lotm-capitulo-304
LOTM Capitulo 304
28034
304

Plumas

Traductor: Eldolfo

Capítulo 304: Plumas

¿Plumas blancas?

Al mirar la tumba sin cadáver, Klein de repente pensó en una palabra: 

¡Ángel!

En el canon de las siete iglesias principales, estaban llenas de leyendas de ángeles y santos. El primero tenía una característica: un par de alas de color blanco puro en la espalda y hasta dos, tres o incluso seis pares de alas de color blanco puro.

Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, Klein recordó algo más

El Señor Azik le había descrito una vez su sueño, uno que parecía indicar sus diferentes vidas.

Una de las escenas estaba dentro de un mausoleo oscuro. ¡Había muchos ataúdes antiguos abiertos a su lado, y en los ataúdes, había cadáveres con plumas blancas creciendo de sus espaldas!

¿Es esta una característica especial de la vía de la Muerte, o un extraño fenómeno causado por el Episcopado Numinoso? Klein no dijo una palabra mientras reprimía sus emociones y miraba con calma las plumas blancas manchadas de aceite amarillento en el fondo de la tumba.

Su juicio inicial fue que el anciano no era un ángel, ya que la aterradora Secuencia 2, o incluso la Secuencia 1 ciertamente produciría efectos intensos en su entorno cuando murieran. Por ejemplo, el Artefacto Sagrado, las cenizas de una Santa que se habían almacenado detrás de la Puerta Chanis de la ciudad de Tingen, extendía líneas finas, negras y frías casi invisibles para sellar a las personas y las cosas a su alrededor.

Por supuesto, también es posible que en realidad no muriera… ¿Es como el Señor Azik? Klein se inclinó y recogió tres plumas blancas con su mano derecha enguantada de negro.

Planeaba hacer algo de adivinación sobre la niebla gris cuando regresara a casa.

En ese momento, Kapusky recobró el sentido, se puso al lado de Klein y miró la tumba con una pizca de miedo.

"¿Dónde está el cuerpo?"

Klein lo miró y dijo en voz baja: "Quizás se fue solo".

“Se fue solo…” repitió Kapusky horrorizado, ahora plenamente consciente de lo terrible que era para los muertos despertar.

Sus piernas temblaron mientras murmuraba para sí mismo: "P-pero no usé el ritual de resurrección con él".

Klein se dio la vuelta y lo miró durante unos segundos.

"La muerte no es el fin."

"La muerte no es el final... La muerte no es el final..."

Pues bien, el silbato de cobre había convocado a un mensajero que probablemente corresponde al anciano caballero. En otras palabras, entregarle una carta al mensajero equivale a enviarle una carta al anciano, un hombre que lleva casi medio año muerto... Je, me pregunto adónde fue y en qué estado esta... En respuesta a la pregunta de Kapusky, Klein le hizo un indiferente recordatorio.

"No vuelvas a soplar ese silbato de cobre".

"¿Quieres decir que el silbato de cobre lo atraerá de vuelta?" Preguntó Kapusky con horror.

Antes de que Klein pudiera responder, volvió a preguntar: “¿P-puedes ayudarme a lanzar este silbato de cobre al río Tussock?”

"Si no puedes, lo haré yo mismo".

¿No te interesó la filosofía de la muerte? Klein se burló mientras alargaba la mano para tomar el silbato de cobre de Kapusky.

Planeaba enviarle una carta al muerto cuando las condiciones fueran las adecuadas para ver qué pasaría.

Por supuesto, el requisito previo para todo esto era que estaba seguro de que no había demasiado peligro involucrado.

Luego de instruir a Kapusky para que volviera a llenar la tumba, Klein tuvo un breve intercambio con él sobre la “Danza Espiritual” y el correspondiente conocimiento místico, enriqueciendo su propio conocimiento. También le preguntó a Kapusky en detalle cómo colocó el cuerpo del anciano, boca abajo, de acuerdo con sus últimas palabras.

Bajo ciertas circunstancias especiales, usar "Danza Espiritual" para reemplazar parte de la complicada configuración de la magia ritualista sería más efectivo y simple...  Al ver que había logrado su objetivo, Klein advirtió a Kapusky que dejara de incursionar en los llamados rituales de resurrección.

Luego, salió de la calle por el jardín y tomó un largo desvío en carruaje hacia el Distrito Este.

Después de cambiarse de nuevo a su ropa anterior, regresó a la Calle Minsk y entró en su dormitorio. Después de una serie de acciones, llevó las tres plumas blancas y el silbato de cobre de Kapusky sobre la niebla gris.

Sentado en la silla de respaldo alto de el Tonto, Klein conjuró un lápiz y un papel. Escribió una declaración de adivinación en la que había pensado durante mucho tiempo: "Sus orígenes".

Luego, sostuvo las tres plumas blancas y se reclinó en su silla.

Mientras cantaba en silencio, Klein entró en una tierra de sueños. Era un borroso blanco grisáceo a su alrededor.

En este mundo, había una rica oscuridad sin luz. De repente, la oscuridad se tiñó con un tono carmesí. Una mano delgada y pálida salió de la tierra de color marrón amarillento.

Una figura se levantó lentamente. No levantó la losa de piedra, pero atravesó el suelo directamente.

Bajo la luz de la luna roja carmesí, la ropa de la espalda de la figura estaba hecha jirones y las plumas blancas crecieron una tras otra.

El hombre de cabello blanco inclinó la cabeza, revelando las manchas rojas en su rostro, así como sus ojos inexpresivos y sin emociones.

Comenzó a caminar, luchando a través de las vallas circundantes, adentrándose más en la oscuridad hasta que desapareció muy lejos.

El sueño se hizo añicos y Klein se despertó.

Las plumas blancas brotaron de la parte posterior del cadáver... Su estado se parece al de la señorita Sharron, pero también es claramente diferente. Emitía un sentimiento muy pesado y corpóreo…

¿Parecía estar pasando entre el cuerpo de un humano y el cuerpo de un espíritu en una transformación semi-natural e incompleta? ¿Un enviado que está conectado con el mundo real y el inframundo espiritual? Klein dio unos golpecitos en el borde de la larga mesa y pensó durante un rato.

Luego, adivinó si había algún peligro en usar el silbato de cobre que recibió de Kapusky en ese mismo momento y recibió una respuesta positiva. Además, el péndulo espiritual se movía con gran amplitud y altas frecuencias.

Es una lástima que no pueda usar directamente el silbato de cobre sobre la niebla gris. El mensajero no podría entrar en absoluto; de lo contrario, no habría ningún peligro...  Después de murmurar para sí mismo, Klein descendió a través de la niebla gris y regresó al mundo real.

...

Temprano en la mañana, en los bosques relativamente refrescantes del Barrio Emperatriz.

El Boticario, de rostro redondo y de unos treinta años, apareció en un rincón apartado y guardó las hierbas que había plantado en secreto en una bolsa de cuero que llevaba consigo.

Después de completar la misión del día, enderezó la espalda y comenzó a estirar el cuerpo. Murmuró para sí mismo con gran satisfacción: “Efectivamente, mi constitución física ha mejorado. Ya no soy como antes, donde era relativamente resistente a los elementos venenosos.”

“Sin embargo… ¿Por qué mi Secuencia 8 es Domador de Bestias? ¿Qué tiene esto que ver con Boticario?”

“Bueno, un Boticario domestica y usa plantas y partes de animales que han perdido la vida, mientras que un Domador de Bestias domestica y usa animales vivos. ¿Incluye criaturas Beyonder?”

“Entonces, ¿mi Secuencia 7 podrá domesticar y usar humanos?”

“El viejo ni siquiera me dijo el nombre de la Secuencia 7, ni me dio la fórmula. Cuando me estabilice, tendré que intentar ponerme en contacto con él".

El boticario comenzó a dar puñetazos y patadas para acostumbrarse a su cuerpo fortalecido. Solo se detuvo cuando estaba completamente exhausto.

Whoosh…  Mientras jadeaba, comenzó a considerar un problema serio: ¿Cómo debería actuar un Domador de Bestias?

“Domador de Bestias… ¿cómo debería hacerse? ¿Buscar animales y domesticarlos?” Mientras el boticario murmuraba para sí mismo, de repente sintió algo y miró hacia el lago artificial.

Había una enorme Perdiguera Dorada corriendo feliz.

La gran perdiguera dorada pareció notar su mirada cuando de repente giró la cabeza para mirarlo.

Cuando sus miradas se encontraron en el aire, la gran perdiguera dorada se congeló por un momento. Luego, se dio la vuelta con agilidad y se escapó, desapareciendo sin dejar rastro.

...

En la lujosa villa de la familia Hall.

Susie regresó a una sala de piano y se sentó junto a los pies de Audrey, con la lengua fuera mientras jadeaba pesadamente.

Esperó hasta que la chica rubia terminó de tocar una canción antes de decir con miedo: “Audrey, conocí a un chico aterrador.”

"¡Sus ojos daban miedo!"

"¿Es eso así? ¿Qué quería hacerte?" Preguntó Audrey, curiosa y preocupada.

Susie pensó por un momento y dijo: “Yo tampoco lo sé. En resumen, es muy peligroso. Esa fue mi intuición".

"¿Qué aspecto tiene?" Audrey consideró dejar que los guardias y asistentes advirtieran al hombre.

“No lo vi claramente. ¡Siento que es mi enemigo natural!" Susie respondió con toda seriedad.

¿Tu enemigo natural? ¿Una némesis tipo perro? Audrey esbozó una sonrisa reservada.

“Susie, no vayas a esos bosques por ahora.”

“Guau, Audrey, ¿estabas de mal humor? Me di cuenta por tu música de piano”, preguntó Susie.

Audrey asintió gentilmente y dijo: “Sí… acabo de recibir noticias de Glaint de que Fors y Xio querían informarme que la reunión de esta noche ha sido cancelada. Originalmente estaba planeando intercambiar algunos ingredientes Beyonder por ti".

Y también intentar entrar en contacto con gente de los Alquimistas de la Psicología… añadió en silencio en su corazón.

"¿Por qué?" Susie preguntó, perpleja.

Audrey pensó por un momento antes de responder: "Se dice que es el resultado de los asesinatos en serie".

...

El sábado por la mañana, el aire de Backlund estaba tan mal como de costumbre.

Klein estaba tratando de hacer un plato de fideos que le encantaba comer cuando era niño. Para ello, compró harina de mayor calidad, añadió agua y azúcar y la mezcló para formar una olla de "pasta" fina.

Luego, vertió aceite en la olla y humedeció la superficie.

Después de que el aceite se calentó, tomó un poco de la pasta de harina con su cuchara sopera y la vertió a un lado de la olla, extendiéndola finamente.

En medio de los chisporroteos, extendió varios trozos de pan planos y la fragancia de la harina emanó gradualmente.

Cuando estuvo a punto de terminar, sacó los pedazos de pan blandos y planos, uno por uno, y los puso en el plato. Luego, agregó agua y convirtió los materiales restantes en masa.

Tan pronto como regresó al comedor con el pan plano y la "pasta", Klein con impaciencia arrancó un trozo y se lo metió en la boca.

El trozo de pan plano solo tenía una rica fragancia a trigo y un sabor dulce que le abrió el apetito. Era simple y sencillo, pero estaba excepcionalmente delicioso.

Es el sabor de mis recuerdos...  Klein comió rápidamente, bebiendo ocasionalmente un bocado de la pasta.

Cuando casi había terminado de comer y comenzaba a reducir la velocidad, el timbre sonó de repente.

¿Una nueva comisión? Klein se quitó la servilleta, se secó las manos y se levantó para dirigirse a la puerta.

Antes de tocar el picaporte, la imagen de un visitante apareció en su mente.

Era un caballero de mediana edad con patillas blancas, rostro delgado y un temperamento sobresaliente.

¡Fue el detective privado, Isengard Stanton, quien pudo obtener una invitación de la policía!

¿Por qué él está aquí? Klein abrió la puerta desconcertado y preguntó con una sonrisa: “Buenos días, Señor Stanton. ¿Hay algo?"

Isengard se quitó el medio sombrero de copa y sonrió.

“Buenos días, señor Moriarty. Deseo trabajar contigo. Creo que es un excelente detective. Después de todo, anteriormente se las arregló para dirigir sus investigaciones hasta el Muelle del Este de Balam y la Unión del Muelle por su cuenta".

"¿Cooperar?" Klein no ocultó su sorpresa.

Isengard dio unos golpecitos con su bastón negro y respondió con voz profunda: “Para encontrar al asesino en serie detrás de la reciente cadena de asesinatos en serie.”

"La policía ya ha ofrecido una recompensa de 2.000 libras".


mode_commentComentario de Eldolfo

Que lo disfruten!

Cualquier error me avisan.


Comentarios del capítulo: (1)


Klein, Klein, no sales de una, tanto que evitaste meterte con el diablo y al final te tendrás que encargar de él

0

lotm-capitulo-305
LOTM Capitulo 305
28039
305

El intercambio de detectives

Traductor: Eldolfo

Capítulo 305: El intercambio de detectives

¿2,000 libras? ¡Eso es suficiente para volver locos a todos los cazarrecompensas y detectives privados de Backlund! Esto no es como el contraalmirante Huracán Qilangos, que estuvo en el mar durante largos períodos de tiempo y tenía un montón de subordinados. Es una recompensa que se puede tocar fácilmente si uno se acerca...

Bueno, un pirata con destreza de combate comparable a una Secuencia 5 valía 10,000 libras de oro, y un asesino de la Secuencia 6 tendría que tener un valor de 3,000 a 4,000 libras para ser razonable...

¿Podría ser que los Halcones Nocturnos y los Castigadores por Mandato hayan juzgado mal y el asesino en serie sea una Secuencia 7 en lugar de un cuasi-experto que está a punto de avanzar a la Secuencia 5?

Es muy posible que el ritual que mencionó El Sol sea bastante antiguo. Quizás después del Cataclismo, rara vez ha vuelto a aparecer, y las pocas grandes iglesias y militares no tienen ninguna información al respecto...

Hay un problema subyacente. Se decía que la Iglesia de la Diosa de la Noche Eterna, la Iglesia del Dios del Vapor y la Maquinaria, así como la familia real Augusto surgieron del Cataclismo. Es razonable si no son conscientes del pasado, pero la Iglesia del Señor de las Tormentas siempre ha insistido en que son uno de los más antiguos... ¿Podría ser que su edad se refiera a un período de tiempo después de que los demonios se retiraron de nuevo a el abismo?

Después de escuchar las palabras de Isengard Stanton, lo primero que cruzó por la mente de Klein fue evaluar el monto de la recompensa, y luego permitió que su mente divagara e hizo muchas conexiones.

"¿Cual es tu opinión?" Isengard notó que Sherlock Moriarty parecía distraído y lo presionó.

¿Mi opinión? Klein quedó momentáneamente perplejo.

Un detective privado normal definitivamente habría estado de acuerdo, tanto por la recompensa como por el conocido detective que tenía enfrente. Una amistad con Isengard le proporcionaría grandes beneficios en los círculos de detectives.

El problema, sin embargo, era que Klein no era un detective privado normal. Le preocupaba encontrarse con los Halcones Nocturnos que estaban a cargo de la investigación.

Aunque ahora tengo barba, lentes y un cambio de peinado, y los pocos Halcones Nocturnos que me han visto pocas veces no me reconocerían, pero, ¿y si fuera Madame Daly?

Sin embargo, tampoco es correcto rechazar la solicitud, ya que eso no tendría sentido. Parecería extraño y sospechoso… Además, espero también atrapar a ese diablo lo antes posible. De lo contrario, no sé cuántas chicas inocentes serán asesinadas...  Klein dudó unos segundos y luego sonrió.

“Recientemente me he enfrentado a un caso muy problemático. Me temo que no tengo mucho tiempo libre".

Antes de que Isengard Stanton pudiera hablar, agregó: "Puedo participar en la discusión y ayudar a revisar la información y analizar las pistas, pero no creo que haga ninguna investigación específica".

Haré una adivinación más tarde. Si hay un problema, también me abstendré de compartir mi opinión y seré puramente un espectador... Mientras hablaba, Klein formuló rápidamente un plan.

Con el bastón negro en la mano, Isengard reflexionó un momento y dijo: “No hay problema.”

“He reunido a más de una docena de detectives y tengo suficientes personas para realizar la investigación. Lo que más admiro de ti es tu excelente razonamiento y capacidad analítica. Sin tantos recursos como yo, te las arreglaste para llegar hasta el muelle del Este de Balam y luego hasta la unión del muelle.”

“Si capturamos al criminal y recibimos la recompensa, distribuiré las recompensas de acuerdo con la contribución de todos de una manera razonable. Créame, tengo cierta credibilidad en este negocio".

"Muy bien, espero una asociación agradable". Klein extendió la mano derecha y la estrechó, sintiendo el calor seco de la palma de Isengard.

No era fácil para un caballero de mediana edad de cuarenta o cincuenta años mantener tal calidez a finales del otoño de Backlund. Esto se sumó a las sospechas de Klein de que Isengard era un Beyonder.

"Igualmente." Isengard sonrió y asintió.

En ese momento, Klein se dio cuenta de que estaba siendo algo descortés, por lo que sonrió y dijo: "Lo siento, olvidé invitarte a entrar, ¿hablemos de esto con un café y un té?"

"Gracias por la oferta. Ya hice arreglos para que los detectives vinieran a mi casa a las nueve de la mañana para discutir el caso. Mi asistente los está esperando allí". Isengard sacó una maravilla de belleza mecánica, un reloj de bolsillo plateado con complicados grabados, lo abrió y dijo: 

“Tenemos que ir allí para encontrarnos con ellos. ¿Será eso un problema?"

"De ningún modo. Déjame usar el baño primero y cambiarme de ropa". En este momento, Klein redescubrió repentinamente la sensación de volver a ser un Halcón Nocturno: derrotar al mal, mantener el orden y proteger a la gente.

En el baño, Klein superó la niebla gris y recibió una respuesta aceptable a través de la adivinación. Regresó rápidamente al mundo real, se puso el abrigo y el sombrero, tomó su bastón y siguió a Isengard hasta un carruaje alquilado donde se sentó a su lado.

Isengard lo miró y preguntó mientras aparentemente pensaba: "Tengo mucha curiosidad por saber cómo se las arregló para descubrir que la muerte de Siber estaba relacionada con la Unión del Muelle en el Muelle del Este de Balam".

No lo descubrí... Es un malentendido...  Klein consideró la pregunta en serio para fabricar una mentira.

Con una sonrisa en su rostro, respondió vagamente: “El quid de la investigación fue determinar primero que la muerte de Siber fue cometida por un imitador. Este punto fue todo gracias al reportero Mike Joseph. Después de confirmar esto, usando las pistas sobre la ruta de Siber desde Rosa Dorada, junto con otras pistas, tuve una suposición coincidente, así que me disfracé de reportero para realizar las investigaciones”.

Isengard asintió levemente y, sin perder más tiempo en el tema, pasó a dar un relato más detallado de los asesinatos en serie de lo que había descrito el periódico, especialmente el caso más reciente.

El tiempo pasó volando a medida que avanzaba la discusión y el intercambio. El carruaje llegó a un edificio un poco antiguo en el Distrito Hillston.

La iluminación de la casa no era muy buena. Aunque hoy no había mucha niebla en Backlund, seguía siendo bastante sombrío. Isengard Stanton condujo a Klein a través de la espaciosa sala de estar hasta la sala de actividades donde se había encendido la chimenea.

Klein miró a su alrededor y vio a unos dieciséis detectives, que habían ocupado todos los asientos disponibles en la sala de actividades.

"¿Sherlock?" Sonó una voz sorprendida; parecía estar muy familiarizado con Klein.

¿Quién es? Klein miró sorprendido y se dio cuenta de que el detective Stuart, con quien acababa de despedirse ayer, estaba realmente aquí.

Miró cuidadosamente a su alrededor y reconoció a la detective Kaslana, que había estado protegiendo a Adol, y a su asistente, Lydia.

"Qué casualidad." Las comisuras de la boca de Klein se curvaron en una sonrisa cuando se acercó a Stuart.

Stuart se hizo a un lado, dejando la mitad de su asiento libre, y dijo con una palmada:

“Quizás no sea una coincidencia. Lo he leído en una revista antes. Hay un fenómeno psicológico llamado sincronicidad. Solo pensar en ello puede hacer que suceda. Jaja, eso es una broma".

En este punto, Isengard presentó a Klein a los detectives presentes: 

"Este es el Señor Sherlock Moriarty, un excelente detective".

Con su respaldo, Kaslana y los demás miraron a Klein con mucha más confianza que antes, creyendo que era un destacado detective privado.

Klein asintió en respuesta, se sentó junto a Stuart y preguntó casualmente: "¿Ha terminado tu comisión?"

"Sí, la situación de Adol ha mejorado, y algo pareció pasarle a esa 'mala compañía' suya, y ya no pueden amenazarlo más, así que perdimos nuestros trabajos". Stuart se rió y dijo: 

“Estaba planeando descansar unos días, pero el Señor Stanton me llamó, así que vine a echar un vistazo. En realidad, esto también es bueno, ya que realmente no me gusta aceptar casos extraños y aterradores. Oh, aterrador como en aquellos con elementos paranormales. En comparación con ellos, ¡estoy más dispuesto a aceptar casos de asesinato!"

Después de que un asistente les sirvió una taza de café o té a cada uno y distribuyó la información, Isengard se sentó en una silla reclinable, sacó su pipa y la frotó lentamente.

“No creo que ninguno de ustedes no esté familiarizado con esta reciente cadena de asesinatos en serie. ¿Tiene alguna idea sobre este caso? Hable para que podamos entablar una discusión al respecto".

Stuart, cuyo rostro era delgado y tenía un diminuto bigote, levantó la mano y habló primero.

“Acabo de leer la información y descubrí que la policía no comenzó a investigar el caso basándose en la identidad de la víctima.”

“No creo que el criminal se hubiera dado cuenta con sus ojos si la víctima alguna vez fue una chica de la calle. Debe haber tenido contacto con ellas. Esta es una pista muy importante, ¡pero la policía la pasó por alto! ¡Dios, esto es increíble!"

Ese criminal probablemente reconoció a la víctima a simple vista…  Klein murmuró para sí mismo.

La mayoría de los detectives privados hicieron eco de las dudas de Stuart. Solo Kaslana, Isengard y algunos otros permanecieron en silencio.

“Esta es una dirección muy importante. Stuart, consigue algunos amigos para continuar con esa línea de investigación". Cuando la discusión cesó, Isengard hizo un comentario con calma.

En el tiempo que siguió, los detectives discutieron, levantaron la voz para replicar, se pusieron de pie a veces para caminar y ordenar sus pensamientos. Durante todo este tiempo, Klein escuchó sin comentarios.

Cuando el intercambio casi terminó, de repente levantó la mano y dijo: 

"Quiero información sobre los asesinatos en serie sin resolver en los últimos veinte años que abarcan Backlund e incluso todo el reino".

De repente, la sala quedó en silencio durante unos segundos, y la mayoría de los detectives privados fueron momentáneamente incapaces de comprender las intenciones y pensamientos de Klein.

Isengard se llevó la pipa a la nariz, inhaló su aroma y dijo pensativo: 

“¿Crees que esta no es la primera serie de crímenes del asesino?”

"¿Sospechas que ha cometido delitos similares antes, incluso si el modus operandi es diferente?"

No es una sospecha, sino casi una certeza…  respondió Klein en su corazón.

Este fue su razonamiento basado en la información proporcionada por El Sol.

Dado que el asesino estaba trabajando duro para avanzar de la Secuencia 6 a la Secuencia 5, ¿qué hizo en la Secuencia 7 como asesino en serie?

Si no hubiera cometido crímenes similares, le habría resultado difícil digerir la poción. Incluso con la acumulación de tiempo, donde había una gran posibilidad de perder el control al avanzar de la Secuencia 7 a la Secuencia 6. Además, había un alto riesgo de que los Beyonders en el camino del Abismo perdieran el control.

Por lo tanto, Klein decidió que, independientemente de si el asesino conocía el "método de actuación", debe haber cometido asesinatos en serie durante su tiempo como Secuencia 7 por varias razones.

De esta manera, incluso si el proceso de digerir la poción de la Secuencia 7 no tomara años en completarse, junto con la Secuencia 6, veinte años sería un límite bastante razonable.

Después de todo, si uno era demasiado mayor, independientemente de si había digerido la poción o no, avanzar a la siguiente Secuencia habría sido demasiado peligroso. A medida que avanzaba el ritual, la persona se volvía cada vez más loca, dejando atrás pistas obvias.

En la etapa actual, el asesino está tranquilo y tiene la capacidad de interferir con la adivinación y el rastreo. Casi no había lagunas, ¡pero podría no haber sido el mismo durante sus primeros días de inexperiencia!

Cuando completó por primera vez un caso de asesinato en serie, ¡existía una alta probabilidad de que no fuera tan cauteloso!

¡Este fue el seguimiento que proporcionaría las mejores pistas!

Muchos pensamientos pasaron por la mente de Klein, pero asintió y respondió: “El modus operandi de ese criminal no lo hace parecer un novato.”

“¡Tengo razones para creer que ya ha tenido casos de este tipo antes!”

"Al combinar el pasado y el presente, es más probable que comprendamos el meollo del problema".

Al escuchar su respuesta, los detectives susurraron entre sí en discusión. Después de un breve silencio de Isengard, él elogió sinceramente: "¡Una idea brillante!"


mode_commentComentario de Eldolfo

Que lo disfruten!

Cualquier error me avisan.


Comentarios del capítulo: (0)