilidades de observación. Solo una peluca, barba o cosméticos apenas pueden esconderse de sus ojos".

Quizás algunos poderes Beyonder puedan hacerlo... Al igual que Hambre Creciente permite tal habilidad...  Había una pequeña trampa en la pregunta de Klein. Quería determinar a partir de la respuesta del adolescente, la expresión de su rostro y su lenguaje corporal para determinar si alguna vez había entrado en contacto con Beyonders o si sabía cosas sobre el misticismo.

La respuesta inicial fue no.

Cuando Ian vio al detective Moriarty asentir levemente de acuerdo con su razonamiento, continuó: 

“Creo que los detectives vieron al Señor Zreal, pero no estaba libre. Estaba en un estado controlado en el que no podía enviar señales de socorro. La razón por la que no estaba respondiendo a mis intentos de comunicación con él es probablemente para indicarme que necesita ayuda".

"Una explicación razonable". Klein soltó sus manos unidas y se reclinó un poco, haciéndose parecer más relajado y confiado.

Ian guardó silencio durante unos diez segundos antes de decir con seriedad: “Me gustaría encomendarle la tarea de investigar al Señor Zreal y determinar su estado actual. Todo lo que necesito es una confirmación".

Teniendo en cuenta que Ian era un semiprofesional que había reunido inteligencia e información para un detective, Klein tenía la intención de conocerlo. Él sonrió y dijo: “Entonces, ¿cuánto vas a pagar? Debe saber que esto puede ser muy peligroso".

Ian miró el bolsillo de su viejo abrigo y dijo después de un poco de deliberación: “Hay dos formas. La primera, puedo darte directamente un pago que sea suficiente para satisfacerte. Después, sin importar si la misión es simple o difícil, eso será todo a menos que sufras una lesión relativamente grave.”

“En segundo lugar, podría pagarte cinco libras por adelantado, y cuando termines el trabajo, puedes agregar a la factura dependiendo de la dificultad del asunto. Pero es fácil provocar una disputa, incluso si hay un contrato".

Klein fingió estar pensando y después de casi treinta segundos, dijo en voz baja: “¿Por qué no lo hacemos de esta manera? Puede pagarme cinco libras por adelantado y ayudarme con tres cosas después de que se complete la misión. No te preocupes, no serán nada difíciles. Estarán dentro de sus capacidades y no lo harán sentir demasiado incómodo. Esto se puede acordar en el contrato".

Ian frunció el ceño antes de levantarse. Se inclinó hacia adelante y extendió la mano derecha.

"¡Bien!"

Klein le estrechó la mano, sacó un contrato estándar que había preparado, tomó una pluma estilográfica redonda, agregó todos los detalles que había comentado y lo selló con su huella digital.

Después de firmar el contrato, le dio al adolescente, Ian, una pila de papel blanco y lo vio escribir la información relevante del detective Zreal.

Después de un tiempo, examinó la información y preguntó casualmente: "¿Cómo puedo comunicarme con usted si hay una emergencia o si he confirmado la condición de Zreal?"

Ian frunció los labios y permaneció en silencio durante bastante tiempo. Solo cuando Klein miró hacia arriba, respondió de una manera algo rígida: “No es necesario que se comunique conmigo. Apareceré en el momento adecuado".

Sin decir una palabra más, sacó un montón de dinero en efectivo del bolsillo de su viejo abrigo. Parecían estar apilados en un orden muy ordenado, desde un valor nominal alto hasta un valor nominal bajo.

Ian sacó tres notas de una libra del fondo, contó seis notas de cinco soli y finalmente diez notas de un soli.

Cuando Klein vio que Ian había ordenado cuidadosamente las notas, incluso con los retratos de los antiguos reyes hacia arriba sin un solo error, Klein de repente se sintió un poco frustrado.

Este es un trastorno obsesivo-compulsivo en etapa tardía...  Exhaló en silencio y recibió el pago de Ian.

Según su estimación visual, a Ian le quedaban menos de tres libras.

Probablemente tenía todos sus ahorros con él... Si hubiera pedido más, ¿me hubiera contratado sin pagar? No parece el tipo de persona que lo haga, pero uno no debería juzgar un libro por su portada...  Klein dobló los billetes al azar y se los metió en el bolsillo, ignorando el desorden. Como tal, logró ver la expresión ligeramente torcida de Ian.

"Intentaré completar la investigación lo antes posible". Klein se puso de pie y le tendió la mano como gesto de despedida.

"Gracias por tu ayuda." Ian le agradeció sinceramente porque la contraoferta era obviamente un "descuento".

Al ver salir al chico que era más maduro que su edad, Klein se acarició la barbilla y se dijo en silencio:  Este asunto es más profundo de lo que parece.

Ian no mencionó nada sobre las investigaciones recientes de Zreal o qué información se le había ordenado recopilar...

Olvídalo. Manejaré todo lo que valga dinero. Todo lo que necesito hacer es confirmar la condición actual de Zreal.

Se dio la vuelta y regresó a la sala de estar. Mientras lo hacía, sacó un cuarto de penique del bolsillo de su pantalón.

¡Ping!

Cuando la moneda de cobre cayó en el aire, los ojos de Klein se oscurecieron mientras murmuraba si había elementos de Beyonder en el caso que estaba manejando.

Luego, abrió su mano derecha e intentó agarrar el centavo de cobre.

¡Clang! La moneda se le resbaló de las yemas de los dedos y cayó al suelo rodando.

Este resultado significó que la adivinación había fallado.

Por lo que parece, Ian ha retenido más cosas de las que pensaba... La información es tan escasa que ni siquiera puedo obtener un vago resultado de adivinación...  Frunció los labios, dio unos pasos hacia adelante y se inclinó para recoger el moneda.

...

Esa noche, en las primeras horas de la mañana, en el 138 de la Calle Rosa, Puente Backlund.

Klein se había puesto un traje de obrero azul claro barato. Su boca, barbilla y mejillas estaban cubiertas por una barba negra que, a primera vista, lo hacía parecer rudo y salvaje.

Llevaba una gorra de color oscuro y la presionó tan bajo que casi le cubría los ojos.

Tales gorras se originaron en los cazadores de la Republica de Intis. Había ciertas diferencias con las gorras tradicionales de caza de ciervos que usaban los cazadores del Reino de Loen. Sin embargo, tales gorras se habían vuelto populares entre la población de clase baja de Backlund.

Escondido en las sombras de una sombrilla Intis al costado de la carretera, Klein estudió la casa al otro lado de la calle con la ayuda de las elegantes lámparas de gas.

Era la casa de Zreal.

El detective era de Sur Ville. Sus padres, parientes y amigos estaban todos allí, y había llegado solo a Backlund, donde poco a poco se forjó un nombre.

Aún era soltero y solo había contratado dos sirvientas temporales, de esas que pasaban cada tres días para limpiar el lugar, sin necesidad de darles comida ni alojamiento.

Por el momento, la casa adosada que alquilaba estaba completamente oscura.

Klein se quitó la cadena de plata del interior de la manga y dejó que el colgante de topacio colgara naturalmente.

“Hay peligro adentro.”

"Hay peligro adentro".

...

Después de repetirlo siete veces, abrió los ojos y vio el péndulo espiritual girando en el sentido de las agujas del reloj, pero muy lentamente.

"Hay peligro, pero no es nada serio", murmuró Klein, y una vez más confirmó que tenía sus cartas del tarot, los amuletos hechos por él mismo y el polvo de la noche santa.

Después de hacer todo esto, miró a su alrededor, y aprovechando la quietud de la noche, cruzó ágilmente la calle corriendo.

No había veranda, jardín ni césped, ya que daba directamente al borde de la calle. Klein se hizo a un lado y trepó fácilmente por la tubería de agua hasta el pequeño balcón del segundo piso donde se podía tender la ropa para secarla.

Inmediatamente después de eso, sacó una carta del tarot y la deslizó por la rendija, abriendo la puerta al pasillo.

Siguiendo el dibujo de Ian del diseño de la casa, Klein caminó casi sin hacer ruido hasta el dormitorio de Zreal.

Tocó ligeramente su molar izquierdo y activó su Visión Espiritual. A través de la puerta de madera, miró dentro.

La Visión Espiritual podía ver los colores del aura a través de obstáculos sin espiritualidad. Sin embargo, dependía en gran medida de las habilidades de uno. Actualmente, Klein pudo observar a través de puertas de madera, pero las paredes de concreto lo dejaron perplejo. Además, las escenas que podía ver no eran demasiado claras.

En su visión, vio tres auras humanoides en el dormitorio detrás de la puerta. Los colores estaban borrosos y estaban ubicados en diferentes lugares.

Hay tres personas tendiendo una emboscada ... ¿Es para capturar a Ian o a alguien más? El dormitorio no es tan grande...  Klein se quedó en la oscuridad, considerando con calma los resultados de sus observaciones.

En ese momento, de repente se retiró hacia el balcón mientras mantenía sus pasos muy ligeros.

De vuelta en el balcón, Klein sacó una fina rodaja de plata de su bolsillo.

Este era un encantamiento para dormir que había creado en un intento durante la tarde.

No le rezó a la Diosa de la Noche Eterna, sino a sí mismo. Realizó un ritual en nombre de “El Tonto que no pertenece a esta era, el gobernante misterioso sobre la niebla gris; el Rey de Amarillo y Negro que controla la buena suerte” antes de entrar al mundo sobre la niebla gris para responder.

Dado que este método era difícil de movilizar el poder del espacio misterioso sobre la niebla gris, Klein solo podía usar su propia espiritualidad para "responder". Los encantos que hizo al final fueron peores de lo normal, pero mejores que los que hizo en su propio nombre.

Después de inspeccionar su entorno nuevamente, Klein se tapó la boca y susurró una palabra en el antiguo Hermes.

"Carmesí."

Sintiendo el escalofrío del encanto, se movió rápida pero silenciosamente hacia la puerta del dormitorio de Zreal de nuevo. Mientras sostenía el mango, inyectó espiritualidad en la fina rodaja de plata.

¡Creak! Klein giró con cuidado el picaporte y abrió una pequeña rendija en la puerta.

Inmediatamente después de eso, lanzó el encantamiento del sueño dentro.

Echando el brazo hacia atrás, Klein volvió a cerrar la puerta y empezó a contar.

3, 2, 1…

Abruptamente abrió la puerta y rodó por el suelo.

Sin sentir ningún movimiento de las tres personas, Klein se puso de pie y, usando la luz de la luna carmesí que brillaba a través de la ventana, comenzó a observar la habitación.

Era un dormitorio amueblado normal con una cama, una hilera de armarios, un escritorio, un juego de sofás y un perchero.

Al otro lado de la cama, un hombre con un abrigo negro dormía profundamente.

Además de eso, había una persona al lado del sofá y otra frente al armario. Todos dormían.

Después de confirmar la condición del trío, Klein se acercó a la cama y se inclinó para encontrar algunos cabellos cortos de color marrón amarillento.

Según lo que había escrito Ian, el detective Zrell era un hombre de cabello corto, castaño amarillento.

“Esto debería estar bien…” susurró Klein. Agarró los pocos mechones de cabello y se sentó en el sofá. Lentamente se sentó en la oscuridad teñida por la luz carmesí y planeó usar la adivinación de los sueños para encontrar a Zreal.

Apoyándose en el respaldo del sofá, la comisura de su boca se curvó mientras hacía un comentario de autocrítica:  Deducción, mi buen hombre...


mode_commentComentario de Eldolfo

Que lo disfruten!

Cualquier error me avisan.

PD: Puede que en los siguientes días la cantidad de capítulos baje debido a que ya entre a la universidad :v. Pero ojo, los 2 capítulos diarios son fijos. Auqnue también quien sabe cualquier de estos días me lanzo un pack de 20 capítulos :v. Saludos!!


Comentarios del capítulo: (2)


Que lastima, esperare con ansias el pack, good luck con la uni

0

Muchas gracias por los caps y éxito en la uni

0

lotm-capitulo-224
LOTM Capitulo 224
27900
224

Detective de estilo metafísico

Traductor: Eldolfo

Capítulo 224: Detective de estilo metafísico

La habitación en penumbra estaba cubierta por un delgado velo de luz de luna carmesí, y todo era indistinto.

Los tres hombres de los abrigos negros dormían en diferentes lugares. Y en el sofá, los ojos de Klein se mezclaron a medias con la oscuridad al cerrarlos, era como si hubiera entrado en un profundo sueño.

Su sueño era un mundo gris y distorsionado, que ocasionalmente destellaba con brillo.

Finalmente, el brillo se asentó para formar una escena.

Era un rincón lúgubre, el suelo estaba salpicado de aguas residuales. Un hombre de cabello castaño corto, camisa blanca y chaleco marrón estaba apoyado contra la pared, rodeado por una densa travesura de ratas grises.

La mitad de los labios del hombre habían sido mordidos, dejando al descubierto sus dientes amarillentos y encías podridas. Su nariz solo estaba manchada de sangre, mezclada con algunos pelos cortos, y la carne de su rostro había desaparecido, pieza por pieza, revelando hueso blanco. 

Gusanos blancos y gordos se arrastraban por todas partes, retorciéndose constantemente, y su garganta parecía haber sido víctima de alguna bestia salvaje; faltaba al menos la mitad.

Klein apenas podía distinguir que se trataba de Zreal Viktor Lee. Era casi imposible relacionarlo con el hombre maduro y guapo de la fotografía en blanco y negro que se había tomado con Ian.

Zreal ya está muerto. En unos días, probablemente sería roído hasta el punto en que solo sería un hueso. Puede que ni siquiera le quede un esqueleto completo... Klein dejó el sueño y recordó lo que acababa de ver.

Sus experiencias pasadas le habían permitido presenciar cadáveres similares con más calma.

Mirando por la ventana a la luna carmesí, Klein pensó durante más de diez segundos y decidió intentar comunicarse con el alma del hombre de negro junto al sofá.

Durante los últimos días de preparativos, había preparado un frasco de extracto de Amantha y medicamento Ojo de Espiritu. En cuanto al Agente de Serenidad, Klein no lo necesitaba. Él era personalmente capaz de invadir los sueños de los demás y comunicarse con fuerza con sus almas mientras mantenía la calma y la razón.

Después de instalar un altar simple y dejar que la fragancia silenciosa y tranquila fluyera para crear un estado de medio sueño, Klein rezó para sí mismo: "El tonto que no pertenece a esta era".

Después de eso, entró al mundo por encima de la niebla gris y usó más de dos tercios de su espiritualidad para dar una respuesta.

Cuando avance a la Secuencia 7, tales oraciones también deberían permitirme usar un poco del poder del espacio misterioso sobre la niebla gris, al igual que mis rituales de invocación y otorgamiento... Mirando a su alrededor, Klein hizo un juicio brusco y rápidamente regresó al mundo real.

Pasó por lo que parecía un cielo estrellado y una caótica tormenta de pensamientos, entrando en el plano mental del objetivo. Allí, vio la figura ilusoria del hombre flotando en el aire.

"¿Quién te envió a la casa de Zreal?" Klein lo miró y preguntó con voz profunda.

El hombre respondió aturdido, sus ojos ilusorios ausentes, 

“Meursault. Meursault me ​​envió a esperar al chico llamado Ian".

La luz en su mundo espiritual cambió, revelando a un hombre delgado, de apariencia capaz y de piel oscura. No era otro que el líder del grupo que perseguía a Ian en el tren de vapor.

Como era de esperar, es él... Klein, que había agotado gran parte de su espiritualidad al responder a la oración, comenzaba a sentirse exhausto. Se apresuró a preguntar: "¿Quién ordenó Meursault?"

“Ni idea… Es un 'verdugo' de nuestra banda Zmanger. Nadie puede ordenarle más que el jefe” dijo el hombre, sin comprender.

Zmanger... La palabra "guerrero" en el idioma de los montañeses... Klein, un pseudohistoriador, pero un verdadero estudioso del misticismo, de repente sintió un dolor agudo en la cabeza y su cuerpo salió volando involuntariamente de la tormenta de pensamientos.

No mucho después, salió de la mediumnidad y sintió que le palpitaba la cabeza.

No tenía prisa por marcharse. Empacó metódicamente los materiales y el cabello corto de color marrón amarillento antes de abrir la ventana del mirador para dejar entrar el viento frío de la noche y dispersar el olor del extracto de Amantha y la medicación del Ojo del Espíritu.

Mientras esto sucedía, Klein regresó al balcón, cerró la puerta desde adentro y limpió todos los lugares que había tocado.

Cuando la habitación de Zreal volvió a su estado original, luego se llevó la mano al pecho y se inclinó hacia los tres hombres que aún dormían profundamente.

Enderezándose la espalda, Klein se puso los guantes y saltó, saliendo ágilmente por la ventana del mirador. Se mantuvo firme, caminando de puntillas en el espacio anormalmente estrecho.

Levantó el pestillo vertical de la ventana abierta y usó una carta del tarot para sujetar su parte inferior. Con sus habilidades de payaso, analizó los detalles y ajustó el equilibrio.

Después de unos segundos, Klein retiró lentamente la carta del tarot y el pestillo vertical de repente se detuvo en su lugar y no cayó más.

¡Whoosh!

Primero, cerró la mitad abierta de la ventana, luego saltó hacia la ventana con un pestillo. Su mano derecha se movió hacia adentro, cerrando la otra mitad de la ventana.

La velocidad de la acción fue tan rápida que el pestillo no cayó hasta que hubo una vibración, insertándose con precisión en el orificio correspondiente.

¡Clang! Un sonido que era difícil de eliminar sonó, como un viento fuerte golpeando la superficie del vidrio.

Klein sabía que los tres hombres del dormitorio estaban a punto de despertar. Sin más preámbulos, saltó a la calle.

Para el Klein actual, la altura desde el segundo piso no representaría ningún peligro. Era solo que no podía mantener el silencio cuando aterrizó, por lo que no hizo ningún ruido obvio.

Klein abandonó rápidamente los alrededores, así como la Calle Rosa, pero no tomó directamente un carruaje de alquiler de regreso a la Calle Minsk en el Distrito Madera Cher.

Dobló algunas esquinas y se dirigió al vecino Distrito Este.

Era una noche fría y el viento le envió un escalofrío a los huesos. Klein se estremeció y decidió que necesitaría un suéter adicional para sus futuras misiones. Decidió comprar carbón vegetal uno de los días siguientes y dejar que la chimenea cumpliera su función.

Después de un período de tiempo desconocido, ingresó al distrito este de Backlund a pesar de no tener un mapa. Había confiado completamente en el instinto.

Solo se veían unas pocas lámparas de gas a lo lejos, y si no fuera por el hecho de que las nubes oscuras no hubieran cubierto la luna carmesí, Klein creía que muchas partes de la carretera estarían completamente negras.

Mientras caminaba, de repente vio aparecer pares de ojos en la profunda oscuridad frente a él. Vinieron agachándose desde la distancia.

Se acercaron tranquilamente desde una vaga distancia, en silencio.

¿Cadáveres vivientes? Klein se detuvo de repente. Buscó su encantamiento de réquiem y las cartas del tarot, y rápidamente activó su visión espiritual.

Vio las auras de colores débiles y poco saludables y vio los rostros de las numerosas figuras.

Todas eran personas vivas, personas vivas normales con expresiones entumecidas, ojos vacíos y movimientos débiles. Había hombres y mujeres.

Es casi medianoche; ¿Por qué siguen caminando por las calles?... Confundido, Klein se inclinó cautelosamente hacia un lado, pasando al grupo en la acera, pero pronto se encontró con una segunda ola, una tercera ola; todos tenían el mismo dolor en medio del entumecimiento.

Frunció el ceño levemente, y justo cuando estaba a punto de avanzar para preguntar, de repente escuchó un grito delante.

"¡Levántate! ¡Levántense todos!”

“¡Hijos de puta!”

"¡Las calles y los parques no son para que gente como tú duerma!"

... Klein se sobresaltó, entonces el término correspondiente "Ley de pobres" apareció en su mente, y comprendió lo que estaba pasando.

Él mismo había experimentado lo mismo.

Uf… Klein exhaló, aceleró el paso y se dirigió a su casa de un dormitorio en la Calle Palma Negra en el Distrito Este.

Allí, durmió durante dos horas. Después de recobrar algo de su espiritualidad, volvió a salir y rompió una rama seca para que le sirviera de "vara de radiestesia".

“La ubicación del cadáver de Zreal.”

"La ubicación del cadáver de Zreal".

...

Después de repetidas adivinaciones, Klein caminó durante mucho tiempo con la ayuda del corto cabello castaño amarillento hasta llegar a una esquina del Distrito Este donde había una entrada de alcantarillado.

Hace doce años, después de la gran plaga, el Reino de Loen construyó gradualmente un sistema de alcantarillado avanzado en la capital y, de un solo golpe, superó el “Patrimonio de Roselle” de la República de Intis.

Quitando la tapa de la alcantarilla, Klein contuvo el aliento y bajó las escaleras verticales de metal.

Como su ropa no estaba hecha especialmente, no pudo traer demasiados artículos debido a la falta de bolsillos. No había traído Aceite de Quelaag, del que se había enterado por Frye. Klein se sintió especialmente arrepentido de no haber traído el refrescante y disipador de olores Aceite de Quelaag.

Diez segundos después, los pies de Klein tocaron el suelo pegajoso.

La sensación de suciedad hizo que se le erizara la piel de los brazos y el cuerpo. Sin embargo, solo pudo soportarlo y seguir caminando hacia adelante, aventurándose más profundamente en la cloaca vacía y silenciosa.

Había una bifurcación en el camino más adelante, una que estaba relativamente oculta. Un olor espeso y acre flotaba desde allí.

Klein se dio la vuelta y caminó hasta el final donde vio una densa cantidad de puntos de luz de espiritualidad y colores de aura.

Sin necesidad de usar una vela, activó su Visión Espiritual y vio directamente que en la esquina oscura, había un cadáver podrido que había sido mordido en pedazos.

Esta era exactamente la misma escena que había visto en la adivinación del sueño.

¡Squeak!

Las ratas grises densamente apiñadas correteaban en todas direcciones, pero también había algunas que se quedaron donde estaban, no queriendo irse y separarse de su comida.

Después de confirmar que era Zreal, Klein vaciló un momento antes de establecer rápidamente un ritual de mediumnidad.

Hmm… Si no hay nada malo en la descripción de Ian, y Zreal murió hace solo unos días, debería poder obtener información aproximada canalizando su espíritu… pensó con confianza.

¡Whoosh!

Mientras el viento se arremolinaba y se levantaba el muro de la espiritualidad, todas las ratas huyeron y Klein procedió con su ritual como lo había hecho antes.

“La causa de la muerte de Zreal.”

"La causa de la muerte de Zreal".

...

Mientras recitaba las palabras, los ojos de Klein se volvieron negros. Sus pupilas y el blanco de sus ojos desaparecieron. 

Rápidamente usó la cogitación para entrar en un sueño.

Sin embargo, nada apareció en ese mundo brumoso e ilusorio.

Klein abrió los ojos, frunciendo levemente el ceño mientras juzgaba.

La canalización falló...

Alguien se ha ocupado del espíritu de Zreal...

Un Beyonder estuvo involucrado en esto.

El hecho de que alguien pudiera disfrazarse de Zreal, haciendo que los otros detectives no pudieran ver a través de él, también prueba este punto.

Después de algunas deliberaciones, Klein tomó una decisión; era poner fin a este asunto aquí y no involucrarse más. 

Independientemente, había cumplido con los requisitos del trabajo que se le confió.

"Haré que Ian llame a la policía", murmuró mientras guardaba los materiales y eliminaba el muro de la espiritualidad.


mode_commentComentario de Eldolfo

Que lo disfruten!

Cualquier error me avisan.


Comentarios del capítulo: (0)