atg-capitulo-1844
ATG - Capítulo 1844
31018
1847

Sangre y Alma de la Oscuridad Eterna (2)

Traductor: Crowli

Capítulo 1844:Sangre y Alma de la Oscuridad Eterna (2)

Siguiendo el señalamiento de Long Bai con la palma de la mano, Long Yi y Long San miraron hacia el Palacio Real del Mar Profundo, y luego sus miradas se clavaron al mismo tiempo.

No era necesario que Long Bai se lo recordara, ya que al haber llegado a este punto la feroz batalla, la atención se desvió ligeramente hacia él, y se darían cuenta de que algo iba mal.

Long Yi y Long San volaron inmediatamente, las dos figuras marchitas enrollaron el viento y las nubes de todo el mundo, una poderosa y aterradora arrogancia que era suficiente para destruir las estrellas y cuerpos celestiales presiono a la distancia hacia el Palacio Real del Mar Profundo.

El tremendo cambio en la corriente de aire del campo de batalla captó al instante la atención de todos, y Chi Wuyao retiró su cuerpo y miró hacia atrás, sus ojos contemplando el frío oscuro, y suspiro en su corazon.

Finalmente, habia llegado el momento.

Si no se evitaba el campo de batalla desde el Palacio Real del Mar Profundo, seguramente se desmoronaría rápidamente bajo el poder demasiado poderoso de los Emperadores Dios, exponiendo la formaci[on.

Pero en tales circunstancias, despues de un tiempo, cuando todo quedara reducido a escombros por el humo, el Palacio Real del Mar Profundo, demasiado intacto, en el centro, destacaría definitivamente demasiado y dispararía las alertas con ello.

Era una situación inevitable. La formación, además, sólo podía durar poco tiempo.

Con una leve inhalación, el aliento diabólico de Chi Wuyao vibró y emitió la orden diabolica más desgarradora hasta la fecha: "¡Todos de vuelta a la defensa!

Este grito de Chi Wuyao agitó sin piedad los nervios que habían estado tensos durante mucho tiempo en todos los practicantes profundos de la Región Norte.

El límite del Palacio Real, esa era la última línea de defensa que debían detener a toda costa, aunque murieran, debían usar sus cadáveres para sellarlo.

La velocidad de los Venerables Dragon Marchitos era rápida, bajo la violenta tormenta silbó y barrio acercándose al Palacio Real del Mar Profundo sobre el cielo, golpearon al mismo tiempo, dos espantosos poderes de dragón cayeron del cielo.

¡Boom!

Casi al mismo tiempo, la parte superior del Palacio Real se desgarró violentamente, y un aura negra estalló junto con un horrible silbido.

En el momento en que fue tocado por el alma de dragón de Long Bai, Yan Er ya había tomado impulso. Mientras se precipitaba, sus dos manos marchitas arrancaron diez estelas negras de Diablo Yama entre las olas, desgarrando el poder de Lon Yi y Long Er en el aire, y luego, con otro monstruoso rugido, sus manos envueltas en oscuras sombras de garras se clavaron directamente en las gargantas de los dos Venerables Dragon Marchitos.

Los brazos de Long Yi y Long Er se extendieron ligeramente, y por encima de sus brazos, las sombras de las garras del Dios Dragón, de color blanco grisáceo, brillaron al mismo tiempo.

¡¡¡BANG!!!

Hubo un fuerte sonido y el espacio se convirtió en miles de fragmentos. Bajo la colisión de estas tres fuerzas demasiado aterradoras, el palacio real construido con la Piedra Divina del Mar Profundo se desmoronó instantáneamente en gran parte, revelando la formación.

La formación de siete niveles fue construida por la fuerza combinada de los Tres Ancestros Yama, Chi Wuyao, Qianye Ying'er y el Emperador Yama con el poderoso poder profundo oscuro, y luego por Yun Che usando la Calamidad de la Oscuridad Eterna para borrar el aura al máximo. Esta formación no sólo bloqueaba la respiración y el sonido en una dirección, sino que también bloqueaba la línea de visión.

Por lo tanto, aunque se revelara el límite, nadie podría ver lo que se estaba guardando.

Aunque Yan Er fuera fuerte, no podría luchar solo contra los dos Venerables Dragones Marchitos. Con este choque de poder completamente frontal, la sombra de las garras de Yan Er se hizo añicos y su viejo cuerpo marchito se inclinó hacia atrás mientras caía de espaldas y se estrellaba contra la formación

Las secuelas del poder de los Venerables Dragones Marchitos no pudieron penetrar la formación y golpearon la formación más externa, abriendo instantáneamente una grieta de tres metros de largo.

Ni siquiera la Formación del Mar Profundo podía resistir el poder de los Venerables Dragones Marchitos, y mucho menos esta formación oscura temporal.

Pero en el siguiente instante, Yan Er había vuelto a salir, la sombra de Diablo Yama irrumpiendo detrás de él, precipitándose hacia Long Yi y Long San con un poder y un aura mucho más aterradora que la anterior.

Las órdenes que había recibido eran vigilar la frontera hasta la muerte y proteger a Yun Che. Cualquiera que quisiera tocar la Perla del Cielo Eterno, debía pasar primero por encima de su cadáver destrozado.

Al revelarse la formación, el viento y los truenos se desplazaron sobre el campo de batalla.

La sangre oscura de todos los practicantes profundos de la Región Norte subió a sus cabezas en el mismo instante... no eligieron huir, sino que se quedaron en el Mar profundo dispuestos a morir, para proteger a Yun Che, para proteger la última pizca de esperanza.

Si atravesaban la formación, este último rayo de esperanza se cortará por completo. Toda su fe y su perseverancia también se verían completamente reducidas a la nada, dejando sólo la muerte de todos ellos en vano.

Por lo tanto, por el bien de esta última línea de defensa y esperanza, incluso si sólo pudieran retrasar un momento más, lucharían hasta la muerte sin ninguna duda.

Bajo la locura de la oscuridad que estallaba, todos los practicantes profundos de la Región Norte se deshicieron de sus oponentes a cualquier precio, y se precipitaron hacia el Palacio Real del Mar Profundo en el centro con todas sus fuerzas.

Long Bai levantó la mano y la orden imperial sacudió su corazón: "¡Todos escuchen la orden, suelten todos los objetivos que tengan en sus manos y destruyan esa formación con todas sus fuerzas!"

Sin duda, esta orden hizo que los corazones de todos los practicantes profundos de la Region Norte se hundieran.

Los vientos del campo de batalla se invirtieron bruscamente, y una tormenta destructora del mundo surgió salvajemente en dirección al Palacio Real.

Los huesos de todo el cuerpo de los practicantes profundos de la Región Norte temblaban violentamente, y todos sus rostros se habían vuelto extraordinariamente horribles.

Cuando luchaban de frente, podían atacar y defenderse mutuamente. Incluso si se enfrentaban a enemigos cuya fuerza o número eran muy superiores a los suyos, podían retirarse y alejarse, retrasando al otro bando durante un tiempo.

¡Sin embargo, defender la formación hasta la muerte significaba que tenían que usar su propia fuerza y sus cuerpos para sacudir todo el poder del oponente desde el frente!

Aunque dejaran que sus propios torsos se hicieran añicos, no podían dejar que el poder del oponente se desbordara en la frontera.

La batalla, ya de por sí espantosa y despiadada, fue instantáneamente varias veces más espantosa después de que el campo de batalla se trasladara al Palacio Real del Mar profundo.

Yan Yi y Yan San apartaron a su oponente al mismo tiempo y se dirigieron directamente al Palacio Real

Pero los oponentes de Mu Xuanyin y Chi Wuyao eran los dos Venerables Dragones Marchitos, así que no era tan fácil deshacerse de ellos. Estaban a punto de dar la vuelta a la fuerza cuando dos dominios de dragón terroríficos superpuestos sellaron una gran área de espacio a su alrededor, aprisionando a ambas partes.

Mu Xuanyin tomó una decisión instantánea, usando la Cascada de la Division Lunar para doblar repentinamente su cuerpo, su espada como un arco iris de hielo, apuñalando directamente a los dos dragones muertos... para detener a estos dos Venerables Dragon, y también para reducir dos grandes amenazas para la formación del apalacio.

"Ancestro Yama protege el oeste, el Emperador Yama, Jie Xin, Jie Ling el norte, nuestros reinos rey..."

¡¡Boom!!

La transmisión de la voz de Chi Wuyao fue eliminada por Long Si, volvió los ojos y miró fijamente consternada, todo su cuerpo se arremolinó con un aura feroz que hizo que el corazón de Long Si se enfriara de repente, el aura oscura floreció en un loto negro de pesadilla, devorando el dominio del dragón uno tras otro

No siguió transmitiendo su voz... porque en este momento ya no era necesaria la orden. Lo único que los mantenía en pie era la última esperanza y fe.

Y lo único que podia determinar el final eran los cielos.

Los miles de kilómetros de espacio alrededor del Palacio Real el Mar Profundo se agitaban y distorsionaban con incomparable violencia. En este momento, este lugar se convirtió en el punto central del campo de batalla, y aún más, se había convertido en el lugar más aterrador y trágico de la historia del Reino de Dios.

Diablo Yama, Luna Ardiente y Alma Robada habian dado lo mejor para intentar retirarse, y los Dragones del Comienzo Absoluto también habían volado al cielo para vigilar a un lado, y cuando las fuerzas de ambos bandos se concentraron en un solo lugar, el campo de batalla fue instantáneamente trágico.

Los Dragones Marchitos, Dios Dragón, Monarca Dragón, Dragón Chi, Dragón Vicioso, Dragón Azure, Die Mil Elefantes, Qilin... Cuando todos se reunieron, fue mucho más de lo que la palabra "desesperación" podría explicar.

¡Boom!

¡Boom!

Los dos grandes Diablos Yama unieron sus fuerzas y resistieron el poder de los cuatro Gobernantes Dragón hasta la muerte, a costa de docenas de impactantes grietas en sus brazos. Pero inmediatamente, el poder de los Gobernantes Dragón golpeó de nuevo, y los dos Diablos Yama, con ojos como espíritus malignos, como si la presencia del dolor y el miedo hubieran desaparecido por completo de sus voluntades, desataron el poder ensangrentado de los Diablos Yama con sus brazos empapados de sangre.

¡Bang!

Los dos Diablos Yama fueron vilmente sacudidos y enviados a volar, sin embargo, se plegaron en el aire, no sólo no aprovecharon el impulso para evitar el poder de los cuatro Gobernantes Dragón, sino que utilizaron sus propios cuerpos para resistir el poder de los Gobernantes Dragón desde el frente, utilizando su propia carne y sangre para descargar el poder que fue lanzado hacia la formación.

¡¡Bang!!

La niebla de sangre flotaba en el aire, y cuando el poder de los cuatro Gobernantes Dragón choco contra la formación sólo quedó un treinta por ciento de ella.

En el este, aquellos Soberanos Divinos de la Region del Norte que no estaban cualificados para entrar en el campo de batalla y habían estado retirándose con todas sus fuerzas, todos se precipitaron hacia el campo de batalla con un rugido, usando su poder... y aún más sus propios cuerpos para resistir el poder que era lanzado hacia la formación.

Sólo que sus cuerpos de Soberanos Divinos estaban fuera del alcance de la gente común, pero eran demasiado frágiles bajo el poder de los Maestros Divinos, y en un momento, sus cuerpos mutilados se esparcieron por todo el suelo frente a la formación.

"¡Proteganlo… hasta la muerte!"

Yan Tianxiao siseó, haciendo retroceder el poder y los cuerpos de los tres dragones chi Maestros Divinos con saña, permitiendo que las heridas dejadas en él por Long Bai se desmoronaran e intensificaran.

Boom... Formación Profunda de la Oscuridad se hizo añicos, Yuwu y Chanyi fueron heridas y se estrellaron fuertemente contra el suelo, Yaodie y Qingying se movilizaron instantáneamente para ocupar su lugar.

Incluyendo Jie Xin y Jie Ling, las nueve Brujas habian sido heridas... especialmente Jie Xin y Jie Ling que habian peleado con dos grandes dioses dragón de frente, ya estaban medio manchadas de sangre, la luz de sus pupilas era opaca, sólo la Cuchilla Diablo en sus manos se negó a atenuar la luz persistente.

Long Bai levantó el brazo, con la palma de la mano mirando al lejano Emperador Dragón del Comienzo Absoluto.

Con un sonido amortiguado, el espacio se distorsionó en cadena, la energía suprema del Monarca Dragón golpeó con fuerza al Emperador Dragón del Comienzo Absoluto desde una distancia de cien millas, enviando a éste a volar durante cien millas, y con ello, la energía de dragón retrocedió, trayendo de vuelta al Dios Dragón Azure.

El Emperador Dragón del Comienzo Absoluto se levantó con un rugido de rabia, y lanzó una llamada a todos los Dragones del Comienzo Absoluto para que protegieran el Palacio Real del Mar Profundo con todas sus fuerzas, pero él no se acerco. Porque para él, proteger a Cahizi era lo más importante.

Ahora que Cahizi estaba agotada e inconsciente, no tomaría la iniciativa de buscar un oponente, y mucho menos se pondría en peligro.

Bajo la pálida luz gris, el Dios Dragón Azure había vuelto a su forma humana, con casi la mitad de sus huesos de dragón rotos por todo el cuerpo, el cráneo cubierto de grietas y el rostro ensangrentado. Pero el aterrador cuerpo y la vitalidad del Dios Dragón le permitieron levantarse aun con los huesos rotos, y una voz extraordinariamente clara salió de su boca: "Monarca Dragón... este Azure... es incompetente..."

Long Bai no respondió, sus ojos de dragón miraron débilmente el lejano Palacio Real del Mar Profundo.

¡Bang!

Con un fuerte sonido que sacudió el corazón y el alma de todos, la primera capa de la formación se rompió en una nube de sangre y niebla.

"¡Yun Che, debe estar dentro!" El Dios Dragón Azure dijo con voz profunda.

Este asunto, por supuesto, no requería un recordatorio del Dios Dragón Azure.

Sabiendo de su llegada con antelación, los Diablos de la Region del Norte no se escaparon, sino que se mantuvieron en una estricta formación... ¡no para supuestamente ganar tiempo para que Yun Che escapara de vuelta a la Region Divina del Norte, sino para mantener esta formación hasta la muerte!

¡El único que podía hacer que estos Diablos de la Region Norte lo hicieran era su "Maestro Diablo" Yun Che!

En cuanto a por qué Yun Che no se había ido, sino que estaba en esta formación. La única explicación era probablemente que se encontraba en una especie de reclusión ininterrumpida.

En el sur, Qianye Wugu luchó solo contra Long Er, y aunque había sido ligeramente herido, no fue derrotado y fue capaz de contener una de las mayores amenazas.

Qianye Bingzhu apartó la mirada de la Formación del Mar Profundo, y luego su cuerpo destello una y otra vez, tratando de deshacerse a la fuerza de los cinco grandes qilin.

"Ai", el Emperador Qilin dejó escapar un suave suspiro y bajó la voz, "Es mejor que no pienses en escaparte. De esta manera, todavía puedes mantener a raya a los cinco en campo abierto, y si regresas a defender, los cinco tendremos que atacar con fuerza también, lo que sólo te hará daño pero no te servirá de nada."

Como el Emperador Dios número uno bajo el Reino del Dios Dragón de la Región de Oeste, el propio cultivo del Emperador Qilin no era tan bueno como el de Qianye Bingzhu, pero no estaría demasiado lejos. Además, si los cuatro Qilin, que tenían el poder de un Maestro Divino de décimo nivel, hubieran ejercido realmente toda su fuerza, habrían aplastado a Qianye Bingzhu.

Qianye Bingzhu dirigió una profunda mirada al Emperador Qilin, sin decir una palabra, y sin retroceder con fuerza, la luz sánscrita alrededor de su cuerpo brilló con fuerza, y su poder se liberó para atacar al Emperador Qilin. 

Los cuerpo de dragón de los Dragones del Comienzo Absoluto eran enormes y poderosos, y estaban custodiando el norte, construyendo una barrera de cuerpos de dragón, una barrera que debería haber sido impenetrable hasta la desesperación, pero por desgracia, los que atacaron esta barrera fueron las fuerzas más poderosas de la Región Divina Occidental, e incluso del mundo actual.

La sangre de dragón no dejaba de caer y volar, y la niebla de sangre que había encima era tan espesa como una nube negra que presionaba sobre la ciudad aminándola con destruirla.

¡Bang!

Con un triste grito, la segunda formación se derrumbó con un estallido mientras los cuerpos de los tres Dragones del Comienzo Absoluto eran brutalmente destruidos cruelmente.

Los huesos de los cadáveres bajo sus pies y el vaho acre de la sangre despertaron por completo la naturaleza bestial latente en la sangre de todos. Al enfrentarse a los Diablos de la Región Norte, que estaban decididos a luchar con sus vidas, el miedo a la muerte de los Maestros Divinos de la Región Oeste también se había distorsionado durante mucho tiempo... matando y siendo matado, convirtiéndose gradualmente en la única intención entre todos en el campo de batalla.


Comentarios del capítulo: (2)


Se viene... que ganas!! gracias por los capitulos.

6

Voy a maldecir a Mars si yun che no aparece en el próximo capitulo

3

atg-capitulo-1845
ATG - Capítulo 1845
31020
1848

Sangre y Alma de la Oscuridad Eterna (3)

Traductor: Crowli

Capítulo 1845: Sangre y Alma de la Oscuridad Eterna (3)

El frente del Palacio Real del Mar Profundo se sumió en una trágica y sangrienta batalla, mientras que los tres Emperadores Dios, Dragon Chi, Dragón Vicioso y Diez Mil Elefantes, fueron incapaces de acercarse al Palacio Real desde el principio, y en su lugar fueron forzados a alejarse cada vez más por el oráculo negro como el carbón que liberaba una aterradora aura negra, saliendo gradualmente del alcance del Reino de Dios del Mar Profundo.

La duración del estado tormentoso de Qianye Ying'er superaba con creces las expectativas de los tres Emperadores Dios, pero en este momento, también había alcanzado finalmente su límite.

En un instante, el aura negra del oráculo se oscureció, y el cabello negro de Qianye Ying'er, que revoloteaba caóticamente, también se hundió en ese momento. 

Todo su cuerpo se fijó en el aire, y la aterradora y abrumadora aura oscura de su cuerpo se derramó de repente como un maremoto. El aura negra de sus pupilas también se dispersó gradualmente, y toda su persona pareció perder la conciencia en ese momento, cayendo impotente desde el aire.

Los tres Emperadores Dios estaban heridos por todo el cuerpo, y la oscuridad que quedaba en sus cuerpos era difícil de dispersar, y el dolor era profundo en sus huesos. Mirando a Qianye Ying'er, cuya respiración se desintegraba y cuyo delicado cuerpo caía, todos exhalaron un frío aliento. 

Los dientes del Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes se apretaron y estaba a punto de precipitarse hacia abajo, pero fue agarrado por el Emperador Dragón Chi: "¡Orden del Monarca Dragón, rompe la formación primero! ¡Yun Che debe estar dentro!"

"¡Vamos!" El Emperador Dragón Vicioso se lanzó a la tormenta y cargó directamente contra el Palacio Real del Mar Profundo.

Como se podía imaginar, con la adición de estos tres Emperadores Dios del Oeste, la vigilancia del Palacio Real del Mar Profundo se dispararía a una tremenda cantidad de presión.

"Wan Wu, Wan Lie... ¡mátenla!"

Con una orden, el Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes y el Emperador Dragón Chi también se precipitaron hacia el Palacio Real del Mar Profundo a toda velocidad. Al mismo tiempo, los dos Maestros Divinos de los Diez Mil Elefantes bajaron volando desde una corta distancia, precipitándose hacia la aparentemente inconsciente Qianye Ying'er con una gélida intención asesina.

En ese momento, las pupilas de Qianye Ying'er volvieron a concentrarse de repente, y el aura negra que se había disipado anteriormente se reunió en un instante, oscura como un abismo.

Dragon Chi, Dragón Vicioso, Diez Mil Elefantes tres emperadores dios de repente sintieron frío en sus espaldas, reaccionaron con extrema rapidez, de repente miraron hacia atrás... de repente, todo se volvio negro delante de sus ojos, y luego ya no hubo luz.

La oscuridad envolvió trescientas millas de espacio sin dejar un rastro de luz.

"¿Qué está pasando...?"

En la oscuridad, los tres Emperadores Dios abrieron la boca para hablar alarmados, pero inmediatamente se dieron cuenta con asombro de que no podían encontrar la presencia del otro, y ni siquiera podían oír sus propias voces.

Rápidamente liberaron su energía profunda, pero inmediatamente se horrorizaron más al encontrar que su liberación de energía se habia convertido extraordinariamente difícil, incluso levantar el brazo requería varias veces la fuerza, toda la persona parece haber caído en abismo oscuro espeso e interminable.

En la oscuridad, el brazo de Qianye Ying’er se levantó, y el oráculo, brevemente silencioso, se vio de nuevo envuelto en una densa aura negra.

¡Esta era la Noche Eterna Sin Luz que había sido activada con la sangre de la Emperatriz Diablo! Dentro del dominio, devoró toda la luz, así como los sentidos espirituales, el tacto, la vista, el oído y el olfato de todos los seres vivos... Bajo el nivel de supresión, incluso los Tres Emperadores Dios de la Region Divina Occidental fueron incapaces de resistir.

¡Whoosh!

El oráculo lanzó un rayo oscuro, penetrando instantáneamente los cuerpos de los dos Maestros Divinos de los Diez Mil Elefantes y lanzándolo directamente hacia los tres Emperadores Dioses, estrangulándolo fuertemente cuando tocó al Emperador Dios de los Diez Mil Elefantes, para luego continuar extendiéndose, envolviendo tanto al Emperador Dragón Chi como al Emperador Dragón Vicioso en un abrazo mortal antes de apretarse violentamente.

En medio del oscuro fango, los sentidos espirituales de los tres emperadores dios se volvieron extraordinariamente lentos y su liberación de poder fue extraordinariamente lenta, ninguno de ellos evitó el oráculo divino.

Pero, después de todo, tenían el poder de un Emperador Dios, y entre ellos, el Emperador Dragón Vicioso y el Emperador Dragón Chi incluso tenían fuertes cuerpos de dragón, y bajo su extrema lucha, el oráculo divino corto la energía profunda y cortó la carne... cuando tocó los huesos, se tensó extremadamente lento.

En la oscuridad, las comisuras de los labios de Qianye Ying'er dejaban caer lentamente gotas de sangre, y su rostro también se volvía trágicamente blanco poco a poco.

El anterior colapso del poder no fue una ilusión.

Después de todo, la sangre de la Emperatriz Diablo se había fusionado perfectamente con su cuerpo. Cuando su cuerpo estaba a punto de soportar el límite, el poder de la Sangre de la Emperatriz Diablo volvió para proteger el cuerpo principal, pero fue liberado a la fuerza por Qianye Ying'er de nuevo.

Antes, el poder de la Emperatriz Diablo, lo soportaba con su cuerpo.

Ahora, se liberaba por completo con su vida.

El desbordamiento de vida y la vitalidad era tan intenso que ella misma podía percibirlo con claridad. Las gotas de sangre entre sus dientes se convirtieron poco a poco en chorros de sangre, pero siguió exprimiendo el último poder de la Sangre de la Emperatriz Diablo casi con frenesí.

Cómo quería cortar los cuerpos de estos tres emperadores dios... pero sabía que esto estaba destinado a ser un lujo. Pero al menos, con el oráculo divino en la mano, los encerraría aquí y no les dejaría acercarse ni medio paso al Palacio Real... aunque tuviera que quemar el último rastro de su vida.

¡¡Bang!!

La tercera formación se rompió frente al Palacio Real del Mar Profundo.

Long Bai observó desde lejos como el Palacio Real del Mar Profundo se envolvía en energía de sangre, todavía no hizo ningún movimiento porque el escenario que tenía delante le embriagaba demasiado.

Sólo que en medio de esta embriaguez, había algo de arrepentimiento.

Qué miserable protección, qué humilde lucha, qué desesperada situación. Si tan solo Yun Che pudiera verlo con sus propios ojos, pero desafortunadamente... lástima, que lástima.

Reina Dragón... Inmediatamente, puedo demostrarte que tu elección fue errónea, estás realmente equivocada.

¡Cómo puede ser digno de ti... Simplemente no tiene las calificaciones para hacer que lo mires!

Frente al Palacio Real del Mar Profundo, los practicantes profundos de la Región Norte cuyas espaldas dependían de la formación habían sido heridos por todas partes, sin excepción.

Yan Yi, Yan Er y Yan San solo frente a dos Venerables Dragon Marchitos y Azure, Abismo Cyan y Cielo, tres grandes dioses dragón, aunque la tensión era incomparable, pero en cambio, todos los lados de la defensa eran relativamente más sólidos.

Sin embargo, por muy peligrosas que fueran las otras direcciones y por muy amplia que fuera la brecha, no debían distraerse de su rescate. Como el poder de los Dragones Marchitos y Dioses Dragón era el más mortífero para la formación, tuvieron que bloquearlo desesperadamente con un poder más allá de sus propios límites.

En el sur, casi la mitad de los cien dragones del Comienzo Absoluto habian sido derribados, mezclados con los otros dragones muertos, los huesos rotos y los cadáveres de los dragones estaban empapados de sangre de dragón, como un purgatorio cubierto de sangre.

Un grupo de reyes del reino superior y ancianos Maestros Divinos de la Region Norte también murieron la mayor parte... el aura de la oscuridad de la misma raza, que podían identificar al instante, estaban en un charco de sangre, o los cráneos a sus pies, o miembros cortados volando en el aire...

Antes de caminar hacia el Rio del Inframundo, se convirtieron en espíritus malignos con antelación, utilizando su poder y vida para hacer explotar a todos los enemigos acercándose.

¡Boom!

El agua floreció, la Espada de la Corriente de Jade en la mano de Shui Yingyue bailó, un movimiento de "Atracción Celestial Esmaltada" extendió una magnífica cortina de agua, atrayendo el poder de dos Maestros Dragon hacia el otro.

Los dos Maestros Dragon rugieron miserablemente y cayeron al mismo tiempo, pero el poder del tercer Maestro Dragón ya no pudo resistirlo y cayó desde el aire, con las ropas azules manchadas de sangre.

"Tos... tos..."

Se cubrió el corazón y miró la tierra y el cielo ensangrentados, pero sus ojos acuosos miraban con una resolución que no concordaba en absoluto con sus rasgos fríos.

Como Reina del Reino de la Luz Esmaltada, un Maestro Divino intermedio que lo había logrado en sólo tres mil años, era sin duda una de las mujeres más notables del mundo... pero esta batalla, su poder, era así de débil e impotente.

"Meiyin... no mueras..."

Murmuro ligeramente, se levantó y se precipitó de nuevo hacia el cielo, haciendo florecer el agua azul del Reino de la Luz Esmaltada en medio del campo de batalla más trágico que el Reino de Dios había visto jamás.

¡Boom!

¡Boom!

Boom...

Ola tras ola del tremendo poder de los Maestros Divinos se estrelló contra la formación. Si no fuera por la formación de la oscuridad forjada por los esfuerzos combinados de los principales Maestros Divinos de la Region del Norte, se habría derrumbado en un instante.

Era fácil atacar una ciudad y difícil defenderla, y más aún una formación que podía ser atacada desde todos los lados. Aunque el número de Maestros Divino en la Region Divina del Norte fuera el doble, sería imposible detenerlos a todos.

Y cada uno de estos estruendos golpeó sin duda la escama inversa de los practicantes profundos de la Region Norte.

Las manos y la cara de Yan Tianxiao ya estaban cubiertas de sangre, sus dedos eran como garfios fantasmas mientras acuchillaba, desgarraba y sacudía a un Maestro Divino de la Región Occidental tras otro a través de su cuerpo, y su cuerpo estaba repleto de un número desconocido de heridas.

El sangriento agujero que le había atravesado el pecho por Long Bai incluso se había desintegrado por completo hacía tiempo, salpicando sangre por todas partes con cada liberación de su poder, y sin embargo él era ajeno a ello.

¡¡¡Buzz!!!

Mientras dos de sus dientes eran astillados, los brazos que se levantaron para sacudir a cada uno de los dragones chi Maestros Divinos de nivel diez hasta la muerte. Y de nuevo, un estallido desesperado llegó desde la retaguardia.

Los cuerpos de los dos Fantasmas Yama se estrellaron fuertemente contra la formación ya agrietada, y el poder residual no extinguido destrozó la cuarta formación.

"¡¡¡Aaaaaah!!!"

Los ojos de Yan Tianxiao se resquebrajaron, y todo su cuerpo explotó con luz negra, sacudiendo a los dos dragones chi lejos de él. Se giró ferozmente hacia atrás y estaba a punto de rugir, pero vio como el poder del Diablo Yan se derrumbaba en un esfuerzo por endurecerse contra el poder de dragón de los tres grandes Maestros Dragón, todo su cuerpo estaba fuertemente herido, y luego fue destrozado por las garras de dragón del Dios Dragón Arcoíris Blanco a través de su corazón... y órganos internos.

Su visión se nubló por un momento... Los diez Diablos Yama del Reino de los Diablos Yama que una vez ensombrecieron orgullosamente la Region Norte, ahora sólo quedaban cuatro.

La luz del campo de batalla, en este momento, brilló de repente un punto.

El mundo sin luz de la noche eterna se disparó de repente con un rayo de luz.

En el momento en que la luz llegó, todo el mundo oscuro comenzó a desintegrarse violentamente.

Los sentidos espirituales de los tres emperadores dios se recuperaron rápidamente, y la presión en todo su cuerpo disminuyó de repente. Se miraron y los tres poderes de los emperadores dios se liberaron simultáneamente.

Boom...

El tembloroso mundo oscuro se desmoronó como una burbuja, y el oráculo divino que los envolvía fue fácilmente sacudido y arrojado.... El aura negra que llevaba se desvaneció rápidamente, volviendo a su deslumbrante color dorado original en un abrir y cerrar de ojos.

Con el desvanecimiento de la oscuridad, a pocos kilómetros de distancia, la figura de Qianye Ying’er cayo lentamente. Su rostro ya no tenia rastros de sangre, su cuerpo estaba desprovisto de luz y aura oscura, incluso su pelo largo, también se estaba desvaneciendo de negro azabache y volviendo a su color dorado.

Wan Wu y Wan Lie..., los dos Maestros Divinos de los Diez Mil Elefantes que habian recibido órdenes de matar a Qianye Ying’er anteriormente, se habían convertido en dos cadáveres negros carbonizados en el suelo.

Los cuerpos de los tres Emperadores Dioses estaban marcados con una marca negra tras otra que les hacía sufrir dolor en sus almas en todo momento. Especialmente alrededor de sus cinturas, faltaba un anillo de carne de casi un centímetro de altura, y los huesos expuestos estaban carbonizados y negros, con un aspecto extremadamente horrible.

¡Bang!

Qianye Ying’er se estrelló fuertemente contra el suelo, pero no se desmayó, sus dedos se agarraron al frío y seco suelo, sus brazos se movieron en la batalla, como si trataran desesperadamente de levantarse... sólo su aliento, sin embargo, era tan débil como una hierba flotante.

"¡¡Esta demonio!!" Los cinco dedos del Dios Emperador de los Diez Mil Elefantes se agarraron con fuerza, con una cara horrible.

Echando una mirada al estado de Qianye Ying’er, el Emperador Dragon Chi dijo con voz fría: "Así que fue a costa de perder la vida, ¡no me extraña... Humph!"

"Su vitalidad esta casi agotada, no es necesario que hagamos nada en absoluto, pronto estará muerta". El Emperador Dragón Vicioso dijo, sin dejar de lamentarse: "Sigue siendo una pena que la hija divina del Emperador del Monarca Brahma que está a la altura de la Emperatriz Dragón... tsk".

"¡¡¡Emperador Dios!!!" En la distancia, el sonido sibilante de todos los Reyes Brahma surgió abruptamente.

Con eso, a todos los Reyes Brahma restantes ya no les importaba nada más y todos se abalanzaron con toda la fuerza que pudieron.

"¡Vete!" Sin molestarse en enredarse con estos Reyes Brahma, los Tres Emperadores Dios cargaron directamente hacia el Palacio Real del Mar Profundo, y antes de que se acercaran, ya habían traído tres pesadas presiones que empujaron a la desesperación a los practicantes profundos de la Región Norte que estaban atrapados en una amarga batalla contra la muerte.

La conciencia que se había vuelto borrosa seguía percibiendo la aproximación de las auras de los seis Reyes Brahma. Qianye Ying'er se esforzó por levantar la cabeza, y una voz débil y sombría escapó de sus labios: "¡No... vengan! protejan la formación...".

Los pasos de todos los Reyes Brahma se detuvieron ligeramente, y el Tercer Rey Brahma dijo con voz temblorosa: "Pero, Emperador Dios, tú..."

"¡Quien se atreva a acercarse... lo mataré!" El miserable rostro blanco de Qianye Ying'er enrojeció de dolor, pero aun así cortó los dientes y rugió: "¡Largo!"

El Tercer Rey Brahma apretó ferozmente los dientes y se dio la vuelta para rugir: "¡Sigan las órdenes del Emperador Dios y vuelvan a defender la formación!"

Sin más remedio, los Reyes Brahma volvieron a entrar en el campo de batalla en el centro del Mar Profundo desde la retaguardia con manchas de sangre y agotamiento por todo el cuerpo.

Después de gritar la palabra "largo", la cabeza de Qianye Ying'er cayó, y su cuerpo ya no tenía fuerzas.

Sabía que el momento en que su mundo se quedara completamente en blanco sería el momento en que su vida terminaría.

Yun... Che...

Cuanto más borroso se volvía el mundo, sólo este nombre seguía siendo tan claro.

Originalmente pensé que... aunque muriera... al menos moriría en tus brazos... a tu lado...

Incluso si... fuera asesinada por ti...

Pero...

Una persona como yo que está llena de pecados... cómo podria merecer... una buena muerte...

Como quisiera… que acabara...


Comentarios del capítulo: (1)


Yun Che se hace del rogar al tardar tanto en salir

0