ed-capitulo-1390
ED - Capítulo 1390
31063
1390

Torbellino de Hierro

Traductor: Crowli

Capítulo 1390: Torbellino de Hierro

Cuando puso sus manos sobre el disco, su mano derecha se llenó de un brillo dorado y la izquierda de un brillo plateado.

Extrañamente, en el momento en que hizo contacto, el disco parecía nieve y hielo encontrándose con el sol, ya que se derritió lentamente, al igual que el cambio del invierno a la primavera.

Finalmente, todo el disco se convirtió en hierro fundido. Este líquido se arremolinó lentamente más rápido y fuerte antes de emitir una luz extraordinaria de un tono gris hierro.

"¡Boom!" Este hierro fundido se convirtió instantáneamente en un torbellino. ¡Era como si algo acabara de despertar o volver a la vida! Este torbellino se volvió enorme y desarrolló un ojo de la tormenta. ¡Su poderosa fuerza podía arrasar con todo y destruir el mundo! Después de despertar, se volvió violento, deseando aniquilar todo lo que tenía a la vista.

"¡Buzz!" Li Qiye, una vez más, activó su físico de cristal y entró en este torbellino de color hierro.

"¡Rumble!" En el momento en que puso el pie dentro, todo el vórtice tembló como si le negara la entrada.

"¡Boom!" La rápida rotación se volvió aún más fanática. ¡Una fuerza aterradora en forma de mano gigantesca deseaba convertirlo en polvo!

Sin embargo, esta fuerza no podía herirle en lo más mínimo debido al físico de cristal. Mientras tanto, estaba refinando y tallando palabras rúnicas con sus manos para dejar una marca indeleble en el torbellino de hierro.

"¡Rumble!" El torbellino se resistió naturalmente a esta acción e hizo temblar el mundo. Utilizó su formación defensiva definitiva que podía hacer todo pedazos.

"Nada puede detener mi deseo". A Li Qiye no le importó en absoluto y simplemente sonrió después de ver la lucha del torbellino

"¡Whoosh!" Los rayos dorados y plateados de su frente se volvieron aún más deslumbrantes. Salieron disparados de nuevo e instantáneamente se clavaron en lo más profundo del torbellino de hierro.

Pequeñas hebras de leyes similares a la seda, casi invisibles a simple vista, perforaron lentamente el torbellino de hierro. Su violencia se calmó realmente como el apaciguamiento de un dragón furioso.

Li Qiye siguió refinando las leyes y tallando más runas en el torbellino para lograr su objetivo de marcar permanentemente esta entidad.

En el presente, él era el único que comprendía realmente los misterios de estos torbellinos junto con sus verdaderos usos. Finalmente, el acto estaba hecho. Miró su trabajo con una sonrisa.

"Pronto haré mi regreso a los nueve cielos. En ese momento, ¡incluso los dioses y los emperadores serán asesinados si intentan bloquear mi camino!" Levantó la mirada mientras hacía esta afirmación.

"¡Clank!" Resonó el sonido del metal golpeando. Los rayos dorados y plateados que estaban en las profundidades del torbellino de hierro volvieron a su frente. Sin embargo, esta vez tenían otro compañero: un rayo de tono de hierro.

¡Los tres rayos se entrelazaron y se movieron juntos como si fueran trillizos!

"¡Rumble!" Tras la salida del rayo de hierro, todo el torbellino giró aún más rápido. 

Sonrió y dijo: "Es hora de partir. Nos volveremos a encontrar y ese día me convertiré en el gobernante de todos". Con eso, abandonó el torbellino de hierro.

"¡Bang!" Justo después de que se fuera, el mundo tembló violentamente. El torbellino de hierro voló y rasgó el espacio mismo, abandonando este mundo.

¡Ninguna fuerza pudo suprimirlo ya que incluso esta zona espacial quedó con un agujero al hacer su salida! Li Qiye se alegró de este acontecimiento y se marchó también.

Sin embargo, antes de hacer su salida, se detuvo y se rió para hacer un comentario casual: "¡A mis ojos, independientemente de lo poderoso o grande que uno pueda ser, siguen siendo sólo cobardes por no ir al fin del mundo para la batalla final! ¡Sólo son tiranos de sus propios hogares! ¡Jaja!" Se fue fríamente después de burlarse.

Desde el principio hasta el final, este reino estuvo en silencio. Ninguna existencia le respondió, haciendo que pareciera que era un loco murmurando para sí mismo.

***

En Mar de Huesos, el frenético temblor dejó a mucha gente horrorizada. Todavía tenían miedo después de que se calmara debido a que no sabían lo que había pasado.

"¿Acaba de ocurrir un gran cambio en el Mar de Huesos?" Un gran personaje especuló en medio de toda la conmoción.

De hecho, el mar cambió bastante, pero los forasteros no podían señalar qué era exactamente diferente.

Alguien ya había estado en un lugar concreto de esta zona antes que nadie. Era un pequeño esqueleto: ¡Lord Huesos!

Se alegró y a la vez se estremeció por el temblor del Mar de Huesos: "¡Esto es una locura, prácticamente ha conseguido el Tridente, algo que nadie ha hecho antes! Esa es la mano oscura detrás de las cortinas que controla los nueve mundos para ti, ¡el rey demonio que puede masacrar a los Emperadores Inmortales!" 

Se estremeció al pensar en las leyendas del Cuervo Oscuro. En los nueve cielos y las diez tierras, ésta era probablemente la única entidad que podía apoderarse por la fuerza del tridente. Lo que parecía imposible siempre sería demostrado por él. Por desgracia, Huesos no tenía mucho tiempo para pensar ahora, ya que había estado esperando este momento. Él sabía mejor que todos los demás; el momento en que Li Qiye obtuviera el Tridente era el momento más seguro en este lugar debido a los cambios trascendentales. 

"¡Voy a ser rico!" Sus ojos se iluminaron mientras se precipitaba inmediatamente mientras gritaba: "¡Con toda esta fortuna, ya no necesitaré depender del Mar de Huesos para vivir! Jejeje, Bu Si, mocoso, sólo tienes que esperar, te desollaré la piel y te romperé los huesos. Entonces veremos si te atreves a engañarme de nuevo". 

Vino bien preparado, así que el viaje no duró mucho. Se marchó a toda prisa justo después.

"Esta vez sí que es mucho dinero". Parecía bastante engreído y satisfecho como un fantasma hambriento que acababa de comer una comida completa. Se podía decir que estaba sonriendo por sus pómulos temblorosos.

Poco después, el Mar de Huesos volvió a la calma, por lo que Huesos notó otro cambio. Se estremeció y exclamó horrorizado: "¡Oh, madre, esto no puede estar bien! Realmente ha devuelto el Tridente, ¿qué está haciendo?". 

Se perdió en la contemplación y murmuró: "¿Por qué ha devuelto el Tridente? ¿Cuál es su deseo?"

¡Huesos no pensaba que Li Qiye había sido asesinado porque había oído que nadie podía matar al Cuervo Oscuro! Se trataba de alguien que se atrevía a matar a los Emperadores Inmortales, así que seguramente tenía planes para escapar de forma segura después de venir a al Mar de Huesos.

"¿Qué tipo de objeto le hizo rechazar el Tridente?" Se quedó aturdido y recordó que Li Qiye vino por otra cosa, no por el Tridente.

Se volvió muy curioso sobre este tema en particular. Aunque Li Qiye había declarado su objetivo, debería haber conservado el Tridente.

Más que nadie, comprendía la importancia de que alguien como Li Qiye empuñara el Tridente. No sólo le haría extremadamente poderoso, sino que también le daría libre dominio sobre el Mar del Dragón Demonio. Tanto los supremos como los dioses marinos sólo podrían esperar a que los masacrara sin posibilidad de resistirse.

En cuanto a los demonios marinos, las consecuencias de perder el Tridente eran inimaginables. Ya no podrían producir más dioses del mar en el futuro. Esto significaba que su tótem espiritual se perdería a partir de entonces. ¡Ya no estarían cualificados para mantenerse en pie en el Espíritu Celestial y ya no podrían luchar contra los espíritus encantadores y los treantes!

"Oh Dios, el Espíritu Celestial estaba casi acabado". Después de un largo tiempo, recuperó su ingenio y pronunció: "¡El Mar de Hueso está cediendo ahora mismo!"

Se dio cuenta de los entresijos internos. ¡Li Qiye devolvió el Tridente como parte de un trato!

"Esto es demasiado diabólico, ¿a qué plan recurrió para obligar al Mar de Huesos a someterse? ¿Involucró también a torbellino y a la cresta divina?" Murmuró distraídamente algo más.

Debido a su increíble formación, estaba al tanto de ciertos secretos desconocidos para los forasteros.

Sabía que la única forma de hacer ceder al Mar de Huesos era que Li Qiye tuviera ayuda externa. Torbellino y Cresta Divina también podrían estar detrás de esto, lo que rompería el equilibrio. El Mar de Huesos no tendría otra opción que someterse en este escenario. 

Por supuesto, su especulación era sólo parcialmente correcta. El trato, efectivamente, tenía algo que ver con este asunto, pero no era todo lo que había.

"La mano oscura es increíble. Ni siquiera los emperadores pueden obligar al Mar de Huesos a ceder, ¡pero él lo ha hecho! No me extraña que incluso los emperadores se lo piensen dos veces antes de oponerse a él". Terminó sus pensamientos.


Comentarios del capítulo: (0)


ed-capitulo-1391
ED - Capítulo 1391
31064
1391

La salida de Zhentian

Traductor: Crowli

Capítulo 1391: La salida de Zhentian

No todo el mundo entendía las corrientes subterráneas que impulsaban todo en el Mar de Huesos. Algunos aún no podían calmarse y sentían que algo estaba mal. Muchos empezaron a pensar en abandonar el área por completo.

"Meng Zhentian está dejando su cultivo". Para consternación de los oyentes, cierta noticia se extendió por el continente. Para mucha gente, Zhentian era un personaje inalcanzable. Cualquier noticia sobre él se extendía como un reguero de pólvora.

"¿Se batirá Zhentian en duelo con Li Qiye?" Los espíritus encantadores eran los más emocionados con sus ojos iluminados.

No se les podía culpar por tener demasiada anticipación. Li Qiye había sido muy feroz recientemente; empujó tanto a los demonios del mar como a toda su raza, así que naturalmente deseaban que un espíritu encantador pudiera derrotarlo.

Muchos los consideraban los favoritos del cielo, por lo que tenían un sentido de superioridad y sentían que eran más fuertes que las otras razas. Por eso, ¡el ascenso de un débil humano les dejaba un sabor agrio!

Un pez gordo de la generación anterior comentó: "Ya llegará. Aunque no sea hoy, que luchen es sólo cuestión de tiempo".

Todos los que habían vivido la batalla anterior sabían que la lucha entre todos los aspirantes a competidores llegaría independientemente de lo débiles o poderosos que fueran. Sólo había dos resultados en este camino por el trono; o se convertían en huesos secos que allanaban el camino o se convertían en el emperador.

La situación actual era bastante clara. Zhentian era un Evasor de la Era, por lo que tenía una ventaja absoluta. Ya no había vuelta atrás, puesto que ya había surgido, ¡así que luchará hasta el final!

Al mismo tiempo, un monstruo como Li Qiye nunca había tenido miedo de nadie desde que apareció en el Espíritu Celestial. Tanto los dioses como los demonios no podían disuadir a alguien tan feroz como él, que también estaba destinado a llegar al final.

Para los dos, el resultado era la muerte de Li Qiye o la de Zhentian. Solo uno quedaría en pie.

"¡Los espíritus encantadores tendrán un Emperador Inmortal en esta generación!" Un espíritu encantador aplaudió a su propia raza y a Zhentian.

De hecho, todos los personajes más antiguos de esta raza querían que Zhentian se convirtiera en emperador. No habian tenido uno durante mucho tiempo. Si todavía no podían producir uno en las próximas una o dos generaciones, ya no estarían a la altura de su fama de ser los favoritos del cielo. Si se convirtiera en emperador, ¡justificaría su fama!

"¡La Legión Supresora del Cielo está buscando a Li Qiye!" Otra noticia recorrió el continente en medio de todas las especulaciones.

"Ya está llegando. El ganador será finalmente revelado". Muchos temblaron tras recibir esta información.

Los cambios en Mar de Huesos hicieron que la gente quisiera irse, pero ahora, decidieron quedarse a observar. Nadie podía soportar irse cuando la lucha por el trono estaba a punto de ocurrir. Se arrepentirían por el resto de sus vidas.

Alguien exclamó con entusiasmo: "Esta generación es realmente diferente. La Voluntad del Cielo aún no ha aparecido, pero los candidatos ya han empezado a luchar. Cuando la competición se formalice, ¡todos los genios de los nueve mundos lucharán hasta la muerte!"

"Su legión ha encontrado finalmente el barco de Li Qiye, pero Li Qiye no está allí. ¡Sólo las dos profesoras de la Imperfección del Vacío están a bordo!" Un mensaje más llegó con premura.

"¿No me digas que Li Qiye tiene miedo?" La gente intercambió miradas al enterarse de su desaparición. Un espíritu encantador incluso se mofó.

Un segundo mensaje se difundió rápidamente justo después: Liu Ruyan y Zhuo Jianshi estaban luchando contra la legión de Zhentian.

La gente se apresuró en masa después de escuchar esto para ver cómo terminaría esta tormenta. La lucha estaba en pleno apogeo y ambos bandos no estaban dispuestos a dejarse vencer.

Al mismo tiempo, un carruaje tirado por un pájaro dorado se detuvo fuera del campo de batalla justo al lado de los demás espectadores.

El conductor era el famoso Ancestro de la Llama Carmesí de la Raza de los Treantes, un Gran Rey Dios que en su día había disuadido al mundo entero. Por desgracia, ahora era un simple conductor y tenía una expresión respetuosa en su rostro.

Este trato hizo que la gente sintiera un escalofrío. Fuera de los Emperadores Inmortales, sólo Meng Zhentian estaba cualificado para tratar a un Gran Rey Dios como conductor.

De principio a fin, Zhentian no mostró su rostro, pero todos estaban seguros de que estaba dentro debido al aura tiránica que emanaba de su interior. Se cernía sobre ellos como una montaña monstruosa que nadie podía escalar. Esta aura le hacía parecer el gobernante de los nueve mundos o un Emperador Inmortal. Cuando daba órdenes desde este carro, incluso las deidades querrían trabajar bajo su mando.

"Ese es Meng Zhentian". Innumerables ojos llenos de expectación estaban pegados al carruaje. Para los cultivadores de este mundo, su fama era simplemente atronadora, pero pocos le habían visto en persona.

Había quienes de la generación más antigua que lo habían visto antes, pero después de evadirse una generación, ya no sabían qué aspecto tenía ahora. En cuanto a los jóvenes, querían ver aún más al genio número uno de los espíritus encantadores.

Sin embargo, el carruaje se detuvo y permaneció inmóvil en el aire. Zhentian no se dejó ver.

"¡Boom!" La lucha entre la legión y las dos chicas alcanzó el clímax. El mundo explotó con grandes explosiones mientras los cadáveres salían volando.

Ruyan y Jianshi eran como dragones que entraban en su mar. Abrieron una enorme brecha a través de la legión y mataron en su camino. Sus auras eran majestuosas mientras usaban su caldero y su espada imperial. Ambas mostraban su fuerza y su amplia energía sanguínea.

Barrieron a través de los buques de huesos de una manera dominante y sin miedo, sin mostrar ninguna vacilación, incluso si Zhentian estaba aquí.

"Legión Supresora del Cielo, será mejor que envíes a tus escuadrones de élite porque este grupo por sí solo no será capaz de detenernos". Ruyan seguía sonriendo mientras estaba de pie en su barco de huesos.

Muchos se sorprendieron al ver que las dos seguían actuando con tanta arrogancia.

"Señoritas, me temo que tienen un malentendido". La voz de Zhentian resonó desde el carruaje. No era particularmente fuerte, pero todos podían oírla claramente. Además, cada una de sus palabras era muy rítmica y salía de forma mágica.

"No estoy aquí para causaros problemas a vosotras dos, sólo quiero ver al Daoísta Li". Lo dijo con un ritmo muy agradable para los oídos de los oyentes.

La gente estaba impresionada y llena de admiración después de oírle hablar. Uno murmuró: "El futuro emperador es realmente extraordinario, incluso su discurso es carismático".

Todo el mundo sabía que era el más fuerte, pero actuaba de forma amistosa. Esto sólo mejoró la impresión que la gente tenía de él.

"Lo siento, pero nuestro Joven Noble no está recibiendo invitados, por favor regrese". La sonriente Ruyan seguía respondiendo de forma natural al hablar con Meng Zhentian.

Después de ver a las dos chicas protegiendo el barco, un espíritu encantador pronunció en voz baja: "¡Sólo es un humano, por qué es tan querido!"

Ambas eran profesoras de la Imperfección del Vacío, un coloso entre los espíritus encantadores. Muchos pensaron que este linaje debería apoyar a Meng Zhentian. Después de todo, venían de la misma raza. Pero ahora, estos dos estaban apoyando a un humano.

¡Simplemente no entendían por qué la Imperfección del Vacío elegiría a un humano en lugar de a Meng Zhentian!

"Puedo esperar si no está aquí. Si no te importa, ¿puedo subir a tu barco?" Meng Zhentian habló muy educadamente.

"¡No!" Jianshi respondió en lugar de Ruyan esta vez: "El Mayor Meng es inigualable en la generación actual y nosotras dos sólo somos juniors. Hoy tenemos nuestras propias tareas, así que no podemos entretenerle. Por favor, discúlpenos".

Naturalmente, no le dejaron subir a bordo, ya que Hada seguía en el barco. Por supuesto, no estaban preocupados por su seguridad ya que no era alguien que Meng Zhentian pudiera manejar. Lo que temían era que la provocara. Si se ponía furiosa, ¡habría un gran problema!


Comentarios del capítulo: (0)