oem-capitulo-849
OEM - Capítulo 849
30513
849

¡Ha pasado un tiempo, Xueyan!

Traductor: Crowli

Capítulo 849: ¡Ha pasado un tiempo, Xueyan!

Jun Moxie estaba actualmente en un lugar extremadamente oculto, sosteniendo su taza de té, sentado tranquilamente en una silla. Ya había vuelto a su apariencia original, con todo su cuerpo en calma, completamente despreocupado, llevando una expresión que decía que incluso si el cielo se cayera, no importaría. Verdaderamente en un estado de tranquilidad.

Frente a él estaba Dongfang Wenqing con una cara llena de preocupación.

Dongfang Wenqing en este momento había olvidado hace tiempo el odio entre él y su sobrino. Sólo la preocupación y la inquietud llenaban sus ojos. Desde que Jun Moxie volvió y le contó sus planes, los suspiros del Primer Maestro Dongfang no parecían cesar; incluso cuando dormía, seguía suspirando...

"Moxie... he pensado en ello, este asunto... tu decisión... sigue siendo demasiado arriesgada... ¡no vale la pena! Realmente no vale la pena..." Dongfang Wenqing dijo con angustia. "Aunque queramos vengarnos, aunque busquemos justicia para nosotros, no hay necesidad de ser tan extremos. Debemos hacer lo que esté dentro de nuestras posibilidades... ahora mismo, la batalla está empezando a desarrollarse... ¡Estamos literalmente tratando de golpear una piedra con un huevo! No tenemos la más mínima posibilidad de victoria... Tu tío está extremadamente preocupado..."

El Primer Maestro Dongfang estaba tan preocupado que parecía que sus intestinos estaban enredados. Ya se había reprendido mentalmente innumerables veces. Realmente deberías morir; ¡mereces estar condenado a una vida de ser pisoteado ahora!

¿Qué tan bueno sería dejar que este bribón de Moxie siguiera a Wendao o a Wenjian? Sólo tenía que insistir en que me siguiera, tenía que insistir en obtener mi venganza por un tiempo. ¡Ahora es genial! Me he metido en el barro...

La vida y la muerte no eran la principal preocupación. Lo más frustrante era que este sobrino se estaba comportando de forma tan impecable y era consciente de ello, ¡pero no se atrevía a decírselo a nadie!... ¡Mirando a Moxie ahora que el escenario ya estaba preparado, esta batalla era ya inevitable!

¿A quién se lo puedo decir? ¿Decirle a mamá? ¿No va a tener que olvidarse esa Anciana de dormir a partir de ahora? ¿O incluso bajar personalmente a jugárselo todo con su nieto? Eso también es muy posible...

¿Decirle a mi hermana menor? Desde la muerte del cuñado, ya se ha desanimado por completo... si le digo que el único hijo que le queda va a por todas con alguien, y que es una batalla completamente imposible de ganar... Dios sabe si se derrumbará de nuevo y quedará inconsciente durante otros diez u ocho años...

Estas dos personas eran quizás las únicas que podían convencer a Jun Moxie de que se detuviera, pero Dongfang Wenqing no se atrevería en absoluto a informarles de esto, aunque le dieran una paliza de muerte. Porque sin importar las consecuencias, él era incapaz de cargar con ninguno de los dos...

En cuanto a Dongfang Wenjian y Dongfang Wendo, Dongfang Wenqing ni siquiera necesitaba preguntar para saber qué tipo de reacción tendrían esos dos; definitivamente levantarían las cejas en estado de shock, y luego romperían a reír a carcajadas. ¡Buen sobrino! ¡Como se esperaba de mi sobrino! ¡Verdaderamente un héroe y un buen hombre! El tío es un héroe y el sobrino es divinamente valiente; ¡cómo podría perderme ser parte de una magnífica empresa así de loca! Tienes que esperar; ¡quiero acompañar a mi sobrino en la apuesta con mi vida! Mataré a quien intente detenerme...

Pensando hasta este punto, ¡Dongfang Wenqing se sintió completamente débil! Estuvo a punto de llorar... Este sobrino es realmente un completo, oficial y minucioso alborotador...

Ha puesto a este viejo en el potro de fuego y me deja allí para que lo soporte todo...

Un sentimiento como este era realmente miserable...

"¿Cómo es esto arriesgado? Tío, puedes relajarte y sólo observar cuidadosamente como tu sobrino se abre camino en todas las direcciones. ¡Sólo tómalo como un emocionante espectáculo de artes marciales que va a ocurrir pronto!"

Dijo Jun Moxie riendo entre dientes. "Además, todo el mundo sólo tiene una vida; ¿qué hace que uno de nosotros sea más temible que el otro? Si no es hora de que mueras, puedes incluso encontrarte con un milagro al saltar de un acantilado. Pero cuando te llegue la hora de morir, puedes incluso morir por tragarte las flemas... No hay que preocuparse ni alborotarse por lo que pueda o no pueda pasar; si tiene que ser, será. ¡A la mierda! ¡Haz lo que quieras!"

El Primer Maestro Dongfang no había muerto de preocupación, pero casi se ahoga al escuchar este discurso. "¡Pequeño bastardo! ¿Cómo puedes hablar así? Si realmente te encuentras con algún percance, ¡será un milagro que tu abuela no me despelleje en un solo día! ¡Será extraño si tu madre no me ve como su enemigo! ¡Inmediatamente me quedaré totalmente aislado! ¡Tu tío no tendrá otro camino que colgarse de un árbol! Pequeño bribón, bastardo..."

"Aiya, así que al final sólo te estabas preocupando por ti mismo. No te preocupes, todo saldrá bien, ¡al menos tú definitivamente estarás bien! La abuela no es esa clase de persona irracional... Además, creo que la abuela aún te considera, siempre te deja alguna cara para todo..." Jun Moxie sonrió y dijo.

Dongfang Wenqing lo fulminó con la mirada. Su voz se quebró mientras gritaba: "¿Me consideraste cuando te tiraste un pedo? ¿Dejarme algo de cara? Tu tío tiene casi sesenta años, y aún así le colgaron del árbol y le azotaron el culo justo el año pasado... Dejando cara... Esta cara sí que es jodidamente grande..."

Jun Moxie se quedó boquiabierto. Nunca se había imaginado que este poderoso tío tuviera un pasado tan incalificable. La abuela es realmente intrépida...

Dongfang Wenqing suspiró durante un rato antes de pisar fuerte. Con los dientes apretados, dijo: "Olvídalo, olvídalo, ya no me importa tanto. Por lo menos tengo esa pizca de conciencia... Finalmente ya lo he pensado. De cualquier manera, en esta Ciudad Crisantemo, ¡me voy a desmelenar una vez! No es sacrificar mi vida para acompañar a un hombre; si tiene que ser, tiene que ser, pero mientras haya una mínima posibilidad de esperanza, dejaré que regreses a salvo aunque me cueste la vida... Si no puedo, entonces ambos, tío y sobrino, seguiremos juntos nuestro camino... ¡Qué más me preocupa! Maldita sea..."

Salió con la cabeza baja mientras regañaba a regañadientes, ¡yendo directamente a su habitación a dormir!

Parecía que el Primer Maestro Dongfang había alcanzado realmente la iluminación suprema esta vez...

Jun Moxie juntó las palmas de las manos y dijo en forma de monje. "Señor, ha sido iluminado..." Entonces se desvaneció con un destello, entrando en la Pagoda de Hongjun a la que no había entrado en mucho tiempo...

Después de entrar en la Pagoda de Hongjun y sentir ese denso y rico Qi Espiritual del Cielo y la Tierra, ¡los ojos de Jun Moxie se abrieron de par en par por la inesperada situación que tenía delante!

Justo delante de los ojos del Joven Maestro Jun, ese pequeño cuerpo blanco de Mei Xueyan estaba sentado con las piernas cruzadas, absolutamente quieto, y una serie de sonidos crepitantes del esqueleto podían oírse saliendo de su cuerpo.

¡Al mismo tiempo, para el deleite de Jun Moxie, un pequeño Remolino de Energía Espiritual se había formado por encima de la cabeza de Mei Xueyan, y todo el Qi Espiritual de la Pagoda de Hongjun se precipitaba y entraba en la pequeña estructura continuamente a través de él!

¡Absorbiendo todo directamente en su cuerpo!

Y Mei Xueyan estaba actualmente en un estado relativamente peculiar. Su cuerpo estaba erguido, y aunque estaba en su forma de Bestia Xuan, pero en medio de ese denso Qi Espiritual sobre su cabeza, se podía ver una vaga silueta de una hermosa mujer...

Esa misma silueta de ese talento sin par que no se había visto en un tiempo...

Una que recorrió el ámbito del cielo y la tierra, protegió los deseos del cielo y la tierra; una que decapitó precipitadamente a otra, alimentó un corazón de hielo...

¡Estos eran signos que sólo aparecían en el segundo nivel del Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo!

Jun Moxie nunca imaginó que Mei Xueyan avanzaría tan rápidamente. Sólo había estado sin entrar un par de días, pero cuando finalmente entró, ¡casualmente se encontró con Mei Xueyan abriéndose paso! ¡Esto fue demasiado sorprendente!

Y por su aspecto, parecía que el avance hacia un nuevo reino estaba llegando a su fin, a punto de concluir sin problemas.

Mirándola y recordando todo el sufrimiento que tuvo que pasar cuando estaba abriéndose paso en aquel entonces, Jun Moxie no pudo evitar dejar escapar un suspiro. ¿Es la vida realmente tan injusta? No consideró el hecho de que Mei Xueyan tenía el cultivo de un Venerable de cuarto nivel, sólo un poco lejos de convertirse en un Santo. Ahora que estaba recultivando y practicando un arte que desafía al cielo como el Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo, si su avance no era rápido... ¡entonces realmente no tendría sentido!

El Joven Maestro Jun pudo finalmente poner su corazón ansioso después de ver el suave progreso de Mei Xueyan. Al principio le preocupaba que su amada tuviera que enfrentarse a la misma tortura y peligro que él pasó entonces. Justo cuando sólo tenía ojos para su amante y nada más, ¡algo más entró en su campo de visión!

Mei Xueyan estaba en ese momento directamente debajo de esa Vena Espiritual del Cielo y la Tierra, pero la Reina Serpiente estaba tranquilamente en el lugar donde dormía originalmente. El humor levantado de Jun Moxie se volvió instantáneamente pesado. Se acercó lentamente, sentándose al lado de la Reina Serpiente. Mirando ese rostro que estaba profundamente dormido, dejó escapar un profundo suspiro mientras susurraba: "Cazadora Verde... Tú... Por qué hiciste eso en aquel entonces... ¡Suspira*! Este sacrificio y sentimientos, cómo podría yo, Jun Moxie... cómo lo soporto... cómo lo devuelvo..."

La Reina Serpiente permaneció sin responder, sumida en un profundo sueño. Su respiración era uniforme, por lo que ya no había peligro para su vida, no había señales de que recuperara la conciencia...

Jun Moxie se sentó bajo el árbol aturdido. Pequeños destellos llovían del árbol, cayendo sobre él y sobre la Reina Serpiente. Los ojos del Joven Maestro Jun estaban aturdidos, y ni siquiera estaba seguro de lo que estaba pensando...

Su mente parecía tranquila, pero también algo desordenada... Parecía haber tantas cosas en las que pensar, pero también parecía que no había absolutamente nada que valiera la pena recordar. Dos damas estaban aquí. Una, por su bien, por el bien de su familia, fue revertida a su forma original, y todavía trabajaba extremadamente duro para cultivar incluso hasta ahora... ¡La otra fue puesta en un sueño eterno irreversible por su momento de descuido!

¡Todo esto, todo, fue por su culpa!

En casa, todavía esta Dugu Xiaoyi y Guan Qinghan esperando mi regreso. El abuelo y la madre... probablemente estén rezando por mí todos los días, rezando para que pueda volver a salvo, preocupándose todos los días por mi seguridad... Y el Tercer Tío y la Tía, al mismo tiempo que se preocupan por mí, están haciendo todo lo posible para hacer los preparativos para redimirse... El gran deseo de salvar a todos los huérfanos del mundo... Devolverles la alegría que les corresponde en la vida...

¿Para qué... viven los humanos?

Jun Moxie pensó de repente en esta eterna pregunta. Antes de venir a este lugar, tal vez todos tenían objetivos diferentes, pero ahora mismo, Jun Moxie podía confirmar que en este mundo, mucha gente vivía por su bien, y eso era todo...

Si él ya no estuviera, sus enemigos definitivamente se reirían felizmente. Pero muchos parientes se derrumbarían por su culpa... ¡Esta era una responsabilidad, una responsabilidad que él debía llevar! ¡Y todo esto... era una motivación para que Jun Moxie siguiera viviendo!

El corazón de madre está actualmente dividido en dos mitades; una mitad ya ha muerto junto con padre, ¡y la otra sigue latiendo obstinadamente sólo por mi existencia en este mundo!... Ye Guhan vivió por el bien de Murong Xiuxiu, y al final, murió también por el bien de Murong Xiuxiu...

Y la tercera tía Han Yanyao que juró no volver atrás...

Mei Xueyan y Cazadora Verde que estaban dispuestas a sacrificar sus vidas por mí...

Debo hacer reír y sonreír felizmente a toda esa gente que se preocupa por mí. En cuanto a todos esos enemigos, ¡deberían estar atrincherados en la pesadilla por la eternidad! ¡¿Quién te pidió que eligieras convertirme a mí, Jun Moxie, en su enemigo?!

Jun Moxie exhaló lentamente, y la mirada aturdida de sus ojos se desvaneció lentamente, volviéndose clara. Murmuró: "A partir de ahora, ya no viviré por mi bien ni por el del mundo... Sólo viviré por todos ustedes, por todos lo que me quieren y se preocupan por mí..."

Después de reflexionar, Jun Moxie, que había recuperado la claridad mental, ordenó sus sentimientos y se sintió mucho más relajado. La Batalla por Apoderarse de los Cielos... concernía al futuro del Continente Xuanxuan. Era sin duda importante. La invasión de las razas extrañas también era una situación sombría, y las consecuencias eran aún peores...

Pero la decisión que he tomado -puede ser un poco extrema o tal vez demasiado- ¡pero no está equivocada! No me equivoco en absoluto.

Uno tiene que cultivar primero su carácter moral y administrar su hogar antes de poder gobernar el país y traer la paz al mundo. Si mi familia no está a salvo, ¿qué tiene que ver el fin del mundo conmigo? Nunca he sido un héroe caballeresco. ¡Sólo soy una persona que no tiene grandes y lejanas ambiciones! Eso es todo.

Como dice el refrán, "si los funcionarios obligan al pueblo a rebelarse, no tiene más remedio que hacerlo". ¡Tal vez muchas personas son capaces de sacrificarse voluntariamente sin importar las consecuencias por el bien del mundo, pero yo, Jun Moxie definitivamente no estoy incluido con ellos! ¡Puedo morir en la Batalla por Apoderarse de los Cielos, pero no puedo ser asesinado por ustedes usando la Batalla por Apoderarse de los Cielos como su razón!

"¡No estoy equivocado!"

Jun Moxie dijo en voz alta con una voz profunda. ¡De repente se sintió extremadamente despreocupado! Notó algo raro después de decir esta frase, y se giró y miró sólo para ver que Mei Xueyan ya había dejado de practicar y estaba justo delante de él, mirándolo con preocupación.

"Estoy bien. De verdad. Acabo de pensar en algunas cosas, así que estoy bien. ¡Estoy muy bien!" Jun Moxie esbozó una sonrisa suave pero decidida. Puede que haya sonado un poco repetitivo al decir esta frase, pero su tono era cada vez más decidido.

Mei Xueyan parpadeó. De repente, estiró una garra y escribió en la arena. ¡Dame las píldoras!

"¿Píldoras?" Jun Moxie se estremeció. Observó atentamente a Mei Xueyan y para su sorpresa, Mei Xueyan ya había alcanzado la cima del octavo nivel de Bestias Xuan. ¡Ella quería las píldoras ahora, después del avance esta vez, era claramente porque quería avanzar directamente al reino donde podría alcanzar su forma humana!

Sólo llevaba un par de días sin verla, pero nunca había esperado que Mei Xueyan fuera capaz de hacer un avance tan sustancial. Aunque Mei Xueyan había estado avanzando constantemente, pero los avances se hacían más lentos cuanto más se avanzaba, incluso si se recultivaba. Según las estimaciones de Jun Moxie, todavía necesitaría al menos un mes antes de poder volver a ser una Bestia Xuan de nivel ocho. ¡Pero ahora mismo, Mei Xueyan había adelantado completamente este plazo!

¡Un mes entero!

Mirando esa decidida e inconfundible angustia en los ojos de Mei Xueyan, Jun Moxie comprendió de repente todo. La lesión de la Reina Serpiente fue un gran golpe para mí, ¡pero cómo no iba a ser un gran desencadenante para Mei Xueyan! Después de que la Reina Serpiente se lesionara, Mei Xueyan, que se había visto muy afectada, definitivamente estuvo practicando día y noche sin descanso... 

Si hubiera sido cualquier otra persona, no habría podido avanzar a la fuerza con la ayuda de las píldoras. Ya sea por estar afectado por la mordedura del diablo, o por ser su reino actual insuficiente, o por el estallido del enorme efecto medicinal, ¡todos ellos eran suficientes para destrozar sus cuerpos por completo y causarles la muerte!

¡Pero Mei Xueyan era diferente!

Porque Mei Xueyan estaba cultivando el Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo. ¡En segundo lugar, Mei Xueyan estaba en la Pagoda de Hongjun! En tercer lugar, las Bestias Xuan que querían tomar forma sólo necesitaban la mente de una bestia de nivel nueve. Aunque Mei Xueyan estaba todavía un poco lejos de ello en cuanto a su fuerza, pero su nivel de cultivo original era todavía el de un Venerable de cuarto nivel. ¡Y debido a los avances temporales con el uso de las Píldoras Rey Santo, su cultivo ya había roto discretamente los límites de un Venerable y alcanzado el reino de un Santo! En cuarto lugar, los meridianos de Mei Xueyan ya habían sido atravesados por la enorme energía... ¡Así que todos los obstáculos ya no eran un problema!

Mei Xueyan ya había recuperado el nivel de cultivo de un octavo nivel máximo. Ya no era fácil para ella aguantar hasta ahora. Si no fuera porque el progreso de avance se había encontrado casualmente con el avance del segundo nivel del Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo, Mei Xueyan habría querido hacerlo incluso antes...

Jun Moxie asintió con la cabeza y sacó de sus mangas unos frascos de jade. Primero, entregó una Píldora de Templado de Huesos para que Mei Xueyan la tomara. Después, la Píldora Vitalidad Cielo, la Píldora Congregación de Vitalidad, la Píldora Vinculación de Vitalidad, la Píldora Extremos del Vacío y la Píldora Extremos del Cielo.

Mei Xueyan no dudó; después de disolver las propiedades medicinales de la Píldora de Templado de Huesos a través del Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo, tomó directamente la Píldora Vitalidad del Cielo y la comió...

Un largo rato después...

"Moxie, ve a buscarme algo de ropa. Y tú... sal un rato fuera primero". Jun Moxie estaba esperando, sólo para escuchar una voz familiar. Se giró eufórico, sólo para ver a Mei Xueyan todavía en su forma original. Pero ella ya había abierto la boca para darle instrucciones y lo estaba mirando con desprecio.

Las ropas de Mei Xueyan habían sido completamente destruidas cuando volvió a su forma original. Podía tomar su forma fácilmente después de tomar las tres píldoras mágicas sin tener que esperar a consumir las cinco píldoras. ¡Claramente, Mei Xueyan estaba pensando en avanzar con la Píldora Extremos del Vacío y la Píldora Extremos del Cielo después de tomar la forma humana, consiguiendo sus mayores efectos!

Pero en el momento en que recuperara su forma humana, se encontraría con la incómoda situación de estar completamente desnuda... ¡Así que lo primero que tenía que hacer Mei Xueyan era perseguir a ese gamberro que tenía delante! De lo contrario... ¡Las consecuencias eran inimaginables!

"¿Por qué debo salir yo primero? No es que no te haya visto antes; ya somos como marido y mujer. ¿Hay necesidad de ser tan tímida...?" Jun Moxie carcajeó maliciosamente, frotándose la barbilla. Sus ojos brillaban. La charla indecente del Joven Maestro Jun que había sido suprimida durante mucho tiempo reapareció después de que su corazón recuperara su estado de claridad.

"Tú... Oh... Entonces podría esperar unos días más entonces. De todos modos, no tengo prisa... Y técnicamente mis fuerzas aún son insuficientes para tomar forma. La prisa hace el desperdicio, así que sería mejor para mí ir despacio y con calma. No hay necesidad de tener tanta prisa".

Mei Xueyan tenía sus maneras cuando trataba con Jun Moxie. Su única frase fue suficiente para que el Joven Maestro Jun se pusiera ansioso. Mi buena señora, he estado esperando ansiosamente que recupere su forma... ¿pero me dice que no tiene prisa en un momento tan crucial como este? ¡Tú no tienes prisa, pero yo sí!

"¡Bien, bien, bien! Aquí está la ropa, voy a salir ahora. ¿Es suficiente?" Sin opción, Jun Moxie se comprometió a regañadientes, apretando los dientes en secreto. ¡Pequeña, cuando hayas recuperado tu forma humana, definitivamente debo hacerte saber lo fuerte que es este Joven Maestro!

El Joven Maestro Jun cogió un conjunto de ropa y lo dejó en el suelo, y luego salió lentamente de la Pagoda de Hongjun, girándose tres veces para mirar a cada paso que daba...

------------

Cuando volvió a entrar, Jun Moxie se sintió mareado al ver la vista.

Justo delante de sus ojos, envuelto en un denso Qi Espiritual del Cielo y la Tierra, bajo el resplandor de ese árbol mágico, una silueta blanca familiar estaba allí en silencio. En la niebla, un par de hermosos ojos, llenos de deseo, amor infinito y lágrimas brillantes miraban a Jun Moxie, parpadeando lentamente...

¡Como si las hadas del cielo hubieran descendido a la tierra!

¡Ha pasado mucho tiempo, Mei Xueyan!


Comentarios del capítulo: (1)


Bien bien, ha llegado la buena hora para Jun Moxie, si no la deja embarazada hoy, no se llamaJun Moxie

0

oem-capitulo-850
OEM - Capítulo 850
30416
850

¡Es genial tenerte cerca!

Traductor: Crowli

Capítulo 850: ¡Es genial tenerte cerca!

Jun Moxie quiso sonreír, pero se dio cuenta de que todos los músculos de su cara se habían congelado. Quiso acercarse, pero se dio cuenta de que no podía mover la pierna. La gran felicidad había abandonado todo su cuerpo más allá de su control, la dichosa sensación de recuperar después de perder algo llenaba su corazón en ese instante...

Aunque sabía que este día llegaría, aunque obviamente sabía que vería a su tan esperada amada después de regresar, aunque sentía que ya se había preparado para recibir el regreso de Mei Xueyan...

¡Pero Jun Moxie todavía no podía soportar que sucediera!

¡Parecía que había un enorme estrés y presión que provenía de demasiada felicidad!

"Xue... Yan..." Jun Moxie sintió que su voz temblaba sin razón. Era un poco difícil para él decir estas dos palabras. Su garganta se sentía seca; había una sensación de cosquilleo en su nariz por la felicidad...

En medio del denso Qi Espiritual, aquella figura blanca tembló violentamente, sus pestañas se agitaron y dos gotas de lágrimas cayeron repentinamente con suavidad...

El Qi Espiritual se disipó y se reunió, moviéndose. Mei Xueyan dio dos pequeños pasos, mirando a Jun Moxie. El temblor de su delicada estructura se hizo aún más fuerte, una débil sonrisa en su rostro, pero de repente, se puso en cuclillas en el suelo y se cubrió la cara con las palmas de las manos...

Las lágrimas se derramaron, filtrándose por los huecos entre sus hermosos dedos...

Jun Moxie dejó salir un gruñido ronco de su garganta, al momento siguiente, ya había envuelto a su amante ante él fuertemente en sus brazos... Y Mei Xueyan había abandonado todas las reservas que tenía antes, llorando silenciosamente lágrimas de alegría, abrazándolo fuertemente...

Aunque estas dos personas se han estado visto casi a diario durante este periodo de tiempo. Pero en este encuentro, después de que Mei Xueyan se recultivara y recuperara su forma humana, ambos sintieron como si hubiera pasado toda una vida desde que se conocieron...

Como si hubiera pasado demasiado tiempo desde su último encuentro...

Los dos se abrazaron con fuerza, sintiendo la existencia del otro, pero no se dijeron nada. Después de un largo rato, Mei Xueyan se zafó suavemente del abrazo de Jun Moxie, con el rostro de un tímido y brillante tono rojo. Cepillando ligeramente la punta de su cabello, preguntó suavemente. "¿Cambié...?"

"Cambiaste... Te volviste aún más bonita. En el pasado, eras tan hermosa como las hadas del cielo; ahora eres un hada que ha descendido en este mundo, incluso más bonita que en el pasado." Jun Moxie miró con avidez a la belleza que tenía delante, exclamando genuinamente en adoración.

"Todavía como lengua de plata... Durante todo este tiempo... yo...." Las lágrimas comenzaron a brotar de nuevo en los ojos de Mei Xueyan, como si quisiera decir algo, pero se tragó a la fuerza esas palabras, con voz temblorosa, dijo: "... ¡gracias a ti!"

Aunque no dijo las palabras que quería decir, pero ambos lo sabían: ¡este periodo de tiempo fue el punto más bajo de la vida de Mei Xueyan, el periodo durante el cual se sintió inferior a sí misma!

Mientras Jun Moxie tuviera la más mínima anormalidad durante este período de tiempo-no tenía que ser detestación o abandono-si de repente mostraba un poco más de preocupación y cuidado, ¡habría sido suficiente para que la extremadamente sensible Mei Xueyan quedara marcada para la eternidad!

Pero, afortunadamente, Mei Xueyan no decepcionó.

Desde el principio hasta el final, Jun Moxie había utilizado la misma actitud de siempre y no mostró intencionadamente una preocupación excesiva. ¡Sus emociones no habían flaqueado lo más mínimo!

¡Todo era igual que en el pasado!

¡Pero sólo este tipo de sentimientos ordinarios era sincero! Mostrar excesivamente sus preocupaciones habría revelado a su vez las dudas en sus corazones... Mei Xueyan y Jun Moxie comprendieron esta lógica. No había necesidad de palabras; ¡las acciones lo habían demostrado todo!

Mei Xueyan se concentró en el cultivo, esperando recuperarse lo antes posible, ¡pero el Joven Maestro Jun también estaba luchando consigo mismo internamente! Asegurándose de que no hubiera ni aumento ni disminución, ¡manteniendo todo igual que en el pasado!

Mei Xueyan había recultivado con éxito. ¡Pero durante este periodo de tiempo, la fuerza mental de Jun Moxie también se había nivelado! ¡El beneficio durante este periodo de tiempo había sido bastante significativo!

"Chica tonta". Cómo es posible que Jun Moxie no entendiera lo que Mei Xueyan quería decir. Se resopló y sonrió. "Tú y yo somos uno. Si yo me derrumbo primero y pierdo mis sentimientos originales, naturalmente tú también te derrumbarás. Pero... si tú te derrumbases primero, ¿qué me pasaría a mí?"

Estiró suavemente su mano y envolvió a Mei Xueyan en su abrazo. Suspirando felizmente, dijo: "Nosotros... somos uno..."

Mei Xueyan no tenía intención de luchar, y ajustó suavemente su cabeza para recostarse en el robusto pecho de su amante, con una expresión de felicidad en su rostro. No dijo nada. Ya no había necesidad de decir nada más en este momento. Porque no importaba lo que dijera, todo era redundante.

No era necesario.

Mientras el corazón permaneciera como al principio, los sentimientos serían eternos.

El Qi Espiritual púrpura de la Pagoda de Hongjun se arremolinó lentamente, los destellos del árbol cayeron lentamente sobre estas dos personas. Ambos permanecieron en esta posición, abrazados el uno al otro sin moverse durante mucho tiempo.

Después de un largo rato, Jun Moxie rompió el raro silencio riéndose. El Joven Maestro Jun inhaló felizmente el aroma de doncella en el cuerpo de Mei Xueyan. Con gran satisfacción, dijo: "Esposa mía, encontremos un momento para consumar primero. Eres realmente inconsciente; he estado aguantando hasta el punto de explotar. Si no me crees, puedes tocar..."

Un pervertido siempre sería un pervertido, y su personalidad lasciva se revelaría en cuanto abriera la boca...

Pero este pervertido era realmente capaz de romper cualquier situación incómoda con sólo abrir la boca...

Mei Xueyan soltó una risita, apartándolo, sintiéndose a la vez enfadada y divertida. Seguía sintiéndose muy conmovida, pero este sinvergüenza tenía que decir algo tan indecente. ¿'Puedes tocar'? ¿Es algo que se puede tocar al azar? ¡Realmente no tiene vergüenza! ¡Qué exasperante!

"¡Entonces puedes buscar a tu hermana Guan! ¡Por qué me buscas a mí!" Mei Xueyan se burló, con la cara completamente roja. Luchando por salir de su abrazo, ella dio una sonrisa traviesa, de repente volando hacia arriba y muy lejos. Pero sólo esto revelaba su agilidad extremadamente hábil, nada inferior a la del pasado.

Mei Xueyan acababa de recuperar su forma humana, pero ya tenía una técnica de movimiento que no era inferior a la suya en el pasado, ¡como si su fuerza ya hubiera regresado por completo y ya hubiera alcanzado un nuevo nivel!

"He estado agotado durante este periodo de tiempo sin ti". Jun Moxie suspiró ligeramente, pero no mostró ninguna intención de perseguir. Sólo permaneció de pie en el mismo lugar, observando la grácil figura de Mei Xueyan, exclamando: "¡Ahora que has vuelto, es genial tenerte cerca!"

Mei Xueyan se detuvo y respondió suavemente: "Lo sé".

Los ojos de Mei Xueyan se posaron en Cazadora Verde, que estaba tumbada en la Vena Espiritual del Cielo y la Tierra, con una mirada sombría mientras decía en voz baja. "Cuando vi a Cazadora Verde tumbada aquí aquel día, lo supe... Así que no pregunté... No estoy dispuesta a preguntar, y no me atreví a preguntar..."

Miró a Jun Moxie con pasión, diciendo con confianza: "Pero creo... ¡todo mejorará! ¡Cazadora Verde también despertará! ¿No soy yo el mejor ejemplo?"

Jun Moxie asintió fuertemente con la cabeza. "¡Sí! ¡Definitivamente se despertará!"

Mei Xueyan era más o menos consciente de lo que Jun Moxie había estado haciendo durante este periodo de tiempo. No necesitaba que el Joven Maestro Jun se explayara más. Los dos se quedaron en silencio, con un sentimiento extremadamente complejo en sus corazones. Su reunión de hoy, la exitosa consecución de la forma humana de Mei Xueyan, la felicidad en sus corazones explotando... como si no importara cómo lo celebraran, serían incapaces de expresar la euforia y la alegría en sus corazones...

Pero la herida de la Reina Serpiente y la situación de este periodo de tiempo aún dejaban un matiz de preocupación a la alegría de este reencuentro...

Todo tipo de emociones se agolparon en sus corazones; ambos sentían como si tuvieran tantas cosas de las que hablar, pero no podían decirlas...

"Xueyan, ¿en qué reino te encuentras actualmente? Háblame de ello". Jun Moxie rompió el silencio.

"Antes estaba en el octavo nivel cuando usé las píldoras. Después de usar las tres píldoras mágicas, me las arreglé para avanzar al noveno nivel, el reino para alcanzar la forma humana. La Píldora Extremos del Vacío y la Píldora Extremos del Cielo me han permitido avanzar aún más... ahora mismo, aunque todavía tengo que recuperar mi fuerza anterior, ¡pero estoy más o menos en el nivel medio de un Venerable de primer nivel!"

Mei Xueyan frunció suavemente el ceño. "Con mi actual nivel de cultivo, más las habilidades del Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo, si se trata de expertos regulares que están por debajo del cuarto nivel Venerable, no debería tener problemas para protegerme. Pero para ayudarte en la lucha contra los expertos Rey Santo y Emperador Santo... todavía no soy lo suficientemente fuerte. No puedo ser de mucha ayuda".

Mei Xueyan se sentía un poco insatisfecha; aunque ya había progresado muy rápido, ni siquiera se atrevía a soñar con hacerlo, pero Jun Moxie necesitaba una fuerza principal para la batalla con las tres Tierras Sagradas en cualquier momento. Su escasa fuerza actual estaba aún lejos de ser suficiente.

Sin embargo, la mandíbula de Jun Moxie cayó al suelo conmocionada mientras miraba a la belleza que tenía delante.

Recordaba claramente que cuando superó el segundo nivel del Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo, apenas había superado el nivel de un Xuan Jade; cuando superó el tercer nivel, era un Xuan Cielo... ¡Pero Mei Xueyan ahora mismo estaba a diez niveles de distancia!

¿Cómo es posible?

Comparado con cualquier otro... no importaba lo grande que fuera la diferencia, no podía ser tan grande...

"Cuando superé el segundo nivel del Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo, ya debería haber alcanzado la cima de un Xuan Tierra, cerca del nivel de un Xuan Cielo".

Al ver su confusión, Mei Xueyan puso los ojos en blanco de forma encantadora, sonriendo con gracia mientras decía: "Debes saber que después de ese avance, usé consecutivamente cinco píldoras diferentes. ¡Esto fue el equivalente a aumentar en casi doscientos años la fuerza pura! Tú... has descuidado todo esto, ¿no es así?"

"Pero... ¡eso sigue siendo más rápido que yo! ¿No es demasiado?" El Joven Maestro Jun se sentía un poco injusto, sintiendo que acababa de volverse inferior ante su amante... Una sensación de derrota como esta lo dejó extremadamente molesto, deseando genuinamente agarrar a la belleza ante él y darle un golpe a su alegre trasero para obtener su venganza...

"Hm, no estés tan insatisfecho. Todas esas habilidades mágicas tuyas... no las conozco". Mei Xueyan lo fulminó con la mirada.

Jun Moxie descubrió instantáneamente dónde estaba el problema de la diferencia entre sus habilidades al escuchar la respuesta de Mei Xueyan. Primero, Mei Xueyan tenía buenos fundamentos y mucha experiencia. Segundo, cuando el Joven Maestro Jun estaba practicando, mucho del Qi Espiritual del Cielo y la Tierra que había absorbido en el mundo exterior era ofrecido a la Pagoda de Hongjun... Esta era también la razón por la que sólo una pequeña cantidad de la gran cantidad de Qi Espiritual del Cielo y la Tierra era realmente usada para su práctica.


Comentarios del capítulo: (1)


Otrs vez que se escapa, Moxie podria matar a los Santos con lo que tiene entre las piernas

0