atg-capitulo-1842
ATG - Capítulo 1842
31016
1845

Destrozando al Dragón

Traductor: Crowli

Capítulo 1842: Destrozando al Dragón

Suspiro...

Chi Wuyao suspiró en su corazón.

Pero entonces, sus ojos diabólicos también se tiñeron de determinación tras abandonar toda esperanza.

Qianye Ying'er no dijo ni una palabra, y sólo había odio e intención asesina en sus negras pupilas.

Su fusión de la Sangre de la Emperatriz Diablo se hizo con la ayuda de Yun Che. El crecimiento extremadamente rápido de su energía profunda oscura fue gracias a esto.

Pero, después de todo, ella tenia un cuerpo mortal, no uno raro como Yun Che. Cuáles serían las consecuencias de quemar al máximo esta gota de sangre de la Emperatriz Diablo y liberarla toda, ella no lo sabía, no quería saberlo ya... Al menos, el poder de la oscuridad que llenaba todo su cuerpo en este momento era tan arrollador y furioso que en cualquier momento desgarraría su cuerpo.

Dio un paso hacia adelante, y el oráculo negro como la brea que tenía en la mano se desplegó... en ese momento, haciendo bailar no a la serpiente espíritu negra como la brea, sino a la pitón oscura.

El poder de la oscuridad irrumpió como una inflamación ardiente, devorando la luz en la medida de lo posible. Como Emperadores Dios del Oeste, naturalmente todos eran personas que tenian una amplia gama de conocimientos, independientemente de la oscuridad en el cuerpo de Qianye Ying'er, o la energía profunda oscura no eran en absoluto normal.

Ninguno insistió y todos retrocedieron violentamente. Sin embargo, bajo la oscuridad de la tormenta, la velocidad del oráculo también aumentó, como una gangrena ósea, apuñalando directamente la garganta del Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes.

El cuerpo del Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes giró rápidamente, el flujo de aire a su alrededor se arremolinó y su espada emperador se elevó para enfrentarse al oráculo oscuro que se acercaba.

Con un estruendo penetrante, el oráculo chocó con la espada del Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes, y el primer destello de luz negra pareció ignorar directamente el poder protector del Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes, haciendo que su cuerpo y su cara siguieran ardiendo violentamente. 

Utilizó la fuerza para retroceder violentamente, y entonces sus pupilas miraron fijamente... porque vio con asombro que una abolladura negra como el carbón estaba impresa en la parte superior de la espada emperador que había acompañado a su cuerpo durante diez mil años.

Estaba tan sorprendido que perdió la voz y rugió: "¡No la toquen... uh!"

Con un grito miserable, el oráculo oscuro que sólo se había alejado de él en el instante anterior retrocedió realmente contra el sentido común, y el Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes retrocedió violentamente, pero aún así se raspó en la frente, derramando instantáneamente sangre y carne, y siendo atravesado por un surco sangriento de gran profundidad.

"Sh......" El Emperador Dragon Chi y el Emperador Dragón Vicioso, que estaban a punto de acercarse, se alarmaron enormemente en sus corazones.

Como Emperadores Dios del Oeste, sin duda tenía la protección corporal más poderosa del mundo. Qué difícil sería atravesar la defensa y herir sus cuerpos.

Sin embargo, bajo el poder profundo de la oscuridad de Qianye Ying'er, la anergia profunda protectora del Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes era casi como papel fino.

Después de todo, era la sangre de origen de la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial, y cuando estalló en llamas, lo que liberó fue un poder que casi trascendía los límites de la dimensión, e incluso un Emperador Dios no sería capaz de resistirlo.

Sólo que estaba destinado a durar poco tiempo, y el coste... podría ser el de herir a ochocientos enemigos y tres mil a uno mismo. 

"¡Evítenlo por ahora!" Long Bai dijo con voz profunda.

Tan pronto como sus palabras cayeron, una serie de gritos miserables golpearon.

El ataque del oráculo tenía un extraño alcance, y mientras los tres emperadores dios retrocedían con todas sus fuerzas, donde la pitón oscura barría, los cuatro dragones chi de los Maestros Divinos de la parte trasera eran cortados perezosamente como bambúes rotos y podridos.

¡¡¡Shaa!!

La luz negra volvió a rodar, y en medio de la asombrosa furia demoníaca, tres Señores Dragones fueron rebanados en un instante, y un Señor Dragón intentó bloquear con su brazo de Dios Dragón, sólo para que su brazo se rompiera en un instante y luego su corazón fuera atravesado en un instante, derramando sangre y volando hacia abajo.

Los tres grandes emperadores divinos de la Región Divina del Oeste quedaron tan sorprendidos por esta escena que sus corazones y tripas se dividieron, y retrocedieron frenéticamente en tres direcciones, sin atreverse a acercarse más bajo el aura negra Qianye Ying'er.

Todos sabían muy bien que este estado aterrador de Qianye Ying'er no podía durar mucho tiempo.

Los ojos de Long Er parecían oscuros, su aura de dragón se movilizo, como el vapor de su figura, su cuerpo real desapareció, un brazo cubierto de aura de dragón antiguo agarró a Qianye Ying'er... directamente en la cara de Qianye Ying'er que ahora tiene una extraña oscuridad, finalmente golpeó.

El aterrador poder del dragón sacudió instantáneamente el cielo y la tierra, e incluso sacudió el corazón y el alma de todos.

Qianye Wugu, que estaba luchando con el Emperador Qilin, dio un golpe con la palma de la mano, obligando al Emperador Qilin a retroceder, y luego cambió al instante y cargó directamente contra Long Er. 

Los brazos del Emperador Qilin se extendieron... y luego retiraron débilmente su poder, volviéndose hacia Qianye Bingzhu que estaba luchando contra cuatro grandes Qilin.

"El poder de mi viejo amigo está en última instancia fuera del alcance del anciano, así que seré descarado y colaboraré para derribarte primero".

"Oh", la Qianye Bingzhu sonrió ligeramente, "Luchar contra los cinco Grandes Qilin solo. Esta batalla es una bendición para toda la vida. Sólo espero que este cuerpo lisiado mío pueda durar unos momentos más".

¡Boom!

El aura dorada explotó, y fue como si un sol abrasador brillara sobre el Mar Profundo. El cuerpo de Long Er se detuvo por la fuerza, y sus ojos de dragón miraron con indiferencia al anciano que tenía delante.

Frente a un Venerable Dragón Marchito, Qianye Wugu estaba destinado a no retener nada.

Su sangre de Brahma se encendió, su alma de Brahma se liberó, y una sombra dorada del Monarca Brahma fluyó por todo su cuerpo, cubriendo sus pupilas y su piel con el color del oro profundo: "Como alguien que ha regresado al mundo, Emperador Brahma Qianye Wugu, he venido a recibir la guía del Venerable Dragón Marchitos."

"Hmph". El corazón era como polvo antiguo, pero el orgullo del dios dragón permanecía. Long Er dijo con indiferencia: "Me temo que tú, aún no estás calificado".

Qianye Wugu ya no habló, y su palma empujó hacia fuera, sellando el aire con una melena dorada. Pensó que no era rival para los Venerables Dragones Marchitos, pero no sería posible que su oponente lo aplastara en poco tiempo. 

Que un Venerable Dragón Marchito se uniera a él era, sin duda, añadir un insulto a la herida para los practicantes profundos de la Región Norte. Pero lo bueno es que Qianye Ying'er está suprimiendo a los tres grandes emperadores dios... con el poder de una persona, ¿cuánto tiempo puede durar esta supresión?

Por otro lado, la mirada de Zhou Xuzi se clavó mortalmente en la enorme figura del Emperador Dragón del Comienzo Absoluto en la distancia. Los Guardianes se extinguieron, y casi todas sus esperanzas para el futuro del Cielo Eterno desaparecieron, y lo único que quedó en su corazón fue odio y tristeza.

Sin aprovechar la oportunidad de curar sus heridas, voló solo y se precipitó hacia el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto.

Con la distracción de proteger a Cahizi, la presión sobre el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto había aumentado, y ya no era posible suprimir al Dios Dragón Azure. Cuando el poder divino del Cielo Eterno con un resentimiento infinito vino detrás de él, el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto lanzó su cuerpo y rugió, forzando la mitad de su poder de dragón sobre el cuerpo de Caizhi, usando la mitad de su poder para sacudir el poder de un Dios Dragón y un Emperador Dios.

La lealtad del Emperador Dragón del Comienzo Absoluto a Cahizi fue impuesta a la fuerza por la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial, y aunque no provenía de su propia voluntad, era incomparablemente pura y no podía ser sacudida por ninguna situación.

Con un fuerte sonido, el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto fue mandado a volar hacia atrás varios kilómetros, y su enorme cuerpo de dragón se desequilibró, ya que el Dios Dragón de Azure y Zhou Xuzi se habían abalanzado estruendosamente sobre él, el poder del Emperador Dios y del Dios Dragón cayendo sobre su cuerpo de dragón como un huracán.

Si se enfrentara solo al Dios Dragón Azure y a Zhou Xuzi, el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto podría luchar contra ellos durante mucho tiempo sin perder.

Sin embargo, proteger a Caiyin era lo más importante en su mente en este momento, superando todo lo demás.

Especialmente Zhou Xuzi, su objetivo no era el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto, sino Cahizi. Su figura no dejaba de nadar y desplazarse, y cada vez que golpeaba, atacaba a Cahizi quien estaba en la parte superior de la cabeza del dragón, obligando al Emperador Dragón del Comienzo Absoluto a mover su cuerpo con fuerza una y otra vez, abriéndose de par en par y siendo golpeado con fuerza por el Dios Dragón Azure en sucesivas ocasiones.

¡Roar Ow!

Con un rugido de impotencia, un millar de trozos de Escamas de Dragón manchadas de sangre se hicieron añicos y volaron por el suelo, y el cuerpo del dragón también se estrelló fuertemente contra el suelo de un tirón.

Con la desintegración del poder protector del dragón, Caizhi sobre la parte superior de la cabeza del dragón fue finalmente lanzada lejos, cayendo contra el suelo.

El Emperador Dragón del Comienzo Absoluto soltó un rugido aún más furioso, pero justo cuando iba a hacer fuerza para levantarse, una enorme sombra gris y azul cayó del cielo, y la enorme fuerza del Dios Dragón golpeó su columna vertebral de dragón, haciendo que su cuerpo de dragón, aún no enderezado, se doblara.

Zhou Xuzi, por su parte, prácticamente ignoró al Emperador Dragón del Comienzo Absoluto y voló hacia arriba, con una mirada feroz y sus cinco dedos como garfios de águila, agarraron la cabeza de Cahizi de inmediato.

Los Cuatro Dioses de la Estrella, Llama Celestial, Sol Celestial, Alma Celestial y Encanto Celestial, sintieron lo mismo y giraron la cabeza violentamente.

"¡Pequeña Princesa!"

El campo de batalla entre el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto y el Dios Dragón Azure se extendía demasiado, y era difícil para los demás acercarse. El Emperador Dragón del Comienzo Absoluto estaba siendo retenido en un vicio mortal por el Dios Dragón Azure... Esta vez, nadie más podía ir a salvar a Cahizi.

En este momento, sintiendo el palpitar de la sangre del Dios de la Estrella de los otros... sin palabras, sin el intercambio de pensamientos del corazón, brotó exactamente la misma intención decisiva.

Los cuatro dioses de la estrella ya están ensangrentados y heridos, y en este estado, ya era increíblemente difícil solo luchar, por no hablar de deshacerse a la fuerza del oponente para salvar a Caihizi.

A menos que...

"¡Jaaaaaa!"

Gritos miserables atravesaron el aire, y los cuerpos de los cuatro Dioses de la Estrella estallaron al mismo tiempo con auras estelares que reflejaban el cielo en llamas.

Bajo los toldos estelares, demasiado abrasadores, aquellos Maestros Dragón que estaban reprimiendo o incluso abusando de sus oponentes fueron lanzados lejos.

Y con una velocidad que superaba la de un meteorito en el cielo, estas cuatro ráfagas de estrellas también salieron disparadas hacia Zhou Xuzi, que se acercaba a Cahizi, con largas estelas de estrellas que atravesaban el espacio.

Cahizi levantó la cabeza de forma fantasmal en ese momento, y las estrellas más brillantes del mundo se reflejaron en sus pupilas aún empañadas.

"Pequeña princesa...", la cálida y tranquila voz del Dios de la Estrella de la Llama Celestial llegó a sus oídos, "Sabemos que nuestros pecados son imperdonables, y esta es nuestra única expiación".

"También es nuestro último regalo para ti, asegúrate de disfrutarlo". Esta fue la voz del Dios de la Estrella del Encanto Celestial, con un poco de reticencia y cariño.

La luz estelar del Dios Estrella del Infierno Celestial fue la primera en volar, demasiado rápida y poderosa, por lo que no había forma de que Zhou Xuzi la evitara, sólo pudo detener su cuerpo con fuerza y levantar los brazos hacia el frente, provocando una violenta distorsión del espacio frente a él.

¡¡Boom!!

El estallido de la estrella se abrió, las llamas celestiales volvieron a ser cenizas, y el poder del estallido de la estrella que sobrepasaba los límites de los Dioses de las Estrellas fue demasiado para que incluso Zhou Xuzi pudiera resistir, al instante sus siete orificios se colapsaron de sangre, y fue sacudido por docenas de marcas mortales.

Antes de que tuviera tiempo de recuperar el aliento, otros dos estallidos de estrellas igualmente brillantes cayeron del cielo en sus pupilas.

Después de todo, Zhou Xuzi tenía decenas de miles de años de experiencia, y su reacción fue extremadamente rápida. Tragó la sangre que le brotaba en la garganta, e instantáneamente sacrificó la Campana Celestial Protectora agrietada, y bajo su extremadamente poderoso poder divino del Cielo Eterno, la Campana Celestial Protectora giró mil pies en un instante, cubriendo los restos de los miembros estelares de Sol Celestial y Alma Celestial.

¡Pum!

Esa instantánea explosión de luz estelar casi cegó los ojos de Zhou Xuzi y deslumbró cálidamente toda la visión y el alma de Cahizi.

La Campana Celestial protectora se deformó violentamente, y la grieta que fue golpeada por Cahizi se agrandó rápidamente y se extendió... con una explosión celestial, la Campana Celestial Protectora se rompió por completo, y la luz estelar inacabada estalló fuertemente sobre el corazón de Zhou Xuzi, destruyendo su cuerpo ya muy herido con una docena de impactantes cráteres de sangre, y sus órganos internos fueron incluso desplazados en la ruptura.

Zhou Xuzi cayó pesadamente de rodillas, escupiendo sangre.

Fue también en ese momento cuando la Espada Diabólica del Lobo Celestial voló de nuevo a la mano de Cahizi, la cabeza de lobo en la punta de la espada volvió a abrir sus resentidos ojos de lobo color sangre.

Se levantó lentamente del suelo, con un oscuro poder divino de Lobo Celestial surgiendo de la nada de su pequeño cuerpo, que estaba claramente agotado y débil.

Su cuerpo se tambaleó y voló hacia arriba, su mano sostenía la Espada Diabólica del Lobo Celestial, y con un susurro resentido, se estrelló contra Zhou Xuzi que estaba medio arrodillado en un charco de sangre.

Zhou Xuzi levantó la cabeza, sus brazos se levantaron y sus manos se aferraron a la Espada Diabólica del Lobo Celestial que estaba volando en el aire.

La luz negra en las pupilas de Cahizi era resentida y oscura, la sombra del lobo detrás de ella era vacilante y furiosa, obviamente débil, pero el poder de esta espada seguía siendo aterrador.

Zhou Xuzi estaba en una posición medio arrodillada, con las manos desmenuzadas por la sangre y los brazos hundiéndose poco a poco por el poder de la espada. Pero entonces, sus pupilas se dilataron violentamente, y una enorme fuerza que surgió con fuerza alejó la espada diabólica y a Cahizi de él por varios puntos.

El jadeo de Zhou Xuzi duró sólo medio suspiro, y las pupilas que acababan de dilatarse volvieron a contraerse en un instante hasta alcanzar el tamaño de un agujero de formación... porque otro estallido de estrellas aparecio con extrema rapidez en sus pupilas.

Al estar el cuerpo mortalmente presionado por el Poder de la Espada del Lobo Celestial, Zhou Xuzi no podía moverse en absoluto, y sólo podía observar cómo la desesperada luz de las estrellas se acercaba cada vez más.

Boom ----

La luz de las estrellas estalló, Encanto Celestial volvió a las cenizas, el último poder profundo protector de Zhou Xuzi se derrumbó por completo, derramando sangre por el cielo, pero la luz de las estrellas que estaba cerca no hirió a Cahizi ni un poco, en su lugar, fue como una cálida palma, rozando suavemente su mejilla.

En medio de los estallidos de las estrellas, una espada descendió... una gota de lágrimas estelares también fue arrojada en ese momento silenciosamente, y desapareció entre el cielo y la tierra con los estallidos de las estrellas que se desvanecían.

En este punto, de los doce Dioses de las Estrellas, sólo quedaba el Lobo Celestial.

¡Boom!

Esta vez, Zhou Xuzi ya no pudo resistir, y su pecho se hundió violentamente bajo el poder de la Espada Diabólica del Lobo Celestial, rompiendo la mitad de su esternón y costillas.

La mirada de Caizhi estaba oscura, como un abismo empapado de sangre, la fuerza se agotó de su delicado cuerpo, pero en un resentimiento interminable explotó con una fuerza que vino de la nada, y la Espada Diabólica del Lobo Celestial se estrelló locamente.

Boom... El brazo derecho de Zhou Xuzi se hizo añicos.

Boom… El brazo izquierdo de Zhou Xuzi se hizo añicos, y fue arrancado viciosamente de su torso por el consiguiente estallido de poder, convirtiéndose en un cielo de huesos rotos y carne ensangrentada.

Boom... Los huesos de las rodillas de ambas piernas de Zhou Xuzi fueron destruidos en polvo.

Boom - La espada golpeó fuertemente al Espíritu Celestial, y el mundo de Zhou Xuzi se sumió de repente en un zumbido de pesadilla.

Boom...

La última espada atravesó el cuerpo destrozado y desgarrado de Zhou Xuzi, y luego, acompañada de una sucia lluvia de sangre, la arrojó a la distancia como una bolsa de sangre rota y agujereada.

Bang... El cuerpo hecho jirones de Zhou Xuzi aterrizó en el suelo, como un perro muerto sin más movimiento.

Sin embargo, sus párpados seguían temblando ligeramente, su débil respiración se debatía como la de un pez moribundo... La destrucción de la raza diablo estaba a la vuelta de la esquina, y él no había sido capaz de verla por sí mismo, sin querer morir de esta manera.

La Espada Diabólica del Lobo Celestial cayó pesadamente al suelo, emitiendo un fuerte sonido como el del derrumbe de una montaña.

Cahizi sostuvo la espada diabólica en su mano, medio arrodillada en el suelo, con los ojos grises y nublados. Percibió vagamente que a Zhou Xuzi aún le quedaba el último rastro de aliento , quería levantarse desesperadamente, pero sus brazos... todo el cuerpo, era como si ya no le pertenecieran, sólo apoyando sus ojos para que se abrieran, casi había agotado toda su fuerza y voluntad.

Hermana Mayor...

Estoy... tan cansada...

Realmente... ya no me quedan... fuerzas…

Bang...

Como un murmullo onírico, su conciencia finalmente se disoció por completo, la parte superior de su cuerpo se apoyó en la Espada Diabólica del Lobo Celestial, trágicamente inconsciente.

Long Bai observó fríamente todo, todo el tiempo, no intervino para rescatar a Zhou Xuzi.

Tampoco se molestó en atacar personalmente a la ya inconsciente Cahizi.

"Azure", habló con indiferencia, "Mata a esa pequeña Lobo Celestial. Pero deja el cadáver intacto".

¡Un cadáver intacto... que era uno de los grandes regalos que se podían dar a Yun Che cuando se encontraran con él en el futuro!

Estas palabras suyas no eran una transmisión de voz, y todos las oyeron claramente.

¡¡¡ROAR!!!

Este rugido sibilante del Emperador Dragón del Comienzo Absoluto conllevaba una ira y agitación extremas, una furiosa tormenta se desató, mil millas de tierra se volcaron directamente, sacudiendo al Dios Dragón Azure en el aire y destrozando una gran área de huesos de dragón.

Sin embargo, el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto no tuvo oportunidad de aplastar al Dios Dragón Azure hasta la muerte, ya que los nueve Gobernantes Dragón que habían luchado anteriormente con los Cuatro Dioses de la Estrella ya habían atacado, reteniéndolo hasta la muerte.

El Dios Dragón Azure asintió a la orden, y se obligó a girar en el aire antes de caer en picado hacia la dirección en la que se encontraba Cahizi... El siseo furioso del Dios Dragón Azure llegó desde atrás.

"¡Emperador Yan, Qianying!" Chi Wuyao gritó... pero Yan Tianxiao estaba demasiado ocupado, la sangre diabólica de Qianye Ying'er devoró su corazón, y perdió la mayor parte de su cordura, y no respondió a su rugido.

El cuerpo de Chi Wuyao se movio, volando hacia abajo. Pero el Dios Dragón de la Destrucción Carmesí no la dejaría escapar, el dominio del dragón carmesí explotó, mil millas de espacio como llamas interminables: "¡Emperatriz Diablo! No puedes escapar".

Pero en ese momento, Chi Wuyao se volvió de repente, con una oscura luz diabolica brillando en sus ojos diabolicos.

Chi Wuyao había dicho una vez que si su alma diabólica devoraba a alguien, aunque fuera el Dios Dragón de la Destrucción Carmesí, dejaría una sombra, y durante mucho tiempo se acobardaría antes de enfrentarse a ella.

Y es este miedo persistente a la Emperatriz Diablo lo que apuñaló sin piedad el orgullo y la dignidad del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí, haciéndole jurar que la destruiría... con sus propias manos y destruirá el miedo vergonzoso.

Al tocar los ojos diabólicos de Chi Wuyao, el Dios Dragón de la Destrucción Carmesí fue como un ave de rapiña. Los ojos de dragón temblaron dramáticamente, el pánico a no caer se concentró en el corazón, protegiendo a muerte su alma de dragón.

Y en ese momento, la luz azul del espacio a menos de tres metros de la espalda del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí destelló débilmente y atravesó el aire en un instante, atravesando la nuca del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí con fiereza.

Todo esto sucedió de forma demasiado repentina, demasiado extraña, completamente de la nada, sin ninguna advertencia o rastro, no sólo el Dios Dragón de la Destrucción Carmesí, sino también nadie de los presentes fue consciente o reaccionó a ello.

¡A tres metros escasos, el poder espiritual del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí y toda la presión se concentró en Chi Wuyao, y aunque no se atrevió a bajar la guardia, fue tomado completamente desprevenido!

Lo que es aún más aterrador es que el fuerte e incomparable cuerpo del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí, en realidad por esta luz fría directamente a través del cuello y salio de su garganta.

Ding... Un anillo de hielo se condensó, sellando el inminente aumento del poder del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí 

Ding... Un segundo anillo de hielo se condensó, sellando los meridianos de la parte superior de su cuerpo.

Ding... Un tercer anillo de hielo se condensó, presionando la fuerte oleada de su poder a través de su cuerpo una vez más.

Ding ding ding ding ding ding...

La luz azul estalló, y la cuchilla de hielo selló el cielo. En un instante, con la garganta del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí como centro, dieciocho anillos de hielo se condensaron locamente en un momento demasiado breve para que todos pudieran mirar atrás, sellando el poder del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí, la sangre, los meridianos, los huesos de dragón, las venas profundas, los pensamientos y los miembros...

En un instante, antes de que el Dios Dragón de la Destrucción Carmesí tuviera tiempo de hacer alguna reacción o resistencia, todo su cuerpo se había convertido en hielo frío.

¡Bang!

La sombra de la espada danzó, el anillo de hielo estalló, y el Dios Dragón de la Destrucción Carmesí, sellado con hielo..., que era el segundo en el mundo después del Long Bai, se rompió en brillantes trozos de hielo relucientes e ilusorio de ensueño.

Y la sombra de la espada azul también salió disparada en ese instante, cruzando la dimensión y apuñalando directamente al lejano Dios Dragón Azure.

Todo, en un instante, nadie tuvo tiempo de hacer ruido. El Dios Dragón Azure giró la cabeza conmocionado, y lo que vio fue al Dios Dragón de la Destrucción Carmesí convirtiéndose en un cuerpo destrozado de cristales de hielo, así como el... trozo de luz azul que ya estaba cerca.

Bang--

La espada de la Princesa de la Nieves golpeó de lleno la cabeza del Dios Dragón Azure, floreciendo en su frente un esplendor de hielo que envolvió mil kilómetros.


Comentarios del capítulo: (0)


atg-capitulo-1843
ATG - Capítulo 1843
31017
1846

Sangre y Alma de la Oscuridad Eterna (1)

Traductor: Crowli

Capítulo 1843: Sangre y Alma de la Oscuridad Eterna (1)

Rugido ~

En medio del hielo, resonó el siseo de dolor del Dios Dragón Azure en su alma. El aura de hielo aparentemente hermosa, en realidad salio disparada del cráneo del Dios Dragón Azure explotando en un agujero de tres metros de ancho, la sangre de dragón aún no habia salpicado, sino que habia sido sellada por la energía profunda helada, pero también selló la mayor parte de su alma de dragón agonizante.

Innumerables marcas de hielo en su cráneo se extendieron y agrietaron, impactando... Si no fuera un Dios Dragón, incluso si fuera un humano en el mismo nivel de poder, toda la cabeza probablemente ya se hubiera convertido en finos cristales de hielo.

Otro rugido de dragón aún más demoledor sonó cuando el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto estalló con poder de dragón mezclado con sangre de dragón a su alrededor, sacudiendo violentamente a los nueve Gobernantes Dragón que estaban aturdidos y perdidos.

Se abalanzó sobre el Dios Dragón Azure, que se lamentaba en el hielo, y sus garras de dragón, que habían reunido el poder de la calamidad, cayeron sobre su cabeza de dragón cubierta de hielo.

¡Boom!

¡Boom!

¡¡Boom!!

Bajo la energía fría extrema del Fénix de Hielo, el Dios Dragón Azure no sólo sufrió una herida en la cabeza, su alma tembló en el frío extremo, su conciencia se volvió extraordinariamente lenta, la parte de su mente que no estaba sellada y anudada en todo instintivamente trató de hacer todo lo posible para disipar el frío, bajo la destrucción del Emperador Dragón del Comienzo Absoluto, no tuvo ninguna resistencia.

El cráneo, los pómulos y el cuello del dragón se desprendieron y se rompieron, y las aterradoras marcas de hielo se extendieron aún más rápidamente, extendiéndose pronto como una tela de araña por toda la enorme cabeza del dragón.

Nadie, incluido Long Bai, fue a salvar al Dios Dragón Azure, que estaba atrapado en una desesperada prisión de hielo, ya que toda la intención palpitaba por los cristales de hielo en los que se había convertido el Dios Dragón de la Destrucción Carmesí. Todas las miradas se concentraron mortalmente en la sombra de hielo emergiendo lentamente.

El vasto y trágico campo de batalla se detuvo repentinamente en este momento... excepto por el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto que estaba tiranizando al Dios Dragón Azure.

"Hermano… Hermano… Hermano Mayor...," el Dios Dragón Abismo Cian perdió su alma y perdió su voz.

"No... no puede ser..." Por primera vez, el Dios Dragón Arcoíris Blanco no podía creer en su visión y sentido espiritual sin importar nada.

Fue en este momento cuando la sombra de hielo se reveló finalmente en su totalidad.

Un vestido blanco, delicado como un inmortal, los ojos como un estanque frío, el pelo como una danza de hielo, la piel como la condensación de la nieve, los labios como un cerezo... En el momento en que apareció, sin palabras ni gestos, mostro la belleza sin igual, la escarcha y la nieve orgullosa como un sueño ilusorio.

Su sombra nevada, su aliento y su rostro no eran extraños para muchos de los presentes. Una a una, las pupilas de los Emperadores Dios fueron repentinamente expandidas completamente... que fue un choque aún más violento que la desaparición del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí.

El aura de dragón alrededor del cuerpo de Long Bai se agitó violentamente.

Porque lo que se presentaba en sus pupilas de dragón era una persona que simplemente no podía existir...

¡Mu Xuanyin!

¡Ding!

Un suave chirrido, como el hielo cayendo sobre un plato de jade, la Espada de la Princesa de Nieve voló de vuelta a la mano de Mu Xuanyin, y un poco de hielo puro rodeando su cuerpo de nieve y la espada, agregando un poco más de misterio e ilusión de ensueño.

El Emperador Qilin se congeló, el Emperador Dragon Azure se congeló, todos los ojos de dragón de los Dioses Dragón querían romperse, y Cang Shitian estaba tan sorprendido que casi se cae del cielo.

Incluso Qianye Ying'er, que había caído en un estado mental medio perdido, seguía en su sitio, sin atreverse a creerlo.

La feroz batalla se detuvo repentinamente, los numerosos practicantes profundos de la Región Norte jadeaban frenéticamente, miraban estupefactos la sombra de hielo que mató instantáneamente al Dios Dragón de la Destrucción Carmesí, como si vieran a la Hada Diosa de la Nieve descendiendo del cielo.

Chi Wuyao calmó su respiración mientras miraba a Mu Xuanyin..., la persona más familiar de su vida, y sonrió: "Sabía que en el momento en que atacaras, no me dejarías caer".

De todos los presentes, ella era la única que conocía la existencia de Mu Xuanyin desde el principio.

Esto se debía a que simplemente estaba demasiado familiarizada con Mu Xuanyin tanto en cuerpo como en alma... hasta el punto de que estaba familiarizada con cada rastro de la textura de su piel nevada y los recuerdos grabados por cada hebra de su alma de hielo, tan familiarizada que no necesitaba ninguna forma de comunicación para trabajar con ella y crear un momento más que perfecto para matar directamente al Dios Dragón de la Destrucción Carmesí instantáneamente cuando Mu Xuanyin decidiera atacar.

"¿Quién es esta mujer...?" dijo Long Yi, sus ojos de dragón en evidente agitación, su corazón claramente imperturbable, estaba temblando.

Como Venerable Dragón Marchito, qué poderoso era el sentido divino otorgado por la poderosa alma de dragón. Ni siquiera había notado la presencia de la otra parte en lo más mínimo.

El campo de batalla que estalló en el Reino de Dios del Mar Profundo se llenó con el aura de los reinos de la Calamidad y del aura Maestros Divinos por todas partes. En tal situación, tratar de ocultarse perfectamente era, a su entender, casi imposible.

Especialmente, como el Dios Dragón número uno en el Reino del Dios Dragón, Long tenía el mismo nivel de poder y alma de dragón que los Cinco Venerables Dragon Marchitos, sin embargo, se acercó a menos de tres metros sin saber... incluso diez mil palabras eran insuficientes para describir lo increíble que era esto.

Con los Cinco Venerables Dragon Marchitos que fácilmente tenian cientos de miles de años de experiencia, nadie de ellos podia hacerlo.

En el mundo actual, Yun Che fue el primero en cultivar la Sombra de la Luna Rota... En cambio, su capacidad de ocultación estaba en su punto máximo en el cuerpo de Mu Xuanyin.

El poder del Nirvana del Fénix que Yun Che había heredado en aquel entonces fue otorgado por el fragmento de alma del Fénix Divino, que le dio a Yun Che un renacimiento, pero fue incapaz de despertar su antiguo poder, dejándolo reducido a persona lisiada.

Si no fuera por el milagro de la vida y el rescate de Yun Wuxin al renunciar permanentemente a su poder del Dios Maligno, seguiría siendo un lisiado hasta el día de hoy.

El Nirvana del Fénix de Hielo que Mu Xuanyin había experimentado, por otro lado, era el poder divino del Nirvana original otorgado por el propio Espíritu Divino del Fénix de Hielo. Aunque estaba igualmente incompleto, ese era en última instancia el poder del origen divino, y lo que le concedía a Mu Xuanyin no era en absoluto una nueva vida, sino también un aumento del Poder Profundo y del Poder del Alma.

Especialmente, la capacidad de aprovechar el Poder Divino del Fénix de Hielo.

Incluso podría decirse que con la desaparición del Espíritu Divino del Fénix de Hielo, Mu Xuanyin que ahora portaba el Poder de Origen del Fénix de Hielo y el Alma Divina del Fénix de Hielo, y que había experimentado el Nirvana del Fénix de Hielo, era el actual Fénix de Hielo.

"¿Esa... es Mu Xuanyin?" El Emperador Dragon Azul murmuró.

"¿No ha muerto ya...?" El Emperador Qilin dijo conmocionado.

Un sinnúmero de mandíbulas golpearon el suelo con fuerza en estado de shock.

En aquel entonces, fuera de la Estrella Polar Azul, Mu Xuanyin había muerto protegiendo a Yun Che, y cuántos Emperadores Dios y Reyes del Reino lo habían visto con sus propios ojos.

Quien asestó el golpe fatal fue Long Bai, y todos los presentes, de forma clara e inequívoca, percibieron la completa disipación de su aura vital... ¡Cómo podía seguir viva!

¡Y esa aura fria era en realidad varias veces más fuerte que entonces!

Alguien que no debería existir, perfectamente oculta bajo el aliento y el poder de un grupo de Emperadores Dioses, apareció en el momento de destrozar y matar al Dios Dragón de la Destrucción Carmesí con un solo golpe... Esta era una imagen extraña que simplemente no podían creer aunque la habían visto con sus propios ojos.

"Mi aparición esta vez, quizás no sólo no ayude, sino que puede empeorar las cosas". La voz de Mu Xuanyin era fantasmagórica y ligera, no se veía ni alegría ni tristeza, la Espada de la Princesa de Nieve en su mano condensó un aura fría de cristal de hielo y apuntó a Long Bai desde lejos.

Long Bai y los Venerables Dragon Marchitos habían estado intimidando y observando desde lejos. Y una vez que apareciera, Long Bai o un Venerable Dragon Marchito atacaría definitivamente. Por eso, si no fuera por la mala suerte que le había tocado a Cahizi, no habría elegido este momento para mostrarse.

"Qué diferencia hay si el destino es así". Dijo Chi Wuyao. Incluso si un Emperador Dios Occidental muriera, ni Long Bai ni un Venerable Dragon Marchito intervendrían necesariamente. Pero Destrucción Carmesí el Dios Dragón Número Uno, y su muerte seguramente atraería la ira de los dragones.

"Hoy si tú y yo somos enterradas aquí...", sonrió Chi Wuyao, "no seria tan malo".

"Hiss... realmente malvado". Los ojos de Cang Shaitian se abrieron de par en par, mostrando sus dientes y sonriendo. ¡Él fue una de las personas que atacó a Mu Xuanyin en aquel entonces!

¡Espera!

De repente pensó en algo...

Los dos Dioses del Mar que habían muerto inexplicablemente y sin hacer ruido... ¡podría ser obra suya!

Incluso el Dios Dragón de la Destrucción Carmesí fue asesinado en un instante, ¡matar a sus dos Dioses del Mar Profundo sin hacer ruido sería como cortar verduras!

Y durante ese tiempo, tuvo varios escalofríos inexplicables en la espalda... ¡también no es en absoluto un delirio!

Pensando en esto, todo el cuerpo de Cang Shaitian sudaba... ¡en aquel entonces sólo estaba lanzando energía profunda , culpable de guardar tanto rencor!

"¿Cómo puede ser?" Long San hundió las cejas y dijo.

"Sombra de la Luna Rota". Long Yi dijo lentamente: "El poder del Fénix de Hielo en la Región del Oeste ha disminuido generación tras generación debido a la dificultad de transmitirlo, inesperadamente..."

"Carmesí...", Long Wu cerró los ojos y murmuro. Obviamente desde el día en que se ocultaron en aquel entonces su corazon quedo sin ataduras, entonces porque seguía siendo doloroso.

"¡Humph!" Suprimiendo las ondas de su corazón, el aura de dragón de Long Bai que había estado curando lentamente sus heridas se liberó con su ira, agitando instantáneamente el cielo y la tierra, y todos los espíritus palpitaron: "Ya que no moriste en ese entonces, ¡entonces morirás de nuevo!"

Estaba a punto de entrar en acción él mismo cuando un suspiro salió de su lado: "Yo lo haré".

La figura de Long Wu se movió, y cuando reapareció ya estaba frente a Mu Xuanyin. En el momento en que levantó el brazo, las nubes oscuras del cielo se disiparon y, con ellas, el mundo entero pareció hundirse: "Con tu habilidad, nadie en la raza humana puede igualarte. Por desgracia, si tocas la ira del dragón, estás destinada a morir".

Mu Xuanyin no dijo ni una palabra, la Espada de la Princesa de Nieve se movió con la Cascada de la División Lunar y barrió diez mil sombras de hielo en un instante, apuñalando a Long Wu, y cuando las sombras de la espada estuvieron cerca, florecieron diez mil lotos de hielo.

La fuerza profunda oscura de Chi Wuyao atacó simultáneamente, y con el repentino oscurecimiento del mundo, el loto de hielo azul y brillante se reflejó como un loto negro infinitamente frío.

El hielo y la oscuridad de diferentes atributos y de diferentes personas alcanzaron una perfecta y extraña compatibilidad entre los dos, y cuando el loto negro entró en erupción, devoró instantáneamente a Long Wu en el abismo de la oscuridad y el frío extremo.

"Long Si", dijo Long Bai, "ayuda a Lon Wu".

¡Boom!

Otro Venerable Dragón Marchito golpeó.

Cuando el vasto poder de Long Si fue liberado, todo el espacio tembló débilmente. Era como si este lado del cielo y la tierra se hubiera vuelto insoportable y estuviera a punto de derrumbarse.

Mu Xuanyin y Chi Wuyao lucharon contra los dos Venerables Dragón Marchitos. Cuando Long Si se unieron a la batalla, el ya aterrador campo de batalla se convirtió de repente en una tormenta de calamidad aún más aterradora, y los Maestros Divinos de los alrededores a cientos de kilómetros fueron repelidos con saña, nadie podía acercarse.

El aura de dragón en el cuerpo de Long Bai no se retrajo mientras su mirada se volvía y observaba al Emperador Dragón del Comienzo Absoluto que estaba pisoteando al Dios Dragón Azure.

La figura de Cahizi había desaparecido, siendo reubicada en la parte superior de la cabeza de dragón del Emperador Dragón del Comienzo Absoluto y recubierta con varias barreras protectoras. Sólo el resto de la Espada Diabólica del Lobo Celestial se mantuvo en su lugar.

Y todo el cuerpo de dragón del Dios Dragón Azure se había derrumbado por completo, ese aterrador nivel de distorsión, aparentemente incluso la columna vertebral de dragón había sido rota.

Con el poder del Dios Dragón Azure, incluso si no pudiera derrotar al Emperador Dragón del Comienzo Absoluto, no sería tan... fuerte, pero fue golpeado fuertemente en el cráneo por la espada que vino del cielo, su cráneo casi se hizo añicos, y su conciencia se dispersó en su mayor parte, y hasta ahora, el aura fria en su cuerpo aun no se habia disipado, como un billón de agujas extremadamente frías, en su enorme cuerpo de dragón apuñalando desenfrenadamente.

Long Bai extendió la mano, y el aura del Emperador Dragón que miraba desde el cielo estaba a punto de estallar contra el Emperador Dragón del Comienzo Absoluto... Justo en este momento, sus ojos de dragón se movieron ferozmente.

Este plano era demasiado alto, y cada momento de la viciosa batalla estaba rompiendo el cielo y la tierra, el Reino de Dios del Mar Profundo se había derrumbado casi en un noventa por ciento, todo fuera del Reino de Dios del Mar Profundo hacía tiempo que se habia vuelto polvo.

Sin embargo, en medio del Reino de Dios del Mar Profundo, que estaba cubierto de ruinas y arena, el Palacio del Mar profundo sólo estaba ligeramente destrozado por las secuelas.

La mirada de Long Bai recorrió todo, y hasta donde sus ojos de dragón podían... recordar el comienzo de la batalla hasta este momento, de repente se dio cuenta de que casi todos los practicantes profundos de la Región Norte estaban alejando deliberadamente el campo de batalla de este palacio.

Incluso antes de estar al borde de la muerte, luchaban hacia la dirección contraria a la del palacio.

Sus ojos de dragón se hundieron, y el alma de dragón se condenso. Cuando su sentido divino se concentró y penetró en el palacio real, lo que tocó fue el límite de aislamiento de un nivel extremadamente alto y de más de una capa, así como... una vaga brizna de oscuridad.

Más allá de Yan Yi y Yan San... ¡ese Ancestro Yama que nunca se mostró!

En el núcleo de la formación de siete niveles, los ojos viejos de Yan Er se abrieron con fiereza cuando fue tocado por el lama del Monarca Dragón. 

"Long San, es hora de que hagamos nuestro movimiento". Long Yi dijo: "Es probable que esta mujer sea igual que la chica del Cielo Eterno en ese entonces, y me temo que será difícil acabar con ella sólo con Long Wu".

"¡Espera!" El Long Bai habló de repente y apuntó con su dedo al Palacio Real: "¡Ataquen ahí!".


Comentarios del capítulo: (1)


Mierda esto se va a descontrolar con yun che presente

3