issth-capitulo-188
ISSTH - Capítulo 188
38798
188

Capítulo 188: El amor verdadero no tiene precio

Traductor: Crowli

Capítulo 188: El amor verdadero no tiene precio

En realidad, Li Fugui era diametralmente opuesto a Wang Tengfei, y no le dejaba escapar por nada. Normalmente, tanto si estaba dentro de la Secta como fuera, decía constantemente cosas sarcásticas sobre él.

Esto, por supuesto, ponía furioso a Wang Tengfei. Sin embargo, no podía hacer nada al respecto. Ofender a Li Fugui no era una opción. Su disputa era un asunto insignificante de la generación más joven. Además, Li Fugui era demasiado importante para la Secta Escarcha Dorada. La diferencia entre la importancia de Li Fugui para la Secta Escarcha Dorada y la importancia de Wang Teng Fei para el clan Wang, era inconmensurable.

El Gordito saltó de repente sobre la mesa, para vergüenza de sus compañeros de la Secta Escarcha Dorada. No pudieron hacer más que toser ligeramente y ver cómo gritaba: "Ah, el verdadero amor. Compañeros Daoístas, ¿realmente no podía ver algo así? Definitivamente era amor verdadero. ¿Cómo podría yo, Li Fugui, hacer algo para separar a una pareja tan afectuosa? ¿Realmente haría eso, sólo por mi inútil amigo Wang Tengfei? ¿Realmente perturbaría una escena de amor verdadero? ¡Nunca! ¡Nunca podría hacer algo así!"

"Hay un dicho que habla de un amor que puede trascender algo, lo he olvidado. De todos modos, alguien me dijo algo una vez. En realidad, fue el mejor amigo que he tenido, la persona que más admiro en el mundo. Me dijo que el amor es lo más valioso del mundo, que vale más que incluso millones de Piedras Espirituales". Mientras hablaba, su boca llena de dientes extraordinariamente grandes se hizo visible. Al final, empezó a atragantarse y comenzó a llorar en voz alta.

Al ver esto, los miembros del Clan Song sonrieron irónicamente. Los Cultivadores de la Secta Sangre Demonio miraron a Gordito con expresiones extrañas.

Li Shiqi frunció el ceño, pero no dijo nada. Wang Youcai también mantuvo su silencio, aunque una ligera sonrisa apareció en su rostro.

"Por lo tanto -continuó el Gordito, cada vez más excitado-, fingí que no los había visto. Sin embargo, me quedó la sensación de que Wang Tengfei es realmente un inútil. Además, es completamente desvergonzado. Cualquiera podía ver que era amor verdadero. Si yo estuviera en el lugar de Wang Tengfei, simplemente sonreiría y entregaría la belleza."

"Ese Cultivador desconocido, en términos de apariencia, de base de Cultivo, de todo, está claramente por encima de Wang Tengfei. Lamentablemente..."

De repente, un grito enfurecido se escuchó desde el aire.

"¡¡¡LI FUGUI!!!" La intención asesina brotó de Wang Tengfei mientras salía disparado del grupo que flotaba en el aire. Todo su cuerpo era como una espada afilada cortando hacia Li Fugui.

Antes de que pudiera acercarse, los discípulos de la Secta Escarcha Dorada que estaban detrás de Li Fugui saltaron con una velocidad asombrosa. En un abrir y cerrar de ojos, salieron disparados hacia delante. Uno de ellos, un hombre alto y fornido, soltó un frío gruñido y formó un puño que levantó en el aire. Unas ondas se extendieron desde él en todas las direcciones, y un sonido rugiente llenó el aire. La expresión facial de Wang Tengfei parpadeó.

Wang Xifan salió disparado con una velocidad increíble. En un instante, estaba delante de Wang Tengfei, agitando ambas manos hacia delante.

Se oyó el eco de una explosión. La sangre se drenó de la cara de Wang Xifan mientras agarraba a Wang Tengfei y retrocedía. Miró mortalmente al gran hombre de la Secta Escarcha Dorada.

"Miembros del Clan Wang, por favor, compórtense con dignidad", dijo el hombre grande con frialdad. El poder de su base de Cultivo de Formación del Núcleo se desplegó.

El grupo de personas del que formaba parte Meng Hao descendió al suelo. Meng Hao tenía una expresión extraña en su rostro, y tosió ligeramente. Miró al Gordito escondido detrás del hombre grande. Las cosas que el Gordito había estado diciendo eran algo vergonzosas, y dejaron a Meng Hao sintiéndose un poco culpable.

"¿Lo ves?" dijo Chen Fan en voz baja. "Li Fugui no es una figura pequeña en la Secta Escarcha Dorada. Ahora que lo pienso, la situación actual de Wang Tengfei realmente merece compasión. Pequeño hermano menor, ¿has visto a Chu Yuyan? Ai, tengo mucha curiosidad por saber de qué Secta es ese Cultivador que se enredó con la Compañera Daoísta Chu Yuyan..."

"Eh... sí, la vi antes..." dijo Meng Hao vacilante, sin saber qué más decir.

Chen Fan suspiró. "Realmente espero tener la oportunidad de conocer a ese tipo algún día. Debe ser brillante para poder arrebatar a Chu Yuyan delante de las narices de Wang Tengfei. Ah, qué habilidad. Debe ser realmente un hombre de carácter".

"Tal habilidad, tal destreza..." Meng Hao se sintió aún más culpable. Bajando su cabeza, lentamente retrocedió. Al mismo tiempo, miró a la multitud. De repente, notó a Wang Youcai, y se quedó mirando con sorpresa. Wang Youcai estaba sentado taciturno, evitando los ojos de Meng Hao.

"Wang Tengfei, ¿realmente te atreves a atacarme?" dijo el Gordito, asomando su cabeza desde detrás del hombre grande y señalando a Wang Tengfei. "¡Tu abuelita!", rugió. "¿De verdad te atreves a atacarme? Según las reglas de antigüedad de las cinco Sectas y los tres Clanes, soy tu Tío Maestro. ¿Realmente te atreves a intimidar a tus mayores?" el Gordito golpeó su bolsa para sacar una piedra espiritual, que introdujo en su boca. Se escucharon sonidos crujientes mientras la aplastaba en pedazos. Era un espectáculo bastante feroz.

Después de aplastar la Piedra Espiritual en pedazos, el Gordito extendió su mano. Con una sonrisa irónica, el hombre grande sacó una botella de jade que le entregó al Gordito. El Gordito se la metió en la boca.

"¡Li Fugui, eres demasiado excesivo!" Wang Tengfei rechinó los dientes. Mientras las palabras salían de su boca, el Gordito cerró los ojos.

"Lo que existe entre ellos es el verdadero amor", dijo. "¿Entiendes lo que es el amor verdadero? El amor verdadero existe entre tu esposa Chu Yuyan y otro hombre. Lo he visto con mis propios ojos. ¿Por qué ibas a interferir en eso?" La gente de alrededor empezó a reírse, haciendo que el rostro de Wang Tengfei se enfureciera aún más. "Si sólo lo entendieras. Ah, el amor verdadero. ¡No tiene precio! Realmente admiro a ese Compañero Daoísta. Es tan hábil. Realmente maneja las cosas de forma magistral..." Mientras el Gordito continuaba con su discurso, Meng Hao continuaba retrocediendo. Sin embargo, no era lo suficientemente rápido. De repente, se dio cuenta de que Zhou Daya le estaba mirando directamente, con una mirada de incredulidad y asombro cubriendo su rostro.

El corazón de Meng Hao empezó a palpitar. Aunque había puesto esto en marcha intencionadamente, nunca había imaginado que vería una escena como la que se estaba desarrollando hoy. Quería esconderse, pero de repente, Zhou Daya's levantó la voz.

"¡Es él!" gritó, señalando directamente a Meng Hao, aparentemente temiendo que la gente no le reconociera. "¡Es él! Es el Cultivador que vi con Chu Yuyan!"

Zhou Daya realmente hacía honor a su nombre, que significa "bocazas". No sólo le gustaba cotillear, sino que también tenía una voz muy fuerte. Su voz sonó claramente, causando que la atención de todos siguiera instantáneamente la línea de su dedo para caer sobre Meng Hao.

El rostro de Meng Hao parpadeó. Los discípulos de la Secta Espada Solitaria que le rodeaban le miraron en shock e inconscientemente se apartaron de él. Pronto, él y Chen Fan se quedaron solos.

Chen Fan también estaba mirando atónito a Meng Hao. Recuperó su compostura rápidamente, sin embargo, al final, también se apartó rápidamente. No quería que se produjera ningún malentendido por estar al lado de Meng Hao. Si alguien intentara intimidar a Meng Hao, él saltaría a ayudar en un instante; pero lo que estaba ocurriendo ahora mismo era un escándalo de amor romántico...

Mientras retrocedía, los ojos de Chen Fan empezaron a brillar. Una mirada de incredulidad y admiración los llenaba.

Mientras Zhou Daya señalaba a Meng Hao, todos los discípulos de la Secta Espada Solitaria le miraban fijamente, así como los Cultivadores del Clan Wang, del Clan Song y de la Secta Sangre Demonio. Todos miraban a Meng Hao.

Li Shiqi de la Secta Sangre Demonio tenía una extraña expresión en su rostro. Había notado a Meng Hao hace unos momentos. De momento, resopló, girando su cabeza para ignorarlo. Wang Youcai miró en shock a Meng Hao.

En cuanto a Wang Tengfei, se quedó allí en silencio, mirando a Meng Hao. Las venas empezaron a sobresalir en su rostro y aparecieron venas de sangre en sus ojos. Pensó en el legado del Dragón Volador de la Lluvia, en el entrenamiento de la Secta Confianza Interna. Pensó en sus sentimientos en la cueva del Dragón Volador de la Lluvia. Su humillación y rabia se elevaron a los cielos.

Todo estaba en completo silencio. Todos los ojos estaban puestos en Meng Hao. Por supuesto, en los últimos días, los rumores sobre que Chu Yuyan había sido vista con un hombre extraño se habían extendido por las cinco grandes Sectas y los tres grandes Clanes.

Había comenzado en la Secta de la Escarcha Dorada. Todo el rumor tenía sentido y era bastante vívido. Nadie sabía, y todos se preguntaban, quién podría ser el extraño hombre. Ahora aquí, delante de todos estos ojos, Meng Hao había sido señalado.

El Gordito se quedó mirando en estado de shock. Se quedó en blanco por un momento, y luego se frotó los ojos vigorosamente. De repente, empezó a parecer muy excitado.

Justo cuando estaba a punto de precipitarse, una docena de rayos de luz de colores se acercó desde la distancia. Mientras bajaban silbando, estaba claro que se trataba de la Secta Destino Violeta.

Chu Yuyan no estaba con ellos, sin embargo, había dos personas que Meng Hao reconoció. No eran otros que Qian Shuihen y Lu Song, que ahora estaban en la etapa del Establecimiento de la Fundación temprana.

Volaron a ambos lados de un joven con una expresión fría. Su cuerpo irradiaba el poder del Establecimiento de la Fundación tardía, y parecía ocupar una posición de gran respeto entre los demás discípulos de la Secta Destino Violeta.

Al mismo tiempo, aparecieron diez rayos más. Esta era la Secta Tamiz Negro. La bella Han Bei estaba entre ellos. Iba vestida con ropa de hombre, pero una sola mirada bastaba para ver que era una mujer. Estaba charlando y riendo con un miembro del Clan Song mientras volaba hacia la plaza.

La llegada de la Secta Destino Violeta y la Secta Tamiz Negro normalmente haría que varios miembros de otras Sectas buscaran amigos y se pusieran al día. Pero una extraña atmósfera llenaba ahora el aire. La mayoría de la gente se limitaba a mirar momentáneamente a los recién llegados de las otras dos Sectas.

En cuanto Zhou Daya vio que llegaba más gente, volvió a gritar, con la voz aún más alta: "¡Es él! Es el Cultivador que vi con Chu Yuyan. Se estaba poniendo su ropa..." En realidad, hay una gran diferencia entre "llevar su ropa" y "ponerse su ropa". Todos los Cultivadores de la Secta Destino Violeta se detuvieron en su camino y miraron fijamente a Meng Hao.

Como discípulos de la Secta Destino Violeta, ¿cómo podían no estar al tanto de los rumores que circulaban sobre Chu Yuyan? En cuanto a Qian Shuihen y Lu Song, en el instante en el que vieron a Meng Hao, sus ojos se abrieron de par en par y se quedaron mirando en shock. Entonces, sus ojos se volvieron odiosos.

Habían pasado años desde que habían visto a Meng Hao, pero el golpe que habían recibido ese año fue enorme. Incluso hasta el día de hoy, la gente todavía hablaba de lo que había ocurrido. Los eventos habían causado que el odio se colara en sus huesos. Era la mayor humillación que habían experimentado en sus vidas.

Qian Shuihen miró fijamente a Meng Hao, y empezó a respirar pesadamente. La intención asesina empezó a agitarse dentro de los ojos de Lu Song.

"¡Maldita sea, eres tú!"

"¡Así que eres tú!"

Los dos rugieron, llenando a los espectadores de un shock aún mayor. Los detalles del asunto con Chu Yuyan no estaban todavía claros, pero la intensa rabia de estos dos discípulos de la Secta Destino Violeta no era claramente una broma. Obviamente, odiaban a Meng Hao hasta la médula de sus huesos.

1. Qian Shuihen y Lu Song eran los tipos que pagaron una cantidad exorbitante de Piedras Espirituales y tesoros para conseguir la lanza de hierro ordinaria de Meng Hao. Sucedió en el Capítulo 55: Sobresaliente 

2. La última aparición de Han Bei fue en el Capítulo 164


Comentarios del capítulo: (0)


issth-capitulo-189
ISSTH - Capítulo 189
13734
189

Traductor: Crowli

Capítulo 189: La Llegada de Todos los Enemigos

Meng Hao sonrió irónicamente. El punto que ocupaba en la plaza hacía tiempo que se había vaciado, haciéndole especialmente visible. Su sonrisa se volvió más amarga mientras suspiraba interiormente.

“Si hubiera sabido que todo iba a acabar de esta manera”, pensó, “no habría dejado que Zhou Daya se marchara…. Ay, van a aparecer todos mis enemigos hoy…?” Tosió e inconscientemente se frotó su nariz. Repentinamente sintió que había hecho demasiadas cosas durante los pasados años. Ahora, había llegado el momento en el que la multitud de víctimas le acusaría.

“Maldito seas, Meng Hao!” aulló Qian Shuihen. “Nunca olvidaré el asunto de la lanza de hierro de aquel año!” Inmediatamente dio un paso hacia delante. A su lado, los ojos de Lu Song estaban rojos. A través de los años, los dos habían sido ridiculizados a menudo por miembros compañeros de la Secta debido al incidente con la lanza de hierro. Ellos habían decidido a menudo ir a buscar a Meng Hao para vengarse. Sin embargo, el Estado de Zhao había desaparecido, presumiblemente junto con Meng Hao. Nunca hubieran imaginado que se encontrarían con él este día. Pensamientos de venganza llenaron inmediatamente sus corazones.

Wang Tengfei también dio un paso hacia delante, con su rostro lleno de ganas de matar. “Meng Hao, realmente te aborrecí cuando estábamos en el Estado de Zhao. Será mejor que des una explicación de lo que ocurrió con Chu Yuyan…” Wang Tengfei sentía como si fuera el objeto de las risas de toda la actual generación de Cultivadores del Dominio Sur. Era algo que no podía aceptar. Quería matar a Meng Hao allí donde él estaba.

“Qué escena tan vívida, Hermano Meng”, la voz llegó desde dentro de los discípulos de la Secta Tamiz Negro. Era Han Bei. “Nunca hubiera imaginado que te encontraría aquí. Cuantas historias interesantes”. Ella suspiró. “No te olvides del trato que hicimos tú y yo”. Se cubrió su boca y rió, guiñándole un ojo a Meng Hao. Sus palabras hicieron que los ojos de la audiencia brillaran aún más intensamente.

La aparición de Meng Hao parecía estar provocando el interés de una persona tras otra. En este momento, toda la gente que nunca había escuchado sobre él anteriormente se iban volviendo intensamente interesados en sus actos.

Un zumbido de conversaciones llenó el aire. Una voz se alzó desde dentro de la Secta Sangre Demonio. Era Li Shiqi. “Compañero Daoísta Meng Hao, realmente tienes un montón de historias interesantes para contar! Sin embargo, tengo curiosidad por saber, qué le ocurrió a ese molesto sombrero tuyo?” Era difícil de decir qué estaba pensando, pero sus ojos brillaron con interés.

Chen Fan se plantó jadeando. Tomó aire profundamente mientras observaba a Meng Hao, una indescriptible admiración brillaba en sus ojos. Gordito miró a Meng Hao entusiasta. Parecía que sin importar donde Meng Hao fuera, atraería la atención.

Era igual que cuando estaban en la Secta Confianza, como si estuvieran allí ahora.

“No me extraña que él sea el Hermano Senior!” pensó Gordito, tomando aire profundamente. Su admiración por Meng Hao había alcanzado tal altura que quería caer sobre sus rodillas e inclinarse.

Meng Hao dio una tos seca y continuó sonriendo amargamente. Realmente se sentía un poco culpable. Sin embargo, antes de que pudiera responder  a cualquiera, diez rayos de luz aparecieron repentinamente desde la distancia. No era otro que el Clan Li.

Desde ese momento, todas las cinco grandes Sectas y los otros dos grandes Clanes habían llegado.

En medio de la gente del Clan Li estaba Li Daoyi1. Su brazo hacía tiempo que había sido reemplazado por el Clan Li. Era un Descendiente Dao, por lo que no se podía casar en el Clan Song. Obviamente no estaba allí debido a la búsqueda de un marido del Clan Song, sino por alguna otra razón. Sin embargo, tan pronto como la gente del Clan Li tocó el suelo de la plaza, sus ojos cayeron sobre Meng Hao.

Tan pronto como lo hizo, jadeó. Casi inmediatamente, su base de Cultivo ondeó con poder, y el aura del gran círculo final de la Fundación Establecida llenó la plaza.

“Por tanto, finalmente apareciste!!” dijo seriamente, dando un paso hacia Meng Hao. Una fiera intención asesina emanaba desde sus ojos. Era obvio para todo el mundo que había algún gran secreto entre él y Meng Hao, del que no estaba deseando hablar. Por supuesto, su lucha en el torneo por el Legado del Inmortal de Sangre había dado nacimiento a una enorme enemistad que solo podría ser borrada por la muerte.

Encontrar repentinamente a Meng Hao aquí hizo que la intención asesina de Li Daoyi explotara.

Todo el mundo en la plaza que no conocía a Meng Hao estaba ahora clamando entusiasmados y en shock ante lo que estaba ocurriendo.

“Primero está el tema de Chu Yuyan y las intenciones asesinas de Wang Tengfei. Después algo sobre la Secta Destino Violeta y una lanza de hierro. Después de eso, algún acuerdo entre él y Han Bei de la Secta Tamiz Negro! Seguidamente, Li Shiqi desde la Secta Sangre Demonio!! Y finalmente…. Provocó la intención asesina del Descendiente Dao del Clan Li!!”

“Cómo puede este tipo estar envuelto en tantas situaciones? Parece haber provocado a todo el mundo! Cómo es que nunca hemos escuchado de él antes?”

“Qué está pasando…? Su nombre es Meng Hao, huh? Parece que realmente tiene la habilidad de molestar a la gente…”

“De las cinco Sectas y Tres Clanes, los únicos que no están involucrados son la Secta Espada Solitaria y el Clan Song. Llegó con la Secta Espada Solitaria, por lo que no debe de tener ningún problema con ellos. Pero y con el Clan Song? Él es tan bueno molestando a la gente, me pregunto si…,  tendrá algún asunto pendiente con ellos?”

En medio del zumbido de las conversaciones que llenaban la plaza, Gordito dejó salir un rugido y cargó hacia el lado de Meng Hao, con su rostro lleno de entusiasmo.

“Meng Hao, te he echado de menos casi hasta morir!” dijo. Abrazó a Meng Hao, con lágrimas recorriendo su rostro. Los años habían pasado y había crecido un poco. Ahora era mucho más corpulento que antes.

Meng Hao sonrió, aunque la sonrisa era algo amarga. Todo lo que estaba ocurriendo era realmente debido a Gordito…

“Meng Hao! Me darás una explicación!” El rostro de Wang Tengfei era extremadamente serio mientras miraba fijamente a Meng Hao. Wang Tengfei sentía como si estuviera llevando un enorme sombrero verde2, el cual llenaba su corazón con una indescriptible humillación. Dio otro paso hacia Meng Hao.

Li Daoyi también dio un paso hacia delante. “No me has dado una explicación de lo que pasó aquel día. Ahora que estás ahí, tienes una oportunidad de hablar”.

“Maldito seas, Meng Hao, resolveremos nuestra enemistad en este día!” Qian Shuihen y Lu Song empezaron a caminar hacia él.

Parecía que el caos fuera a brotar en cualquier momento. Los ojos de Meng Hao brillaban. Gordito se giró y dejó salir un rugido.

“Meng Hao es mi hermano! Quién se atreve a atacarle?!” Escuchando esto, los discípulos de la Secta Escarcha Dorada intercambiaron miradas y después se adelantaron para plantarse al lado de Gordito. El gran hombre de antes, simplemente sacudió su cabeza, eligiendo no decir nada.

La repentina aparición de Gordito al lado de Meng Hao hizo que Wang Tengfei frunciera el ceño.

Chen Fan se adelantó. “Meng Hao es mi pequeño Hermano Junior. Compañeros Daoístas, si insistís en actuar de este modo, entonces yo, Chen Fan, debo tomar mi lugar”. Repentinamente su daga voladora apareció.

La suma de Chen Fan causó que Qian y Lu de la Secta Destino Violeta dudaran.

Han Bei se movió hacia delante con una risa. “Hermano Meng, considerando nuestra amistad, cómo podría no unirme a ti también?”

Sin una simple palabra, Wang Youcai se plantó en medio de los Cultivadores de la Secta Sangre Demonio y caminó hasta plantarse al lado de Meng Hao.

La voz fría de Li Shiqi se escuchó seguidamente. “Tu sombrero es increíblemente molesto. Sin embargo, por el bien de mi Hermano Junior Wang Youcai, la Secta Sangre Demonio también está contigo. Vamos a ver quién se atreve a tocarte este día”.

La multitud de gente rodeando a Meng Hao causó que Li Daoyi frunciera el ceño. Era una situación delicada. En realidad, no podría matar a nadie en este día y lugar, considerando que estaban en el Clan Song.

Además, nunca hubiera imaginado que Meng Hao pudiera tener conexiones tan poderosas. La Secta Escarcha Dorada. La Secta Espada Solitaria. La Secta Sangre Demonio. La Secta Tamiz Negro. Gente de todas estas Sectas le apoyaban.

Los ojos de Wang Tengfei brillaron con una luz fría mientras miraba de forma asesina a Meng Hao. El shock llenaba su corazón. Nunca hubiera podido predecir que este antiguo discípulo de la Secta Confianza pudiera acumular tales influencias.

Estaba Chen Fan y Li Fugui. A los que se añadía Han Bei de la Secta Tamiz Negro y Li Shiqi de la Secta Sangre Demonio. Que a saber por qué le apoyaban, pero sin soltar una sola palabra, Meng Hao había repentinamente hecho imposible que nadie le atacara.

Qian Shuihen y Lu Song estaban repentinamente muy nerviosos. Ellos, tampoco, hubieran podido imaginar que después de todos estos años, Meng Hao fuera a reaparecer de esa manera, con tales conexiones.

Toda la plaza se quedó en silencio, y fue en este momento cuando una voz impaciente se pudo escuchar repentinamente desde la distancia.

“Qué estáis haciendo chicos? Qué a hecho que todo el mundo se encolerice? Todos vosotros, calmaos! El Clan Song está lanzando una fiesta para buscar un marido, por qué está todo el mundo creando problemas?!” La voz pertenecía a Excéntrico Song, quien estaba acompañado por los otros miembros excéntricos de las otras Sectas y Clanes.

Las sonrisas cubrían sus rostros y, obviamente, no les importaba lo que estaba ocurriendo.

La aparición de los ancianos causó que la tensión de la plaza empezara a disiparse. Todo el mundo empezó a regresar a sus posiciones originales. Mientras lo hacían, Meng Hao bajó su cabeza y empezó a alejarse caminando de Chen Fan. Repentinamente, los ojos de Excéntrico Song cayeron sobre Meng Hao.

“Espera!” dijo.

Meng Hao se quedó congelado, suspirando interiormente. Con una silenciosa y amarga risa, se giró a enfrentarse a Excéntrico Song. Su mente rotaba mientras intentaba pensar una forma de salir de la situación. Puso sus manos en su bolsa privada. Si era necesario, intentaría usar el amuleto de la buena suerte para escapar.

“Chico, por qué me pareces tan familiar…?” Excéntrico Song frunció las cejas.

“Anciano Song, Señor”, gritó Lu Song, “esta es la persona del Estado de Zhao con la lanza de hierro!!”

Tan pronto como escuchó las palabras, los ojos de Excéntrico Song se ensancharon. Miró fijamente a Meng Hao.

“Así que, eres tú, pequeño mocoso!!”

Cuando escucharon estas palabras, los Cultivadores de alrededor jadearon. Previamente habían creído que el Clan Song era el único al que Meng Hao no había ofendido.  Todos miraron a Meng Hao con admiración en sus ojos.

Meng Hao no había logrado ofender a alguien de la generación junior del Clan Song, sino a un excéntrico en Alma Naciente!

Meng Hao sonrió, uniendo sus manos e inclinándose hacia Excéntrico Song.

“Meng Hao de la generación junior extiende sus saludos al Maestro Song de la generación senior. Senior, su Base de Cultivo es extraordinaria, su conducta es Celestial en naturaleza. Ese año, yo, de la generación junior, era un ignorante y un ingenuo. Senior, usted tiene una personalidad noble y una integridad excelente, por lo que verdaderamente espero que, en esta ocasión alegre para el Clan Song, usted no le cause dificultades a la generación junior”.

Excéntrico Song le dio a Meng Hao una mirada larga y significativa. Aunque no dijo nada, algunas veces, puedes hablar muy alto sin decir una sola palabra. Los ojos de Wang Tengfei brillaron y dio otro paso hacia Meng Hao.

“Anciano Song”, dijo él. “Hay una enemistad entre esta persona y yo, que pertenezco a la generación joven. Él humilló a la que está previsto que sea mi amada. En la presencia de todos los Compañeros Daoístas, le imploro que me permita poner un fin a esta enemistad en este día!”

Mientras tanto, en el castillo elevado de la ciudad capital del Clan Song, Song Jia estaba mirando a la pantalla brillante desde la que se mostraba la escena que estaba ocurriendo abajo.

Una sonrisa cubrió su rostro, parecía que le estaba prestando mucha atención a la figura escolar de Meng Hao.

“Qué persona más interesante”, dijo con una risa. “Cómo puede haber ofendido a tanta gente? Incluso a Tío?”

La mujer de mediana edad plantada a su lado también rió, apareciendo una expresión cálida en su rostro. “Por qué?, te has encaprichado de él?”

 

1.- La última aparición de Li Daoyi fue en el Capítulo 134.

2.- Como se mencionó en una nota anterior, el sombrero verde es un símbolo en la cultura china que implica que te están engañando.


Comentarios del capítulo: (1)


JAJJAJAJAJ no paré de reir con este capitulo JJAJAJAJA

0