eot-capitulo-300
EOT - Capítulo 300
30401
300

Atrapar al culpable (4)

Capítulo 300: Atrapar al culpable (4)

El Alcalde Song asintió con satisfacción después de ver que Mo Li había terminado de clasificar los documentos procesados. Luego, echó un vistazo a la hora y descubrió que ya eran las 11 en punto de la noche. Él dijo con asombro: “No puedo creer que ya sea tan tarde. Lamento tenerte trabajando horas extra conmigo otra vez. Como no es bueno quedarse despierto hasta tarde, por favor, regresa y descansa.”

Mo Li negó con la cabeza, sonriendo, y respondió: “Tío, debes estar más cansado que yo. Como todavía soy joven, no es gran cosa si me quedo despierta hasta tarde.”

Siendo una persona prudente y discreta, siempre actuaba bien después de una planificación detallada. Por lo tanto, independientemente de cualquier rol que estuviese desempeñando, lo completaría cuidadosamente a la perfección.

“¡Oh mi querida!” El Alcalde Song dijo impotente: “Vuelve, o de lo contrario tu tía se estará quejando otra vez. ¡No me gustaría escuchar su regaño!”

Como Mo Li había estado ocupada todo el día, ella también se sentía cansada. El terremoto que ocurrió hace un momento la obligó a realizar múltiples tareas de forma furiosa y también se dio cuenta de que podía hacer recados para el Alcalde Song.

“Muy bien, tío. Si es así, me iré. ¡Por favor, también descansa temprano!” Mo Li dijo mientras se iba, pero no antes de hacer al Alcalde Song una taza de té primero.

Como ya era tarde en la noche, la oficina del ayuntamiento estaba bastante vacía, y los pasos claros resonaban en el tranquilo corredor. Mo Li tenía una extraña sensación visceral, lo que la hizo acelerar el paso. Por razones que no podía comprender, se había sentido insegura durante todo el día.

Mo Li se sintió deprimida y en un abrir y cerrar de ojos, ella había llegado a la puerta donde vio a dos filas de soldados armados de pie. Numerosos centinelas, ocultos y con una vista clara que protegían la vecindad cercana, habían hecho que Mo Li se sintiese un poco aliviada.

Ella quería llamar a Xiao Baihong para que la recogiese, pero desistió cuando pensó en el previamente transformado Luo Yuan.

Apretando los dientes, Mo Li salió de la puerta de alta seguridad. La tenue luz de la calle que flanqueaba ambos lados de la carretera en una noche desolada había provocado sensaciones de frío y piel de gallina en todo su cuerpo. Al ser una persona evolucionada relacionada con la mente, siempre tenía instintos relativamente agudos y, por lo tanto, frunció el ceño debido a los sentimientos que albergaba.

Ella solía caminar durante la noche y también había estado viviendo en la naturaleza por un tiempo. Siendo una persona muy evolucionada, nunca había sentido noctofobia como una mujer común. Por lo tanto, la única explicación de cómo se sentía, era porque estaba en gran peligro. 

Con un pensamiento brillando en su mente, una silueta parecía venir de lejos.

Parecía caminar despacio, pero en realidad era bastante apresurado. Cada paso que daba era de unos tres o cuatro metros de largo, por lo tanto, con solo unas respiraciones, ya estaba a unos cien metros de distancia. ¡Las tenues luces de la calle habían creado un efecto que lo hacía parecerse a Azrael, el Arcángel del Infierno! 

 La silueta no era otra que Luo Yuan, y se detuvo solo cuando estaba a unos treinta o cuarenta metros de distancia de Mo Li.

“Tú… ¿qué quieres hacer?” Preguntó Mo Li al ver al brillante y afilado Zhanmadao en la mano de Luo Yuan. Luego dijo horrorizada: “Yo… soy la secretaria del alcalde, considera bien las consecuencias.”

Ella actuó excelentemente. Si Luo Yuan no hubiese tenido mucha confianza, habría sido engañado.

Luo Yuan sonrió, “¿Podrías detener este acto? Has estado delatándote a ti misma.”

Mo Li actuó como una niña amenazada y preguntó con temor: “¿Qué… qué estás diciendo? ¡Realmente no sé de lo que estás hablando!”

“Parece que todavía no crees que ya he visto los errores que cometiste. ¿Crees que soy tonto? Déjame ver, ¿cuántas identidades estás jugando? La sobrina del Alcalde Song, la Hija del superior directo del Maestro Liu, y sí, ¡tú también eres la salvadora de la vida de Xiao Baihong!”

Desde que Luo Yuan salió de la oficina del concejo municipal, no perdió tiempo y se apresuró a buscar al Maestro Liu y a Xiao Baihong. Como el Maestro Liu todavía le tenía miedo a Luo Yuan, le contó todo sobre los orígenes de Mo Li. Si las dos identidades fuesen la misma persona, la que le salvo la vida a Xiao Baihong definitivamente debería ser una broma. Después de todo, Xiao Baihong no la habría visto antes, ya que él aún estaba bajo el drenaje cuando ella apareció. Por lo tanto, era claramente un defecto inexplicable.

Con las burlas de Luo Yuan, la expresión temerosa en la cara de Mo Li fue seguida por un suspiro y un ceño fruncido. “Sr. Luo, usted tiene sus propios métodos mientras yo tengo los míos. Solo nos importan nuestros propios asuntos, ¿por qué tiene que ser tan agresivo?”

Parecía lastimosa, como si estuviese haciendo un buen uso de sus dotes, lo que de alguna manera tentaba a otros a encogerse en sus brazos.

Incluso Luo Yuan estaba tratando de reprimir su corazón también, mientras continuaba hablando con frialdad, “No se trata de ocuparnos de nuestros propios asuntos. También es porque estás en mi camino y eres una molestia en mi vida. Más importante aún, tu existencia misma me hizo sentir inseguro.”

“Qué hombre dominante… incluso yo puedo sentirme excitada. Te sientes inseguro porque no me conoces, pero quizás después de que lo hagas, podríamos trabajar juntos.” Se rió entre dientes y movió su cuerpo de manera seductora.

Luo Yuan siempre había sido decisivo en las batallas, pero sin una buena razón, su corazón estaba perturbado y ahora estaba indeciso. Sin embargo, su fuerte Voluntad pronto le hizo darse cuenta de que algo había salido mal. No podía creer cuán fuertes eran sus poderes, y que se vio afectado a pesar de que estaban a una gran distancia. Por lo tanto, centró su Voluntad y eliminó toda la distracción en sus pensamientos.

“No trates de seducirme más. No es efectivo contra mí… solo déjame enviarte al infierno.”

Mientras enfocaba su Voluntad, Mo Li no pudo manipularlo más. Ella dejó de sonreír y su rostro se puso triste. Como se demostró que era inútil, ella ya no se disfrazaba a sí misma, pero rápidamente caminó hacia Luo Yuan con decisión, “Tú puedes ser el que muera en su lugar.”

“¡Tal vez no!” Exclamó Luo Yuan, retrocediendo rápidamente unos pocos pasos hacia atrás, y sacando simultáneamente una larga lanza del tamaño de un brazo de su espalda.

Combatiendo contra un controlador mental, Luo Yuan no se atrevía a acercarse demasiado. Además, no quería arriesgar su vida a pesar de que confiaba en su fuerte Voluntad, ya que la misión de nivel D significaba que tenía una efectividad de batalla similar a la suya.

Por lo tanto, antes de venir, había preparado especialmente unas lanzas largas para ayudarlo en batallas como estas.

Tan pronto como Mo Li vio la larga lanza que sostenía, se asustó. Después de todo, ya estaba físicamente débil, y una bala podría matarla en un instante. Ya no podía importarle la distancia y emitía rayos plateados de sus ojos; distorsionando la atmósfera circundante.

Luo Yuan echó un vistazo rápido, y la lanzó completamente desprevenido. Se asemejaba a los sonidos de vidrio arañándose, resonando en su cabeza, con interminables alucinaciones que parpadeaban. Su mente parecía tener una fuerza poderosa que atacaba su Voluntad. Mientras tanto, era tan fuerte como una roca enraizada en el suelo y ni siquiera se dio cuenta de que su larga lanza había caído al suelo.

El encanto de sus misteriosos ojos plateados era hechizante. Además de esas características delicadas y actitud indiferente, la hacía brillar como una diosa.

Todos eran diferentes y la vida siempre ha sido injusta; algunas personas eran extremadamente sabias y talentosas, mientras que otras solo recibían una capacidad promedio y trabajaban muy duro para no lograr nada. Como una persona evolucionada innata, ella había tenido la habilidad de encantar antes del apocalipsis. Con esa habilidad natural y conocimiento profesional, se había convertido en una de las pocas hipnotistas del mundo que tenían la capacidad de hipnotizar a alguien incluso cuando estaban despiertas.

No obstante, la habilidad que tenía en ese momento no era obvia y era muy débil. El apocalipsis había mejorado aún más su capacidad a un estado en el que pronto quedó fuera de control. Como la memoria era algo así como un flujo continuo y tenía que ser lógico, cualquier manipulación sería desastrosa, causando que uno se convirtiese en delincuente o sucumbiera a problemas mentales. Por lo tanto, su capacidad para manipular la memoria fue descubierta rápidamente por la gente, y tuvo que huir una y otra vez.

Fue solo hasta hace medio año que el crecimiento de su habilidad mental disminuyó, lo que le permitió controlar gradualmente sus poderes. Sin embargo, ella tenía que tener un control perfecto de eso. Tenía que tener cuidado de no ejercer demasiado mientras manipulaba los recuerdos de los demás, de lo contrario, su energía sería exactamente como estaba ahora; completamente agotada.

El fuerte ataque psicológico tenía la capacidad de borrar todo rastro de memoria y no dejar nada más que el instinto natural de un recién nacido.

Mo Li sacó una afilada cuchilla de su cintura y rápidamente caminó hacia Luo Yuan. Mientras tanto, se sentía decepcionada ya que no podía controlar la Voluntad excepcionalmente fuerte de Luo Yuan, a pesar de intentarlo muchas veces.

Ella se sintió aliviada de todos modos.

Luo Yuan frunció el ceño con fuerza, y ya no podía prestarle atención a su entorno. Intentaba recuperar su Percepción sensorial para reforzar su defensa. Mientras el reloj corría, su Voluntad se había enfocado más, como si una impureza hubiese sido eliminada, a pesar de que estaba bajo un ataque psicológico.

***

El sonido de la notificación del sistema parecía haber aparecido en su mente.

Comenzó a relajarse, y una fuerza intangible estaba latiendo de su cuerpo. Se sintió liviano y su cuerpo comenzó a flotar en el aire hasta que estuvo a una pulgada del suelo. En ese momento, Mo Li se acercaba a él y se estaba preparando para apuñalarlo en el pecho.

Luo Yuan de repente abrió sus ojos, en los que parecía crecer un halo. Sus manos parecían haberse desdibujado un poco y la daga la apuñaló a través de los ojos hasta la parte posterior de su cráneo.

Mo Li estaba aturdida y no podía creer lo que acaba de pasar. ¡Junto con las luces plateadas que desaparecían en sus ojos, se dejó caer al suelo!


Comentarios del capítulo: (0)