dbi-capitulo-262
DBI - Capitulo 262
47512
262

Capítulo 262 - Xiucai

"Puedes usar esta. Fue empuñada por el mayor Chang Ming en ese entonces. Esta espada es decente y corta el hierro como barro, pero nunca tuve la oportunidad de usarla", le dijo Li Huowang a Chun Xiaoman, que sostenía su espada.

Chun Xiaoman miró la espada larga en su mano, sorprendida. Aunque era un poco pesada para ella, seguía siendo mucho mejor que sus armas anteriores. "¡Gracias, Mayor Li!"

"Practica tus habilidades con la espada regularmente. Aunque te di esa campana, no confíes en los Dioses Errantes para todo. Después de todo, invitarlos una vez cuesta tres meses de vida. ¿Cuántos tres meses tiene una persona en una vida?", dijo Li Huowang.

Chun Xiaoman asintió. Luego, se dio la vuelta y se enfrentó a Yang Xiaohai, que acababa de entrar. Emocionada, se quitó la espada de la cintura y se la metió en los brazos.

"Esta espada es tuya de ahora en adelante. ¡Vamos! ¡Practiquemos un poco afuera!", dijo Xiaoman.

Los siguientes días transcurrieron tranquilamente, sin la necesidad de correr por la carretera mientras desafiaban el viento y la lluvia. Además de comer y beber, pasaban todo el tiempo viendo obras de teatro. Aparte de los miembros de la familia Lu, el agotamiento en los rostros de todos se había reducido significativamente.

Sin embargo, después de cuatro días, tuvieron que continuar su camino. Li Huowang originalmente quería quedarse unos días más, pero notó que las ovejas de Qing Qiu estaban comenzando a perder peso porque no habían comido lo suficiente. Si perdieran más peso, probablemente morirían.

Las mantas de dormir y las ollas de hierro fueron colocadas de nuevo en la carreta de bueyes, y comenzaron a caminar hacia la ciudad mencionada por el segador.

"¿Qué te pasó en la cara?" Li Huowang le preguntó a Lu Zhuangyuan al notar el moretón alrededor de su ojo derecho.

"Nada... Nada en absoluto. Me caí accidentalmente cuando fui al baño por la noche", dijo Lu Zhuangyuan con una sonrisa incómoda en su rostro.

"Oye, eso no es de una caída. Fue en secreto al backstage de la casa de otra persona para robar algunas habilidades, y el líder de esa compañía lo atrapó y lo golpeó".

Las palabras de Puppy instantáneamente hicieron que el líder de la compañia Lu, bajara la cabeza avergonzado, pero aún así trató de justificarse: "Yo ... Yo... no estaba robando. Solo fui a echar un vistazo".

Obviamente, ni siquiera él mismo creyó sus propias palabras.

Para cambiar de tema, Lu Zhuangyuan inmediatamente vendió a su propio hijo. "Taoísta, ya sé sobre el asunto de Xiucai. Lo he regañado severamente. Sé la persona más grande y no te rebajes a su nivel".

"¿Qué pasó?" Después de un breve momento de confusión, Li Huowang entendió de inmediato de qué estaba hablando la otra parte. "Oh, ¿Te refieres al tema del aprendizaje? No te preocupes, no es nada. Realmente no puedo enseñar mis habilidades a los demás. Si pudiera, habría enseñado a mis alumnos de tercer año hace mucho tiempo. Entonces, tendría más ayudantes a mi alrededor".

"Eso es bueno, eso es bueno". Lu Zhuangyuan estaba encorvado, mientras sonreía y asentía continuamente al lado de Li Huowang.

"Líder de la compañía Lu, ¿Cuánto tiempo dijeron esos cosechadores que tardarían en llegar a la ciudad?"

"Dijeron que se necesitarían unos cuatro días de viaje para llegar allí", respondió Lu Zhuangyuan.

Li Huowang asintió, acelerando ligeramente su ritmo. 

Espero que la ciudad sea lo suficientemente grande y que pueda comprar un mapa con la Montaña Corazón de Vaca marcada en él.

Li Huowang quería llegar a su destino de inmediato, pero el viaje tenía que hacerse paso a paso. Aunque la carreta tirada por bueyes tenía una gran capacidad de carga, ni siquiera podía compararse con una carreta tirada por burros en términos de velocidad, y mucho menos con una carreta tirada por caballos.

Al ponerse el sol, la carreta de bueyes y las ovejas formaron un muro con el interior cenando.

Hoy, cenaron fideos cortados a cuchillo. Yang Xiaohai amasó hábilmente la masa en una bola y luego sostuvo un cuchillo en su mano izquierda y la masa en su derecha. Una luz fría bailó y se afeitaron tiras de fideos en la olla. Durante este tiempo, aunque no había progresado mucho en su manejo de la espada, sus habilidades con el cuchillo ciertamente habían mejorado.

Cuando se arrojaron algunos brotes de bambú recién recogidos, un tazón de brotes de bambú y fideos cortados con cuchillo con aceite de cordero estaba listo rápidamente.

"Junior Yang, tus habilidades están mejorando. En el futuro, puedes convertirte en chef", comentó Puppy. Luego, él y Hong'er tomaron cada uno un cuenco y caminaron hacia la carreta de bueyes.

Los dos intercambiaron bocados mientras comían abundantemente.

Con un gran moretón en la cabeza obtenido de la pipa de tabaco de su padre, Lu Xiucai se acercó a la olla con su tazón y recogió algunos de los fideos mientras estaba furioso, "¡¿Qué tiene de especial esto?! Espera a que mi papá compre un teatro..."

"Hermano Xiucai, ¿Qué dijiste?"

Lu Xiucai miró a Yang Xiaohai. Había una mujer de cara redonda detrás de Xiaohai, sosteniendo un tazón y caminando de regreso con una expresión fría.

No había otra actividad después de la cena y todos se fueron a dormir temprano. Esta noche, Lu Xiucai y su hermano se turnaron para hacer guardia.

Li Huowang durmió bien en la primera mitad de la noche, pero justo antes de la tercera sección de la noche, fue despertado por una fuerte intención asesina.

Abrió la manta y empujó a Bai Lingmiao de sus brazos, luego se dio la vuelta para ubicar sus armas en la carreta tirada por bueyes.

Solo pudo encontrar la espada de monedas de cobre. ¡Faltaba la espada de borla negra de la abadesa!

"¡¡Mocoso!! ¡¿Qué estás haciendo?! ¡Baja la espada rápidamente!" Los gritos de Lu Zhuangyuan despertaron a todos.

Li Huowang inmediatamente se dio la vuelta y corrió en dirección a la fogata. Finalmente, vio su arma dentro del cerco de la familia Lu.

En este momento, Lu Xiucai sostenía la espada de borlas negras. Claramente incapaz de soportar la intención asesina liberada por la espada, su cuerpo se inclinó involuntariamente hacia atrás, su expresión sombría mientras jadeaba para respirar.

Presa del pánico, Lu Zhuangyuan corrió al lado de Li Huowang y preguntó temerosamente: "Taoísta, ¿Qué está pasando? ¿Por qué ese mocoso se volvió así?"

"¡Jajaja! ¡Ahora tengo poderes divinos! ¡Puedo matar a quien quiera!" Lu Xiucai se rió maníacamente.

Cuando vio a Li Huowang venir hacia él, Lu Xiucai instintivamente le apuntó con la espada.

Sin embargo, Li Huowang simplemente agarró la hoja con una mano y luego levantó el pie derecho antes de patear el estómago blando del joven. 

"¡Ooh ~!" Lu Xiucai se arrodilló en el suelo y se sostuvo la barriga. Vomitó todos los fideos cortados a cuchillo con brotes de bambú que había comido esa noche.

Mientras tanto, Li Huowang volvió a envainar la espada y miró su palma sangrante. Casualmente se sacudió la sangre y luego se volvió hacia Lu Xiucai, "Lo diré de nuevo. No tengo ninguna habilidad sobrenatural y no puedo enseñártelas. Esta es la primera y la última vez. Si hay una próxima vez, entonces ustedes pueden irse".

"¿Por qué no me enseñas? ¿Por qué Puppy puede aprender, pero yo no? ¡Yo también quiero ser un Mayor! ¡No quiero ser una persona común!", gritó Lu Xiucai.

"Cuando realmente lo tengas, no pensarás así. Si pudiera elegir, preferiría ser una persona normal como tú", dijo Li Huowang. Luego, se volvió hacia los demás y continuó: "No se queden parados; Vuelvan a dormir. Todavía tenemos que continuar nuestro viaje mañana".

Después de manejar este episodio trivial, Li Huowang agarró la espada de borla negra y se dio la vuelta para irse.

Al ver que todo se había resuelto, el deprimido Lu Zhuangyuan y su hijo mayor se acercaron apresuradamente a Lu Xiucai.

"¡¿Qué clase de tontería has hecho?! ¿Por qué sigues tirado en el suelo? ¡Levántate rápido!", gritó Lu Zhuangyuan. Sin embargo, justo cuando extendió la mano para levantar a Lu Xiucai del suelo, este último lo abofeteó en la cara, aturdiéndolo.

"¡Viejo, aléjate de mí! ¡Mis asuntos no tienen nada que ver contigo!", gritó Lu Xiucai.

Esta serie de eventos no terminó esa noche. 

A la mañana siguiente, Li Huowang se despertó y vio a Lu Xiucai colgado boca abajo en un árbol mientras Lu Zhuangyuan lo azotaba con un bastón de mimbre.

A pesar de que su rostro estaba cubierto de sangre por haber sido azotado, Lu Xiucai todavía se negó a admitir la derrota, maldiciendo en voz alta a su padre: "¡Ah, ah ah! ¡Solo tienes que esperar! ¡¿Te atreves a golpearme?! ¡¡Mátenme si se atreven o los mataré a todos!! ¡Ah, ah ah!"


Reacciones del Capítulo (0)

Comentarios del capítulo: (0)


dbi-capitulo-263
DBI - Capitulo 263
47513
263

Capítulo 263 - Cambios

Lu Zhuangyuan se enfureció al escuchar a su hijo decir comentarios tan desafiantes incluso después de haber sido castigado durante tanto tiempo.

"Tú, esto——!" Lu Zhuangyuan estaba a punto de levantar el palo de mimbre para balancearse una vez más sobre la cara de Lu Xiucai cuando Li Huowang, que pasaba por allí, lo agarró. 

Habiendo conocido a Lu Xiucai por un tiempo, Li Huowang había llegado a entenderlo hasta cierto punto. Que él supiera, este joven siempre había sido bastante tímido y nunca pronunciaría tales palabras. Tenía que haber algo mal aquí.

Li Huowang se acercó para estudiar la figura volteada de Lu Xiucai frente a él. Sus ojos redondos y ardientes estaban llenos de odio y maliciosas intenciones, como una bestia salvaje herida.

Después de haber pasado por tanto, Li Huowang lo había visto todo. Se dio cuenta de que la mirada feroz frente a él no era algo que un joven promedio pudiera inventar.

Por alguna razón, Li Huowang sintió una extraña sensación de familiaridad cuando miró a esos ojos. 

Tras una inspección más cercana, Li Huowang de repente giró la cabeza y miró el cadáver femenino alto y sin cabeza detrás de él. 

En ese momento, de repente se le ocurrió. El Lu Xiucai actual se parecía bastante a Peng Longteng.

Sorprendido, Li Huowang reevaluó la espada de borla negra frente a él.

Fue después de que Lu Xiucai jugó con la espada que alcanzó su estado actual. Aunque esta era una buena espada, Li Huowang subestimó sus efectos secundarios. El hecho de que él fuera un Extraviado era la razón por la que no había sentido nada.

La Abadesa mencionó una vez que los objetos militares a menudo llevaban un aura malévola, pero esta aura no podía disipar el desconcierto y la sensación de duda de un Extraviado. Sin embargo, nunca me dijo las consecuencias a las que se enfrentaría una persona común al entrar en contacto con esta arma.

Ahora, Lu Xiucai había aclarado las dudas que habían estado molestando a Li Huowang, es decir, ¿Qué pasaría cuando una persona común y corriente entrara en contacto con esta arma y qué tipo de consecuencias enfrentaría?

Li Huowang volvió a mirar a Lu Xiucai, reevaluando esos ojos resentidos.

¿Podría ser que Peng Longteng no siempre fue así? ¿Qué ella era similar a Lu Xiucai y que ella también se vio afectada por algo que provocó este cambio?

Li Huowang forzó su mente, tratando de recordar los rasgos físicos de Peng Longteng de antes. Si le quitaba el extravagante tatuaje verde de la cara, no parecería más que una doncella recatada lista para el matrimonio.

Pero también era esta misma mujer la que había masacrado a miles de personas sin pestañear.

Li Huowang obtuvo una mejor comprensión de las familias militares gracias al cambio de Lu Xiucai.

Individuos como Peng Longteng eran personas comunes en el pasado. Para obtener un mayor poder, ya sea a través de la cultivación u otros medios, sus cuerpos fueron empujados a adquirir ciertas cosas. Fueron estas cosas las que produjeron alteraciones tan severas en sus disposiciones.

Li Huowang recordó las hazañas de los monjes en el Monasterio de los Justos y su Bodhisattva, así como el maloliente establecimiento del Convento de las Monjas Benevolentes.

Parece que no importa cómo se cultiven, eventualmente absorberán algo y afectará su carácter y comportamiento.

La decadencia de la abadesa y las monjas, la lujuria de los monjes, ¿y qué pasa con los militares? ¿Crueldad? ¿Sangre? ¿O una matanza?

Al ver a Li Huowang parado allí con el ceño fruncido reflexionando sobre el tema, el líder de la compañía Lu sintió que algo andaba mal. Dejó a un lado su ira cuando un rastro de preocupación apareció en su rostro curtido. Parecía que su hijo no solo estaba siendo rebelde. El problema parecía ser algo mucho más significativo.

Independientemente de cómo Lu Xiucai lo golpeara o lo regañara, seguía siendo su hijo. 

"Taoísta, ¿Qué le pasó a mi hijo? ¿Está poseído? ¿Puedes pensar en una manera de curarlo?", preguntó Lu Zhuangyuan.

Devuelto a la realidad por las preguntas, Li Huowang volvió a evaluar a Lu Xiucai antes de volverse hacia Lu Zhuangyuan para hacerle saber la verdad.

"No sé mucho sobre el estado actual de Lu Xiucai. Pero según la situación general, si su temperamento se vuelve gradualmente más suave, entonces aún debería haber esperanza de recuperación. Si no es así, líder de la compañía Lu, le aconsejo que esté preparado", dijo Li Huowang.

El significado detrás de las palabras de Li Huowang era tácito pero claro.

Al escuchar esta noticia que fue como un rayo de la nada, el cuerpo del líder de la compañía Lu se tambaleó, casi haciéndole perder el equilibrio.

Antes de que nadie pudiera reaccionar, Lu Zhuangyuan se arrodilló ante Li Huowang.

Li Huowang rápidamente se dio la vuelta para evitar la reverencia de Lu Zhuangyuan, mientras fruncía el ceño. "Líder de la compañía Lu, ¿Estás tratando de acortar mi vida?"

"¡No, no, no!" Lu Zhuangyuan se levantó rápidamente, agitando repetidamente las manos. Dijo nerviosamente: "Taoísta, fue mi culpa. ¡Si no lo hubiera iniciado, no se habría descarriado y habría tratado de robar tu espada!"

La atmósfera se volvió pesada cuando los espectadores se acercaron en silencio, escuchando lo que decía Lu Zhuangyuan.

Lanzando otra mirada al Lu Xiucai invertido, Li Huowang suspiró y se volvió hacia Bai Lingmiao. "¿Por qué no lo intentas?"

Boom, boom, boom~ 

Sonó el rítmico redoble de tambores, seguido de un canto.

"El sol se puso en la montaña occidental y los cielos se oscurecieron ~ Todas las casas cerraron sus puertas mientras las urracas y los cuervos volaban de regreso a sus árboles ~ Los gorriones volaron a las vigas y las entradas de las casas se cerraron ~ Diez casas con nueve cerradas ~ Solo una permanece abierta..." 

Comenzaron los cánticos para invitar a la familia Bei. El incienso fragante con brasas de color rojo oscuro flotó suavemente en la garganta de Lu Xiucai, pero no hubo respuesta.

"Mayor Li, las familias Inmortales dijeron que Lu Xiucai está bien", transmitió Bai Lingmiao.

Li Huowang se burló. Estas familias inmortales eran así, llenas de trucos cuando se trataba de su gente. Pero cuando se enfrentaban a desafíos reales, no eran más que una fachada.

Por otro lado, el agraviado Lu Zhuangyuan se dio la vuelta y le dio a Lu Xiucai una bofetada en la cara. "¡Se lo merece! Esto no tiene nada que ver contigo. ¡Es su culpa! ¡Ya tiene esta edad y todavía se comporta de manera tan inapropiada! ¡Este es solo su karma!"

En respuesta, la reprimenda de Lu Xiucai se hizo aún más fuerte.

A pesar del pequeño incidente de la noche, tuvieron que continuar con su viaje. Durante el día, Lu Xiucai todavía estaba atado. Sin embargo, en lugar de colgarlo de un árbol, ahora estaba atado a la carreta de bueyes.

Una sombra de tristeza cubrió los rostros de todos en la Compañía de la Familia Lu. Pero para Li Huowang, que había experimentado numerosas batallas, no era tan significativo si Lu Xiucai vivía o moría.

El propio Li Huowang tenía suficientes problemas y no tenía tiempo libre para preocuparse por los demás.

El viaje continuó y la gente se adaptó gradualmente a los nuevos cambios de Lu Xiucai.

Eventualmente, Lu Xiucai fue liberado; después de todo, él no era Li Huowang. Si una persona no fuera lo suficientemente fuerte, entonces su odio simplemente parecería ridículo. El cambio de temperamento no había aumentado realmente su fuerza. En última instancia, seguía siendo un joven frágil. Bajo la pipa de tabaco de Lu Zhuangyuan y los puños de su hermano mayor, los siguió obedientemente mientras continuaban su viaje.

Al mismo tiempo, el líder de la compañía, Lu, notó que, aunque su hijo menor se había vuelto más irritable, no había muchos cambios en otros aspectos de su comportamiento.

Por ejemplo, todavía intercambiaba bromas vulgares con Puppy y ocasionalmente se burlaba de su sobrina, Cui'er. Era solo su voz la que se había vuelto mucho más fuerte.

Aun así, el niño todavía albergaba un profundo resentimiento hacia su padre por haberlo colgado y golpeado. Continuó mirando la espalda de su padre con una expresión fría.

Sin embargo, no se atrevió a mirar a Li Huowang, quien también lo había golpeado.


Reacciones del Capítulo (0)

Comentarios del capítulo: (0)