oem-capitulo-1108
OEM - Capítulo 1108
35068
1108

Capítulo 1108: ¡Eres tan cruel!

Traductor: Crowli

Capítulo 1108: ¡Eres tan cruel!

La copla de "El Cielo como el tablero de ajedrez, las estrellas como las piezas de ajedrez" puede haber circulado desde la Mansión de la Niebla Ilusoria, pero "el trueno como los tambores de batalla, el relámpago como las banderas, quién se atreve a luchar" fue lo que Mo Junye había dicho cuando los dos estaban pasando por la Tribulación Celestial. Sólo ellos dos lo saben. ¡Pero Jun Moxie lo había recitado ahora!

¿Cómo lo sabía?

Podría ser que él...

"Muchacha tonta, ¿aún no has podido reconocerme hasta ahora?" Jun Moxie sonrió sin poder evitarlo. "¿Realmente soy tan difícil de reconocer?" Entonces, se frotó la cara un par de veces frente a Miao Xiaomiao. Lentamente, su aspecto apuesto se desvaneció y un rostro sencillo y ordinario apareció ante Miao Xiaomiao...

Mo Junye...

Miao Xiaomiao amplió sus ojos mientras retrocedía, con pánico en sus ojos. "¿Tú... tú eres Junye?"

Jun Moxie rió amargamente y asintió con la cabeza mientras respondía suavemente. "Xiaomiao, soy yo".

El cuerpo de Miao Xiaomiao tembló mientras caía al suelo... se desmayó...

Jun Moxie la atrapó rápidamente en sus brazos antes de que cayera al suelo.

Después de un rato, Miao Xiaomiao recuperó la conciencia, pero todavía había una mirada confusa en sus ojos, como si estuviera en un sueño. De repente, al ver la cara de Mu Junye ante la suya, empezó a gritar. "Junye, ¿lo sabías? Acabo de tener una pesadilla; ¡soñé que ese Monarca Malvado me deseaba, y decía cosas que sólo tú y yo sabemos! Y no sólo eso, incluso se convirtió en tu apariencia, estoy tan asustada, estoy muy asustada..."

Jun Moxie dejó escapar un suave suspiro y dijo suavemente. "Muchacha tonta... No estás soñando; todo es real".

"¿Es real? ¿Es real? Es real?..." Miao Xiaomiao miró a su amante con una mirada aturdida. De repente, ella se zafó de sus brazos y lentamente echó un vistazo a los alrededores. Una mirada de confusión y aturdimiento en su rostro...

Se dio la vuelta y miró a Jun Moxie, que seguía con la cara de Mo Junye, mirando fijamente su rostro. Apretó los dientes y dijo: "Junye... ¡Dime, dime que esto no es real! Dime!"

Jun Moxie cerró los ojos con angustia y respondió: "Xiaomiao, esto es la realidad, esto es real. ¡Siempre he sido Jun Moxie! Mo Junye es sólo una de mis identidades, una persona que no existe..."

"¡No! ¡No es cierto! Esto no es real; ¡es imposible! ¡Me estás mintiendo! ¡Estás diciendo tales mentiras para poder atraparme! ¡No te voy a creer! Me niego a creerlo..."

Miao Xiaomiao gritó lastimeramente, mirando fijamente a Jun Moxie, pero ella estaba retrocediendo lentamente mientras sacudía su cabeza agitadamente. Aun así, sus ojos la traicionaban mientras las lágrimas empezaban a brotar en ellos...

¡La verdad es cruel, pero siempre es la verdad!

De repente, Miao Xiaomiao chocó con una silla detrás de ella. Con un golpe, cayó al suelo junto con ella.

Con el cultivo Venerable de Miao Xiaomiao, incluso si fuera un acantilado o una trampa mortal detrás de ella, no podría hacerla caer. Pero ella había caído de una manera tan patética. Era obvio que su mente y su corazón estaban ya en un frenesí.

"Xiaomiao..." Jun Moxie extendió su mano con la esperanza de volver a levantarla.

"¡No me toques! ¡Tú, persona malvada! No se te permite tocarme..." Miao Xiaomiao gritó con todas sus fuerzas mientras se levantaba obstinadamente del suelo. Pero sus lágrimas seguían cayendo como perlas mientras su pequeño cuerpo seguía temblando.

"Tú... tú... ¿eres Mo Junye? ¿Mo Junye... es Jun Moxie? ¿Jun Moxie es mi Mo Junye?" Miao Xiaomiao rió sombríamente mientras miraba a Jun Moxie, un rastro de sangre apareció en la comisura de sus labios.

¡Ese destello de rojo impactó completamente a Jun Moxie!

"Sí, Xiaomiao, no era mi intención mentirte... Yo... realmente soy Mo Junye... Yo..." Jun Moxie trató de explicarse. Ya se había preparado mentalmente para esto, pero no había imaginado que la reacción de Miao Xiaomiao fuera tan grande, tan intensa.

"¡Cállate!" Miao Xiaomiao gritó con rabia. "¿Todavía... no deseas mentirme? Hahaha..."

Ella se rió sombríamente. "¿No tenías intención de mentirme? ¿Cómo pensabas mentirme? Ya me has engañado en todo; tus mentiras se han llevado todo... ¡No me queda nada!"

El cuerpo de Miao Xiaomiao tembló violentamente mientras gritaba con todas sus fuerzas. "Todo lo que tenía me lo han quitado tus mentiras, ¡¿realmente no lo sabías?! ¿Realmente no lo sabías? ¡¿Qué más quieres engañarme?! ¡No me queda nada! Pero, eso es bueno... ya no tengo nada... lo que significa que ya no tengo que temer que intentes engañarme en nada..."

Jun Moxie sintió de repente como si le desgarraran el corazón, pero no tenía nada que decir en su favor.

"Junye... ¡No! Jun Moxie, ¿sabías lo dichosa que era antes de esto?" Las lágrimas de Miao Xiaomiao fluyeron a lo largo de sus mejillas, a lo largo de sus labios y gotearon lentamente en el suelo.

Pero no se molestó en limpiarlas, sólo dejó que fluyeran y se mezclaran con la sangre de su boca mientras caían al suelo...

"Mi Junye... no es poderoso y parece ordinario, ¡pero es la única persona que yo, Miao Xiaomiao, reconozco!" Miao Xiaomiao dijo apenada. "¡Es la persona que más quiero! ¿Lo sabías? ¿Lo sabías? Fui tan ingenua como para pensar que él también era la persona que más me amaba. Resulta que estaba equivocada. ¡Todo esto era una estafa! ¡Era una estafa de pies a cabeza!

"¿Sabías lo orgullosa que estaba de él? ¿Lo contenta que estaba? ¡Era mi mayor felicidad tener a Junye!" Se lamentó Miao Xiaomiao, con una desolada mirada de felicidad en su rostro. "Junye me dijo que ya tenía una esposa, pero no me importó eso: ¡puedo ser una concubina por su bien! Mientras pueda estar con Junye, no me importa nada.”

"Junye es gentil y tiene un conocimiento excepcional. En el momento en que apareció en la Mansión de la Niebla Ilusoria, ¡creó la mayor tormenta con el cultivo más débil! ¡Él es mi orgullo! ¡Yo... yo soy la mujer de Mo Junye! ¡Soy su mujer! ¡Incluso si él es de bajo estatus, estoy dispuesta!”

"Los Cielos son nuestra manta, y la Tierra es nuestra cama; el viento son los manjares, y la lluvia es nuestro vino; las nubes son nuestra decoración de boda, y la niebla nuestro testigo; ¡el trueno será nuestro regalo de esponsales, y el rayo el casamentero! Yo, Miao Xiaomiao, ¡intercambio los votos!" Miao Xiaomiao rió desoladamente. "¡Presenté mi cuerpo, mis sentimientos, mi alma, mi todo a la persona que más amo!

"¡Si existe Mo Junye, Miao Xiaomiao es sólo una cáscara vacía!" El rostro y la voz de Miao Xiaomiao se volvieron repentinamente inexpresivos. "Y hoy, me estás diciendo que, Mo Junye nunca ha existido en este mundo..."

"Todo fue inventado. Nunca han existido. El físico libre y natural es imaginario, Mo Junye es imaginario..." Miao Xiaomiao dijo apenado. "Jun Moxie, cómo puedes ser tan cruel... ¡has destruido mis sueños! ¡Has destruido todo lo que tenía! ¡Eres tan cruel!

"¡Por qué tienes que hacerme esto! Ya que me has mentido, ¿por qué no sigues mintiendo? ¡Prefiero no saberlo para siempre! ¡Aunque Junye no regrese, él existirá para siempre en mi corazón! ¡Por qué tienes que ser tan cruel! ¡Debes exponer esta estafa y destruir mis esperanzas!

"¡Eres tan cruel, realmente eres cruel!" Dijo Miao Xiaomiao, mientras su voz se debilitaba lentamente.

"Xiaomiao... ¡El Mo Junye de la Mansión Ilusoria de la Niebla, aparte de que su identidad es falsa, sus conocimientos, su cerebro, todo en él es real! ¡Ese es otro yo! Eso es real, ah!" Jun Moxie dijo suavemente. "Hoy, te estoy dando la versión más genuina y real de mí, ¿no es bueno?"

"¡No es bueno! ¡Sólo quiero a Mo Junye! ¡Siempre ha sido Mo Junye! Y no Jun Moxie!" Miao Xiaomiao lo miró con lágrimas en los ojos. "¡Eres tú! ¡Tú mataste a mi Junye! ¡Eres tú! Quien ha hecho desaparecer a mi Junye para siempre..."

El bello rostro apenado de Miao Xiaomiao se convirtió de repente en uno lleno de resentimiento. "¡Jun Moxie, Monarca Malvado! ¿Te sientes realizado, jugando así con una mujer? Viendo cómo se elevan las esperanzas de una mujer, bifurcando sus sentimientos, su virginidad, su devoción, su lealtad y todo lo demás, ¡y luego aplastándolo todo con tus propias manos! ¡Convirtiéndolo todo en polvo! ¡Con un giro de tus palmas, envías a esta mujer a la muerte eterna! Esa sensación de tener el control absoluto de todo, ¿fue emocionante? ¿Lo es?"

Avanzó, paso a paso, pero no pestañeó a pesar de las lágrimas en sus ojos. Una expresión lúgubre en su rostro.

"¡Basta! Xiaomiao, no malinterpretes mis palabras. ¿Puedes calmarte? ¿Puedes escuchar mi explicación?" Jun Moxie dijo angustiado.

"¿Explicar? Bien, ¡espero tu explicación! Si el Monarca Malvado desea hablar, ¿quién se atreve a negarse?" Miao Xiaomiao lo fulminó con la mirada. "Ya que quieres explicarte, escucharé tu explicación. Pero, antes de eso, ¡puedes dejar de insultar a mi Junye! ¡No dejes que la apariencia de mi persona más querida quede colgada en la cara de un mentiroso como tú! ¡Cámbiala! Cámbiala".

Jun Moxie suspiró y se quitó el disfraz de Mo Junye y volvió a su apariencia original.

Miao Xiaomiao lo miró fijamente, observó cómo esa cara que pertenecía a Mo Junye se desvanecía lentamente de su rostro. Estaba tan concentrada, observando tan intensamente, tan reticente...

¡Pero tan absolutamente desesperada!

Era la inmensa desesperación de ver partir a su amante con sus propios ojos, ¡pero no podía hacer nada al respecto!

¡Una desesperación sin remedio!

Junto con la desaparición gradual del rostro de Mo Junye de la cara de Jun Moxie... sus ojos también perdieron gradualmente su brillo... y se volvieron sin vida y vacíos...

"Junye... no te vayas..." Miao Xiaomiao lloró mientras daba un paso adelante, temblando. Estiró su mano débilmente hacia la cara de Jun Moxie, con su voz llena de desesperación. Y al pronunciar este nombre, sonó más bien como el sonido de su corazón haciéndose añicos...


Comentarios del capítulo: (1)


....

1

oem-capitulo-1109
OEM - Capítulo 1109
35069
1109

Capítulo 1109: ¡No eres mi amante!

Traductor: Crowli

Capítulo 1109: ¡No eres mi amante!

"¡Xiaomiao! Estoy aquí!" El cuerpo de Jun Moxie se sacudió mientras agarraba su mano.

"¡No me toques! No eres digno de este nombre, mentiroso!" Miao Xiaomiao le sacudió la mano con fuerza y la limpió en su ropa. Luego bajó la cabeza y se quedó quieta, hasta que su cuerpo dejó de temblar.

Esperó hasta que dejó de temblar antes de respirar profundamente dos veces.

Entonces, Miao Xiaomiao levantó la cabeza y miró a Jun Moxie. Sonrió y dijo: "Señor Jun, ¿no querías explicarte? Estoy escuchando tu explicación". Su voz se había vuelto extremadamente tranquila.

¡Pero esta calma era tan inmóvil como la muerte!

Jun Moxie sintió que le dolía el corazón.

Miao Xiaomiao podía parecer mortalmente pálida y podía estar sonriendo, pero había una mirada apagada en sus ojos. Con las circunstancias actuales, no importaba cómo le explicara, ¡ella no escucharía nada!

Jun Moxie suspiró internamente y sólo sintió que le dolía el corazón.

"Xiaomiao, la situación era así... desde que empecé a cultivar habilidades Xuan, empecé a avanzar a una velocidad inimaginable, ya era un Santo Emperador en pocos años". Jun Moxie sabía que explicar era inútil, pero ahora mismo, no podía no explicarse.

Como alguien que llevó dos vidas, ¡nunca se había sentido tan culpable!

Y nunca había sentido que fuera tan difícil decir algo.

"Cuando uno tiene un cultivo importante, su longevidad se prolongará naturalmente. ¡Pero Xiaoyi, Qinghan y el resto siempre me siguieron devotamente! Pero el problema ante nosotros era que..."

Jun Moxie dejó escapar un largo suspiro. "... Puede que yo sea capaz de mantener mi apariencia durante cientos y miles de años sin envejecer, y también Xueyan. Pero todos los demás estaban destinados a no poder hacerlo, porque su cultivo no alcanzaría ese nivel. O mejor dicho, nadie es capaz de hacerlo. El cultivo Xuan sólo puede aumentar la vida, pero no puede mantener la apariencia juvenil. Incluso si se cultiva a un nivel de Santo Emperador como nosotros, todavía están sujetos a la misericordia del tiempo. Este problema puede no ser un problema para nosotros, los hombres, pero para las mujeres lo es...

"Xueyan y yo somos capaces de no envejecer debido a las razones..." Jun Moxie escatimó los detalles de esta parte. "Para una mujer, si ven que su amante y su hermana es capaz de mantener su apariencia juvenil y no envejecer nunca mientras que ellas tienen que envejecer junto con el tiempo, ¡eso es sin duda algo extremadamente cruel!

"No deseaba que se lastimaran en el futuro y no deseaba perderlas... ¡son mis mujeres, así que naturalmente querré protegerlas al máximo de mis capacidades!" Dijo Jun Moxie. "Pero sólo hay una manera de resolver el envejecimiento de la apariencia de uno y potenciar su cultivo en gran medida. Eso es consumir tanto el Loto Exquisito como la Fruta Sagrada de Siete Colores al mismo tiempo!"

"¡Aparte de esto, no hay otra manera!"

"¿Y por eso te has fijado en el Palacio de los Santos del Cielo y en la Mansión de la Niebla Ilusoria? Por tus amantes?!" Miao Xiaomiao dijo con apatía.

"Ese es el caso. En la Ciudad Crisantemo, luché con las tres Tierras Sagradas, ¡y lo que estaba en juego era el Loto Exquisito! Al final, perdieron, así que fui al Palacio del Santo Cielo según la apuesta y obtuve el Loto Exquisito. Y tú experimentaste los efectos del Loto Exquisito que he cultivado antes.

"En cuanto a la Fruta Sagrada de Siete Colores, fue aún más difícil de obtener. El primer reto fue que no tenía forma de entrar en la Mansión Ilusoria de la Niebla. Así que... cuando estuve en la Ciudad Crisantemo, dejé de antemano un indicio del Físico Libre y Natural..."

"¡Entonces, nos hiciste de tu llamado 'Físico Libre y Natural' para engañar la confianza de Cao Guo Feng! Después, pusiste obstáculos en el camino para que hicieran todo lo posible por llevarte a la Mansión de la Niebla Ilusoria..."

Miao Xiaomiao rió fríamente. "¡Monarca Malvado, realmente un gran plan! ¡Todo el mundo está jugando en tus manos! Antes de esto, sólo había escuchado el dicho 'producir nubes con un giro de la mano y lluvia con otro'. Pero Gran Señor de la Mansión, ¡realmente has dejado que esta muchacha sea testigo del verdadero significado de este dicho!"

"¡En efecto! ¡Finalmente conseguí lo que deseaba y entré en la Mansión de la Niebla Ilusoria! Mi intención original era robar silenciosamente la Fruta Sagrada de Siete Colores en cuanto la encontrara y marcharme. Después de obtenerla, 'Mo Junye' desaparecería por completo. Nadie verá el Árbol Sagrado Arco Iris que obtuve, así que nadie sospechará de mí". Jun Moxie ya no intentó ocultar nada. Simplemente lo soltó todo.

"Pero nunca esperaste que el Árbol Sagrado Arco Iris no existiera dentro de la Mansión DE LA Niebla Ilusoria, sino en otra dimensión independiente. ¿Así que se te ocurrió otro complot y pusiste tu mente en mí?" Miao Xiaomiao se rió fríamente. "Pero tengo que decir que una muchacha tonta como yo es realmente demasiado fácil de engañar. No es de extrañar que pongas tu objetivo en mí. Los hechos lo han demostrado. ¡Has tenido éxito! Tu plan es completamente impecable".

"¡Eso no es cierto!" Jun Moxie dijo con rabia. "¡De principio a fin, nunca pensé en hacer uso de ti! Desde que entré en la Mansión de la Niebla Ilusoria, hasta la provocación de Gu Feiyu, y luego el desafío de los hermanos de la Familia Zhan, Xiaomiao, ¿cuándo he hecho uso de ti?"

"¡Señor Jun, por favor no me llame Xiaomiao!" Miao Xiaomiao soltó un chasquido de rabia. "¡Este es un apelativo que sólo mis parientes más cercanos tienen derecho a usar! ¡Tú no eres digno! No tienes este derecho!"

Jun Moxie respiró profundamente. "¡Bien, no te llamaré así! Después de entender la situación, hice todo lo posible para ganar la cuota para entrar en los Jardines de Hierbas Espirituales. ¡El objetivo de la batalla con la Familia Zhan fue también para esto! ¡Nunca intenté aprovecharme de su cuota! No negarás esto, ¿verdad?"

Los ojos sin vida de Miao Xiaomiao se desviaron mientras asentía lentamente.

"Es sólo que los caminos del mundo son demasiado peculiares, y los planes nunca serán más rápidos que los cambios. Cuando la Familia Zhan fue derrotada, al no querer admitir su derrota, intentaron deshacerse de mí. Pero tú arriesgaste tu vida para salvarme. Estoy agradecido por ello. Pero también había tomado la decisión de mantener una distancia contigo. Porque este tipo de sentimiento... soy incapaz de llevarlos... ¡Sabía que si me había embarcado en esta relación contigo, cuando se revelara la verdad, sólo acabaría como hoy! ¡Tenía miedo de aceptarlo! ¡Y soy incapaz de llevarlo!”

"¡Así que cuando viniste a buscarme, saqué a relucir intencionadamente que tenía una esposa para rechazarte!" Jun Moxie apretó los ojos. "Realmente no deseaba herirte...”

"Pero tú... estabas demasiado profundamente enamorada, ¡más de lo que imaginaba! Caer completamente inconsciente al volver a casa ese día..." Jun Moxie exhaló con dolor. "¡Tu amor, tu determinación, me obligaron a un camino sin retorno! ¡No podía quedarme de brazos cruzados y verte caer en el sueño eterno! ¡Así que decidí salvarte!”

"Soy, en efecto, el Monarca Malvado, con poderosas fuerzas y fortaleza, pero en última instancia, sólo soy un hombre. Una belleza gentil, hermosa y talentosa como tú que está tan devotamente enamorada de mí. ¿Cómo podría no conmoverme? ¿Cómo podría no sentir nada? ¡Cuando tomé la decisión de salvarte, te traté como mi mujer! ¡Mi mujer, la de Jun Moxie!"

"Puede que no lo sepas... pero... mi madre, debido a la inesperada muerte de mi padre en aquel entonces, en su extremo dolor, también cayó en un profundo sueño como tú... y permaneció dormida durante diez años enteros... y prefería permanecer en sus sueños antes que despertar.”

"¡El dolor y el amor de mi madre me hicieron comprender que no debo dejar que la misma tragedia caiga sobre ti! ¡Así que no importa lo que tenga que enfrentar, tenía que despertarte! Y mantenerte a mi lado!" Jun Moxie la miró con firmeza y dijo. "¡Y darte felicidad!

"¡Desde que tomé mi decisión, ya no dudaré ni me arrepentiré! Desde ese momento, ¡nunca intenté huir con respecto a nuestros sentimientos! Incluso cuando me fui... hasta ahora... mis sentimientos hacia ti son genuinos..."

"¿Ha terminado de hablar el Señor Jun?" Miao Xiaomiao dio una sonrisa apática y dijo fríamente. "¿En? Has terminado con tu explicación?"

Jun Moxie sabía que ella no escuchó mucho de lo que dijo. No pudo evitar soltar un largo suspiro.

"¡Quizá sea tal y como has dicho, todo lo que has hecho tiene una razón que te deja sin opción! Eres bueno con tus esposas; por su bien, puedes hacer cualquier cosa, puedes utilizar todo tipo de métodos con tal de que se mantengan eternamente jóvenes... Esto es algo que debes hacer como hombre, como marido. Lo entiendo y no te culpo por ello.

"Pero, ¿se te ha ocurrido pensar en cuánta gente has afectado con tus acciones? En la Mansión de la Niebla Ilusoria, Cao Guofeng y los otros Santos Emperadores. Han puesto todas sus esperanzas en ti. Te tratan con más cariño que a sus propios hijos, ¡y sin embargo les has engañado! ¡De principio a fin, hasta el final, les has mentido!

"Y los ancianos de la Mansión de la Niebla Ilusoria. Todos ellos te veían como la esperanza de la Mansión de la Niebla Ilusoria. ¡Ellos eligieron completamente apoyarte! Y tú, también los engañaste a todos.

"En cuanto a mí, no necesitas sentirte culpable... ¡No me engañaste!" Miao Xiaomiao rió desoladamente. "No estoy tratando de ser sarcástica, estoy hablando desde mi corazón. Mi marido es Mo Junye; no me mintió y me trata muy bien. Realmente lo hizo. Soy su esposa, su mujer. Es sólo que, él ya no existe..."

"¡Mo Junye todavía existe! ¡Yo soy Mo Junye!" Jun Moxie gritó.

"¡No, no lo eres!" Miao Xiaomiao miró a Jun Moxie con ojos claros. "¡Tú eres Jun Moxie! ¡Sólo eres Jun Moxie y no mi Mo Junye! Aunque él es sólo una de tus identidades, ¡pero no puedes reemplazarlo! Él nació por ti y dejó de existir por ti.. No, ¿cómo puede mi Junye desaparecer? Él vivirá para siempre en mi corazón..."


Comentarios del capítulo: (1)


Igualmente los recompensó

0