atg-capitulo-1851
ATG - Capítulo 1851
31044
1854

Postura Real del Maestro Diablo (1)

Traductor: Crowli

Capítulo 1851: Postura Real del Maestro Diablo (1)

¡Boom!

El Long Bai con las garras rotas se estrelló viciosamente hacia abajo, volviendo a destrozar la tierra en una aterradora depresión. Yun Che, que estaba cubierto de un aura oscura, le había seguido de cerca, y el poder profundo de la oscuridad del Maestro Diablo de la Región Norte provocó que mil millas de espacio se vieran sumidas en una penumbra escalofriante.

Yun Che, que solo había usado su aura profunda y su fuerza física, ya había frustrado a Long Bai de frente, y esta poderosa oscuridad de la antigua Emperatriz Diablo solo sería más aterradora. Por lo menos, los siete Dioses Dragón conmocionados temblaron al unísono al sentir esta oscuridad.

"¡Atrás!"

Con un grito explosivo, una sombra blanca surgió, portando un aura de dragón liberado apresuradamente, pero todavía abrumador, que saltó por los aires

Sorprendentemente, era el Dios Dragón del Arcoíris Blanco.

La mirada de Yun Che se inclinó, su gesto cambió ligeramente, y su aura profunda de la oscuridad chocó contra el aura de dragón del Dios Dragón del Arcoíris Blanco de forma lateral, con un sonido apagado, el cuerpo del Dios Dragón del Arcoíris Blanco retrocedió violentamente, y Yun Che también dio una vuelta hacia atrás y salió volando, aterrizando fríamente.

¡Bang!

La arena y las rocas se separaron, y Long Bai volvió a atravesar la tierra, emergiendo y mostrando su figura.

Su rostro mostraba un horrible escalofrío que incluso los Dioses Dragón rara vez veían, pero finalmente, su aura de dragón se mantuvo tranquila y poderosa, sin el menor atisbo de irritación o rabia.

"Jejeje..." Yun Che se burló fríamente con las cejas bajas: "Long Bai, este grupo de perros que has criado no parece ser muy obediente. ¿O es que tu llamada dignidad y orgullo de Monarca Dragón, y el llamado Decreto Imperial del Monarca Dragón, no son más que una burbuja de mie*da casual?"

Yun Che alargó el dedo meñique y lo señaló hacia abajo, y su rostro tenía un gran disgusto como si estuviera viendo un insecto asqueroso: "¡Qué asco y repugnante! Mientras que este Maestro Diablo ha salido de su camino para herirse a sí mismo por el bien de la justicia, la Línea de Sangre del Dios Dragón bajo el Monarca Dragón es así de vil y sucia, y de hecho tomó la iniciativa de luchar contra este Maestro Diablo en combate individual... ¡Bah!"

"¡Cállate!" El Dios Dragón del Arcoíris Blanco dijo con voz profunda: "¡¿Los Diablos viles y rastreros también son dignos de insultar a mi Línea de Sangre del Dios Dragón?!"

"Su Alteza Real". Dirigió su mirada al Monarca Dragón y dijo: "Este grupo de bestias diabólicas ya están al final de sus fuerzas, podemos destruirlas todas de un golpe, no es necesario que Su Alteza trabaje personalmente, por no decir que no son dignas de ensuciar las manos de Su Alteza".

Los más sorprendidos por el intercambio entre Yun Che y Long Bai en este momento fueron sin duda los Dioses Dragón.

Si Long Bai realmente perdía contra Yun Che, aunque la Raza Diablo fuera destruida después, sin duda sería un gran golpe para la reputación de Long Bai y la Línea de Sangre del Dios Dragón.

Por lo tanto, el Dios Dragón del Arcoíris Blanco hizo un movimiento decisivo para detener la batalla entre los dos.

"¡Oh... este idiota!" El Dios Dragón del Corazón Puro dejó escapar un pensamiento en voz baja mientras miraba la espalda de Long Bai y vacilaba una y otra vez, pero finalmente no se atrevió a dar un paso adelante y hablar.

¡Ka!

Long Bai juntó sus cinco dedos dislocados, y de repente lanzó su mano, y su Garra de Dragón abofeteó ferozmente la cara del Dios Dragón del Arcoíris Blanco con una fuerza de dragón furiosa.

---Boom---

Fue claramente una bofetada, pero el sonido de ese estallido de poder fue aterradoramente como el colapso de una montaña.

El Dios Dragón del Arcoiris Blanco fue sorprendido con la guardia baja y fue golpeado viciosamente contra el suelo, haciendo brotar un gran chorro de sangre.

Esta fue quizás la bofetada más brutal en la historia del Reino de Dios, destrozando el pómulo izquierdo de un Dios Dragón y la mitad de sus dientes de dragón directamente.

El Dios Dragón del Arcoíris Blanco perdió el color ante sus ojos, sus oídos se quedaron sordos y su mente era como el zumbido de un millón de moscas. Mientras luchaba por recuperar el sentido en medio del fuerte dolor, el pie del Monarca Dragón ya se había desplomado con saña y había aterrizado directamente sobre su brazo derecho... que era también el que acababa de utilizar para golpear.

¡¡Chomp!!

Con un fuerte ruido, el cuerpo del Dios Dragón del Arcoiris Blanco de repente se puso rígido, su Brazo de Dragón originalmente incomparablemente fuerte, con la fuerza del Monarca Dragón inmediatamente se desmoronó. Dejó escapar un grito miserable, sus ojos tocaron las pupilas del Monarca Dragón... que era una mirada aterradora que nunca había visto antes, y sombrío como si contuviera una profunda intención asesina.

"Su Alteza Real..." La cabeza y el brazo roto sufrían un fuerte dolor hasta la médula, pero el Dios Dragón del Arcoíris Blanco no se atrevió a resistirse, no se atrevió a luchar, y pronunció con dolor: "Por favor... le ruego que me perdone..."

Long Bai miró a los ojos del Dios Dragón del Arcoíris Blanco hasta el extremo, y una ola de ira y odio débilmente al borde de perder el control hizo que todos los Dioses Dragón delanteros se detuvieran y nadie se atreviera a interceder.

Ante la súplica de piedad del Dios Dragón del Arcoíris Blanco, el pie de Long Bai se levantó lentamente y, de repente, su aura de dragón salió disparado y cayó furiosamente.

¡¡Boom!!

Con un crujido que hizo que todos los corazones palpitasen violentamente, el brazo de dragón del Dios Dragón del Arcoíris Blanco se hizo añicos miserablemente, acompañado de un grito miserable del Dios Dragón.

Cuando el pie de Long Bai se retracto... justo cuando todos pensaban que iba a dejar ir al Dios Dragón del Arcoíris Blanco, la violenta aura de dragón estalló de nuevo, esta vez pisando directamente su pecho.

¡Zas!

El pecho del Dios Dragón del Arcoíris Blanco se hundió violentamente, su esternón se dobló y deformó al máximo, su cabeza se enderezó violentamente, y una flecha de sangre salió a borbotones de su boca, disparándose a miles de metros de distancia.

"¡Su Alteza... Su Alteza Real!" El Dios Dragón Azure perdió la voz y gritó.

"¡Hmph!" Los fríos ojos de Long Bai miraron al Dios Dragón del Arcoíris Blanco que se retorcía de dolor a sus pies, su voz era tan profunda como un abismo, y cada palabra era extremadamente fría: "Perro, ¡¿quién te ha dado las agallas para desobedecer una Orden Imperial?!"

Las pupilas del Dios Dragón del Arcoíris Blanco se dilataron hasta resquebrajarse, y sus labios manchados de sangre temblaron: "¡Yo... fui imprudente... y le suplico a... Su Alteza Real... que me perdone!"

¡Bang!

Long Bai se dio la vuelta con frialdad y apartó al Dios Dragón del Arcoíris Blanco de una patada como si fuera un asqueroso objeto sin valor.

El Dios Dragón de Jade y el Dios Dragón del Cielo Azul se precipitaron hacia delante y atraparon con cuidado al Dios Dragón del Arcoíris Blanco que volaba, y a sus oídos llegó la gélida y aterradora voz de Long Bai: "¡Quien vuelva a resistirse a las órdenes será castigado diez veces!"

Se produjo un silencio escalofriante cuando la multitud enmudeció, ni siquiera una sola persona respondió.

Incluso los Dioses Dragón nunca habían visto a un Long Bai tan aterrador, por no hablar de los Maestros Divinos del Oeste.

El cruel castigo de Long Bai a Arcoíris Blanco era mitad ira y mitad desahogo.

¡Snap! ¡Snap! ¡Snap!

Yun Che levantó los brazos y dio unos aplausos, sin escatimar palabras de elogio: "Como se esperaba de los huesos de un Dios Dragón, el sonido de estos crujidos fueron realmente nítidos y agradables al oído. Desafortunadamente... incluso si todos ustedes en el Reino del Dios Dragón se arrodillan y se inclinan ante este Maestro Diablo diez veces ahora mismo, no cambiaría el hecho de que tu llamada credibilidad y dignidad del Monarca Dragón no es más que una mie*da".

"¡Humph!"

El aura feroz del cuerpo de Long Bai se calmó gradualmente mientras levantaba los pies y, paso a paso, se dirigía lentamente hacia Yun Che: "Yun Che, tu crecimiento me ha sorprendido realmente. En aquel entonces, siempre ocultabas tu propia aura de dragón para no estar expuesto".

Yun Che: "..."

"Ahora, sin embargo, ser capaz de aprovechar el aura de dragón a tal grado en un cuerpo humano va realmente más allá de la capacidad humana. Sin embargo..."

Los pasos de Long Bai se detuvieron, y un aura blanca apareció ligeramente en sus pupilas de dragón, "¡¿Realmente crees que puedes suprimir mi poder?!"

Las palabras de Long Bai fueron impactantes en los oídos de los dragones del Reino del Dios Dragón.

"Efectivamente", los viejos ojos de Long Yi se alzaron, con los ojos encendidos: "Eso no fue una ilusión, y mucho menos un acto intencionado del Monarca Dragón".

"Yun Che realmente tiene la Línea de Sangre del Dios Dragón, y con el poder del Monarca Dragón rezumando ante él, es muy probable que..."

"¡Supresión... de la Línea de Sangre...!" De la boca de Long San, se pronunciaron lentamente las tres palabras que hicieron temblar a todos los Dioses Dragón, Gobernantes Dragón, Maestros Dragón... e incluso a los Cinco Venerables Dragones Marchitos cerca de sus almas.

"¡Además, la tasa de supresión es casi del 30%!"

Cada vez que el poder del dragón de Long Bai se liberaba, hacía temblar los cielos y la tierra, pero desde la primera vez que ambos intercambiaron golpes, los Cinco Venerables Dragones Marchitos notaron al mismo tiempo que el poder de Long Bai se desplomaba repentinamente en un 30% cuando se acercaba a Yun Che... como si fuera un ave de presa.

Long Si susurró: "Para suprimirlo en un enorme 30%, se requeriría... al menos diez veces la pureza de la Línea de Sangre".

"¿Es esto... realmente posible?" Murmuró Long Wu algo aturdido.

¡El Maestro Diablo Yun Che poseía la Línea de Sangre de su Clan del Dios Dragón... pero la pureza de su Línea de Sangre debía ser más de diez veces superior a la de Long Bai!

¡Y Long Bai era el Monarca Dragón!

Todos los Dioses Dragón sabían desde hace tiempo que Yun Che poseía la Línea de Sangre del Dios Dragón y el Alma del Dios Dragón, pero, su Línea de Sangre del Dios Dragón era al menos diez veces más pura que la del Monarca Dragón...

¿Cómo podrían creerlo, cómo podrían aceptarlo?

"Maestro Diablo del Norte", habló repentinamente Long Yi, con su vieja voz llenando los cielos y la tierra: "¿De dónde se originó tu Línea de Sangre del Dios Dragón?"

Ante las palabras de un Venerable Dragón Marchito, Yun Che ni siquiera rozó su mirada por un momento, ni siquiera contestó, como si la otra parte no mereciera en absoluto su respuesta.

Levantó la mano y miró a Long Bai: "¿De verdad? Entonces puedes intentarlo".

Long Bai apretó las manos con fuerza y, como si murmurara o hablara consigo mismo, dijo: "Es tan fácil como una mano exterminar a todo el Norte. Ahora todavía puedes ser arrogante, solo porque... ¡debes morir por mi mano pase lo que pase!"

"¡Tus pecados son algo que nunca serán perdonados!"

¡¡BOOM!!

Voló hacia arriba, con su aura blanca deslumbrando el cielo mientras un feroz rugido de dragón agrietaba el cielo y devoraba la luz del cielo.

Cuando el cielo se oscureció bruscamente, una fuerza de dragón majestuosa e ilimitada que se asemejaba al rugido y a la agitación de miles de mares se apoderó del mundo.

Por encima de este Reino de Dios, Long Bai reveló una vez más su cuerpo de dragón de diez mil pies, liberando su completo, y también extremo, poder celestial del Monarca Dragón.

"¡¡Ah!!" Gritos caóticos de conmoción emanaron de las bocas de los practicantes profundos del Norte, el estado aterrador del verdadero cuerpo de Long Bai, todos ellos lo presenciaron con sus propios ojos... tan fuerte como los Ancestros Yama, todos se ahogaron violentamente. Yan San, que era el que más estaba herido, incluso se tambaleó, con la sangre llenando las comisuras de sus labios.

"Pecador imperdonable, personalmente te enterraré en... ¡un infierno eterno!"

El rugido del Monarca Dragón, palabra por palabra, sacudió el cielo. Cualquiera que lo escuchara, oiría un profundo resentimiento... así como una obsesión incomparablemente aterradora.

¡La obsesión de matar personalmente a Yun Che!

La forma humana del Dios Dragón fue la que perdió menos energía, pero al mismo tiempo, también fue una especie de confinamiento del propio poder de dragón. Y en su verdadera forma... con el poder de dragón supremo del Monarca Dragón, ¡¿cómo podría ser reprimido de nuevo?!

Si fuera cualquier otro, su cuerpo se derrumbaría y su alma se colapsaría en cuestión de minutos, pero en lugar de tener la más mínima pesadez en el rostro de Yun Che, se rió en voz baja.

"Contigo, ¿también eres digno de ser un Dios Dragón?"

"Contigo, ¿también eres digno de llamarte Monarca delante de mí?"

De repente ladeó la cabeza y dejó escapar un rugido bajo, la Sangre del Dios Dragón fluyendo rápidamente a su alrededor, el aura de dragón que le pertenecía, el aura del Dios Dragón que siempre había intentado ocultar lo mejor posible, se liberó completamente sin reservas en este momento.

----ROAR----

Fue solo la liberación del aura de dragón, pero pareció resonar como si fuera un antiguo rugido de dragón en lo profundo del corazón y el alma de todos.

En el momento en que el poder del dragón fue liberado, las corrientes de aire entre el cielo y la tierra se estancaron ferozmente, y el Poder del Monarca Dragón que estaba presionando sobre el cuerpo de Yun Che se dispersó en un instante como un viento caótico insoportable.

Todo el cielo y la tierra estaban envueltos por el poder del Monarca Dragón, pero sólo alrededor del cuerpo de Yun Che, era como si se hubiera extendido un dominio absoluto invisible, no importaba lo vasto que fuera el poder del Monarca Dragón, no podía invadir ni la mitad.

"Que..."

"Este... esto es..."

Aterrados, conmocionados y con el alma destruida... los Cinco Venerables Dragones Marchitos cambiaron todos de color, los Siete Dioses Dragón fueron golpeados por el trueno, y los Gobernantes Dragón y los Maestros Dragón de la retaguardia temblaron violentamente, con sus corazones e hígados queriendo partirse.

Este era el Aura del Dios Dragón de la Línea de Sangre del Dios Dragón, y no era posible equivocarse sobre esto de ninguna manera.

En términos de prestigio, el aura de dragón de Yun Che no era tan buena como el de Long Bai.

Pero... su pureza y densidad era tan aterradora que no podrían creerla ni aunque se les partiera el alma, tan aterradora que... ni siquiera estaban capacitados para sondearla y tocarla.

Long Yi era el Dios Dragón más longevo entre ellos. Y el horror en su corazón también superó a todos.

Y es que... era una pureza y una densidad que incluso superaba con creces a sus antepasados creadores del mundo.

"No... imposible... imposible... imposible..." Susurraron los Dragones en voz baja, perdiéndose en sus pensamientos, como cayendo en un absurdo sueño ilusorio.

El cuerpo de dragón de Long Bai estaba congelado en el aire, y el resentimiento y la hostilidad en sus pupilas de dragón comenzaron a mezclarse con el asombro y el horror, así como con una incredulidad gradualmente confusa.

Antes, cuando luchó contra Yun Che en su forma humana, el aura de Dios Dragón que Yun Che llevaba en secreto suprimió fuertemente su poder de Dios Dragón. Estaba sorprendido, pero no hasta el punto de ser increíble... porque ya en la Convención del Dios Profundo de la Región Este, había sabido que Yun Che tenía una Línea de Sangre pura del Dios Dragón en él.

Incluso quiso aceptar a Yun Che como su hijo justo en público por esto.

Después, cuando se reunió a solas con Yun Che, le confirmó que había obtenido la Línea de Sangre original dejada por el Antiguo Dios Dragón. En ese momento, había sondeado en secreto la concentración de la Línea de Sangre del Dios Dragón de Yun Che, que era pura... pero no muy densa.

Sin embargo, Long Bai nunca habría soñado que, además de la Sangre del Dios Dragón y el Alma del Dios Dragón, el cuerpo de Yun Che también tendría la Médula del Dios Dragón que le fue otorgado por el mismo Dragón Azure Primordial y que no tenía parangón en el mundo.

La existencia de la Médula del Dios Dragón derivaría continuamente la Sangre del Dios Dragón, haciendo que la Línea de Sangre del Dios Dragón de Yun Che se hiciera más gruesa a cada momento, incluso mientras dormía.

Durante su estancia en el Reino de Dios, Yun Che siempre se había apoyado en el Cuerpo del Dios Dragón, pero nunca había liberado fácilmente su Aura del Dios Dragón, por miedo a que el Aura del Dios Dragón, cada vez más densa, provocara la alarma del Reino del Dios Dragón.

La existencia de la Línea de Sangre del Dios Dragón aún podría permitirle ganar el favor del Reino del Dios Dragón como resultado, pero si la Médula del Dios Dragón era expuesta.... incluso si el Monarca Dragón era puritano, bajo esta tentación que era simplemente imposible de resistir, temía que el Monarca Dragón destruyera sus huesos para arrebatarle la Médula.

El conocimiento de Long Bai sobre la Línea de Sangre del Dios Dragón que poseía Yun Che se mantuvo atascado en el tiempo. Como resultado, estaba incomparablemente seguro de que bajo su verdadero cuerpo, aunque Yun Che poseyera la Sangre de Origen del Dios Dragón, nunca sería posible suprimirlo de nuevo.

Sin embargo, en este momento, cuando Yun Che había liberado toda su Aura de Dragón, su corazón latió salvajemente, su creciente Poder de Dragón tembló, y en su corazón y en su alma nació absurdamente una pizca de miedo que nunca debería haber aparecido en él.

¡Y la sensación de estar reprimido era aún mejor que eso!


Comentarios del capítulo: (1)


Muy digno si, como el maestro diablo debe ser

2

atg-capitulo-1852
ATG - Capítulo 1852
31045
1855

Postura Real del Maestro Diablo (2)

Traductor: Crowli

Capítulo 1852: Postura Real del Maestro Diablo (2)

Bajo la liberación total del Aura de Dragón de Yun Che, la determinación final de Long Bai colapsó casi por completo.

Su Aura de Dios Dragón era un caos, e incluso su rugido se había vuelto extraordinariamente maniático.

Los Cinco Venerables Dragones Marchitos que habían estado "separados del mundo", habían creído que sus corazones nunca más se moverían, pero en este momento todos tenían sus rostros pálidos en estado de shock extremo.

Porque, esa era el Aura del Dios Dragón estaba más allá... no, ¡estaba mucho más allá de sus ancestros!

"Hmph, trucos patéticos".

En lo alto del cielo, se oyó un rugido grave de Long Bai: "¡Solo un aura ilusoria creada por el Poder del Dios Maligno, ¿como te atreves a hacer el ridículo delante de este Monarca!"

¿Cómo podría Long Bai creerlo? Y cualquier Gobernante y Maestro Dragón del Reino del Dios Dragón, o incluso cualquier Maestro Divino del Oeste, no lo creería categóricamente.

¡Así es! Todo esto debe ser sólo un Aura de Dios Dragón que Yun Che simuló utilizando algunos medios especiales... En este mundo, ¿cómo podría el Aura del Dios Dragón de alguien ser muy superior a la del Monarca Dragón que gobernaba el Clan del Dios Dragón?

"¡Esta Ilusión ridícula, junto con tu alma pecadora y humilde... serán enterradas juntas!"

En medio del interminable y pesado Rugido del Dragón, las garras gigantes de Long Bai se estrellaron repentinamente, y cientos de pies de Garras de Dragón atravesaron la dimensión, cubriendo el espacio en el que se encontraba Yun Che con una capa de sombras similar a un abismo.

Pero…

En este momento, un aura extraña se agitó a través de las pupilas de los distantes Chi Wuyao, Yan Yi, Yan San, Qianye Bingzhu y los demás, al mismo tiempo.

Todos ellos habían luchado anteriormente con el verdadero cuerpo de Long Bai y habían soportado todo el poder de dragón del Monarca Dragón a muy corta distancia.

¡Y las garras de dragón bajo su ira en este momento, el poder liberado por él era mucho menos poderosa que antes!

¡Hubo una gran diferencia de entre el 20% y el 30%!

Anteriormente, la energía de dragón de Long Bai había colapsado, sólo en el instante de chocar con el poder de Yun Che. Sólo los Venerables Dragones Marchitos, que estaban extremadamente familiarizados con el Aura del Dios Dragón, lo percibieron claramente.

Y en este momento, el Aura de Dragón de Long Bai que simplemente fue liberada ya era significativamente más débil... Tanto los practicantes profundos de la Región Norte como los Maestros Divinos de la Región Oeste lo percibieron claramente.

"¡Jej!"

Frente al poder de dragón de las garras de dragón que cubría el cielo, Yun Che dejó escapar una risa fría, cruel y baja, y sin levantar la cabeza, su brazo derecho que estaba entrelazado con una oscuridad extrema salió disparado hacia arriba.

En el momento en que la oscuridad tocó las garras de dragón, Long Bai... y los Cinco Venerables Dragones Marchito sintieron claramente que el poder de dragón que había sido severamente suprimido se había derrumbado una vez más por unos pocos pliegues.

Cuando explotó... ¡Sólo le quedaba el 60% del poder de dragón!

La supresión del 40% del poder, en el Reino Maestro Divino en la cima, era simplemente inimaginablemente enorme, y ni siquiera debería existir en absoluto.

Y el impacto de una supresión tan aterradora en el campo de batalla era sin duda tan grande que no había forma de compensarlo, ni de revertirlo.

¡¡¡Rumble!!!

Las garras del Monarca Dragón chocaron violentamente con la Aura Profunda de la Oscuridad del Maestro Diablo, la tierra se agrietó bajo los pies de Yun Che, pero su postura apenas se movió, mientras las enormes garras de dragón blancas rebotaban a lo lejos con gran magnitud, y el sonido de los huesos de los dedos rotos sacudió sus oídos como si la tierra se agrietara y el cielo se derrumbara.

En cuanto al grosor del poder profundo, Long Bai era sin duda el mejor del mundo.

Con un 10% de fuerza, podría suprimir a Yun Che después de una larga batalla.

Con un 90% de fuerza, podría mantenerse invicto.

Con un 70% de fuerza, sería capaz de enfrentarse a Yun Che, que sólo usaba aura y fuerza profunda pura, sin perder.

Y con un 60% de fuerza...

Un golpe le rompió los huesos de los dedos al Monarca Dragón... Si no lo hubieran visto con sus propios ojos, me temo que si les arrancaran la cabeza a todos los Dragones de la Región Oeste, no habrían creído definitivamente que algo así habría sucedido en el mundo.

Long Bai rugió y sacudió el cielo, sin saber si era dolor o ira. Y la figura de Yun Che ya se había desvanecido, y en el siguiente instante, ya estaba presente sobre la cabeza de dragón de Long Bai, y la oscuridad que le rodeaba se condensó en un vórtice negro como el carbón sobre su puño derecho, que se dirigió directamente a la frente de Long Bai.

¡Bang!

El Aura Profunda de la Oscuridad desintegró instantáneamente el Aura Blanca protectora de Long Bai y fue bloqueada por el aura de dragón... pero este bloqueo sólo duró un breve e incomparable momento antes de que el aura de dragón se derrumbara por completo.

El Aura Profunda de la Oscuridad cargó con el puño derecho de Yun Che, e incluso con todo su brazo derecho, y se estrelló contra la frente de Long Bai.

La oscuridad estalló y una fuente de sangre se abrió instantáneamente en el centro de la frente de Long Bai, esparciendo sangre negra salvajemente desde el cielo.

La defensa de Long Bai, que los Maestros Divinos del Norte habían hecho un esfuerzo y un coste considerable para romper... era realmente tan vulnerable bajo Yun Che. Por no hablar de los Dragones de la Región Oeste, incluso Chi Wuyao y los demás tuvieron algunas dificultades para aceptarlo.

Long Bai aulló de ira, y la enorme fuerza de retroceso alejó a Yun Che. Con el dolor de la devastación de la oscuridad combinado con la ira extrema, el aura de Long Bai se volvió de repente incomparablemente violenta, como si su sangre de dragón y su aura de dragón estuvieran completamente encendidos, convirtiéndose en una lava violentamente agitada.

¡¡¡ROAR!!!

Este rugido de dragón con furia infinita casi sacudió la mitad de la Región Divina del Sur, haciendo que las almas de innumerables seres vivos temblaran de miedo.

Las dos pálidas garras de dragón, que portaban el poder de un Dios Dragón completamente desbocado, golpearon a Yun Che a diestra y siniestra.

¡Boom!

Yun Che abrió los brazos de par en par, y el poder del Maestro Diablo y del Monarca Dragón chocaron inmediatamente en el aire, y luego se sostuvieron mutuamente en el aire.

Bajo las enormes garras de dragón de Long Bai, la figura de Yun Che parecía sin duda demasiado pequeña.

Pero una figura tan pequeña contuvo completamente el poder bajo la ira de Long Bai.

Un bajo rugido de dragón seguía saliendo de la boca de Long Bai, y el aura de dragón envuelta alrededor de las dos enormes garras de dragón era tan gruesa como la sustancia, y poco a poco, se reunió hacia la ubicación de Yun Che, con la intención de aplastarlo directamente con sus garras de dragón.

El espacio donde estaba Yun Che se comprimió drásticamente, y se volvió a comprimir. En medio de la visión violentamente distorsionada, era como si su cuerpo se hubiera deformado completamente bajo la fuerte presión.

Los brazos de Yun Che se balanceaban y su rostro era sombrío, ya que parecía estar apoyándose con bastante fuerza.

Este aterrador estancamiento duró diez respiraciones completas de tiempo, y el espacio donde estaba Yun Che había sido aplastado varias veces. Pero en este momento, Yun Che levantó de repente la cabeza y una extraña sonrisa fría asomó por las comisuras de su boca.

La pesadez de su rostro desapareció, y bajo la fuerte presión enjaulada por las dos garras de Long Bai, fue él quien habló pausadamente: "Parece que este es, en efecto, el límite de tu estado actual".

Long Bai: "¿¡...!?"

"No sé si me subestimé a mí mismo o te sobreestimé demasiado. Hablando francamente, estoy decepcionado".

Con palabras indiferentes, los brazos de Yun Che se agitaron de repente.

¡¡Boom!!

Con un fuerte estruendo, las garras de dragón de Long Bai fueron directamente sacudidas por decenas de pies, y el aparentemente impactante estancamiento del enfrentamiento se rompió al instante.

"Este juego es mucho más aburrido de lo que esperaba". Yun Che miró a Long Bai con los ojos entrecerrados, y realmente elevó sus pasos en el aire bajo la supresión de su poder de dragón, sus pasos eran lentos y uniformes, como un paseo tranquilo: "Ya que es tan aburrido, es mejor terminar antes".

Mientras su voz caía, los ojos de Yun Che cambiaron bruscamente, su cuerpo dio un violento giro y su cuerpo explotó con un aura oscura que devoraba el cielo.

¡¡Boom!!

El cielo y la tierra temblaron al unísono, y el sol y la luna perdieron su luz. Las dos garras de Long Bai, que aparentemente habían reprimido a Yun Che durante unas diez respiraciones, se hicieron añicos con ferocidad, especialmente los dedos de dragón de su garra derecha, que ya estaban rotos, y que incluso se doblaron y deformaron de una manera extremadamente aterradora al romperse de nuevo.

El enorme poder oscuro se agitó desde las garras de dragón hasta el cuerpo del mismo, haciendo que el cuerpo de dragón de diez mil pies se desequilibrara en el aire, mientras que Yun Che ya se había convertido en una oscura corriente de luz, llevando el Poder Profundo de la Oscuridad más extremo de la Emperatriz Diablo en el mundo y cargando directamente hacia arriba.

¡Bang!

El Aura Blanca y el Poder Protector de Dragón eran como una tela frágil bajo las manos de Yun Che, y un agujero de sangre negro como el carbón explotó en el vientre de dragón de Long Bai, derramando una lluvia de sangre negra como el abismo.

¡Boom!

Mientras la figura de Yun Che se movía, otra luz oscura estalló, explotando sobre el cuello de dragón en una lluvia de sangre mezclada con fragmentos de hueso.

¡¡Ka!!

Como si atravesara el espacio, el Aura Oscura golpeó con fuerza la garra izquierda que bailaba caóticamente con ira y dolor, rompiendo al instante los huesos de dragón, y haciendo volar la carne y la sangre.

Bajo el Aura del Dios Dragón de Yun Che, lo que Long Bai tenía suprimido no era sólo la fuerza, sino también el sentido espiritual y la velocidad.

Y bajo la presión de la Línea de Sangre dominante, el aura del Monarca Dragón de Long Bai fue incapaz de causar una supresión decente en Yun Che incluso a una distancia tan cercana.

Con el cuerpo de Yun Che aprovechando la Cascada de la División Lunar y la Sombra Rota del Dios de la Estrella, y sus pies usando el Rayo Extremo del Espejismo... el sentido espiritual y el cuerpo de dragón de Long Bai, que originalmente se alzaba orgulloso por encima de todos los espíritus, era casi completamente incapaz de seguir fijándose en la figura y el poder de Yun Che, mientras que un agujero sangriento oscuro como el abismo tras otro era lanzado por Yun Che sobre su cuerpo.

¡Boom! ¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!

--BOOM--

El cuerpo de Long Bai se retorcía y rugía salvajemente en el aire, en sólo cien respiraciones, en medio de las continuas ráfagas de luz oscura, su cuerpo había sido atravesado por cientos de agujeros de sangre negra como el carbón, la sangre negra se derramaba en el cielo como una lluvia torrencial, impactando los ojos.

"Ah... ah... Su Alteza Real..." Los Dioses Dragón estaban temblando y habían perdido la voz por el horror. Pero con la experiencia previa del Dios Dragón del Arcoíris Blanco, no se atrevieron a hacer un movimiento.

El corazón y el alma de todos los Maestros Divinos de la Región Oeste temblaron, sus mandíbulas se abrieron de par en par, y todos los practicantes profundos de la Región Norte también se congelaron como pollos de madera y perdieron sus almas en un trance.

El Maestro del Caos Primordial, el Monarca Dragón Long Bai... ¡estaba siendo torturado por Yun Che sin poder defenderse!

¡El cuerpo de dragón más poderoso del mundo era en realidad tan frágil como la madera podrida bajo él!

¿Es realmente el Monarca Dragón?

¿Era realmente Yun Che?

La figura de Yun Che se hizo añicos y se dispersó, y su verdadero cuerpo apareció debajo de Long Bai mientras dejaba escapar un susurro helado de su boca: "Long Bai, todo lo que has tenido todos estos años fue un regalo de Shen. Xi. Y este regalo, tú ya no eras digno de él desde hace mucho tiempo... ¡y debes devolverlo diez mil veces más!"

"Amplía tus ojos de perro y mira bien... ¡quien está calificado para convertirse en el Maestro de este mundo!"

Su brazo sacudió una sombra oscura de miles de pies y golpeó el cuerpo de Long Bai, enviando su Cuerpo de Dragón de diez mil pies volando hacia la cúpula del cielo a cien millas de altura.

El gesto de la mano de Yun Che cambió, el Aura Oscura que le rodeaba se convirtió en un relámpago carmesí, y cuando sus cinco dedos se abrieron, la luz roja llenó el cielo y los rayos del color de la sangre rugieron como miles de dragones furiosos en el mundo.

¡Relámpago de la Tribulación del Dao Celestial!

¡¡¡¡BOOM!!!!

El relámpago sacudió el mundo, y en el vasto campo estelar, innumerables seres vivos sintieron como si sus almas se partieran por la mitad.

Boom Boom Boom Boom Boom Boom...

Diez mil Relámpagos de Tribulación cayeron caóticamente sobre el cuerpo de Long Bai, los violentos relámpagos tiñeron su pálido cuerpo de dragón de un espantoso color sangre.

El estruendo de los relámpagos ahogó sus miserables gritos cuando su cuerpo de dragón de diez mil pies de altura fue arrojado sin piedad a la tierra desde lo alto del cielo, la sangre y la carne se abrieron a su alrededor mientras el Relámpago Carmesí lo envolvía.

El aura roja de las pupilas de Yun Che se disipó y un aura verde brilló mientras una aterradora y abrumadora tormenta barría con frenesí a Long Bai que acababa de caer al suelo, y luego, cuando el brazo de Yun Che giró hacia abajo, se estrelló con violencia.

--Boom--

Cientos de manantiales de sangre brotaron simultáneamente, y decenas de kilómetros de tierra se tiñeron instantáneamente de rojo con sangre de dragón.

El brazo de Yun Che se levantó de nuevo y volvió a caer, impulsando la tormenta para enrollar ferozmente al ensangrentado Long Bai y aplastarlo.

Boom...

---Boom---

------Boom------

……

El Reino de Dios del Mar Profundo se agitó y volvió a agitarse... con el cielo revuelto mientras el cuerpo de Long Bai se estrellaba una y otra vez, y la tierra se resquebrajaba.

El actual Monarca Dragón, como una bola de cuero empapada de sangre, fue brutalmente destrozado de una manera incomparablemente brutal y aún más incomparablemente humillante.

No pudo liberarse, no pudo luchar, e incluso sus aullidos de ira y dolor fueron despiadadamente abrumados por la tormenta y el rugido.

¡¡Boom!!

La tierra se desmoronó en una grieta de diez mil millas, y todo el Reino del Mar Profundo fue casi sacudido por la mitad. El cuerpo ensangrentado de Long Bai retrocedió hacia las alturas lejanas... La tormenta se disipó, y cuando pensó que Yun Che había agotado sus fuerzas y que su pesadilla había terminado, las pupilas de Yun Che brillaron de forma dorada, y la sombra de un Cuervo Dorado parpadeó de repente detrás de él.

Un grito de fénix llenó el aire y sacudió el alma, y el firmamento del cielo se iluminó al instante con una deslumbrante luz dorada inflamatoria.

La figura de Yun Che flotó directamente en el aire, y cuando se acercó a Long Bai, cuyo cuerpo estaba boca abajo, su cuerpo ya ardía en Llamas Doradas, y cuando sus brazos se abrieron, un mar dorado del fuego del purgatorio estalló en el aire, envolviendo completamente el cuerpo de dragón de diez mil pies de altura.

¡Roooar!

Este rugido de dragón de Long Bai era doloroso como el siseo de un Diablo desesperado.

Yun Che se abrió paso, y la furiosa inflamación dorada estalló en llamas sin piedad entre el sonido del rugido del fénix.

¡Ruptura del Sol Ardiente!!

¡Aniquilación Dorada!

¡Loto del Purgatorio Rojo!

¡Cenizas de la Primavera Amarilla!

¡Rayo Solar Abrasador!

Las llamas se superpusieron a las llamas, los infiernos se superpusieron a los infiernos. Las Escamas de Dragón, la Piel de Dragón, la Sangre de Dragón, la Carne de Dragón... hasta el punto de que incluso los Huesos de Dragón expuestos se convirtieron en un medio ardiente para las Llamas Doradas.

Las Llamas Doradas en el cuerpo de Long Bai ardían cada vez más intensamente, y el Aura Dorada entre el cielo y la tierra se volvía más y más ardiente con cada respiración. En el lejano cielo, aparecieron finalmente nueve soles dorados.

Llamas Extremas del Cuervo Dorado: ¡Furia Celestial de los Nueve Soles!

Los Nueve Soles cayeron al unísono, explotando sobre el cuerpo de Long Bai con la luz del Infierno del Cuervo Dorado más hermosa y extrema del mundo.


Comentarios del capítulo: (1)


Lo esta masacrando

0