oem-capitulo-1117
OEM - Capítulo 1117
35309
1117

Capítulo 1117: ¡Amo el poder, pero amo más las bellezas!

Traductor: Crowli

Capítulo 1117: ¡Amo el poder, pero amo más las bellezas!

"¡Jun Moxie nunca ha sido una buena persona! ¡Y definitivamente no es un caballero! ¡Así que por favor no me juzgues basándote en los estándares de una buena persona y un caballero!

"¡No puedo preocuparme por el mundo! ¡No tengo sentimientos por las vidas comunes! ¡Lo que quiero es simplemente la libertad, la fuerza, y hacer las cosas como quiero y no ser restringido por nadie! ¡Tratando al mundo con indiferencia, viéndolo bajo mis pies! Ese soy yo, Jun Moxie!"

"¡Puedo descartar montañas de oro y plata y puedo ver la gloria, el esplendor, la riqueza y el rango como basura! Incluso si se trata de la gloria de ser el número uno en toda la historia o de ser el gobernante supremo del mundo, no insistiré en ello. Cuando sea el momento de rendirme, lo haré sin vacilar. ¡No habrá vacilación ni reticencia!

"¡Lo que me importa es mi familia! ¡Lo que valoro son mis allegados! Lo que no puedo soportar abandonar es mi preocupación por ellos!"

Jun Moxie dijo lentamente. "¡Para la mayoría de los hombres de este mundo, las mujeres no son más que una pieza de ropa que se puede tirar en cualquier momento! Han nacido para ser usadas y jugueteadas por los hombres... ¡pero yo no reconozco esto!

"¡Amo el poder, pero amo más las bellezas!" Jun Moxie se rió. "¡Comparado con tener un imperio, prefiero tener mi belleza! Si tengo la compañía de las bellezas, ¡cómo puede compararse el poder!"

Se rió despreocupadamente. "¡Admito que no soy una persona formidable ni tengo madera de héroe! No tengo talento para organizar, ¡ni soy un jefe supremo! El poder de un líder es simplemente un juego más emocionante y desafiante para mí. Cuando termine de jugar, naturalmente no me molestaré más con ello".

"¡Pero a mis mujeres, a las que apruebo, las llevaré conmigo, vaya donde vaya! Cada una de ellas!" Jun Moxie negó lentamente con la cabeza. "No entenderás ni comprenderás mi forma de pensar... Porque la disparidad de nuestra forma de pensar..."

Jun Moxie dejó escapar un largo suspiro y miró a Miao Zhan y al resto con cara de pena. "Porque la disparidad en nuestra forma de pensar... es de al menos cinco mil años de diferencia... ¡o incluso más!

"Lo que quiero es la culminación del corazón, la mezcla de sentimientos". Jun Moxie dejó escapar un largo suspiro. "Soy una persona sin corazón. Pero al mismo tiempo, ¡también soy una persona emotiva!"

"¿Lo que el Señor Jun está diciendo es que es un coqueto?" Una mirada extraña apareció en los ojos de Miao Dao.

"¡No! ¡No soy alguien que juega! Sólo muestro mis afectos a las mujeres que apruebo". Jun Moxie sonrió. "Las mujeres que no me pertenecen pueden ser las mayores bellezas, pero para mí, si son amigas, será una hermosa amistad. Si son el enemigo, ¡entonces sólo serán un montón de huesos! No hay ninguna diferencia".

"Ya que eres tan cariñoso con tus mujeres, ¡entonces no deberías haber atraído a tantas mujeres! Ya tienes un montón de bellezas como tus esposas y concubinas; ¿cómo puedes atreverte a proclamar que tus sentimientos son incondicionales?" Miao Jian dijo fríamente. "¿Por qué utilizas este tipo de razones para alabarte a ti mismo?"

"¿Alabarme a mí mismo? ¿Alabarme a mí mismo delante de todos ustedes?" Jun Moxie se rió. "No somos desconocidos, así que dejaré claro que no es que os esté subestimando. Pero ustedes no son dignos de hacer que me halague ante ustedes!"

Las caras del trío cambiaron al instante.

"No me importan ustedes, ni la Mansión de la Niebla Ilusoria. ¡Porque no hay mucha diferencia en si coopero con ustedes o nos convertimos en enemigos! Del mismo modo, ¡no me importan las tres Tierras Sagradas! ¡Luchar o no siempre ha dependido de mí! ¡Si deseo luchar, no cambiaré de opinión aunque las razas extrañas ya hayan llegado! Si no deseo luchar, incluso si el Señor Miao Qingcheng viene aquí personalmente, ¡no puede hacer nada contra mí!"

Jun Moxie sonrió fríamente. "Soy el Monarca Malvado. Incluso si muero y me convierto en cenizas, ¡siguen siendo las cenizas de Jun Moxie! ¡No habrá cambios! ¡Eso es todo!

"¡Mis sentimientos provienen del apego que esas mujeres tienen por mí! ¡Ellas me han dado sus verdaderos sentimientos, por lo que debo responder a ello, para amarlas y protegerlas! Tengo muchas mujeres, ¡pero cada una de ellas es un individuo antes y después de seguirme! Nunca les he puesto trabas ni he interferido en su forma de pensar. Las mujeres son débiles por naturaleza, ¡así que naturalmente tengo que cuidarlas con esmero!

"¡Valoro a todas mis mujeres! Las aprecio a todas de todo corazón. ¡El imperio, el poder y el mundo no pueden compararse con ellas! O mejor dicho, ¡no pueden ni siquiera acercarse en comparación!

"Ante ellas, sólo soy un hombre, un hombre que les pertenece. Y no ese alto y poderoso Monarca Malvado y no un Santo Venerable!"

Jun Moxie sonrió. "Si consigues esta lógica, la entenderás. Si no lo haces, no lo harás. De cualquier manera, ¡sólo me importa mi familia y mis mujeres más que cualquier otra cosa! Y Xiaomiao resulta ser una de las mujeres que apruebo, ¡eso es todo!"

Miao Zhan dejó escapar un largo suspiro. "¡Entiendo! Eres realmente diferente. ¡Harías cualquier cosa por tus amantes! Pensé que eso era simplemente una figura que existía en las leyendas, ¡pero nunca imaginé que un hombre tan apasionado existiera en el mundo!

"Jun Moxie, aunque no puedes dedicarte a una sola persona, pero ser capaz de hacer esto por tus mujeres, estoy impresionado". Miao Dao sonrió ligeramente, con una mirada alentadora en su rostro. Claramente estaba agradecido de que Miao Xiaomiao había escogido a la persona correcta para confiar su felicidad. Pero continuó suspirando después. "Sin embargo, tu forma de pensar y tu actitud nos alientan, pero también nos parece una pena...

"¡Tus capacidades son incomparables en el mundo! Con tu actual avance en el cultivo Xuan, ¡incluso el Primer Joven Maestro de los Nueve Infiernos de entonces suspiraría por su propia inferioridad! Pero tú sólo..." Claramente estaba reprendiendo a Jun Moxie por estar demasiado centrado en el amor, lo cual era un gran desperdicio.

"Ya lo había dicho antes. Nunca he sabido lo que es el bien mayor. Pero sé que cuando una mujer ha elegido confiar en mí y me confía el resto de su vida, entonces, como hombre, ¡es mi responsabilidad darle a mi mujer la felicidad! Quizá no pueda dar todo mi amor a una sola persona, ¡pero haré que todas mis mujeres se sientan dichosas y satisfechas!"

"Para mí, este es el asunto más significativo". Jun Moxie terminó su discurso con decisión.

Tal y como dijo: ¡éste era Jun Moxie, no un caballero ni una buena persona! ¡Pero era una persona dedicada a su familia y a sus amantes! No era un héroe y no elegiría sacrificarse por el bien del mundo, ¡pero lo arriesgaría todo por aquellos que le importaban!

Podía ser imprudente, testarudo o incluso extremista. Todas estas eran debilidades de su personalidad, pero estas debilidades también enriquecían su vida. Eso hacía que este Monarca Malvado que era conocido por ser "Malvado" pareciera adorable.

Miao Zhan, Miao Dao y Miao Jian permanecieron en silencio durante un largo rato, como si estuvieran reflexionando sobre algo.

Justo ahora, muchas de las palabras que Jun Moxie dijo antes fueron extremadamente irrespetuosas para ellos, con sus estatus. Pero ahora mismo, no pensaron en esto, porque las palabras de Jun Moxie les habían dejado atónitos.

¡Sólo estaban reflexionando si lo que Jun Moxie había dicho era la verdad!

¿Podría ser realmente... para Miao Xiaomiao?

¿Existe realmente un hombre así en el mundo?

¡Uno que tiene siete, ocho hermosas bellezas, pero que está dispuesto a arriesgar todo por cualquiera de ellas!

¿Y haría todo de corazón por cualquiera de ellas?

Algo así les seguía pareciendo absurdo. Al menos, era increíble...

Pero recordaron la información recopilada antes y empezaron a creerlo un poco. ¡Realmente no podían dejar de creerlo!

En aquel entonces, por Guan Qinghan, Jun Moxie causó estragos en la Mansión Xuehun. Con su mero cultivo de un Xuan Plata, ni siquiera temía a uno de los Ocho Grandes Maestros, Li Juetian.

En ese momento, la Familia Jun tenía incluso al formidable enemigo de la Ciudad Ventisca Plateada, la Familia Xiao. Con la fuerza de la Familia Jun en aquel entonces, ofender tanto a la Mansión Xuehun como a la Ciudad Ventisca Plateada, estas dos poderosas fuerzas en el mundo secular al mismo tiempo, ¡cualquiera lo habría encontrado una cosa extremadamente tonta!

¡Pero Jun Moxie lo hizo! ¡Sin ninguna duda!

¡Entonces, por Guan Qinghan, llenó a la Ciudad Tianxiang en sangre!

¡Por una mujer, no le importó enemistarse con el resto del mundo! Esto era aún más incomprensible.

¡Pero Jun Moxie todavía lo hizo!

En aquel entonces, para Mei Xueyan, con el estatus de una familia mundana, ¡fue descaradamente contra las tres Tierras Sagradas por su amante!

¡Esto era algo que nadie se atrevería a imaginar!

¡Pero Jun Moxie aún lo hizo, y lo hizo a tal escala que aniquiló casi la mitad de los efectivos de las tres Tierras Sagradas!

¡Esta fue una hazaña impresionante que podría decirse que es una locura!

Y hoy, para Miao Xiaomiao, afirmó que era Mo Junye y reveló que tenía otro motivo para entrar en la Mansión de la Niebla Ilusoria... ¡Aunque parecía incomprensible, pero cuando recordabas los dos casos anteriores, se hacía más aceptable!

¡Este Jun Moxie no puede ser entendido con la lógica!

Y lo más importante, desde el principio hasta el final, Jun Moxie no había planteado ninguna petición. No tenía ninguna utilidad para la Mansión de la Niebla Ilusoria.

Esto era muy obvio por la actitud y la forma de hablar de Jun Moxie. La Mansión de la Niebla Ilusoria era una fuerza a tener en cuenta, que incluso las tres Tierras Santas no se atrevían a provocar imprudentemente. ¡Pero Jun Moxie no tenía ni el más mínimo respeto por ellos!

La arrogancia de este muchacho es realmente...

Los tres se sintieron un poco sombríos en este momento.

"En... quizá tú, Jun Moxie... ¡es esta clase de existencia enloquecida!" Miao Zhan reflexionó cuidadosamente sobre su elección de palabras. "Pero no depende de nosotros tres cómo debe resolverse este asunto... Aunque se lo prometamos, no significa nada. Tendremos que esperar a que el señor de la mansión decida después de nuestro regreso".

El Señor de la mansión ya había insinuado antes de que llegáramos, así que ya lo sabía. Entonces, ¿cómo debemos tratar con él? Como mucho, si al final no funciona, entonces podemos olvidarnos de él... Además, con una ayuda fuerte como la de la Mansión del Monarca Malvado, es una buena noticia para la Mansión de la Niebla Ilusoria. Especialmente cuando no tenemos que pagar ningún precio por ello, ¿por qué no?

Y este es el yerno de la Familia Miao, así que eso lo convierte en la mitad de la familia...

Miao Zhan ya había aprobado este matrimonio internamente.


Comentarios del capítulo: (1)


Gran reflexión de cómo es el personaje y sus objetivos, y de su extrañeza en un mundo donde se prioriza el poder y la fama

0

oem-capitulo-1118
OEM - Capítulo 1118
35310
1118

Capítulo 1118: "Como dicen: ¡Piérdete!"

Traductor: Crowli

Capítulo 1118: "Como dicen: ¡Piérdete!"

"No estoy tratando de que determinen nada. En cuanto a las promesas o lo que representan, todo eso es innecesario..." Jun Moxie se rió amargamente. "Mi mayor dolor de cabeza ahora es el asunto con Xiaomiao. Espero que puedas prometerme una cosa. Este es mi problema actual que soy incapaz de resolver".

"¿Qué asunto?" Miao Dao preguntó con curiosidad. "¿Qué pasó con Xiaomiao, esa muchacha? ¿Para hacer que el Monarca Malvado esté tan ansioso?"

Cuando Miao Dao lo dijo de esta manera, la curiosidad de Miao Zhan y Miao Jian se despertó al instante.

Estos tres brumosos eran demonios que habían vivido durante siglos. Viendo la frustración actual del Joven Maestro Jun y su ira no desatada, y luego uniéndolo a cómo este Señor Jun acababa de confesar todo, ¿cómo no iban a entenderlo? Para que este Monarca Malvado tomara una decisión tan insensata de forma tan imprudente, debía ser porque Xiaomiao hizo algo después de conocer la verdad, lo que dejó a este Monarca Malvado completamente nervioso, conduciendo así al extraño giro actual de los acontecimientos.

Este tipo está naturalmente dotado, y es muy hábil en su cultivo Xuan. Pero tiene demasiadas carencias en el manejo de su esposa. Para ser desequilibrado a causa de una mujer. Si un Santo Venerable pusiera sus ojos en una chica, ¿la familia de la chica no se la ofrecería al instante?

Incluso si esa chica es amada y mimada cuidadosamente. Incluso si la familia tiene gruesos cimientos. Incluso si esa chica está enamorada de otro. O ya está unida a alguien. No hay excepción. Incluso si es abandonada después, nadie se atreverá a perseguir el asunto. ¡Esto ya es la norma en este mundo donde el puño cerrado es el argumento más fuerte!

No importa lo poderosa que sea la Mansión de la Niebla Ilusoria, ¡no van a luchar a muerte con la Mansión del Monarca Malvado sólo por una Miao Xiaomiao! Después de todo, los fundamentos, la reputación, la fuerza y las fuerzas de Jun Moxie ya habían sido revelados. ¿De qué tienen miedo?

Estos tres ancianos venían de esta época y habían visto a innumerables de sus camaradas hacer las cosas de esta manera. ¡Así que la situación actual era demasiado extraña! ¡¿El mundo está volcado?! ¡Es realmente insondable!

Pero cómo podía saber el Joven Maestro Jun que esa era la razón de su confusión. ¡Pensó que ya se habían dado cuenta de que algo le había sucedido a Xiaomiao y estaban exigiendo una explicación de él!

"Ai... Es... Es realmente complicado..." Jun Moxie abrió la boca, luego la cerró, y una mirada de incertidumbre en su rostro. "Xiaomiao... ella... no está dispuesta a perdonarme... ella... puso en su mente que yo y yo, y Mo Junye es Mo Junye... y resiente que por mi culpa, su Mo Junye ha desaparecido para siempre... yo... realmente no sé qué decir..."

¡Las bocas de los tres Santos Venerables formaron instantáneamente una "O"! ¿En? ¿Eh? El llamado Jun Moxie, Mo Junye... ¿son sólo dos nombres diferentes? A lo sumo, sus apariencias eran diferentes también. Pero esencialmente, ¿no son todavía la misma persona? ¿Por qué hay tanta contradicción?

¿Qué es "Jun Moxie ha hecho desaparecer a Mo Junye para siempre"? ¿Qué... es... este dicho ah?

¿Podría ser que este muchacho todavía está fingiendo? Sus habilidades de actuación son un poco más que sobresalientes... ¡Pero esta historia es un poco más que pésima!

"Olvida que Xiaomiao no está dispuesta a aceptarme, pero sólo tuvo que insistir desesperadamente en seguir siendo fiel a su Junye..." Jun Moxie apretó los ojos, queriendo llorar, pero no tenía lágrimas.

"Jajaja..." Aunque sabían que no debían reírse en un momento así, y tampoco era el momento de hacerlo, pero Miao Zhan, Miao Dao y Miao Jian no pudieron evitar soltar una carcajada.

¡Esto es demasiado divertido!

¡Sigue comportándote como un hombre devoto! Ahora te has topado con un muro, ¿eh? Si te hubieras comportado como un verdadero experto de los Santos Venerables, diciendo sin tapujos: Me gusta Miao Xiaomiao. ¡Incluso sin tu reputación como Monarca Malvado e ignorando las inmensas fuerzas de la Mansión del Monarca Malvado, sólo con tu propia fuerza, la Familia Miao también casaría voluntariamente a nuestra chica contigo ah! ¡Tú mismo te lo has buscado!

Jun Moxie frunció el ceño y puso los ojos en blanco.

Al diablo, ustedes tres son los mayores de Xiaomiao. Incluso si no estáis dispuestos a ayudar, ¡no hay razón para que se rián tan alegremente! ¿Es tan divertido? ¡¿Qué es lo gracioso de esto?!

"¿Así que estás pensando en que vayamos a convencerla?" Los tres Santos Venerables sacudieron sus cabezas solemnemente. "Esa muchacha Xiaomiao es extremadamente terca desde joven; definitivamente no seríamos capaces de convencerla. No, no, no, no".

Las tres viejas cabezas agitaron a izquierda y derecha en sincronía.

Este rechazo fue emitido al unísono...

Has jugado con toda la Mansión de la Niebla Ilusoria, y no podemos mostrar nuestro temperamento hacia ti. ¿Quién te crees que eres, ah? ¡Tiene que haber alguien que pueda lidiar contigo! ¡Ay! ¡Los cielos no son ciegos!

Hoy, tu retribución ha llegado. Todos estamos esperando para ver un buen espectáculo, ¿por qué íbamos a ayudarte a resolverlo? ¡Sigue soñando!

Los tres pusieron una expresión de pena y lástima en sus rostros, pero internamente, ¡estaban eufóricos! La emoción en sus ojos los delataba. ¡Se regocijaban en la desgracia de Jun Moxie! Sigue comportándote con arrogancia, ¡eh!

¿No eras muy altanero antes? Diciendo cosas como 'la Mansión de la Niebla Ilusoria es indigna', 'no me interesa la Mansión de la Niebla Ilusoria', y qué, '¡yo soy Jun Moxie! Así es como soy!"

¡Bien! ¡Tienes carácter! ¡Tienes carácter!

Pero ahora, vamos, ¿dónde está todo eso ahora eh?

Qué tontería más "apasionada". ¡Sólo eres un hombre dominado! ¡Completamente bajo el pulgar de tu esposa!

¿Deshonrando la cara de nosotros, los santos venerables, y todavía esperas que te ayudemos? ¡Sueñas! ¡Nos avergüenza estar asociados contigo!

Ahora mismo, el Joven Maestro Jun parecía hervir de odio.

¡Estos tres malditos viejos!

¡Olvídalo si no quieres ayudar, pero no puedes estar riéndote de mí ah! Aunque lo hagas... controla un poco sus expresiones y no dejen que lo note, ¡ah! Con su cultivo de Santo Venerable, no debería ser tan difícil controlar sus expresiones y sentimientos, ¿verdad?

Pero es obvio que todos ustedes parecen querer reírse pero se están conteniendo. Y esa mirada hipócrita de tristeza... Parecéis tres gorilas negros estreñidos durante siete días y noches...

¡Maldita sea!

Solo ustedes tres esperen... Será mejor que recen para no caer en las manos de este Joven Maestro, de lo contrario me aseguraré de que los tres supliquen la muerte...

El Joven Maestro Jun maldijo en su mente.

"¡¿Vas a ayudar?!" Jun Moxie dijo en un tono duro, apretando los dientes.

"¡No ayudaremos!" Los tres ancianos dijeron al unísono con el mismo tono alegre. Luego, al instante se dieron cuenta de su desliz y dejaron escapar un largo suspiro.

"No es que no queramos ayudar... realmente somos incapaces de ser de ayuda... Realmente deseamos ayudar, pero realmente no tenemos la capacidad ah..." Miao Zhan se lamentó.

Mira como la comisura de tus labios se crispa, y como todo tu cuerpo prácticamente se convulsiona... ¿Qué parte de ti parece que va a ayudar?

"Es una pena que este viejo se haya obsesionado en el cultivo, tales asuntos no son realmente mi fuerte ah..." Miao Dao dijo.

¿De qué fuerte estás hablando? No me digas que todavía piensas en 'ligar' cuando eres tan viejo. Tu pe*e probablemente ya está marchito... La boca del Joven Maestro Jun se crispó.

"Esto... como dice el refrán: el que le ató el cascabel al tigre que se lo quite... ¿Qué clase de ayuda podemos aportar los forasteros...?" Dijo Miao Jian.

¡Te arrancaré la cabeza!

¡Te ataré el cerebro!

La frustración del Joven Maestro Jun aumentó instantáneamente.

La gente de la Mansión de la Niebla Ilusoria es realmente malvada...

"Ya que ese es el caso, entonces mantendré a Xiaomiao detrás. En cuanto a ustedes tres, hagan lo que quieran. Han salido durante mucho tiempo, es hora de que vuelvan. No los despediré". ¡Jun Moxie estaba con el ánimo bajo y pidió al instante que los invitados se fueran!

"¿Cómo podemos hacer eso? Los pocos que vinimos juntos y volveremos juntos. ¿Cómo podemos abandonar a Xiaomiao sola? Xiaomiao es una chica débil; ¿qué debemos hacer si sufre alguna injusticia? ¿Cómo queremos enfrentarnos a todos los demás en la Mansión de la Niebla Ilusoria? ¿Cómo nos enfrentamos a los padres de Xiaomiao?" Miao Zhan ensanchó los ojos y dijo en tono justiciero.

"¡Eso es! Además, tenemos una gran responsabilidad. Esto concierne al futuro de la Mansión de la Niebla Ilusoria. ¿Cómo podemos volver así?" Miao Dao se sopló la barba, pareciendo serio al instante.

"Así es. En realidad, el Señor de la Mansión Jun no necesita estar tan ansioso. Puedes mover lentamente a Xiaomiao... Como dicen: la sinceridad abre el metal y el metal; como dicen: las mujeres más fuertes temen a los hombres implacables; como dicen: si trabajas lo suficiente, puedes moler una barra de hierro en una aguja; y también dicen que..." La cadencia de Miao Jian dejó a todos los demás con una sensación de suficiencia y satisfacción.

"Como dicen: ¡piérdete!" gritó Jun Moxie, con toda su ira controlada explotando por el uso repetitivo de Miao Jian de "como ellos dicen". Se levantó y salió furioso con la cara negra.

Dejando a estos tres Santos Venerables detrás en la habitación.

¡Estos tres carcamales estaban claramente esperando para ver el espectáculo de este Joven Maestro!

Y mirando sus caras de desvergüenza... tan emocionados y felices que están a punto de dar volteretas... He visto a mucha gente que se alegra de la desgracia de otros, pero ser capaz de alegrarse al mismo nivel que ustedes tres, eso es realmente una novedad...

¡Jun Moxie fue extremadamente grosero con ese "piérdete"! Pero el trío no sólo lo ignoró, sino que todos empezaron a agarrarse el estómago mientras cacareaban...

Jun Moxie salió pisando fuerte, con una mirada asesina en su rostro. Giró su había y preguntó: "¿Dónde se encuentra el resto de la gente de la Familia Zhan?"

Un miembro del Equipo Destructor del Cielo señaló rápidamente el camino sin demora. El Joven Maestro buscaba claramente un lugar donde descargar su ira... Dios, Buda, por favor no permitas que se descargue sobre mí ah... Moriré...

Todavía había algunas personas charlando en el patio, al ver la repentina aparición del Señor Jun, todos se apresuraron a saludarlo. No esperando ser apreciados, sino simplemente esperando que sus rostros le resultaran familiares.

Pero el Malvado Monarca Señor Jun pasó junto a ellos con una mirada asesina, ignorándolos por completo. ¿Quién es el que ha ofendido a este Maestro? Parece que esa persona va a tener mala suerte...

Mo Wudao, Xi Ruochen y Huyan Aobo estaban charlando fuera de la tienda; incluso había un miembro de la Familia Zhan intentando unirse a la conversación. La pesadilla que les ocurrió a los tres de la Familia Zhan antes no se había extendido aquí todavía...

Al ver al Joven Maestro Jun acercarse a grandes zancadas, Mo Wudao y los otros dos seguían dudando si saludarle o no. Ya que este tipo realmente no les dio ninguna cara antes, por qué querrían molestarse con él...

Pero estaban en su territorio y habían venido para buscar su ayuda. Era realmente difícil hacerlo funcionar sin dar un saludo o algo así.

Puedes ser todo lo altivo y poderoso que quieras hoy; ya llegará el día en el que ajustaremos cuentas contigo...

Mo Wudao forzó una sonrisa con gran dificultad y dijo: "Señor Jun..."

Quién iba a decir que Jun Moxie le ignoraría por completo y aparecería ante ellos como una ráfaga de viento, ¡dando una fuerte bofetada en la cara de la persona de la Familia Zhan que le estaba saludando con una sonrisa!


Comentarios del capítulo: (1)


Jajajajajaja tal y como dicen, cada uno tiene su tribulación, la de las esposas es la del prota y la de los conspiradores, es un asesino

0