ed-capitulo-1368
ED - Capítulo 1368
29624
1368

Daoísta Lin

Traductor: Crowli

Capítulo 1368: Daoísta Lin

La llegada de Li Qiye hizo temer a la mayoría de la multitud. En la actualidad, su notoriedad era bien conocida. A los ojos de muchos, mataría dondequiera que fuera y era más cruel que cualquiera de sus contemporáneos.

Primero refinó mil millones de peces abundantes y luego destruyó a Wyvern y a la Villa Tiburon de Sangre, así como al Valle Real hace un tiempo. Este valle era un linaje de dioses del mar e incluso estaba protegido por uno, sin embargo, un linaje tan poderoso se extinguió fácilmente. Ni siquiera se dejaron ladrillos rotos, y mucho menos edificios.

Muchos ojos parpadearon con su aparición. Algunos incluso sintieron un terrible horror. Hoy, su título de "Feroz" no era una broma. Su camino estaba destinado a estar plagado de hedor a sangre y muerte.

En cuanto a los antepasados ​​de Cao Guojiao y la Concha Rugiente, sus ojos se volvieron feroces con una sed de sangre por su vida.

"Está herido". Algunas personas con ojos agudos notaron la nave fragmentada y sabían que había experimentado una batalla devastadora.

Además, Li Qiye estaba pálido y necesitaba que Ruyan y Jianshi lo ayudaran a ponerse de pie. Esto hizo que sus heridas fueran aún más evidentes. Algunos tenían destellos en sus ojos, dejando claras sus insidiosas intenciones.

Esta fue, sin duda, la mejor oportunidad para que sus enemigos lo mataran debido a sus graves heridas. No se puede culpar a nadie por aprovecharse de la situación. Además, el mundo del cultivo obedecía a la ley de la jungla. No todo el mundo intentaría actuar como un caballero.

Li Qiye no se molestó en mirar a la gente porque sus ojos se posaron en la antigua torre octagonal. Suspiró y comentó: "La sabiduría de los antepasados ​​es grande más allá de la imaginación".

Después de un rato, Li Qiye les dijo a las dos chicas: "Lo que quieren está ahí".

Se sorprendieron después de escuchar esto debido tanto a la emoción como a la ansiedad. Sus escuelas finalmente habían encontrado el paradero de la Ruptura Persecución del Viento. Si pudieran reclamarlo, entonces sería una gran contribución que quedaría registrado en sus registros históricos.

Al mismo tiempo, se miraron la una a la otra. La Ruptura Persecución del Viento fue creado por su emperador mientras observaba los tótems visuales de un Kun Peng. Esta torre con luces radiantes se construyó sobre el cuerpo de un Kun Peng. Quizás su emperador había estado aquí antes e incluso estudió el dao allí. Tal vez uno podría aprender la técnica en este lugar o, de lo contrario, su antepasado no habría traído el hueso de la bestia que finalmente llevó a su desaparición.

Mientras Li Qiye miraba la torre, una persona salió y juntó las palmas de las manos para decir: "Li Qiye, es hora de que resolvamos nuestro rencor".

Esta persona era bastante joven y vestía una túnica daoísta. Era bastante apuesto y, lo que es más importante, su imagen era muy pulcra y limpia, que desprendía una sensación muy agradable.

"El maestro de la Inmaculada Expansión también está aquí". Alguien tomó nota de esto en su mente.

Li Qiye retiró la mirada y miró a este daoísta: "¿Quién eres?"

Esta respuesta indiferente cambió la expresión del hombre. Después de todo, él era un genio en el Espíritu Celestial y podría estar clasificado entre los mejores expertos. Sin embargo, la conducta indiferente de Li Qiye no solo lo ignoraba, sino que también lo provocaba desenfrenadamente.

El daoísta respondió: “Este daoísta es el maestro de la Inmaculada Expansión. La gente me llama Daoísta Lin".

Incluso aquellos que nunca lo habían conocido antes se sorprenderían al escuchar este nombre. Hace mucho tiempo que se rumoreaba que el Maestro de la Expansión Inmaculada tenía un Físico Inmortal a medio completar. Algunos decían que era uno de los mejores entre los Dioses-Monarcas ordinarios. Si estas dos afirmaciones fueran ciertas, incluso un Rey-Dios tendría que darle algo cara.

El daoísta habló lentamente: “Li Qiye, mataste a mi asistente dao y a mi General Tortuga. Has cruzado la línea, por lo que es hora de que resolvamos esta disputa. ¡Hoy, uno de nosotros morirá!"

Habiendo dicho eso, sus ojos se volvieron fríos y salió un destello descaradamente asesino. Había declarado su intención de vengar a sus seguidores perdidos. Por supuesto, como maestro de su secta, debería buscar justicia, pero muchas personas lo tomaron de manera diferente. Incluso un tonto podía ver que debido a que Li Qiye estaba herido, este era el mejor momento para que el daoísta desafiara a Li Qiye.

Tomar su vida mientras Li Qiye estaba herido era una ventaja que debía aprovechar si la venganza estaba en su mente. Normalmente, la gente no sería optimista sobre su oportunidad. A pesar de que era un prodigio talentoso y podría ser considerado bastante famoso por su cultivo y su físico inmortal, la notoriedad de Li Qiye estaba en su punto más alto. Su impulso fue tan feroz que no tuvo rivales entre la generación más joven.

Nadie pensaría que el Daoísta Lin tenía la más mínima posibilidad de éxito en este duelo. Por desgracia, Li Qiye estaba actualmente herido. La gente reflexionó sobre las circunstancias y descubrió que esta era una gran oportunidad. Incluso si el daoísta tuviera que perder su reputación, no podía renunciar a esta oportunidad.

Li Qiye sonrió casualmente, sin importarle este desafío. El daoísta hizo una mueca después de notar su falta de interés y pronunció con frialdad: “Li Qiye, mientras uno camina por la vida, también debe pagar sus deudas. ¿Quieres ser una tortuga cobarde por el resto de tu vida? Como siempre te has jactado de ser imbatible y estar calificado para alcanzar la Voluntad del Cielo, sal y pelea conmigo. Un cobarde nunca se convertirá en un Emperador Inmortal".

Su incitación hizo que Li Qiye se riera a carcajadas, pero el Daoísta Sol Puro intervino antes de que Li Qiye pudiera responder: “Daoísta Lin, si deseas pelear, tendré una pelea contigo. Si puedes vencerme con medio movimiento, luego podrás enfrentar al hermano Li para vengarte".

Sol Puro salio para respaldar a Li Qiye. El grupo sabía que Li Qiye estaba cansado de apaciguar a Hada, por lo que no estaba en óptimas condiciones para pelear.

Los espectadores no reconocieron al daoísta. Después de todo, rara vez se mostraba, por lo que no era famoso en el Espíritu Celestial. Solo aquellos que interactuaron con las cuatro ramas podrían reconocerlo.

Daoísta Lin levantó los ojos después de ver a Sol Puro: "¡Daoísta Sol Puro!"

“¿Daoísta Sol Puro? ¿Es ese el maestro de secta del Río Sol Puro? " La gente era ajena a este nombre. Algunos incluso confundieron su origen.

Ese nombre a menudo se confundía con el maestro de secta del Río Sol Puro, otra rama de Gu Chun. Por supuesto, eran esencialmente la misma secta.

"No, él es el lord de la Isla de los Espíritus Antiguos". Alguien corrigió la declaración errónea.

Sol Puro sonrió tranquilamente y dijo: "Me gustaría mostrar mis ligeras habilidades".

Incluso a su nivel, seguía siendo indiferente sin grandes deseos. No había un aura suprema o presión proveniente de él. No era de extrañar que la gente no pensara que era tan aterrador.

El Daoist Lin estaba un poco alarmado. No era un tonto sin ojos. A pesar de que nunca antes había visto a Sol Puro en acción, había oído hablar de las historias y rumores de esta persona sobre su físico de diamante.

Levantó la voz: “¡Lord de la Isla Sol Puro, esta es una pelea personal entre Li Qiye y yo! Esto no tiene nada que ver con las Cuatro Ramas de Gu Chun, así que espero que lo reconsideres".

A Sol Puro no le importó en absoluto cuando respondió: “No importa. Deja que esto se considere mi desafío hacia ti. ¿Te atreves a aceptar o no?”

La multitud consideró cuidadosamente sus palabras. Como maestro de secta de una de las cuatro ramas, en realidad estaba haciendo todo lo posible para interferir para ayudar a Li Qiye. Muchos encontraron esto asombroso.

Mientras el Daoísta Lin ya estaba demasiado lejos para retroceder, alguien más vino y dijo: “Lord de la Isla Sol Puro, si quieres pelear, con mucho gusto te entretendré. Estoy seguro de que no tiene miedo de aceptar desafíos".

Este era otro joven con una corona en la cabeza y un cuerpo que arrojaba fuego solar. Un aura imperial envolvió el cielo. En el momento en que se destacó, el sol se iluminó; era como si fuera un dios que presidía el palacio del sol. Él era el que controlaba los altibajos de este celestial.

Muchos reconocieron su identidad y exclamaron: "¡Monarca Yang Extremo!"

Este joven era el Profesor Yang Extreme, un prodigio renombrado y prometedor que superó incluso al Daoísta Lin. Su Físico Yang Extremo era bastante dominante.

El Daoísta Sol Puro no se enojó al ver el desafío y sonrió: “Oh, entonces eres tú. ¿Quieres interferir en nombre del Daoísta Lin? "

"Está bien si lo piensas así". El Monarca Yang Extremo respondió con indiferencia: “Deberías haber pensado en este resultado después de salir por Li Qiye. Las cuatro ramas pueden ser los líderes de los espíritus encantadores, pero eso no significa que puedas hacer lo que quieras".


Comentarios del capítulo: (0)


ed-capitulo-1369
ED - Capítulo 1369
29622
1369

El Monarca Profundo Tiránico

Traductor: Crowli

Capítulo 1369: El Monarca Profundo Tiránico

Sol Puro no se enojó con el Monarca Yang Extremo. Simplemente sonrió y dijo: "El hermano Li y yo tenemos una amistad personal, así que esto no tiene nada que ver con mis cuatro ramas".

"¿Es eso así?" El monarca se burló en respuesta: “Este Li no tiene reparos en matar espíritus encantadores en el espíritu Celestial. Tú, como Lords de la Isla de los Espíritus Antiguos, así como las cuatro ramas que son los líderes de nuestra raza, no quieres erradicar a los malvados y, en cambio, lo estás ayudando a dañar a los tuyos…”

El monarca se tomó su tiempo tratando de persuadir a Sol Puro mientras empujaba las cuatro ramas a una posición antagónica hacia los encantadores espíritus. Esta era su forma de desafiar el estado de la secta dentro de los espíritus encantadores.

Incluso si él avivando las llamas no podía tocar las cuatro ramas, estaba bien manchar su reputación. Después de todo, no perdía nada al hacer esto. Era mucho más audaz en comparación con el Daoísta Lin porque su secta era mucho más poderosa que la Expansión Inmaculada. La Escuela Yang Extremo no solo tenía un Físico Inmortal de gran finalización, ¡su progenitor fue el Emperador Inmortal Tai Yang!

"¡No eres nadie! ¡No es tu turno de chismorrear sobre mis cuatro ramas!" Una voz tiránica se escuchó cuando una persona descendió del cielo.

Alguien gritó sobre su aparición: "¡El Monarca Profundo!"

En este momento, el aura majestuosa del Monarca Profundo se cernía sobre toda el área. Fue difícil para otra persona replicar este gran estilo.

La expresión del Monarca Yang Extremo cambió con este recién llegado porque la reputación del Monarca Profundo superó con creces la del Daoísta Sol Puro.

Cuando se trataba de la generación más joven en el Espíritu Celestial, el Monarca Profundo, el Dios del Dao Rapido, el Príncipe Escudo del Mar y la Diosa Siete Marcial eran los más fuertes. Había una gran brecha entre ellos y el Monarca Yang Extremo y el Daoísta Lin.

Por supuesto, había oído hablar de algunos rumores sobre el Daoísta Sol Puro. Sin embargo, no los creyó ya que nadie había visto al daoísta en acción antes. Su fuerza era discutible, y algunos incluso afirmaron que no estaba a la altura de su nombre.

El Monarca Yang Extremo pronunció fríamente: “¿Oh? Monarca, ¿tú también quieres jugar?”

Con su aura represiva y dominante, el Monarca Profundo replicó: “¿Y qué si deseo interferir? ¿Crees que tu escuela está calificada para comentar sobre nuestras cuatro ramas, especialmente alguien de tu nivel? No es necesario que mi hermano mayor actúe, solo yo puedo matarte".

No es que el Monarca Profundo no deseaba vengarse de Li Qiye porque era débil y blando. De hecho, era del tipo dominante, era solo que entendía con quién podía y con quién no podía antagonizar.

Si pudiera ver a través de Li Qiye y comprender sus capacidades, no dudaría en cortarlo. Pero a sus ojos, Li Qiye era insondable. Los que se le oponían han sido devorados y destruidos. Debido a esto, el Monarca Profundo no deseaba involucrar a la Dinastía del Mar Profundo en una guerra con Li Qiye por su concubina.

En cuanto a los oponentes al nivel del Daoista Lin y el Monarca Yang Extremo, el Monarca Profundo simplemente no se preocupaba por ellos. Si fuera necesario, él personalmente suprimiría a estos dos. No había necesidad de llamar a las cuatro ramas, su dinastía por sí sola fue suficiente para aplastar la Expansión Inmaculada.

Como maestro que domina su propia región, estaba bien cuando otros conocían su lugar y no lo provocaban. Sin embargo, para los violadores, haría todo lo posible para aplanar sus sectas. Esto sirvió para afianzar su prestigio así como para expandir su territorio y ciudadanos. Por lo tanto, si este daoísta y monarca se atreviera a oponerse a él, ¡le daría una excusa para movilizar a sus tropas a sus linajes!

Su declaración de matar hizo que la expresión del Monarca Yang Extremo fuera bastante fea. Sabía que había cierta distancia entre ellos dos, pero estas palabras lo llevaban demasiado lejos.

Tal cambio tomó por sorpresa a la multitud. Todos pensaron que el Monarca Profundo tendría un combate de vida o muerte con Li Qiye. Nadie esperaba que él estuviera del lado de Li Qiye. Lo encontraron asombroso ya que todos sabían que su concubina favorita, Gongsun Meiyu, fue asesinada por Li Qiye. Lógicamente, el monarca debería apuntar a la venganza, por lo que sus acciones dejaron a la multitud confundida.

"Monarch, tú y yo compartimos el mismo enemigo". El Daoist Lin sonrió y dijo: “Este Li Qiye no tiene inhibiciones. Mató a mis seguidores, así como a tu amada concubina ..."

"¡No hay necesidad de que un forastero hable con la boca sobre mis asuntos y peleas!" El Monarca Profundo lo interrumpió.

"Jaja, Monarca Profundo, ¿no me digas que le tienes miedo a Li Qiye?" Lin mostró una sonrisa implicativa.

Los ojos del Profundo Monarca se pusieron serios. Él resopló y respondió: “¿Tratando de incitarme a unirme a tu lado? Muy bien, ¡déjame ver tus habilidades primero! ¡No confíes en tu lengua para avivar las llamas sin la fuerza suficiente para respaldarlas!"

Habiendo dicho eso, su energía sanguínea estalló como si una deidad hubiera descendido a este mundo. Extendió la palma de su mano derecha y atacó.

Un fenómeno visual apareció junto a una palma tan clara como el jade. ¡Los demonios perderían sus almas bajo este ataque y serían reprimidos por una eternidad sin posibilidad de reencarnación!

El Daoista Lin se sorprendió al ver este movimiento. De hecho, esta fue la reacción de la mayoría de la multitud, incluido el grupo de Cao Guojian.

Todos sabían que el cultivo del Monarca Profundo era extremadamente poderoso. No solo llevaba la energía de la sangre de miles de millones de ciudadanos con su reino, su mano derecha era igualmente incomparable. Algunos incluso la llamaron la mano derecha de dios, una mano bendecida por las deidades. ¡La gente creía que esta mano derecha era intocable y podía luchar contra todo tipo de armas!

El Daoista Lin inmediatamente tomó represalias. Su físico se volvió brillante cuando apareció una flor de loto floreciente que llevaba una inmensa santidad. Cada pétalo de la flor era del tamaño de un pulgar, pero cada una podía soportar un mundo.

"¡Bang!" Incluso este loto no pudo detener la mano derecha del Monarca Profundo.

El pálido Lin se tambaleó con su pecho subiendo y bajando. Aunque pudo tomar la palma, la disparidad entre los dos era evidente. No era rival para el Monarca Profundo.

"¡¿Te ​​atreves a abrir la boca con solo esta cantidad de poder?!" El monarca se burló: “La 'Ley del Físico Inmaculado' de tu Expansión Inmaculada no se puede comparar con los físicos de las Escuelas Imperfección del Vacío. Solo la Profesora Liu y la Profesora Zhuo están calificadas para oponerse a mí en este sentido". Era mil veces más agresivo que el Daoísta Sol Puro.

"¡Tú!" La expresión de Lin se volvió silenciosa y antiestética después de ser tratado con este nivel de desprecio. Después de todo, seguía siendo un genio famoso en el presente...

"¡Monarca Profundo, estás yendo demasiado lejos!" El Monarca Yang Extremo gritó antes de moverse para estar al lado del Daoísta Lin.

"¿Demasiado lejos?" El Monarca Profundo resopló. No le importó que los dos se tomaran de la mano, solo respondió tranquilamente: “Todavía no habia dicho nada cuando decidiste acusar a mis cuatro ramas. ¡Enseñarles una lección a los dos ahora mismo no es ir demasiado lejos!"

El Daoísta Lin respondió a gritos: "¡Tu arrogancia es una locura!" No había ningún lugar donde poner su rostro después de haber sido tratado con tanto desdén.

El dominio del Monarca Profundo era incesante mientras sonreía: “¿Y qué si estoy enojado? ¿No querías involucrar a mis cuatro ramas antes? Muy bien, ven, enséñame tus habilidades para hacerlo".

Todos aquí se quedaron boquiabiertos debido a esta exhibición dominante. Todos sabían que él no era una presa fácil. Cuando era más joven, había conquistado las cuatro direcciones para expandir su dinastía con el fin de crear una base sólida. Un conquistador así definitivamente no era agradable, por lo que esto era fiel a su carácter: desafiar a la Expansión Inmaculada y la Escuela Yang Extremo al mismo tiempo.

De hecho, mucha gente sabía que él era lo suficientemente fuerte para hacerlo. ¡Algunos personajes mayores incluso pensaron que estaba haciendo esto a propósito, que no quería nada más que enviar tropas para suprimir estos linajes y expandir su territorio!

En el Espíritu Celestial, las cuatro ramas estaban capacitadas para guiar a los espíritus encantadores. Si las Tres Escuelas de la Imperfección del Vacío no quisieran interferir, ningún otro clan espíritu encantador se atrevería a desafiar su posición.

Además, estos dos gigantes eran amigos desde hace mucho tiempo. Algunos incluso pensaron que habían formado una alianza inquebrantable desde la antigüedad. ¿Quién se atrevería a desafiar este tipo de alianza en el Espíritu Celestial?

El monarca dijo con altivez: "Vamos, me enfrentare a los dos, ya que no están calificados para desafiar a mi hermano".

El Daoísta Sol Puro sonrió con ironía y se acercó para detener al Monarca Profundo: “Hermano Menor, déjamelo a mí. Empecé esto, así que déjame terminarlo ".


Comentarios del capítulo: (0)