tss-capitulo-856
TSS - Capítulo 856
40793
856

Capítulo 856: La Raza Sin Nadie Cultivando

Traductor: morefaster

A estas alturas, Lin Fan también sabía el nombre de este joven.

Pequeña Piedra.

¡Era un nombre realmente casual el que le habían dado!

"Y sólo con esa fuerza tuya, ¿quieres cruzar este vasto océano que se extiende decenas de millones de millas? Me temo que eso no va a ser demasiado posible en toda tu vida". Las palabras de Lin Fan no tenían nada de falso. Para un niño pequeño como él, el océano era realmente ilimitado, y se extendía hasta donde sus ojos podían ver. Si quisiera cruzarlo simplemente flotando a través de él lentamente como ahora, no sería capaz de conseguirlo incluso si le dieran cien años.

Incluso para cualquier ser vivo por debajo del estado de cultivo Divino celestial, si quisieran cruzar volando todo este océano, tendrían que pasar al menos un año entero.

"¡No tengo miedo! ¡Los miembros de mi raza viven a la sombra de estos demonios! ¡Me dirigiré allí para encontrar un ser poderoso al que reconocer como mi maestro! Entonces aprenderé algunas capacidades para volver y salvar a toda mi raza". Aunque Piedrita no tenía un tamaño enorme, sus ojos brillaban con una voluntad de hierro.

"¡Tienes ambición, amiguito! Pero, si no te hubieras topado conmigo, hace tiempo que habrías sido devorado por esa Bestia Marina". Lin Fan soltó una carcajada.

Siendo bien leído, Lin Fan tenía un entendimiento hacia todos los seres de las miles de razas. Había mucho Qi Espiritual dentro del cuerpo de este chico que era puro sin ninguna impureza. Aunque no tuviera ningún estado de cultivo, Lin Fan podía decir que todo su cuerpo estaba lleno de Qi Espiritual, incluso hasta su carne.

Con este tipo de cuerpo, no había duda de que era de la raza Espíritu.

Y, esta raza era un poco misteriosa ahora. Era difícil encontrarlos en otros lugares.

"¿Eres fuerte?" Piedrita miró a Lin Fan con una mirada sedienta en sus ojos, como si estuviera anticipando algo.

"No tan mal. ¿Por qué? ¿Hay algún problema?" Lin Fan soltó una risita.

Golpe seco.

Instantáneamente, Piedrita se desplomó sobre sus rodillas y postró ese pequeño cuerpecito suyo en el suelo, "¡Por favor, acéptame como tu discípulo, senior! ¡Enséñame algunas habilidades místicas de las artes marciales! Quiero aprenderlas para salvar a mi raza!".

"Jaja". Lin Fan no pudo evitar soltar una risita cuando miró a este pequeño Piedrita que se postraba ante su cara. Este era un niño bastante interesante.

"¿Oh? Claro, puedo enseñarte algunas habilidades místicas sin igual. Pero, ¿qué puedes darme a cambio, chico?". Lin Fan soltó una carcajada. "No hay comida gratis en este mundo sin razón, ¿sabes?".

Cuando Piedrita escuchó estas palabras, su cara se puso un poco ansiosa, sin saber qué debía hacer. De repente, Piedrita sacó una daga y la puso delante de él.

"¡Por favor, acéptame como tu discípulo, senior! Piedrita es alguien de la raza de los espíritus. ¡Sé que a todos esos demonios les encanta comer la carne de mis camaradas! Mientras me enseñes algunas habilidades místicas, ¡Pequeña Piedra está dispuesto a cortar su carne para que el senior se la coma!".

Aunque Piedrita era joven, su cara era extremadamente solemne como si estuviera hablando de algo extremadamente importante ahora mismo.

La cara de Lin Fan se tensó. ¡Pensar que este Pequeño Stone diría algo así!

Pero, Lin Fan sabía que estaba inscrito en los registros que los seres de raza Espíritu nacían con una increíble cantidad de Qi Espiritual dentro de sus cuerpos. Esto podía ser considerado como la cosa más deliciosa de todo este mundo.

La raza del Tiburón Colosal debía de haber reunido a los seres de la raza espiritual y criarlos para que pudieran disfrutar de este manjar infinito a su antojo.

En este momento, Pollito se puso sobre los hombros de Lin Fan, sus ojos de pollo brillaban con un destello brillante.

"Hermano Mayor, este chico es bastante decente. Tiene el estilo de tu Pollito". Comentó el Pollito.

"¿Te ha caído bien? ¿Qué tal si le tomas como discípulo?". Lin Fan sonrió.

"Claro. Aunque este chico no es gran cosa, Tu Pollito aquí presente es un pollo benévolo. Respecto a este asunto..."

Pollito había querido presumir un poco más. Pero justo en ese momento, Piedrita de repente sacudió la cabeza furiosamente.

"¡Nonononno! Sólo quiero tomar aquí a un senior como mi amo. No quiero tomar a un pollo como amo".

En el momento en que Pollito escuchó estas palabras, explotó inmediatamente. Extendiendo sus alas, todas sus plumas de pollo se erizaron, "¡Chico! ¡Realmente no sabes lo que es bueno para ti! Tu papi pollito te ha hecho un gesto de tan buena voluntad y sin embargo...? Esto va a enfadar a su Pollito!"

"¡HAHAHA!" Lin Fan soltó una carcajada antes de darle una palmadita en la cabeza a Pollito.

"Chico, ya hablaremos de este asunto en el futuro. Primero, vayamos a comprobar la zona de tu raza Espiritual primero, ¿te parece?". Lin Fan se sacudió la túnica. Llevando consigo a Piedrita, voló hacia la distancia.

Lin Fan no tardó mucho en llegar al lugar, ya que apenas tuvo que parpadear.

Pero para Piedrita, esto era un poco increíble. Llevaba a la deriva cerca de diez días. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, ¡ya estaba de vuelta en casa! En ese momento, Piedrita estaba aún más seguro de que la persona que tenía delante era un ser absolutamente poderoso.

"Pequeña Piedra, ¿esta es tu casa?". Lin Fan miró hacia la distancia donde una ciudad flotaba sobre la superficie del océano y preguntó con curiosidad.

Esta ciudad estaba llena de Qi Espiritual, todo emanaba de los seres de la raza Espiritual. Durante un tiempo interminable, se había vuelto tan espeso que había formado Ciclones de Qi Espiritual.

Estos Ciclones de Qi Espiritual giraban sobre el cielo de la ciudad y formaban diferentes tipos de criaturas espirituales que persistían una y otra vez.

"Senior, esta es la ciudad natal de Piedrita". Ahora que estaba de vuelta en casa, Piedrita no pudo evitar dejar escapar una mirada de recuerdo. Pero, su cara estaba llena de miedo como si hubiera algo horrible que existía aquí.

"¿Eh? Qué extraño. Es la primera vez que veo una ciudad llena sólo de gente normal". Lin Fan envió su conciencia a través, y cada movimiento y acción que tuvo lugar dentro de esta ciudad fue instantáneamente llevado a su mente.

El don innato de estos seres de la raza Espíritu era que tenían cuerpos que eran extremadamente puros y sin ninguna impureza dentro de ellos. Si iban a cultivar, sin duda sería una navegación suave para ellos. Sin embargo, lo curioso era que entre estos seres de la raza Espiritual, ¡no había ni un solo cultivador! Todos eran personas normales y extremadamente débiles.

En el Mundo de los Antiguos Santos, ¡esto era algo que él creía totalmente imposible!

"Pequeña Piedra, ¿hay alguien que cultive en tu ciudad natal?". Preguntó Lin Fan.

"No, senior. Ninguno de los miembros de la familia de Piedrita puede cultivar. Si lo hicieran, serían asesinados por esos demonios instantáneamente. Esa es la razón por la que Piedrita quiere abandonar este lugar y buscar un ser poderoso de fuera al que reconocer como mi maestro, para poder aprender algo."

Respondió Piedrita.

Lin Fan no dijo nada. Sólo estaba percibiendo silenciosamente todos los movimientos dentro de la ciudad. En poco tiempo, supo exactamente lo que estaba pasando.

Dentro de esta ciudad, había diez millones de seres de Raza Espiritual. Sin embargo, no sólo ninguno de ellos tenía un estado de cultivo, ¡ni siquiera tenían Energía Verdadera!

Parecía como si la raza Tiburón Colosal hubiera rodeado todo este lugar y mantenido a estos seres de raza espiritual cautivos mientras les dejaba vivir por su cuenta. Aquellos que trabajaban sólo podían ganar algún magro sustento para alimentar a sus familias.

Esto hizo que Lin Fan recordara la sociedad de su antiguo mundo. Los que se atrevían a cultivar por su cuenta eran como los que llevaban armas de fuego en su antiguo mundo. Si fueran descubiertos, sería un grave crimen.

En las calles, los seres de la raza Tiburón Colosal formaban grupos de patrulla que recorrían el lugar. Cada vez que los seres circundantes de la raza Espíritu veían a estos seres Tiburón Colosal, perdían todas sus agallas.

"¿Cómo os atrevéis a cultivar, malditas mierdas de la raza Espiritual?".

En ese momento, un ser de la raza Tiburón Colosal que patrullaba detuvo a un ser de la raza Espiritual y enseñó sus filas de afilados dientes.

"¡No, yo no cultivé!" El ser de raza Espiritual que había sido arrestado gritó horrorizado.

"¡Hmph! ¡Cultivar por tu cuenta sólo te deja la muerte! Es hora de devorarte!" El ser de la raza Tiburón Colosal abrió instantáneamente la boca hacia el ser de la raza Espiritual.

Para los seres de la raza Tiburón Colosal, la carne de los seres de la raza Espíritu era un tónico absoluto. Esa carne llena de Qi Espiritual se convertía en Qi Espiritual puro en el momento en que la comían, nutriendo sus cuerpos.

Cuando los seres de raza espiritual de alrededor se percataron de esto, se encogieron de miedo en una esquina, sin atreverse a decir nada más.

Para todos ellos, estos seres de la raza Tiburón Colosal eran simplemente demasiado intimidantes.

"¡Perdóname, por favor!" Cuando el ser de la raza Espíritu vio cómo estaba a punto de convertirse en comida de peces para el ser de la raza Tiburón Colosal, suplicó clemencia con una mirada trágica en su rostro.

Mirándolo todo, Lin Fan sólo pudo sacudir la cabeza. Estos seres de la raza Tiburón Colosal eran realmente perros falderos de la raza Antigua. Pensar que incluso adoptarían los mismos hábitos de comerse a los demás.

Entonces señaló con un solo dedo.

¡BAM!

Al instante, aquel ser de la raza Tiburón Colosal explotó y se convirtió en lodo, más muerto de lo que jamás podría haber estado.


Comentarios del capítulo: (0)