ed-capitulo-1897
ED - Capítulo 1897
35299
1897

Capítulo 1897: Qin Baili y Jin Ge

Traductor: Crowli

Capítulo 1897: Qin Baili y Jin Ge

Después de un largo tiempo, el gato-dragón trajo su palma peluda delante de Li Qiye y dijo: "No podíamos llevar el budismo a todo el mundo, pero ahora es una oportunidad. No te pediremos que lo plantes entonces, sólo esperamos que lo encuentres y se lo des. Estoy seguro de que te dirá lo que quieres saber".

La persona a la que se refería el gato-dragón era, naturalmente, el Buda de Oro superviviente, el único que sobrevivió de la época.

"En eso puedo ayudarte". Li Qiye asintió y aceptó la semilla.

"El gran dao es difícil; lo mismo que la miríada de edades. Veremos si puedes perseverar. Por favor, no caigas en la oscuridad como el resto de los sabios". El gato-dragón juntó las palmas de las manos y se inclinó hacia él.

"Sólo se puede decir que su corazón dao no era lo suficientemente firme". Li Qiye dijo con calma: "Fue lo suficientemente fuerte como para alcanzar la invencibilidad y les abrió un camino sin precedentes, ¡pero no lo suficiente como para salvarlos de sí mismos! Sin un corazón dao firme, que tengan más poder sólo causará problemas a las edades". 

"Tantos seres vivos, pero ¿cuántos terminan realmente de empezar? Todo empieza y termina con la codicia". El gato-dragón suspiró sentimentalmente.

"¿Quieres decir que otros ya han venido aquí?" Li Qiye notó algo y preguntó: "Parece que tu Llanura Budista sigue siendo bastante popular y preciosa".

"Sólo soy una intención persistente, no soy precioso en absoluto. Sólo tengo algunos objetos que desean, eso es todo". Dijo la criatura.

"Eso es cierto". Li Qiye sonrió: "Cruzando el río del tiempo para ver la acumulación de la fe. ¡Tantos desean la inmortalidad y creen en el adagio popular de llegar a la otra orilla y obtener el fruto auspicioso de los vivos! ¿Pero se creen dignos?". La sonrisa se convirtió en un bufido de burla al final.

"El auspicioso fruto kármico ya no existe, así que no hay inmortalidad. Pero los que tienen codicia en su corazón esperan tal cosa". La criatura respondió.

"Incluso si la otra orilla y el fruto kármico estuvieran todavía por aquí, ¡hah, si lo quieren, deben pedirme permiso primero! Esconderse dentro del río del tiempo era una cosa, ¡¿pero también quieren la inmortalidad?! Un día, los aplastaré a todos!" Li Qiye solía estar tranquilo, pero esta vez sus palabras llevaban una gran fanfarria.

"No puedes ocultar tu compasión por los otros seres o no te importaría esto". La criatura sonrió.

"No, no por los seres vivos. Simplemente quieren interponerse en mi camino, así que no tendré piedad, ni me importará ni mostraré respeto por su historia." Li Qiye sonrió y dijo.

"Estoy seguro de que puedes hacerlo". La criatura dijo: "El fin del mundo está muy lejos. Tómate tu tiempo, sé prudente. Quizá la destrucción y el nuevo ciclo no lleguen en el futuro; la verdadera respuesta está en el corazón."

"Cuídate". Li Qiye asintió y se dio la vuelta para marcharse.

Tras regresar al viejo santuario, suspiró mientras miraba a los ocho Budas de Oro. La muerte era el resultado final para estas existencias cúspide de una época. ¿Cuántos se acordaban realmente de ellos ahora?

Sonrió, burlándose de sí mismo, y dijo: "¡Salvador, eso nunca ha sido lo mío! Sólo la muerte y la masacre. Si tiene que haber un mundo nuevo, que nazca de la sangre".

Por desgracia, el gato-dragón tenía razón. Todavía quedaba un largo camino por recorrer antes de llegar al fin del mundo.

"Buzz". A continuación, la pared del santuario se iluminó con la fluctuación del espacio. La princesa fue empujada hacia afuera.

"Joven Noble". Ella reveló una sonrisa después de verlo.

"No es una mala fortuna, esta es una gran creación". Él la miró y asintió.

"Todo es gracias a tu guía. No tendría esto sin ti". Se inclinó felizmente hacia él.

Esta vez obtuvo una fortuna sorprendente, que aumentó bastante su iluminación y le permitió tomar un camino único. Asintió y aceptó su gran gesto.

Mientras tanto, el Santuario Dorado seguía tan animado como antes. Había incluso más cultivadores frente a él. Sin embargo, no estaban aquí para conseguir los tesoros, sólo para ver la diversión.

De hecho, muchos han renunciado a estos tesoros porque bastantes lo han intentado ya sin éxito. Incluso algunos Altos Dioses han muerto aquí.

Aunque los tesoros eran tentadores, la vida era aún más preciosa.

No había espacio para entrar en el santuario en este momento. Todos los espectadores se agolpaban para asistir al divertido espectáculo.

Las estrellas no eran otras que Jin Ge y Qin Baili. Sólo personajes como ellos podían causar tal conmoción.

En ese momento, había una mesa sobre montones de oro. A un lado estaba Qin Baili y al otro, Jin Ge. Su aparición conjunta atrajo a todos los espectadores.

Ambos eran famosos como genios supremos en Puro. Aunque Qin Baili había perdido antes, esto no disminuía su fama. En cuanto a Jin Ge, era alguien que estaba a punto de convertirse en Gran Emperador. Por lo tanto, estaba destinado a ser el centro de atención.

Por supuesto, su apuesta llamaba aún más la atención. Los dos prepararon una mesa aquí con el fin de tener un concurso.

Recuerden, muchos estarían en guardia después de entrar en el Santuario Dorado. El lugar en sí no atacaría a nadie, pero una sola hebra de codicia garantizaría la muerte.

¿Quién no tendría un impulso de codicia mientras está rodeado de oro y tesoros? Nadie se atrevería a decir que tiene control sobre su corazón dao en este escenario.

Debido a esta incapacidad, nadie se atrevía a entrar en el santuario a no ser que se hubiera decidido después de arriesgarlo todo por los tesoros.

En este momento, el dúo estaba sentado tranquilamente en el santuario. Sólo su decisión era digna de admiración.

A fin de cuentas, uno estaba a punto de convertirse en emperador y el otro tenía un potencial inconmensurable. Otros genios no se arriesgarían así, pero ellos dos estaban metidos de lleno.

Tenían una competición muy especial. Era una prueba de visión y voluntad sobre los tesoros de aquí.

Cada uno de ellos escogería un objeto en el santuario y luego compararía los objetos. El mejor recolector ganaba.

Al principio, empezaban con el oro disperso antes de pasar a tesoros más raros y mejores, ¡incluyendo artefactos divinos y reliquias budistas!

Mientras uno sólo apreciara el tesoro sin codicia, estaría bien en el santuario. Sin embargo, la primera intención codiciosa o la más mínima palpitación por querer llevarse algo acabaría definitivamente en la muerte.

Los dos eran de linajes imperiales y habían visto numerosos tesoros imperiales antes, los tesoros ordinarios no serían capaces de entrar en su vista, y mucho menos de sacudir su corazón dao.

Sin embargo, los tesoros aquí eran bastante sorprendentes, no inferiores a ningún tesoro imperial. Una cosa era echar un vistazo por ahí, pero una inspección cercana ciertamente incitaría a la codicia. Esto era un esfuerzo suicida.

"¡Bang!" Qin Baili colocó una copa de oro sobre la mesa mientras Jin Ge elegía una perla preciosa.

Los dos miraron cuidadosamente la elección del otro. Jin Ge inició la conversación: "Hermano Qin, tu copa debe pertenecer a un Buda supremo, ya que tiene una esencia Eterno. Incluso podría ser de la legendaria otra orilla. Mi perla fue incubada por un dragón celestial y ha alcanzado un gran nivel, pero es realmente inferior en comparación con un objeto de la otra orilla. Tú ganas esta ronda, Hermano Qin".

"Gulp". Después de que Jin Ge terminara su valoración, muchos espectadores tragaron saliva. Tanto la copa como la perla eran tesoros de valor incalculable. Estarían muertos ahora mismo si estuvieran dentro del santuario.

Sin embargo, tanto Jin Ge como Qin Baili estaban bien. Esto demostraba que estos objetos no les tentaban. 

"Tengo suerte, eso es todo". Qin Baili sonrió y dijo: "Ambos hemos ganado tres rondas, ¿deseas continuar, Hermano Jin Ge?"

"Los dos ya estamos aquí, más vale que nos divirtamos". Jin Ge sonrió y dijo.

"Muy bien, los entretendré entonces". Qin Baili rió libremente en respuesta.


Comentarios del capítulo: (0)


ed-capitulo-1898
ED - Capítulo 1898
35300
1898

Capítulo 1898: Contra Jin Ge

Traductor: Crowli

Capítulo 1898: Contra Jin Ge

La multitud se sintió envidiosa ante el combate amistoso del dúo. Después de todo, fueron enemigos una vez. A pesar de la apuesta de ahora, seguían siendo antagónicos el uno con el otro.

Sin embargo, fueron capaces de mantener una actitud amistosa entre ellos como viejos amigos. Se trataba de una competición pura del dao sin ninguna disputa personal.

Muchos expertos tenían muchos enemigos y rivales en su vida. Sin embargo, tener a alguien tan igualado como este era extremadamente raro.

"¡Mira, el recipiente de cruce!" De repente, alguien gritó después de mirar el río Ganges.

"Sólo estás viendo cosas, no es hora de que llegue el buque". Alguien respondió.

Todos pensaron que eso era imposible, ya que el buque siempre ha llegado a tiempo desde hace millones de años.

"¡No, realmente está allí!" Cuando la gente se asomó, vio realmente un barco que se acercaba y se asombró.

"¡Hay gente!" Un espectador atento pudo ver a los pasajeros.

"¡No puede ser, nadie ha vuelto antes!" Algunos rechazaron instintivamente este comentario, pero al observar detenidamente, realmente había dos personas a bordo.

"¡Son Feroz y la Princesa de Jilin!" La gente por fin pudo ver a los dos con claridad. Jadeaban con los ojos bien abiertos.

"Esto es irreal". Todo el mundo estaba conmocionado por este acontecimiento sin precedentes.

Incluso Jin Ge y Qin Baili, dentro del santuario, estaban sorprendidos por este acontecimiento.

Un Dao Celestial mayor estaba en un estado de estupor: "¿Cómo...? Un Monarca Inmortal admitió una vez que ni siquiera él podía llegar a la otra orilla, ¿cómo va a volver Feroz? Este tipo está loco".

El peligro del río Ganges era de conocimiento general. Incluso los Altos Dioses se han perdido antes sin regresar. De hecho, muchos genios también lo han intentado, sólo para desaparecer para siempre.

Cuando Li Qiye y la princesa entraron en el barco, nadie pensó en ello. A sus ojos, se trataba de un intento suicida. Después de todo, personas más brillantes y más fuertes han fracasado antes, por no hablar de juniors como ellos.

Pero ahora, los dos volvieron sin problemas. Esto fue demasiado impactante; la multitud los miró salir del barco aturdidos.

"Es un milagro, Feroz es realmente irreal, rompiendo todo el sentido común. Esto no es sólo un desafío al cielo, ¡es la mayor locura que he visto nunca!" Murmuró un viejo señor de la realeza.

"Espera, ¿volver de la otra orilla? ¿Significa eso que ha obtenido el auspicioso fruto kármico y la vida eterna?" dijo alguien más.

En poco tiempo, muchos ojos curiosos se fijaron en ellos. La multitud se preguntaba qué habían obtenido tras su viaje. ¿Podrían estos dos ser realmente inmortales en este momento? Estas miradas tenían poco a poco un destello de codicia.

Después de todo, ¿quién no querría la inmortalidad? Algunos estarían dispuestos a cambiarlo todo por esto. Sin embargo, nadie se atrevió a hacer nada debido a la notoriedad de Li Qiye.

Después de que los dos se fueran, el barco volvió a desaparecer lentamente en el río.

La multitud se separó rápidamente para el dúo, dejándoles paso.

"¡Hmph, Li Qiye!" La mayoría de los presentes estaban en shock o abrumados por la codicia. Sin embargo, algunos resoplaban como si realmente le odiaran pero no se atrevieran a declararlo en su cara.

Aunque Li Qiye notó estas miradas agresivas, no le importó en absoluto. De todos modos, había demasiada gente en este mundo que le odiaba, y no tenía tiempo para cada uno de ellos.

"Llegando a la otra orilla, Compañero Daoísta Li, eres increíble". Comentó Jin Ge dentro del santuario. Su voz era metálica y sonora, resultando en un inmenso carisma.

Todos miraron a los dos ya que su disputa era bien conocida. Se preguntaban si los dos iban a pelearse en este segundo encuentro.

Sin embargo, el generoso elogio de Jin Ge fue bastante sorprendente. 

"Sólo estoy matando el tiempo, no es gran cosa". Li Qiye se rió mientras miraba a Jin Ge y a Qin Baili.

¿Sólo matar un poco de tiempo? La gente se quedó sin palabras después de escuchar esto. Ni siquiera los Altos Dioses podían cruzar este río. Que él hiciera esta declaración era tan dominante como si pudiera atravesar las miríadas de edades sin ningún problema. 

Sin embargo, nadie sintió que estaba siendo arrogante. Después de todo, estaba calificado para decirlo después de regresar vivo.

"Compañero Daoísta Li, tu frase de ahora es bastante dominante". Qin Baili sonrió irónicamente, concediendo el logro de Li Qiye.

La multitud estaba impresionada por el tono amistoso entre los tres. No había ningún signo de batalla a pesar de sus agravios.

"Son excepcionales por una razón. La gente como nosotros no puede compararse". Dijo un anciano con un tinte de emoción.

Li Qiye sólo sonrió y dijo: "El santuario tiene un par de armas maravillosas. Ustedes dos pueden probarlas".

Qin Baili aplaudió entre risas: "Realmente hay demasiados tesoros aquí. El hermano Jin Ge y yo hemos estado buscando durante un tiempo. Desgraciadamente, no puedo reconocer los objetos más importantes. Si estás interesado, ¿qué tal si te unes a nosotros?"

"Sí, ¿hacemos una apuesta entonces?" Jin Ge también habló con un ímpetu indomable: "Yo soy famoso por ser magnífico mientras que tú eres famoso por ser diabólico. Quiero ver lo diabólico que eres, Compañero Daoísta Li".

"¿Ahora empieza?" Alguien movió los ojos y dijo: "Un duelo entre un dragón y un tigre".

"Tal vez esta sea la oportunidad de Jin Ge para vengar a su cuñado. Los que tengan su corazón dao sacudido morirán en el santuario. Esta es una contienda bastante fatal". Un experto especuló.

"¿Qué quieres apostar?" Li Qiye miró a Jin Ge.

"No estamos apostando objetos, sólo probando nuestro corazón dao". Jin Ge respondió: "Compañero Daoísta Li, tú mataste a mi padre y a mi cuñado, eventualmente resolveremos esta disputa. Sin embargo, hoy no hablaremos de ese asunto. Hoy se trata del gran dao, una prueba de nuestro corazón dao. No manchemos nuestro esfuerzo por alcanzar el dao con motivos ulteriores".

Jin Ge lo dejó todo claro con esta directa declaración.

"Ese es un futuro emperador para ti, está calificado para convertirse en uno sólo con su actitud". Incluso los expertos de las cien razas encontraron a Jin Ge impresionante.

Li Qiye negó con la cabeza en respuesta: "En términos de corazón dao, si yo, Li Qiye, me proclamo el número dos, nadie más se atrevería a reclamar el primer puesto. Es una derrota segura para los dos en este concurso. Una clara desventaja desde el principio".

"¡Maldición!" Todos se quedaron de nuevo sin palabras. Algunos se miraron entre sí y pensaron: "¿No le importa ofender a los emperadores? No le asusta tener enemigos más poderosos?".

"Su afirmación sólo hace que me hierva la sangre de competitividad". Baili se rió y dijo: "En términos de leyes dao, no somos rival para las generaciones anteriores todavía. Pero el corazón del dao es algo en lo que podemos trabajar. Hermano Li, amplía mi horizonte entonces".

"¡No hay que rendirse en el camino hacia el gran dao!" Jin Ge también mordió ferozmente "¡Aunque tengas el mejor corazón dao del mundo, yo, Jin Ge, seguiré apostando contra ti! El vencedor aún está por decidir!"


Comentarios del capítulo: (0)