issth-capitulo-442
ISSTH – Capítulo 442
27121
444

¡Una Figura Avanza, Navegando Sobre Tres mil Cultivadores!

Traductor: Crowli

Capítulo 442: ¡Una Figura Avanza, Navegando Sobre Tres mil Cultivadores!

“No hay necesidad de siquiera pensar en eso…”, continuó Zhao Youlan. “Con una barrera de tres mil Cultivadores, se enredará antes de que pueda acercarse a mí. A menos que pueda realizar una teletransportación menor, no hay otra manera… ¡Incluso con en ese Arte de Qi  Sangriento, no podrá cubrir tanta distancia!”

“Si volara, requeriría de una velocidad increíble para atravesar los tres mil Cultivadores. Habiendo visto su velocidad en este momento, puedo decir que no será suficiente.” Fue en este momento que Zhao Youlan vio a Meng Hao levantar la cabeza y soltar un largo grito.

En respuesta al grito, el Gigante Salvaje acudió corriendo hacia él. Éste rugió cuando sus músculos se hincharon y su cuerpo creció hasta la altura de trescientos metros. Los músculos de su brazo derecho comenzaron a retorcerse, como si toda la sangre en todo su cuerpo se estuviera acumulando allí. El brazo continuó creciendo de una manera extraña y exagerada; ¡Pronto era del tamaño de más de la mitad del cuerpo entero del Gigante Salvaje!

El brazo estaba completamente fuera de proporción con el resto de su cuerpo. Venas azules aparecían por toda su superficie, y parecía que estaba a punto de explotar. Parecía haber un terrorífico poder físico acumulandose en el brazo. Verlo fue completamente impactante. El Gigante Salvaje agarró a Meng Hao con su brazo y lo lanzó al aire en la dirección de Zhao Youlan.

Todo el temible poder contenido en el cuerpo del Gigante Salvaje ahora fue transferido a Meng Hao, causando que él disparara por el aire como un rayo. Mientras aceleraba en el aire, el poder del Gigante Salvaje reforzó su velocidad innata, haciendo que su figura ardiera en el aire… ¡Como un sol llameante!

Al mismo tiempo, una nube de Demonsquitos circuló alrededor de él, transformándose en un vórtice. Los Cuervos negros también se acercaron, convirtiéndose en niebla. El cocodrilo rojo también se acercó, convirtiéndose en un ala gigante. La enorme lagartija se transformó en un cuerpo, y el Murciélago Negro se convirtió en otra ala. La velocidad de Meng Hao aumentó una vez más explosivamente cuando la horda Neo-Demoníaca lo empujó hacia delante.

Un zumbido impactante se extendió en todas las direcciones, mientras Meng Hao disparaba a través del cielo rodeado por su gran horda de Neo-Demonios. Navegó sobre los tres mil Cultivadores, que miraban hacia arriba, con sus mentes dando vueltas demasiado conmocionados para reaccionar. Fue en este momento que…

La horda Neo-Demoníaca de Meng Hao se transformó en una flecha larga y filosa, con Meng Hao como la punta. Se lanzaron hacia adelante, llenos de un deseo de matar y emanando feroces intenciones asesinas. Con una velocidad explosiva, dispararon por el cielo hacia Zhao Youlan, pareciendo capaces de dividir los cielos.

En este momento, los miembros de las Cinco Tribus dentro del escudo ni siquiera podían respirar. El Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado, ahora recuperado de sus heridas, lo miraba con los ojos muy abiertos e inyectados en sangre. Los otros siete Cultivadores del Alma Naciente a su lado estaban jadeando.

En este momento, tres mil Cultivadores de la Rama de la Araña observaban con sus ojos enrojecidos, llenos de conmoción.

¡En este momento, las expresiones de los Ancianos del Alma Naciente fuera del escudo, así como del Sumo Sacerdote, cambiaron por completo!

Los ojos de Zhao Youlan se abrieron de par en par, y comenzó a jadear mientras miraba a Meng Hao. En este momento, su figura se podía ver reflejada en sus pupilas, mientras se grababa profundamente en su mente y en su corazón.

Una figura avanzando, navegando sobre tres mil Cultivadores,

¡Una flecha demoníaca, disparando directamente hacia Zhao Youlan!

¡La increíble velocidad hizo que la distancia de más de mil metros entre ambos, de repente fuera de menos de trescientos! Los Cultivadores con Tatuajes verdes que rodeaban a Zhao Youlan se prepararon para lidiar con este formidable enemigo, irradiando una poderosa intención asesina.

Zhao Youlan sostuvo la Flor Exótica, Corazón del Diablo por encima de su cabeza. Mientras miraba a Meng Hao, su expresión se tranquilizó, y sus ojos se llenaron de frialdad. Por el momento, no podía moverse. Si lo hiciera, provocaría que el poder de la Flor se disipara. Una vez que eso sucediera, los Cultivadores restantes de las Cinco Tribus, dentro del escudo, se lanzarian a atacarlos. Incluyendo al Gran Padre de la Tribu del Cuervo Soldado, serían ocho Cultivadores del Alma Naciente, más que suficientes para emparejarse con los Ancianos de la Rama de la Araña.

Tal circunstancia los pondría en un peligro verdaderamente grave.

“¡Apuesto… que no lo logrará!”, Pensó Zhao Youlan, con su corazón lleno de decisión.

El resto de los Ancianos de la Rama de la Araña ahora abandonaron sus intentos de destruir el escudo y exterminar a las Cinco Tribus. Lo más importante para ellos era la Hija Santa de su Rama.

Tres de los nueve Ancianos inmediatamente se teletransportaron hacia Meng Hao, mientras sus cuerpos irradiaban un poder desbordante. Los otros seis comenzaron a volar hacia adelante sin dudarlo.

Los tres Ancianos aparecieron de repente junto a la impactante figura de Meng Hao. Inmediatamente comenzaron a realizar gestos de encantamiento, causando que luz totémica saliera de sus cuerpos. Se transformó en una figura masiva e ilusoria que se disparó hacia Meng Hao.

“¡Tú… Retrocede!” El gruñido de los tres Cultivadores Nacionales del Alma fue como un trueno.

“¡Vete a la Mierda!”, Respondió Meng Hao, acompañado por un sonido que parecía una combinación del aullido de todos los Neo-Demonios que lo rodeaban. El sonido sacudió el Cielo y la Tierra, y presionó a los tres Cultivadores del Alma Naciente. De repente, la bandada de Cuervos negros, la nube de Demonsquitos, así como el Cocodrilo rojo cambiaron de dirección y dispararon hacia los tres.

En medio del estruendoso rugido, Meng Hao continuó, sin detenerse ni siquiera un poco. La horda Neo-Demoníaca obstruyó el camino de los tres Cultivadores del Alma Naciente, permitiendo que Meng Hao pasara junto a ellos sin obstáculos.

¡Estaba a sólo doscientos metros de Zhao Youlan!

Ahora se podían escuchar rugidos furiosos mientras los otros seis Ancianos del Alma Naciente aparecieron cerca de Meng Hao. Emplearon todo el poder de sus bases de Cultivo, causando que habilidades divinas totémicas se manifestaran a su alrededor. El rugido llenó el aire cuando el poder de estos seis hombres se combinó para crear una enorme campana dorada que se disparó hacia Meng Hao, preparándose para aplastarlo.

Cuando la campana dorada voló hacia delante, y una presión masiva llenó el aire, junto con un estruendo ensordecedor. Los ojos de Meng Hao brillaron cuando de repente agitó ambas manos. Gran Peludito y el lagarto gigante, así como todos los otros Neo-Demonios, se dispararon en el aire hacia la campana dorada que se acercaba.

Desde la distancia, la horda Neo-Demoníaca de Meng Hao pareció transformarse en algo parecido a un viento negro que salió de su cuerpo. Ahora Meng Hao era completamente visible allí en el aire.

Sin vacilar, levantó su mano derecha, dentro de la cual apareció la Máscara de Sangre. La colocó en su rostro, y se escuchó un ruido sordo cuando un Qi Sangriento sin forma explotó desde su cuerpo. Disparó en todas direcciones, impactando por completo a todos los espectadores.

El Qi Sangriento se elevó, transformándose en un enorme vórtice rojo con Meng Hao en el medio, realizando un gesto de conjuro. De repente, el vórtice que giraba rápidamente cambió a la imagen de un rostro.

Éste salió disparado detrás de la horda Neo-Demoníaca, directamente hacia la campana dorada y los seis Cultivadores del Alma Naciente.

Un estallido masivo e impactante sacudió todo. La horda Neo-Demoníaca se dispersó y la campana dorada se hizo añicos. Los rostros de seis hombres se pusieron inmediatamente pálidos de asombro y retrocedieron.

Meng Hao escupió un poco de sangre; su velocidad aumentó, utilizó el Destello de Sangre y se desvaneció de los ojos de los seis Cultivadores del Alma Naciente para aparecer a solo cien metros de distancia de Zhao Youlan. Los dos se podían ver muy claramente, incluso hasta los hilos de su ropa.

La expresión de Zhao Youlan era la misma de siempre, y sus ojos estaban llenos de frialdad. Incluso Meng Hao tenía que admirar ese estado mental. Sin embargo, su intención asesina se hizo aún más intensa cuando avanzó hacia ella en el aire.

Los diez Cultivadores con Tatuajes Tótems verdes inmediatamente se lanzaron hacia adelante, transformándose en una luz verde que cargó hacia Meng Hao.

La expresión de Zhao Youlan no cambió en lo más mínimo al ver a Meng Hao acercarse a ella. Ella vio su máscara, su túnica verde, y su cabello blanco ondeando al viento. Pero sus ojos eran como aguas profundas, llenas de frialdad.

Rodeado por un ejército de miles, se lanzó sobre ellos… Solo. Nueve Ancianos del Alma Naciente eran incapaces de obstaculizarlo en lo más mínimo. La imagen de una persona como esta, quedaría impresa para siempre en el corazón de Zhao Youlan.

Se podría decir que en términos de esta gran batalla entre Tribus, Zhao Youlan había calculado todas las posibilidades. Lo único que no había calculado… era a Meng Hao.

Meng Hao levantó su puño y lo estrelló contra el pecho de uno de los Cultivadores de Tatuajes verdes. La base de Cultivo del hombre fue inmediatamente suprimida, pero su cuerpo no explotó inmediatamente. En cambio, fue arrojado hacia atrás, donde se estrelló contra la persona detrás de él, y ambos explotaron en una nube de sangre y carne.

El cuerpo de Meng Hao destelló, y reapareció detrás de otro de los Cultivadores. Él no atacó. En lugar de eso, realizó un gesto de encantamiento y resonó un crujido de los huesos del Cultivador. Apareció una luz dorada, y tres de los Cultivadores se transformaron instantáneamente en estatuas de oro.

Eliminación limpia y eficiente, sin ningún tipo de problema. Habiendo logrado esto, Meng Hao respiró hondo y aumentó su velocidad, pasando a través de los cinco Cultivadores supervivientes mientras se acercaba a Zhao Youlan.

Los cultivadores sobrevivientes de tatuajes verdes soltaron rugidos sucesivos, sus ojos se llenaron de determinación mientras optaban por… ¡Autodetonarse!

Los auges llenaron el aire cuando cinco Cultivadores en el Gran Círculo de la Formación del Núcleo, explotaron. Tal poder causaría que incluso Meng Hao se sorprendiera si lo golpea. Sin embargo, su expresión no cambió en lo más mínimo. Incluso cuando el poder de la autodetonación se dirigió hacia él, capas de hilos de seda aparecieron a su alrededor. Esto era… ¡Seda de la Larva sin Ojos!

La seda silbó en el aire mientras rodeaba a Meng Hao. Ésta era indestructible, por lo tanto, Meng Hao no sufrió lesiones. Disparó hacia adelante como un rayo, saliendo del interior de la explosión causada por la autodetonación. Ahora estaba a sólo treinta metros de Zhao Youlan.

En este punto, ¡todos en el área estaban completamente asombrados!

Fue en este momento cuando una figura alta apareció de repente frente a él. Algo parecido a una piedra verde y una rama de madera negra parecían salir del vacío. Una varita apuntó hacia Meng Hao.

“¡Fuera de aquí!” La voz era arcaica y retumbante, y pertenecía al Sumo Sacerdote de la Rama de la Araña. Éste miró a Meng Hao, agarrando la varita en su mano, que contenía el poder aparentemente suficiente para aplastar montañas. Meng Hao era incapaz de esquivarlo, y el poder de la varita se estrelló contra la seda de la Larva sin Ojos.

Sus ojos destellaron cuando los nueve Ancianos del Alma Naciente, detrás de él, lograron liberarse de las hordas Neo-Demoníacas y acercarse a él con intención asesina brillando en sus ojos.

Cuando Zhao Youlan vio aparecer al Sumo Sacerdote, soltó un suspiro de alivio. El hecho de que Meng Hao hubiera llegado a menos de treinta metros de ella la había llenado de una sensación de crisis sin precedentes.

Un estallido llenó el aire y el cuerpo de Meng Hao tembló mientras la seda de la Larva sin Ojos luchaba continuamente contra el poder explosivo de la base de Cultivo del Alma Naciente Intermedia del Sumo Sacerdote. La sangre se filtró por las esquinas de la boca de Meng Hao y se vio obligado a retroceder varios pasos.

Sin embargo, ese fue el alcance de todo esto; un poco de sangre filtrándose y una retirada de unos pocos pasos. Esto fue todo lo que sucedió frente a un ataque de todo el poder de la etapa Intermedia del Alma Naciente.

Las pupilas del Sumo Sacerdote de la Rama de la Araña se contrajeron.

“¡¿Qué objeto mágico es ese?! Bueno, no importa cuán poderoso sea tu objeto mágico, si crees que puedes pasar, ¡Estás soñando!”


Comentarios del capítulo: (1)


Una pregunta, que pasó con esta traducción, porque yo la ultima vez que la leí (agosto de 2019) iba por el capítulo 668 y veo que ahora están muy por detrás de ...

...Ver más
0

issth-capitulo-443
ISSTH – Capítulo 443
27122
445

¡Aliento de Alma!

Traductor: Crowli

Capítulo 443: ¡Aliento de Alma!

“¡Etapa Intermedia del Alma Naciente!”, Pensó Meng Hao, entrecerrando los ojos. De los Cultivadores con los que él personalmente había luchado, la base más alta de Cultivo con la que se había enfrentado era la del Excéntrico Li Tian. Incluso Li Tian sólo había estado en la cima de la etapa Inicial del Alma Naciente. Había una gran diferencia entre esa y la etapa Intermedia del Alma Naciente.

La diferencia entre los diversos niveles de la etapa del Alma Naciente fue mucho mayor que la diferencia de los diversos niveles de la Etapa de la Fundación Establecida o la Formación del Núcleo. Meng Hao poseía dos Tótems y llevaba la Máscara de Sangre, lo que le permitió matar a los Cultivadores iniciales de la etapa del Alma Naciente; Sin embargo, luchar contra el escenario del Alma Naciente era muy difícil.

Teniendo en cuenta que había elegido atacar a Zhao Youlan, ¿cómo no podía haber estado en guardia contra el Sumo Sacerdote de la Rama de la Araña? Al mismo tiempo que retrocedía, ambas manos destellaron en un gesto de conjuro, y luego señaló hacia adelante.

“¡Larva sin Ojos!”, Dijo con frialdad. Inmediatamente, la seda que lo rodeaba se abrió, y la Larva sin Ojos apareció frente a Meng Hao. Destelló, y luego disparó hacia el Sumo Sacerdote. Al hacerlo, aparecieron enormes cantidades de seda, envolviéndose alrededor del Sumo Sacerdote, atándolo.

“Tienes razón, no puedo vencer a la etapa Intermedia del Alma Naciente”, dijo Meng Hao fríamente. “¡Pero eso no significa que no pueda sellarte!” El Sumo Sacerdote frunció el ceño, y se preparó para realizar una teletransportación menor. Pero entonces, Meng Hao agitó su mano.

“Octavo Hechizo Sellador de Demonios!” Gritó. Inmediatamente, Un Qi Demoníaco cubrió todo, retumbando mientras se disparaba hacia el Sumo Sacerdote. La cara de éste cayó; aunque podía deshacerse de los efectos del Octavo Hechizo Sellador de Demonios con bastante rapidez, la ligera demora era todo el tiempo que la Larva sin Ojos necesitaba para envolverlo en capa tras capa de seda. Pronto, estuvo casi completamente cubierto.

Se escucharon sonidos de explosiones cuando el Sumo Sacerdote empleaba habilidades divinas. Sin embargo, la Larva sin Ojos era increíblemente poderosa, y su seda era indestructible. La seda se movió más y más rápido, cubriendo completamente al Sumo Sacerdote.

Meng Hao tosió una bocanada de sangre; este era el poder del Octavo Hechizo Sellador de Demonios, que estaba fallando al exceder los límites de su base de Cultivo. Sin embargo, Meng Hao lo ignoró, pasó junto al Sumo Sacerdote cuando los otros nueve Ancianos del Alma Naciente se le acercaron por detrás. Ahora se estaba acercando directamente a Zhao Youlan.

La cara de Zhao Youlan finalmente se oscurecido, y comenzó a respirar pesadamente. Ahora que Meng Hao estaba casi encima de ella, finalmente se movió, disparando hacia atrás. Continuó sujetando la Flor Exótica, Corazón del Diablo, por encima de su cabeza para que pudiera emitir el poder de su florecimiento.

Ella era muy consciente de que no podía permitir que el brillo de la flor se desvaneciera; si eso sucedía, ella estaría realmente en el camino a la muerte. Su situación actual parecía peligrosa, pero sabía que todo lo que tenía que hacer era aguantar un respiro. Una vez que los nueve Ancianos del Alma Naciente la alcanzaran, la situación se resolvería.

Cuando ella se retiró, comenzó a pronunciar las palabras de algún extraño hechizo.

El hechizo hizo que el espacio que tenía delante se distorsionara y se convirtiera en ondas que se extendieron en todas las direcciones. Éstas causaron que una docena de imágenes diferentes de ella aparecieran frente a Meng Hao. Era casi imposible distinguir la diferencia entre ellas.

Meng Hao soltó un bufido frío. Sin detenerse ni por un momento, levantó su mano derecha. Al mismo tiempo, una luz dorada surgió del Tatuaje tipo Metal en su pecho, lo que hizo que toda su mano derecha se tiñera de color dorado. Luego señaló hacia las ondas, enviándoles la voluntad dorada, impregnando las imágenes de color dorado.

Esta se extendió rápidamente en la docena de imágenes de Zhao Youlan. Cada vez que el oro cubría por completo una figura, ésta se hacía añicos.

En un abrir y cerrar de ojos, las figuras desaparecieron. Entonces, las ondulaciones estallaron como una burbuja, revelando a una sorprendida Zhao Youlan. Ella tosió una bocanada de sangre.

El cuerpo de Meng Hao destelló mientras se lanzaba hacia adelante. Ahora estaba a unos diez metros de Zhao Youlan. La increíble presión y sensación de muerte inminente que sintió Zhao Youlan fue mayor a cualquiera que había experimentado hasta ahora en toda su vida. Su rostro estaba pálido y sus labios temblaban. De repente, un resplandor blanco emanó de ella, transformándose en un escudo protector que comenzó a rodearla…

Meng Hao resopló con frialdad, tiró su brazo derecho hacia atrás, y luego soltó un golpe. Un estampido masivo llenó el aire cuando el escudo blanco se destruyó en fragmentos. Algunas piezas volaron hacia atrás, cortando el cuerpo de Zhao Youlan y dejando atrás cortes sangrientos

Cuando el escudo se rompió, más sangre brotó de la boca de Zhao Youlan. Sin embargo, ella continuó sosteniendo la Flor Exótica, Corazón del Diablo. Cuando Meng Hao se acercó, ella realizó un conjuro con su mano derecha. Entonces, sus ojos destellaron con intención asesina cuando el Tatuaje Tótem de la araña blanca en su frente comenzó a emitir un brillo blanco.

A medida que el brillo emanaba, apareció una araña. Emitió una llamada estridente que se transformó en un viento furioso que barrió con todo. El cuerpo de Meng Hao tembló, y sintió que su alma estaba a punto de ser arrancada de su cuerpo.

Sin embargo, Meng Hao solo tardó un momento en reprimir el sentimiento. Era capaz de reprimir al Lirio de la Resurrección, por lo que un poco de viento que podría exterminar el alma no era nada. Si Meng Hao no hubiera lidiado con la supresión del Lirio de la Resurrección en el pasado, o si el viento fuera creado por alguien con una base de Cultivo más alta, podría haber sido una historia diferente. Su alma habría sido inmediatamente absorbida, y él habría quedado en trance.

Sin embargo, debido a los diversos factores en juego, esta habilidad Divina Totémica, de la cual solo una Hija Sagrada de la Rama de la Araña podía obtener la iluminación, era incapaz de sacudir a Meng Hao en lo más mínimo.

Él movió su manga, causando que el poder Tótem de tipo Madera se manifestara. Un resplandor verde se disparó hacia la araña blanca, chocando contra ella. La araña blanca dejó escapar un grito miserable y luego se convirtió en un haz de luz blanca que regresó a la frente de Zhao Youlan. Una vez más, ella tosió un poco de sangre y por primera vez, la desesperación apareció en sus ojos.

Sin embargo, desapareció rápidamente. Se mordió la punta de la lengua para escupir una bola de sangre. La sangre instantáneamente comenzó a emanar un espeso aroma. Zhao Youlan de repente pareció hacerse más vieja que antes. Ella observó con indiferencia cómo un aura sangrienta se elevaba hacia el cielo.

Meng Hao de repente sintió una intensa sensación de crisis. Detrás de él, los nueve Ancianos Alma Nacientes aullaban cuando comenzaron a teletransportarse hacia él. Pero luego, se detuvieron de repente, sorprendiendo a Meng Hao. Sin embargo, fue en este momento que, en el cielo, se escuchó un gran rugido desde el área donde los Antiguos Tótems Sagrados de las Cinco Tribus se enzarzaron en la batalla contra la Araña Sagrada.

En concurrencia con el rugido, una enorme sombra negra apareció de repente y comenzó a descender desde el cielo hacia el área donde estaba Meng Hao. Si miras de cerca, ¡podrías ver que no era nada más que una pata de araña!

Se movía con increíble velocidad. Meng Hao sintió un grave peligro y podía sentir que todo temblaba. Un aura de muerte llenó el área de mil quinientos metros en todas direcciones.

Fue en este mismo momento que Zhao Youlan aprovechó su oportunidad. Utilizando el poder de la sangre que había escupido, aumentó rápidamente su velocidad mientras se retiraba. Considerando lo rápido que se movía, podría escapar de la zona de peligro en un abrir y cerrar de ojos.

Su cuerpo comenzó a ponerse borroso, como si estuviera siendo estirada. Meng Hao ahora tenía dos opciones. La primera opción fue abandonar su persecución y esquivar el ataque de la temible Araña Santa. La otra opción… era continuar su intento de matarla.

La situación era urgente y no había tiempo para sentarse a pensar. Los ojos de Meng Hao brillaron con frialdad y de repente se lanzó hacia adelante. Levantó su mano y se agarró al delgado brazo de Zhao Youlan, el que sostenía en alto la Flor Exótica, Corazón del Diablo.

Su brazo era tan elegante y suave, pero también tan frío, que tocarla era impactante. No obstante, la intención asesina brillaba en los ojos de Meng Hao.

“¡Vuelve aquí!”**, Dijo, torciendo su brazo violentamente y al mismo tiempo inundándolo con un poder tan fuerte que podía aplastar cualquier base de Cultivo.

Arriba, el cielo parecía llenarse de nubes oscuras cuando la pata de la Araña Santa descendió como una hoz gigantesca. Se movía con una velocidad increíble, y parecía como si estuviera cortando el aire.

La cara de Zhao Youlan tenía una expresión de sorpresa. Sin embargo, este era un momento crítico, y sus ojos se llenaron de una cruel determinación. De repente levantó su mano izquierda, dentro de la cual apareció una espada voladora. Sabía que no era rival para Meng Hao, así que cuando cortó, no lo atacó a él, sino a su propio brazo, que ya estaba entumecido y lleno de poder un aterrador que amenazaba todo su ser.

La espada descendió y la sangre se roció por todos lados. En el momento en que apareció el poder exterminador de Meng Hao, Zhao Youlan había tomado la difícil decisión de cortar su propio brazo derecho. Su cuerpo de repente se disparó a una velocidad increíble. Pronto, ella estaba a mil quinientos metros de distancia, donde tosió ocho bocanadas de sangre. Su cara estaba pálida, y la carne y la sangre se contrajeron alrededor del muñón de su brazo amputado. Su aura era débil y su base de Cultivo estaba en declive. Esta fue la lesión más grave que había recibido en toda su vida; ¡Ella había escapado por muy poco de la muerte!

Su cabello estaba desordenado; toda su persona estaba en condiciones extremadamente pobres. Su belleza ahora se esfumó debido al dolor de tener su brazo cortado; era casi suficiente para dejarla inconsciente. Ella levantó la cabeza y miró a Meng Hao, mientras todo su cuerpo temblaba.

“¡Te pagaré diez veces más por esto!”

Los nueve Ancianos del Alma Naciente se teletransportaron junto a ella para protegerla mientras ella se retiraba. Todos miraban a Meng Hao con intención asesina en sus ojos.

Los ojos de Meng Hao se oscurecieron. Sabía que, a partir de ese momento, era muy poco probable que él pudiera matarla. Su determinación causó una impresión intensa en él; desde el momento en que comenzó a practicar el Cultivo hasta ahora, no se había topado con muchas personas que pudieran mostrar tanta determinación en un momento clave.

Si ella hubiera dudado por un momento más o hubiese reaccionado un poco más lento, entonces lo único que habría encontrado sería la muerte.

Los ojos de Meng Hao se estrecharon mientras hacía un gesto con su brazo derecho, causando que el brazo amputado de Zhao Youlan volara hacia él. Obviamente tenía una posición muy alta en la Tribu de los Cinco Venenos; quizás él podría beneficiarse estudiando el poder totémico contenido dentro del brazo.

Ahora que existía enemistad entre los dos, sin duda tendría que descubrir cómo matar no solo a ella, sino a toda su Tribu. En el mundo de Cultivo, prevalece la ley de la jungla. Cuando peleas contra el Cielo y la Tierra, cuando fuerzas tu voluntad sobre las masas, la bondad no te lleva a ninguna parte.

Sin dudarlo, además del brazo, Meng Hao también recogió la caja que contenía la Flor Exótica, Corazón del Diablo. Inmediatamente la cerró, causando que el brillo de la flor cesara. Esto instantáneamente afectó a todo el campo de batalla. Sin dudarlo, puso el tesoro precioso y destructivo en su bolsa de almacenamiento.

Tesoros preciosos como ese no se veían con frecuencia en el mundo. Como Gran Maestro del Dao de la Alquimia, Meng Hao sin duda haría un progreso significativo al estudiarlo. Tal vez incluso podría inventar píldoras medicinales con propiedades similares. No había forma de que dejara pasar tal oportunidad.

Meng Hao alzó la mirada hacia la gigantesca sombra negra que descendía hacia él y al mismo tiempo señaló hacia el Sumo Sacerdote atado.

La seda de Larva sin Ojos se disipó de repente, revelando al Sumo Sacerdote asombrado. Había utilizado prácticamente todos los métodos en los que podía pensar, pero se sorprendió al descubrir que ni siquiera podía dejar una marca en la seda.

La seda rápidamente se disparó hacia Meng Hao y comenzó a envolverse alrededor de él. Se quedó allí, con las manos entrelazadas detrás de su espalda cuando la sombra negra se cernió sobre él. Él sacudió su manga, y sus ojos se llenaron de frialdad.

“Mi Larva sin Ojos puede hacer frente a la Tribulación del Rayo. No me importa cuán profunda es la base de Cultivo de la Araña Demoníaca, ¿realmente crees que puede estar a la altura de la Tribulación del Rayo?”


Comentarios del capítulo: (0)