tvwrh-capitulo-67
TVWRH-Capítulo 67
39999
67

Yuriel Wayne Dayna Alfred (1)

Traductor: Ashoka

Corleone Wayne Barretta Alfred.

El Anciano de la Familia Alfred.

Y el que gobierna el bajo mundo de la Capital.

Cuando vio a Yuriel entrar en su despacho, cerró las cortinas silenciosamente y se sentó en su silla.

Luego, sin decir ni una palabra, le dio un sorbo a su vino.

 "......"

En esta estancia oscura, sumida en un silencio absoluto, a Yuriel se le heló la sangre.

Después de un buen rato, Corleone terminó su vino, sacó un puro de un cajón ornamentado y la miró.

Al ser una mujer inteligente, Yuriel se dio cuenta inmediatamente de lo que él quería y creó una pequeña chispa que encendió el puro.

*Rafaga.......*

El humo impregnó la habitación.

 "Yuriel".

 "Sí......"

"Quizás es porque ha pasado mucho tiempo desde la última vez que te vi, que las cosas han resultado así".

Corleone arrojó su vaso de plata a la cabeza de Yuriel sin siquiera pestañear.

*Sonido seco...*

Y Yuriel permaneció sin moverse del lugar en el que estaba, con la cabeza inclinada.

*Gotear, gotear.*

De su frente, sangre fluyó lentamente y cubrió el ojo derecho de Yuriel.

"¿Vas a hacerme perder el tiempo quedándote parada ahí? ¿Dónde quedaron tus modales Yuriel?"

 "Pido disculpas......"

 Yuriel se arrodilló, mientras la sangre seguía cubriendo su ojo derecho.

"Ya que el Primer Príncipe no va a poder interferir más con el Reino Roverium, nuestros esfuerzos no sirvieron para nada".

Y el Segundo Príncipe no va a poder ascender al trono ni siquiera con el apoyo del Primer Príncipe.

Sin embargo, Brutein aún lo apoyará usando a Louerg como intermediario.

Siendo responsable de más del 60% de todos los minerales que circulan por el Imperio, sería una broma de mal gusto que el apoyo de Brutein no diese ningún resultado.

 "Yuriel."

 "Si......"

"¿No es gracioso? Todo estaba saliendo según lo planeado, ni siquiera tenías que mover un dedo y todo hubiera salido bien. Pero ni siquiera pudiste realizar esta cosa tan simple, y te las arreglaste para hacer un desastre".

Él no estaba equivocado.

Pero tampoco tenía razón.

Aunque no hubiera sido por causa de la propia Yuriel, el príncipe Inas simplemente se habría podido enfrentar a Ferzen en otra ocasión.

 "Pido disculpas......"

 Pero era imposible que Yuriel dijera esto.

Porque fue ella quien se ofreció voluntaria para asistir al Banquete Imperial en lugar de su hermano mayor, quien se encontraba enfermo.

Y por lo tanto, ella era la que tendría que asumir las consecuencias.

Yuriel era muy consciente de esto, como alguien que ya estaba familiarizada con las costumbres de la Familia Alfred.

 "¿Crees que esto no es justo Yuriel?"

 "Yo......"

"En este mundo, libramos nuestras batallas con cualquier arma que esté a nuestro alcance. ¿Así que sería injusto que tu arma se quebrara por el armamento superior de tu enemigo?"

 "......"

"Si esto hubiera sido una guerra, y no un insignificante juego político, habrías muerto".

 "Por favor......Dame la oportunidad de redimirme......"

 "Una oportunidad dices......"

 Corleone sonrió maliciosamente.

Se levantó de la silla y se acercó a Yuriel apoyándose en su bastón mientras la miraba con desprecio.

"Supongamos que te concedo tal oportunidad, ¿qué puedes llegar a hacer? ¿Puedes hacer que el Primer Príncipe del Reino Roverium acate las órdenes del Segundo Príncipe?".

 "......"

 "¿Crees que puedes hacerlo, Yuriel?"

*¡Golpe!*

*¡Golpe fuerte-!*

Al recibir el golpe de su bastón, la frente ensangrentada de Yuriel se estrelló contra el suelo.

El dolor la hizo llorar, pero no soltó ni un sonido.

 "Yuriel."

 "Si......"

"La Familia Imperial va a desposar a la hija mayor del Señor Asran con el Príncipe Heredero, quien tiene un hijo de 20 años aún soltero".

Este no era el plan original de Corleone.

Pero a causa de la situación con los Príncipes Roverium.

Necesitaba tener un seguro.

"Te vas a casar con su hijo".

 "Ah......"

 "¿Qué? ¿No es esta la oportunidad que anhelabas........?"

*¡Golpe!*

 "¿Has olvidado la única razón de tu existencia Yuriel? Desde aquel fracaso de hace 11 años tú simplemente te has convertido en una mercancía de repuesto la cual ahora tiene un uso."

 Yuriel Wayne Dayna Alfred.

Sí, desde el momento en que nació, Corleone la había preparado para dar a luz a los descendientes del linaje Brutein.

Con este propósito, desde que era una niña, Yuriel ha sido alimentada con la "Fruta de la Fragancia".

Fruta de la Fragancia - Una fruta singular que existía en este mundo.

Si uno comiera esta fruta durante 5 años, el aroma de su cuerpo cambiaría, dependiendo del tipo de Fruta de la Fragancia que hubiera consumido.

Y este olor corporal puede estimular la lujuria de aquellos que tengan contacto con ella.

Por esta razón, Yuriel detestaba su olor natural, y debido a esto siempre usaba perfumes para ocultarlo.

 "Tu respuesta, Yuriel".

*Rafaga.......*

Mientras continuaba exhalando el humo de su puro, Corleone sujetó la barbilla de Yuriel y la obligó a mirarle.

Excepto los herederos, todos los demás hijos de la Familia Alfred no eran más que herramientas para la familia.

Y debido a eso......

"Sí...... Yo voy a obedecer......"

 Yuriel no tuvo más remedio que obedecer.

"Se te ha olvidado tu lugar Yuriel, una herramienta no titubea ni protesta frente a las decisiones de su maestro. Tal vez porque te abandonaron a tu suerte durante demasiado tiempo, parece que posees ese inútil orgullo tuyo."

*¡Presionar!*

Con un rostro inexpresivo, Corleone presionó la punta de su bastón contra su garganta.

 "*¡Jadear!*"

"Va a tomar algo de tiempo arreglar el matrimonio. Mientras tanto, voy a borrar esta actitud tuya. Así no traerás vergüenza a nuestra familia".

"*¡Toser......!*"

Tras retirar su bastón, Corleone se acomodó en su silla y continuó hablando.

"Todo lo que te he dado, te lo voy a quitar. Te vas a dar cuenta de cuánto significaban las cosas que considerabas normales. Vas a ver que en tus patéticos 23 años de vida no has logrado nada por ti misma."

 "......"

"¿Sin Alfred habrías llegado a ser profesora en la Academia Imperial? ¿Lo has pensado alguna vez?"

Corleone chasqueó la lengua con ironía.

 "Ahora vete. Y recuerda esto, hasta que te vuelva a llamar...... eres simplemente Yuriel, Alfred no necesita que una descarriada como tú lleve el nombre de nuestra gloriosa familia."

Tras ser despedida por Corleone, Yuriel salió de la habitación tras ponerse en pie tambaleándose.

Ya que no le quedaba nada, Yuriel no podía permanecer en esta mansión.

Así que con la mirada vacía, ignorando su herida, Yuriel bajó al primer piso y abrió las puertas de la mansión.

No, ella lo intentó.

Porque las criadas le bloquearon el paso.

 Y sin decir una palabra, le entregaron una muda de ropa.

"Ah......Cierto......"

 Con una sonrisa de impotencia, Yuriel miró su cuerpo.

...... Bueno, lo intentó, ya que sus pechos le bloqueaban la vista.

 "Espera".

La ropa que estaba usando de Azelia también había sido comprada con dinero de la Familia, así que no le pertenecía.

Así que Yuriel entró en una habitación vacía y empezó a desnudarse.

Cuando estuvo completamente desnuda, cogió la ropa que le entregaron las criadas.

 "Al menos son decentes......"

Ya que no sabía cuándo la volverían a llamar, Yuriel aún tenía que dar sus clases, por lo tanto aunque era muy sencillo su nuevo conjunto de ropa era resistente.

Tras revisar su ropa por última vez, salió de la habitación y las criadas ni siquiera le dirigieron una mirada a su figura que se alejaba.

"*Suspirar*...... "

Al menos su herida dejó de sangrar.

*Crujido.*

 Yuriel abrió las puertas de la mansión y se dirigió a la Academia Imperial.

Hoy no tenía clases.

Pero podría pasar la noche en su despacho.

Y también podría recibir tratamiento para su herida allí.

Ella no tenía un solo Berne en su......

Aunque los profesores de la Academia recibían un sueldo, la remuneración se entregaba anualmente.

Porque los profesores que trabajaban allí no tenían necesidad de recibir su sueldo mensualmente.

 Así que los únicos que recibían una remuneración mensual eran los administrativos y el personal general.

‘¿Qué voy a hacer? ......'

Aunque en su mente aparecían varios problemas, Yuriel no tenía ganas de ponerse a pensar en eso por el momento, mientras se dirigía a la Academia.

Su barriga gruñía.

Y debido al verano, la luz del sol era intensa a esta hora del día.

Gotas de sudor se deslizaron por su pecho.

Sí, todo se debía a sus carnes de gran tamaño......

Cada vez que Yuriel caminaba, su busto rebotaba y sus hombros ya estaban entumecidos por el peso.

*TAP-TAP.*

Después de un rato, llegó a la puerta de la Academia a la una de la tarde ......

Los estudiantes ya estaban saliendo de los Edificios Educativos para el almuerzo.

 Lizzy......

 No.

No iba a pedirle ayuda a esa niña.

Porque Yuriel aún conservaba su orgullo.

Así que tras acudir a la clínica y tratarse la herida, Yuriel se dirigió a su despacho en la 4ª planta del Edificio Administrativo.

Estaba cansada.

Su único deseo era dormir para olvidar sus problemas.

*Girar .......*

「404──Yuriel Wayne Dayna Alfred」  

Delante de su puerta estaba colgada la placa con su nombre.

 Mientras se acercaba al pomo, Yuriel miró hacia la otra puerta.

「403──Ferzen Von Schweig Louerg」  

 "......"

¿Qué es lo que estoy haciendo......?

Apretando sus dientes, Yuriel intentó abrir su puerta y entrar en su refugio.

Pero......

*Clic.*

Con el sonido del pomo de la puerta girando, Ferzen y Euphemia salieron de su despacho.

La mano izquierda de él estaba colocada en la cintura de ella y miraba a su esposa con una expresión amorosa.

 "......"

Ese hombre no tenía clases hoy.

"¿Ha vuelto de dar su clase, profesora Yuriel?"

 "......"

 "Que tenga un buen día".

Después de un corto saludo formal, Ferzen y Euphemia se alejaron.

Yuriel que miró durante un largo rato cómo iba desapareciendo su espalda, finalmente consiguió abrir su puerta y, se tumbó en su sofá.

".............Estúpido bastardo".

Él debió haber visto la herida en su frente.

Él.....Él al menos pudo haber preguntado si estaba bien.

También debe saber que ella estaba en problemas después de lo que pasó en el Banquete Imperial.

 "......"

Sí, fue algo extraño esperar algo como eso.

A causa de la relación entre Alfred y Brutein......

De hecho, esta era una situación previsible.

Pero incluso así.......

 "......Estúpido bastardo".

Yuriel cerró sus ojos mientras insultaba a Ferzen.


Comentarios del capítulo: (2)


Tsk

0

Esto se puso interesante, el arco de Yuriel comienza, esperando ansioso los próximos capítulos.

0

tvwrh-capitulo-68
TVWRH-Capítulo 68
40007
68

Yuriel Wayne Dayna Alfred (2)

Traductor: Ashoka

Yuriel Wayne Dayna Alfred.

Recordando su extraño estado de ánimo, entré en el carruaje con Euphemia.

'Tal vez sea debido que el Anciano está en la Capital......'

Así que ella debió haber sido castigada.

Mi objetivo principal no fue otro que deshacerme de Ciel Midford, pero al mismo tiempo esa oportunidad me permitió darle un golpe a Alfred y por consiguiente, a Claudia.

'Desde un punto de vista general......'

Esto podría ser considerado como un incidente sin importancia.

Sin embargo, el ego de Seo-Jin todavía sentía cierta culpa.

Después de todo, Yuriel llegó a agarrarme del brazo y suplicarme que parara.

Pero incluso así......

Hasta ahí llegaba mi simpatía.

No hay nada que pueda decir.

Sería hipócrita de mi parte pedirle perdón después de que el crimen ha sido cometido.

Sin embargo, en lo que debería pensar no es en los problemas de Yuriel, sino en lo que está ocurriendo en el Norte.

'La situación...... no es tan mala'.

El actual líder del Norte, El Señor Asran, es el padre de la futura Emperatriz.

Pero debido a esto, también es complicado apoyar a un Príncipe Imperial en concreto.

¿Qué ocurriría si uno apoyara al Primer Príncipe, y el Segundo Príncipe llegara a ascender al trono?

Según lo acordado, su hija se casaría con el futuro Emperador, pero esto es también una jugada peligrosa para él.

Por ello, se mantuvo neutral dividiendo su apoyo entre los dos Príncipes.

'Estoy seguro de que voy a ser capaz de sacar provecho del Segundo Príncipe......'

El Norte desea tener una influencia predominante en el escenario político del Centro del Imperio.

Por ello, no estaría mal establecer una relación con el Señor Asran, quien se convertirá en el padre de la futura Emperatriz, pero será difícil tentarlo mediante Louerg.

Cuando llegue junio y los exámenes hayan terminado, la Academia Imperial entrará en un receso de tres meses.

Durante ese tiempo, debo ir al Norte y encargarme de mis asuntos.

‘También debo ocuparme de los asuntos relacionados con el Reino Roverium’.

Un repentino agotamiento se apoderó de mí al pensar en mi futuro itinerario, pero como algunos de aquellos asuntos son por culpa mía, no me quedó más remedio que soportarlo.

Aunque al principio estaba incluso dispuesto a cortar todos mis lazos con Brutein, ahora las cosas han cambiado.

 'Llegamos'.

Justo cuando estaba pensando en esas cosas, el carruaje se detuvo frente a la Asociación de Magos.

Ya que ascendí a la clase Apollyon, tengo que programar un examen.

 "Ugh......."

¿Ella se quedó dormida?

No, no llevamos ni unos minutos en el carruaje.

Tal vez sean sus náuseas matutinas.

Algunos síntomas del embarazo normalmente aparecen en la cuarta semana, pero parece que a ella se le adelantaron.

"Regresaré pronto, si alguien se acerca, simplemente haz que se vaya."

 "Entendido Mi Señor".

Después de darle instrucciones al cochero salí del carruaje.

* * * * *

*Chirrido.*

Durante su descanso para almorzar, Lizzy se detuvo en la Asociación de Magos para consultar la lista de tesis disponibles.

Ya que su hermano se casó con la hija mayor de Alfred, Lizzy podía tomar prestado el cadáver de un Mago Elemental de clase Euclidiana.

Así que, para aumentar sus conocimientos, buscó trabajos relacionados con la Magia Elemental que se centraran en el aspecto "práctico".

La magia elemental es extremadamente práctica y realista, pero a medida que el rango mágico aumenta, el aspecto "práctico" de la magia va desapareciendo poco a poco.

Esto es porque el fuego, el agua, el hielo y el rayo pertenecen a la escuela de la "transformación" y no a la de la "interferencia", de modo que sus propiedades básicas pueden modificarse hasta cierto punto.

¿Cuántas técnicas mágicas que utilizaban este concepto existían?

*Chirrido.*

Después de meditarlo, se dirigió hacia el vestíbulo, donde vio al responsable de la biblioteca conversando con un hombre.

Se colocó detrás de ese hombre y esperó su turno para hablar con el responsable de la biblioteca.

Pero ese hombre tenía algo peculiar: ......

Su inolvidable voz y el olor de su perfume.

 Lizzy lo reconoció de inmediato.

 "Ah......"

Como si hubiera sentido su mirada, el hombre se dio la vuelta y la miró.

Ferzen Von Schweig Louerg.

Lizzy se había enterado de que él había estado en un estado crítico, pero al final logró sobrevivir a sus lesiones.

 '¿Por qué no puedes simplemente...…morir......'

Aunque Lizzy deseaba que muriera, no quería sacrificarse inútilmente.

Así que siempre y cuando Ferzen muriese, ella no tendría ningún interés en sacrificar su vida.

Apartando su mirada de ella, se dirigió al responsable de la biblioteca.

"Deseo solicitar la verificación para la clase Apollyon".

.......¿Desea solicitar la verificación para Apollyon?

 "¿Sí?"

Al igual que ella, el responsable de la biblioteca no procesó aquella información debido a que se encontraba conmocionado.

"Como ya he dicho, estoy aquí para solicitar mi ascenso de clase......"

"M-Mi Señor, si no estoy equivocado usted es un Brujo de clase Euclidiana......."

"Afortunadamente fui capaz de superar mis limites. Sin embargo, como usted es claramente de la clase Keter, esto no es algo que pueda gestionar por su cuenta, por lo tanto, consiga a alguien con las cualificaciones necesarias para que realice el examen. "

 "Sí, sí Mi Señor. Le informaremos cuando hayan terminado los preparativos para el procedimiento de su verificación. ...... ¡Pero entretanto permítame felicitarle! Mi Señor, usted es actualmente el cuarto Mago de clase Apollyon del Imperio, incluso llegando a este rango a la edad de 24 años........"

El bibliotecario jefe no le llamó el mago de clase Apollyon "más joven" porque este título le correspondía a Isabel Ron-Pierre Génova, la infame Bruja de Génova.

Y es que ella había ascendido a la clase Apollyon a la tierna edad de 16 años.

Pero como este logro sólo le fue posible gracias a su maldición de la luna llena, el logro de Ferzen fue muy superior al de ella.

Y quizá en el transcurso de su vida, a medida que su maná creciera, algún día sería capaz de alcanzar la clase Thaumiel.

"Hm, durante los días que doy clase sólo tendré tiempo por las tardes, así que tenlo en cuenta".

"Sí Mi Señor, voy a hacer todo lo posible para programar el examen tan pronto como sea posible."

........¿Por qué?

....... ¿POR QUÉ?

¿Este hombre nunca fracasa?

¿No tendría que haberle pasado ya factura su karma?

" ¿Está usted buscando una tesis?"

 "......"

Ferzen, que ya había terminado sus asuntos con el encargado de la biblioteca, se dirigió a ella.

"Si busca una buena tesis, lee las que escribió el viejo chiflado Theor, pero lee las más económicas, esos trabajos de alto grado están repletos de publicidad inútil y sólo desperdiciarás dinero con ellos".

"Tu sugerencia..... es innecesaria".

*Chirrido.*

A pesar de su recomendación, Lizzy se dirigió con su silla de ruedas hacia el responsable de la biblioteca y compró una tesis de alto grado.

"Hoh, ¿acaso te has olvidado de la deuda que tienes conmigo, Lizzy Poliana Claudia? ¿O es que ahora puedes derrochar tu dinero imprudentemente?"

 "......"

Cada palabra de él la irritaba.

"No lo he olvidado. Así que..... No te preocupes, te devolveré el traje que ensucié, incluso si tengo que vender mi propio cuerpo para hacerlo".

"Ese es un modo de pensar un tanto extremo".

 Ah.

La estaba sermoneando.

Se atrevía a sermonearla.

Nada podía disgustar a Lizzy más que esto.

 Ella......

"¡¿Y quién fue el que me puso en esta situación...?!"

 "....."

"¿Cómo te atreves......¿Qué te hace creer que puedes atreverte a decirme esas cosas......"

"*Suspiro......*"

El responsable de la biblioteca le lanzó una mirada suplicante a Ferzen, mientras Lizzy continuaba con su exabrupto.

Porque éste no era un lugar para ese tipo de cosas.

Y también porque el pobre bibliotecario creía que se encontraba en medio de un asunto privado.

".......Dame una llave de una sala de estudio disponible".

Compadeciéndose del pobre bibliotecario, Ferzen suspiró y le tendió una mano.

"¡Sí, sí!"

En la primera planta de la Asociación, la gente podía entrar en las salas públicas, pero en la segunda y la tercera había salas de estudio exclusivas para los que querían hacer sus trabajos de investigación en privado.

"¡No! ¡Dame la vuelta!"

El talento único de Lizzy hacía que fuera imposible robar los cadáveres que habían alcanzado la máxima tasa de sincronización.

Por lo tanto, Ferzen tenía que consumir al máximo su maná para alcanzar por la fuerza la tasa de sincronización del 90% con el fin de controlar a su sirviente cadavérico y empujar su silla de ruedas hasta el segundo piso.

*¡Crujido!*

"N-no....... ¡Yo no quiero.....!"

 Dejando la puerta entreabierta, la silla de ruedas de Lizzy fue empujada al interior de la habitación privada.

Esto fue hecho para evitar otro ataque de pánico.

 "Lizzy."

Después de esperar unos instantes para que ella se calmara, Ferzen abrió la boca.

 "En todo el Imperio de Ernes, sólo hay 4 Magos de grado Apollyon, y entre ellos, yo soy el único Brujo".

 "......"

"Deberías ser consciente de lo que significa tener acceso al tercer piso del Inframundo".

 "......"

"Con la riqueza de Brutein, yo puedo arreglar 4 o 5 transacciones al año, de esta manera podríamos curarte incluso si llegáramos a invocar al monstruo equivocado."

"Qué......"

"Esa es mi oferta para ti."

"Oferta tu dices....."

"Sí."

Al oír las palabras de Ferzen, los ojos púrpuras de Lizzy brillaron con una caótica mezcla de emociones.

"Si realmente estás arrepentido......¿Entonces por qué lo hiciste en primer lugar? Incluso si consigues enmendar tus errores......El pasado no cambiará, la vida que me arrebataste no regresará, mi dolor no desaparecerá y mi sufrimiento no se irá.....Tú eres quien provocó esto. Así que no te atrevas a intentar ahora ser una buena persona. Te odio......"

 "....."

"¿Crees que voy a rogarte que me cures?"

 "Ya veo. Tal como dijiste, el pasado no cambiará sin importar cuáles sean mis acciones. Pero Lizzy, ¿Qué es lo que quieres? ¿Deseas que sufra el mismo dolor que tú? ¿Realmente es eso?"

 "......"

"Lo siento, pero si ese es tu deseo, entonces jamás vas a poder lograrlo".

 "E-Eres una persona odiosa......"

 "Lizzy. No importa lo que hagas, la Familia Claudia jamás será capaz de morder mi cuello, incluso si lo sacrifican todo para lograrlo. Mientras tú desperdicias tus días siendo una simple Bruja de clase Keter, yo ascendí a la clase Apollyon. Y ahora ni siquiera la Familia Alfred es ya una amenaza para mí".

La brecha entre ellos no hacía más que crecer.

"Nunca vas a lograr tu objetivo. Sin importar cuán ferozmente ardan tus llamas de la venganza, al final, sólo van a quedar tus cenizas. No......Incluso si tus cenizas quedaran, ese sería el mejor final posible para alguien como tú. Porque si lo intentas y fracasas, lo único que te aguarda es la desesperación".

 Tal como dijo Lizzy, el culpable no es otro que Ferzen.

Incluso si sus acciones habían sido impulsadas por su enfermedad, éstas estaban más allá del punto de perdón.

Sin embargo, lo correcto sería hacer frente a su venganza de ella en lugar de esperar su perdón......

Pero, ¿sería posible algo así?

La probabilidad era pequeña, pero podría suceder.

Sin embargo, por más que a Ferzen le entretuviera ver a la Familia Claudia afilando silenciosamente sus colmillos, no podía evitar intentarlo.

Sí, puede que sus intenciones fueran incluso egoístas.

No, él era innegablemente egoísta.

"Si ignoramos a los mercenarios y soldados, entonces la esperanza de vida promedio de una persona es de unos 80 años".

 "......"

 "24 de Mayo, 1:23 PM."

Mientras observaba el reloj, Ferzen continuó.

"Si insistes en tirar a la basura los 62 años de vida que aún te quedan, entonces no voy a detenerte, sin embargo, no va a haber vuelta atrás, así que elige con cuidado......"

"No hay nada que te asegure que mis colmillos no te van a desgarrar el cuello......"

 "Sí....."

Su elección estaba tomada.

 "Te arrepentirás de tu elección. Cuando veas a tu hermano pagar por tus equivocaciones, vas a conocer el verdadero significado de la desesperación."

 "¡Tú......!"

 "¿Qué puedes hacer al respecto?"

Ferzen sonrió satisfecho.

Las comisuras de sus labios se torcieron, formando una sonrisa malévola.

Luego estiró lentamente su mano hacia la puerta.

*Crujido.*

 Y la cerró.

E incluso cerró la puerta con llave.

Y ahora, dentro de esta habitación privada, Lizzy estaba a solas con Ferzen.

 "¡*Jadear*......!"

Tan pronto como se dio cuenta de este hecho, Lizzy se sofocó.

No podía respirar.

Su cuerpo temblaba.

El monstruo que estaba ante ella se acercó lentamente.

*¡Chirrido!*

*¡Chirrido!*

Desesperadamente movió su silla de ruedas en un patético intento de huir de este monstruo, no de este diablo, pero en lugar de eso sólo acabó acorralada.

 Y frente a ella.

 El diablo estaba de pie.


Comentarios del capítulo: (1)


Que sucede después!, no me dejes con la incertidumbre.

0