ed-capitulo-1350
ED - Capítulo 1350
28588
1350

Condición de Li Qiye

Traductor: Crowli

Capítulo 1350: Condición de Li Qiye

La conducta solemne de Li Qiye le hizo saber al anciano que no escuchó mal. Sin embargo, lo encontró bastante extraño y no sabía cómo mirar a Li Qiye o qué palabras decir.

De hecho, Ruyan y Jianshi también estaban atónitos. Después de un rato, Jianshi le recordó en voz baja: "Joven Noble, el Primero Dios del Mar ha dejado este mundo hace mucho tiempo."

El Primero Dios del Mar fue el primer dios del mar del pabellón y se rumoreaba que era el más fuerte de su nivel.

Li Qiye dijo rotundamente: "Sé quién es."

El anciano dudó por un momento antes de responder: “Joven Noble Li, por favor discúlpeme, pero debe saber que nuestro Primero Dios del Mar ya no es de este mundo. Es imposible verlo ya que no podemos revivirlo."

Li Qiye le dijo: “No lo entiendes. ¡Solo regresa y dile a tu... Ancestro Santificado que deseo ver al Primero Dios del Mar! Si todavía duda, dígale que esta es mi única condición. Estoy seguro de que comprenderá mi intención."

El anciano realmente no lo entendió. Todos sabían que el Primero Dios del Mar no estaba vivo. Su pabellón nunca había intentado ocultarlo. De hecho, si tuvieran un dios del mar viviente, no necesitarían pedirle este favor a Li Qiye. 

Pero ahora, Li Qiye insistió en ver al Primero, lo que estaba sacudiendo la mente del anciano. ¿Podría estar vivo el Primero Dios del Mar del pabellón? Lo pensó detenidamente y disipó esta noción. Si el Primero todavía estaba vivo, significaba que el Tridente siempre había estado en su poder.

Li Qiye tuvo un raro momento de austeridad cuando le dijo al asombrado anciano: “Solo necesitas transmitir el mensaje al Santísimo... Esta es mi propuesta. Mientras él esté de acuerdo, renovaré su vida."

El anciano respiró hondo y asintió con seriedad: "Transmitiré tu mensaje completo al Santísimo..."

Li Qiye lo despidió casualmente: "Puedes irte ahora."

El anciano vaciló y no se fue de inmediato.

Li Qiye lo notó parado y preguntó: "¿Hay algo más?"

“Bueno…” El anciano sonrió irónicamente: “¿Puedo preguntar cuándo tendrá algo de tiempo libre? Nuestro lord desea verle."

Li Qiye negó con la cabeza: “¿Todavía no te has rendido? No me interesa este negocio de los sementales."

El anciano insistió torpemente: “Joven Noble, una reunión no será tan mala. Nuestro lord se ha interesado en ver su gran carisma en persona, ¿Qué hay de us…?”

Li Qiye lo interrumpió: "Podemos hablar de este asunto más tarde una vez que el Santísimo... esté de acuerdo con mi condición."

Después de ver su comportamiento firme, el anciano ahuecó su puño y se inclinó: "Entonces me iré." También se despidió de las chicas antes de irse.

Ruyan sintió mucha curiosidad después de ver su partida y miró a Li Qiye: "Joven Noble, ¿estás seguro de que quieres ver al Primer Dios del Mar?"

"¿Hay algún problema?" Li Qiye no pudo evitar sonreír esta vez.

Jianshi tuvo que intervenir: "El problema es que ha estado muerto durante mucho tiempo-" Ella no creía que este dios del mar todavía estuviera vivo.

Li Qiye dijo tranquilamente: “Eso depende de cómo se defina la vida y la muerte. A tus ojos, está muerto. A los míos, todavía está vivo."

Ambas chicas repitieron en estado de shock: "¿Todavía está vivo?" Si esto fuera cierto, sería demasiado estremecedor.

"No, está muerto." Li Qiye se rió de nuevo.

“Joven Noble, ahora nos estás tomando el pelo deliberadamente. ¿Puedes revelar lo que está pasando?" Ruyan hizo un puchero en una pose encantadora que podría hacer que la gente se caiga.

Li Qiye se rió entre dientes en respuesta: “De hecho, está muerto si tuviéramos que seguir la definición de criaturas vivientes. Sin embargo, todavía está vivo desde la perspectiva de un dios del mar." Habiendo dicho eso, miró hacia afuera para contemplar.

"¿Qué significa eso?" Incluso las personas inteligentes como ellos se sentían un poco perdidas.

“¿Por qué los demonios marinos y los treantes no están incluidos en las grandes razas de los nueve mundos? En los nueve mundos, no son más débiles que los humanos o los espíritus encantadores, entonces, ¿por qué los sabios los excluyen de la lista de innumerables razas? ¿Cuál es la razón?"

Los dos se sorprendieron un poco. A pesar de que nunca habían abandonado el Espíritu Celestial, sabían por sus lecturas que fuera de su mundo, otras personas nunca mencionaron a los demonios marinos y treantes como parte de las grandes razas.

Sin embargo, nadie ha investigado este asunto.

“¿Estás diciendo que los dioses del mar y los padres-arbol son similares? Aunque un padre-árbol pueda estar muerto, volverá al origen y echará raíces en la tierra. Un controlador de árboles podrá comunicarse con un árbol ancestral." La inteligente Ruyan conectó inmediatamente a los dioses del mar y a los padres-árbol.

Li Qiye respondió: “Bien y mal. El proceso al que se someten los padres-árbol es único para ellos. Sin embargo, regresar al origen es algo similar entre los dos tipos de existencias.”

La meticulosa Jianshi descubrió una puerta sin precedentes debido al tiempo que pasó con Li Qiye. Les había dado demasiadas sorpresas, pero en esta fracción de segundo, ella pensó en un asunto aterrador. Su corazón tembló y tuvo que preguntar: "¿Qué hay de nosotros, los espíritus encantadores?"

Li Qiye le dio otra mirada y la elogió alegremente: “Ustedes, hermanas, son realmente increíbles. Si trabajan juntas, ¿cuál será su límite? Ruyan es astuta mientras que Jianshi es sabia. Sus antepasados, que los eligieron a ustedes dos como profesoras, demuestran cuán previsores son."

Ruyan dijo coquetamente: "Joven Noble, no hay necesidad de elogiarnos, solo dinos las respuestas". No estaban contentas con sus elogios, ya que estaban empeñadas en comprender qué había detrás de todo esto.

Li Qiye las miró y finalmente se rió entre dientes: “No debería decirles esto, pero ya hemos llegado a este punto. Por consideración a su arduo trabajo y hospitalidad, puedo contarles un poco. En el sentido de sus orígenes, sus tres razas son bastante similares y están interconectadas. Como mínimo, todos formaban parte de la misma raza al principio..."

“... Sin embargo, los espíritus encantadores son diferentes de los otros dos. Tu raza tendrá un futuro mejor que ellos. Es como dice la gente, ustedes son los hijos predilectos de los cielos."

De repente se detuvo y se rió: “¡Pero están equivocados! Los cielos malvados nunca favorecerán a una raza ni a ninguna persona. ¡Si lo hicieran, serían un montón de demonios! Entonces, con respecto a esa frase, incluso si su raza es amada y adorada, este afecto no viene de los cielos."

Las dos escucharon en silencio a Li Qiye. No explicó todo con claridad, pero se encontraron perdidas en un ensueño de pensamientos.

“No puedo revelar mucho sobre tu raza. Después de todo, saber podría no ser necesariamente algo bueno. Incluso puede afectar sus corazones dao." Li Qiye sonrió: "¡Pero la respuesta para tu raza está en el gran torbellino!"

"¡El gran torbellino!" No pudieron evitar estremecerse después de escuchar este nombre tan familiar de nuevo.

"El origen de los espíritus encantadores, eh". Li Qiye miró hacia afuera con un toque de pesar y melancolía.

Ninguno de las dos creyó lo que veían sus propios ojos. ¿Una expresión tan triste podría aparecer en su rostro?

“Joven Noble, ¿por qué quieres ver al Primer Dios del Mar? ¿Qué fue lo que te hizo cambiar de opinión?” Ruyan tuvo esta pregunta en su mente todo el tiempo. Jianshi tenía la misma curiosidad.

El estatus de dios del mar era un asunto diferente. Se podría decir que al principio pudo haber hecho esta petición. Demostró que no tenía ningún interés durante la primera reunión. Sin embargo, en esta segunda reunión con el anciano, Li Qiye cambió de opinión; ni siquiera quería los siete estilos. Por lo tanto, las dos chicas querían saber cuál era el catalizador detrás de este cambio de opinión.

"Díganme, ¿soy una buena persona?" Li Qiye hizo una pregunta repentina y extraña en su lugar.

Las dos no pudieron responder porque no podían usar la moralidad para juzgar a un cultivador.

Li Qiye reveló una sonrisa y continuó: “De hecho, yo tampoco lo sé. Algunas personas han dicho que soy una buena persona, mientras que otras han argumentado lo contrario. Siempre he querido ser una mala persona, pero una y otra vez, algunos todavía piensan que soy buena. Este mundo, a veces, puede hacer que una persona se sienta muy indefensa."

Habiendo dicho eso, mostró una sonrisa amarga mientras miraba al Hada con una expresión compleja.


Comentarios del capítulo: (0)


ed-capitulo-1351
ED - Capítulo 1351
28657
1351

Región del Mar Misterioso

Traductor: Crowli

Capítulo 1351: Región del Mar Misterioso

Ruyan y Jianshi tomaron nota de que Li Qiye miraba a Hada. Se emocionaron un poco e instantáneamente se dieron cuenta de algo al mismo tiempo. La intuición les dijo que su cambio de opinión podría tener algo que ver con Hada. Sin embargo, recordaron los eventos y encontraron que esto era inverosímil.

En su primer encuentro, Li Qiye ya había conocido a Hada, pero todavía quería los siete estilos. El que quisiera ver al Primer Dios del Mar ahora podría no tener nada que ver con el Hada. Por lo tanto, hubo algunas inconsistencias de tiempo con esta noción en particular.

No sabían dónde estaba el problema, pero finalmente pensaron que esto estaba relacionado de alguna manera con el Hada. Sin embargo, la verdadera razón de su decisión la eludió.

Li Qiye miró al Hada y se lamentó suavemente en su mente. ¡Fue él quien eligió proteger los nueve mundos!

En su corazón, no le importaba la supervivencia de los demonios y treantes del mar, ni siquiera los espíritus encantadores. Hasta ahora, no le preocupaba cómo lo miraban los demás. Durante millones de años, otros lo maldijeron como un diablo asesino o un carnicero, mientras que algunos lo elogiaron como el salvador y guardián de los nueve mundos.

Independientemente de si fue maldecido o elogiado, no tomó a ninguno de ellos en serio. Sin embargo, las palabras de Hada habían tocado lo más profundo de su corazón. Quizás esta podría ser su última visita en el Espíritu Celestial, por lo que debería dejar ciertas cosas atrás.

“¿Qué es imposible de engañar en este mundo? Quizás solo el juicio del cielo y la tierra." Después de un largo aturdimiento, finalmente suspiró suavemente.

Ruyan preguntó en voz baja: "¿Qué dijiste, joven noble?"

Recuperó el ingenio y sonrió con ironía mientras negaba con la cabeza: "Nada, vamos".

El barco comenzó a moverse hacia su destino una vez más. Se encontraron con muchos esqueletos y espíritus en el camino. Algunos lanzaron una ofensiva en el barco, pero el grupo del daoísta se encargó fácilmente de estas criaturas más débiles. Li Qiye finalmente detuvo el barco y sonrió al grupo: “Niños y niñas, ¿están listos? Una dura batalla está a punto de comenzar."

El grupo miró hacia adelante y vio que el agua que tenía delante era aún más turbia que antes; fue hasta el punto en que era simplemente negro, realmente asustando a los espectadores.

Podían sentir un poder aparentemente tabú asaltando el aire una vez que la nave se detuvo. Incluso los mejores expertos como ellos pusieron expresiones serias.

El Mar de Huesos siempre había sido un lugar peligroso. Incluso los Dioses-reyes no saldrían necesariamente ilesos. Hoy, el daoísta sabía que el poder del Mar de Huesos superaría con creces sus expectativas.

Li Qiye sonrió a la multitud de aspecto serio antes de controlar lentamente su barco para zarpar una vez más. Al entrar, todo el barco tembló como si estuviera siendo reprimido por el poder aquí y casi se hundió en el mar.

Él sonrió: "Desafortunadamente, es a mí a quien te enfrentas". Bajo sus palmas, el timón se iluminó de repente. Los engranajes rúnicos se volvieron resplandecientes como un componente extremadamente complicado y comenzaron a girar rápidamente. Parecían estar impulsando la nave, lo que le permitió resistir la poderosa represión y continuaron flotando en la superficie.

Continuó lentamente a medida que el grupo notó que algo era diferente en esta región en comparación con las otras ubicaciones. Aunque había montañas de huesos, la mayoría eran pequeños apilados unos encima de otros. Los gigantes eran minoría.

Sin embargo, en esta área actual, cada esqueleto era del tamaño de una montaña que se elevaba sobre la superficie. ¡Algunos eran tan grandes como cadenas montañosas!

Además, hubo espectáculos únicos en esta región. Por ejemplo, algunos esqueletos nadaban en el mar mientras que otros se elevaban en el cielo. Había algo diferente en estos esqueletos y espíritus. En cuanto a la disparidad exacta, el grupo no pudo decirlo. Sin embargo, la intuición de un maestro les decía eso.

Entre estos huesos monstruosos, había algunos que parecían gigantes en cuclillas en el mar con la mitad de sus cuerpos expuestos. Sus colmillos tenían cientos de metros de largo como dos hojas afiladas. Después de incontables años, todavía tenían un destello brillante Otro se parecía a una grúa gigante con solo una pierna a la mitad sumergida en el agua. La única pierna parecía un pilar que sostenía una gigantesca ciudad de huesos.

La escena más impactante fue un esqueleto humanoide; debe haber pertenecido a una raza gigantesca que ocupaba una esfera entera por sí misma. El agua solo podía llegar a sus pantorrillas, por lo que uno podía imaginar lo gigantesco que debe haber sido. Otro espectáculo maravilloso fue la gran espada clavada en su pecho.

En otras palabras, esta espada tenía aproximadamente diez mil millas de largo. Un golpe casual de ella podría dividir incluso las estrellas. Si esto estuviera en el Espíritu Celestial, ¡podría dividir el Mar del Demonio Dragon en dos!

Estos esqueletos han resistido el río del tiempo, pero aún eran tan hermosos como el jade. Los otros afuera eran amarillos o carbonizados, a diferencia de los que se encuentran aquí. Sin embargo, su divinidad se había reducido a un nivel muy bajo.

Fueron precisamente estas características las que mostraron cuán poderosas fueron alguna vez. Aunque murieron en una era lejana, ¡la divinidad en sus cadáveres todavía estaba presente!

Este cadáver humanoide gigante conmocionó al grupo del daoísta. No pudo evitar murmurar: "¿Hay gente así de grande en este mundo?"

Las chicas se quedaron allí mirando tontas. Los cultivadores podrían crear avatares de tamaños enormes. Por supuesto, esos eran meros avatares. Nunca antes habían visto un cuerpo real de esta magnitud. El Espíritu Celestial tenía una buena cantidad de gigantes, pero parecían hormigas ante este esqueleto.

Xiong Qianbei nunca había visto una escena tan increíble como esta. Su trasero se encontró con la cubierta una vez más mientras miraba aturdido.

Jianshi finalmente preguntó: "¿Qué raza es esa?"

Li Qiye habló insípidamente mientras miraba a la gran criatura: "Una raza muy antigua que fue aniquilada hace mucho tiempo".

En esta área, incluso los cadáveres juguetones eran asombrosos.

"¡Slpas!” A lo lejos, apareció una ola monstruosa. Un esqueleto gigantesco nadaba alrededor. A veces saltaba sobre el mar mientras que otras se sumergía en las profundidades como una ballena.

Las dos chicas se emocionaron especialmente. Jianshi preguntó con incertidumbre: "¿Es una ballena ancestral?"

Li Qiye se rió entre dientes en respuesta: “Para ser exactos, es un Kun, otra raza que se extinguió en ese entonces. La ballena ancestral de tu escuela está relacionada con este Kun, el único miembro de la familia que ha tenido la suerte de sobrevivir hasta ahora."

Los dos respiraron profundamente después de escuchar esto. Sabían que su ballena ancestral era un pez monstruoso, pero no sabían de su origen o linaje familiar.

"¡Screesh!" Luego fue el grito de un fénix. Una llama surgió en el cielo. En un abrir y cerrar de ojos, un pájaro esquelético gigantesco pasó volando. Todo su cuerpo estaba envuelto en llamas. Estas llamas parecían provenir de todos y cada uno de los huesos.

Su cola arrastraba consigo un rayo de fuego que permanecía en el cielo durante miles de kilómetros. Este rayo contenía todo tipo de colores, como la cola de un fénix.

Xiong Qianbei se frotó los ojos con asombro y gritó al ver el pájaro: "¿Es un fénix?"

Li Qiye observó cómo el pájaro se alejaba y respondió: “Eso tampoco es un fénix. Sin embargo, no está lejos de ser un verdadero fénix. Como mínimo, tiene la mitad del linaje de un fénix."

El Daoista Sol Puro murmuró: “¿Qué diablos es este lugar? ¿Por qué todas estas poderosas criaturas se han convertido en huesos?”

Un lugar así era demasiado surrealista. ¿Qué era exactamente el Mar de Huesos? ¿Cómo pudieron todas las criaturas grandes dejar eventualmente sus restos en este lugar?


Comentarios del capítulo: (0)