rmji-capitulo-1154
RMJI - Capítulo 1154
47818
1154

Capítulo 1154: Arrebatar el tesoro

Traductor: Crowli

Capítulo 1154: Arrebatar el tesoro

Era una extraña bestia demoníaca con el aspecto de un caballito de mar, pero también tenía cuatro brazos. Sus cuatro manos sostenían una bolsa azul de almacenamiento, y sus horribles rasgos reflejaban júbilo.

Las pupilas de Han Li se contrajeron diminutivamente al ver esto.

Justo en ese momento, la bestia demoníaca azul que flotaba en el cielo empezó a conversar con la bestia demoníaca de cuatro brazos a través de una transmisión de voz, tras lo cual también apareció una expresión de excitación en su rostro. Su cuerpo centelleó en el aire y voló hacia la bestia demoníaca de cuatro brazos como un rayo de luz azul.

Tras ver la alegría en el rostro de la bestia demoníaca de octavo grado, el último atisbo de duda desapareció del corazón de Han Li.

Inmediatamente abandonó su técnica de ocultación y un trueno estalló tras él mientras sus Alas de Tormenta aparecían en su espalda, tras lo cual desapareció abruptamente.

Tras atravesar el aire varias veces, Han Li apareció a más de 3.000 metros de distancia como un arco de relámpagos plateados.

Sonó un estruendoso trueno y apareció abruptamente sobre la bestia demoníaca de cuatro brazos.

"¡Argh!"

La bestia demoníaca de cuatro brazos también estaba muy alerta. Al darse cuenta de que estaba siendo atacada, abrió inmediatamente la boca, de cuyo interior surgió una densa extensión de luz amarilla. Al mismo tiempo, se transformó en un rayo de luz amarilla y cambió de dirección, bordeando a Han Li en el aire y volando directamente hacia la bestia demoníaca de octavo grado.

Parecía que esta bestia demoníaca sabía que Han Li era demasiado poderoso para él, así que no tenía intención de entrar en combate con él.

Sin embargo, no era más que una simple bestia demoníaca de sexto grado, así que no había forma de que escapara de Han Li. Así pues, ignoró de inmediato el estruendoso rugido de rabia de la bestia demoníaca de octavo grado mientras barría el aire con una manga, invocando una vasta extensión de luz azulada.

Las manchas de luz amarilla, de las que había más de cien, fueron fácilmente rozadas por la luz azul, y cayeron del cielo como finas agujas amarillas.

Al mismo tiempo, Han Li levantó el otro brazo y fingió agarrar a la bestia demoníaca de cuatro brazos.

Se produjo una escena parecida a la que el Rey de la Sirena Dorada había protagonizado con el hombre de la túnica azul.

Por encima de la cabeza de la bestia demoníaca destelló una luz azul, mientras se manifestaba una enorme mano azul. La mano cayó como un rayo y atrapó a la bestia demoníaca en un abrir y cerrar de ojos, ¡haciéndole sentir como si su alma estuviera a punto de escapar de su cuerpo de puro horror!

Una luz dorada destelló violenta y erráticamente sobre su cuerpo, mientras sus cuatro brazos se transformaban bruscamente en cuatro afiladas cuchillas, que utilizó para golpear con saña la gran mano azulada.

Sin embargo, una técnica desatada por Han Li, que se encontraba en la Etapa de Alma Naciente tardía, no iba a ser quebrada por una simple bestia demoníaca de sexto grado.

Las cuchillas atacaban sin descanso a la mano azul, pero ésta permanecía completamente indemne.

Han Li enarcó una ceja mientras una expresión fría aparecía en su rostro. Juntó los cinco dedos de su mano extendida y la enorme mano celestial también apretó los dedos, tras lo cual sonó bruscamente un aullido de angustia.

La bestia demoníaca de cuatro brazos tenía un cuerpo bastante robusto para un ser de su nivel, pero no había forma de que pudiera defenderse del ataque de un cultivador de Alma Naciente tardía, y su cuerpo fue aprisionado a la fuerza en varios segmentos.

Casi en el mismo instante, Han Li volvió a desaparecer en el acto como un arco de relámpago plateado. Al instante siguiente, apareció junto al cadáver mutilado de la bestia demoníaca antes de coger su bolsa de almacenamiento azul. A continuación, barrió rápidamente con su sentido espiritual el contenido de la bolsa y en su rostro apareció una expresión de placer.

"¡Deja esa piedra espiritual!"

Un rugido retumbante surgió de las cercanías. Han Li había aparecido de la nada, había matado a la bestia demoníaca de cuatro brazos y se había llevado el tesoro que todo el ejército de bestias demoníacas había estado buscando. Después de todo esto, no era difícil imaginar la rabia que recorría el corazón de la bestia demoníaca de octavo grado. Inmediatamente soltó un rugido de furia atronadora.

Además, había inyectado su poder mágico en el rugido, haciéndolo audible para todas las bestias demoníacas en un radio de varias decenas de kilómetros.

Han Li frunció el ceño y se volvió hacia el demonio con una expresión fría hasta el extremo, como si estuviera evaluando a un muerto.

Un destello de luz azul hizo que la bestia demoníaca se acercara a Han Li. Sin embargo, la mirada que Han Li le dirigió le hizo sentir como si se hubiera sumergido en un pozo glacial.

La bestia demoníaca se alarmó mucho e inmediatamente se detuvo en seco. Sólo entonces se acordó de evaluar la base de cultivo de Han Li con su sentido espiritual, tras lo cual exhaló bruscamente un fuerte suspiro.

"¿Eres un cultivador de Alma Naciente tardía? ¿Quién eres? La bestia demoníaca de octavo grado retrocedió un paso involuntario mientras se apresuraba a levantar una mano e invocar dos tesoros en forma de concha. Sostuvo los tesoros frente a sí mientras una expresión de sorpresa y horror brillaba en sus ojos.

"¿Quién soy yo? ¿Por qué debo responder ante un muerto?". Han Li apartó la mirada del demonio mientras observaba su entorno.

Parecía que el rugido que había desatado había surtido efecto. A lo lejos, dos bestias demoníacas en fase de metamorfosis estaban enzarzadas en acaloradas batallas con un cultivador y una cultivadora, pero abandonaron de inmediato a sus oponentes, transformándose en dos nubes de viento demoníaco azul mientras corrían hacia Han Li.

Aún más lejos, una luz dorada centelleaba entre truenos indistintos. El Rey Wyrm Dorado también estaba regresando. Con la temible velocidad de esa bestia demoníaca, sólo tardaría un instante en regresar a este lugar.

Han Li contempló la situación mientras una fría sonrisa aparecía en su rostro. Guardó la bolsa de almacenamiento antes de levantar la mano e invocar una regla de madera verde.

Al ver esto, la bestia demoníaca de octavo grado activó inmediatamente sus tesoros en forma de concha sin vacilar. Una luz blanca destelló sobre las superficies de los dos caparazones, formando una decidida barrera de luz que protegió a la bestia demoníaca que había en su interior. El demonio se sintió bastante aliviado tras adoptar aquellas medidas defensivas.

Sin embargo, una mueca burlona apareció en el rostro de Han Li al ver esto. Agitó suavemente la regla de madera en el aire y una luz espiritual verde destelló mientras el sonido de cánticos budistas surgía de encima de la bestia demoníaca. Apareció un loto plateado de varias decenas de metros de diámetro, del que llovió frenéticamente luz budista de siete colores.

El cuerpo de la bestia demoníaca de octavo grado se balanceó mientras intentaba esquivar la luz budista.

Sin embargo, se produjo una escena espeluznante. El aire que la rodeaba se tensó de repente y una inmensa fuerza invisible descendió sobre su cuerpo, impidiéndole mover un solo dedo. Tras quedar envuelta bajo la luz budista, su poder espiritual también se congeló, incapacitándola por completo para utilizar su poder.

"¡Argh!"

La bestia demoníaca sólo pudo gritar de asombro y horror antes de que un rayo de luz dorada de unos tres metros de longitud se precipitara hacia ella. La luz dorada sólo voló en unos pocos círculos alrededor de la barrera de luz, tras lo cual la barrera de luz emitió un crujido al desmoronarse por completo.

La luz dorada pasó centelleando ante los ojos horrorizados de la bestia demoníaca.

Al instante siguiente, su cuerpo había sido cortado por la mitad y las dos mitades cayeron en picado directamente hacia el suelo.

Sin embargo, una bola de llamas verdes salió disparada de repente del cuerpo mutilado. Se oyó un fuerte trueno mientras Han Li aparecía bruscamente cerca de las dos mitades del cuerpo antes de apuntar con un dedo a las llamas verdes.

La luz verde se estremeció ligeramente y fue bloqueada a la fuerza en el aire por el inmenso poder espiritual de Han Li.

Con la otra mano, Han Li invocó un frasco de jade azulado, de cuyo interior surgió una ráfaga de luz blanca.

La luz blanca surcó el aire antes de barrer las llamas verdes y atraerlas hacia el vial.

Justo en ese momento, las otras dos bestias demoníacas también se habían acercado bastante a Han Li, pero sus corazones se estremecieron al unísono al ver cómo acababa con aquella bestia demoníaca de octavo grado antes de arrebatarle el alma.

Las dos bestias demoníacas se detuvieron apresuradamente en su camino antes de volverse para mirarse, viendo su propio horror reflejado en los ojos de la otra.

En ese momento, la figura que se acercaba desde la distancia se hizo más nítida y, como era de esperar, se trataba en efecto del Rey Wyrm Dorado. También había nubes de niebla demoníaca de todos los colores acercándose desde otras direcciones; parecía que las otras poderosas bestias demoníacas también se estaban precipitando hacia atrás.

Han Li contempló la situación momentáneamente antes de murmurar para sí: "Viendo que ya he obtenido la piedra espiritual, es mejor no correr riesgos innecesarios".

Con eso en mente, una sonrisa apareció en el rostro de Han Li y voló hacia la distancia como un rayo de luz azulada.

"¡Detenedle!"

El Rey Wyrm Dorado estaba aún a varios miles de metros de distancia, pero ya había emitido una orden absoluta. 

Las otras dos bestias demoníacas ya no podían quedarse de brazos cruzados. Si se llevaban la piedra espiritual de grado superior ante sus propios ojos, serían castigados severamente.

Por ello, sólo pudieron seguir la orden, sellando sus manos para invocar a dos wyrms de viento azules que se lanzaron contra Han Li con saña.

Sin embargo, Han Li rió bulliciosamente mientras desaparecía en el acto, apareciendo a más de 200 pies de distancia en el instante siguiente como un arco de relámpago plateado. Sólo entonces continuó volando por el aire como un rayo de luz plateada, ¡y los dos wyrms del viento fueron completamente incapaces de igualar su velocidad!

"¡Deja atrás la piedra espiritual!" De repente, una luz despiadada brilló en los ojos del Rey Wyrm Dorado mientras lanzaba su lanza dorada desde lejos.

Han Li vaciló un poco al verlo. Se produjo un estruendoso estampido y la lanza dorada centelleó varias veces en rápida sucesión, llevándola a menos de 400 pies de Han Li.

Cuando la lanza volvió a desaparecer, Han Li ya había recuperado su expresión normal. Su figura huidiza se detuvo momentáneamente mientras giraba la mano para invocar un pequeño escudo plateado, que luego se expandió rápidamente hasta alcanzar unos 3 metros de diámetro.

Casi en el mismo instante, la lanza dorada apareció a unos tres metros de Han Li. Un rayo relampagueó y la lanza golpeó el escudo plateado a una velocidad increíble.

Sonó un fuerte estruendo mientras la luz dorada y plateada se entrelazaban, y ninguno de los dos bandos fue capaz de arrollar al otro.

El Rey Serpiente Dorada también se detuvo en el aire mientras lanzaba apresuradamente un sello de encantamiento. Una serpiente de rayos plateados salió disparada de la lanza en medio de un retumbante trueno, rodeando el escudo y dirigiéndose directamente hacia Han Li.

"Hmph, ¡qué truco tan patético!". gruñó Han Li mientras extendía la mano desnuda.

No parecía moverse muy deprisa, pero su mano consiguió agarrar el cuello de la serpiente de plata con una precisión infalible. Al mismo tiempo, de todo su brazo brotó un estallido explosivo, tras el cual empezaron a aparecer arcos dorados de relámpagos.

Los arcos dorados descendieron por su brazo con frenesí, destruyendo a la serpiente plateada de un solo golpe.

A lo lejos, la expresión del Rey Wyrm Dorado cambió ligeramente al ver esto. Sin embargo, Han Li no se detuvo ahí. Tras destruir la serpiente de rayos, golpeó con la palma de la mano el escudo plateado que tenía ante él.

Una capa de penetrante luz plateada emergió inmediatamente sobre el escudo, volviéndolo tan liso como un espejo.

La lanza dorada tembló y fue repelida por la luz plateada mientras salía despedida a más de 30 metros de distancia.

Han Li aprovechó esta oportunidad para volar hacia cierta dirección como un rayo de luz azulada. Sin embargo, esta vez no estaba conservando su poder espiritual en lo más mínimo. Tras desplegar su máxima velocidad, el rayo de luz azul cubrió una distancia de más de 300 metros en el lapso de unas pocas respiraciones.

Casualmente, había una racha de luz negra que contenía una bestia demoníaca volando directamente hacia él, y no era otra que aquella tortuga demoníaca que había acompañado al Rey Wyrm Dorado.

Han Li viajaba demasiado deprisa para que la tortuga demoníaca pudiera ver claramente su aspecto. Sin embargo, había visto cómo Han Li mataba a una bestia demoníaca de octavo grado antes de bloquear con facilidad un ataque del Rey Wyrm Dorado.

Por eso, la expresión de la tortuga demonio cambió drásticamente al ver a Han Li volando en su dirección.

Inmediatamente cambió de dirección en un intento de evitar a Han Li.

Una luz fría apareció en los ojos de Han Li al ver esto, y la luz azur que le rodeaba destelló violentamente de repente antes de desvanecerse.

De repente, la vasta extensión de espacio que tenía ante él quedó completamente vacía.

La tortuga demoníaca no pudo evitar vacilar al ver esto, y se frenó ligeramente en el proceso. Capítulo 1154: Arrebatar el tesoro

Era una extraña bestia demoníaca con el aspecto de un caballito de mar, pero también tenía cuatro brazos. Sus cuatro manos sostenían una bolsa azul de almacenamiento, y sus horribles rasgos reflejaban júbilo.

Las pupilas de Han Li se contrajeron diminutivamente al ver esto.

Justo en ese momento, la bestia demoníaca azul que flotaba en el cielo empezó a conversar con la bestia demoníaca de cuatro brazos a través de una transmisión de voz, tras lo cual también apareció una expresión de excitación en su rostro. Su cuerpo centelleó en el aire y voló hacia la bestia demoníaca de cuatro brazos como un rayo de luz azul.

Tras ver la alegría en el rostro de la bestia demoníaca de octavo grado, el último atisbo de duda desapareció del corazón de Han Li.

Inmediatamente abandonó su técnica de ocultación y un trueno estalló tras él mientras sus Alas de Tormenta aparecían en su espalda, tras lo cual desapareció abruptamente.

Tras atravesar el aire varias veces, Han Li apareció a más de 3.000 metros de distancia como un arco de relámpagos plateados.

Sonó un estruendoso trueno y apareció abruptamente sobre la bestia demoníaca de cuatro brazos.

"¡Argh!"

La bestia demoníaca de cuatro brazos también estaba muy alerta. Al darse cuenta de que estaba siendo atacada, abrió inmediatamente la boca, de cuyo interior surgió una densa extensión de luz amarilla. Al mismo tiempo, se transformó en un rayo de luz amarilla y cambió de dirección, bordeando a Han Li en el aire y volando directamente hacia la bestia demoníaca de octavo grado.

Parecía que esta bestia demoníaca sabía que Han Li era demasiado poderoso para él, así que no tenía intención de entrar en combate con él.

Sin embargo, no era más que una simple bestia demoníaca de sexto grado, así que no había forma de que escapara de Han Li. Así pues, ignoró de inmediato el estruendoso rugido de rabia de la bestia demoníaca de octavo grado mientras barría el aire con una manga, invocando una vasta extensión de luz azulada.

Las manchas de luz amarilla, de las que había más de cien, fueron fácilmente rozadas por la luz azul, y cayeron del cielo como finas agujas amarillas.

Al mismo tiempo, Han Li levantó el otro brazo y fingió agarrar a la bestia demoníaca de cuatro brazos.

Se produjo una escena parecida a la que el Rey de la Sirena Dorada había protagonizado con el hombre de la túnica azul.

Por encima de la cabeza de la bestia demoníaca destelló una luz azul, mientras se manifestaba una enorme mano azul. La mano cayó como un rayo y atrapó a la bestia demoníaca en un abrir y cerrar de ojos, ¡haciéndole sentir como si su alma estuviera a punto de escapar de su cuerpo de puro horror!

Una luz dorada destelló violenta y erráticamente sobre su cuerpo, mientras sus cuatro brazos se transformaban bruscamente en cuatro afiladas cuchillas, que utilizó para golpear con saña la gran mano azulada.

Sin embargo, una técnica desatada por Han Li, que se encontraba en la Etapa de Alma Naciente tardía, no iba a ser quebrada por una simple bestia demoníaca de sexto grado.

Las cuchillas atacaban sin descanso a la mano azul, pero ésta permanecía completamente indemne.

Han Li enarcó una ceja mientras una expresión fría aparecía en su rostro. Juntó los cinco dedos de su mano extendida y la enorme mano celestial también apretó los dedos, tras lo cual sonó bruscamente un aullido de angustia.

La bestia demoníaca de cuatro brazos tenía un cuerpo bastante robusto para un ser de su nivel, pero no había forma de que pudiera defenderse del ataque de un cultivador de Alma Naciente tardía, y su cuerpo fue aprisionado a la fuerza en varios segmentos.

Casi en el mismo instante, Han Li volvió a desaparecer en el acto como un arco de relámpago plateado. Al instante siguiente, apareció junto al cadáver mutilado de la bestia demoníaca antes de coger su bolsa de almacenamiento azul. A continuación, barrió rápidamente con su sentido espiritual el contenido de la bolsa y en su rostro apareció una expresión de placer.

"¡Deja esa piedra espiritual!"

Un rugido retumbante surgió de las cercanías. Han Li había aparecido de la nada, había matado a la bestia demoníaca de cuatro brazos y se había llevado el tesoro que todo el ejército de bestias demoníacas había estado buscando. Después de todo esto, no era difícil imaginar la rabia que recorría el corazón de la bestia demoníaca de octavo grado. Inmediatamente soltó un rugido de furia atronadora.

Además, había inyectado su poder mágico en el rugido, haciéndolo audible para todas las bestias demoníacas en un radio de varias decenas de kilómetros.

Han Li frunció el ceño y se volvió hacia el demonio con una expresión fría hasta el extremo, como si estuviera evaluando a un muerto.

Un destello de luz azul hizo que la bestia demoníaca se acercara a Han Li. Sin embargo, la mirada que Han Li le dirigió le hizo sentir como si se hubiera sumergido en un pozo glacial.

La bestia demoníaca se alarmó mucho e inmediatamente se detuvo en seco. Sólo entonces se acordó de evaluar la base de cultivo de Han Li con su sentido espiritual, tras lo cual exhaló bruscamente un fuerte suspiro.

"¿Eres un cultivador de Alma Naciente tardía? ¿Quién eres? La bestia demoníaca de octavo grado retrocedió un paso involuntario mientras se apresuraba a levantar una mano e invocar dos tesoros en forma de concha. Sostuvo los tesoros frente a sí mientras una expresión de sorpresa y horror brillaba en sus ojos.

"¿Quién soy yo? ¿Por qué debo responder ante un muerto?". Han Li apartó la mirada del demonio mientras observaba su entorno.

Parecía que el rugido que había desatado había surtido efecto. A lo lejos, dos bestias demoníacas en fase de metamorfosis estaban enzarzadas en acaloradas batallas con un cultivador y una cultivadora, pero abandonaron de inmediato a sus oponentes, transformándose en dos nubes de viento demoníaco azul mientras corrían hacia Han Li.

Aún más lejos, una luz dorada centelleaba entre truenos indistintos. El Rey Wyrm Dorado también estaba regresando. Con la temible velocidad de esa bestia demoníaca, sólo tardaría un instante en regresar a este lugar.

Han Li contempló la situación mientras una fría sonrisa aparecía en su rostro. Guardó la bolsa de almacenamiento antes de levantar la mano e invocar una regla de madera verde.

Al ver esto, la bestia demoníaca de octavo grado activó inmediatamente sus tesoros en forma de concha sin vacilar. Una luz blanca destelló sobre las superficies de los dos caparazones, formando una decidida barrera de luz que protegió a la bestia demoníaca que había en su interior. El demonio se sintió bastante aliviado tras adoptar aquellas medidas defensivas.

Sin embargo, una mueca burlona apareció en el rostro de Han Li al ver esto. Agitó suavemente la regla de madera en el aire y una luz espiritual verde destelló mientras el sonido de cánticos budistas surgía de encima de la bestia demoníaca. Apareció un loto plateado de varias decenas de metros de diámetro, del que llovió frenéticamente luz budista de siete colores.

El cuerpo de la bestia demoníaca de octavo grado se balanceó mientras intentaba esquivar la luz budista.

Sin embargo, se produjo una escena espeluznante. El aire que la rodeaba se tensó de repente y una inmensa fuerza invisible descendió sobre su cuerpo, impidiéndole mover un solo dedo. Tras quedar envuelta bajo la luz budista, su poder espiritual también se congeló, incapacitándola por completo para utilizar su poder.

"¡Argh!"

La bestia demoníaca sólo pudo gritar de asombro y horror antes de que un rayo de luz dorada de unos tres metros de longitud se precipitara hacia ella. La luz dorada sólo voló en unos pocos círculos alrededor de la barrera de luz, tras lo cual la barrera de luz emitió un crujido al desmoronarse por completo.

La luz dorada pasó centelleando ante los ojos horrorizados de la bestia demoníaca.

Al instante siguiente, su cuerpo había sido cortado por la mitad y las dos mitades cayeron en picado directamente hacia el suelo.

Sin embargo, una bola de llamas verdes salió disparada de repente del cuerpo mutilado. Se oyó un fuerte trueno mientras Han Li aparecía bruscamente cerca de las dos mitades del cuerpo antes de apuntar con un dedo a las llamas verdes.

La luz verde se estremeció ligeramente y fue bloqueada a la fuerza en el aire por el inmenso poder espiritual de Han Li.

Con la otra mano, Han Li invocó un frasco de jade azulado, de cuyo interior surgió una ráfaga de luz blanca.

La luz blanca surcó el aire antes de barrer las llamas verdes y atraerlas hacia el vial.

Justo en ese momento, las otras dos bestias demoníacas también se habían acercado bastante a Han Li, pero sus corazones se estremecieron al unísono al ver cómo acababa con aquella bestia demoníaca de octavo grado antes de arrebatarle el alma.

Las dos bestias demoníacas se detuvieron apresuradamente en su camino antes de volverse para mirarse, viendo su propio horror reflejado en los ojos de la otra.

En ese momento, la figura que se acercaba desde la distancia se hizo más nítida y, como era de esperar, se trataba en efecto del Rey Wyrm Dorado. También había nubes de niebla demoníaca de todos los colores acercándose desde otras direcciones; parecía que las otras poderosas bestias demoníacas también se estaban precipitando hacia atrás.

Han Li contempló la situación momentáneamente antes de murmurar para sí: "Viendo que ya he obtenido la piedra espiritual, es mejor no correr riesgos innecesarios".

Con eso en mente, una sonrisa apareció en el rostro de Han Li y voló hacia la distancia como un rayo de luz azulada.

"¡Detenedle!"

El Rey Wyrm Dorado estaba aún a varios miles de metros de distancia, pero ya había emitido una orden absoluta. 

Las otras dos bestias demoníacas ya no podían quedarse de brazos cruzados. Si se llevaban la piedra espiritual de grado superior ante sus propios ojos, serían castigados severamente.

Por ello, sólo pudieron seguir la orden, sellando sus manos para invocar a dos wyrms de viento azules que se lanzaron contra Han Li con saña.

Sin embargo, Han Li rió bulliciosamente mientras desaparecía en el acto, apareciendo a más de 200 pies de distancia en el instante siguiente como un arco de relámpago plateado. Sólo entonces continuó volando por el aire como un rayo de luz plateada, ¡y los dos wyrms del viento fueron completamente incapaces de igualar su velocidad!

"¡Deja atrás la piedra espiritual!" De repente, una luz despiadada brilló en los ojos del Rey Wyrm Dorado mientras lanzaba su lanza dorada desde lejos.

Han Li vaciló un poco al verlo. Se produjo un estruendoso estampido y la lanza dorada centelleó varias veces en rápida sucesión, llevándola a menos de 400 pies de Han Li.

Cuando la lanza volvió a desaparecer, Han Li ya había recuperado su expresión normal. Su figura huidiza se detuvo momentáneamente mientras giraba la mano para invocar un pequeño escudo plateado, que luego se expandió rápidamente hasta alcanzar unos 3 metros de diámetro.

Casi en el mismo instante, la lanza dorada apareció a unos tres metros de Han Li. Un rayo relampagueó y la lanza golpeó el escudo plateado a una velocidad increíble.

Sonó un fuerte estruendo mientras la luz dorada y plateada se entrelazaban, y ninguno de los dos bandos fue capaz de arrollar al otro.

El Rey Serpiente Dorada también se detuvo en el aire mientras lanzaba apresuradamente un sello de encantamiento. Una serpiente de rayos plateados salió disparada de la lanza en medio de un retumbante trueno, rodeando el escudo y dirigiéndose directamente hacia Han Li.

"Hmph, ¡qué truco tan patético!". gruñó Han Li mientras extendía la mano desnuda.

No parecía moverse muy deprisa, pero su mano consiguió agarrar el cuello de la serpiente de plata con una precisión infalible. Al mismo tiempo, de todo su brazo brotó un estallido explosivo, tras el cual empezaron a aparecer arcos dorados de relámpagos.

Los arcos dorados descendieron por su brazo con frenesí, destruyendo a la serpiente plateada de un solo golpe.

A lo lejos, la expresión del Rey Wyrm Dorado cambió ligeramente al ver esto. Sin embargo, Han Li no se detuvo ahí. Tras destruir la serpiente de rayos, golpeó con la palma de la mano el escudo plateado que tenía ante él.

Una capa de penetrante luz plateada emergió inmediatamente sobre el escudo, volviéndolo tan liso como un espejo.

La lanza dorada tembló y fue repelida por la luz plateada mientras salía despedida a más de 30 metros de distancia.

Han Li aprovechó esta oportunidad para volar hacia cierta dirección como un rayo de luz azulada. Sin embargo, esta vez no estaba conservando su poder espiritual en lo más mínimo. Tras desplegar su máxima velocidad, el rayo de luz azul cubrió una distancia de más de 300 metros en el lapso de unas pocas respiraciones.

Casualmente, había una racha de luz negra que contenía una bestia demoníaca volando directamente hacia él, y no era otra que aquella tortuga demoníaca que había acompañado al Rey Wyrm Dorado.

Han Li viajaba demasiado deprisa para que la tortuga demoníaca pudiera ver claramente su aspecto. Sin embargo, había visto cómo Han Li mataba a una bestia demoníaca de octavo grado antes de bloquear con facilidad un ataque del Rey Wyrm Dorado.

Por eso, la expresión de la tortuga demonio cambió drásticamente al ver a Han Li volando en su dirección.

Inmediatamente cambió de dirección en un intento de evitar a Han Li.

Una luz fría apareció en los ojos de Han Li al ver esto, y la luz azur que le rodeaba destelló violentamente de repente antes de desvanecerse.

De repente, la vasta extensión de espacio que tenía ante él quedó completamente vacía.

La tortuga demoníaca no pudo evitar vacilar al ver esto, y se frenó ligeramente en el proceso.


Reacciones del Capítulo (1)

Comentarios del capítulo: (0)


rmji-capitulo-1155
RMJI - Capítulo 1155
47819
1155

Capítulo 1155: Piedra Espiritual de Grado Superior

Traductor: Crowli

Capítulo 1155: Piedra Espiritual de Grado Superior

Sin embargo, aquella fracción de segundo de vacilación resultó tener connotaciones letales.

Una ráfaga de fluctuaciones espaciales apareció de repente a varias decenas de metros de él. Han Li emergió del aire con llamas púrpuras por todo el cuerpo antes de barrer con una manga hacia la tortuga demoníaca.

De su manga salieron disparadas 36 pequeñas espadas a la vez, que se transformaron en más de 100 rayos de luz dorada en un abrir y cerrar de ojos. La luz dorada formó una densa red de espadas que se precipitaron hacia la tortuga demonio.

"¿Eres tú?"

La tortuga demonio vio por fin las verdaderas facciones de Han Li, e inmediatamente lo identificó, tras lo cual soltó un grito horrorizado como si hubiera visto un fantasma. Al ver los rayos de luz dorada que se precipitaban hacia ella, la tortuga demonio palideció de inmediato.

Había visto cómo Han Li había utilizado un solo rayo dorado para matar a una bestia demoníaca de octavo grado, y ni siquiera el tesoro más preciado de su víctima fue capaz de oponer resistencia.

La tortuga demoníaca no era más que una bestia demoníaca de octavo grado y, en su intenso horror, soltó varios rugidos en rápida sucesión. Al mismo tiempo, se quitó su larga túnica, que se transformó en una nube oscura que salió volando hacia la red de espadas. Al mismo tiempo, un Qi demoníaco negro como la tinta se materializó sobre su cuerpo mientras intentaba desatar una técnica secreta para escapar. Sin embargo, justo en ese momento, un gruñido escalofriante sonó entre los labios de Han Li.

La tortuga demoníaca sintió de inmediato un dolor atroz, como si le estuvieran desgarrando el sentido espiritual. Se llevó las manos a la cabeza y soltó un grito espeluznante mientras chorros de sangre negra salían disparados de sus orejas y nariz.

A continuación, la tortuga demoníaca cayó en picado del cielo.

Mientras tanto, la nube oscura fue cortada instantáneamente en incontables segmentos por la red de espadas, y esos segmentos se transformaron en fragmentos de caparazón de tortuga del tamaño de una uña que llovieron desde lo alto.

Una brillante luz dorada destelló y la red de espadas descendió hacia la tortuga demoníaca sin pausa.

La tortuga demoníaca acababa de recuperarse ligeramente de la agonía que le había provocado el desgarro de su sentido espiritual, y era completamente incapaz de evitar aquella red de espadas.

En su desesperación, la bestia demoníaca apretó los dientes y rugió: "Hermano Dorado, este hombre es el apellidado Li de... "

Sin embargo, antes de que pudiera terminar la frase, la expresión de Han Li se ensombreció y activó bruscamente sus artes de espada.

La red de espadas se contrajo de inmediato, mientras incontables rayos de luz dorada pasaban junto al cuerpo de la tortuga demoníaca, cortándola en incontables pedazos. Incluso las llamas verdes manifestadas por su alma sólo destellaron una vez antes de ser inundadas por la luz dorada.

Han Li sólo había tardado unos segundos en matar a la tortuga demoníaca. Su cuerpo se balanceó y volvió a transformarse en un rayo de luz azur, cubriendo una distancia de varios miles de metros en un abrir y cerrar de ojos.

La luz azul parpadeó varias veces en la distancia antes de desaparecer por completo de la vista.

Naturalmente, el Rey Wyrm Dorado no estaba dispuesto a dejarle escapar, pero era incapaz de alcanzar a Han Li, y tampoco confiaba en poder derrotar a Han Li en una batalla uno contra uno. Por ello, sólo pudo desistir en su persecución y regresó a la cima de piedra con expresión atronadora.

"Un hombre apellidado Li", murmuró para sus adentros el Rey Wyrm Dorado, cambiando repentinamente de expresión.

En ese momento, todas las demás bestias demoníacas en fase de metamorfosis se reunieron a su alrededor, y sus expresiones también eran bastante tensas.

Un demonio cuyos verdaderos rasgos estaban oscurecidos por las llamas que cubrían su cuerpo preguntó: "Hermano Dorado, ¿quién era ese cultivador de Alma Naciente tardía? Por su voz y su aspecto, no se parece al Archiasta de los Seis Senderos, y es imposible que los Sabios de la Estrella Celestial abandonaran la Ciudad de la Estrella Celestial. ¿Podría tratarse de un nuevo gran cultivador de la raza humana?".

"No estoy seguro. Sin embargo, sus artes de cultivo y sus tesoros son todos muy desconocidos, por lo que sé que nunca antes he luchado contra él. Parece que no hay nadie entre los cultivadores de Almas Nacientes de los Mares de la Estrella Dispersa que se ajuste a su descripción", respondió con voz sombría el Rey Wyrm Dorado.

Una bestia demoníaca de túnica verde dijo con expresión temerosa: "Este hombre es extremadamente poderoso. Ni siquiera el Compañero Daoísta Lan y el Compañero Daoísta Wu pudieron resistir más de unos segundos cada uno contra él. Lo más probable es que sea incluso más poderoso que el Archiasta de los Seis Senderos y los Sabios de la Estrella Celestial".

Las demás bestias demoníacas también mostraban las mismas expresiones temerosas. Después de todo, la mayoría de ellas eran bestias demoníacas de octavo grado y no eran más poderosas que las dos bestias demoníacas de octavo grado que Han Li acababa de matar con facilidad. Si Han Li les hubiera puesto la mira encima, sin duda también habrían muerto en el acto. Muchas de las bestias demoníacas ya habían tomado una decisión: si volvían a encontrarse con Han Li, ¡lo dejarían todo y huirían para salvar sus vidas!

"Luché una vez en el pasado contra el Archi Divinos de los Seis Senderos y este hombre parece, en efecto, un oponente aún más problemático. Al menos, sin emplear ataques furtivos, el Archidiablo de los Seis Senderos no podría matar tan fácilmente a nuestros hermanos en fase de metamorfosis. Sin embargo, no hay por qué temerle demasiado. Es la primera vez que nos enfrentamos a él, así que no conocemos bien sus habilidades. De lo contrario, no habría podido llevar a cabo su plan con tanta facilidad", analizó con calma el Rey Wyrm Dorado.

Al oír esto, algunas de las otras bestias demoníacas se iluminaron, mientras que las demás permanecieron en silencio con miradas contemplativas en sus rostros.

Justo en ese momento, una bestia demoníaca de noveno grado -el mendigo corpulento que había estado luchando contra el hombre de túnica azul- preguntó de repente: "Hermano Dorado, ¿qué era eso de un hombre apellidado Li que gritó el Compañero Daoísta Wu antes de morir? ¿Has conseguido averiguarlo? Si no recuerdo mal, cuando atacamos a los cultivadores humanos en su isla cercana a las Profundidades Insondables, buscábamos a un cultivador apellidado Li. ¿Tiene ese hombre algo que ver con esto?".

La especulación del mendicante provocó una conmoción en el resto de las bestias demoníacas presentes.

Sin embargo, el Rey Wyrm Dorado frunció el ceño y respondió: "No lo creo. Por aquel entonces, fui herido por un ataque furtivo de un cultivador humano de la Formación del Núcleo, y por eso desplegué fuerzas para darle caza. Sin embargo, aquel hombre era un cultivador de Alma Naciente tardía; ¿cómo puede ser la misma persona? A menos que este hombre sea un prodigio de los que se dan una vez cada 100.000 años, ¿cómo ha podido llegar a ser tan poderoso en menos de 200 años?"

"No tiene por qué ser así. Una vez maté a un cultivador humano de Alma Naciente y, tras utilizar en él una técnica de búsqueda del alma, descubrí que había aparecido el llamado tesoro número uno del mundo humano, el Caldero Vacío del Cielo, y que lo había obtenido un cultivador de la Formación del Núcleo apellidado Han. Sin embargo, tras una investigación exhaustiva realizada por muchos cultivadores de Almas Nacientes, descubrieron que este hombre estuvo en nuestros mares exteriores durante mucho tiempo, haciéndose pasar por un hombre de apellido Li. La píldora Celestial del Caldero Vacío del Cielo goza de gran fama. Con la ayuda de esta píldora y de las otras píldoras antiguas desconocidas del caldero, no es imposible que este hombre haya progresado tan rápidamente hasta la Etapa de Alma Naciente tardía", se rió el mendicante.

Todas las bestias demoníacas se quedaron estupefactas al oírlo, y algunas de ellas empezaron a charlar entre sí de inmediato.

El Rey Wyrm Dorado también se quedó pensativo al oírlo. Después de un largo rato, una luz fría brilló en sus ojos y dijo: "Si estás en lo cierto, entonces ese hombre bien podría ser el mismo cultivador que había atacado a mi hijo hace tantos años. Si es así, no dejaré que se salga con la suya. Mató a mi hijo hace casi 200 años y ahora es responsable de la muerte de los Compañeros Daoístas Wu y Lan. Además, también se ha llevado nuestra piedra espiritual de grado superior y posee un tesoro supremo como el Caldero del Vacio del Cielo. Eso sólo nos da aún más razones para capturarlo y ofrecerlo como sacrificio de sangre".

El mendicante sacudió la cabeza y dijo con voz cautelosa: "Pero este hombre es un cultivador de Alma Naciente tardía y es extremadamente poderoso. A menos que le obliguemos a una situación desesperada y tengamos más de tres hermanos con bases de cultivo comparables a la del Hermano Dorado, no podremos hacerle nada."

"Efectivamente, este hombre no es alguien de quien mofarse. Tendremos que idear un plan e invitar al Hermano Jie y al Compañero Daoísta Bi para que me ayuden. Pero no hay necesidad de darse prisa. Mientras ese hombre permanezca en los Mares de la Estrella Dispersa, siempre tendremos oportunidades. En general, éste seguía siendo un viaje triunfal para todos nosotros. Aunque dos de nuestros compañeros Daoístas han caído a manos de ese hombre, hemos matado a seis cultivadores humanos de Alma Naciente y todas las minas de piedra espiritual de la Isla del Espíritu Verde pertenecen ahora a nuestra raza marina. Aunque se hayan llevado esa piedra espiritual de grado superior, puede que haya otras piedras espirituales de grado superior que aún no se hayan excavado en las minas, así que no hay necesidad de frustrarse en exceso. Nuestra máxima prioridad es establecer de nuevo las restricciones y reunir más tropas por si los cultivadores humanos lanzan un contraataque. La Coalición de la Cascada Estelar y el Palacio Estelar no estarán dispuestos a aceptar la derrota tan fácilmente, así que tenemos que estar preparados para ellos."

El Rey Wyrm Dorado no parecía muy interesado en el tema de la venganza, e inmediatamente cambió de tema para centrarse en las minas de piedra espiritual.

Estas minas iban a beneficiar a todas las bestias demoníacas presentes y, como era de esperar, su atención se centró por completo en este nuevo tema de discusión. Sólo aquel mendicante mostraba una expresión preocupada con las cejas fruncidas, al parecer todavía un poco inquieto.

En ese momento, a unos 5.000 kilómetros de distancia, Han Li desencadenó su sentido espiritual para verificar que no había perseguidores en un radio de varios cientos de kilómetros antes de aminorar considerablemente la marcha.

Por supuesto, Han Li no iba a regresar a la llamada Isla del Cielo Relámpago. En lugar de eso, se dirigía directamente a la Isla del Tiburón Plateado.

Mientras volaba por el aire, no pudo evitar sacar aquella bolsa de almacenamiento azul antes de volcar su contenido con una expresión de excitación en el rostro.

Una ráfaga de luz blanca brotó de la bolsa de almacenamiento, mientras una piedra espiritual verde del tamaño de un pulgar aparecía en su mano.

Han Li acunó la piedra espiritual en una mano y empezó a evaluarla cuidadosamente.

Había luz espiritual girando erráticamente sobre la superficie de la piedra espiritual, y el brillo de la luz verde que emanaba de ella oscilaba esporádicamente, como si fuera un ser vivo. También parecía haber pequeñas sustancias blancas que fluían de la superficie de la piedra espiritual. Sin embargo, la sustancia blanca era extremadamente minúscula y a Han Li le costaba identificarla.

Las pupilas de Han Li se contrajeron al ver esto y una luz azul atravesó abruptamente sus ojos, permitiéndole por fin ver claramente la sustancia que había dentro de la luz verde.

Eran manchas de luz blanca que en cierto modo parecían copos de nieve, pero también parecían runas.

Estas manchas de luz salían incesantemente de la piedra espiritual antes de autodetonarse, transformándose en trazas de Qi espiritual puro con atributo de madera en el proceso. Sencillamente, esta piedra espiritual contenía una cantidad excesiva de Qi espiritual, lo que la obligó a expulsar una parte de su superficie.

Han Li se sintió conmocionado y eufórico al ver esto.

Se trataba sin duda de una piedra espiritual legendaria de grado superior, y resultaba que era de atributo madera, por lo que era perfecta para él.

Cuando lo pensó, tenía sentido que fuera una piedra espiritual con atributo de madera. Las minas de piedra espiritual de la Isla del Espíritu Verde siempre habían producido abundantes piedras espirituales con atributo de madera, así que era de esperar que esta piedra espiritual de grado superior siguiera esa tendencia.

Han Li cerró los ojos y percibió brevemente el Qi espiritual con atributo de madera que emanaba de la piedra espiritual.

Al cabo de un rato, dudó un instante antes de que sus cinco dedos emitieran un destello de luz azul, mientras intentaba absorber el inmenso Qi espiritual que contenía la piedra.


Reacciones del Capítulo (1)

Comentarios del capítulo: (1)


Gracias por los capítulos

0