Monarch of Evernight

Autor: Misty Rain of Jiangnan (烟雨江南)

SkyNovels


men-volumen-1-capitulo-0
MEN Volumen 1: Capítulo 0
18433
0

Volumen 1: Capítulo 0 – Prólogo

Han pasado mil doscientos años desde la Guerra del Amanecer.

Fue una guerra del destino, una colisión entre los humanos y las razas oscuras. ¡Fue una lucha del poder origen de la luz, quema de piedras negras, chorros de vapor, ruido de armas de fuego, y la enorme maquinaria contra el poder origen de la Oscuridad!

¡Fue una época que realmente pertenecía a los fuertes!


Comentarios del capítulo: (0)


men-volumen-1-capitulo-1
MEN Volumen 1: Capítulo 1
18434
1

Volumen 1: Capítulo 1 – Noche de Color Carmesí

El Continente de la Noche Eterna estaba generalmente cubierto en la penumbra. Esto era especialmente cierto durante la temporada de oscuridad cuando la órbita del continente superior bloqueaba la luz solar, resultando en tener solo unas pocas horas de día.

Esta noche, la estrella, Géminis-α, había cambiado a una órbita baja. Esta era una noche donde la luna era raramente visible.

Una enorme luna redonda cubría casi la mitad del cielo, aparentemente lista para desplomarse en cualquier momento. Incluso la gente ordinaria sin poderes podía ver claramente las enormes cuencas e imponentes cadenas montañosas en la superficie de la luna.

Sin embargo, las personas que no se habían dormido, estaban ansiosas.

La luna realmente era escarlata, y su luz que caía en cascada sobre el suelo, se extendía por la tierra desigual y accidentada como un animal vivo. Los tramos de siluetas oscuras estaban saturados en un rojo intenso, asemejándose a numerosas cicatrices y heridas colosales. Por encima, el brillo del frío metal de vez en cuando destellaba.

El aullido de los lobos y rugidos de bestias desconocidas de vez en cuando llegaban desde la lejanía, haciendo eco de ida y vuelta llenando el área con un aire de ferocidad.

En las leyendas del Continente de la Noche Eterna, la luna carmesí era considerada un mal presagio. Además, ocurría muy raras veces, pero cada vez que aparecía, el sufrimiento y el caos pronto vendrían. Cada vez que la luna se saturó completamente con el color de la sangre, los grandes monarcas del Mundo Oscuro abrirían las puertas a la calamidad, desencadenando la violencia y el desastre sobre la tierra.

Estas leyendas no tenían base. Bajo la luz de la luna de color sangre, todos los seres vivientes involuntariamente se volverían más violentos y sanguinarios, y con tendencia a luchar.

Bajo la cortina escarlata de la noche, un pequeño punto negro apareció de repente en el horizonte. Poco a poco moviéndose horizontalmente a través del cielo, aumentando en tamaño cada momento mientras volaba cada vez más cerca. ¡Sorprendentemente, en realidad era un dirigible que tenía miles de metros de largo!

El dirigible parecía muy viejo. Su enorme globo aerostático estaba lleno de parches, sus componentes metálicos estaban completamente oxidados, y muchas de sus articulaciones de interconexión sobresalían, haciendo que los observadores se preguntasen si de repente se rompería.

Como si confirmara sus preocupaciones, el dirigible de repente se sacudió un par de veces; Incluso numerosos componentes se desmoronaron y cayeron, de los cuales se incluía un gran componente metálico que tenía más de diez metros.

Se precipitó hacia el suelo, provocando una estruendosa explosión en el impacto.

El dirigible comenzó a luchar con dificultades en el aire mientras todos los tubos de cobre alineados a los largo del exterior del dirigible comenzaron a vibrar. También empezaron a lanzar grandes chorros de vapor dentro de la cabina mecánica trasera del dirigible. El sonido de las partes oxidadas crujiendo se podía escuchar mientras las ocho hélices situadas en la parte superior del casco del dirigible comenzaron a girar locamente. Sólo entonces el cuerpo de la nave logro estabilizarse.

Varias decenas de cables gruesos colgaban desaliñados desde atrás del dirigible, llevando una enorme bodega de carga que estaba tan oxidada y manchada como la propia nave. A través de la puerta suelta de la cabina, se podía ver que la bodega de carga estaba completamente llena de basura.

Como una enorme y somnolienta bestia, el viejo y corroído dirigible se movía arduamente aunque era su último recorrido antes de llegar finalmente a su destino. En el suelo varios centenares de metros abajo, ¡Sorprendentemente había un cementerio de dirigibles extremadamente grande!

En ese momento, decenas de miles de personas salieron de sus respectivos escondites; Desde hace mucho tiempo habían dejado de tener miedo a la luna escarlata. En su lugar, ¡Comenzaron a agitar sus manos al dirigible flotante mientras gritaban palabras en celebración!

A pesar de que vivían en esta tierra que había sido casi olvidada por el Imperio y eran los insectos del peldaño más bajo del mundo, todavía luchaban y trataban de sobrevivir cada día.

Esta tierra era el cementerio de aquellos espléndidos colosos. Por otra parte, como los dirigibles desechados por los continentes de la capa superior generalmente llevaban grandes cantidades de basura con ellos, con el paso del tiempo, este cementerio se había convertido en el depósito de chatarra que contenía todo tipo de cosas. La supervivencia de estas personas que residían en este cementerio era enteramente dependiente de la basura arrojada desde los continentes superiores.

Si ningún dirigible transportaba basura durante un largo tiempo, un gran número de personas morirían de hambre. Para ellos, la basura del continente superior era su completo sustento.

En cuanto a mañana… Para ellos, el mañana era demasiado lujoso para ser una frase. En este lugar, nadie se molestaría en pensar en el mañana.

El dirigible que había llegado finalmente a sus coordenadas preestablecidas se tambaleó cuando, una por una, las hélices se detuvieron. En ese momento, el enorme cuerpo del dirigible se sacudió ferozmente y luego comenzó a subir y bajar en el aire, perdiendo varias docenas de metros de elevación. Posteriormente, la cubierta exterior del dirigible cerca del lado frontal-izquierdo se abrió, saliendo un dirigible de pequeño tamaño.

El pequeño dirigible parecía estar mucho más limpio en la superficie. Voló alrededor del vertedero una vez y luego dio la vuelta y ascendió, volando lentamente hacia el lejano horizonte.

Mientras tanto, ahora que el dirigible había perdido su propulsión, empezó a vibrar sin parar. De repente, ¡Se inclinó hacia atrás y cayó lentamente al suelo!

Cayendo cada vez más rápido, finalmente se estrelló contra el suelo y se rompió en pedazos en medio del explosivo estruendo. Un mar de basura, desechos y componente metálicos se dispersaron en todas las direcciones, trayendo una lluvia de basura al cementerio de dirigibles.

¡El carnaval había comenzado!

Gritando y chillando, los habitantes cargaban hacia los restos. Algunos incluso corrían a cuatro patas como bestias salvajes.

De vez en cuando, grandes piezas de metal caían desde arriba. Muchos de los que llegaban donde las partes cayeron no pudieron esquivar a tiempo, terminando completamente aplastados en trozos de carne por los componente de varias toneladas. Sin embargo, sus compañeros a su lado ignoraron los peligros y continuaron cargando como si sus vidas dependieran de ello, luchando para empezar a buscar la basura antes que los demás.

Había hombres, mujeres e incluso ancianos y niños, pero la edad y el sexo no tenían sentido en este lugar; Cada grupo se diferenciaba según el tamaño y la fuerza del cuerpo. Ese era el único estándar por el cual se asignaba territorios en el cementerio.

De los que se apresuraban a los restos del dirigible, los hombres más fuertes y robustos estaban a la vanguardia. Detrás de ellos, estaban lo hombres más débiles y las mujeres más fuertes, luego las mujeres más débiles, y la parte posterior estaba constituida por los jóvenes y los ancianos.

Así, con el dirigible caído como centro, la gente compuso varios círculos. Entre cada capa había un límite sin forma, pero infranqueable.

En el borde más externo de los diversos círculos concéntricos estaba el área donde los niños pequeños se movían. Cientos de niños continuamente rebuscaban la basura de esta zona, buscando alimentos casi inexistentes.

Dentro de ellos, había un niño delgado y pequeño que también buscaba con gran esfuerzo.

Tenía aproximadamente siete u ocho años de edad, y su rostro estaba tan ennegrecido que su apariencia original no podía ser distinguida. La ropa de su cuerpo debía haber sido originalmente la camisa de un adulto, y era como un manto envuelto en él. Por otra parte, la camisa ya estaba hecha jirones más allá del reconocimiento, ahora simplemente era unos trapos más grandes envueltos alrededor de su cuerpo en tiras.

Ejerció toda su fuerza separando la basura helada con las manos cubiertas de cortes. Algunos cortes se convirtieron en úlceras. Sin embargo, era como si no pudiera sentir dolor al separar la enorme pila de basura que tenía delante de él con todas sus fuerzas.

Hace tres días que no comía. Si hoy no podía encontrar algo para comer, entonces definitivamente no duraría hasta la próxima vez que llegue un dirigible.

Pero no importaba lo mucho que buscaba el niño, no encontró nada.

Este lugar ya había sido hurgado en innumerables ocasiones por otros, y sólo después se lo dejarían a estos niños menores de diez años. Estos niños eran los seres más débiles en este campo de basura. Cuando los fuertes terminaron de buscar incapaces de encontrar comida, sus miradas hambrientas… Cayeron sobre los ancianos y los niños.

Esta era la tierra abandonada, el cementerio de dirigibles. La gente aquí sólo quería vivir y ya no eran diferentes de las bestias salvajes. ¡Incluso las fuertes bestias vivían con más dignidad que ellos!

La sed impulsó al niño. Incesantemente busco, y muchas de sus anteriores heridas se abrieron una vez más debido a que uso mucha fuerza ya que su sangre salía de ellas; Sin embargo, estaba completamente inconsciente de esto.

Otra ola de basura cayó del cielo. Dentro de esta ola, una bolsa de basura relativamente grande cayó al lado del niño.

La capa exterior de la bolsa se rompió, y una bolsa de papel de cera cayó entre varias basuras inútiles, tomando firmemente la mirada del niño en un instante. ¡Esa bolsa de papel de cera realmente tenía grasa filtrando de ella!

De repente se abalanzó sobre él con la agilidad de un gato salvaje, agarrando con fuerza la bolsa dentro de sus manos. No lo abrió en absoluto para confirmar el contenido de su interior, en su lugar lo ocultó de inmediato dentro de su ropa. Al mismo tiempo, miró a su alrededor con mucha precaución, y luego con cautela y prudencia se arrastró hacia los bordes exteriores del depósito de chatarra.

¡La competencia, el robo, e incluso el asesinato también existían entre estos niños! El grado de crueldad no era de ninguna manera inferior en comparación con el mundo de los adultos.

El niño era muy pequeño y fue clasificado como relativamente débil entre las personas dentro de esta área del depósito de chatarra. Si otros niños más grandes y fuertes descubrieran que él había encontrado cosas comestibles y deseaba guardárselo para el mismo, seria brutalmente golpeado.

Afortunadamente, el niño evito ser detectado por todos los niños mayores y escapó con éxito de esta área. Parecía tener un sentido agudo inherente y siempre estaba un paso más adelante para evitar a esos niños mayores que eran aún más aterradores que las bestias viciosas.

Después de alejarse del dirigible, el niño corrió locamente sin descanso hasta llegar a la parte trasera de otra montaña de basura y avanzo hacia un barril de hierro vacío.

Este lugar era su pequeño nido, su refugio contra los elementos y las dificultades. En su mente, este pequeño espacio, de poco más de un metro cuadrado, era la utopía de la vida.

Sacó cuidadosamente la bolsa de cera y contuvo la respiración. Con una expresión facial llena de fe, como si fuera un peregrino rezando, la abrió lentamente.

¡Realmente había un pedazo de pan dentro de la bolsa! ¡Un pedazo de pan que sólo había sido mordido una vez!

En realidad, eso era sólo un rollo de pan ordinario. Incluso los campesinos más bajos del continente superior podrían arrojarlo después de una mordida, al igual que este pedazo en las manos del niño. Sin embargo, en este depósito de chatarra, podría valer la pena algunas vidas.

Moviéndose un poco más cerca de él, podía oler el débil olor que pertenecía a los granos de cereal. El niño sentía que todas las heridas y el dolor en su cuerpo habían desaparecido sin dejar rastro. Él sostuvo muy cuidadosamente este pedazo de pan, encontrando difícilmente de creer que él realmente pudo encontrar tal tesoro.

¿Es un sueño?

Una gota de sangre se filtró de la herida en su mano y rodó hacia el pan. El niño gritó involuntariamente y se limpió rápidamente las manos sobre su cuerpo con fuerza, limpiando toda la sangre y el sudor. Cuando se dio la vuelta y miró el pedazo de pan mientras lloraba, se sentía tan horrible como si el objeto sagrado de su corazón se hubiera contaminado.

De repente, el estómago del niño empezó a gruñir en este momento. Expreso su deseo con dolores agudos como si fueran calambres. Así que, saco el trozo de pan manchado de sangre, reunió toda su determinación, y estaba a punto de ponerlo en su boca.

Pero sus manos se congelaron en el aire.

Justo fuera del barril de hierro, en algún momento, una niña había aparecido.

Ella parecía ser de solo cuatro o cinco años, y rayas de ceniza y suciedad cubrieron su pequeño rostro, cubriendo totalmente el color original de su piel. Sin embargo, esas características claras y distintas daban a entender la forma inmadura de una chica que sería absolutamente hermosa en el futuro. Sus grandes ojos parpadeantes eran excepcionalmente hermosos y fluían con espíritu mientras miraban fijamente el pan en las manos del niño, incapaz de apartarse en absoluto.

El niño se incorporó con una sacudida mientras su mano izquierda agarraba firmemente una barra de hierro que parecía haber sido recién afilada. Esta era la respuesta más instintiva de la gente que vivía en el depósito de chatarra; Cuando la comida era vista por otra, a menudo había una pelea a muerte.

La niña no huyó, sin embargo. Sus dos ojos se quedaron pegados al pan, completamente inmóvil.

El niño lentamente dejo la barra de hierro en su mano. Dudando, se decidió después de mucho tiempo. Lentamente partió el pan en dos mitades y le dio uno a la niña.

Los movimientos del niño eran muy lentos, y su mano también temblaba mientras el sudor caía de su cabeza. Su estómago y todas las heridas de su cuerpo expresaron su desacuerdo con las más intensas punzadas de dolor imaginables.

Sin embargo, el pan termino en las manos de la niña al final.

La niña parecía no atreverse a creer en sus propios ojos. Agarro el pan con fuerza y se froto los ojos. Sólo entonces confirmó que no estaba soñando.

Inmediatamente se metió el pan en la boca con toda su fuerza. La mitad era incluso más grande que su puño, pero realmente desapareció en esa pequeña boca con sólo unas pocas mordidas, ¡Tal vez no más de tres segundos!

La niña acabó de comer el pan y lamió las migajas en sus manos limpias. Sólo entonces levanto los ojos y centró su mirada en el rostro del niño por primera vez. Después de mirarlo atentamente por un momento, ella corrió casi como si estuviera huyendo.

Es este momento, el niño no sabía lo que sentía dentro de su corazón. Aún más, no tenía ni idea de por qué hizo tal cosa y sólo pudo volver a sentarse con cansancio. ¿Acaso fue debido a esos ojos puros y claros que tocaron una cierta emoción en el fondo de su corazón?

Pero, ¿Qué es exactamente esta cosa llamada emoción? El niño se apoyó en las paredes del barril, arrancó con cuidado un pedazo de pan del tamaño de una uña y lo metió en su boca. No lo tragó en seguida, sino que lo mantuvo en su boca, sintiendo el saber dulce de los granos con la punta de la lengua.

Justo en este momento, la voz suave e inmadura de una niña de repente vino de afuera de su pequeño nido, “¡Él tiene deliciosa comida! ¡Prometiste darme la mitad!”

El corazón del niño se hundió instantáneamente en las profundidades de la desesperación. Vio varios niños mayores parados afuera.


Comentarios del capítulo: (0)