atg-capitulo-1876
ATG - Capítulo 1876
31846
1879

Señora Suegra

Traductor: Crowli

Capítulo 1876 : Señora Suegra

Región Divina del Este, Reino de la Luz Esmaltada.

Shui Qianheng se sentó con las piernas cruzadas en el suelo, con una Formación Profunda de Luz corriendo lentamente bajo ella. Esta Formación Profunda de Luz era diferente de la que Yun Che había dado a Cang Shuhe, pero ambas estaban construidas a partir del Milagro Divino de la Vida.

El Emperador Dios de la Luna había sido extremadamente despiadado al tratar con Shui Qianheng, especialmente al causarle un daño irreversible en sus Venas Profundas, lo que era suficiente para hacer desesperar a cualquier Practicante Profundo..., por no hablar del Rey del Reino de la Luz Esmaltada, que se había situado en la cima.

En este mundo, sólo existía el Milagro Divino de la Vida, y sólo Yun Che podía devolverlo a su estado original, pero también tardaría mucho tiempo.

Después de una hora y media, Yun Che retiró su palma y la Formación Profunda de Luz se disipó.

Shui Qianheng abrió lentamente los ojos, y antes de que pudiera levantarse, una corriente de Aura Profunda ya se había liberado de forma natural. Al sentir los cambios oníricos en sus Venas Profundas, Shui Qianheng, que ya se había resignado a su destino durante todos estos años, se emocionó tanto que casi rompió a llorar, y la parte superior de su cuerpo se inclinó profundamente: "¡Qianheng... agradece al Maestro Diablo su regalo!"

Yun Che levantó rápidamente la mano y sujetó la parte superior del cuerpo de Shui Qianheng: "No hay necesidad de hacerlo, Señor Shui. Esta pequeña recompensa no es ni siquiera una diezmilésima parte de la amabilidad que el Reino de la Luz Esmaltada me ha mostrado".

Yun Che siempre había sentido un profundo respeto y gratitud por el Reino de la Luz Esmaltada. En particular, lo que Shui Meiyin había hecho por él todos estos años era un gran favor que nunca podría devolver en diez mil vidas, por lo que ninguna cantidad de pago podría ser demasiado para el Reino de la Luz Esmaltada.

"Las palabras del Maestro Diablo son importantes, las palabras del Maestro Diablo son importantes".

Shui Qianheng todavía estaba lleno de emoción... El Yun Che que tenía delante era el Maestro Diablo que acababa de arrasar las Tres Regiones Divinas y aplastar a Long Bai hasta la muerte, así que naturalmente no podía sonreír y gritar "virtuoso yerno" como había hecho en el pasado como anciano y Rey de un Reino Superior.

"¿Pueden mis Venas Profundas... realmente ser restauradas a su estado original?" preguntó Shui Qianheng. Su voz y su mirada temblaban. Era obvio que, por muy tranquilo que hubiera actuado Shui Qianheng todos estos años, era imposible que ningún Practicante Profundo que hubiera estado en el Reino Maestro Divino aceptara realmente el destino de permanecer en el reino de los mortales por el resto de su vida.

"¡Jeje, papá, esta pregunta, la has hecho por cuarta vez hoy!" Shui Meiyin, que había estado de pie, dijo con una sonrisa: "Aunque todos en el mundo digan que no es posible, mientras el Hermano Mayor Yun Che diga que es posible, definitivamente serás capaz de recuperarte completamente, así que no te preocupes".

Yun Che dijo: "Mayor Shui no se preocupe, a partir de ahora, tratare al mayor cada pocos meses, en menos de veinte meses, sus Venas Profundas se recuperarán como antes, y dentro de tres años, su Poder Profundo también se recuperará gradualmente a su máximo poder de entonces, sin ninguna pérdida".

Sin ningún tipo de reticencia, la cara de Shui Qianheng se puso roja de emoción al instante, y estaba a punto de hacer otro gran saludo cuando fue detenido a la fuerza por Yun Che: "Mayor Shui, no hay necesidad de decir más palabras de cortesía. Las lesiones que has sufrido se deben a mí. Además... dentro de unos meses, Meiyin y yo nos casaremos formalmente, así que no puedo aceptar estos saludos tan corteses de mi futuro suegro".

La cabeza de Shui Meiyin se inclinó y sonrió felizmente, Shui Qianheng también se quedó atónito por un momento y luego estalló en carcajadas.

"¡Como digas, mi yerno virtuoso! Jajajaja, sigue siendo un título agradable". En cuanto cambió el título, el sentimiento opresivo que había estado abrumando su alma se disipó, y la risa de Shui Qianheng se volvió aún más alegre: "¡No te preocupes, yerno, quien se atreva a causar problemas en la Región Divina del Este durante la Ceremonia del Emperador, haré que mi hija vaya personalmente a su clan y.... lo asalte completamente!"

La Secta de los Aleros Sagrados fue masacrada de la noche a la mañana, e incluso Luo Shangduan murió en la secta, por lo que todos en el Reino de los Aleros Sagrados estaban ahora en un estado de confusión.

Todos podían adivinar quién lo había hecho, pero nadie se atrevía a decir nada.

Y sin la Secta de los Aleros Sagrados, el Reino de los Aleros Sagrados ya no era digno de ser el Jefe de los Reinos Estelares Superiores en la Región Divina del Este. Hoy en día, en el Este, aparte del único Reino Rey que quedaba, el Reino de Dios del Monarca Brahma, el Reino de la Luz Esmaltada y el Reino Cubriendo el Cielo eran los más respetados.

Yun Che asintió con la cabeza y dijo: "El Reino del Cielo Eterno y el Reino del Dios de la Luna han sido destruidos, y el Reino del Dios de la Estrella sólo existe de nombre, así que cuando llegue el momento, estableceré por la fuerza el Reino de la Canción de Nieve como un nuevo Reino Rey, para aumentar mi control y disuasión sobre el Este. Sigo necesitando la ayuda del Mayor en este asunto".

"Meiyin y yo ya hemos hablado de este asunto". Shui Qianheng agitó su gran mano: "No te preocupes, definitivamente seré el primero en defenderlo cuando llegue el momento con el Rey del Reino Cubriendo el Cielo".

"Además, la Reina del Reino de la Canción de Nieve mató al Dios Dragón de la Destrucción Carmesí con un solo golpe de espada. ¡sólo con este poder, quién se atrevería a desobedecer!"

En este momento, se produjo un movimiento repentino desde el límite exterior, y dos auras irrumpieron dentro del límite en forma de maraña.

"Madre, realmente no puedes entrar, el Maestro Diablo está..." Esta era la voz de Shui Yingyue, con impotencia y una ligera molestia.

"¡¿Qué Maestro Diablo?! Ese es mi yerno, ¡es justo que la suegra vea a su yerno!"

"Pero... ¡ah!"

Se desató una tormenta y, en cuanto Yun Che miró de reojo, una figura llegó en un instante, seguida por Shui Yingyue, que la había seguido apresuradamente pero no se atrevió a detenerla por la fuerza.

Se trataba de una mujer que parecía tener unos treinta años, vestida con una túnica azul, de aspecto delicado y ojos como flores de melocotón. En cuanto llegó, sus ojos miraron fijamente a Yun Che, pero su mirada no era ni la mitad de temerosa que cuando se enfrentó al Maestro Diablo, sino que arqueó las cejas y su sonrisa casi se desbordó.

"Madre, ¿por qué irrumpes aquí?" Shui Meiyin se balanceó y se puso al lado de la mujer, tomándola del brazo de forma íntima.

"¿De qué estás hablando?" La mujer alargó la mano y tocó la mejilla de Shui Meiyin, pero sus ojos seguían sonriendo en el rostro de Yun Che: "¿Mamá no está aquí para ver al marido que has elegido?"

"Oh~~ Después de convertirse en el Maestro Diablo, no sólo su aspecto es más apuesto que entonces, sino que también es más formidable, especialmente con esta aura encantadora y feroz, a la que ninguna mujer del mundo puede resistirse.  Incluso para esta suegra tuya... si hubiera nacido unas decenas de años después, no quedaría nada para tu padre".

Yun Che: "..."

"Ugh" Shui Yingyue suspiró débilmente, luciendo impotente.

"¡Coff, coff... coff, coff, coff!" Shui Qianheng se puso en pie, con la cara crispada mientras se dirigía a Yun Che: "Esta... es mi esposa Cheng Wanxiao, también la madre biológica de Yingyue y Meiyin, y esta mujer, aunque es mi esposa, siempre ha ignorado las reglas y habla sin saber, así que el Maestro Diablo no debe tomárselo a pecho".

Después de terminar de hablar, frunció el ceño a la mujer, y al mismo tiempo dijo apresuradamente: "¡Quién te dejó entrar, vete!"

Pero la mujer lo ignoró y ni siquiera miró a Shui Qianheng, seguía sonriendo mientras miraba a Yun Che, sus ojos de flor de melocotón sonreían como si realmente estuvieran a punto de florecer.

Yun Che también se puso de pie y saludó respetuosamente: "Este Joven Yun Che se siente gustoso de finalmente conocer a la tía".

Shui Meiyin había mencionado muy a menudo a su madre delante de él, por lo que conocía el nombre de "Cheng Wanxiao" desde hacía mucho tiempo, pero hoy era la primera vez que la conocía.

Como la concubina más joven de Shui Qianheng, Cheng Wanxiao sólo llevaba unas décadas en la familia, pero ya era muy conocida. Sus dos hijas..., Shui Yingyue y Shui Meiyin, eran ahora la Reina del Reino de la Luz Esmaltada y la Diosa Meiyin.

Con estas dos hijas, Cheng Wanxiao no tenía que hacer nada para eclipsar a la esposa principal de Shui Qianheng y a todas sus concubinas.

Todos tenían claro que Cheng Wanxiao podía establecerse como la esposa principal con una sola palabra. Sin embargo, se burló de la posición de esposa principal... Shui Meiyin dijo a Yun Che más de una vez: "Mi madre dijo, una esposa es peor que una concubina, cuanto más pequeña es la concubina, más favorecida es".

Y Shui Meiyin no sólo estaba muy unida a su madre, sino que claramente sentía una profunda admiración por ella.

Cheng Wanxiao sonrió y dijo: "¿Cómo qué tía? Al llamarme tía no solo me estás llamando vieja, sino que también me estás insultando. Llámame suegra, suegra... si deseas también puedes llamarme hermana mayor".

Las piernas de Shui Qianheng se debilitaron y casi se arrodilló en el acto.

"Uh... como puede este joven atreverse a ser muy grosero". Yun Che dijo: "He oído a menudo a Meiyin mencionar a la tía madre, sólo hoy he tenido el placer de conocerla, es realmente como dijo Meiyin, hace que la gente... se sienta como una brisa de primavera".

Cheng Wanxiao ocultó inmediatamente su boca y sonrió. Pudo percibir que Yun Che estaba conteniendo secretamente el aura feroz y fría que emanaba naturalmente de su cuerpo, y su respeto por sus mayores era extraordinariamente sincero, por lo que se sintió aún más encariñada y satisfecha: "Por supuesto, eso es cierto, de lo contrario, ¿cómo podría haber producido tan buenas hijas?"

"...No te preocupes, tía madre, este joven definitivamente tratará bien a Meiyin con todo su corazón y no dejará que sufra ningún agravio". Yun Che aseguró ante sus ojos.

"Madre, el Hermano Mayor Yun Che siempre me ha tratado muy bien, no hace falta que me lo recuerdes deliberadamente". Shui Meiyin arqueó sus ojos acuosos, clavando sin disimulo las intenciones de su madre.

"¡Coff, coff, coff!" Shui Qianheng ya estaba entumecido desde el cuero cabelludo hasta la espalda, y finalmente no pudo evitar decir: "Wanxiao, ya te has reunido con el Maestro Diablo, así que vuelve primero, el Maestro Diablo y yo tenemos asuntos importantes que discutir".

Pero Cheng Wanwiao le dirigió una mirada inexpresiva, en su lugar tiró de Shui Meiyin hacia delante varios pasos y le dijo a Yun Che: "Buen yerno, yo también tengo un asunto importante que quiero preguntarte, seguro que es mucho más importante que el asunto de este viejo fantasma".

Viejo... fantasma... ¡Este era un nombre desagradable para ser mencionado frente a extraños!

Si se tratara de cualquier otra mujer de las suyas, por no hablar de si tenía las agallas para hacerlo, aunque realmente irrumpiera, Shui Qianheng le habría gritado con una sola voz, y si volvía a desobedecer, también podría ser expulsada con una bofetada, pero a favor de Cheng Wanxiao... lo que quería no era expulsarla a la fuerza, sino que se apresurara a encontrar un hueco donde meterse.

"Por favor, siéntete libre de decirme tu petición, haré todo lo posible para cumplirlo". Yun Che dijo amablemente.

"¿Petición?" Los ojos de Cheng Wanwiao se iluminaron con una expresión de alegría: "En ese caso, no te negarás, ¿verdad? Como era de esperar, eres mi buen yerno, la Pequeña Yinyin ha elegido realmente al hombre adecuado, estoy realmente muy contenta como su madre".

"..." Por alguna razón, Yun Che sintió como si de alguna manera hubiera sido atrapado en las redes, y solo pudo decir con rigidez: "Tía Madre, por favor habla".

"Yingyue, ven aquí". Cheng Wanwiao levantó la mano, y antes de que Shui Yingyue pudiera responder, su cuerpo fue directamente aspirado, y su mano de jade ya estaba en su mano. Cheng Wanwiao sonrió y dijo: "Buen yerno, este asunto también es muy sencillo, cuando tú y Pequeña Yinyin se casen, recuerda llevarte a Yingyue contigo. ¡Ya está todo listo!"

Yun Che: "..."

La premonición que acababa de surgir en su corazón se cumplió al instante, Shui Yingyue se sacudió apresuradamente la mano, su aura colapsó y dijo con urgencia: "¡Madre, de qué estás hablando...! Cómo puedes ser tan disparatada y actuar como una niña".

"¿Disparatada? Cómo puede ser esto un disparate". Tan pronto como dijo esto, la nariz de Cheng Wanxiao se crispó repentinamente y sus ojos se llenaron de lágrimas casi al instante: "Yingyue, tú ya no eres joven, hasta ahora ni siquiera pude encontrar un hombre adecuado, ¿sabes lo preocupada que está tu madre!"

¿Preocupada? ¡Qué falacia! Hace unos años, ella claramente gritaba todos los días que ningún hombre en este mundo era digno de su hija... pero bajo el ataque de las furiosas palabras de Cheng Wanxiao, Shui Yingyue simplemente no tuvo tiempo de responder.

"Mira a la Pequeña Yinyin, se va a casar con el futuro Emperador del Reino de Dios, el mejor hombre de este mundo, tú como su hermana, si encuentras un hombre inferior a ella, ¿cómo no van a reírse de ti los demás? Algunos incluso dirán a mis espaldas que esta madre tuya es parcial y que sólo se preocupa por la Pequeña Yinyin, y no por ti. Estaría bien que solo hablaran mal de mi, pero ¿cómo voy a quedarme de brazos cruzados mientras hablan mal de ti?

Yun Che: ( ̄. ̄)

Shui Meiyin: (# ^. ^ #)

Shui Yingyue: ~! @ # ¥%…

Mientras decía esto, Cheng Wanxiao realmente derramó lágrimas: "Además, el yerno de esta suegra está rodeado de algunas mujeres aterradoras, gobernando sobre el Norte está la Emperatriz Diablo, gobernando sobre el Reino de Dios del Monarca Brahma está la Hija Divina del Monarca Brahma, el cual son las mujeres más hermosas de este mundo. He oído incluso que la Emperatriz Dragón Azul del Oeste sólo es digna de ser un poco para él".

"Y la Pequeña Yinyin, en cambio, está sola, y si no vas a ayudarla, en el futuro, no se sabe qué tipo de acoso recibirá".

Shui Yingyue no pudo evitar hablar: "¡Madre! ¡¿Cómo puedes decir tal exageración?!"

"Nunca has sido realmente una 'mujer', por eso no lo entiendes". ¡Cheng Wanxiao dijo entre lágrimas: "¿Sabes lo terrible que es la lucha entre mujeres... especialmente las mujeres del harem! El tipo de hombre que es tu padre, es un hombre decente, pero si fuera una mujer, no sobreviviría ni tres días en el harem. ¿Puedes soportar ver a tu hermana pequeña siendo acosada y desgraciada todos los días, puedes soportar ver a tu madre llorando todo el día?”

"..." Shui Qianheng estaba directamente adormecido hasta el talón esta vez.

Con un paño de lágrimas, continuó: "Además, el buen yerno ya ha accedido, si te niegas y tu yerno se enfada, eso será la ira del Maestro Diablo, cuando eso ocurra, me temo que esta madre tuya incluso podría perder la vida..."

Yun Che: ¿Cuándo yo...

"¡Sí, sí!" Shui Meiyin se arqueó debidamente y dijo: "El Hermano Mayor Yun Che ha estado codiciando a la hermana durante mucho tiempo oh, cada vez que menciono a la hermana, el Hermano Mayor Yun Che se excita de repente. Si la hermana se niega, el Hermano Mayor Yun Che se sentirá decepcionado hasta la muerte, y tal vez... me intimide aún más".

Shui Yingyue: "..."

Yun Che: "Yo..."

"Así es". Cheng Wanxiao se echó a reír, sin dar a Yun Che ninguna oportunidad de defenderse: "Sin importar lo bueno que sea el yerno, él también es un hombre, ¿Cómo podría no codiciar el cuerpo de mi Yingyue? Buen yerno, si no puedes esperar, haremos que tú y Yingyue tengáis una habitación redonda esta noche..."

"¡¡¡Mamá!!!" El cuello de Shui Yingyue se había vuelto de un rosa nítido a carmesí, toda la vista de ella, incluso sus pensamientos, se convirtió en pánico, sin mencionar la osadía de tocar la mirada de Yun Che.

Pisoteando ferozmente su pie, un destello de sombra azul se alejó de ella como si estuviera huyendo, y el sonido de la puerta al romperse pronto se escuchó desde afuera.

"Ah, Yingyue también sabe ser tímida". Cheng Wanxiao dijo con una sonrisa en su rostro: "Buen yerno, entonces este asunto está resuelto, seguiré preparando la dote para Yingyue y Yinyin, el yerno puede quedarse aquí con la pequeña Yinyin unos días más".

Después de terminar de hablar, sin esperar la respuesta de Yun Che, se fue con una sonrisa, dejando a Yun Che allí con una expresión desconcertada.

¡Ni siquiera pidió su opinión durante todo el proceso!

¡Y no le dio la oportunidad de negarse!

Giró la cabeza para mirar a Shui Meiyin y casi inconscientemente susurró: "Tu madre... es realmente increíble".

El carácter de Shui Meiyin fue completamente transmitido por su madre.

"¡Jeje!" Shui Meiyin tenía una sonrisa en la cara: "Es cierto que la presencia de mamá lo resolvió en un santiamén".

"¡Ejem!" Shui Qianheng, que había sido marginado en todo momento, encontró por fin una oportunidad para hablar, mientras lanzaba un suspiro y decía: "Aunque esta esposa mía es de naturaleza traviesa y sin sentido, algunas de sus palabras han hurgado en el corazón de este Mayor Shui. Las mujeres del Maestro Diablo son todas fénix divinas celestiales, si Meiyin está sola... como padre, ¿cómo puedo sentirme tranquilo?"

Al decir esto, suspiró repetidamente, su rostro se ensombreció, su preocupación y su inquietud se desbordaron en sus palabras.

Yun Che entornó los ojos y dijo débilmente: "Mayor Shui, con el debido respeto, tanto en términos de persuasión como de habilidades de actuación, eres al menos tres niveles peor que la tía madre".

"Uh..." Shui Qianheng se congeló, y luego forzó una risa, "Jaja... Jajajajaja... pero valió el intento, ¿no?"


Comentarios del capítulo: (2)


Joder que buena suegra, solo por que yun che no es un roba esposas, pero si lo fuera seguro caería en sus garras lujuriosas

6

Hace una semana me lei este capitulo en el raw de lnmtl, pero no hay nada como volverlo a leer con una buena traducción y en español, muy buen capítulo, amo a l...

...Ver más
5

atg-capitulo-1877
ATG - Capítulo 1877
31992
1880

Nudo en el Corazón

Traductor: Crowli

Capítulo 1877 : Nudo en el Corazón

Después de permanecer en el Reino de la Luz Esmaltada por solo unos días, Yun Che se despidió de Shui Qianheng y su esposa, y se preparó para ir al Reino de la Canción de Nieve.

Lo que sorprendió a Yun Che fue que Shui Meiyin no tenía intención de acompañarlo. Después de todo, aparte de Qianye Ying'er, Shui Meiyin era la que más se aferraba a él.

"El polvo acaba de asentarse, y para la Ceremonia del Emperador dentro de unos meses, hay muchas cosas que hacer en este lado del Reino de la Luz Esmaltada, y la Emperatriz Diablo también me ha explicado especialmente muchas cosas, así que durante el próximo periodo de tiempo, me quedaré aquí para ayudar al padre y a la hermana".

Shui Meiyin miró a Yun Che y dijo con cariño.

Yun Che ahuecó y acarició cariñosamente las mejillas de Shui Meiyin: "Obviamente es mi Ceremonia del Emperador, pero parece que soy el único que no tiene nada que hacer".

"Hehehe, no es porque la Hermana Emperatriz Diablo no quiera hacerte trabajar duro". Shui Meiyin dijo con una sonrisa.

Los pecadores restantes del Mar del Sur todavía estaban siendo purgados, y la limpieza y el control del Reino del Dios Dragón también continuaba, y formar un control global de las Tres Regiones Divina del Este, Oeste y Sur en un corto período de tiempo era un asunto extremadamente difícil... y todo ello, Chi Wuyao lo estaba haciendo personalmente, no dejándole trabajar ni la mitad.

En el pasado, le tenía rencor a Chi Wuyao. Pero fue Chi Wuyao quien le compensó hasta el punto de que no le quedó más que la culpa.

Mientras observaba a Yun Che volar en dirección al Reino de la Canción de Nieve desde la distancia, Shui Meiyin se dio la vuelta, pero en lugar de aterrizar inmediatamente de nuevo en el Reino de la Luz Esmaltada, miró hacia el sureste, con los ojos cerrados, y se quedó allí, en el silencioso campo estelar... con las manos cerradas frente a su pecho, y en las palmas de las manos, sostenía ligeramente el Perforador del Mundo ligeramente teñido de rojo.

En el silencio, se quedó quieta con los ojos cerrados durante mucho tiempo.

En este mundo, finalmente nadie puede hacerle daño.

Sobre todo porque las mujeres que le rodean, al haber atravesado juntos esta tribulación, solo quieren mimarlo, no queriendo que sufra más traumas... Y la vasta Región Divina del Norte le dará una lealtad absoluta que durará un número desconocido de generaciones.

Todo, como querias.

Es solo que... todavía no puedo entender por qué escogió ese final.

Podría... haber tenido un final más perfecto...

Pero tú...

Porque porque...

 

Mirando este final deseado desde un cielo lejano, ¿realmente... no tendrá más remordimientos como dice...

————

Región Divina del Este, Reino de la Canción de Nieve.

Cuando regresó al Reino de la Canción de Nieve, Yun Che respiró profundamente el aire frío que estaba congelado hasta la médula aquí, su mirada estaba tranquila, pero las ligeras ondas de su corazón se mantuvieron agitadas durante mucho, mucho tiempo.

En aquel entonces, siguió a Mu Bingyun, y con una obsesión de ocho puntos y dos puntos de ignorancia, llegó desde la Estrella Polar Azul hasta el Reino de la Canción de Nieve... Más tarde, bajo la atenta mirada de Mu Bingyun, salió de aquí con un amargo resentimiento y heridas por todo su cuerpo y corazón, dirigiéndose hacia la tenue Región Divina del Norte.

Ahora que había regresado de nuevo, era como si hubiera dispersado la niebla de la fatalidad y hubiera regresado al mundo de los sueños de pura nieve y prístina.

Para evitar la alarma y mostrar el respeto que él, antiguo discípulo del Fénix de Hielo, aún conservaba por su Maestra, había enviado una transmisión al Reino del Fénix de Hielo por adelantado desde una larga distancia.

Pero estaba claro que había juzgado mal la influencia de su condición de "Maestro Diablo".

Mientras se acercaba al Reino del Fénix de Hielo, percibió que un número exagerado de auras ya estaban esperando allí, y que casi todos los miembros de la Línea de Sangre del Fénix de Hielo estaban fuera.

Cuando apareció en el cielo sobre la Secta Divina del Fénix de Hielo, el cielo y la tierra helados parecieron congelarse en un instante, mientras Mu Huanzhi y Mu Tanzhi se apresuraban a saludarle desde lejos, realizando un saludo de rodillas con la parte superior de sus cuerpos agachados: "La Secta Divina del Fénix de Hielo del Reino de la Canción de Nieve saluda al Maestro Diablo con respeto".

Detrás de ellos, los Ancianos del Fénix de Hielo, los Maestros de Palacio, los Maestros de Salón y los Discípulos se inclinaron respetuosamente, ninguno de ellos se atrevió a ser grosero, incluso sus auras fueron contenidas, el aire dejó de fluir completamente, toda la Secta Divina del Fénix de Hielo parecía estar cubierta por un caldero invisible, extremadamente tenso y opresivo.

La feroz reputación del Maestro Diablo era ahora evidente.

"Ugh." Yun Che exhaló y dijo débilmente: "No es necesario que los dos Ancianos estén así. La Secta Divina del Fénix de Hielo fue una vez mi secta, esto nunca cambiará, levántense".

"Sí".

Mu Huanzhi y Mu Tanzhi se levantaron como se les ordenó, pero ambos se quedaron rígidos, sin atreverse a hablar precipitadamente.

"¿Dónde está la Maestra de Secta?" Preguntó Yun Che. "Respondiendo... respondiendo al Maestro Diablo", se apresuró a decir Mu Huanzhi: "La Maestra de Secta está actualmente en el Templo Sagrado y saldrá a su encuentro inmediatamente".

"No es necesario, iré a verla, ustedes retírense".

Sin más preámbulos, Yun Che bajó volando, su figura atravesó el viento y la nieve mientras bajaba volando hacia el lugar que le era más familiar en el Reino de Dios.

Frente al Templo Sagrado del Fénix de Hielo, los ojos de una mujer se hundieron lentamente con su figura. Miró a Yun Che, que en ese momento estaba vestido de negro con un aura siniestra, y en lugar de inclinarse con miedo como los otros Discípulos del Fénix de Hielo, susurró: "¿Eres el Maestro Diablo, o el... Hermano Mayor Yun?"

"......" La mirada de Yun Che se detuvo en Mu Feixue durante un rato, verla siempre provocaba una sutil e inconfundible agitación dentro de su corazón... cada vez.

Dijo con ligereza: "¿Qué se siente al tener al Maestro Diablo como hermano mayor?"

Mu Feixue negó ligeramente con la cabeza, lo miró y dijo: "Realmente no me importa, siempre que seas tú".

Ligeramente sorprendido, Yun Che sonrió y dijo: "¿Está la Maestra de Secta adentro?"

"Sí" Mu Feixue asintió suavemente: "Hermano mayor, por favor entre".

Yun Che elevó sus pasos, y al pasar junto a ella, dijo de repente: "Feixue, ya no puedo ver su sombra en tu cuerpo en absoluto".

"..." Mu Feixue se quedó atónita durante mucho tiempo.

Al entrar en el Templo del Fénix de Hielo, Yun Che solo vio la figura de Mu Bingyun, no Mu Xuanyin.

“Maestra de Secta Bingyun”. Yun Che avanzó y dio un suave saludo.

Un par de ojos helados tenían un brillo frío con el que Yun Che estaba muy familiarizado, y lo miró de arriba abajo por un rato antes de decir: "¿Cómo podría el futuro Rey de este Mundo saludar a esta figura menor de esta manera? ¿No teme el Maestro Diablo que esto se extienda y puedan hablar mal de ti?”

Yun Che sonrió y dijo: "No importa si soy el Maestro Diablo o el futuro Emperador Yun, ante ti, siempre seré el joven que se escondió bajo tus alas en aquel entonces..."

Tan pronto como la palabra "joven" salió de su boca, de repente pensó en algo y se detuvo en seco, emitiendo dos palabras con la cabeza rígida: "...digo, yo, Yun Che".

De repente se le ocurrió que después de que él y Mu Xuanyin se casaran, Mu Bingyun sería su cuñada... y llamarse a sí mismo joven era simplemente demasiado inapropiado.

"¿El joven Yun Che?" Mu Bingyun se quedó ligeramente aturdida, luego las comisuras de sus labios se engancharon ligeramente y se le escapó una sonrisa ligeramente: "Para que el Maestro Diablo se autoproclame así, me temo que atraerá las fauces de un número desconocido de personas en el mundo".

Yun Che: "Uh..."

"Mi hermana dijo que después de que destruiste el Reino del Dios Dragón, los pensamientos feroces de tu corazón se dispersaron rápidamente, ahora parece que efectivamente es así, así que ya no tengo que preocuparme demasiado por nada".

La voz de Mu Bingyun llevaba un toque de alivio, ahora estaba cerca de Yun Che y podía sentir incomparablemente que Yun Che seguía siendo Yun Che, al menos, no se había convertido en un verdadero Diablo aunque hubiera manchado las regiones con sangre.

"Simplemente no esperaba que un pensamiento momentáneo en aquel entonces cambiara completamente el destino del Reino de Dios... e incluso de toda la Dimensión del Caos Primordial". Suspiró suavemente con un sinfín de emociones y luego dijo: "La hermana mayor está concentrada adorando a la difunta Espíritu Divino del Fénix de Hielo en el Estanque Celestial del Inframundo Congelado, por lo que tal vez aún no se ha dado cuenta de tu llegada".

Yun Che asintió, "Gracias Maestra de Secta Bingyun por decirme esto, iré allí ahora".

"Espera". Yun Che estaba a punto de darse la vuelta, pero fue detenido por la voz de Mu Bingyun: "¿La hermana mayor dijo que harías del Reino de la Canción de Nieve un nuevo Reino Rey del Este?".

"Sí". Dijo Yun Che, pensando que Mu Bingyun estaba preocupada por este destino impuesto repentinamente, y dijo con alivio: "No tienes que preocuparte, no importa cuál sea la situación, no permitiré ningún daño al Reino de la Canción de Nieve".

Sin embargo, Mu Bingyun sacudió suavemente la cabeza y dijo: "No me preocupa, es un gran honor para el Reino de la Canción de Nieve y las generaciones futuras. Además, la historia de la hermana mayor que mató al Dios Dragón de la Destrucción Carmesí con un solo golpe de espada hace tiempo que se ha extendido por los reinos, este poderío por sí solo es suficiente para aplastar innumerables ruidos y dudas".

"Iba a decir..." Los ojos de hielo que habían estado mirando a Yun Che se apartaron de repente lentamente, y el cuerpo nevado ligeramente cubierto por el velo de hielo también se giró tranquilamente: "El Reino de la Canción de Nieve la tiene como su Reina, pero, yo creo que... no hay necesidad de que ella permanezca en el Reino de la Canción de Nieve. Yo soy capaz de hacerlo todo bien".

"Es hora de que ella viva para sí misma... Tú también debes quererlo, ¿verdad?"

Yun Che miró la espalda de Mu Bingyun... Ella y Mu Xuanyin tenían auras y ojos muy diferentes, pero en el fondo de sus almas eran muy similares.

"Maestra de Secta Bingyun," no respondió, y susurró: "¿Aún recuerdas la bofetada que me diste hace cinco años en el Lago Celestial del Inframundo Congelado...?"

El cuerpo de nieve de Mu Bingyun tembló ligeramente.

Sus labios de jade se movieron ligeramente, queriendo decir algo, pero la voz de Yun Che, que se había vuelto excepcionalmente suave, ya estaba en sus oídos: "Quiero decirte que hay personas que aunque las mate cien veces, aún no podrían dejar salir el odio de mi corazón. Y hay personas... que aunque me dieran diez mil bofetadas, no podrían hacer nacer ni un solo rastro de resentimiento o rencor en mi corazón".

"..." Mu Bingyun se quedó fija allí, como si algo se hubiera extendido silenciosamente en su interior, y un repentino e inexplicable trance se apoderó de sus ojos.

Después de un tiempo desconocido, se dio la vuelta de golpe, pero la figura de Yun Che ya no estaba a la vista.

Mientras Mu Feixue entraba aquí, Mu Bingyun mostró un aspecto nunca visto, con la mirada perdida en el vasto viento y la nieve fuera del Templo Sagrado, como si no hubiera notado su existencia en absoluto.

…………

Lago Celestial del Inframundo Congelado.

"¿Qué te trae por aquí?"

Tan pronto como entró Yun Che, la Sombra Inmortal junto al estanque ya se había levantado, sus ojos helados le miraban con un brillo aún más frío que el Lago Celestial del Inframundo Congelado.

"¡Claro que es porque te he echado mucho de menos!" Yun Che se acercó rápidamente y dijo con una sonrisa.

Los ojos helados de Mu Xuanyin ondularon ligeramente y, subconscientemente, esquivó un poco, pero su rostro de nieve y su voz seguían siendo gélidos: "Faltan pocos meses para la Ceremonia del Emperador, ¿y aún tienes tiempo para venir aquí?"

Yun Che parecía impotente: "La Emperatriz Diablo se hizo cargo de todo, excepto de pedir mi opinión sobre el cambio de nombre de la Ciudad Dragón del Universo, no necesito interferir en nada más, quedarme con ella es más bien un obstáculo, así que no puedo esperar... ¡ah que dolor, que dolor, que dolor!"

Mu Xuanyin abrió la palma de la mano que tenía tranquilamente apretada contra su cintura y dijo con voz fría: "¡Hmph! ¡Te mima demasiado! Y no tiene miedo de estropearte para que te vuelvas más y más anárquico".

Yun Che miró su expresión, vaciló y preguntó: "Xuanyin, ¿tú... la odias ahora?"

No hubo el más mínimo movimiento en el rostro de Mu Xuanyin que Yun Che pensó que aparecería, incluso su voz era tranquila sin la más mínima ondulación: "Una vez la odié. Pero después de apuñalarla con mi espada, mis rencores y rencillas con ella desaparecieron, y no hubo más odio".

Las cejas de Yun Che se movieron y se sorprendió: "¿La apuñalaste con tu espada? ¿Cuándo?"

"Antes de que fueras a la Región Divina del Sur", respondió Mu Xuanyin.

"..." Las comisuras de la boca de Yun Che se crisparon ligeramente: "¡Efectivamente! No solo Caizhi, incluso mi Emperatriz Diablo sabía que estabas viva desde el principio".

"En ese momento, Bingyun fue secuestrada por el Reino de Dios del Monarca Brahma, y tuve que aparecer y tomar medidas". Mu Xuanyin dijo: "Además, antes de enfrentarme al último y más aterrador enemigo, era necesario que disolviera los obstáculos de mi corazón con Chi Wuyao... cada uno".

“En serio... ¿No la odias en absoluto?” La voz de Yun Che se redujo, y sus ojos se volvieron un poco agitados.

Mu Xuanyin lo miró y dijo: "En aquel entonces, antes de perecer, me enteré de la existencia de Chi Wuyao y supe que mi voluntad había sido secuestrada por ella durante diez mil años enteros sin darme cuenta, por lo que no pude evitar odiarla".

Cualquier otra persona no habría podido resentirse.

"Sin embargo, mientras mi conciencia se dispersaba, oí la voz que me dejó". Tras una leve pausa, relató en voz baja las palabras de Chi Wuyao de entonces: "Ve en paz, yo también lo cuidaré por ti hasta el día de mi muerte".

Yun Che: "..."

"Ella no me engañó", dijo Mu Xuanyin en voz baja: "Entonces, ya no la odio".

De repente, giró los ojos y miró a los de Yun Che: "Sé que no pudiste liberar tu corazón hacia ella en toda su extensión por mi culpa... tanto si estaba viva como si estaba muerta".

Yun Che: "..."

"Ahora estoy sana y salva, y no tengo odio ni resentimiento hacia ella, y puedo comunicarme fácilmente con su corazón debido a esos diez mil años en los que se había fusionado con mi alma, y el nudo que existe en tu corazón por mi culpa es simplemente superfluo".

"Y... hay una cosa más, deberías dejar de engañarte". Mu Xuanyin continuó: "La Mu Xuanyin que te acogió y te enseñó en aquel entonces, que fue intimidada por ti en el Reino del Dios de la Llama, y que hizo una decidida carrera hacia la Estrella Polar Azul por ti, era sólo una mitad mía y la otra mitad de ella... especialmente cuando finalmente voló a la Estrella Polar Azul, su afán no era menor que el mío por la mitad".

"Tienes un nudo en el corazón por mi culpa, pero su nudo es mucho más pesado que el tuyo. ¿Puedes soportar, seguir dejando que esa culpa, que hace tiempo ha sido expiada mil veces, siga atormentándola?"


Comentarios del capítulo: (0)