ed-capitulo-1374
ED - Capítulo 1374
30349
1374

Quemando al Rey Tierra Inmortal

Traductor: Crowli

Capítulo 1374: Quemando al Rey Tierra Inmortal

"¡Rumble!" Era el enorme cuerpo del Diablo Furioso contra Cao Guojian con su espada sin obstáculos. A pesar de ser un Gran Rey Dios, Guojian no tenía la ventaja contra el Diablo Furioso.

"¡El Físico Inmortal Furioso!" El observador Sol Puro volvió a divisar el físico.

Li Qiye también dejó de ver este combate. Sus ojos se posaron en el Rey Terra mientras pronunciaba: "¡Última advertencia, lárgate o haré un bote de orina con tu cráneo!"

El rey estaba bloqueando la entrada en este momento. Quería pasar desapercibido para no verse envuelto en este conflicto, pero ¿cómo iba a dejarle Li Qiye marchar dado el lugar en el que se encontraba?

El rey no pudo soportar la ira de la humillación pública y gritó: "¡Li Qiye! ¿Crees que puedes ser dominante? Mi Tierra Ancestral ni siquiera teme a un Emperador Inmortal, ¡y mucho menos a un joven como tú!"

Habló con rotundidad y sin ningún tipo de aprensión hacia su enemigo. No se le podía culpar por actuar así, ya que su secta aún estaba bajo la protección de tres árboles ancestrales. Ni siquiera un Emperador Inmortal podía acabar con su poderoso linaje, así que ¿cómo no iba a ser audaz?

"Es sólo la Tierra Ancestral, no me sería difícil destruirla en absoluto". Li Qiye sonrió tranquilamente y dijo: "Si no puedes actuar con sensatez, entonces empezaré por matar a un títere como tú para que el viejo se arrastre. Entonces no será tarde para destruir tu secta".

Esta declaración despreocupada hizo que todos se quedaran boquiabiertos. La declaración de Li Qiye era demasiado exagerada. Ni siquiera un emperador resucitado se atrevería a decir algo así.

"¡Bang!" Otra figura salió de su reino de sangre. El mundo entero sintió una ola de calor que les golpeó la cara.

Por supuesto, era idéntico a Li Qiye y escupía un terrorífico fuego solar refinado. Esta terrorífica llama solar podía incinerar todas las cosas. La alta temperatura hizo que mucha gente retrocediera con miedo; ya no se atrevían a permanecer cerca de él.

Li Qiye dijo sonriendo: "Deja que el Dios Yang te aniquile y te convierta en cenizas para que pueda ver si el vejestorio se arrastra desde sus restos".

Este era el Dios del Yang Extremo, otro de los doce dioses. Ruyan sonrió y saltó de nuevo a la nave de huesos para ponerse al lado de Li Qiye tras ver la aparición de este dios.

Este Dios Yang con un sol flotante se situó en el borde del altar y entró en acción al instante. Se cernió sobre el Rey Terra y derramó su fuego solar.

"¡Vamos!" La expresión del rey cambió después de ver el fuego infinito que bajaba. Invocó un escudo amarillo que no estaba hecho de oro o madera para detener este ataque entrante.

"¡Buzz!" El Dios Yang extendió un dedo. Otro sol apareció y el mismo fuego descendió. Con un sonido chisporroteante, el enorme escudo de Terra se quemó hasta quedar hecho cenizas.

Terra se horrorizó e inmediatamente utilizó una técnica secreta. Con unos extraños ruidos, todo a su alrededor se congeló. Este poderoso glaciar detuvo el refinado fuego solar.

Todos sentían tanto curiosidad como miedo por el Dios Yang con los soles bajo su control. Miraron fijamente el reino de sangre de Li Qiye y se dieron cuenta de que había ocho figuras más dentro. Esto les hizo temblar aún más.

En este momento, sólo había enviado a cuatro deidades, pero podía luchar contra personajes poderosos como Resplandeciente, Guojian y Terra. Si enviaba a las ocho, ¿cuán poderosa sería esta fuerza?

"¿Qué es esa cosa?" Nadie sabía qué era ese reino de sangre y las deidades que lo presidían.

No eran exactamente avatares, ni tampoco demonios y dioses. De hecho, Li Qiye podría haberlos llamado dioses y demonios, pero la realidad era que eran doce armas. De vuelta a la Meseta Funeraria Budista, Li Qiye hizo un trato. Él dejaría de usar su poder mientras que ellos tendrían que darle materiales que habían estado almacenando durante mucho tiempo. Estos materiales consistían en metales rotos que estaban flotando en el espacio vacío.

Y sí, no eran simples trozos de metal roto, ¡eran restos de la Olla de los Pensamientos Múltiples! En una época lejana, cuando el mundo aún estaba en sus primeras etapas, la olla tomó forma y se convirtió en uno de los nueve tesoros celestiales. Por supuesto, quedaron trozos de esta transformación que fueron tomados por la meseta.

Tras la transacción, utilizó la llama de la linterna verde para refinar esta chatarra y convertirla en doce hombres metálicos. Después, los colocó en el reino de la sangre y los cultivó utilizando la energía de la sangre y la esencia mundana de su interior. Al mismo tiempo, les añadió lps doce Físicos Inmortales. Cada figura correspondía a una de los doce físicos.

Durante la ceremonia de sacrificio, utilizó su propia vitalidad para potenciar a los hombres de hierro. Desde cierto punto de vista, eran sus armas basadas en su físico. Por lo tanto, sea cual sea el nivel de su físico, los doce hombres de hierro estarían en el mismo nivel, por lo que también estaban a mitad de camino como él.

Li Qiye nombró a estas creaciones, parecidas a avatares, como los doce dioses y demonios. Seis fueron creados con intenciones imperiales, mientras que los otros con intenciones diabólicas.

Tenían los siguientes nombres: Dios Diamante, Dios de la Primavera Sagrada, Dios Eterno, Dios del Yang Extremo, Dios del Alzamiento, Dios de la Imperfección del Vacío, Diablo Furioso, Diablo Solar, Diablo Devorador del Cielo, Diablo del Vacío, Diablo de la Supresión del Infierno y Diablo Destructor del Cielo.

Estas armas físicas estaban hechas con los restos de la Olla de Pensamientos Múltiples, así como con la energía sanguínea de los Emperadores Inmortales y del Progenitor de Sangre. Ya eran increíbles incluso antes de tener en cuenta los Físicos Inmortales. Por lo tanto, a mitad de camino, su poder era increíble.

"¡Buzz!" Un tercer sol surgió de la palma del Dios Yang e inmediatamente derritió el mundo de hielo.

Con estruendos metálicos, el refinado fuego solar se convirtió en leyes que se clavaron en Terra para atraparlo.

Terra era mucho más débil en comparación con el Dios Yang, por lo que no tenía forma de resistir este encierro. Esto hizo que la multitud pensara mucho. Terra era un parangón en el mejor de los casos, por lo que encontraban extraño que actuara tan arrogante con tan poco poder. Incluso se atrevió a desafiar a Ruyan y a los demás. ¿De dónde venía su coraje?

"¡Whoosh!" El fuego del sol había engullido todo el cuerpo de Terra. Gritaba y ardía al no poder soportar este dolor.

De repente, ocurrió un milagro. Su cuerpo se convirtió en madera después de que un brillo verde lo envolviera. Se había convertido en un hombre hecho de madera. Esta luz verde detenía la llama como si tuviera una majestuosa vitalidad.

"¡Atavismo!" Los treantes de aquí supieron enseguida lo que ocurría.

"¡Buzz!" Dos soles más emergieron del dedo del Dios Yang. Había un total de cinco soles derramando sus interminables llamas para refinar a Terra de forma enloquecida.

Con más chisporroteos, la luz verde fue destruida. El fuego solar dominante comenzó a trabajar en el cuerpo de Terra una vez más.

Nadie sabía de qué tribu era Terra para poder resistir tan bien el fuego. A pesar de la intensidad de las llamas, pasó algún tiempo antes de que lo carbonizara por completo.

Por desgracia, de su cuerpo crecieron hojas verdes y el cuerpo ennegrecido volvió a estar lleno de vida. Era como si acabara de renacer.

"¡Li, no puedes quemarme hasta la muerte!" Terra gritó complacido mientras era envuelto por el fuego del sol.

A Li Qiye no pareció importarle. Sonrió y dijo: "No te preocupes, soy muy paciente. Matar a una marioneta como tú no podría ser más sencillo, sólo quiero forzar tu vejez".

"¡Buzz!" Cinco soles más emergieron de la otra mano del Dios Yang. En este momento, un total de diez soles estaban asaltando Terra.

"¡Ah!" Sus gritos lastimeros resonaron por toda la región, haciendo que los demás se estremecieran de miedo.

En poco tiempo, se quemó hasta convertirse en carbón mientras se retorcía de agonía. Luchó pero no pudo escapar debido a que estaba atrapado por las leyes hechas de fuego. Por desgracia, la interminable fuerza vital volvió a aparecer junto al brillo verde. Su cuerpo fue revivido por la gran vitalidad.

Esta vez, pudo soportar las llamas ardientes y se sintió aún más orgulloso. Soltó una carcajada histérica: "¡Haha! Li, no puedes quemarme hasta la muerte ni con diez mil soles. Será mejor que empieces a rezar, ¡cuando escape te aplastaré como a una hormiga con un solo dedo!".

Todo el mundo se asustó al ver este extraño espectáculo. Algunos incluso sintieron que Terra estaba siendo asesinado0 y resucitado múltiples veces. Nadie entendía de dónde salía esa vitalidad ilimitada para devolverle la vida cada vez que estaba al borde de la muerte.


Comentarios del capítulo: (1)


Gracias :D

0

ed-capitulo-1375
ED - Capítulo 1375
31048
1375

Fusión cuádruple

Traductor: Crowli

Capítulo 1375: Fusión cuádruple

"¡Bang! ¡Bang!" Mientras Terra era quemado por el fuego del sol, las batallas cercanas también se volvieron bastante emocionantes. Se intercambiaron fuertes golpes de forma estrepitosa. Resplandeciente había sido golpeado más de diez veces por el Diablo del Vacío que lo emboscaba, haciéndole vomitar sangre.

Estaba furioso por los constantes ataques furtivos, pero no podía tomar represalias debido a la naturaleza sigilosa de este avatar.

Resplandeciente rugió con locura: "¡Cortejas la muerte!" Su energía sanguínea se volvió de un rojo intenso, como si estuviera ardiendo. En una fracción de segundo, su poder aumentó enormemente.

"¡Boom!" Estaba quemando su energía sanguínea, por lo que un fenómeno visual surgió detrás de él en forma de cielo azul. Había una figura robusta de pie bajo este cielo.

Su martillo divino resonó audiblemente con esta gran figura mientras un aura aterradora surgía hacia el cielo. Parecía estar volviendo a la vida. Surgieron largas y estrechas leyes de cinco colores diferentes. Un aura divina impregnó el mundo.

Los ojos de la gran figura se encendieron de repente y parecieron iluminar el mundo. Nada podía evadir su mirada.

"¿Qué es esto?" Mucha gente se sorprendió al ver que el arma divina volvía a la vida.

Un parangón comprendió lo que ocurría y lo explicó: "Está quemando su línea de sangre para alcanzar un estado atávico, lo que le permite invocar el tótem de su antepasado. Este antepasado era un verdadero dios, así que éste es el tótem de su línea de sangre".

Este era el último recurso para Resplandeciente. Quemar su línea de sangre le exigía pagar un gran precio, pero no podía hacer otra cosa. Ser derrotado por el avatar de un subalterno le hizo perder toda la cara. Si no vencía a Li Qiye hoy, perdería toda su reputación como Rey Dios.

"¡Boom!" En una fracción de segundo, el Dios Diamante atacó sin esquivar. El gran dao explotó con sus golpes.

"¡Largo!" Resplandeciente fue mucho más fuerte esta vez mientras rugía y golpeaba su martillo divino con una fuerza capaz de hacer añicos el universo y sus innumerables leyes. Un Gran Rey Dios sería aniquilado al instante.

"¡Bang!" El ataque no sólo contenía el poder de un Rey Dios Celestial de Resplandeciente, también tenía el poder de un dios verdadero. El Dios del Diamante simplemente no pudo detener este golpe destructivo. Su cuerpo fue aplastado y golpeó el suelo, haciendo que aparecieran grietas.

Tal escena conmocionó a la multitud. Los espectadores sintieron el dolor de sus cuerpos. Si fueran golpeados por el mismo golpe, sus cuerpos se convertirían en humo.

"¡Boom!" El Diablo del Vacío se unió a la refriega y lanzó un ataque con la palma de la mano al pecho de Resplandeciente. Sin embargo, Resplandeciente simplemente sacudió sus hombros, sin sufrir ninguna herida.

"¡Buzz!" La figura lanzó un ataque visual de inmediato y selló al Diablo del Vacío.

Por supuesto, el Vacío se había fundido en el espacio, por lo que este sello en particular no podía detenerlo. Sin embargo, su velocidad de desaparición se vio afectada; era mucho más lenta.

Resplandeciente estaba preparado para esto y aprovechó la oportunidad. El martillo divino se balanceó. Con continuos ruidos de golpes, se abalanzó sobre Vacío como una tormenta.

Vacío consiguió escapar bajo el brillo del tótem. Un poco más tarde, apareció en un lugar diferente mientras se tambaleaba hacia atrás. Surgieron grietas en su cuerpo como si estuviera a punto de romperse.

"¡Pa!" En ese momento, el Dios del Diamante saltó fuera del pozo de barro. A pesar de haber sido aplastado en un disco, había recuperado su forma sin la más mínima lesión.

Todo el mundo jadeó al ver que estaba bien después de recibir ese ataque capaz de matar a un Rey Dios Celestial. 

Resplandeciente se mostró confiado esta vez y se rió: "Niño ignorante, libera todos tus avatares. Los mataré a todos hoy".

Todavía creía que estos eran los avatares de Li Qiye, así que no tenía miedo de enfrentarse a todos ellos.

Li Qiye se rió en respuesta y dijo: "No es necesario que todos ellos se enfrenten a ti".

"¡Boom!" Una majestuosa energía sanguínea se precipitó fuera del reino y se vertió en el Vacío.

"Buzz". Una ola de zumbidos resonó. Void aceptó este majestuoso poder que curó las grietas, librándolo de sus heridas.

Los restos del Caldero Pensamientos Múltiples que Li Qiye obtuvo de la Meseta Funeraria Budista eran demasiado pequeños y no podían convertirse en doce hombres de hierro. Por lo tanto, refinó los restos en un solo hombre de hierro antes de cultivarlo con la energía sanguínea dentro de su reino. De este modo, el hombre único se convirtió en doce.

No era tan fácil destruir algo que provenía de esta olla. Li Qiye necesitó la llama de la lámpara verde y todos sus esfuerzos antes de poder refinarlos. Por lo tanto, para las doce deidades, sólo serían forzadas a volver a sus formas originales en el mejor de los casos. Era simplemente imposible destruirlas.

Estos golpes del martillo divino fueron capaces de romperlos sin causar ningún daño real. Incluso si fueran golpeados por un verdadero golpe definitivo, sólo volverían a su pequeña forma de hombre de hierro.

Era un poco diferente para el Dios del Diamante. Debido a su físico, podía resistir ataques increíbles. Atravesar esta defensa en particular era extremadamente difícil. A diferencia del Vacío, no necesitaba la energía de la sangre del reino para tratar sus heridas.

"¡Bang! ¡Bang!" Dos avatares más salieron del reino de la sangre. Uno de ellos tenía alas de hada y exudaba una luz maravillosa. Estas alas radiantes parecían ser capaces de apuntalar un mundo inmortal.

Este era el Dios Inmortal Elevado. El otro era un diablo. Permanecía allí de forma inamovible. Independientemente de su ubicación, nadie podía superarlo. Era algo capaz de suprimir los cielos y todos los dioses y diablos. Su nombre era el Diablo Supresor del Infierno.

El Daoísta Sol Puro murmuró para sí mismo: "¿Esta vez es el Físico Inmortal Elevado y el Físico Supresor del Infierno?" Por fin comprendió en qué consistían los doce avatares.

La multitud estaba ansiosa por ver salir a dos más. Ya habían visto lo poderosos que eran Diamante y Vacío. Era fácil imaginar cuántos enemigos podría derribar Li Qiye utilizando las doce deidades.

"Ven. Aunque los dejes salir a todos, haré un trabajo rápido con ellos". Dado que Resplandeciente ya había quemado su línea de sangre, se rió enloquecidamente y pensó que también podría ir a por todas.

Li Qiye mostró una sonrisa insípida: "Cuatro son suficientes para hacerte pedazos".

"¡Zas!" Las cuatro deidades se pusieron juntas esta vez. Sus radios individuales eran cegadores; era una luz maravillosa o una monstruosa llama maligna.

"Zzz-" Luego vino un desarrollo increíble. Las cuatro deidades se fusionaron como si fueran hierro fundido y se convirtieron en una nueva deidad.

"¡Boom!" Su brillo estalló en una fracción de segundo. Era mitad demonio y mitad dios. Tres mil mundos flotaban en su interior junto con una miríada de celestiales.

"¡Clank!" El sonido de un arma resonando sonó en esta deidad particular. Exudaba un brillo metálico afilado y frío, así como un aura asesina propia de un arma. No había emociones ni carne, ¡la propia deidad era un arma!

"¡Esto no es un físico inmortal ni un avatar, es sólo un arma!" Sol Puro finalmente vio a través de sus misterios. Se dio cuenta de que sus especulaciones anteriores eran falsas.

La naturaleza de un arma era una despiadada intención asesina. Sol Puro sintió un frío helado mientras miraba este brillo metálico de la deidad. Tenía más conocimientos y perspicacia que los demás presentes. Se dio cuenta de muchas cosas después de ver esta arma, que Li Qiye no sólo tenía los doce Físicos Inmortales, ¡también poseía sus verdaderos misticismos! ¡Se trataba de alguien que podía reunirlas todas en una gran finalización!

A lo largo de las eras, ¿cuántas personas tenían un dominio perfecto de los doce físicos inmortales al mismo tiempo? ¡La respuesta era cero!

"¡Buzz!" Esta deidad se dirigió directamente a Resplandeciente.

"¡Muere!" El tótem detrás de Resplandeciente se iluminó mientras quemaba frenéticamente su propia sangre. Otro martillo para decapitar los cielos fue directo a la deidad entrante.

La deidad no intentó esquivar en absoluto y continuó su ofensiva.

"¡Bang!" El martillo golpeó su cuerpo, pero quedó completamente intacto. Por el contrario, este martillo divino fue enviado volando hacia el horizonte por el impacto.

"¡Bang!" La deidad extendió su mano derecha e inmediatamente atravesó el pecho de Resplandeciente para arrancarle el corazón.

"¡Pum! ¡Pum! ¡Thump!" Resplandeciente retrocedió varios pasos con los ojos muy abiertos para mirar su corazón aún palpitante que había sido arrancado.

"¡No!" Mientras Resplandeciente gritaba, la deidad partió su cuerpo por la mitad. La sangre brotó y sus entrañas cayeron al suelo.

Qué ferocidad tan desbordante. Un Rey Dios Celestial acababa de ser destrozado en un solo movimiento mientras gritaba por su vida - esta escena dejó a la multitud boquiabierta.

"Demasiado débil". Li Qiye comentó sin emoción mientras su deidad lanzaba el cadáver de Resplandeciente al suelo.

Incluso Sol Puro sintió un escalofrío después de ver esto. ¡Un arma fusionada con cuatro Físicos Inmortales era realmente aterradora! ¿Y si se fusionaban las doce? El resultado sería simplemente inimaginable.


Comentarios del capítulo: (0)