tss-capitulo-407
TSS – Capítulo 407
28242
407

TSS – Capítulo 407

Capítulo 407: Con calma, tómate tu tiempo

Lin Fan se encontraba sentado y extremadamente relajado, como lo haría un espectador en un cine mientras disfrutaba de una película. Para este momento ya había examinado minuciosamente a esos Grandes Maestros.

Ahora que ya los había atraído a todos hasta aquí, Lin Fan no tenía intención de solo seguir viéndolos. Era el momento de encargarse de ellos de una vez por todas.

'¡Cucú...!'

Pollito estaba aburrido hasta la médula y se acercó de nuevo a Lin Fan. Pensó que habría algo realmente emocionante para ver. Sin embargo, pasado un tiempo, se dio cuenta de que todos los que estaban aquí eran prácticamente unos novatos. Ninguno de sus golpes provocaba una sensación aterradora en el alma.

Ni los Cielos ni la Tierra temblaron.

¿Qué clase de pelea de mariquitas debiluchos era esta? Sólo las peleas del gran hermano eran las mejores del mundo.

Para Pollito, estos tipos parecían un grupo de críos haciendo un berrinche.

Todos los grandes maestros miraron fijamente a este extraño pollo que los estaba mirando fijamente. Al mismo tiempo, les parecía percibir una expresión de desprecio dentro de esos ojos de pollo.

Se preguntaron si estaban alucinando.

Acariciando a Pollito, que estaba sentado sobre sus hombros una vez más, Lin Fan miró a esas supuestas grandes sectas del Continente Cangling y dijo: "¡Muy bien! Han dado un espectáculo esplendido. ¡Han hecho un buen trabajo!"

Lin Fan estaba jugueteando con el anillo de almacenamiento en sus dedos. Al mismo tiempo, miró a la muchedumbre de arriba con una risa fría. Apretando ligeramente el anillo, el anillo de almacenamiento del Emperador Yan se convirtió en polvo y todos los tesoros que había en su interior se esparcieron por el suelo al mismo tiempo.

Mirando aquel rostro, la expresión tranquila de la Reina Celestial cambió a una de incredulidad.

En cuanto a Fang Han y Han Lu, sus rostros estaban aún más terriblemente sorprendidos.

La persona que estaba oculta bajo la túnica negra se estremeció durante un momento al ver la mirada de Lin Fan. De hecho, incluso sintió un poco de miedo.

"¿Quién eres tú?" La multitud miró a este hombre sentado allí con extrema cautela. Al mismo tiempo, estaban llenos de desconcierto.

Al escuchar esta pregunta, Lin Fan no pudo evitar reírse: "Parece que los caballeros presentes tienen una mala memoria. Sólo han pasado... ¿Cuánto ha pasado? Dos años, ¿no es así? Y parece que todos los presentes se han olvidado completamente de mí. Bueno, tengo que decir que sus cerebros no están funcionando tan bien, ¿verdad chicos?"

"No sólo estás vivo, pensar que volverías". La Reina Celestial permaneció tan tranquila como siempre. Al mismo tiempo, sus ojos estaban llenos de emociones perplejas.

"¿Oh? ¡Parece que la Reina Celestial se acuerda de mí! ¡Qué memoria la tuya!" Lin Fan se echó a reír.

"Reina Celestial, ¡¿quién es él?!" La multitud preguntó confundida. Se habían esforzado en hacer memoria, pero no podían recordar quién era esa persona.

La Reina Celestial miró a esta gente: "Es el discípulo de la Secta del Santo Demonio que se fue con la Sangre Divina en aquel entonces".

"¡¿Qué?!"

En el momento en que la Reina del Cielo terminó de hablar, el rostro de todos se llenó de evidente incredulidad.

¡¿Ese discípulo que se había ido con la Sangre de Dios en aquel entonces?!

¡¿Cómo puede ser eso posible?!

En ese momento, todos se miraron entre sí antes de estallar en carcajadas. "¡JAJAJA...! ¡Pensar que es ese muchacho de entonces! Ese viejo loco de la Secta del Santo Demonio debió pensar que el discípulo por el que había sacrificado su vida debía ser muy inteligente. Pero ahora esta qui, ¡es un tonto! Parece que has hecho un gran plan para atraernos a todos nosotros juntos, ¿eh? Pero sólo eres una persona. ¿Piensas pelear contra todos nosotros? ¡Gracias por lanzarte a nuestra red!"

"Retrasado..." Tras escuchar estas palabras, Lin Fan soltó una carcajada maníaca.

¿Estaban las cabezas de estos Grandes Maestros llenas de estiércol?

Sin decir una sola palabra, el Emperador Yan retrocedió hasta la parte trasera de la multitud. Tenía un mal presentimiento. Tenía un mal presentimiento especialmente después de que Lin Fan destrozara su anillo de almacenamiento sólo con un apretón.

Ese anillo de almacenamiento era un tesoro que incluso él mismo no podía destruir de esa manera. Si la otra parte podía hacerlo con tanta facilidad, no había necesidad de explicar lo que significaba eso.

Al escuchar las palabras de los ocho Grandes Maestros, la Reina Celestial frunció el ceño. ¿Acaso estos tipos no podían entender lo que estaba sucediendo en este momento?

Si se había atrevido a esperarlos sin la ayuda de nadie, debía ser un tonto o tenía una carta oculta.

¿Pero qué clase de trucos podría realizar en sólo dos años?

Para la Reina Celestial, dos años eran un periodo de tiempo realmente corto, que prácticamente no equivalía a nada. Pero al ver lo despreocupado que estaba sentado allí, su corazón no pudo hacer otra cosa que latir con furia.

" ¿Tú eres la razón por la que no hay nadie aquí, en la Secta Qiankun?" Preguntó la Reina Celestial.

"Oh, ahí es donde te equivocas. ¿La Secta Qiankun? Esta es la Secta del Santo Demonio. ¿Y qué ha pasado con los de la Secta Qiankun? He dejado ir a algunos de ellos. Pero otros todavía están aquí con nosotros. Bien, ¿Qué tal esto? Vayamos a verlos juntos para que puedas estar mentalmente preparados". Con una risa, Lin Fan movió su túnica. Siete pilares que atravesaban el cielo aparecieron en los cielos antes de golpear el suelo.
En el momento en que aparecieron los imponentes pilares, Qian Kunzi, que estaba atado en ellos, volvió a soltar un lamentable grito.

En el momento en que todo el mundo vio esto, se les aceleró el corazón, sin poder creer lo que estaban viendo.

¿Qué le había ocurrido a Qian Kunzi?

La Reina Celestial no se atrevió a ver directamente a aquellos hombres que estaban sujetos en los pilares. Entonces preguntó: "¿Qué quieres?"

"PUTA DE MIERDA. ¿TODAVIA TIENES EL MALDITO DESCARO DE PREGUNTARME QUÉ ES LO QUE QUIERO? ESTA BIEN, ESTE SERVIDOR LO DEJARÁ BIEN CLARO. NINGUNO DE USTEDES SIQUIERA SOÑARÁ CON DEJAR ESTE MALDITO LUGAR... ¡MUERTO O VIVO!" Lin Fan, que en un principio estaba calmado, se puso de pie inmediatamente al escuchar esa pregunta. Con eso, un aura formidable estalló de él.

"Cuando destruisteis la Secta del Santo Demonio, deberías haber sabido que esto iba a ocurrir algún día. Se cosecha lo que se siembra. Este Servidor ha soportado todo tipo de penurias, todo ello sólo para poder disfrutar de este día. Todos ustedes, hijos de puta, caerán bajo mis pies". La mirada de odio de Lin Fan llenó los Cielos y la Tierra mientras decía estas palabras.

Moviendo su túnica una vez más, doce pilares celestiales salieron disparados, sellando los Cielos al mismo tiempo y golpeando hacia abajo, incrustándose en el suelo.

"He preparado todo esto sólo para ustedes". Lin Fan miró a los ocho Grandes Maestros, al Emperador Yan, a la Reina Celestial y a los dos perros lacayos traidores que habían dado la espalda a la secta.

"Interesante. He destruido incontables sectas. Sin embargo, esta es la primera vez que alguien viene buscando venganza. Eres la primera persona cuyos métodos para hacer frente a las cosas son incluso más impresionantes que las mías. Pero, si pretendes armar semejante alboroto, tenemos que ver si tienes la capacidad de estar a la altura de ese alboroto. Deja que te ponga a prueba entonces". El viejo maestro Wanmo se río siniestramente. Dio una vuelta y se convirtió en una nube de niebla negra mientras toda esa nube salía disparada hacia Lin Fan.

Los demás se mantuvieron a la expectativa.

Fang Han y Han Lu intercambiaron miradas entre sí. No habían esperado que Lin Fan regresara buscando venganza.

Ahora que el viejo maestro Wanmo iba a atacar, naturalmente tenían que observar. El mejor resultado sería que ese chico fuera un debilucho de mierda y muriera en manos del viejo maestro Wanmo.

Además, el viejo maestro Wanmo era perverso y estaba especializado en las artes oscuras. Las habilidades que cultivaba eran generalmente viles y nefastas. En una lucha uno a uno, aparte de la Reina Celestial, nadie debería ser capaz de poder vencerlo.

Era una de las personas más poderosas de todo el continente Cangling, no era alguien a quien cualquier persona insignificante pudiera esperar enfrentarse.

"Jeje... muchacho. Podrías haber vivido más tiempo. Pero ya que viniste a buscar la muerte tú mismo, entonces no hay forma de que puedas culparme a mí". El viejo maestro Wanmo se río fríamente. Estaba decidido a succionar la esencia y la sangre de este chico.

Había codiciado la Sangre Divina durante mucho tiempo. Este chico definitivamente no debería haber sido capaz de absorber completamente la Sangre Divina.

Mirando la ráfaga de niebla negra que salía hacia él, los labios de Lin Fan se curvaron con desprecio.

Cuando el viejo maestro Wanmo se acercó a Lin Fan y notó que la otra parte todavía no había reaccionado en absoluto, se río salvajemente: "¡JAJAJA...!"

Pero por supuesto, la risa del viejo maestro Wanmo no duró.

"¡¿Cómo puede ser esto posible...?!" El viejo maestro Wanmo miró a la figura que tenía delante con absoluta incredulidad. ¡Pensar que la otra parte detendría toda su habilidad con una sola mano!

Al ver esta escena, los corazones de todos se estremecieron. Al mismo tiempo, casi se les salieron los ojos. No podían creer esto.

"Hmph, basura..." Levantando su mano suavemente, Lin Fan agarró fuertemente la garganta del viejo maestro Wanmo, estrangulándolo y levantándolo en el aire.

"¡Tú...!"

¡BAM!

Al instante, una pierna atravesó el vacío y golpeó la ingle del viejo maestro Wanmo.

"¡ARGH...! El viejo maestro Wanmo aulló de dolor.

Como si hubiera perdido hasta la última pizca de fuerza para pelear, rodó por el suelo, echando espuma por la boca.

Estos trágicos gritos resonaron en los oídos de todos.

Qué escalofriante sonaba...


Comentarios del capítulo: (0)


tss-capitulo-408
TSS – Capítulo 408
28244
408

TSS – Capítulo 408

Capítulo 408: Tengo un tesoro, te desafío

"¡Pollito, recoge los cuerpos por mí, yo me encargare de ellos más tarde! Átalos a todos en estos pilares". Liquidando a uno de ellos con una simple patada, Lin Fan gritó.

"¡Cucú...! Con un chillido de confirmación, Pollito bajó de un salto de los hombros de Lin Fan. Con una mirada burlona en sus grandes y brillantes ojos, Pollito avanzó, marcando con sus garras cada uno de sus pasos con un aire imponente. Piso la entrepierna del viejo maestro Wanmo y luego con un fuerte golpe, Pollito arrojó al viejo maestro Wanmo hacia uno de los pilares.

Inmediatamente después, Pollito extendió sus alas. Un brillante resplandor rojo salió disparado hacia el cielo y alcanzó al viejo maestro Wanmo. En el momento en que lo tocó, el resplandor se convirtió en una llama brillante que cubrió todo su cuerpo.

Sus ropas se quemaron al instante, dejándolo desnudo al aire libre.

'¡ARGH...!' El viejo maestro Wanmo gritó trágicamente. El dolor en su ingle era como infinitas hormigas picándole, absolutamente insoportable. Quiso usar sus manos para hacerle frente y detener el dolor. Sin embargo, antes de que pudiera hacerlo, aquellas brillantes llamas rojas se convirtieron en hilos y se enroscaron a su alrededor, atándolo fuertemente al pilar que perforaba el cielo.

Un hombre demoníaco, alguien cuya existencia era absolutamente temida en el Continente Cangling... Verle sometido de forma tan humillante era un espectáculo estremecedor.

Todos los demás Grandes Maestros que estaban viendo esto inhalaron una bocanada de aire frío mientras una mirada de incredulidad pasaba por sus rostros.

¿Cómo pudo el viejo maestro Wanmo haber sido derrotado de esa manera?

Imposible... ¡absolutamente imposible!

Mirando la trágica mirada del viejo maestro Wanmo, y especialmente el lamentable estado de su ingle, todos se estremecieron de miedo. Podían realmente sentir ese dolor con sólo mirarlo.

"Oh, viejo maestro Wanmo, ¿no era usted uno de los más audaces por aquel entonces? Ni en tus sueños se te ocurrió que esto te pasaría algún día, ¿verdad?". Lin Fan se río fríamente. Viendo las acciones de Pollito, se llenó de orgullo. Pero, también sentía curiosidad. Usando su garra para pisar la ingle de esa persona, ¿no podía Pollito notar que algo estaba mal en esa acción?

Pero viendo lo emocionado que estaba Pollito, Lin Fan no dijo nada. Mientras Pollito estuviera feliz...

En el momento en que todos vieron la mirada de Lin Fan, sus corazones enloquecieron. Era como si hubieran entrado en los Nueve Infiernos, mientras un frío miedo surgía en sus corazones.

Miedo.

Terror.

Pánico.

Incredulidad.

Todo tipo de emociones pasaban por sus mentes en este momento. Había derrotado al viejo maestro Wanmo con un solo movimiento. ¿Cuáles eran sus posibilidades de ganar?

"Ni siquiera piensen en escapar. Ya he sellado todo el cielo aquí. Lo mejor para ustedes es someterse a mí". Lin Fan absorbió hasta la última de las emociones que estos chicos estaban sintiendo mientras se reía fuertemente.

Esto era su castigo.

'Si cortas la hierba sin eliminar la raíz, la hierba siempre volverá a crecer'. Esto se hizo realidad con Este Servidor.

"¡Todos ustedes, no tengan miedo! ¡Somos muchos los que estamos aquí ahora mismo! ¿Creen que este mocoso tenga realmente la capacidad de retenernos a todos aquí? Si pudimos derribar a la Secta del Santo Demonio combinando nuestras fuerzas en aquel entonces, ¡definitivamente podemos repetir esa hazaña contra ese mocoso!" Mirando todo lo que había ocurrido frente a ella, la anciana del mar azul también estaba llena de miedo.

Sin embargo, la situación no les dejaba ningún espacio para pensar las cosas dos veces. ¡Tenían que unirse para deshacerse de este obstáculo que tenían delante!

" ¡Así es, señores! ¡Unan sus fuerzas! ¡Atacaremos juntos!"

"¡Si pudimos deshacernos de la Secta del Santo Demonio, definitivamente podremos deshacernos de este mocoso apestoso!"

" ¡Adelante entonces! ¿Por qué hablan tanto?"

"¡Nosotros atacaremos si tú lo haces primero!"

...

Allí de pie, Lin Fan era tan malévolo como un demonio que había vivido cientos de años, sin parangón alguno. Su formidable aura abarcaba todo el cielo sobre el campo de entrenamiento.

"Oh, no se molesten en discutir entre ustedes. No tienen que atacarme. Yo atacaré". Mirando a estos Grandes Maestros, Lin Fan río fríamente.

"Vieja Mar Azul. Ya que te gusta ser tan presumida y tomar la delantera, comenzaré contigo". Mirando a la anciana Mar Azul, Lin Fan desapareció inmediatamente de donde estaba. Cuando reapareció, estaba justo en la cara de la anciana Mar Azul.

"¡Tú...!" Justo cuando la anciana del mar azul iba a decir algo, su cuerpo se estremeció. Una enorme fuerza había entrado en su cuerpo desde su entrepierna y estaba causando estragos, como si tuviera voluntad propia.

"Pollito, es tuya". Lin Fan lanzó a la anciana del mar azul hacia Pollito.

Pollito movió su cabeza mientras sus ojos brillaban de forma dominante hacia el cuerpo que se dirigía hacia él. Mostrando una mirada llena de desprecio, chilló salvajemente. Saltando y haciendo girar su cuerpo, utilizó una patada circular y envió a la anciana del mar azul volando hacia los pilares celestiales.

Una anciana como ésta era alguien a quien ni siquiera Pollito quería tocar en lo más mínimo.

"¡Todos, ataquen!" Analizando la situación, los Grandes Maestros sabían que no había forma de que pudieran evitar esto. Por ello, atacaron a Lin Fan al mismo tiempo con una fuerza extraordinaria.

¡THUD!

¡THUD!

Se escucharon una serie de atroces gritos.

Al lado de Lin Fan, estos denominados Grandes Maestros poderosos no eran más que hormigas. Prácticamente al mismo tiempo, “El Verdadero Origen de la Patada Trituradora” dejo una serie de cortes en el vacío. Cada corte representaba las pepitas de alguien siendo aplastada cruelmente.

Pollito también empezó a trabajar. Zarpazo tras zarpazo, lanzó a estas personas hacia los pilares sin piedad y las ató después mediante cadenas selladoras.

Mirando la escena que estaba frente a él, el Emperador Yan se sorprendió mucho.

"Emperador Yan..." La voz de Lin Fan era fría.

El corazón del Emperador Yan latía con fuerza. No podía quedarse de brazos cruzados y esperar su muerte.

"¡Chico, hoy lucharé contigo con todo el poder que tengo!" Mirando a Lin Fan, una ira sin límites ardía en el corazón del Emperador Yan. No se atrevió a ocultar su verdadera fuerza por más tiempo, mientras un aura malévola brotaba violentamente de su cuerpo.

'¡Cielos Devoradores!'

"¡Gran Diablo Ancestral!”

...

Inmediatamente, un aura ilimitada como si perteneciera a un profundo abismo estalló desde el cuerpo del Emperador Yan. Esa aura era tan fuerte que parecía ser capaz de devorar todo el Cielo y la Tierra.

"¡Hmph! Estaba pensando en el tipo de potencial que debes tener para obtener tal fuerza en sólo dos años. Entonces, la razón detrás de eso es porque has estado cultivando alguna vil habilidad oscura". Lin Fan no pudo contener su risa. Estas eran los últimos esfuerzos de un hombre moribundo.

Desde aquel abismo ilimitado de aura oscura, un demonio sin par parecía estar a punto de salir. A estas alturas, el rostro del Emperador Yan estaba pálido como un papel.

"¡Chico, no importa lo fuerte que seas, hoy vas a morir!" Gritó el Emperador Yan. El gran demonio ancestral comenzó a materializarse mientras su enorme cuerpo cubría el cielo, mostrando su imponente fuerza.

Al ver esto, la Reina Celestial frunció el ceño una vez más. Pensar que el Emperador Yan había estado ocultando tal habilidad.

'¡¡¡RWAGHR...!!!' El gran demonio ancestral que se había materializado rugió salvajemente mientras su aura demoníaca cubría la mitad del cielo.

"¡SCRAM...!" Mirando al gran demonio ancestral en los cielos, Lin Fan rugió.

En el momento en que el enorme demonio ancestral escuchó este grito, se estremeció momentáneamente. Con sus ojos negros como el carbón, miró al insignificante humano de abajo. Sin embargo, en el momento en que su mirada se encontró con el cuerpo de Lin Fan, su cara se puso pálida.

El gran demonio ancestral era capaz de darse cuenta de que el aura de este insignificante humano estaba desafiando incluso al mismísimo Cielo ahora mismo. De hecho, había incluso una sensación escalofriante unida a esta aura.

Corre...

Corre...

¡¡CORRE...!!

Inmediatamente, ese descomunal demonio ancestral usó sus dos manos para abrir una grieta mientras se escabullía con el rabo entre las piernas.
"¿C-cómo puede ser eso posible...?" Al ver esto, el Emperador Yan estaba completamente desconcertado. No sabía qué demonios estaba pasando ahora.

Había cultivado de forma extrema antes de poder conectar con ese reino misterioso. Para ello, gastó la esencia de su propio cuerpo para convocar a ese fuerte ser. ¡¿Pero pensar que se iría con un simple rugido de la otra parte?!

"¡IMPOSIBLE...!"

El Emperador Yan gritó enloquecido. Sin embargo, en ese instante, Lin Fan apareció justo delante de su cara y se río.

¡THUD!

La cara del Emperador Yan adquirió matices blancos y verdes antes de quedar totalmente blanca mientras colapsaba en una posición hincada en el cielo.

Con otra patada, Lin Fan envió al Emperador Yan hacia Pollito para que se encargara de él.

Una vez hecho todo esto, Lin Fan se tomaría su tiempo para torturarles lentamente.

Por ahora, sólo quedaban cuatro personas de pie en escena.

La Reina Celestial era el plato principal de todo este espectáculo. La dejaría para más tarde.

Primero, era el turno de esos dos perros traidores.

"¡Hermano Mayor Lin...!" Fang Han tragó saliva. Cualquier tipo de oposición que hubiera podido reunir antes se había esfumado por completo. Pensar que podía acabar con todas las otras sectas sin ayuda. Este poder estaba más allá de la imaginación de cualquiera.

Fang Han siempre había estado realmente orgulloso de su propia velocidad de cultivo. Pero después de mirar a Lin Fan, ahora sabía que había estado viviendo en el fondo de un pozo.

"Fang Han. No tienes ningún puto derecho a llamarme Hermano Mayor". Lin Fan respondió fríamente.

"Fang Han y Han Lu, para proteger sus propias vidas, ambos arremetieron vilmente contra Wang Tianfei, el Hermano Mayor Wang. No me he olvidado de eso".

Fang Han retrocedió unos pasos mientras sus ojos brillaban de rabia. ¡Era alguien que tenía la herencia del rey demonio! ¡Era un señor supremo!

"Hermano menor Fang, es inútil seguir conversando con él. No hay manera de que nos deje escapar. Unamos nuestras fuerzas. Así podremos tener una oportunidad". Han Lu, que había permanecido en silencio todo el tiempo, finalmente habló.

Fang Han miró a Han Lu antes de asentir con la cabeza. "De acuerdo..."

De repente, el nivel de poder de Han Lu empezó a aumentar mientras cogía una botella de jade sagrado en su mano. Al sentir el estallido de poder de Han Lu, Fang Han se sorprendió durante un momento. ¡Pensar que Han Lu sería incluso más fuerte que él!

¡Este tipo había estado ocultando su fuerza todo este tiempo!

"Lin Fan, puede que los demás te teman, pero yo, Han Lu, desde luego que no. Después de todo, desafío a los cielos. La vida de esa gente es igual que la de las hormigas, y esto ya estaba predestinado para ellos". La voz de Han Lu era cada vez más profunda y misteriosa.

Mirando a Han Lu, la cara de Lin Fan se curvó en una sonrisa. El aura que desprendía el tesoro de Han Lu no era algo que perteneciera al Mundo Xuanhuang. La única explicación obvia que había, es que es de otro mundo.

"¿Estás tan confiado porque tienes eso? Claro, eso es algo muy bueno también. Es hora de que comprendas lo que significa pagar por tus errores". Lin Fan estaba interesado en descubrir qué clase de tesoro era este para que Han Lu tuviera tanta confianza para desafiar a Lin Fan en su propia cara.

El corazón de Fang Han se estaba volviendo más débil conforme pasaba el tiempo. ¡No había esperado que Han Lu hubiera estado escondiendo algo como eso!

¡Esta aura era muy superior a la suya!

Si podía escapar de este calvario, ¡debía robarle definitivamente ese tesoro a Han Lu! Después de todo, ¡sólo él, Fang Han, era digno de poseer semejante tesoro!

Aunque el estado de cultivo de Han Lu no era nada comparado con el de Lin Fan, la razón por la que se atrevía a desafiar a Lin Fan descaradamente era por esta botella de jade sagrado. En los últimos dos años, Han Lu había restaurado completamente esta botella de jade sagrado. Al mismo tiempo, había descubierto y dominado todas sus habilidades.

En ese entonces, en la secta, ya deseaba matar cruelmente a Lin Fan.

Ahora ya había llegado el momento.


Comentarios del capítulo: (2)


Gracias por el capitulo

1

muchas gracias por la novela, cuando sale el próximo capitulo????

0