rtw-capitulo-580
RTW - Capítulo 580
28648
580

La Campaña de Extracción de Dientes

Traductor: Crowli

Capítulo 580: La Campaña de Extracción de Dientes

"Dime más." Roland no pudo evitar interesarse por la idea de Edith.

"El terreno de Hermes es muy singular. Hay una pendiente alrededor de esta zona de la Cordillera Impassable. La parte antigua de la ciudad santa se encuentra en el extremo inferior de la pendiente, mientras que la parte nueva está construida en una meseta en la parte superior. El ambiente es muy duro. Aunque hay barreras naturales que mantienen alejadas a las bestias demoníacas, las tierras altas no son realmente adecuadas para vivir, y mucho menos para cultivar y cosechar. Por lo tanto, la comida y los suministros de la nueva ciudad santa deben ser proporcionados por la antigua, a pesar del hecho de que la tierra masiva de este último sólo puede producir suficientes suministros para las 20.000 personas que viven cuesta abajo."

Edith caminó a lado de Roland, señaló el mapa y continuó: "Esto significa que tienen que recolectar suministros de otros lugares. Por ejemplo, comprarían parcelas de tierra de iglesias y organizaciones relacionadas en ciudades cercanas. O alquilarían campos de trigo para la agricultura. Cada año durante el otoño, decenas de carruajes de caballos llegan todos los días de los cuatro reinos para proporcionar suministros a la nueva ciudad santa. La antigua ciudad santa se ha convertido en algo así como una ciudad comercial donde estos carruajes pueden descansar, así como un puesto de control donde la iglesia puede controlar el flujo de personas que entran y salen de la nueva ciudad."

"En otras palabras, cada vez que movilizan al Ejército del Juicio, los comerciantes aquí definitivamente lo presenciarían. De hecho, incluso antes de que el ejército actúe, podemos observar cambios en el transporte de suministros para deducir cuándo se estan moviendo."

La joven habló como si estuviera participando en una competencia de oratoria moderna. Sus ojos recorrían rutinariamente a todos los presentes para asegurarse de que estuvieran prestando atención a sí misma. El nivel de confianza que mostraba rara vez se veía en las mujeres de su época.

Roland pensó en silencio para sí mismo: "Quizás lo que Calvin Kant escribió en la carta no es todo una tontería jactanciosa. A juzgar por los modales de Edith, de hecho es digna de ser llamada 'Perla de la Región del Norte'-"

"¿Cómo sabes que todo esto tan bien?" Barov se acarició la barba mientras preguntaba. "Es casi como si vinieras de allí."

"Viví allí durante un tiempo", respondió Edith sin pensarlo dos veces, "debido al Acuerdo sobre los Meses de los Demonios."

"¿Qué es eso?" Roland preguntó dubitativo. Parecía tener una impresión de lo que era, pero no recordaba los detalles exactos.

"¿Cómo puedes no saberlo?" La joven parpadeó asombrada. "Para ayudar a la iglesia a superar los desastres durante los Meses de los Demonios, los cuatro reinos tuvieron que enviar tropas para ayudar a Hermes y luchar junto al Ejército del Juicio. Tu hermano mayor, Gerald Wimbledon, era el comandante de las tropas fronterizas del Castillo Gray. Luche antes bajo su mando. Sin embargo, pareció haber algunos contratiempos durante el año pasado. Se informa que la coalición de los cuatro reinos ha sufrido muchas bajas, mientras que el Ejército del Juicio de la iglesia ha sufrido una pérdida similar."

"Asi es". Petrov corroboró lo que dijo Edith. "Mi amigo, Rene Medde, completó su prueba de caballero en Hermes."

"¿Todo caballero tiene que luchar contra bestias demoníacas antes de que se le pueda otorgar su título?" Roland miró a Carter. "¿Por qué no has mencionado esto antes?"

"Ejem, este es un método que a los caballeros de pueblos pequeños les encanta usar." Carter se encogió de hombros. "Los caballeros de la Ciudad del Rey tienen sus propias reglas para eso. Aparte del combate valiente, la lealtad y el conocimiento de un caballero también son consideraciones muy importantes. Estas no pueden probarse simplemente luchando contra algunas criaturas malvadas."

"Por cierto, Su Majestad." Edith no refutó las palabras de Carter y, en cambio, se volvió hacia Roland. "¿Puedo inspeccionar cómo lucha tu ejército en combate? Siempre he tenido curiosidad por saber cómo lograste capturar la Ciudad el Rey en solo un día. Si puedo entender cómo opera el Primer Ejército, tal vez pueda contribuir en futuras batallas."

Este no fue un gran problema. No hubo problemas ya que no era secreto. Con el armamento que ahora poseía el Primer Ejército, era imposible emular sus métodos con solo observar. A medida que avanzaba la tecnología, las guerras se volvían cada vez más caras. Sin un sistema completo de suministro logístico y un sistema de apoyo a la producción industrial, un lote de fusiles de chispa sería completamente inútil por sí solo. Además, al mostrar su fuerza militar a los leales de la Región Norte, no solo podía aumentar su confianza en él, sino también disuadirlos de tener ideas de secesión. Mientras pensaba en esto, Roland asintió a Iron Axe y ordenó: "Ve y haz los arreglos para ella."

"Si su Majestad."

"Su Majestad, le sugiero que emita un decreto, en nombre del rey, a cada ciudad y pueblo del Castillo Gray para expulsar sus iglesias." Barov no estaba dispuesto a dejarse superar por Edith. "O de lo contrario, cuando comience la guerra, las iglesias de estos lugares se convertirán en fortalezas desde donde devorarán todo el reino".

"No hay muchos lores que lo harían felizmente. La iglesia es típicamente una fuente importante de ingresos fiscales, y su poder puede ser bastante aterrador. Los lores prefieren seguir la forma en que sopla el viento". Edith se encogió de hombros. "Así es también como suelen actuar los nobles".

"En cualquier caso, es mejor que no hacer nada en absoluto". El director miró a la joven con enojo.

"Por supuesto." Ella se rió con desdén. "La Región Norte cumplirá plenamente con este decreto".

"Entonces haremos eso." Roland asintió aprobando la idea de Barov.

"Esta podría ser una batalla muy difícil". La expresión facial de Sylvie parecía bastante ansiosa. "Es mejor que informe a Lady Tilly. Las brujas de la Ilsa Durmiente pueden ayudarlo."

Mientras Roland escuchaba a Sylvie, no pudo evitar reírse amargamente en su corazón. Los problemas de la Ilsa Durmiente no eran menos que los suyos. Todavía no había tenido noticias de ellos después de enviar la inteligencia sobre la Asociación Colmillo de Sangre. Si Tilly traía a sus subordinados para ayudarla mientras sus problemas internos aún no estaban resueltos, la Ilsa Durmiente podría caer en un gran problema. Sin embargo, esto no significa que las palabras de Sylvie no tuvieran sentido. Las brujas eran de hecho la forma más efectiva de lidiar con la Bruja Pura y sus extrañas habilidades. "Me acordaré de escribirle una carta", respondió.

"No te olvides de preparar las Piedras de Represalia de Dios para tus hombres". Agatha fue la siguiente en intervenir. "A lo largo de los siglos de existencia de la Unión, ha habido varias brujas con niveles inconcebibles de habilidad. Cualquier persona normal que no usara una Piedra de Represalia de Dios no tendría ninguna resistencia contra ellas. Una de estas brujas podría quitarles fácilmente la vida a miles de personas."

"¿No funcionará una pistola de chispa o un cañón contra ellas?"

"Ni siquiera mencionemos a una bruja como Nightingale, que puede acercarse fácilmente a tu ejército. Algunas habilidades ya surten efecto cuando ves a la bruja".

Roland se quedó estupefacto por un momento. El Primer Ejército, incluidas sus fuerzas de reserva, ya estaba compuesto por 5.000 hombres. ¿Dónde iba a encontrar tantas Piedras de Represalia de Dios? Incluso si usara sangre de bruja para dividir las Piedras de Represalia de Dios en más pedazos, no podría producir una cantidad suficiente en tan poco tiempo.

"Su Majestad, puede intentar extorsionar a estas Piedras de las iglesias". Sugirió Iron Axe. "Si solo atacamos los salones de la iglesia y los creyentes, sin afectar la vida de los civiles, incluso los nobles no se atreverían a oponerse abiertamente a usted. De esta manera, podemos cumplir con la sugerencia de Lord Barov y al mismo tiempo obtener una gran cantidad de Piedras de Represalia de Dios de forma gratuita."

Las comisuras de la boca de Barov se arquearon en una sonrisa. "¿Quieres decir que deberíamos enviar el Primer Ejército para saquear las iglesias?"

"Destruiremos las fortalezas del enemigo, al igual que romper los colmillos de una serpiente venenosa". El comandante corrigió a Barov. "Esto también permitirá a la señorita Edith observar al Primer Ejército participar en una pelea real. Comparado con un ensayo, esto sería mucho más informativo."

"Yo también pienso lo mismo." Edith se rió de acuerdo.

"Esto de hecho está matando a muchos pájaros de un tiro". Roland golpeó la mesa enfáticamente. "Llamémoslo la 'Campaña de Extracción de Dientes'".


mode_commentComentario de Crowli

Este capítulo y el siguiente hice la traducción de casi todo ya que no sabia si deberia de hacerlo o no…


Comentarios del capítulo: (0)


rtw-capitulo-581
RTW - Capítulo 581
28649
581

Charla nocturna

Traductor: Crowli

Capítulo 581: Charla nocturna

A altas horas de la noche, Wendy llamó a todas las brujas a su dormitorio.

La habitualmente espaciosa habitación estaba ahora abarrotada.

Se sintió como un deja vu. Hace un año, Wendy había hecho lo mismo. Había reunido a todas las brujas para informarles de la situación en el Pueblo Borde y calmar su malestar.

En ese momento, solo siete de sus hermanas pudieron escapar de las Tierras Bárbaras. Las brujas quedaron traumatizadas, inseguras y temerosas de lo que les esperaba. Muchos vinieron al Pueblo Border con la mentalidad de que "hemos sufrido tanto que pase lo que pase después es una bendición". Para ellas, la supervivencia en sí era un juego difícil, por no hablar de lidiar con la iglesia que permanentemente colgaba sobre sus cabezas como una sombra.

Esta vez, la apariencia y los sentimientos de todos en el cuarto fueron completamente diferentes a los de hace un año.

En la actualidad, la consideración de las brujas se estaba alejando gradualmente de centrarse en la supervivencia para mantener sus vidas relativamente despreocupadas.

No hubo más opresión y hostilidad por parte de otras personas.

Y no más preocupaciones por la alimentación y la seguridad.

En esencia, este lugar se había convertido en la "Montaña Sagrada" de las brujas.

Además, si pudieran ayudar a Su Majestad Roland a derrotar a la iglesia con éxito, todas sus pesadillas desaparecerían y serían verdaderamente liberados para siempre.

Wendy esperó hasta que todos los ojos se fijaron en ella antes de comenzar. "La iglesia se acerca".

La reunión del día no ofreció mucha inteligencia. Wendy terminó rápidamente de contarles a las brujas sobre el contenido de la carta secreta, y la habitación cayó en un incómodo silencio.

"¿Su Majestad... ganará?" Después de un tiempo, Luna Misteriosa preguntó casi inaudible. "Estoy dispuesta a pasar todo mi tiempo generando electricidad para él en el área de la fábrica..."

"Oh, vamos, Su Majestad tendría que arreglar a alguien para que te cuide si es así." Lily sonrió. "Es mejor que no le des más problemas en un momento como este".

"¡Qué problema!"

Las brujas en la habitación comenzaron a reír. Ahora que la primera persona había hablado, se escucharon más y más voces en la habitación.

"Trabajaré aún más duro para producir licor blanco". Evelyn dijo determinada.

"Pero, ¿se necesitaría tanto licor mientras estamos en guerra con la iglesia?"

"Ay... ¿es así?"

"Creo que Su Majestad no perderá. ¿No logró Carter también herir gravemente a Ashes, la Bruja Extraordinaria?" Hummingbird discutió. "Y el Ejército del Castigo de Dios no es tan poderoso como Ashes."

"¿Es eso cierto? ¿Incluso la invencible Ashes ha perdido antes?" Softfeathers, que rara vez hablaba, pareció sorprendida.

"No lo consideraré una pérdida. Carter fue golpeado hasta quedar inconsciente mientras que Ashes estaba completamente incapacitada. Es más como una corbata".

"Hasta donde yo sé, no fue una pelea justa". Agatha discutió. "Si el Extraordinario hubiera usado armas equivalentes a las de Carter, habría estado en una posición más fuerte".

"Pero la Ilsla Durmiente solo tiene un extraordinario, mientras que hay miles de soldados que llevan armas".

"Esperen, hermanas. Su debate va en la dirección equivocada." Scroll negó con la cabeza con desaprobación. "Estamos hablando de la iglesia y Su Majestad ahora".

Wendy exhaló un suspiro de alivio en silencio. Aunque todas estaban ansiosas, nadie parecía tener miedo de luchar contra la iglesia. Esto hubiera sido completamente inconcebible hace un año, cuando el poder de la iglesia parecía ser tan firme e inquebrantable como una enorme montaña. Ninguna de las brujas que lucharon contra ellos pudo sobrevivir. La Asociación de Cooperación de Brujas tuvo que esconderse en varios lugares, y solo logró deshacerse de los enemigos que la perseguían avanzando hacia la aislada Cordillera Intransitable.

Por supuesto, este cambio de mentalidad se debió, en su mayor parte, al hecho de que Su Majestad nunca había perdido una guerra extranjera.

"En general, esta guerra será crucial para el futuro de la Unión de Brujas". Wendy respiró hondo. "¿Alguien ha pensado en lo que sucederá si Su Majestad derrota por completo a la iglesia?"

Todas en la habitación se quedaron en silencio, pero un brillo extraño e indescriptible brilló en sus ojos.

"Todo el reino... y tal vez incluso todo el continente, será seguro para que las brujas residan. En el territorio de Su Majestad, podremos crear un nuevo mundo junto con otras personas, uno donde todos disfruten del mismo honor y estatus. Esto también es lo que Su Majestad ha mencionado varias veces. Simplemente no pensé que todo pudiera ser posible tan pronto."

Wendy se detuvo un momento. "Sin embargo, siguiendo la forma habitual de hacer las cosas de Su Majestad, insto a todos a que no trabajen demasiado. Simplemente hagan su trabajo como de costumbre. No fallaremos si podemos mantener esta confianza."

No comprendía ideas sofisticadas, ni estaba entre las brujas más capaces y brillantes de la Unión. Ahora que Su Majestad la había puesto a cargo de la Unión, simplemente hizo lo que pudo. Cada vez que antes de una expedición, Su Majestad da un apasionado discurso al Primer Ejército. Wendy nunca pudo pensar en una forma de inspirar a las brujas de la misma manera que él. Al final, siempre recurrió a decir lo que sentía en el fondo de su corazón.

"La intención de ser considerado con otras personas es más importante que cualquier otra cosa". Ella recordó firmemente estas palabras de Scroll.

"Este lugar es nuestro hogar y servirá como el punto de inflexión para el destino de todas las brujas. ¡Daré todo de mí por él!"

Wendy extendió su mano izquierda, con el dorso de la mano hacia arriba.

Scroll fue la primera en presionar su mano sobre la de Wendy.

Luego, Nightingale y Anna.

"¡Por Su Majestad y la Ciudad Neverwinter!"

Todas las brujas se reunieron con sus manos apiladas una encima de la otra. Las brujas de la Asociación Bloodfang habían dudado por un tiempo, como si no estuvieran seguras de si serían aceptadas por todos los demás, hasta que Leaf las atrajo hacia el círculo. Según la convención, solo se las consideró verdaderamente integradas en el grupo después de que hicieron contacto manual con las otras brujas.

"Realmente no deseo tener que lidiar con este grupo molesto antes de luchar contra los demonios".

Aunque Agatha expresó su disgusto, también extendió la mano y se unió.

Por último, Wendy colocó su mano derecha en la parte superior de la pila y miró a todos a su alrededor.

"¡Por la Unión de Brujas!"

"¡Por la... eterna Montaña Sagrada!"

...

Después de que las brujas se fueron, solo Wendy y Nightingale se quedaron en la habitación.

Cuando Wendy estaba cerrando la puerta, de repente sintió una brisa de viento frío a sus espaldas.

Volvió la cabeza hacia atrás, solo para ver que Nightingale había abierto silenciosamente la ventana y ahora estaba sentada en el alféizar y mirando hacia el cielo nocturno. La brisa nocturna le hizo volar el cabello hacia arriba, mientras que al mismo tiempo, una leve fragancia pasaba.

"¿También estás preocupada por esta guerra?" Wendy se acercó a la ventana y preguntó.

"¿Preocupada?" Nightingale volvió la cabeza para mirar a Wendy. Bajo el resplandor de la Piedra de la Luz, rayos abrasadores brillaban en sus pupilas. "Lo único que me preocupa es que me moriré de risa".

"¿R-risa?"

Fue solo en este momento que Wendy sintió el aura penetrante que emanaba del cuerpo de esta última. A diferencia de la mayoría de las brujas, Nightingale podía liberar sus poderes mágicos incluso cuando no usaba activamente sus habilidades. Para ella, estos poderes ya no eran cosas elusivas e intangibles, sino que eran como hojas afiladas que creaban regiones inaccesibles del espacio. Era como si su mundo brumoso se comiera lentamente el espacio a su alrededor y comenzara a apoderarse del mundo físico. Desde que llegó al Pueblo Border, este sentimiento se estaba volviendo cada vez más pronunciado para las personas que la rodeaban.

Para un enemigo, este sería el mayor presagio de peligro.

"He esperado mucho tiempo para vengarme de la iglesia", explicó Nightingale lentamente. "Nuestras hermanas que murieron injustamente a manos de la iglesia también deben estar esperando este día. El sabor de la venganza, según mi experiencia, es verdaderamente inolvidable".

Era difícil imaginar que se trataba de la misma mujer que se quedaba en la cama y no quería despertarse por la mañana. Afortunadamente, ella no era enemiga de las hermanas.

Wendy le tendió la mano a Nightingale. Al contacto, el aura penetrante desapareció. Ella procedió a abrazar a Nightingale en sus brazos.

"Puedes seguir haciendo lo que quieras. Sólo recuerda cuidar bien de Su Majestad... y también de ti misma. ¿Entendido?"

"Sí." Nightingale cerró los ojos y respondió suavemente. "Lo hare."


Comentarios del capítulo: (0)