rmji-capitulo-720
RMJI - Capítulo 720
35823
720

Capítulo 720: Otro Anillo

Traductor: Draggnel

Capítulo 720: Otro Anillo

La luna escarlata de Nangong Wan se quedó atrás en su intento de perseguir a su Hermana Marcial Mayor, concediendo a ésta la oportunidad de volar hacia el techo y golpearlo. 

Con un golpe sordo, una luz roja pulsó desde el techo, pero estaba intacto; sólo habían caído algunos trozos sueltos de roca.

La mujer de hielo se quedó atónita. Antes de que se diera cuenta de lo que había sucedido, el techo brilló con luz y de él surgieron enjambres de escarabajos negros, dorados y plateados. Zumbando, se reunieron rápidamente en el centro de la habitación y formaron un escudo tricolor.

La mujer de hielo, alarmada, agitó la mano sin pensarlo más, invocando un talismán de plata entre sus dedos.

Cuando Nangong Wan vio esto, naturalmente supo lo que su hermana marcial mayor planeaba hacer. Su expresión se hundió inmediatamente y golpeó su bolsa de almacenamiento en lugar de utilizar la Luz de Encarnación Divina. Una pequeña bandera roja apareció en su mano e inmediatamente la arrojó al suelo.

La mujer de hielo agitó la mano y activó el talismán que tenía en la mano. El talismán salió volando de su mano envuelto en una bola de luz amarilla y se dirigió hacia el techo como una estrella fugaz. La luz amarilla atravesó el enorme escudo como si nada y voló directamente hacia el techo de la sala.

Pero en ese mismo momento, Nangong Wan terminó de pronunciar un conjuro y activó las restricciones ocultas de su residencia en la cueva. Toda la sala comenzó a brillar con una luz roja, rodeando todas las superficies con una barrera de luz cegadora, incluido el techo.

Como si se tratara de una némesis de la estrella fugaz de la mujer de hielo, la estrella fugaz dejó de moverse inmediatamente una vez que golpeó la barrera de luz como si estuviera sellada en ella. Una gran extensión de luz roja se reunió entonces y la envolvió.

La Hermana Marcial Mayor de Nangong Wan estaba asombrada por este repentino cambio, pero como cultivadora muy experimentada, se dio cuenta inmediatamente de qué restricción se trataba. Inmediatamente, chasqueó su dedo con una expresión hosca, lanzando una rayo de espada blanca y fría como un hueso desde su mano. Dio una vuelta alrededor del talismán envuelto y dispersó rápidamente la luz roja que lo aprisionaba.

La gélida mujer estaba encantada con el resultado. En un destello de luz amarilla, voló inmediatamente hacia el techo a través de la abertura de la luz roja dispersa.

Pero tan pronto como llegó a la mitad de la abertura, una luz púrpura parpadeó repentinamente ante ella. Algo la envolvió de repente y la arrastró a la fuerza fuera del techo de la sala.

Con una ligera risa, una silueta blanca apareció en un borrón, revelando a una joven vestida de blanco. Luna Plateada había aparecido repentinamente desde el techo y sostenía un hilo púrpura translúcido en su mano. El otro extremo del hilo púrpura se dirigía directamente hacia el cuerpo de la mujer de hielo. 

En ese momento, la Hermana Marcial Mayor de Nanlong Wan descubrió que su cuerpo estaba envuelto en una red de hilo púrpura brillante. El hilo era casi invisible a la vista.

Ante la furiosa alarma de la mujer de hielo, chasqueó sus dedos sin pensarlo más, disparando más de diez rayas de Qi de espada blanco-negro. Poco después, siguió escupiendo una densa llama verde desde su boca hacia la red púrpura.

La luz púrpura floreció de la red. Pero independientemente de si se trataba de la llama verde o del Qi de espada blanco-negro, eran incapaces de dañar el hilo púrpura en lo más mínimo.

La mujer de hielo se puso realmente nerviosa por la visión. Justo cuando estaba decidida a consumir una gran cantidad de vitalidad para emplear una técnica secreta, Luna Plateada sonrió y tiró del hilo púrpura, pronunciando la palabra "Restricción". 

La red, originalmente suelta, se tensó de inmediato y encadenó por completo a la gélida mujer, impidiéndole por completo hacer el más mínimo movimiento.

El rostro de la mujer se enrojeció. Desde que condensó un Alma Naciente, siempre la habían mirado con respeto. Nunca se había visto en una situación como ésta, especialmente desde que entró en la etapa de Alma Naciente media. Con una furia vergonzosa, un brillo frío apareció en sus ojos mientras todo su cuerpo brillaba magníficamente con luz. En un momento, la luz aumentó violentamente hasta duplicar su tamaño y empezó a contener un tenue tinte carmesí.

Cuando Luna Plateada vio esto, su sonrisa desapareció y supo que las cosas no acabarían bien. Pero justo cuando ordenó a la Nube Púrpura que liberara todo su Fuego Verdadero Sol de Jade, Nangong Wan le envió una transmisión de voz: "No la dañes. Déjamela a mí". Tan pronto como dijo esto, su luna bermellón voló desde abajo y envolvió a la mujer de hielo dentro de ella.

La luna giró apresuradamente y pronto comenzó a ondularse, llenando la sala con siluetas de sí misma. 

Mientras Han Li miraba la luna giratoria desde abajo, se sorprendió al ver que su mente estaba completamente agitada y su concentración rota. No era de extrañar que la mujer de hielo sintiera tanto miedo hacia la Luz de Encarnación Divina de Nangong Wan. 

Después de que la luna girara durante el tiempo necesario para terminar una taza de té, Nangong Wan finalmente se detuvo; su rostro estaba pálido por el cansancio.

Entonces, con un movimiento de su mano, la luna bermellón se dispersó en la luz de las estrellas con un ligero estallido. Su Hermana Marcial Mayor reapareció desde su interior mientras flotaba en el aire, todavía sujeta por el Collar de Nube Púrpura. Sin embargo, el Qi espiritual de su cuerpo se calmó completamente y permaneció inconsciente con una extraña sonrisa en su rostro.

"¿Qué es esto?" Dijo Han Li desconcertado.

Con un poco de color devuelto a su rostro, Nangong Wan sonrió: "Aquellos atrapados por mi Luz de Encarnación Divina son incapaces de escapar de ella, incluso si manifiestan su Alma Naciente. Esta técnica también posee un efecto de embrujo increíblemente poderoso. La mente de mi hermana marcial mayor estuvo perdida por la luz divina durante un tiempo. De este modo, podemos salvarla".

Han Li se frotó la nariz y dijo con impotencia: "No es de extrañar que tu hermana marcial mayor le tuviera tanto miedo. Es capaz de impedir que se manifieste incluso un Alma Naciente. Sin embargo, no habría sido necesario recurrir a métodos tan molestos si no tuviéramos que mantenerla con vida. Los métodos letales habrían sido mucho más fáciles".

Nangong Wan suspiró y forzó una sonrisa: "¡Exterminar a mi hermana marcial mayor, la gran anciana de la secta, es inaceptable! Como pienso seguirla, la Secta de la Luna Enmascarada ya sufrirá un golpe en su fuerza. Si la matamos a ella también, la secta quedará paralizada. El anterior Gran Anciano de la Secta de la Luna Enmascarada me trató con gran amabilidad. Aunque no puedo sacrificarme por la secta, no puedo condenarla a la extinción".

Han Li sonrió irónicamente y dijo: "Pero tu hermana marcial mayor seguro que no te trató con indulgencia cuando te atacó y te restringió.

"Eso no importa. Ya que le he perdonado la vida, puedo considerar la deuda con el anterior maestro de la secta saldada. No me sentiré incómoda más tarde cuando me haya ido contigo. Sin embargo, la última batalla fue realmente peligrosa. Realmente no sabía que la Hermana Marcial Mayor tenía un artefacto diabólico que desafía al cielo como la Espada del Diablo de Sangre. Casi llevó a un resultado desastroso. Si lo hubiera sabido antes..." Nangong Wan parpadeó brillantemente y mostró una expresión de disculpa.

Sin embargo, Han Li simplemente sonrió y no mostró la más mínima preocupación por ello: "No es nada. ¿Acaso la Espada Diablo de Sangre no era incapaz de dañarme de cualquier manera? De todos modos, ¡adquiramos rápidamente el medallón de restricción y partamos!".

Nangong Wan asintió con la cabeza en respuesta. Luna Plateada agitó obedientemente su mano y desenredó el Collar Púrpura de la mujer de hielo.

Nangong Wan dio varios pasos hacia delante y golpeó con fuerza varios lugares del cuerpo de su Hermana Marcial Mayor, colocando varias restricciones sobre ella. Luego, extendió la mano hacia la bolsa de almacenamiento verde oscuro que tenía en la cintura y la agitó suavemente para abrirla. Entonces, en un brillante destello de luz, apareció una pila de objetos en el suelo.

Cuando Han Li lo vio, se acercó con curiosidad.

El Medallón de Restricción del Corazón era bastante fácil de encontrar. Nangong Wan lo tomó rápidamente en sus manos con una sonrisa.

En cuanto a Han Li, pasó rápidamente su mirada por el montón y de repente atrajo a sus manos un pequeño y exquisito anillo. Era completamente oscuro y sin luz. Han Li frunció el ceño, se llevó el objeto a los ojos y comenzó a examinarlo.

Nangong Wan dijo con asombro: "¿Qué haces con eso? Parece una herramienta mágica ordinaria".

Han Li se rió y de repente golpeó su bolsa de almacenamiento, invocando una caja de jade en sus manos. La caja se abrió con un destello de luz azul, revelando un anillo idéntico de color negro azabache.

"¡Yi!" Nangong Wan no pudo evitar un grito de sorpresa.

Han Li juntó los dos anillos y sintió que ambos poseían una ausencia similar de Qi. A continuación, volvió a colocar los dos anillos en la caja antes de meterla en su bolsa de almacenamiento. 

Nangong Wan sonrió dulcemente y no dijo nada más mientras su mente empezaba a divagar. Entonces, sin prestar más atención a la gran pila de objetos, se dirigió hacia su Hermana Marcial Mayor. Con un destello de luz roja brillando en su mano, Nangong Wan tocó ágilmente la cabeza de su Hermana Marcial Mayor antes de cerrar los ojos en silencio.

Cuando Han Li vio esto, se acercó silenciosamente con una leve sonrisa en su rostro.

Poco después, Nangong Wan abrió los ojos y levantó la mano, mostrando la Espada Diablo de Sangre en su mano.

Nangong Wan miró la espada sólo un momento antes de lanzar el artefacto demoníaco a Han Li: "Este artefacto demoníaco es poderoso y resulta ser una gran amenaza contra nosotros, así que sería mejor llevarlo con nosotros. Mientras que yo soy incapaz de usar este objeto, tú eres capaz de contener este tesoro con tu rayo dorado. Dejémoslo en tus manos".


Comentarios del capítulo: (1)


Gracias por el capítulo

0

rmji-capitulo-721
RMJI - Capítulo 721
35761
721

Capítulo 721: Regreso a la Ciudad de los Cielos Elevados

Traductor: Draggnel

Capítulo 721: Regreso a la Ciudad de los Cielos Elevados

Aunque Han Li no conocía todos los detalles de la Espada Diablo de Sangre, sí sabía de su retroceso de Qi diabólico. La guardó rápidamente, no deseando que Nangong Wan utilizara un artefacto diabólico tan peligroso.

En cuanto a los demás objetos, como el Espejo de Estasis de Luz y sus otros tesoros, Nangong Wan no tenía intención de cogerlos. Parecía que deseaba salvar a su Hermana Marcial Mayor un poco de la cara. Por no mencionar que el Espejo de Estasis de Luz se hizo famoso mientras estaba en posesión de esta mujer; si otros descubrieran que había sido tomado, causaría un sinfín de problemas.

En ese momento, Nangong Wan sostuvo el talismán de restricción en su mano y lo apretó suavemente. En un parpadeo de luz roja, liberó un hilo de Qi negro y oscuro antes de desvanecerse en la nada.

Animada por la disolución de la restricción, Nangong Wan sonrió dulcemente: "La Restricción del Corazón Contenedor ya está disuelta. Pero antes de irnos, tengo que dejar un mensaje para mi Hermana Marcial Mayor".

Han Li no planteó ninguna oposición a ella. Nangong Wan entonces sacó un slip de jade blanco y lo colocó con elegancia contra su frente. La hoja de jade brilló con una serie de luces antes de que el sentido espiritual de Nangong Wan empezara a dejar un mensaje en la hoja de jade.

Tras el tiempo que tardó en terminar una taza de té, colocó la hoja de jade sobre la pila de objetos restantes en el suelo. A continuación, los colocó todos en la bolsa de almacenamiento de la mujer de hielo y la puso de nuevo en la cintura de la mujer de hielo.

Nangong Wan sonrió a Han Li con un rastro de timidez: "Vamos. La Hermana Marcial Mayor aún está bajo los efectos de mi Luz de Encarnación Divina. Le llevará más de un día liberarse".

Cuando Han Li vio la expresión gentil de Nangong Wan, su corazón empezó a agitarse. La acercó suavemente a él y salieron volando por el pasillo en un rayo de luz.

...

En una pequeña montaña sin nombre, en la frontera del Estado Beiliang, Nangong Wan se encontraba bajo un antiguo árbol y frunció el ceño: "¿Qué quieres decir? ¿Por qué me has hecho ir solo a la Secta Nube Errante?".

Han Li se puso hombro con hombro con Nangong Wan. Dijo lentamente: "Mi concubina y mi Hermano Marcial Mayor Lu han permanecido todavía en Ciudad Cielo Naciente por alguna razón. Creo que tiene que ver con la invasión Moulan. Ya que los dos son parientes míos, no puedo volver por mi cuenta. No tengo más remedio que ir a verlos.

Nangong Wan miró a Han Li con expresión de disgusto y dijo: "Ya que es así, iré contigo. ¿Por qué tengo que irme sola?"

"Wan'er, eres una cultivadora de Alma Naciente de la Secta Luna Enmascarada. Habrá muchos cultivadores de alto grado en la Unión de las Nueve Naciones que te reconocerán. Aunque ya te he enseñado la Técnica de Intercambio de Apariencia, aquellos que posean un cultivo mayor que el tuyo tendrán la posibilidad de ver a través de tu disfraz. Lo mejor sería que volvieras primero a la Secta Nube Errante".

Nangong Wan arrugó la nariz y dijo con preocupación: "Pero ya has ofendido a nuestra Secta Luna Enmascarada y a la Secta Mente Fluyente. Me siento incómoda de que aún te dirijas a la Ciudad Cielo Naciente". 

Han Li se rió y dijo: "¡No te preocupes! No es que no hayas visto de lo que soy capaz. Puede que haya mucha gente con un cultivo mayor que el mío en el Sur Celestial, pero hay muy pocos que sean capaces de atraparme y matarme. Además, soy un anciano de la Secta Nube Errante. Y con todo el peso de la invasión Moulan cayendo sobre la Unión de las Nueve Naciones, no se atreverán a entrometerse. Además, supongo que tu Hermana Marcial Mayor habrá seguido lo que has sugerido para excusar tu desaparición. De lo contrario, sus relaciones con Wei Wuya empeorarán. No hay nada de qué preocuparse".

"Ya que eres insistente, no te bloquearé, pero será mejor que te cuides. Para que estés un poco más seguro, te entregaré este tesoro". Al ver que Han Li se había decidido, no dijo nada más y golpeó su bolsa de almacenamiento. A continuación, entregó tranquilamente un pañuelo bordado a Han Li.

Han Li sintió un extraño qi espiritual procedente del pañuelo y preguntó con curiosidad: "¿Qué es esto?".

Nangong Wan le explicó calurosamente: "Es un antiguo tesoro sin nombre que encontré por casualidad mientras viajaba. Es muy cómodo de usar y se moverá de acuerdo con tus pensamientos. Puede que te encuentres con algún peligro en tu viaje. Me sentiré menos preocupada si lo tienes a tu lado". 

Han Li guardó silencio y miró los ojos fluidos de Nangong Wan durante un largo rato antes de ver que se sonrojaba ligeramente. Entonces cogió el objeto con una sonrisa y lo guardó cuidadosamente.

Al ver esto, Nangong Wan también esbozó una leve sonrisa. Pronto, se le ocurrió otra cosa y sacó un brillante colgante de jade rojo. "Este ornamento que repele el fuego es una muestra que suelo llevar encima. Aunque no me gusta estar atado a los asuntos externos, hubo un tiempo en el que acogí a unos cuantos discípulos de nombre por un interés pasajero. Aunque me reconocían como su maestro, no eran discípulos de la Secta Luna Enmascarada. Hay dos que actualmente han abierto una tienda en Ciudad Cielo Naciente. Si necesitas ayuda, entrégales esta ficha y ellos seguirán tus instrucciones". Entonces susurró los nombres de estos dos discípulos.

Han Li sintió un rastro de calidez y sentimiento y, en silencio, memorizó los nombres.

Hacía tiempo que no experimentaba la preocupación de otra persona.

...

Un mes después, Han Li se encontró en el desierto de las afueras de Ciudad Cielo Elevado. Miró la enorme ciudad desde la distancia en silencio.

Después de que él y Nangong Wan se separaran de mala gana, se dirigió directamente al Estado Yu. Por el camino, escuchó de algunos cultivadores que pasaban por allí que la guerra ya había comenzado en las fronteras del Estado Fengyuan y Yu.

El resultado: las fuerzas principales de la Unión de las Nueve Naciones habían sufrido grandes pérdidas tres veces seguidas. No tuvieron más remedio que recurrir a muchas grandes formaciones de hechizos para proteger con dificultad sus lugares estratégicos vitales. La Unión de las Nueve Naciones estaba perdiendo claramente. Cuando Han Li escuchó esto, frunció el ceño, pero era desafortunado que nadie supiera los detalles específicos, y mucho menos la razón de tan vastas derrotas. Sólo podía continuar su camino.

Después de entrar en el Estado Yu, consiguió adquirir noticias más detalladas. Los guerreros de hechizos Moulan parecían haber encontrado varias bestias salvajes enormes. La Unión de las Nueve Naciones fue sorprendida por el ataque, resultando en sus repetidas pérdidas. Esto había conmocionado enormemente a Han Li cuando lo oyó, y se apresuró a ir a Ciudad Cielo Naciente.

Aunque Ciudad Cielo Naciente ya había eliminado sus restricciones de vuelo, ya habían activado la mayoría de las restricciones de la Formación de Extinción de Luz Mayor. Extrañas fluctuaciones casi indiscernibles llenaron el aire. Parecía que los cultivadores de la ciudad ya se estaban preparando para la guerra.

Después de echar un vistazo, Han Li voló tranquilamente hacia la puerta principal de la ciudad.

Había ocho cultivadores custodiando la puerta. Aparte de un anciano de la Formación del Núcleo, el resto eran cultivadores de la Fundación. Cuando vieron a Han Li acercarse a ellos, el cultivador de la Formación del Núcleo pensó en interrogarle. Pero después de que su sentido espiritual barriera a Han Li, mostró una gran conmoción en su rostro.

Una vez que la luz que rodeaba la figura de Han Li se desvaneció, el anciano le saludó respetuosamente: "¡Bienvenido Senior! ¿Ha llegado para participar en la reunión de tratados? ¿Puedo preguntarle su estimado nombre? Me temo que debo registrar su nombre de acuerdo con las reglas".

 La mente de Han Li se agitó y preguntó inexpresivamente: "¿Reunión de tratados? ¿Qué reunión?"

Tras un momento de sorpresa, el anciano preguntó: "¿El Senior no está aquí para participar en la reunión de tratados? ¿Será que Senior es un cultivador vagabundo?"

"No, soy un cultivador de la Alianza del Dao Celestial".

El anciano explicó cuidadosamente: "Debido al ataque prepotente de los Moulan, nuestra Unión de las Nueve Naciones ha tenido dificultades para bloquearlos. Por ello, se ha celebrado una reunión de tratados con las otras potencias. Dado que el Senior es un cultivador de la Alianza del Dao Celestial, siempre que declare su nombre y su secta, puede entrar en la ciudad".

Los ojos de Han Li parpadearon y dijo: "¡Soy el Han Li de la Secta Nube Errante!" Interiormente frunció el ceño. Parecía que este viaje no iba a ser tan sencillo como imaginaba.

El anciano no tenía la menor intención de validar el nombre de Han Li y se apresuró a hacerse a un lado y permitir que Han Li entrara en la ciudad.

Han Li asintió con la cabeza y entró tranquilamente en la ciudad.

Había muchos menos cultivadores en las calles de Ciudad Cielo Naciente en comparación con cuando se celebraba la feria. Además, todos llevaban expresiones de preocupación. Parece que la noticia de la guerra perdida había llegado a sus oídos.

Han Li voló directamente hacia su anterior residencia. Si Mu Peiling y el Hermano Marcial Mayor Lu aún no habían abandonado la ciudad, deberían estar allí.

Poco después, Han Li llegó ante el edificio y utilizó su sentido espiritual para buscar cualquier aura. Encontró una fluctuación de Qi espiritual más débil en el segundo piso. Debería pertenecer a Mu Peiling.

Han Li sonrió débilmente y abrió en silencio la restricción antes de entrar en el pabellón.

Mu Peiling no pudo evitar revelar alegría al verle: "¡Mi Señor, has vuelto!".


Comentarios del capítulo: (0)