oem-capitulo-475
OEM - Capítulo 475
27929
475

¡Hermanos!

Traductor: Crowli

Capítulo 475: ¡Hermanos!

El viejo Dugu estaba extremadamente enojado. Saltaba y rugía, y su rostro estaba cargado de emoción e indignación.

Dugu Wudi estaba lleno de resentimiento. Sus músculos faciales se contrajeron y los músculos de sus mejillas palpitaron. No pudo contener su ira. Después de todo, su hija finalmente había encontrado un marido ideal. De hecho, Jun Moxie parecía un gigante entre los hombres en ese momento. Dugu Wudi estaba ciertamente reacio a admitirlo, pero lo había aceptado dentro de su corazón.

¡No hace falta mencionar que mi hija apareció frente a las puertas de la ciudad con esa gran barriga! Entonces, ¿quién excepto Jun Moxie se atrevería a casarse con ella? Todo este asunto se resolvió después de muchas dificultades. Anoche estuve bebiendo feliz con mi yerno. Además, ¡Jun Moxie incluso prometió tratar la lesión de mi padre! ¡Esto podría considerarse como dos eventos felices para mi familia Dugu! ¡Fue como agregar más felicidad a un buen día!

¡¿Sin embargo, este sobrino quería empujar a mi yerno al pozo de la letrina en un momento tan crítico?! Dugu Wudi se secó el sudor frío. E_s una suerte que cometió un error y empujó a Tang Yuan en su lugar. Supongamos que realmente hubiera presionado a Jun Moxie..._

Dugu Wudi ni siquiera podía imaginar lo que hubiera pasado en ese caso. Sin embargo, una cosa habría sido segura... La mente de mi pequeña se habría vuelto muy preocupada. ¡Y no habría habido ninguna esperanza de curar las heridas de mi viejo durante décadas! ¡Además, Jun Zhantian habría enviado un gran ejército para atacarnos! Después de todo, ¿el temperamento de ese Viejo habría permitido que su nieto sufriera esta vergüenza?

Después de todo, es aceptable si los parientes de uno mueren. Sin embargo, uno nunca puede soportar que sus familiares sean insultados...

Las dos familias se habrían convertido en enemigos irreconciliables y la situación se habría convertido en una muy desagradable.

Padre e Hijo estaban rugiendo, y el patio estaba en un caos total. Fue entonces cuando un grupo de mujeres se acercó corriendo, —¿Por qué ustedes dos se están volviendo locos tan temprano en la mañana?— fue la anciana Dugu quien preguntó esto.

—No sólo me estoy volviendo loco hoy, ¡también voy a matar!— Dugu Zongheng saltó y maldijo, —¿Qué pasa con eso?

La anciana lo miró con los ojos muy abiertos. Estaba a punto de enojarse cuando una mujer delicada y bonita vestida con ropas lujosas se precipitó detrás de ella. Tenía una expresión de pánico en su rostro. —Liu... Niño... ¿Qué pasó? ¿Por qué estás tirado en el suelo?

Ella gritó durante mucho tiempo, pero él permaneció inconsciente. Entonces, ella no pudo evitar gritar alarmada: —¡¿Qué pasó, mi esposo?!

—¿Qué pasó? ¡Pregúntale a tu sobrino! ¡Tu Familia Huang imparte muy buena educación a sus jóvenes! ¡Nunca esperé que tu Familia Huang pensara tan profundamente! Eso es una buena intriga... ¡muy buena intriga!— Dugu Wudi fue al grano a pesar de estar enfurecido. Su rostro estaba frío mientras maldecía.

Jun Moxie se dio cuenta de que esta casa se estaba volviendo muy ruidosa con sus asuntos personales. Y sintió que era extremadamente insoportable. Además, todavía era un forastero. Entonces, comenzó a alejarse. Sin embargo, solo había dado dos pasos cuando de repente se detuvo y se dio la vuelta. Luego señaló a Huang Shuliu, —Este hombre es un pariente de la Familia Dugu. ¡Entonces, no lo haré yo mismo! ¡Pero, debe morir! No hay lugar para discutir sobre este asunto. Este Jun Moxie está listo para explicarle las cosas a la Familia Huang si tienen alguna objeción al aceptar este veredicto. De hecho, ¡puedo darles una explicación en cualquier momento y en cualquier lugar!

—¡No debería haber involucrado a mi hermano! ¡No me importan los males que haya hecho antes! ¡Ni me importa lo honesto o bueno que haya sido en el pasado! ¡No puede escapar de la muerte por esto! ¿Quién se atreve a humillar a mi hermano? ¡Nadie! ¡Además, no sé cómo el Gordo se vengará de él! No puedo adivinar cómo conspirará contra la familia Huang. ¡Pero le prestaré mi apoyo incondicional!

Su voz era impresionante, fría y sombría. Su voz sonaba como un Monarca Supremo que había declarado el veredicto de ejecución.

Nadie vio esa energía invisible mientras fluía silenciosamente de su dedo índice y se abría paso hacia la cabeza de Huang Shuliu. Se había asegurado efectivamente de que este joven no vería otro día incluso si la Familia Dugu decidía hacer algunos planes secretos.

No había misericordia; no habría misericordia.

¡No dejaré a mi enemigo con la esperanza de volver a ponerse de pie!

¡Y el enemigo de mi hermano es mi enemigo!

Jun Moxie caminó hacia adelante de manera fría y distante después de que terminó de hablar. Y nadie pudo evitar cederle el paso dondequiera que fuera.

—¡Alto!

La cara de la Segunda Dama estaba fría cuando se puso de pie, —Joven Maestro Jun, eres el futuro esposo de Xiaoyi. Entonces, ya no eres un extraño. ¿Puedo preguntar qué ofensa ha cometido mi sobrino contra ti que debes consignarlo a morir así? ¿No debería obtener una explicación?

Jun Moxie no se dio la vuelta y respondió de manera aburrida: —¿Qué ofensa cometió contra mí? Por favor, pregúntele al General Dugu. Sin embargo, ¡puedo decirle felizmente que la Familia Huang habría sido aniquilada antes del atardecer si hubiera no fuera por sus relaciones con la familia Dugu! ¡De hecho, ni una sola alma se habría salvado!

Jun Moxie puso sus manos detrás de su espalda y concluyó sombríamente: —¡Entonces, deberías regocijarte!

Después de eso, Jun Moxie la ignoró y se alejó. No importa quién eres. ¡Nunca debes meterte con mi hermano! ¡Pero pagarás el precio si te metes con él!

¡Y, será un precio inimaginable!

La Segunda Dama estaba a punto de decir algo más cuando el General Dugu  se acercó y le dio una bofetada. Luego maldijo: —¡¿Todavía te atreves a pedirle una explicación, bruja?! ¡La reputación de la Familia Dugu se ha arruinado por culpa de una bruja como tú! Y, ni siquiera hablemos de la razón por la que te casaste conmigo en ese momento. No fue tan simple, ¿verdad?

La Segunda Dama también era una persona brillante. Ella había inferido toda la situación después de haber visto la escena. Y, la bofetada del General Dugu había terminado con toda su resistencia...

—¡Joven Maestro Jun Moxie! ¡Te lo ruego! ¡Por favor perdona a mi sobrino! — la Segunda Dama lloró y gritó. Sin embargo, no podía pensar en ninguna razón para justificar su petición de indulgencia en este momento. Después de todo, ¿de qué valían sus calificaciones o respaldo mientras se enfrentaba a un pez gordo como Jun Moxie? La Segunda Dama pensó durante un buen rato antes de recordar finalmente una leyenda familiar. Luego gritó imprudentemente: —¡Joven maestro Jun... Joven maestro Jun! Mi Familia Huang tiene un antepasado en el océano ilimitado de sangre...

—¿Un océano ilimitado de sangre...?— Jun Moxie se detuvo en la distancia. Luego, habló lentamente, —No se puede hacer nada si alguien se mete con mi hermano. De hecho, ¡no importa si su padre es el Rey de los Cielos!

Luego se fue...

—¡¿Aun no te has ido a tu habitación, bruja ?! ¡Has perdido el respeto de estar aquí! ¡Ve a tu habitación, cállate y reflexiona sobre tus errores! ¡Piérdete!— Dugu Wudi reprendió en voz alta. Pero, todavía sentía lastima por su segunda esposa en su corazón. Por eso había accedido a que su sobrino se quedara allí. Por eso había pasado por alto cuando ella lo pasó por alto y fue directamente con sus padres la última vez. Pero, ¿quién podría haber soportado un asunto tan caótico y enorme?

El rostro de Dugu Zongheng también se oscureció. De repente le gritó a su hijo: —¡Mocoso... también eres un bastardo! ¡Ni siquiera puedes cuidar de tu mujer! Ella todavía llora incontrolablemente; ¡qué escándalo! ¡Dugu Hao! ¡Lleva a tu madre a su habitación! ¿Todavía estás molestando aquí, bastardo Wudi? ¿Por qué no has ido a ver a Tang Yuan?— el Viejo pateó sus pies después de pronunciar esas palabras.

Dugu Wudi instantáneamente volvió a sus sentidos. Después de todo, la clave de este asunto no era Jun Moxie... ¡o la familia Dugu! ¡La clave era Tang Yuan!

La primera prioridad de Jun Moxie era la reputación de Tang Yuan. Y consideraría a la familia Dugu en segundo lugar. Después de todo, ahora eran sus futuros suegros. Entonces, esta familia mantendría sus asuntos en secreto hasta que pudieran sentarse y resolverlos en una fecha posterior.

Sin embargo, Tang Yuan era la clave. La Familia Dugu sería muy afortunada si este asunto fuera cubierto. Pero, ¡necesitaban asegurarse de que este asunto no se hiciera público en caso de que no se cubriera en su totalidad! ¡Después de todo, las consecuencias serían espantosas si este asunto llegara a los oídos del Viejo Tang! Por lo tanto, Dugu Wudi obedeció rápidamente y se apresuró a perseguir a Jun Moxie para alcanzarlo.

Pero, este asunto había hecho que este dúo de padre e hijo se diera cuenta de algo muy claramente...

La noticia de que Jun Moxie mató a Kong Lingyang y Mei Gaolie les había llegado hace un tiempo. Y, el Viejo Dugu Zongheng había dicho entonces: —Este Jun Moxie es vicioso y despiadado. Puede matar sin pensarlo una vez que ha decidido hacer algo. Y, ningún hombre debe meterse con él... o su mujer... o ¡Su familia!

Estaba claro que la familia y la mujer de Jun Moxie eran sus puntos débiles. ¡Y uno tendría que enfrentar la ira de los cielos si alguna vez se atreviera a atacar el punto débil del dragón!

Sin embargo, se habían dado cuenta de otra cosa después de haber presenciado el asunto de hoy. Nadie debe meterse con su hermano aparte de su familia y su mujer; ¡especialmente al hermano al que había reconocido!

Después de todo, había creado un alboroto masivo en el lugar de sus futuros suegros por el bien de su hermano a pesar de que había bebido vino con ellos anoche.

De hecho, parecía que no dejaría a la Familia Dugu con una pizca de honor.

Sin embargo, fue una pena que este dúo de padre e hijo hubiera descuidado otro aspecto. Y fue un aspecto muy importante. Es posible que estos dos hayan sobreestimado enormemente la influencia de su familia. El Joven Maestro había acordado no seguir adelante con este asunto. Pero, ¿el Gordo también estaría de acuerdo en hacer lo mismo?

El dinero puede esclavizar a los demonios; también podría actuar como Dios. De hecho, ¡el dinero era omnipotente en muchos casos!

El Gordo Tang era el nuevo Dios de la Riqueza en la Ciudad Tianxiang. Y, ¿cómo podría tomarse este aspecto a la ligera?

El Viejo Dugu miró a sus seis nietos que se quedaron allí. Luego dio un largo suspiro y habló en voz baja: —He invertido la mayor parte de mi corazón en este asunto con respecto a Xiaoyi. Este anciano se sentirá muy aliviado si Jun Moxie alguna vez los reconoce como sus hermanos...

La voz de Dugu Zongheng había sido muy baja cuando pronunció esas palabras. Y los seis hermanos no habían podido escucharlo correctamente. Por lo tanto, se encogieron y lo miraron de reojo mientras preguntaban: —¿Qué...? Abuelo, ¿qué dijiste?

—Nada. Solo corten a este mocoso y dénselo de comer a los perros. Me siento molesto cuando lo miro—, Dugu Zongheng sintió que su interés decaía un poco. Ni siquiera podía enojarse después de haber presenciado el caos que Jun Moxie había causado...

¡Así es como debería ser un hombre de verdad!

Ni siquiera teme a los cielos por amor a su hermano. ¡Este es un hombre de verdad! ¡Un hombre real y leal!

Dugu Zongheng recordó lo que Jun Moxie había dicho la última vez: —¿Un océano ilimitado de sangre? No se puede hacer nada si alguien se mete con mi hermano. De hecho, ¡no importa si su padre es el Rey de los Cielos!

¡Es un mocoso arrogante! ¡Pero, en verdad es un gran mocoso!

¿Cómo lo tome como un libertino en el pasado?

El Viejo negó con la cabeza, ¿Me volvi loco?

—Abuelo... ¿lo matamos de verdad?— Dugu Jie levantó la cara con amargura y preguntó. Era el más cercano a Dugu Hao, y también conocía relativamente bien a su primo. En consecuencia, no se atrevió a hacerlo.

—¡Mátalo! ¡Y hazlo rápido!— Los ojos de Dugu Zongheng se volvieron feroces. Habló en un tono serio: —¡Esta es una orden directa!

Los seis hermanos se levantaron rápidamente al mismo tiempo. De hecho, estaban tan erguidos como una baqueta, —¡Seguiremos la orden!

Tang Yuan aún no se había despertado cuando llegó Dugu Wudi. Sus ronquidos todavía sacudían el cielo.

Jun Moxie vio al general Dugu y se dio cuenta de por qué había venido aquí. Entonces, dijo, —Tang Yuan bebió mucho. Por lo tanto, es posible que no pueda recordar.

—¡Eso sería lo mejor!— Dugu Wudi suspiró. Su rostro se había enrojecido un poco. Tosió y habló, —Todo este... incidente... fue...

Jun Moxie sonrió de una manera extraña. Parecía que ni siquiera podía imaginarse a este tipo grosero disculpándose. Entonces, dijo: —No se preocupe. Le diré a Tang Yuan que no hable de este incidente afuera, incluso si él lo recuerda.

—¡Eso es bueno!— Dugu Wudi se secó el sudor. Entonces, pensó en algo y preguntó: —¿No me digas que Tang Yuan ni siquiera sabe lo que pasó? ¿Lo averiguaste tú mismo? ¿Tang Yuan no te buscó para quejarse de eso?

—Los hermanos son preciosos para el corazón. ¿Me llamarían 'hermano' si esperara a que mi hermano viniera a mí en busca de ayuda? ¿Podría seguir llamándome hermano? ¿Podría seguir siendo considerado su hermano?— Jun Moxie sonrió levemente, —Yo era el objetivo de ese mocoso. Sin embargo, Tang Yuan fue humillado en mi lugar. Se enfrentó a ese desastre absurdo... ¡Pero, no puedo ser llamado su hermano si permaneciera indiferente a este incidente! 

Jun Moxie sonrió levemente y miró el rostro dormido de Tang Yuan. Luego, giró la cabeza y miró hacia afuera mientras decía con calma: —El problema de mi hermano es mi problema.

Dugu Wudi tembló como si hubiera sido alcanzado por un rayo.

Las palabras de Jun Moxie le habían recordado a su venerado hermano mayor Jun Wuhui y su segundo hermano Jun Wumeng. Recordó cómo estos hermanos solían salir de la ciudad para vagar. Estos hermanos eran robustos y estaban en la flor de su vida en ese momento. Jun Wuhui una vez se paró en la cima de una colina y miró el distante mar de nubes. Los asuntos del mundo se volvieron débiles para ellos cuando le dio una palmada en el hombro y dijo: —Tú eres mi hermano, Wudi; como Wumeng y Wuyi. ¡Todos ustedes son mis preciados hermanos!

Dugu Wudi todavía recordaba lo que había dicho Jun Wuhui. Se había parado en la cima de la colina mientras se enfrentaba con orgullo a la tierra sin límites y al océano de nubes. Sin embargo, su voz tranquila estaba llena de profundas emociones de hermandad.

Jun Wuhui obviamente había hecho un voto de que incluso lucharía contra los cielos por el bien de sus hermanos.

¡Hermanos! ¡Es un término sagrado!

Dugu Wudi recordaría esas palabras durante toda su vida.

Sin embargo, Jun Moxie había dicho esas palabras con el mismo tono tranquilo y actitud resuelta de Jun Wuhui. La expresión de su rostro y la forma en que las había dicho también eran las mismas. No hubo diferencia. De hecho, incluso se parecía a Jun Wuhui desde un lado...

Incluso la expresión de sus ojos era la misma.

¡Hermanos!

¡El problema de mi hermano es mi problema!

—Tú eres mi hermano, Wudi; como Wumeng y Wuyi. ¡Todos ustedes son mis preciosos hermanos!

Estas palabras de Jun Wuhui resonarían en su corazón para siempre... Jun Moxie actuó imprudentemente por el bien de su hermano. Ni siquiera le importaba provocar a un monstruo enorme como nuestra Familia Dugu. Pero, ¿qué he hecho por mi hermano?

¿Qué hice cuando supe que mi hermano murió…? ¿Cuándo murió después de haber caído en una trampa?

La garganta de Dugu Wudi comenzó a ahogarse. Ni siquiera podía respirar. Un fuerte ataque de emoción estaba creciendo dentro de él. Tosió con dificultad y de repente salió corriendo mientras se tapaba la boca. Incluso se había cubierto los ojos... Había salido corriendo a ciegas...

No dijo nada. No tenía nada que decir.

Regresó a su habitación y miró la tableta conmemorativa privada que había instalado en la memoria de Jun Wuhui. Dugu Wudi continuó mirando la tableta helada durante mucho tiempo. Sus dedos temblaron cuando dijo con voz temblorosa: —Hermano mayor... Hermano mayor... Te extraño... este Hermanito no puede...— Las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos. Luego se acostó en el suelo y rompió a llorar.


mode_commentComentario de Crowli

Estamos publicando el manhua de OEM → Monarca Malvado de Otro Mundo – Sky Mangas
Gracias por leer.


Comentarios del capítulo: (0)


oem-capitulo-476
OEM - Capítulo 476
27930
476

¡Solo la sangre es capaz de lavar esta humillación!

Traductor: Crowli

Capítulo 476: ¡Solo la sangre es capaz de lavar esta humillación!

Era el momento de la comida del mediodía cuando Tang Yuan se despertó. Tang Yuan abrió mucho los ojos y se arrastró hasta ponerse de pie. Luego rugió: —¡Malditos hijos de puta! ¡Soy tu abuelo! ¡Ustedes mocosos tienen agallas para meterse con el abuelo Tang! ¡Esperen y vean lo que hace el abuelo Tang!

Había comenzado a maldecir a primera mano. Pero, se agarró la cabeza y gruñó.

Su resaca fue extremadamente dolorosa. Incluso su gran cráneo estaba teniendo dificultades para soportarlo.

*¡Pop!* el fragante olor alcohólico de un excelente vino asaltó su nariz. Luego escuchó la voz de Jun Moxie, —¿Estás despierto? Bebe esta copa de vino. Te pondrá sobrio.

Tang Yuan vomitó mientras levantaba los ojos llorosos, —Tercer joven maestro... Por favor, no te metas conmigo. Tu hermano es un mayor respetado ahora...

—Ve y lávate la cara. Ven y búscame después de que te hayas puesto sobrio. Tengo que decirte algo—, Jun Moxie lo miró. —¡Y de hecho estás creciendo!

Tang Yuan se rió con picardía. Luego desapareció como una voluta de humo. Le pidió a una doncella que le trajera agua para poder lavarse la cara. Sin embargo, Tang Yuan rechazó el agua razonablemente fría y el agua tibia. En cambio, sumergió su gran cráneo en agua helada. Sacó la cabeza del agua después de mucho tiempo. Luego negó con la cabeza y el agua se esparció por todas partes. Luego, tomó una toalla y se secó cuidadosamente la cabeza. Después de eso, hizo señas para que se fueran.

Tang Yuan miró a Jun Moxie y sonrió, —Estaba muy borracho anoche, tercer joven maestro.

—¡Ah, asi es! ¡Bebiste mucho!— Jun Moxie asintió. —¿Todavía te duele la cabeza?

—No, ya no, pero no puedo recordar lo que pasó anoche. Tengo un problema en la punta de la lengua. Y era un asunto muy importante. Pero, ¿por qué no puedo recordarlo?— Tang Yuan inclinó la cabeza. Tenía una expresión de enojo en su rostro.

—No debe haber sido un gran problema si ni siquiera lo recuerdas—, suspiró Jun Moxie y asintió en silencio. Jun Moxie no se habría preocupado si Tang Yuan hubiera tratado de llegar al fondo del asunto después de despertarse. Sin embargo, había dicho que no podía recordar nada...

Jun Moxie había entendido su indicación_, Este tipo está indicando que no podemos tener esa conversación incluso si recuerda el asunto. No está dispuesto a mencionarlo; al menos, no en este momento._ Después de todo, ¡el Joven Maestro sabía que el Gordo Tang tampoco consideraría que este evento fuera trivial! Sin embargo, sería muy incómodo si hablaran de eso ahora mismo. Después de todo, esta vez, este lugar y su compañía actual eran inapropiados para discutir este asunto.

El Gordo no estaba tratando de preservar su propia reputación solo; también estaba tratando de salvar el honor de Jun Moxie. Después de todo, esto había sucedido en la casa de la familia Dugu. Y, era casi seguro que Jun Moxie sería el futuro yerno de esa familia. Este incidente no estuvo directamente relacionado con las acciones de la familia Dugu. Sin embargo, Tang Yuan todavía no podía revelarlo por el bien de su hermano. Bueno, sería inapropiado hacerlo al menos por el momento...

La cara de Tang Yuan parecía alegre cuando sonrió y dijo: —Ya es un poco tarde. Asi que, debería regresar rápidamente al trabajo. Después de todo, necesito informar a esas 'ovejas gordas' que vengan cargadas con monedas de plata y oro para la subasta. ¡Ja, ja! ¡Volveremos a obtener grandes ganancias esta vez, Tercer Joven Maestro!

—¡Humph! ¡Sería mejor si no 'llenas tus bolsillos debajo de la mesa'!— Jun Moxie le dio una mirada dura.

Tang Yuan gritó en respuesta ya que se sintió agraviado, —Pero, Tercer Joven Maestro... ¡Soy una persona tan amable y honesta! Soy realmente un buen tipo...

Los dos hombres se rieron a carcajadas mientras salían de la habitación.

Tang Yuan y Jun Moxie parecían muy relajados cuando se despidieron de la familia Dugu. Ni siquiera mencionaron que se emborracharon la última noche. Esto era bastante opuesto a lo que esperaba el tenso Dugu Zongheng...

Vieron un cadáver frente a la puerta. Estaba cubierto con una tela blanca y estaba siendo transportado. Las pupilas de Tang Yuan se contrajeron cuando vio esto. Tenía una mirada extremadamente profunda en su rostro cuando se volvió para mirar a Jun Moxie.

Jun Moxie miró a Tang Yuan con expresión de asombro. Y de repente sintió que su amigo había crecido mucho. Ha madurado en los últimos meses. ¡Este hermano mío finalmente es capaz de ser mi hermano!

No dijeron una palabra durante todo el viaje.

Sin embargo, Tang Yuan llamó a Jun Moxie cuando los dos jóvenes estaban entrando en el Salón Aristocrático. No había un rastro de sonrisa en la cara generalmente sonriente de Tang Yuan. En cambio, rara vez se veía una expresión de seriedad. Y sus ojos parecían tener un esplendor agudo e incisivo. —Tercer Joven Maestro... ¿Fue culpa tuya la muerte de ese hombre?

—Sí. ¡Fui yo!— Jun Moxie no volvió la cabeza. No quería ver la expresión de Tang Yuan. —Ese mocoso está muerto. Tienes todo mi apoyo sin importar lo que quieras hacer.

—Sí. Está muerto. Pero, este asunto aún no ha terminado—, Tang Yuan aparentemente había rechinado los dientes mientras hablaba, —¿Quién era él?

—Él era de la familia Huang de la Ciudad Dorada del Este—, respondió Jun Moxie en un tono aburrido. Entonces, un pensamiento vino a su mente: La familia Huang esta acabada.

La personalidad de Tang Yuan no le permitiría detenerse a menos que hubiera llevado a cabo una venganza satisfactoria ya que sabía dónde estaba la casa de su enemigo. ¡Simplemente no se detendría a menos que estuviera satisfecho con el resultado!

La influencia y el patrimonio neto de Tang Yuan podrían asegurar que su poder y control harían que la familia Huang pareciera insignificante. De hecho, incluso podría sacudir a una poderosa familia en la Ciudad Tianxiang. Después de todo, el dinero podría esclavizar a los demonios. De hecho, incluso podría actuar como Dios. Por lo tanto, muchos asuntos difíciles se vuelven fáciles si uno ha acumulado una terrible cantidad de dinero.

El incidente de la noche anterior había sido extremadamente humillante para Tang Yuan.

Era un joven maestro de la familia Tang. Era el futuro sucesor de la gran familia Tang. Era el Segundo Maestro del Salón Aristocrático y el recién proclamado 'Dios de la Riqueza' de la Ciudad Tianxiang. Sin embargo, ¡lo habían empujado a un pozo de desechos!

Nadie con esas cuatro identidades podría soportar tal humillación... ¡incluso si estuviera borracho de vino! ¡No podía soportarlo mintiendo bajo ninguna circunstancia!

¡Y solo la sangre fue capaz de lavar tal humillación!

Huang Shuliu estaba muerto. Entonces, era imposible para Tang Yuan desahogar su ira contra él. Sin embargo, todavía quería vengarse. Por lo tanto, la familia Huang de la Ciudad Dorada del Este estaba destinada a enfrentar una tragedia. Después de todo, se había convertido en el objeto sobre el que Tang Yuan se vengaría por la humillación que había sufrido.

Jun Moxie podía imaginar cuán feroz sería la venganza de Tang Yuan. De hecho, verlo sería tan espantoso que incluso el cielo se avergonzaría de él. Después de todo, algunos inocentes también quedarían atrapados en medio de eso.

Sin embargo, Jun Moxie no evitaría que Tang Yuan se vengara. Después de todo, Tang Yuan nunca podría levantar la cabeza si no hiciera esto. Siempre se sentiría avergonzado mientras el nombre de la Familia Huang de la Ciudad Dorada del Este continuara existiendo.

Esto fue simplemente un problema psicológico. Pero esparciría oscuridad en su corazón. Y esa oscuridad lo plagaría en todos los aspectos de la vida.

—¿La familia Huang de la Ciudad Dorado del Este? ¡Es una familia muy grande!— Tang Yuan se burló cuando estas desdeñosas palabras de destrucción salieron de su boca, —¡Los haré muy felices! ¡Les diré que esperen al abuelo Tang!

Luego, volvió la cabeza y habló muy lentamente: —Necesito usar la fuerza del Salón Aristocrático, Tercer Joven Maestro.

Jun Moxie no dudó. De inmediato prometió: —No es necesario que todo pase por mí. La fuerza y ​​la mano de obra del Salón Aristocrático están a su disposición a partir de ahora. Y eso incluye los novecientos millones de plata. Además, solo necesita conmigo si la mano de obra del Salón Aristocrático no es suficiente. ¡Y haré todo lo posible para ayudarte! — Jun Moxie le dio una mirada profunda, —No importa lo que quieras hacer. Recuerda, ¡nada está fuera de los límites!

Tang Yuan se detuvo durante un largo rato. Luego inhaló ruidosamente por la nariz y dijo: —Maldito... maldito... jeje... Sólo deseo pedir prestado un poco de mano de obra del Salón Aristocrático. Usaré mis propios métodos para resolver esto. Yo estaré muy insatisfecho si confío completamente en tu fuerza, Tercer Joven Maestro. Pero estoy seguro de que mi fuerza actual es suficiente para resolver muchos problemas.

Las palabras de Tang Yuan habían sufrido un cambio drástico. Murmuró la primera mitad e incluso se ahogó un poco. Además, su dicción no había sido clara. Pero, la segunda mitad se habló con mucha fluidez y claridad.

Simbolizaba que el Gordo había logrado controlar sin problemas sus emociones en este breve momento.

Los dos hombres se quedaron uno frente al otro por un momento. Entonces, Tang Yuan preguntó de repente: —Mis acciones pueden dar lugar a mucha ira pública. También puede dar lugar a algunas consecuencias muy graves. Entonces, ¿por qué no tratas de persuadirme sobre esto? siempre y cuando lo digas.

—¿Qué debo decir? ¿De verdad quieres escuchar lo que tengo que decir? Y, ¿serás feliz incluso si me escuchas? Entonces, ¿por qué debería hacer que mi hermano se sienta infeliz por los forasteros?

Jun Moxie habló lentamente, —He dicho que consideraré tus acciones... ¡no importa lo que hagas! Esto puede dar lugar a un oponente fuerte. Pero, los enfrentaremos juntos. Si morimos por eso. - ¡Que así sea! ¿Qué es lo peor que puede pasar? Este es un mundo donde los fuertes se aprovechan de los débiles. Es una sociedad donde el puño es el argumento final. Por lo tanto, no podemos decir nada si morimos en caso de que seamos más débil que el oponente. Pero, ¿por qué deberíamos someternos a la humillación si nuestra fuerza es mayor que ellos? De todos modos, ¿quién diablos piensa tanto y tan lejos en el futuro? ¿Tomé la aprobación del público antes de tratar ese asunto hace unos días? ¿Fueron las consecuencias muy triviales? Pero, ¿por qué mi hermano no puede hacerlo si yo puedo?

Tang Yuan permaneció en silencio durante mucho tiempo. Luego palmeó solemnemente el hombro de Jun Moxie, —¡Eres un buen hermano!

De repente, un extraño esplendor envolvió el rostro redondo y regordete del Gordo. Luego agarró la mano de Jun Moxie y se rió de manera traviesa: —¡Ven y mira el rostro de mi esposa!

Jun Moxie se encogió de hombros. Ese cambio repentino en la tez de Tang Yuan lo había desconcertado un poco. Entonces, forzó una sonrisa y lo siguió.

Jun Moxie vio la espalda de Sun Xiaomei y se alarmó al notar lo extremo del cambio.

Ella todavía era alta, pero su cuerpo que antes era sólido y grueso había desaparecido. Había sido reemplazado por una figura incomparablemente elegante. Parecía que poseía el encanto y la gracia que ni los compañeros de los dioses podían igualar. Tal era el temperamento que poseía.

¡Podría dejar a un hombre con el impulso de cometer un pecado!

Jun Moxie jadeó sorprendido.

Solo habían pasado tres meses. Pero, el cambio que había experimentado había escalado la diferencia entre el cielo y la tierra.

Además, tales cambios fueron evidentes tanto en el esposo como en la esposa.

El fuerte aumento del peso del Gordo Tang fue un gran milagro. Y, Sun Xiaomei parecía haber nacido de nuevo. ¡Se había transformado en una belleza con la forma de un hombre grande y voluminoso!

—Hola hermosa...— dijo Jun Moxie mientras pasaba.

—¿Jun Moxie?— Sun Xiaomei se sorprendió cuando escuchó la voz de Jun Moxie. Entonces, se dio la vuelta... pero solo para escuchar el grito espeluznante de Jun Moxie. Habló en un tono extremadamente dolorido, —¿Cómo podría ser esto? Esto... esto... ah...

Q_uería cometer un crimen cuando la miré desde atrás. Pero, de repente me parece razonable defenderme después de haber visto su rostro._

¡Es demasiado aterrador!

Tang Yuan también quería llorar, pero no le salieron lágrimas. Dijo: —Ella puede hacer que cualquiera pierda el juicio si la miras desde atrás. Pero, ¡puede asustar a un millón de hombres una vez que se vuelve hacia ti! ¿Estás convencido ahora, tercer joven maestro Jun?


mode_commentComentario de Crowli

Estamos publicando el manhua de OEM → Monarca Malvado de Otro Mundo – Sky Mangas
Gracias por leer.


Comentarios del capítulo: (0)