ed-capitulo-1327
ED - Capítulo 1327
28262
1327

El Dao Mata Dioses

Traductor: Crowli

Capítulo 1327: El Dao Mata Dioses

Se sintió intimidada mientras estaba allí de pie. Su mente no regresó y se había olvidado de huir.

"¿El mundo todavía tiene unos cuantos Cañones de Dragón Mata Dioses?" Li Qiye dio una sonrisa divertida mientras miraba a la chica con la mente en blanco.

Ella se sorprendió y recuperó su ingenio para correr una vez más.

Esto fue respondido con la ocurrencia de Li Qiye: "Ya es demasiado tarde para huir. Ven, acepta tu encarcelamiento". Con eso, sus cinco dedos se extendieron y apuntaron directamente a ella.

Su palma cubría el cielo y la tierra y suprimía miríadas de reinos. A pesar de sus esfuerzos, no pudo escapar de sus garras.

Justo cuando estaba a punto de quedar atrapada en su ataque, una espada salió de su funda con un fuerte himno.

Alguien entró en acción. Su espada llegó barriendo y se convirtió en incontables montañas majestuosas, profundas y firmes. Llegó directamente a la gigantesca palma de Li Qiye.

"¡Boom!" El ataque de Li Qiye destrozó las incontables montañas que tenía delante. El atacante que acababa de llegar también se tambaleó hacia atrás.

"¡Dios del Dao Rapido!" La gente exclamó sorprendida después de ver quién era.

La persona que salvó a Yujian era el actual lord de la Tierra Sagrada del Dao Rapido, su hermano menor.

Rápidamente, cerró sus puños hacia Li Qiye y dijo: "Hermano Li, eres un gran hombre. ¿No serás magnánimo esta vez y lo dejarás pasar?".

Se negó a aceptar su ayuda y pronunció fríamente: "Lárgate, no necesito que me cuides".

La expresión del Dios del Dao Rapido no cambió mientras decía seriamente: "Hermana Mayor, proteger a todos los discípulos de la tierra sagrada es mi deber".

"Ya no soy alguien de la tierra sagrada. Sal de mi vista". La expresión de Yujian era fría, eligiendo no mostrar ningún agradecimiento.

"Hermana mayor, no has sido expulsada de la tierra sagrada, así que siempre serás considerada su discípula". El dios celestial negó con la cabeza.

Li Qiye miró a los dos y se divirtió: "Semejante amor entre condiscípulos, ¿cuál de ustedes será el primero en morir?"

"Li, me atrevo a aceptar las consecuencias de mis propios actos. Lucharé contra ti". La chica seguía teniendo una sed de sangre creciente y ganas de luchar con la espada en la mano.

El dios celestial, por otro lado, comenzó a suplicar a Li Qiye: "Hermano Li, mi hermana solo quería usar esta oportunidad para pulir su gran dao, espero que puedas perdonarla una vez. Nuestra tierra sagrada pagará sus pérdidas".

Ella declaró fríamente: "¡No tengo nada que ver con la Tierra Sagrada del Dao Rapido!"

Li Qiye sonrió después de ver el intercambio entre los dos y finalmente dijo: "Soy alguien que encuentra la misericordia como una cualidad noble. Ya que fuiste capaz de escapar de mí una vez, también te perdonaré esta vez".

Se marchó fríamente después de decir esto con una risa.

Yujian y el dios celestial se quedaron atónitos después de ver esto. El dios celestial naturalmente no pensaba que Li Qiye le tuviera miedo. Alguien como Li Qiye simplemente no pondría a nadie en su vista.

Solo se alejó un par de pasos antes de girar la cabeza y sonreír a Sima Yujian: "La próxima vez que nos encontremos, espero que tengas la Espada del Dragón Enrollado en la mano. No me defraudes".

Con eso, se marchó finalmente con Ruyan y Jianshi.

Sima Yujian se quedó con cara de tonta. No esperaba un resultado así después del asesinato fallido, ya que estaba mentalmente preparada para morir. Sin embargo, lo que la sorprendió aún más fue que Li Qiye conociera la Espada del Dragón Enrollado. Nadie debería conocer su existencia.

De hecho, no fue la única que se quedó con cara de tonta, mucha gente se quedó asombrada igualmente. No esperaban que alguien tan despiadado como Li Qiye la perdonara tan fácilmente.

Por su conducta anterior, sabían que oponerse a él no acabaría bien. Por ejemplo, el Gobernante Supremo Lithodidae; incluso se llevó el Valle Real con él.

Pero ahora, cuando Yujian intentó asesinarle dos veces, Li Qiye decidió perdonarla. La gente empezó a preguntarse si Li Qiye tenía realmente un lado misericordioso.

Alguien murmuró: "Es completamente impredecible".

Yujian se calmó y miró al dios celestial antes de marcharse sin decir nada.

El dios celestial le dijo a Sima Yujian: "Hermana mayor, ¿por qué no vuelves a nuestra secta? El maestro y los demás te echan de menos".

Sin embargo, ella hizo oídos sordos y desapareció en el horizonte sin dedicarle una segunda mirada.

El dios celestial suspiró suavemente sin comentar nada. Enfundó su espada antes de colocarla en su espalda y se sentó en el pequeño bote para despedirse también.

Los demás vieron que la obra había terminado, así que abandonaron el Acantilado de la Guerra para dirigirse al Mar de Huesos.

La noticia de la destrucción del Valle Real se extendió de la noche a la mañana. Mucha gente escuchó el proceso y se asustó bastante. Li Qiye era ahora aún más conocido en el mundo.

Mientras tanto, el barco de la Escuela Devorador del Mal seguía avanzando hacia el Mar de Huesos.

En el barco, Li Qiye estaba sentado tranquilamente con Ruyan y Jianshi a su izquierda y derecha. Jianshi estaba hirviendo algo de té para él mientras Ruyan pelaba algo de fruta y le daba de comer personalmente.

"Joven Noble, ¿eres amigo de los Mayores de Yujian?" Jianshi sintió mucha curiosidad después de ver que Li Qiye perdonó a Sima Yujian. No era del tipo misericordioso que la perdonaba solo por la súplica del dios celestial.

Ruyan metió otra fruta en su boca antes de sonreír: "¿Realmente necesitas pensar en esto? Es muy obvio, Yujian creció para ser muy bonita, así que el Joven Noble la perdonó esta vez para que calentara su cama más tarde".

Por supuesto, sólo estaba bromeando. Shangguan Feiyan y Gongsun Meiyu eran dos bellezas sin parangón, pero Li Qiye las mató sin piedad y con decisión. No las perdonó sólo porque eran bonitas. Por lo tanto, no perdonó a Yujian por su belleza, debe haber sido por alguna otra razón.

Li Qiye miró el vasto mar y finalmente respondió: "Ella tiene una conexión conmigo por cultivar el Dao Mata Dioses. Supongo que se puede decir que sus mayores son mis viejos amigos".

Después se sumió en una tranquila contemplación.

Sima Yujian probablemente no sabía que el Dao Mata Dioses fue creado por Li Qiye cuando aún era el Cuervo Oscuro.

Durante los años oscuros del reinado de los Antiguos Ming, eran poderosos y gobernaban los nueve mundos. Esto fue especialmente cierto durante la próspera generación del Emperador Inmortal Tian Tu, cuando su raza alcanzó su máximo nivel.

En ese periodo, el poderío militar de Li Qiye no podía competir en una guerra total contra los Antiguos Ming, así que optó por utilizar métodos indirectos.

Creó el Dao Mata Dioses y estableció el Cuerpo Nocturno Mata Dioses. Podría decirse que este era el grupo de asesinos más prominente y aterrador. [1. La noche probablemente representa su nombre y la naturaleza del cuerpo. Ye = Noche].

Dirigió esta corporación de asesinos para matar a muchos genios de los Antiguos Ming, los que tenían el potencial de ser invencibles. Lo llevaron un paso más allá iniciando complicados asesinatos a largo plazo contra los supremos de esta raza para debilitarlos.

La corporación mata dioses nunca se mostraron al mundo y permanecieron en la oscuridad. Sin embargo, crearon muchas oportunidades para la victoria final, por lo que estaba lleno de elogios y méritos.

Cuando terminó la Antigua Era Ming y entró la Era de los Emperadores, surgió un nuevo amanecer para los nueve mundos.

En ese momento, el Cuerpo Nocturno Mata Dioses había completado su misión. Ya no había necesidad de asesinatos.

Se dejó de entrenar a nuevos asesinos. La generación más antigua empezó a morir de viejo o a esconderse en la reclusión, y su líder eligió vivir en la reclusión también.

Antes de marcharse, Li Qiye entregó al líder el control de la corporación, incluyendo los manuales del Dao Mata Dioses, la Espada del Dragón Enrollado, que representaba la máxima autoridad de la corporación, y los Cañones del Dragón Mata Dioses.

Li Qiye le dijo al líder que era él quien debía decidir si la corporación continuaba o no. Él no sabía lo que finalmente eligieron.

Más tarde, no volvió a verlos. La Corporación Nocturna Mata Dioses desapareció de este mundo, y nadie se entrenó en el Dao Mata Dioses.

La aparición de Sima Yujian había permitido a Li Qiye ver el dao y el cañón una vez más. Esta fue la razón por la que decidió perdonarla. De lo contrario, la hubiera matado en el segundo intento de asesinato.

Ruyan y Jianshi no se entrometieron más después de ver su tranquila contemplación. El ambiente se volvió muy tranquilo mientras los dos continuaban con sus tareas.

El Mar de Huesos volvía a estar animado. Muchas grandes potencias y linajes imperiales del Espíritu del Cielo acudían a esta región. Incluso los viejos monstruos que no habían salido antes hacían acto de presencia.

Este era uno de los doce cementerios. Estaba situado en una zona remota del Mar del Demonio Dragon, y era también el lugar más peligroso y misterioso.

Sin embargo, había un aspecto muy extraño en él. La leyenda decía que todos los dioses del mar viajaban al Mar de Huesos al menos una vez. Sin embargo, nadie sabía la razón.

Había una especulación en particular. La gente pensaba que el Tridente procedía del Mar dwe Huesos, por lo que todos los dioses del mar venían a verlo.


Comentarios del capítulo: (0)


ed-capitulo-1328
ED - Capítulo 1328
28263
1328

Daoísta Sol Puro

Traductor: Crowli

Capítulo 1328: Daoísta Sol Puro

Las gaviotas se elevaron por encima del agitado mar. El barco de la Escuela Devorador del Mal continuaba con una velocidad adecuada mientras muchos cultivadores les adelantaban rápidamente.

Por supuesto, algunos eran incluso más lentos que Li Qiye. Mientras el grupo de Li Qiye seguía avanzando, divisaron a un joven despreocupado.

Era un joven de poco más de veinte años con una vieja espada moteada en su espalda. Llevaba una túnica amarilla del color de la luz del sol y desprendía una sensación de soledad.

No parecía sobresaliente, pero hacía sentir a los demás que era sólido como una montaña inamovible.

Sus ojos eran brillantes, pero en ellos se escondía una soledad indescriptible y un profundo silencio. Este joven montaba un tablón de madera sobre las olas.

Tenía un aspecto bastante cutre en comparación con los demás expertos y peces gordos con sus barcos y naves divinas. Este joven, con su tabla, parecía estar en un nivel inferior en comparación.

Ruyan y Jianshi se sorprendieron al verlo después de pasar por allí. Cuando el joven los vio, su expresión sentimental se convirtió en una sonrisa. Inició la conversación: "Profesora Liu y Profesora Zhuo, ha pasado mucho tiempo, ¿unos diez años? Estan cada día más guapas".

"No esperaba que el Lord de la Isla Sol Puro, que es tan indiferente a la fama y la fortuna, viniera realmente al Mar de Huesos". Ruyan le devolvió la sonrisa a este joven.

Éste le respondió con una sonrisa despreocupada: "La gente de este mundo no puede librarse de querer fama y fortuna. Algo está pasando en el Mar de Huesos, y como lord de la isla, tengo que ir a ampliar mis horizontes también".

Jianshi respondió con gracia: "Así que vienes por el objeto de la inmortalidad".

El joven negó con la cabeza: "¿Cómo podría un hombre mundano como yo atreverse a pensar en un objeto fortuito como ese? Siendo un cultivador del Espíritu del Cielo, sería una vergüenza no visitar el Mar de Huesos al menos una vez. Hoy, estoy haciendo una excepción para unirme a la diversión". Con eso, ahuecó sus puños hacia Li Qiye y preguntó: "Hermano Li, ¿te importa si te acompaño en el barco de la Profesora al Mar de Huesos?"

Este joven era muy educado. Además, se lo pidió a Li Qiye en lugar de a Ruyan. Era un acto muy interesante y deliberado.

Li Qiye sonrió tranquilamente: "No me importa, sube".

El joven sonrió y subió al gran barco. Se inclinó hacia Li Qiye y dijo: "Soy el Daoísta Sol Puro de la Isla del Espíritu Antiguo".

"Sé quién eres". Li Qiye se rió y miró la espada en la espalda del daoísta. Con una sonrisa intrigada, dijo: "He estado deseando una espada decorativa, y la que tienes parece bastante bonita".

La espada del daoísta era bastante vieja. Aunque tenía un estilo antiguo, no había nada extraordinario en su apariencia, por lo que parecía una espada vieja y ordinaria.

Ruyan bromeó con una sonrisa: "¿Estás escuchando? Nuestro Joven Noble quiere tu espada. ¿La entregarás amablemente o tendremos que quitártela?".

El daoísta sonrió irónicamente. Todavía estaba tranquilo y fue generoso con su respuesta: "Hermano Li, eres inigualable en la generación actual, así que ¿cómo podría ser de tu agrado una espada de este nivel? Aunque esta Espada de la Pureza Antigua no es mala, no es lo suficientemente buena para que me robes. Desafortunadamente, esta espada pertenece a la escuela. Si fuera mi propiedad personal, podría habértela regalado".

Si una persona ajena a la escuela estuviera presente para escuchar este nombre, estaría saltando de asombro. La Espada de la Pureza Antigua era el arma del verdadero destino del Emperador Inmortal Gu Chun. Era un arma insondable con muchas leyendas coloridas.

Este hombre aparentemente joven era el Daoísta Sol Puro, uno de los lords de las islas de las cuatro ramas de Gu Chun. Parecía tener unos veinte años, pero su edad real era mucho mayor.

"Tantas palabras sólo para rechazar". Ruyan se rió y quiso animar a Li Qiye: "Puede que seas un poderoso Dios Rey, pero todavía hay un largo camino por recorrer antes de que puedas compararte con nuestro Joven Noble..."

"... Joven Noble, si quieres arrasar con el Espíritu del Cielo, lo mejor es atacar a este daoísta ahora mismo. Si lo derribas, el resto, como el Príncipe del Escudo del Mar y la Diosa de los Siete Mares, no importarán. Aunque no sea famoso, es definitivamente el genio número uno de nuestra encantadora raza espiritual, alguien que se convirtió en un Dios Rey hace diez años". Le guiñó un ojo juguetonamente a Li Qiye.

El daoísta tosió después de escuchar esto y respondió: "Profesora Liu, me estás alabando demasiado. Si usas tu Golpe Maligno Encantador de tu Físico Maligno Devorador del Cielo, no soy tu oponente".

La progenitora de su escuela era una invencible usuaria de un Físico Inmortal en la gran finalización. Aunque no se convirtió en un Emperador Inmortal, fue capaz de crear el Golpe Maligno Encantador.

En teoría, un usuario de gran finalización no debería ser capaz de crear un golpe de físico inmortal. Sin embargo, los talentos demoníacos de esta progenitora eran demasiado sorprendentes. Creó esta técnica en el momento en que alcanzó la gran finalización.

Todavía había una brecha entre su técnica y las creadas por los Emperadores Inmortales. Para ser exactos, su técnica se consideraba un Golpe de Emperador Inmortal secundario.

"Un descendiente del Emperador Inmortal Gu Chun mientras cultiva el Físico Diamante Indestructible, estos son excelentes logros". Li Qiye asintió mientras miraba al daoísta.

Las cuatro ramas estaban en el siguiente orden: la Isla Espíritu Antiguo, el Río Sol Puro, la Dinastía del Mar Profundo y el Palacio de la Era Dorada. Todas ellas fueron creadas por el Emperador Inmortal Gu Chun y separadas posteriormente.

Según los rumores, la Isla del Espíritu Antiguo fue gobernada por sus descendientes directos. El Río Sol Puro fue construido como un linaje para un maestro de Físico Inmortal de gran terminación, el Físico Diamante Indestructible, para ser exactos. Creó la famosa Ley de Físico de Diamante que suprime el mal, la única ley de físico de este nivel en las cuatro ramas.

La Dinastía del Mar Profundo fue creada por el Emperador Inmortal Chen Hai y, por supuesto, el Palacio de la Era Dorada fue construido sobre la fama del Emperador Inmortal Yan Shi. [2. Chen Hai = Mar Profundo; Yan Shi = Era Dorada/Prospera].

A pesar de estar divididos en cuatro ramas, seguían siendo parte de la misma familia e intercambiaban regularmente leyes de mérito e información.

Por ejemplo, este daoísta procedía de la Isla del Espíritu Antiguo, pero seguía cultivando el físico de diamante.

El daoísta se levantó inmediatamente y dijo: "Hermano Li, me estás asustando. Mi pequeño cultivo no debería importarte".

Li Qiye respondió con una sonrisa: "No te preocupes, no tengo intención de meterme con tus cuatro ramas. Al menos, si tu secta no me provoca, no vendré a romper tu nido".

Se apresuró a decir con sinceridad: "Puedo estar tranquilo después de escuchar esto".

Antes, cuando Ruyan le llamó el mayor genio de la raza de espíritus encantadores, era la verdad. No sólo tenía un Físico Inmortal a medio completar, sino que se convirtió en un Dios Rey hace diez años. Eran logros asombrosos.

Otros jóvenes sorprenderían al mundo convirtiéndose en un Dios Rey a una edad tan temprana, pero el daoísta no era muy famoso en el Espíritu del Cielo.

Esto no era sólo porque era de bajo perfil, sino también porque no tenía ninguna ambición de competir con los demás. Prefería viajar tranquilamente sin pensamientos ni deseos innecesarios. Esto hizo que su cultivo fuera aún más fuerte a pesar de su desconocida reputación.

Mucha gente ni siquiera sabía quién era. Los que sí lo sabían, quizá no conocieran el alcance de su fuerza. Las Escuelas Imperfección del Vacío tenían vínculos con la Isla del Espíritu Antiguo, así que conocían su verdadera fuerza.

El poderoso daoísta también era muy perspicaz. En el momento en que vio a Li Qiye, no se atrevió a darse aires.

"Pero realmente, la Espada de la Pureza Antigua no está nada mal". Li Qiye añadió justo después de que el daoísta se sintiera aliviado: "En realidad me falta una espada, ¿quizás debería pensar en cogerla?".

El daoísta se sintió incómodo una vez más mientras respondía: "Hermano Li, eres demasiado gracioso".

"Si se tratara de cualquier otro tesoro verdadero, en realidad no me importaría". Li Qiye dijo de forma seria: "Sin embargo, esta espada es extraordinaria y contiene un gran misterio".

Estas palabras tan serias dejaron al daoísta sin palabras y a las dos chicas sonriendo.

"Sólo estoy bromeando". Añadió Li Qiye tras ver al daoísta ligeramente alarmado: "Esta espada no está mal, pero no habría esperado hasta ahora si realmente la quisiera".

El daoísta ahuecó los puños y dijo: "Hermano Li, este hermanito está muy agradecido por tu generosidad".

Li Qiye agitó suavemente su manga: "Las cuatro ramas tienen notables contribuciones a los nueve mundos. Los descendientes del Emperador Inmortal Gu Chun también son sabios".

"Sin embargo, tengo un poco de enemistad con sus cuatro ramas. Si esto se intensifica o no dependerá de su secta". Sonrió después de decir esto.

El corazón del daoísta saltó después de ver su sonrisa. Sintió que Li Qiye realmente quería que las cuatro ramas vinieran a buscar problemas, como un cordero caminando hacia las fauces de un tigre.

El daoísta estaba seguro de ello y respondió seriamente: "Mi hermano menor es un gran hombre, estoy seguro de que sabrá cómo pisar".

No era un secreto que Li Qiye mató a Gongsun Meiyu, la concubina del Monarca Profundo. Todo el mundo sabía que le tenía mucho cariño, por lo que podría no ser capaz de tragarse esta ira.

Sin embargo, el daoísta se sentía bastante confiado. Esto no se debía al poder de su secta, sino a que tenía una profunda amistad con el Monarca Profundo. Entendía al monarca y su personalidad, por lo que creía que sería capaz de encargarse de esta enemistad.

Por supuesto, Li Qiye no se tomó en serio este problema. Si el monarca quería vengarse de su concubina, estaría preparado.

Li Qiye siguió mirando la espada a la espalda del daoísta con cierto anhelo. Finalmente sonrió y dijo: "Sé que tu Palacio de la Era Dorada también tiene muchas bellezas. Además de la espada de tus cuatro ramas, también me interesa el palacio".

Por supuesto, no estaba interesado en las bellezas sino en algunas cosas que el Emperador Inmortal Yan Shi dejó atrás.


Comentarios del capítulo: (0)