oem-capitulo-815
OEM - Capítulo 815
29688
815

Destrozo del Vacío

Traductor: Crowli

Capítulo 815: Destrozo del Vacío

Mei Xueyan, que se estaba cultivando dentro de la Pagoda de Hongjun, de repente escuchó algunos sonidos. Al abrir los ojos, vio numerosos pequeños cuchillos extraños cayendo del aire vacío... El cielo estaba lleno de cuchillas. En poco tiempo, se había formado una gran pila de cuchillas en el suelo. Incluso entonces, las cuchillas no habían dejado de caer...

Caminando con cuidado, Mei Xueyan estaba completamente aturdida cuando un pensamiento se formó en su mente. ¡Esta no puede ser la legendaria Cuchilla de Escarcha de los Nueve Infiernos! Si se trata de la Cuchilla de Escarcha de los Nueve Infiernos, ¿dónde está Moxie en este momento? 

¡Las Cuchilla de Escarcha de los Nueve Infiernos eran el arma famosa de los Jóvenes Maestros de los Nueve Infiernos! Aparentemente, ¡cada Joven Maestro de los Nueve Infiernos que apareció en el Continente Xuanxuan tenía un suministro inagotable de Cuchillas de Escarcha de los Nueve Infiernos!

¡En el Continente Xuanxuan, tales armas eran prácticamente invencibles, armas de grado divino! Además, ¡nunca se había permitido que las cuchillas se perdieran! Incluso si fueran destruidos, fueron recuperadas con mucho cuidado...

Aunque Mei Xueyan nunca había visto una antes, ¡había oído hablar de estas espadas antes! Al ver una pila tan grande de estas extrañas cuchillas ante ella ahora, naturalmente las reconoció en un instante...

"¿Podría ser que Moxie entró en el terreno prohibido de Tianfa?" Mei Xueyan no pudo evitar preocuparse...

Jun Moxie recogió todas las cuchillas en el camino mientras viajaba. ¡Después de un tiempo, se dio cuenta de que ya había recolectado varios miles de esas cuchillas! Y todavía había un incontable número de ellas frente a él. Detrás de él, aún volaban más...

Cuanto más se adentraba, más ancho se volvía el camino. ¡Se podían ver marcas profundas en las paredes, probablemente como resultado de que el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos expresó su frustración!

¡A partir de esto, se podría decir que la calidad de esta pared había alcanzado un nivel casi indestructible! Jun Moxie sacó la Llama Amarilla de Sangre y cortó la pared con todas sus fuerzas. Sin embargo, ¡solo había logrado dejar un leve rasguño!

“¿Qué tipo de material es este? ¿Cómo es que es tan duro? ¡No es de extrañar que ni siquiera este monstruo pueda salir!" Jun Moxie finalmente entendió.

Más adelante en el camino, había un débil resplandor de luz extraña.

Jun Moxie se acercó lentamente. Mirando hacia arriba, descubrió que estaba en una caverna extremadamente extraña. ¡El techo de la caverna estaba cubierto con una capa de material multicolor que emanaba una cantidad inconmensurable de aura digna! Era aparentemente indestructible y... ¡lleno de una fuerza misteriosa!

Jun Moxie lo miró y lo encontró extrañamente familiar. Después de un examen más detenido, su boca se abrió levemente por la conmoción. Esto, es una formación, ¡ah! ¡Y es una formación derivada de la intrigante formación variante del Primer Joven Maestro de los Nueve Infiernos_! Aunque los efectos no son tan sorprendentes como el creado personalmente por Primer_ Joven Maestro de los Nueve Infiernos_, ¡la fuerza de esto sigue siendo obvia!_ 

Pensar que la Mansión Ilusoria de Sangre realmente usaría los métodos del Primer Joven Maestro de los Nueve Infiernos para lidiar con el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos... ¿No era esto lo más divertido del mundo? Uno realmente se preguntaba si esto podría contarse como los Jóvenes Maestros de los Nueve Infiernos levantando una piedra para romperse sus propios pies.

La caverna estaba llena de Cuchillas de Escarcha de los Nueve Infiernos, y montones y montones de ellas se esparcieron descuidadamente... ¡Echando un vistazo casual alrededor, debería haber al menos varios cientos de miles de ellas! Deberían ser el resultado de muchos años de acumulación... Por lo que parece, al Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos Bajos realmente no le importaban mucho estas cosas...

Los ojos de Jun Moxie se iluminaron y con unos pocos movimientos rápidos, ¡escondió silenciosamente más de la mitad de todas las cuchillas! Dado que Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos no podía usar tantas espadas, ¡también podría regalármelas! Puedo aprovecharlas al máximo... 

Pero Jun Moxie todavía se movía con cautela, solo tomando algo de cada pila. En cuanto a las escondidas en la oscuridad, tomo más...

Acababa de terminar de guardar las cuchillas cuando el Viento Gélido de los Nueve Infiernos de repente se hizo más pesado. Una sombra negra salió volando con un sonido sou, maldiciendo y quejándose. "¡Que extraño! Claramente no hay nada aquí, pero está actuando extraño sin ninguna razón, ¡haciendo que este Joven Maestro haga un viaje en vano!"

¡Este tipo que se llamaba a sí mismo un “joven maestro” por completo no se parecía en nada a un joven maestro!

El cabello largo de este hombre estaba descuidado y desparramado salvajemente sobre su cabeza; su rostro estaba manchado de negro y era casi imposible distinguir sus rasgos. Solo sus ojos brillaban intensamente como un par de lámparas. Su ropa estaba hecha jirones y rasgada, y se veía sumamente desdichado. Según su apariencia actual, incluso el mendigo más oprimido se sentiría algo consolado si pudiera ver a esta persona en este momento: así que hay alguien más miserable que yo...

Mientras salía de la caverna, levantó la cabeza y miró despiadadamente a la luz multicolor sobre él. "¡Me gustaría ver cuánto tiempo esta cosa rota puede mantener a este Joven Maestro aquí!"

Mientras escupía esas palabras, ¡instantáneamente voló por los aires!

¡Este tipo no descubrió en absoluto la presencia de Jun Moxie! Desde este punto, Jun Moxie se sintió mucho más seguro. Parecía que su Escape Yin Yang era realmente un desafío al cielo ah...

Sin embargo, Jun Moxie no se atrevió a dejar que siguiera golpeando la barrera con locura... Sin mencionar otras cosas, con él parado tan cerca, no podía garantizar que no sería noqueado. Si simplemente fuera golpeado se podria considerar algo ligero. Pero solo ese rugido probablemente le explotaría los tímpanos...

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos estaba a punto de comenzar a cargar cuando de repente escuchó una voz ligera a su lado. “¿Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos? ¿Por qué estás destrozando? Ya te has estrellado durante varios cientos de años; ¿no estás cansado de eso?”

"¿Quien? ¡Quién está ahí, sal! ¡Ven aquí!" ¡El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos sintió instantáneamente que los pelos de su piel se erizaban completamente!

¡Incluso sintió como si su corazón hubiera dejado de moverse repentinamente! ¡Los dos ojos de aspecto helado en su cabeza casi se caen de las cuencas de los ojos!

Más de trescientos años; ¡habían pasado más de 375 años! Había estado atrapado aquí durante tanto tiempo; sin mencionar a los humanos, ¡ni siquiera había visto una sola hormiga o lombriz de tierra! La soledad se había convertido en su hábito y la soledad en un pasatiempo. El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos ya había perdido toda esperanza hace mucho tiempo. ¡Sabía que no había posibilidad de que apareciera una segunda persona aquí!

¡Pero en ese momento, una voz sonó a su lado! 

Aunque la voz no era fuerte, para el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos, ¡sintió como si fuera un trueno explotando en su oído!

Con un sonido sou, la figura del Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos se convirtió en una serie de imágenes residuales. De cerca a lejos y de lejos a cerca. En poco tiempo, toda la caverna se llenó con la imagen residual del Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos. A partir de entonces, ¡cada uno de ellos se transformó en una forma física! 

Era como si millones de Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos se alinearan en esta caverna...

¡En un instante, el cuerpo de Jun Moxie estaba cubierto de sudor frío!

¡Este nivel de habilidad era simplemente demasiado asombroso!

¡De todos los expertos que Jun Moxie había visto antes, ninguno de ellos podía igualar a este Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos en velocidad! ¡Incluso Mei Xueyan y él mismo no pudieron alcanzar ese nivel! ¡A los ojos de Jun Moxie, una velocidad tan impactante parecía haber alcanzado la velocidad de la luz! ¡Fue simplemente demasiado rápido!

"¡Sal! ¿Quién se atreve a actuar como un fantasma y jugar con este joven maestro?" El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos gritó mientras miraba cada esquina con cuidado: "¡Si no vas a salir, este Joven Maestro no será cortés y te sacará a rastras!"

¿Ni siquiera puedes encontrarme y quieres sacarme a rastras? ¡Qué palabras tan grandes! Jun Moxie puso los ojos en blanco con pereza y se pellizcó la nariz mientras hablaba en voz alta con una voz misteriosa. “Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos, tu rostro de hecho no se pone rojo cuando mientes ah. ¡Impresionante, impresionante! ¡Pero realmente me gustaría ver cómo me sacas! Esas palabras tuyas; ¿Incluso te las crees tú mismo?"

"¡Bloquear!" ¡El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos Bajos estaba tan enojado que su cabello desordenado voló por el aire! Agitó los brazos y una luz negra brilló en sus ojos. ¡Al mismo tiempo, un aura desconocida brotó de su cuerpo!

En el instante en que la palabra salió de su boca, Jun Moxie de repente sintió que toda la caverna se congelaba, ¡como si todo el espacio se hubiera convertido en un gran bloque de hielo!

¡Bloqueo espacial!

¡El Primer Joven Maestro de los Nueve Infiernos realmente conocía una técnica tan impactante!

¡Esto definitivamente no era algo con lo que la Jaula del Mundo de Mei Xueyan pudiera compararse! La Jaula del Mundo era simplemente una habilidad que hacía uso del Poder del Cielo y la Tierra para bloquear un área pequeña. Pero con un movimiento de su mano, el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos había bloqueado directamente el Poder del Cielo y la Tierra, ¡convirtiendo todo este espacio en una zona muerta!

Sin embargo, aunque esta habilidad era dominante y extraña, ¡no pudo afectar al joven maestro Jun, que todavía estaba en el estado milagroso del Escape Yin Yang! ¡Jun Moxie podía sentir claramente el estado congelado del espacio a su alrededor! ¡Pero mientras no se moviera, el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos no podría descubrirlo!

Aun así, ¡Jun Moxie todavía estaba encerrado en este espacio! ¡Esta era la primera vez que conocía a una persona que podía restringir su Escape Yin Yang hasta tal punto!

Aunque realmente no había detectado nada...

“¿Sigues sin salir? ¡Si aún no sales, el próximo movimiento de este joven maestro será 'Destrozado'! " El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos advirtió con enojo. “Si te revelas a este Joven Maestro en este momento, ¡aún podemos hablar amablemente! De lo contrario... ¿una persona de tu nivel debería saber lo que se llama Destrozo del Vacío? "

Hizo una pausa por un momento, como si le estuviera dando tiempo al hombre oculto para considerarlo. Después de algún tiempo, continuó. “¡Dado que este Joven Maestro puede congelar el espacio, romperlo no será nada difícil para mí! ¿Realmente no vas a salir? Entonces… ¡no te arrepientas! Una vez que este espacio se rompa, se romperá en innumerables fragmentos. Si aún no te muestras, este Joven Maestro destrozará este espacio de inmediato, ¡y tu cuerpo y tu alma se dispersarán!"

La persona oculta seguía sin decir nada.

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos esperó pacientemente. Una leve sonrisa apareció en su rostro como si todo estuviera bajo su control. ¡Estaba seguro de que esta misteriosa persona definitivamente se sentiría amenazada! ¡Porque desde el principio de los tiempos, nadie había logrado sobrevivir a la destrucción del espacio!

El hombre escondido en la oscuridad puede ser muy poderoso, ¡pero aún era un humano! ¡Mientras fuera un humano, no había forma de escapar de esta técnica!

¡Pero incluso él no usaría esta técnica casualmente! ¡El costo de energía de usar Destrozo del Vacío era extremadamente alto! Con un poco más de esfuerzo, podría romper el sello. No quería desperdiciar toda su energía aquí por nada. Si usaba esa técnica sin preocuparse por las consecuencias, la fecha de su fuga se retrasaría mucho...

Mucho tiempo después...

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos no se movió, y el hombre en la oscuridad tampoco se movió...

Pasó un poco más de tiempo, y el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos se volvió curioso. ¿Podría ser que esa persona acabara de irse incluso en estas circunstancias? ¡Seguramente no! Incapaz de contenerse, se aclaró la garganta y tentativamente preguntó: "Eh... ¿sigues ahí?"

Inmediatamente, sonó una voz orgullosa. “Estoy aquí… ¡He estado aquí todo el tiempo! ¿No vas a destrozar el espacio? Estoy esperando a que lo rompas... ¿por qué no lo haces añicos? ¿Podría ser que necesites tanto tiempo para preparar tu 'Destrozo'?"


Comentarios del capítulo: (2)


Gracias por los capítulos

1

Ufff espero que Moxie esté muy seguro, yo ya le hubiera hablado

0

oem-capitulo-816
OEM - Capítulo 816
30113
816

¡Existe una condición para ayudarte a salir!

Traductor: Crowli

Capítulo 816:  ¡Existe una condición para ayudarte a salir!

Esta voz era tenue y etérea, envolviendo toda la caverna... era casi imposible determinar de dónde venía; ¡la voz no parecía fuerte, pero la insinuación de arrogancia en ella fue como una bofetada feroz en el rostro del Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos!

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos instantáneamente sintió que su rostro se ponía caliente y rojo...

Después de esperar con tanta confianza durante medio día, pensó que llegaría a escuchar la súplica de la otra persona por misericordia. Pero quién hubiera pensado que en realidad lo habían tomado por un mono...

¡Mientras uno fuera humano, era imposible soportar algo como esto! ¡Mucho menos el orgulloso Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos! Si ni siquiera podía lidiar con este tipo cobarde, ¿cómo pretendía dominar el mundo entero?

¡El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos estaba completamente enfurecido!

"¡Destrozo!" ¡Prácticamente gritó las palabras con rabia!

Junto con su palabra, una luz negra casi tangible surgió del cuerpo del Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos, más negra que la noche más oscura. ¡El cabello desordenado de su cabeza se erguía hacia arriba, revoloteando salvajemente en el aire! 

¡Parecía un alga arrastrada violentamente por las corrientes y también como un gran grupo de serpientes siniestras que levantaban el cuello y esperaban para atacar!

¡Sus ojos parecían haber perdido su color, dejando solo una oscuridad tan profunda como un agujero negro!

Al mismo tiempo que estalló la energía negra, el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos levantó ambos brazos y los presionó con fuerza. ¡En ese instante, una tormenta violenta sin precedentes se levantó como un huracán desde el suelo! Claramente estaba empujando hacia abajo con las palmas, ¡pero el huracán se elevaba desde el suelo hacia arriba!

¡KA! Ka... ka...

¡Jun Moxie escuchó claramente el sonido único de la destrucción del espacio! Fue como una exquisita pieza de porcelana que fue golpeada. Primero aparecieron finas grietas, que rápidamente se extendieron hasta llenar toda la pieza. ¡Poco a poco, se rompió hasta que todo se derrumbó!

¡Jun Moxie pudo 'ver' cada parte del proceso y cada detalle con perfecta claridad!

Sus ojos eran claramente incapaces de ver algo así, ¡pero de hecho sintió que lo había visto todo! ¡Esta fue una sensación excepcionalmente espeluznante y extraña!

¡Todo el espacio había sido realmente destrozado!

¡En un instante, toda la caverna se convirtió en un avaricioso agujero negro!

Estaba completamente aislado del resto del mundo. Era como si este espacio roto ya no perteneciera a este mundo, sino que fuera parte del espacio de otro mundo que se había movido a la fuerza aquí. ¡Todo se sentía extremadamente fuera de lugar!

Sin embargo, Jun Moxie, que todavía estaba en el estado de Escape Yin Yang, ¡estaba completamente ileso!

¡Destrozo del Vacío!

De hecho, fue capaz de aniquilar todo, devolver todo a la nada. ¡Lo único que quedó que no pudo ser destruido fue el “vacío” mismo!

Cuando Jun Moxie lanzó un suspiro de alivio, ¡no pudo evitar sentirse asombrado!

Esto... ¿es el Destrozo del Vacío de las leyendas?

Si uno pudiera realmente aniquilar el espacio mismo, ¿qué más no podrían destruir?

¡No es de extrañar que este Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos fuera un personaje legendario tan famoso que incluso las tres Tierras Santas y Mansión de la Niebla Ilusoria no pudieron tolerar! 

Un poder tan impactante como el cielo se mostró de una manera tan aparentemente sin esfuerzo...

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos dejó escapar un ligero suspiro y se puso de pie. De repente, sintió una sensación de pesar en su corazón. Ese momento de temeridad realmente no valió la pena. Aparte de haber agotado una gran parte de su cultivo y haber herido su esencia Qi, no había tenido a nadie con quien hablar después de estar encerrado aquí durante los últimos cientos de años. Ahora que alguien finalmente había venido, en realidad se enojó en cuestión de unas pocas oraciones y terminó destrozando a esa persona... 

¡Bajo el inmenso poder de Destrozo del Vacío, incluso si uno solo estaba en un estado espiritual, era imposible sobrevivir! Incluso si las habilidades de sigilo de esa persona eran más impresionantes, ¡era solo un humano al final del día! ¿Cómo podía esquivar una técnica de muerte segura como esa?

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos suspiró de nuevo. ¡Ese único ataque suyo le había quitado casi un tercio de su fuerza, lo que lo abatió infinitamente! Su ira se aceleró de nuevo, y lo regañó con enfado. “¡Verdaderamente un bastardo no comprende la inmensidad de los cielos y la tierra! ¿Pensaste que este Destrozo del Vacío es muy divertido? ¡Este Joven Maestro se ha visto obligado a consumir tanta esencia de Qi! ¡Debido a ese bastardo, este Joven Maestro tendrá que retrasar su regreso más! ¡Qué muerte tan merecida!"

Tan pronto como terminó su perorata, una voz burlona sonó desde el silencio. “¿Es este el llamado Destrozo del Vacío? Qué poderoso, este Trono casi se lastimó. Antes de esto, realmente no había imaginado que existiera una técnica tan impactante en este mundo... Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos, tu reputación es realmente bien merecida ".

¡El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos instantáneamente sintió que los pelos de su cuerpo se erizaban en sus extremos! ¡Este loco sin ley, en este momento, estaba cubierto de piel de gallina! ¡Desde el día en que nació, esta fue la primera vez que experimentó un sentimiento tan aterrador! 

Esa persona... ¡todavía está allí!

¡¿Todavía está vivo?! ¡¿Cómo puede ser?!

Pero esta vez, el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos ya no atacó. Respiró hondo y se calmó. ¡Con un movimiento de sus mangas andrajosas, una parte del espacio destrozado fue barrida a un lado! 

A partir de entonces, se sentó. Estaban en la misma caverna, ¡pero él estaba sentado en el vacío de otro mundo! ¡Y sin embargo, su presencia era real!

Bajó la cabeza y resopló. “Si el Señor sólo está aquí para gastar una broma, puede irse ahora. Este Joven Maestro todavía tiene cosas que hacer y no está de humor para acompañarte. Si el Señor ha venido por otro motivo, no dude en hablar; ¡Los oídos de este Joven Maestro están abiertos!"

¡Con solo una oración, el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos había recuperado la iniciativa!

¡Después de su momento de ira, el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos se apoderó instantáneamente de la debilidad de Jun Moxie!

Porque desde que apareció aquí, independientemente de lo desafiante que fuera su cultivo, ¡debe haber una razón!

¡Y la razón era sin duda él mismo! El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos comprendió instantáneamente este punto.

¡Por eso, dijo esta frase que invirtió las posiciones del anfitrión y del invitado!

No importaba cuál fuera el motivo del visitante. Sin duda, su objetivo final era negociar con él. Así que todo lo que tenía que hacer era esperar y ver. Incluso si esta no era su forma habitual de hacer las cosas, él... ¡simplemente no tenía ningún método para determinar la posición de la otra parte!

Así que ahora mismo, aunque había recuperado su posición de iniciativa, su corazón estaba aún más deprimido.

El bien conocido Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos estaba sentado en silencio en un espacio diferente y esperando...

Podía elegir sentarse y esperar indefinidamente, ¡pero Jun Moxie no podía! ¡Jun Moxie incluso sospechó que en el momento en que dejara el estado de 'vacío' del Escape Yin Yang, inmediatamente sería tragado por esta extraña cosa espacial!

Quizás... ¡ese sería el comienzo de otra transmigración!

Aún así, ¡tal resultado fue completamente inaceptable para Jun Moxie!

Esto es un espacio destrozado ah... ¿quién sabe qué mierda anormal sucederá? ¡No podía correr este riesgo!

Entonces, Jun Moxie permaneció en el estado vacío del Escape Yin Yang mientras suspiraba. " Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos, tus habilidades para planear son realmente extraordinarias".

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos resopló con frialdad, sin decir nada. De hecho, sus párpados ni siquiera se movieron.

Jun Moxie miró con interés a este renombrado terrorista del Continente Xuanxuan. ¡No importa cómo se vea, no podía ver la cara del Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos!

Incluso cuando el Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos levantó la cabeza, ¡solo pudo ver algunas características oscurecidas!

¡¿El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos podría bloquear la detección sensorial de los seis sentidos? O tal vez, esto fue solo el efecto de alguna técnica especial y no fue un acto intencional... 

"¡Soy una persona del lado del Bosque Tianfa!" Jun Moxie, naturalmente, no estaba dispuesto a esperar así, y dijo que dijo. "He venido a discutir un trato con el Decimocuarto Joven Maestro".

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos permaneció sentado quieto, e incluso su cabello no se movió en absoluto. Una voz suave salió de su boca: “¡Continúa! ¡Di todo de una vez!"

Jun Moxie no se enojó mientras continuaba con voz tranquila. “Mientras el Decimocuarto Joven Maestro continúe chocando contra el sello, es probable que se rompa por completo en unos pocos días más... Y en ese momento, ¡serás liberado de tu jaula para vagar por los cielos como un dragón y un tigre que regresan a la montaña! Sin embargo, ¡hay una cosa de la que no tienes más remedio que defenderte!

“En el instante en que rompas el sello, el camino de los Nueve Infiernos también desaparecerá. ¡Seguro que también conoces muy bien este punto! Entonces, desde el momento en que rompas el sello, ya no tendrás caminos de retirada. ¡Ninguno en absoluto! ¡Solo puedes resistir a tus enemigos con fuerza!"

“¡Pero para romper el sello, creo que también necesitarás gastar una gran cantidad de energía! Incluso con las habilidades del Decimocuarto Joven Maestro, no será una cosa simple. Como estimo, solo te quedará un tercio de tu fuerza como máximo, o quizás... ¡incluso menos! Un duodécimo es el caso más probable. Lo que significa que en el momento en que rompas el sello también será el momento en que tu fuerza esté en su punto más débil.”

“¡Creo que también tienes muy claro que las tres Tierras Santas y la Mansión de la Niebla Ilusoria definitivamente no te permitirán salir a salvo! ¡Así que ahora mismo en el exterior, debería haber al menos decenas de expertos Reyes Santos y Emperadores Santos esperando recibirte!"

El tono de Jun Moxie se volvió más pesado en este punto. “Ambos somos personas inteligentes. Debe saber que no solo digo cosas aterradoras para alarmarte. ¡En el instante en que rompas ese sello será el mejor y más fácil momento para matarte! ¡En la batalla que se avecina, tienes al menos un 80 por ciento de posibilidades de morir! En el mejor de los casos, ¡solo tienes un 20 por ciento de posibilidades de escapar! Y eso también, por la piel de tus dientes. Incluso si de alguna manera logras escapar de su cerco, ¡aún te enfrentarás a la incesante persecución de todos tus enemigos! Con la miseria de fuerza que te queda después de romper el sello, ¡es completamente insuficiente para superar esa trampa! ¡Morirás sin duda alguna!"

Después de que terminó de decir todo eso, Jun Moxie cerró la boca y esperó.

El Decimocuarto Joven Maestro de los Nueve Infiernos Catorce no tenía prisa, ¡pero él tenía menos prisa! ¡A lo sumo, volvería a correr con todos! ¿En cuanto a recursos? ¡Este hermano ha llenado la Pagoda de Hongjun con ellos! ¿De verdad necesito tener miedo de ti? En cualquier caso, ya te he contado los resultados.


Comentarios del capítulo: (0)