ed-capitulo-1410
ED - Capítulo 1410
31728
1410

Capítulo 1410: Cresta del Árbol Divino

Traductor: Crowli

Capítulo 1410: Cresta del Árbol Divino

Ye Xiaoxiao respondió con sorna: "Por favor, Rey del Ego, deja de pensar tanto en ti mismo todo el tiempo. Preferiría casarme con un perro o un gato cualquiera antes que contigo".

Se rió y dijo: "Bien, entonces cásate con un perro".

"¡Tienes un problema!" Ella apretó los dientes con rabia antes de pisarle el pie una vez más mientras le miraba ferozmente.

Li Qiye la sujetó con una mano y dijo: "Bien, pequeña, juega bien ahora. Iremos a la Cresta del Árbol Divino".

"Vamos entonces, ¿crees que tengo miedo?". Ella tarareó antes de escapar de su agarre.

"Muy bien, vamos". Él continuó adelante.

"¿Qué vamos a hacer allí?" Ella se apresuró a seguirle como una niña curiosa.

Él sonrió y respondió: "Un poco de observación".

Los ojos de ella se iluminaron enseguida: "¿Va a salir un tesoro? Rey del Ego, es imposible que vayas a la cresta sin motivo".

"¿Quién lo dice? ¿No puedo ir allí para disfrutar de los paisajes?" Sonrió misteriosamente.

"Bah, nunca me fiaré de tus mentiras". Ella resopló y pareció pegarse a él. Dondequiera que fuera, ella estaría justo detrás de él, ya que deseaba ver su objetivo de ir a la cresta.

Sonrió y continuó hacia su destino con Xiaoxiao justo detrás de él.

La Cresta del Árbol Divino era uno de los doce cementerios, uno del mismo nivel que el del Mar de Huesos en el Espíritu Celestial. Sin embargo, no era tan peligroso como su homólogo.

Algunos incluso decían que fuera de la Meseta Funeraria Budista, la cresta era el lugar menos peligroso. De hecho, todos los cementerios eran peligrosos. La cresta podía parecer segura, pero eso era sólo un velo. Era peligroso como cualquiera de los otros.

El dúo llegó rápidamente y sintió que el aire que soplaba en sus rostros cambiaba. Los recién llegados descubrirían que la vasta aura de Godhalt provenía de la Cresta del Árbol Divino. Esta aura era tan ilimitada como un océano. Y lo que es más importante, aquí se podía encontrar una abundancia de fuerza vital. La gente se sentía como si se bañara en su energía en cualquier rincón de la cresta, lo que provocaba una sensación indescriptiblemente agradable.

Independientemente del cansancio, la debilidad o la edad, todo era diferente cuando se pisaba esta tierra. El cansancio desaparecía, los débiles se volvían más fuertes y los viejos se sentían más jóvenes...

"Si la gente no supiera que esto es un cementerio, ¿quién lo pensaría después de venir aquí?" Xiaoxiao se puso de pie en una cima y respiró profundamente, relajándose. Su cuerpo estaba inmerso en esta fuerza vital como si se estuviera bañando en un océano. Estaba cómodo y lleno de vitalidad...

Li Qiye simplemente sonrió y miró a la aldea que estaba debajo del pico. Sus ojos se volvieron muy profundos. Si alguien pudiera ver el lugar en el que se encontraban estos dos, sin duda se asombraría. Se trataba de una enorme cordillera con picos ondulados llenos de exuberante vegetación y vida.

Por supuesto, una enorme cordillera con muchos picos parecería ordinaria incluso cuando fuera a gran escala.

Por desgracia, era diferente aquí en la Cresta del Árbol Divino, porque esta gran cordillera no estaba situada en el suelo, sino que se clavaba en él.

Imagínate, una cordillera que se extendía por miles o incluso decenas de miles de kilómetros estaba al revés. Los picos estaban insertados en el suelo mientras que la base apuntaba directamente al cielo de una forma inimaginable.

Además, había más de una cordillera como ésta que se extendía por la Cresta del Árbol Divino.

Desde esta perspectiva, las cordilleras parecían ramas de un gran árbol que echaba raíces en la tierra. Una escena tan espectacular estaba fuera de este mundo y sólo podía encontrarse en la Cresta del Árbol Divino. Cualquier cultivador que viniera aquí quedaría asombrado por esta vista.

Durante millones de años, la gente ha explorado la razón de esta disposición geográfica, pero nadie pudo dar una respuesta concreta. Por supuesto, hubo numerosas especulaciones. Una de ellas afirmaba que la propia cresta se había creado por la fusión de un árbol gigantesco y la tierra, lo que dio lugar a esta escena mágica.

Algunos no estaban de acuerdo con esta creencia. Su versión era que, en una época indeterminada, hubo una guerra entre inmortales. En el gran firmamento, un inmortal arrancó una cordillera tras otra y las utilizó como lanzas contra sus enemigos. Desde entonces, estas cumbres quedaron clavadas en este lugar. En cualquier caso, era imposible sacar una conclusión exacta, ya que nadie podía dar una respuesta definitiva.

En el Espíritu Celestial, la gente decía que había tres grandes razas: los espíritus encantadores, los treantes y los demonios del mar. Sin embargo, algunos creían que había cuatro, siendo la última la de los marchitos.

Por supuesto, no todos estaban de acuerdo con esta afirmación. Consideraban que los marchitos no eran seres vivos, por lo que no podían ser una raza.

Los marchitos eran una raza que sólo se encontraba en la Cresta del Árbol Divino y también la única que podía habitar esta tierra.

Era impensable que hubiera gente viviendo en uno de los cementerios. Por supuesto, por eso la gente también los consideraba cadáveres.

El dúo se dirigió a la aldea situada bajo el pico anterior. Era una aldea de buen tamaño, con sólo un centenar de personas. El humo de las ollas volaba con las gallinas y los perros haciendo sus ruidos - una vida de simplicidad. Una aldea tan ordinaria podía encontrarse en cualquier lugar del Espíritu Celestial.

Si no estuviera habitada por los marchitos, el único factor distintivo entre esta aldea en particular y las demás sería su arquitectura.

Todos los edificios aquí tenían una sensación de rudeza. Todos estaban hechos con pragmatismo y carecían de cualquier tipo de decoración.

Recordaba a los tiempos prehistóricos. Todo tipo de criaturas de la época lejana también hacían lo mismo. Era como si los marchitos compartieran el mismo estilo de vida. No entendían ni apreciaban el arte y la belleza; ¡todo tenía que ser de naturaleza práctica!

"¿Qué clase de raza es la de los marchitos?" Xiaoxiao sintió curiosidad.

La miró y preguntó: "¿Llevas tanto tiempo aquí pero aún no has visto su transformación?".

Ella preguntó con confusión: "¿Qué quieres decir con transformación?"

Él sonrió y respondió: "Es una pena. Su transformación es un proceso muy interesante. Si tenemos la oportunidad, sin duda iremos para que puedas verlo".

"¿Cuál es ese proceso? Dímelo de una vez". Ella estaba insatisfecha y lo miró fijamente.

Aunque llevaba un tiempo aquí, la mayor parte de su tiempo lo dedicaba a saciar su adicción al robo, así que ¿cómo iba a preocuparse por otras cosas?

"Te llevaré allí cuando se presente la oportunidad". Sonrió y continuó bajando. Xiaoxiao no estaba contenta, pero no podía hacer nada más que continuar siguiéndolo.

No llegaron muy lejos antes de ser detenidos. Era un joven cultivador y, obviamente, un espíritu encantador. Sin embargo, emitía un débil resplandor que lo diferenciaba de los espíritus encantadores ordinarios. Le hacía parecer un poco santo.

"¡Los dos, parad!" Inmediatamente les gritó con un tono agresivo y arrogante.

Esto oscureció la expresión de Xiaoxiao. Ella era la hija dorada de la isla. Normalmente, nadie se atrevería a hablarle así.

Mientras tanto, Li Qiye sonrió; la presa ha llegado a su puerta.

Los que le entendían se estremecían al ver esta sonrisa, ya que significaba que alguien estaba a punto de tener muy mala suerte.

Por desgracia, este espíritu encantador no tenía ni idea y mantenía su actitud prepotente: "¿Han visto a un treante que parece un monstruo? Es así de alto y tiene un par de ojos de buey". Hizo un gesto para expresar el aspecto del monstruo.


Comentarios del capítulo: (0)


ed-capitulo-1411
ED - Capítulo 1411
31729
1411

Capítulo 1411: Rudeza desenfrenada

Traductor: Crowli

Capítulo 1411: Rudeza desenfrenada

Xiaoxiao quería reírse de la descripción de este espíritu encantador porque era su apariencia de bandido. Por supuesto, logró contenerse.

Ella preguntó solemnemente: "¿Qué pasa con este treante?"

El espíritu encantador se puso inmediatamente serio y pronunció fríamente: "No necesitas preguntar más. Si lo ves, informa de su ubicación a nuestro Abismo Espiritual de inmediato para obtener una recompensa".

Su actitud hizo que todo sonara muy contundente y diferente a un tipo de recompensa. Esto era comprensible. ¿Quién era el más fuerte en Godhalt? Era su linaje, el Abismo Espiritual.

Y lo que es más sorprendente, los discípulos del Abismo Espiritual no tenían ningún tipo de apoyo en Godhalt. Por lo tanto, ¡este era su mundo! En cuanto a la razón por la que se libraron de la supresión, esto seguía siendo un secreto incluso hasta ahora. El Abismo Espiritual nunca se lo diría a un extraño. Sólo se podía especular que esto podría tener algo que ver con su línea de sangre.

Había muchos linajes espiritus encantadores en el Espíritu Celestial. Sin embargo, no muchos se atrevían a afirmar que tenían la línea de sangre más antigua aparte del Abismo Espiritual. Incluso creían que eran el origen de toda la raza.

Por supuesto, la mayoría de los otros linajes de espíritus encantadores rechazaban esta noción. Nunca aceptarían que el Abismo Espiritual fuera el origen de su raza. Por desgracia, numerosos espíritus encantadores sí aceptaban que el abismo era el linaje más antiguo.

Tal vez esta fue la razón por la que Godhalt no los reprimió y permitió que sus discípulos estuvieran desenfrenados por esta tierra. Por muy fuerte que fuera uno, no podía escapar de la supresión, por lo que podría necesitar la ayuda del abismo.

El Abismo Espiritual podría tener una influencia limitada en otras partes del mundo, pero eran los tiranos en Godhalt debido a esto. Todas las demás sectas y expertos tendrían que darles un poco de sensibilidad.

Por supuesto, Ye Xiaoxiao no pensaba así. Como hija favorita de la Isla Dorada, simplemente no podía bajar la cabeza ante un discípulo del abismo.

Al principio estaba divertida, pero después de ver la actitud escandalosa del discípulo, su expresión se atenuó mientras pronunciaba fríamente: "¿Por qué tenemos que informar a tu Abismo Espiritual?"

Ella había robado a unos cuantos discípulos del abismo, enfureciendo a toda la secta. ¿Quién se atrevería a robarles en Godhalt? Si los dragones estaban aquí, debían enrollarse; si los tigres llegaban, ¡debían acostarse! Pero ahora, ¿alguien se atrevía a asomarse así sobre sus cabezas? ¿Cómo no se iba a enfadar el abismo?

A partir de entonces, el maestro del abismo dio la orden de que todos los discípulos del exterior buscaran a ese treante. Además, cualquier cultivador visitante, al encontrar la ubicación de esta persona, debía reportarse al abismo también para obtener considerables recompensas.

"¿Por qué?" La expresión de este discípulo se volvió feroz mientras declaraba: "¡Los que no informen son cómplices y serán sometidos a nuestro castigo!"

Este discípulo no conocía a Ye Xiaoxiao, pero eso no era importante. Se había acostumbrado a ser el jefe en Godhalt, así que no importaba quién lo visitara. ¡Todos estos recién llegados debían meter la cola obedientemente en Godhalt!

"Un tono tan grande". Xiaoxiao se sintió enfadada. Esta joven nunca ha tenido miedo de nadie, así que se mofó: "¿Tu abismo cree que puede castigar a quien quiera?"

"¡Ya lo tienes! En Godhalt, nosotros tomamos las decisiones. Quien no escuche es nuestro enemigo". El discípulo no cedió ni un ápice y habló ferozmente con una mirada fría: "Parece que ustedes dos deben ser los cómplices de ese treante. ¿Se someterán o tendré que obligaros?"

Ye Xiaoxiao encontró esto sorprendente. Había conocido a muchas personas irrazonables, pero este discípulo era simplemente escandaloso.

"¡¿Quién dice que somos cómplices de ese treante?!" Replicó con una expresión de enfado.

El discípulo actuó de forma imperiosa y la miró fijamente: "Niña, esta debe ser tu primera vez en Godhalt. Aquí, las órdenes de nuestro abismo son incuestionables. Si digo que eres su cómplice, ¡es un hecho!".

"¡Qué tiranía!" Resopló con creciente rabia.

Por otro lado, Li Qiye seguía indiferente mientras estaba allí de pie. Sonrió tranquilamente y dijo: "Pequeña, ¿no dijiste que querías ver cómo se transforma un marchito?"

Este discípulo había estado en Godhalt durante mucho tiempo, así que comprendió inmediatamente las implicaciones. Con una expresión muy cambiada, dijo despiadadamente: "Tonto ignorante, ¿realmente te atreves a abrir la boca? Disfrutaré dándoles una lección a los dos. Empecemos por romperles las piernas". Dicho esto, se agarró a Li Qiye.

Este discípulo estaba lleno de desprecio hacia estos dos y los trataba como si no fueran nada. A sus ojos, Li Qiye no podía ser más ordinario mientras que Xiaoxiao era sólo una niña que no podía alcanzar la cúspide.

De hecho, aunque estos dos fueran fuertes, estarían bajo la supresión del Godhalt, lo que permitiría a los discípulos del abismo matarlos fácilmente.

Sin embargo, el tiempo parecía haber saltado varios segundos después de que este discípulo atacara. Ni siquiera tocó la manga de Li Qiye antes de ser sujetado por el cuello en el aire. No podía moverse en absoluto y tenía problemas para respirar mientras su cara se enrojecía.

Li Qiye dijo insípidamente: "Iba a traer a la mocosa para que viera la transformación de un marchito, pero esto es perfecto ya que has venido".

El discípulo no esperaba haber pateado un muro de hierro. Se enfadó y se asustó a la vez, pero aun así habló con rotundidad: "¡Ustedes, si se atreven a tocarme un pelo, nuestro, nuestro Abismo Espiritual definitivamente no lo dejará pasar! Ni se les ocurra salir vivos de Godhalt..."

"¡Crack!" Todavía no había terminado su perorata antes de que su cuello fuera retorcido por Li Qiye, respirando su último aliento.

Sus ojos se abrieron de par en par con incredulidad. Ni siquiera en sus sueños pensó que alguien realmente se atrevería a matar a un discípulo del abismo en Godhalt y oponerse a su secta.

"¿Abismo espiritual?" Li Qiye se rió: "Es mejor empezar a actuar con inteligencia o prepararse para sacar todo su arsenal para tener siquiera una oportunidad de luchar contra mí".

Este discípulo murió a ciegas. Simplemente no sabía el tipo de existencia que acababa de provocar.

"Bien, ¿lista para ver la transformación?" Li Qiye sonrió.

"¡Por supuesto! ¿Cómo lo hacen?" A Xiaoxiao tampoco le importaba ofender al Abismo Espiritual. Debido a la actitud del discípulo, ella le habría dado una lección si Li Qiye no lo hiciera.

"Este lugar está muy cerca de la aldea de los brujos, así que estoy seguro de que hay semillas por los alrededores". Li Qiye miró a su alrededor y luego tiró casualmente el cadáver en el suelo y sonrió: "Espera y mira, pronto vendrá algo divertido". Tiró de Xiaoxiao hacia un lado.

En el instante en que el cuerpo tocó el suelo, se pudo escuchar un extraño ruido.

"Parece que hay muchas semillas aquí". Esperó divertido mientras le hablaba a Xiaoxiao: "Observa con atención, especialmente la frente del cadáver".

Contuvo la respiración y observó cuidadosamente el lugar mencionado.

"¡Pop!" Se oyó un sonido muy débil, como el de una judía madurando con su cáscara rota. Una semilla saltó de la judía pero no hizo prácticamente ningún ruido. Uno no sería capaz de oírla si no la estuviera esperando cuidadosamente.

Esta semilla saltó directamente al punto entre las cejas del cadáver. Era increíblemente pequeña, como una semilla de sésamo, por lo que era necesario observar con atención. En una fracción de segundo, esta semilla se clavó en la frente y desapareció.

Después de notar la falta de cambio con el paso del tiempo, Xiaoxiao preguntó: "¿Esto es todo?"

Susurró: "Shh, ten paciencia".

El cuerpo se movió un poco después de que hablara. Al principio, los dedos se movían ligeramente. A continuación, todo el cuerpo temblaba como alguien que tuviera un ataque epiléptico. Las sacudidas se volvieron aún más violentas, como si se tratara de una persona gravemente enferma.

A Xiaoxiao le resultaba un poco difícil de creer. Si no fuera porque vio a Li Qiye aplastar a la persona hasta la muerte antes, habría pensado que todavía era salvable en este momento.

Al final, el cuerpo se arqueó hacia arriba y se formó como un arco con el pecho apuntando hacia arriba.


Comentarios del capítulo: (0)