ed-capitulo-1466
ED - Capítulo 1466
31925
1466

Capítulo 1466: Por encima de los emperadores

Traductor: Crowli

Capítulo 1466: Por encima de los emperadores

Algunos jadearon después de escuchar esto. Se quedaron completamente sin palabras, ya que todo lo prefirió con la masacre de razas. Comprendieron que sólo había venido a causar problemas con una consideración gratuita hacia el príncipe y los demás.

Li Qiye, que estaba flotando en el aire, extendió lentamente la mano y sonrió: "Ruonan, ven conmigo al trono".

La Diosa Marcial Verdadera sonrió y sujetó el brazo de Li Qiye. Los dos caminaron entonces hacia el trono imperial.

Todo el mundo estaba en silencio mientras observaba a Li Qiye. Dejar que la hija de un dios del mar le ayudara hacia el trono, ¿tan dominante era esto? ¿Quién más en este mundo se atrevería a hacer algo así fuera de un dios del mar?

Nadie sabía qué clase de hechizo tenía para que la diosa le escuchara de forma tan respetuosa.

Ante todas las miradas, finalmente llegó al trono imperial, por encima de los tronos reales. Se sentó de forma despreocupada y natural, como si este lugar siempre hubiera estado destinado a él.

Todo el mundo contuvo inmediatamente la respiración al verle asomarse por encima de todos los demás. Estaban completamente maravillados por esta escena.

Incluso ante los mejores expertos como el príncipe, Zhentian y el lord, Li Qiye no se preocupaba por ninguno de ellos. Ascendió tiránicamente al trono y contempló los nueve cielos. ¿Quién más podía hacer esto en Espíritu Celestial?

Se sentó tranquilamente y fue demasiado perezoso para mirar al grupo de Zhentian. Las expresiones de este grupo eran bastante desagradables. Las acciones de Li Qiye no solo suprimían su impulso, sino que también mostraban un descarado desprecio. Eran cuatro expertos de alto nivel, y sin embargo, Li Qiye los trataba como si fueran aire. Incluso Zhentian, que había dominado la autocontención, estaba enfadado.

Si no fuera porque la Diosa Marcial Verdadera y el Hada Garra Lunar le apoyaban, habrían corrido a matarle. A sus ojos, aunque Li Qiye fuera fuerte, no sería capaz de escapar de las cuatro. Por desgracia, las dos mujeres estaban de su lado.

No sabían cómo sentirse en este momento. Todos sus cálculos eran inútiles por el capricho de los cielos. Después de llegar a un acuerdo, convocaron esta reunión. A sus ojos, aunque el hada y la diosa no estuvieran totalmente de acuerdo con sus decisiones, tampoco se opondrían necesariamente y definitivamente no estarían del lado de Li Qiye.

Después de todo, una era un demonio marino mientras que la otra un espíritu encantador y Li Qiye era sólo un humano.

Debido a esto, el grupo estaba muy seguro de que durante la convención, incluso si Li Qiye venía a causar problemas, todo estaría bien. Incluso podría decirse que estaban seguros de poder matarlo en el acto.

En su plan, esperaban que Li Qiye realmente viniera. Matarlo aquí les permitiría disuadir a los demás que tenían sus propios planes.

Sin embargo, este desarrollo actual estaba más allá de sus expectativas y cálculos. Todo se volvió insignificante por culpa de las dos mujeres.

El Rey Terra no pudo evitar fruncir el ceño mientras miraba el trono de arriba. Él era el principal proponente de esta convención y pretendía matar a Li Qiye por venganza. Este desarrollo no era algo que él esperaba tampoco.

Li Qiye tomó nota de esto y le miró casualmente con una sonrisa: "Bambú Dragón, árbol insignificante, no hay necesidad de mirarme así. ¡No asumas que eres un padre árbol sólo porque aprendiste el método para volver al origen de Terminus! Por no hablar de que sólo eres un pequeño bambú roto, aunque fueras un padre árbol, no podrías entrar en mi vista".

"¿Bambú Dragón? ¿El vice ancestro?" Muchos se sobresaltaron al escuchar este nombre. En este momento, finalmente entendieron por qué este Rey Terra sin nombre era tan poderoso y arrogante.

Según la leyenda, el Vice Ancestro Bambú Dragón de la Tierra Ancestral era una existencia sólo inferior a los padres árboles. Era capaz de echar raíces en la tierra igual que ellos.

El Rey Terra pronunció fríamente con un brillo asesino en sus ojos: "Tenemos que ajustar nuestras cuentas".

"Deberías arrastrarte con tu verdadero cuerpo ahora". Li Qiye sonrió tranquilamente: "Atarte a un joven como este, incluso si pudieras ejercer entre el veinte y el treinta por ciento de tu poder, seguiría sin ser divertido. Ven, tengo un árbol divino que necesita suplementos, ¡y un árbol viejo capaz de conectarse a la tierra es muy nutritivo de hecho!"

El descarado desprecio de Li Qiye dejó al Rey Terra con una mueca retorcida. La intención asesina en sus ojos se hizo aún más intensa.

Resultó que después de que Terminus le enseñara un poco, utilizó este método para volver al origen y echar raíces en la tierra.

Sin embargo, no le fue fácil moverse después, así que no pudo abandonar la Tierra Ancestral. Más tarde, ideó una técnica que le permitía unirse a un joven adecuado.

El Rey Terra era un anfitrión adecuado. Por lo tanto, una de las tres almas del Rey Terra se quedó con el vice-ancestro. Por eso, aunque muriera, mientras su alma siguiera allí, era posible el renacimiento. Esta era la razón por la que todavía estaba aquí después de ser incinerado en cenizas por Li Qiye.

Al mismo tiempo, esto permitió al vice ancestro caminar en este mundo en lugar de estar confinado en su propia tierra ancestral.

"Daoísta Li, el vice-ancestro es una existencia sin parangón". Zhentian finalmente habló: "Tus palabras son demasiado frívolas".

Li Qiye le miró y sonrió: "¿Frívolas? Siempre he sido frívolo así, ¿tienes algún problema?".

Zhentian negó con la cabeza en respuesta: "Siempre te he considerado un oponente respetable, es lamentable que seas tan superficial y arrogante. Un Emperador Inmortal es el gobernante de los nueve mundos, ¿cómo podría uno ser...?"

"Bien, no seas agrio conmigo". Li Qiye le interrumpió: "¿Superficial y arrogante? Si quisiera ser emperador, ¿qué pueden hacer los cielos villanos al respecto? No uses esa basura del prestigio de la corona contra mí...

"... Zhentian, si quieres la Voluntad del Cielo, ve a por todas, no hay necesidad de mantener una cierta apariencia todo el tiempo. Deja de ser una prostituta y sigue exigiendo una placa honorífica. Ta Kong es mucho mejor que tú en este aspecto. Por lo menos, no era como tú, que empezó a esconderse sólo por la declaración del Rey Dragón, '¿una pequeña legión jugando y aún así se atreve a llamarse Supresión del Cielo? Sin conocer sus propios límites'.

"Aunque el emperador perdió muchas veces en su vida, siguió caminando valientemente hacia adelante sin cambiar su objetivo inicial. Esta es una cualidad imprescindible para todos los emperadores. Ser superficial y arrogante no importa, mientras tengas un corazón inmutable, estarás cualificado para competir por la Voluntad del Cielo. Alguien tan indeciso y superficial como tú nunca se convertirá en emperador, independientemente de su talento". Con eso, Li Qiye hizo una mueca.

"¡Tú!" Zhentian se puso rojo después de que Li Qiye revelara su secreto. No pudo mantener su despreocupación por más tiempo y de repente se levantó para mirar a Li Qiye.

Este secreto asombró a la multitud. Nadie esperaba que una historia como esta estuviera detrás de todo esto.

Resulta que Zhentian no dejó de competir por la Voluntad del Cielo para dársela al Emperador Inmortal Ta Kong. Fue por una sola frase del Rey Dragón Negro.

En aquella época, Zhentian era un joven de sangre caliente que aspiraba al trono. Llamó a su legión Supresión del Cielo con su propio nombre. Sin embargo, la ciudad costera del Rey Dragón Negro se llamó Protector del Cielo.

En un encuentro con el Rey Dragón Negro, el rey le dio esta evaluación: "¿Una pequeña legión jugando y aún así se atreve a llamarse Supresión del Cielo? No conoce sus propios límites".

Debido a que el nombre de su legión entraba en conflicto con el de la ciudad del rey, el joven Zhentian decidió abandonar tras tener en cuenta la actitud del rey. Había ofendido al Rey Dragón Negro y no quería una confrontación directa, así que lo evadió hasta después de la generación del rey antes de volver a salir por la Voluntad del Cielo.

Había rumores en Espíritu Celestial que decían que Meng Zhentian renunció a la Voluntad del Cielo por su amor fraternal hacia el Emperador Inmortal Ta Kong. Nadie esperaba que la verdad estuviera lejos de esto.

De hecho, algunas personas eran conscientes de ello. Existencias como el Príncipe de las Tinieblas lo sabían perfectamente. Sin embargo, no tenían necesidad de hacerlo público. Después de todo, el Rey Dragón Negro reinó durante tres generaciones. Tener miedo de él no era nada vergonzoso.

Durante su época, incluso los Emperadores Inmortales le respetaban, por no hablar de otros.

Debido a que nadie reveló esta verdad, el prestigio de Zhentian se volvió aún mejor. Algunas personas incluso lo elogiaron por ser justo y benévolo.

Ahora que esta creencia estaba completamente desacreditada, Zhentian miró a Li Qiye y no quería otra cosa que salir corriendo y luchar con él hasta la muerte.

Era el turno de hablar del Lord de la Concha: "¡Joven arrogante! Qué malicia en tus palabras calumniosas. Sólo eres un villano, ¡no estás capacitado para alcanzar la Voluntad del Cielo!"

"Los villanos y los malvados aún son capaces de convertirse en un Emperador Inmortal mientras sus corazones sean firmes". Li Qiye sonrió y declaró: "Y si yo soy un villano, ¿qué eres tú? Sólo un pedazo de basura inútil. Creíste que podías hacer lo que quisieras mientras te apoyabas en el poder de tu padre. Desgraciadamente, tus ojos estaban allí sin razón y en realidad ofendieron al Emperador Inmortal Jiao Heng. Su única frase te robó todo y te convirtió en una tortuga cobarde".


Comentarios del capítulo: (0)


ed-capitulo-1467
ED - Capítulo 1467
31926
1467

Capítulo 1467: Dominio de la Garra Lunar

Traductor: Crowli

Capítulo 1467: Dominio de la Garra Lunar

Li Qiye no se contuvo en absoluto mientras criticaba al Lord de la Concha. Reveló otra vieja historia ante el asombro de la multitud. Los jóvenes nunca habían oído hablar de ella. A sus ojos, especialmente los demonios marinos más jóvenes, su príncipe divino era una existencia suprema con un noble linaje. ¿Quién iba a pensar que había sido suprimido durante toda una vida por una sola frase del Emperador Inmortal Jiao Heng?

Algunos antiguos paragones de la generación anterior habían oído hablar de él antes. Sin embargo, por miedo al poder del Lord de la Concha, nadie estaba dispuesto a hablar de ello. Si el lord se enterara, podría provocar un desastre fatal.

Ser suprimido por el emperador era una gran humillación para el lord. No sabía dónde poner su vieja cara ahora después de que Li Qiye se lo dijera a todos.

"Pequeño animal, sal, ¡voy a hacerte picadillo!" Una furia ardiente brotó de los ojos del lord. Li Qiye había descubierto su vergüenza, así que definitivamente no perdonaría a Li Qiye. Si no mataba al mocoso, ¡esta rabia nunca se calmaría!

"¿Es tan divertido burlarse de ellos?" Garra Lunar miró fríamente a Li Qiye y dijo: "Ocúpate rápidamente de ellos y luego ve a por la Voluntad del Cielo".

"No puedes decirlo así". Li Qiye sonrió y agitó la mano: "Ya que quieren unirse para matarme, debería tomarme mi tiempo para destruir su moral primero antes de matarlos. No hay prisa".

Garra Lunar le ignoró y se adelantó mientras miraba al grupo del lord: "Demasiadas tonterías, sólo estamos perdiendo el tiempo. Si los cuatro no están convencidos, vengan juntos. Me encargaré de ustedes y disolveré esta convención". 

La multitud se quedó con la boca abierta después de escuchar esto. La palabra "dominante" no era suficiente para describirlo. Uno contra cuatro era increíble.

Estos cuatro eran expertos de primera línea; podría decirse que pocos podían igualarlos en lo contemporáneo. Sin embargo, el hada no se preocupaba por ellos y hablaba como si pudiera hacer un trabajo corto con ellos. ¿Cómo de confiada y prepotente era?

El grupo tampoco tuvo respuesta. Sus palabras les presionaban como una montaña y les dejaban sin aliento. Es que ella no era pura palabrería, esto era algo que estaba dentro de sus capacidades.

En este breve momento, los cultivadores presentes se miraron entre sí. Se trataba de Hada Garra Lunar, alguien que había derrotado a la Emperatriz Hong Tian en el pasado, un genio que había barrido los nueve mundos con maravillosos logros.

"Hada Garra Lunar, todavía hay antepasados del Asaltante Emperador en este mundo". El príncipe respondió a su desafío.

Esto era para recordarle y advertirle que ella no era la más poderosa en el Espíritu Celestial.

Li Qiye se rió y preguntó libremente: "¿Estás hablando del anciano que yace en las profundidades del Abismo Espiritual?"

"Dile que salga". El hada habló sin emoción: "¡Sólo un Asaltante Emperador, no es un Emperador Inmortal!"

¡Sólo un Asaltante Emperador! Una afirmación tan poderosa. Los Asaltantes del Emperador eran completamente terribles. A los ojos de muchos, estas existencias consistían en personas como el Sagrado Ancestro.

Sin embargo, el hada hizo que pareciera que no eran gran cosa, que no valía la pena mencionarlos. Su estilo confiado e invencible sofocaba la atmósfera.

El grupo de Zhentian se sentía bastante incómodo, pero tenía que aguantar. Independientemente de lo que pasara contra el hada, la única persona que se beneficiaría de esto era Li Qiye.

"Bien, si nadie va a luchar, permítanme decir unas palabras". Li Qiye sonrió y habló después de notar que el grupo de Zhentian no quería ser el primero en subir al escenario.

Se sentó en su trono imperial y se paseó despreocupadamente entre la multitud. En este momento, se convirtió en un gobernante supremo de los nueve cielos y las diez tierras.

"Es bueno que todos ustedes hayan comenzado esta reunión. Muy bien, si se trata de decidir quién se convertirá en el próximo emperador y dios del mar, yo tomaré la decisión por todos", hizo una pequeña pausa antes de sonreír: "¡Naturalmente, nadie más que yo será emperador en esta generación! En cuanto al puesto de dios del mar, también elegiré a alguien. Será la Diosa Siete Marciales".

La multitud no sabía cómo reaccionar ante esto. Era comprensible que pretendiera ser emperador teniendo en cuenta su actitud arrogante. Sin embargo, su nombramiento de la diosa tomó a todos por sorpresa.

Muchos pensaron que su candidata sería la Diosa Marcial Verdadera. Después de todo, ella tenía ventajas muy superiores a las de sus competidores, por no mencionar que estaba de su lado en ese momento. Por lo tanto, esta extraña decisión hizo que todos pensaran que el Pabellón de los Siete Marciales también estaba de su lado.

Zhentian dijo fríamente: "Li Qiye, no puedes convertirte en emperador solo porque quieras". Ya no se refería a Li Qiye como "Daoísta Li", ya que era incapaz de contener su ira.

Li Qiye negó rotundamente: "Si digo que me convertiré en emperador, entonces me convertiré en emperador".

"¡Hmph!" El Príncipe Escudo del Mar resopló en ese momento. Él también estaba bastante descontento ya que era uno de los candidatos a convertirse en el dios del mar de esta generación. Varios monstruos del Espíritu Celestial habían hecho un trato. En particular, los demonios marinos habían llegado a un consenso de que si la Diosa Marcial Verdadera no tenía ninguna objeción, el Príncipe Escudo de Mar tendría prioridad sobre la Diosa Siete Marciales.

Pero ahora, Li Qiye había elegido a su rival antes de que todos pudieran decir nada, ¿cómo no iba a enfadarse el príncipe?

El príncipe no se atrevió a gritar a Li Qiye, pero el lord no podía dejar que esto se desarrollara más. Si la convención realmente decidía que la Diosa Siete Marciales fuera el próximo dios del mar, sería muy desfavorable para el príncipe.

El lord exclamó fríamente: "Joven, un humano como tú es un extraño. ¿Desde cuándo los forasteros pueden dictar los asuntos de nuestros demonios del mar? La posición del dios del mar debe ser decidida por nosotros".

"¡Estoy de acuerdo en que la Diosa Siete Marciales se convierta en el próximo dios del mar!" La Diosa Marcial Verdadera añadió con una sonrisa.

Muchos se estremecieron después de escuchar esto. Esto venía de una persona muy influyente, y no parecía estar bromeando.

Con su apoyo, significaba que la Diosa Siete Marciales tendría ventaja sobre el Príncipe de Escudo de Mar.

La Concha Rugiente era bastante inferior al Pabellón Siete Marciales en términos de fuerza e influencia; su estatus no era tan prestigioso entre los demonios del mar. Aunque el Príncipe de Escudo de Mar contaba con el respaldo del lord, el pabellón también tenía gente del mismo nivel que el lord 

Esta fue la razón por la que la concha decidió trabajar junto con los otros grandes poderes del Espíritu Celestial para sacudir la influencia del pabellón. Pero ahora, el apoyo abierto de la Diosa Marcial Verdadera debilitó inmediatamente la posición del príncipe. El estatus de la Diosa Siete Marcial se había elevado. La isla y el pabellón trabajando juntos con la hija de un dios del mar podrían cambiar definitivamente la situación general de la raza de demonios del mar.

En ese momento, mientras el pabellón dijera la palabra, muchos linajes de demonios marinos se pondrían de su lado y esta nueva alianza suprimiría completamente el prestigio de la concha. El lord se alarmó al escuchar este apoyo abierto de la Diosa Marcial Verdadera.

"Tu descendiente, Escudo del Mar, no tiene ninguna posibilidad de convertirse en un dios del mar". Li Qiye dijo rotundamente antes de que el lord pudiera replicar: "Dile que salga ya que ha atacado a uno de los míos. Lo más sabio para él ahora es tomar la iniciativa y aceptar sus responsabilidades".

"¡Joven, qué quieres!" El lord supremo miró a Li Qiye.

"Nada". Sonrió en respuesta: "No se preocupe, no haré nada o la gente me llamará matón. ¡La persona a la que haya atacado será la que le mate! Por supuesto, le daré una oportunidad justa ya que soy así".            

Con eso, Su Yonghuang salió lentamente. La gente contuvo la respiración, ya que todos los presentes conocían la disputa entre ella y Escudo del Mar.

El lord mayor pronunció fríamente: "¡La convención de las miríadas de razas no es adecuada para un duelo!"

No quería que Escudo del Mar luchara en estas circunstancias. Ganar era una cosa, pero si perdía, sería un gran golpe para su estatus.


Comentarios del capítulo: (0)