oem-capitulo-700
OEM - Capítulo 700
28690
700

¡Avance!

Traductor: Crowli

Capítulo 700: ¡Avance!

El cuerpo ágil de Mei Xueyan luchó intensamente, y sus hermosos ojos grandes se abrieron con ansiedad y súplica. No pudo evitarlo, pero las lágrimas se formaron en sus ojos mientras miraba el rostro de Jun Moxie, que estaba a solo unos centímetros de ella.

¡Por favor, date prisa y aléjate de mí!

¡Libérame de tu abrazo!

¡Solo cuando estés a salvo tendré el valor de soportar y pasar esta prueba!

¡Te lo ruego, date prisa y déjame!

Aunque no pronunció sus palabras en voz alta, ¡Jun Moxie podía escuchar claramente el grito en su corazón!

Sin embargo, Jun Moxie no se movió y, en cambio, usó más fuerza para controlar el cuerpo de Mei Xueyan. Prácticamente estaba agotando toda su energía. ¡Por el bien de controlarla, incluso retiró su esencia Qi de las partes más vulnerables de su cuerpo y las movió hacia donde Mei Xueyan estaba luchando más! Si Mei Xueyan se soltara con fuerza de su agarre, lo primero que se rompería serían las cuatro extremidades de Jun Moxie.

¡Este tipo de método era extremadamente desesperado! Si sus cuatro extremidades se rompieran en este lugar donde se juntaban relámpagos y truenos, ¡incluso el más mínimo impacto sería suficiente para reclamar su pequeña vida! ¡Por lo tanto, Mei Xueyan no se atrevió a luchar en absoluto!

Sus ojos normalmente tranquilos estaban llenos de pánico y desesperación. Podía sentir las nubes cada vez más grandes y cercanas, y el parpadeo de los relámpagos en las nubes se estaba volviendo más concentrado. En este punto, sus lágrimas caían como la lluvia, y estaba casi desesperada mientras miraba suplicante a Jun Moxie. Su boca estaba amordazada, ¡pero la desesperanza en su corazón era evidente!

En ese momento, el corazón de Mei Xueyan se rompió por completo...

Mi amor, si no estás en este mundo, ¿qué significado tendría incluso si sobrepasar el Reino Rey Santo?

Por favor... suéltame ah...

Jun Moxie la miró fijamente a los ojos y la calidez en sus ojos se volvió severa. Sus pupilas estaban heladas mientras la miraba directamente. La rigidez de sus ojos le advirtió claramente: ¡No te muevas! ¡Intenta moverte y mira qué pasa! 

Mei Xueyan finalmente dejó de luchar por completo. Sus lágrimas fluían como un torrente y su pecho se agitaba desconsoladamente. Podía sentir el Qi espiritual del Cielo y la Tierra extremadamente puro fluyendo continuamente por sus venas, y finalmente... ¡Hong!

¡El cuello de botella al cuarto nivel del Reino Venerable finalmente se había roto!

Un océano de Qi espiritual del Cielo y la Tierra inundó su cuerpo como agua en un desierto. ¡Y en este momento, Mei Xueyan también sintió verdaderamente todo el nuevo reino poderoso y misterioso ante ella! Este era el tipo de sentimiento que innumerables personas en el mundo habían esperado experimentar por sí mismas; debería ser un momento de felicidad y regocijo... sin embargo, ¡Mei Xueyan no sintió ni la más mínima alegría en su corazón!

¡Lo que sentía ahora era una completa desesperación!

Porque, todo el cielo se había iluminado por completo a estas alturas, ¡y parecía como si los cielos y la tierra hubieran cambiado de color! ¡Dos finos relámpagos, del grosor de un dedo, atravesaron el cielo con una velocidad impecable, golpeando con una fuerza terrible!

¡Su objetivo era la cabeza de Jun Moxie!

Mei Xueyan cerró los ojos con fuerza y ​​también se quitó la protección Xuan Qi alrededor de su cuerpo. Amado mío, ya que no estás dispuesto a irte, ¡entonces te acompañaré! No pienses ni por un momento que puedes hacerme vivir sola en este mundo si te vas... 

¡Eso es un asunto imposible!

Lo sabías…

Una extraña sonrisa que era imposible de describir se deslizó lentamente en el rostro de Jun Moxie en ese momento. Sintió a la Pagoda de Hongjun moverse en su mar de conciencia, y de repente surgió un aura poderosa. En un instante, un vórtice de Qi en forma de embudo que se podía ver a simple vista se abrió de manera acogedora, como si estuviera recibiendo algo...

El Joven Maestro Jun, naturalmente, no era una persona imprudente y, por lo general, no haría algo tan arriesgado. Pero cuando apareció la anomalía en el cielo, instantáneamente sintió una intuición muy distinta; ¡que la Pagoda de Hongjun podría bloquear este poder celestial!

De hecho, ¡podría hacerlo sin esfuerzo!

Este tipo de sentimiento era extremadamente abstruso, ¡pero apareció claramente en su corazón!

¡Fue increíblemente misterioso e imposible de describir con palabras!

Jun Moxie siempre había creído en su propia intuición, ¡así que no la evitó en absoluto!

Dado que tenía tanta confianza, ¿por qué era necesario dejar que Mei Xueyan se arriesgara? ¡En este momento, podía determinar claramente que este poder era muy probablemente la Tribulación Celestial que se registró en la Pagoda de Hongjun!

¡No debe haber errores al respecto!

La pregunta es, ¿qué nivel de Tribulación Celestial era este? Jun Moxie no pudo determinarlo claramente. Además, ahora no tenía tiempo suficiente para investigarlo. Lo único que necesitaba saber era que la Pagoda de Hongjun definitivamente podría bloquearlo.

¡El rayo llegó sobre su cabeza en un instante, llevando consigo una fuerza poderosa!

¡Mei Xueyan podía sentir claramente que el cabello de Jun Moxie estaba de puntas!

¡Esta aquí! Finalmente no pudo soportarlo y abrió los ojos para mirar profundamente el rostro de Jun Moxie... ¿Podría ser que esta fuera la última vez que lo miraría en esta vida?

Pero en ese momento, solo vio una escena que ni siquiera ella se atrevió a creer; cuando los dos rayos cayeron sobre la cabeza de Jun Moxie, la reacción agonizante esperada no había aparecido. En cambio... los rayos habían desaparecido por completo, sin un solo sonido...

Habían desaparecido sin dejar rastro y en silencio, aparentemente sin motivo alguno. ¡La desaparición fue tan abrupta y tan limpia, que no parecía haber una razón para explicarla en absoluto!

¿Que esta pasando? ¡¿Qué estaba pasando?!

Mei Xueyan casi se olvidó de que se suponía que debía sentirse desesperada. Su boca colgaba abierta de par en par mientras miraba otro rayo, otros dos rayos... tres rayos... Numerosos rayos llovieron con precisión, llevando una poderosa fuerza e impulso. Sin embargo, todos ellos desaparecieron sin dejar rastro y de la manera más misteriosa en su cabeza.

¡Una tormenta eléctrica tan poderosa en realidad no le hizo ni un poco de daño a Jun Moxie!

¿Cómo es esto posible?

Mei Xueyan abrió los ojos redondos en silencio. Ella había sido conmocionada hasta la médula por esta vista...

Los sonidos atronadores en el cielo se hicieron cada vez más fuertes, y los relámpagos cayeron con mayor frecuencia y poder, haciéndose más y más densos. ¡Era como si quisieran destrozar los cielos! ¡Los relámpagos cruzaban el cielo sin cesar, iluminando todo el cielo!

Justo debajo de la tormenta destellante, un par de amantes se sentaron juntos, abrazándose y besándose dulcemente mientras los rayos caían sobre ellos. ¡Era como si la tormenta eléctrica que los rodeaba no existiera en absoluto!

A lo lejos, el grupo de tres personas que corrían hacia el área se detuvieron en el lugar. Solo las tres personas que iban a la cabeza volaron para echar un vistazo. ¡Solo la vista hizo que sus rostros se contorsionaran por la sorpresa! ¡Una tribulación de rayos tan poderosa era algo que incluso ellos nunca habían visto antes!

Entre los tres, dos de ellos ya habían alcanzado el cuarto nivel del reino Venerable. Pero cuando se abrieron paso, aunque también estuvo acompañado por la tribulación rayos, ¡la escala de eso fue muchas veces más pequeña que esta! De hecho, ¡ni siquiera podrían mencionarse juntos al mismo tiempo! Esta tormenta eléctrica ya había persistido durante cerca de dos horas; sin embargo, no mostró ningún signo de disminuir en absoluto. De hecho, ¡parecía estar cada vez más feroz!

¿Podría ser esta la tribulación de rayos atraída por un experto en el Reino Santo que se abrió paso?

Estos tres Venerables y las fuerzas que lideraban eran exactamente los refuerzos que Xiao Tianya y el resto estaban esperando con urgencia.

¡El Venerable Errante Mo Xiaoyao, el Venerable de la Vida y la Muerte Wei Kongqun, y el Venerable Salvaje Jia Qingyun!

En este momento, los tres se habían infiltrado sigilosamente en el área después de dejar a la mayoría de sus fuerzas esperando a 10 li de distancia. Cuando vieron el cielo abarcando una franja de nubes de tormenta en el cielo, todos ellos no pudieron evitar respirar aire frío por la conmoción. Este fue especialmente el caso de los dos que habían experimentado el poder de la tribulación del rayo antes. Sus cueros cabelludos se habían adormecido por completo y sus espaldas estaban tan frías como el hielo. 

“Al observar esta situación, lo más probable es que la persona en medio de ella pueda superarla. Esperaremos juntos y veremos si podemos conocer a esta persona. Por lo menos, no podemos permitir que una persona tan poderosa se oponga a nuestras Tres Tierras Santas. Si es un experto recluso, sería lo mejor…” Los ojos de Mo Xiaoyao estaban llenos de preocupación, pero también un rastro de emoción.

Los otros dos asintieron, con sus rostros igualmente pesados.

Mo Xiaoyao frunció el ceño ligeramente y continuó: “Recuerden, debemos tener más precaución al momento de cuidad tono de nuestra voz. Los expertos de las Tres Tierras Santas nos hemos acostumbrado demasiado a nuestra arrogancia, por lo que si alguna de nuestras palabras termina enfureciendo a esa persona, no sería bueno. Después de todo, ¡no tiene sentido crearnos un enemigo poderoso de la nada!"

Los otros dos se rieron y levantaron la barbilla, “Todo uso subió a nuestro nivel actual paso a paso desde abajo. Si no hubiéramos pasado por la etapa de adular a los poderosos, ¿habríamos podido caminar hasta nuestro nivel actual? ¡Relájate, definitivamente no habrá malentendidos!"

Mo Xiaoyao no pudo evitar reír un poco también. “En cualquier caso, si esa persona no acepta nuestra buena voluntad e insiste en oponerse a nosotros, tampoco debemos ser misericordiosos. En el momento en que dé la palabra, ¡todos atacaremos juntos! ¡Aprovecharemos el hecho de que esta persona está en su punto más débil después de avanzar y eliminar la amenaza! Recuerden, si ese escenario realmente entra en juego, ¡debemos hacer todo lo posible con el primer golpe! ¡No podemos ser indulgentes sin importar qué! ¡Usen  todas sus cartas de triunfo desde el principio!"

Jia Qingyun y Wei Kongqun asintieron lentamente mientras sus expresiones se volvían sombrías. “¡En ese caso, nos prepararemos para ambos escenarios! No importa cómo resulte, ¡manejaremos el resultado limpiamente!"

Mo Xiaoyao era el hermano de sangre del Lord del Palacio del Elusivo Mundo de los Inmortales; ¡Nacieron de la misma madre!

Mo Wudao estaba a cargo de liderar el Elusivo Mundo de los Inmortales, y su hermano menor se convirtió en su guardián.

Con el cultivo de Mo Xiaoyao, originalmente podría haber sido un líder conjunto. Pero para complacer a las masas, Mo Wudao lo degradó por un rango, haciendo que un Venerable de cuarto nivel hiciera el trabajo de protector. Pero Mo Xiaoyao nunca se quejó ni una sola vez y continuó ayudando a su hermano con todo su esfuerzo. Su inteligencia ya estaba muy por encima de sus compañeros, y también era extremadamente meticuloso en su trabajo. Se podría decir que, aparte de los Venerables, todo lo demás en el Elusivo Mundo de los Inmortales fue administrado por él, ¡hasta un punto de perfecto orden!

Esta vez, los tres grupos, ya sea consciente o inconscientemente, todos reconocieron su posición como líder. ¡Su plan en este momento también era el mejor!

De repente, los estruendosos retumbos se detuvieron y en prácticamente un instante, las nubes oscuras en el cielo se disiparon. Si uno levantara los ojos, ¡sería un cielo despejado y sin nubes encima de ellos hasta donde pudieran ver!

Innumerables estrellas centelleaban deslumbrantes, ¡y la luna brillante colgaba en lo alto del cielo!

¡Esta terrible ira celestial finalmente había pasado!

La terrible experiencia fue impactante, ¡pero no hubo ningún daño!

Jun Moxie finalmente tropezó hacia atrás, alejándose del cuerpo de Mei Xueyan. No era que no quisiera llevar las cosas un paso más allá, sino que este era actualmente el momento más crítico de Mei Xueyan. Todas sus comprensiones y experiencias del nuevo reino necesitaban ser digeridas adecuadamente. ¡Su cultivo y sus nuevas habilidades necesitaban solidificarse!

¡Ahora no era el momento para que él se tomara libertades con ella!

¡Mei Xueyan ya estaba en un estado de profunda meditación!

Jun Moxie miró a Mei Xueyan y su expresión se volvió cálida. La levantó con cautela y los dos desaparecieron en la nieve como dos gotas de agua fusionándose con el océano.


Comentarios del capítulo: (1)


el milagros jun! jajajaj gracias por los capitulos

1

oem-capitulo-701
OEM - Capítulo 701
28704
701

¡Porque no estoy resignado!

Traductor: Crowli

Capítulo 701: ¡Porque no estoy resignado!

¡Jun Moxie podía sentir que tres poderosas auras estaban corriendo en esta dirección! Independientemente de si eran amigos o enemigos, en este momento era el momento más crítico para Mei Xueyan, ¡y no debía ser molestada! Por lo tanto, ¡inmediatamente escapó al suelo!

La velocidad de Mo Xiaoyao y los otros dos Venerables fue excepcionalmente rápida; con todo su poder, cubrieron el espacio de varios cientos de zhang en casi un instante y aterrizaron en el medio del desfiladero. Cuando levantaron los ojos y miraron, solo vieron el remolino de nieve. ¡El lugar era excepcionalmente silencioso, y ni siquiera se podía ver la mitad de la sombra de un humano! 

Este era el lugar donde acababa de tener lugar una terrible tribulación de rayos; ¡¿Cómo podría no haber rastros humanos en absoluto?!

“Este debería ser el lugar. ¡No puede no haber algo mal! ¿Pero por qué no hay nadie aquí? ¿Podría ser que mi juicio estaba equivocado?" Mo Xiaoyao frunció el ceño y dijo en voz baja.

“No, puedo sentir que este también era el lugar exacto. Echemos un vistazo alrededor del área con cuidado." Dijo Jia Qingyun.

"¡Algo está mal!" Las cejas de Wei Kongqun se fruncieron profundamente y su rostro se volvió algo extraño. “Xiaoyao, ambos hemos experimentado el temple de los relámpagos del cielo antes; hasta el día de hoy, persigue mis sueños, y todavía puedo recordar esa escena con mucha claridad. En aquel entonces, después de que logré atravesarlo con éxito, toda el área quedó carbonizada tan negra como el carbón; todo se quemó en forma terrible. Incluso el pico de la montaña en el que estaba fue alcanzado por un rayo con tanta fuerza que casi se derrumbó. Supongo que su situación tampoco fue muy diferente. Pero mira este lugar..."

Respiró hondo y continuó: “A juzgar por el poder de esa tormenta eléctrica, incluso si estos tres picos montañosos se redujeran a un terreno plano y se nivelaran con el desfiladero, no sería una sorpresa en absoluto. Después de todo, ¡esa tormenta eléctrica fue simplemente demasiado aterradora! Pero este lugar... ¡es simplemente demasiado pacífico! Sin mencionar que las montañas se están desmoronando... incluso la nieve en el suelo no se ha movido mucho... Xiaoyao, ¡¿no crees que esto es demasiado anormal?!”

Los ojos de Mo Xiaoyao brillaron oscuramente mientras asentía. “Es exactamente como dijiste. También pensé en este problema antes; para que haya aparecido un fenómeno así, solo hay tres posibilidades. Primero, esa persona estaba bien preparada, y su fuerza había alcanzado la cima del cultivo, ¡lo que le permitió disipar directamente los rayos completamente sin forma!”

"¿Cuál es la segunda posibilidad?"

"¡La segunda posibilidad es que esa persona tenga un tesoro mágico en su cuerpo que pueda absorber o disipar el poder del rayo!" Mo Xiaoyao miró a su alrededor y continuó: "La última posibilidad es que este pedazo de tierra es único y tiene la capacidad de absorber rayos sin sufrir daños."

Wei Kongqun se rió amargamente y negó con la cabeza, “Preferiría creer en la segunda y tercera posibilidad que en la primera. Si es realmente la primera posibilidad, la fuerza de esa persona debe ser tan grande que podría hacer que el mundo entero caiga en desesperación. No creo que ni siquiera los expertos de nivel Santo puedan hacer esto..."

"De hecho, es suficiente para hacer que uno caiga en desesperación." Mo Xiaoyao asintió con la cabeza y dijo. La expresión de su rostro era imposible de describir con palabras. “Sin embargo, hay una cosa de la que podemos estar seguros. Incluso si esa persona no posee ese aterrador nivel de fuerza, sus habilidades están al mínimo, no por debajo de las nuestras. ¡Eso es un hecho claro!"

"¡De hecho, este punto es correcto!" Los otros dos asintieron rápidamente con la cabeza.

“Lo más probable es que hayamos llegado un paso demasiado tarde. Esa persona ya ha terminado de abrirse paso, por lo que debe haberse ido de inmediato. Si fuéramos nosotros, también haríamos lo mismo." Mo Wudao miró en silencio hacia el cielo por un momento, luego finalmente negó con la cabeza, “Vámonos. Esa persona probablemente no ha ido muy lejos. Pero a juzgar por la situación que tenemos ante nuestros ojos, probablemente no haya sufrido ninguna herida. Nuestro plan anterior se basaba en que la persona se debilitara severamente después del gran avance, ¡lo que nos daría una oportunidad definitiva de éxito! Pero ahora, con solo la fuerza de los tres, es imposible acabar con esa persona sin pagar un precio equivalente. Si la fuerza de esa persona es realmente tan grande, incluso podríamos incurrir en su disgusto si fuéramos a buscarla ahora..."

Los tres intercambiaron una mirada y se marcharon.

¡Solo hasta que estuvieron a una distancia muy lejos, se reunieron con sus tropas y se fueron hacia la Ciudad Plateada nuevamente, Jun Moxie finalmente dejó escapar un suspiro de alivio!

La fuerza de estos tres expertos definitivamente no era algo con lo que personas como Xiao Tianya pudieran se pudieran comparar. ¡Eran expertos verdaderamente poderosos!

Al darse la vuelta, vio a Mei Xueyan sentada en silencio con los ojos bien cerrados. Una sonrisa pacífica colgaba de su rostro y un resplandor puro brillaba en todo su cuerpo. En ese momento, Jun Moxie estaba completamente cautivado por esa vista.

Después de mucho tiempo, Jun Moxie de repente cayó sobre su trasero y rodó por el suelo. ¡La razón es que la Pagoda de Hongjun de repente había comenzado a agitarse! Jun Moxie solo sintió como si decenas de miles de agujas le pincharan la cabeza...

Desde que dejó de liberar el Qi espiritual antes, su mente había estado en un estado muy ansioso debido a la llegada de la tribulación de rayos. Después de eso, aparecieron los tres expertos Venerables, lo que hizo que usara lo último de su fuerza para excavar en el suelo. Mientras el enemigo estaba cerca, no sintió nada extraño debido a la adrenalina. Pero ahora que el enemigo se había ido, su mente se relajó e instantáneamente sintió la debilidad en su cuerpo, ¡lo que lo hizo caer al suelo!

La Pagoda de Hongjun había liberado la cantidad de Qi de un océano antes. Con la habilidad actual de Jun Moxie, todavía era bastante agotador para él soportarlo. Además, ¡había mantenido ese flujo de energía durante tanto tiempo! Más tarde, debido a la energía del rayo que había absorbido la Pagoda de Hongjun, liberó un aura frenética por un instante. ¡Con una cosa encima de otra, Jun Moxie casi había perdido el control de su espíritu!

La reacción en esta ocasión fue increíblemente feroz, ¡superó a cualquiera de las anteriores!

Debido al peligro que pasaba y al hecho de que el avance de Mei Xueyan parecía ir bien, ¡la mente del Joven Maestro Jun se había relajado por completo! Mientras lo hacía, ¡toda la fatiga y el dolor repentinamente inundaron su cabeza!

Se sentó en silencio, cerró los ojos y soportó con fuerza el dolor indescriptible en su cabeza. Sin embargo, no hizo un solo sonido, temiendo interrumpir la comprensión de Mei Xueyan. Los músculos faciales de Jun Moxie se contorsionaron violentamente y su cuerpo tembló y sufrió espasmos incontrolables. El sudor corría por su rostro en grandes gotas, empapando su ropa completamente. La temperatura del suelo era extremadamente fría, y una vez que el sudor húmedo entró en contacto con el aire frío, la nieve se evaporó instantáneamente y se convirtió en una niebla blanca que se arremolinó alrededor de su cuerpo.

Esta vez, la niebla blanca no era Qi espiritual, ¡sino vapor!

¡Era el sudor de Jun Moxie!

Simplemente así, continuó sentado durante un tiempo desconocido hasta que perdió por completo el conocimiento...

Después de mucho tiempo, Jun Moxie finalmente comenzó a moverse nuevamente. Podía sentir un par de manos suaves envueltas alrededor de él, limpiando ligeramente el sudor de su rostro. Al mismo tiempo, un Xuan Qi ilimitado, cálido y poderoso fluía continuamente hacia su cuerpo. Abrió los ojos lentamente y vio el rostro preocupado de Mei Xueyan sobre el suyo.

"¿Cómo te sientes?" Jun Moxie sonrió débilmente y preguntó. “¿Qué se siente completar un gran avance? ¿Tu fuerza mejoró mucho?" Miró a su alrededor y descubrió que ya habían regresado al campamento. Y en este momento, eran las únicas dos personas en la tienda...

Trató de mover sus extremidades, pero todo su cuerpo estaba lleno de dolor y molestias. El dolor en su cabeza no había disminuido debido a su pérdida del conocimiento. En cambio, se sintió incluso peor que antes, como si 10,000 agujas le pincharan el cerebro sin parar. En solo un momento, su frente se llenó de sudor nuevamente. Simplemente fue demasiado doloroso...

“Moxie, no te muevas; Acuéstese y recupérate en paz. Tu madre y Qinghan estuvieron aquí hace un momento, pero les dije que regresaran y descansaran primero y que te voy a tratar y no me pueden molestar. Pensé que tú... podrías tener algunas palabras que decirme..."

La voz de Mei Xueyan se volvió más suave, pero parecía ahogarse por la emoción. “Idiota, ¿por qué no me dijiste antes… que sufrirías una reacción tan fuerte al ayudarme a avanzar? Si me lo hubieras dicho antes, incluso si me muriera... ¡no te habría dejado hacer eso! Tú... eres realmente un idiota..."

"Keke... naturalmente... ¡tengo una palabras que decirte!" Jun Moxie forzó una débil sonrisa en su rostro y dijo en voz baja. "¿Lo sabías? Yo... ¡simplemente no estaba resignado! ¡No estaba resignado a ser reprimido todo el tiempo! Siempre hay alguien más fuerte, que se aparta de mí y reprime mi existencia. Ese sentimiento simplemente apesta, *tose, tose*... Desde que llegué a este mundo, sin importar lo que estuviera haciendo, la fuerza de mi oponente siempre estuvo muy por encima de la mía, ¡reprimiéndome con fuerza! Cada vez que me abría paso y sentía que mi fuerza aumentaba drásticamente, volvía a encontrarme con un nuevo enemigo. Un enemigo nuevo e invencible que no podia derrotar. Cada vez, me reprimía hasta el punto en que ni siquiera podía respirar. Por lo tanto, cada vez que atravesaba un nuevo nivel de fuerza, seguiría ejerciendo mi mayor fuerza..."

Una mirada enloquecida brilló en sus ojos, tanto aguda como profunda. “¡Este tipo de sentimiento es demasiado insoportable! Realmente estoy muy cansado… ¡es muy duro! Sin embargo, me niego a permitirme ser reprimido por otros, ¡no contra ningún tipo de oponente! ¡Soy el Monarca Malvado!  ¡Soy el Rey de las Tinieblas! ¡No estoy resignado a estar debajo de alguien más! ¡Quiero vencer a todos mis enemigos, sin importar cuán fuertes sean!"

Los ojos de Mei Xueyan se pusieron rojos. ¡Ella podía sentir claramente la fragilidad en el corazón de Jun Moxie, así como la gran presión bajo la que estaba constantemente!

En el frío gélido de la noche de este invierno, por primera vez en su vida, el Jun Moxie que estaba sufriendo el dolor de una terrible reacción, ¡el Monarca Malvado que estaba en su punto más débil, finalmente desnudó su corazón y habló de su presión y su irrestricción!

“Primero, esta el Emperador, reprimiendo a sus leales súbditos. Entonces, una fuerza poderosa como la Ciudad Ventisca Plateada apareció como una montaña arcaica, ¡lejana y aplastantemente pesada! Después de eso, la Mansión Xuehun, rebosante de arrogancia para intimidar a mi Familia Jun. Antes de que esas tormentas hubieran cesado, incluso las tres Tierras Santas se unieron para reprimirme. Detrás de ellos está quizás la Mansión de la Niebla Ilusoria, ¡o quizás alguna fuerza aún más poderosa!"

Jun Moxie cerró los ojos y su rostro brillaba de ira. “Sin mencionar las cosas en el futuro, ¡las cartas de triunfo que tienen las tres Tierras Santas son aparentemente infinitas! Justo cuando pensaba que los Gran Maestro eran los expertos más fuertes, ¡apareció un Gran Maestro Supremo! Cuando asumí que esa era la cima del poder, aparecieron un montón de Venerables. Entonces, ahora hay Santos que mandan a esos Venerables… ¡este tipo de presión me ha dejado verdaderamente impotente! Se siente como si no importa en qué dirección gire, ¡hay una montaña inamovible allí! ¡Me siento agraviado! ¡Realmente jodidamente agraviado!"

Jun Moxie respiró temblorosamente y levantó la barbilla con orgullo. Una luz fría brilló ferozmente en sus ojos. “¡Por ​​lo tanto, los destrozaré! ¡Los trituraré todos en pedazos! ¡Todos y cada uno de ellos! " ¡Esta frase fue escupida a través de sus dientes apretados, una palabra a la vez!


Comentarios del capítulo: (0)