atg-capitulo-1880
ATG - Capítulo 1880
32537
1883

Capítulos 1880: Gran Ceremonia de Coronación Imperial (3)

Traductor: Crowli

Capítulos 1880: Gran Ceremonia de Coronación Imperial (3)

Yun Che avanzó lentamente, pasando por delante de una multitud de Emperadores Dios arrodillados, deteniéndose finalmente en la orilla de la ciudad flotante y mirando con frialdad el interminable mundo.

"Tianli, adelante". Habló con indiferencia y su Poder Diabólico fue abrumador.

"¡Sí!"

El Emperador Qilin, Qi Tianli, inclinó la cabeza y se levantó lentamente y avanzó.

Al levantar los brazos, una escritura grisácea se extendió de repente sobre el cielo silencioso, de color oscuro, pero con una luz profunda deslumbrante, liberando un poder celestial que agitaba el alma.

La vieja voz del Emperador Qilin, que tenía un aspecto solemne, portaba el majestuoso poder del emperador que hacía temblar miles de kilómetros: "Maestro Diablo Yun Che, 37 años, nacido en un Reino Inferior, recibió el legado de Dios Maligno, el legado de la Emperatriz Diablo de la Aniquilación Celestial, el Legado del Antiguo Dios Dragón... cuya dignidad está por encima de todos los seres vivos, cuyo poder está por encima del cielo y de la tierra y su posición está por encima de todo..."

"...Salvó al mundo de la Tribulación Carmesí, y fue venerado como el Hijo Divino Salvador del Mundo... Salvó a la Región Divina del Norte de las cadenas, rompió las leyes de la injusticia y destruyó la raza pecadora. Sin embargo, aunque fue herido y traicionado por todos, su corazón fue magnánimo, otorgando el perdón al Mundo y perdonando los pecados mortales de todos en todos los Reinos..."

La voz de Qi Tianli, ahora el Emperador Dios más poderoso de la Región Divina del Oeste, penetró a través de todas las capas del Reino de Dios, casi abrumando a toda la Región Divina del Sur, y a través de innumerables proyecciones, resonó a través de las Cuatro Regiones Divinas.

Y ahora fue él quien pronunció el discurso de Yun Che, con profundo respeto y solemnidad.

Esta Ceremonia de Coronación Imperial se proyectó de innumerables maneras en las Cuatro Regiones Divinas del Este, Oeste, Norte y Sur, de modo que casi cualquier zona de las Cuatro Regiones podía verla de forma clara e incomparable.

Esta imagen por sí sola fue suficiente para causar un inmenso impacto en las almas de innumerables practicantes profundos.

La voz del Emperador Qilin fue también como una inscripción indeleble, clavada en lo más profundo de los corazones y las almas de todos.

Mientras el viento frío se desvanecía y la nieve caía silenciosamente, innumerables Discípulos del Fénix de Hielo y practicantes profundos se arrodillaban bajo la proyección, cuatro partes emocionadas, seis partes en shock, mirando a la Secta Divina del Fénix de Hielo de pie en la cima de la Ciudad Imperial Yun, a la par de los Reinos Rey, como si estuvieran en un sueño.

Cuando Yun Che, como Discípulo del Fénix de Hielo, alcanzó la cima en la Convención del Dios Profundo en la Batalla del Dios Conferido. Pensaron que eso sería suficiente para hacer brillar la Secta Divina del Fénix de Hielo durante miles de años.

Pero esta vez, lo que estaba sucediendo ahora era un sueño que ni siquiera podían soñar en toda su vida.

"¿Nosotros, el Reino de la Canción de Nieve, realmente calificamos... para convertirnos en un Reino Rey?" murmuró Mu Tanzhi.

"Nosotros no, pero la Maestra de Secta sí". Mu Huanzhi suspiró profundamente: "Hoy en día en el Reino de Dios, bajo Yun Che, nuestra Maestra de Secta debería ser la existencia más fuerte. Con el estatus y dignidad de la Maestra de Secta, como no está calificada para un Reino Rey".

Se dio la vuelta y miró al grupo de jóvenes Discípulos del Fénix de Hielo que estaban detrás de él: "Bajo el brillo de la Maestra de Secta, nosotros también debemos... trabajar cien o mil veces más duro que antes, para estar a la altura de esta gloria!"

Mientras hablaba, su mirada se posó finalmente en el cuerpo de su nieta.

El rostro de jade de Mu Feixue seguía siendo tan hermoso y tranquilo como siempre, y entre la multitud de emocionados Discípulos del Fénix de Hielo, era como un loto de nieve en plena floración.

Miró la proyección, sus ojos de hielo reflejaban claramente la figura de Yun Che, y no había nada más que esta figura... no se regocijaba por su coronación como Emperador, ni se agitaba por el dramático cambio en el destino del Reino de la Canción de Nieve.

Siempre le gustó mirarlo desde lejos, en silencio... Yun Che en el Reino de la Canción de Nieve, Yun Che en la Convención del Dios Profundo, Yun Che que se convirtió en el Maestro Diablo, Yun Che que se convirtió en Emperador...

Era como si su figura se hubiera solidificado hacía tiempo en su vida, y no importaba en qué se convirtiera, no podía desvanecerse ni borrarse.

A veces, un momento era toda una vida.

El antiguo Mu Huanzhi nunca habría podido creer que algo así pudiera ocurrirle a su nieta, que era tan fría que sus sentimientos estaban casi congelados.

Pero sucedió que este hombre que era el océano más profundo de este mundo y con el destino más oscuro... era el que le gustaba.

"Ahh..." Mu Huanzhi dejó escapar un corto y silencioso suspiro.

***

En contraste con el Reino de la Canción de Nieve, el cercano Reino del Dios de la Llama tenía una escena completamente diferente.

El Pájaro Bermellón, el Fénix y el Cuervo Dorado, las Tres Sectas se reunieron ante la proyección, presenciando el nacimiento del primer verdadero Maestro Supremo del Reino de Dios. Sólo que sus expresiones eran mayormente tristes y preocupadas.

Aunque las Tres Sectas del Dios de la Llama habían hecho todo lo posible para suprimir el incidente de la casi ejecución de Huo Poyun por parte de Yun Che en el Reino de la Canción de Nieve, aún así se extendió a todo el Mundo poco después.

Todos los Reinos Estelares Superiores de la Región Divina del Este se habían inclinado ante el Poder Diabolico de Yun Che para salvar sus Reinos Estelares y sus propias vidas, pero... el Rey del Reino del Dios de la Llama fue una excepción.

Como Reino Estelar Superior, nadie se atrevió a relajarse en la Ceremonia de Coronación Imperial de hoy... Sin embargo, los Tres Maestros de Secta del Dios de la Llama, Yan Wancang, Yan Jiehai y Huo Rulie, habían estado tratando de persuadir a Huo Poyun durante meses, pero fue en vano.

El Reino del Dios de la Llama había clasificado entre los Reinos Estelares Superiores debido a Huo Poyun... pero esta gloria podría ser completamente aniquilada en manos de Yun Che, que ahora era una existencia suprema.

No podían evitar preocuparse por el futuro destino del Reino del Dios de la Llama.

***

En el Este, en un Reino Estelar Inferior llamado Darkya.

En lo alto de un pabellón había una mujer bañada por una ligera brisa, con los ojos clavados en la imagen proyectada y estaba ataviada con un vestido púrpura que mostraba su encantadora belleza. Las comisuras de sus hermosos labios sonrieron levemente, y sus ojos parecían encantados y obsesionados, incapaces de soportar dejar de mirar.

La Región del Norte invadió y la Region del Este se derrumbó, pero este pequeño Reino Darkya no se vio afectado desde el principio.

"El hombre que luchó contra toda la Secta del Alma Negra por un solo Espíritu de Madera... aunque estuviera manchado de oscuridad, aunque fuera perseguido por todos en el Mundo, nunca creí que fuera un hombre malvado, y mucho menos un verdadero Diablo".

Mientras pensaba con ligereza, detrás de ella, un hombre de mediana edad se acercó lentamente, dudó un poco y suspiró: "Yan'er, aunque breve y superficial, en aquel entonces, habías estado realmente a su lado, y hacer público este asunto sería una gran ayuda y refugio para nosotros".

Pero Ji Ruyan sacudió suavemente la cabeza, sus ojos se nublaron gradualmente en una ligera sonrisa: "Ese recuerdo es demasiado brillante, déjame atesorarlo. Ya sea por vanidad o por beneficio... Yo, una mujer de negocios cuya vocación es perseguir los beneficios, no quiero manchar su reputación debido a esta vocación mía".

“Aunque... él debería haber olvidado por completo mi existencia hace tiempo.”

Como una hoja al verla volar en el cielo después de soltarse del árbol.

* * *

Región Divina del Sur, en un Reino Estelar llamado Siete Estrellas.

"Hermana, ¿todos nosotros... tendremos que escuchar a este gran hombre malvado a partir de ahora?"

La chica se aferró entre los brazos de una doncella vestida de amarillo, su delicado cuerpo se encogió ligeramente por el miedo.

La doncella de túnica amarilla sacudió la cabeza suavemente: "Él no es un gran hombre malvado, es sólo... sólo..."

"¡Él es un gran hombre malvado! Todo el mundo dice que es el ser malvado más terrible, y además intimidó a la hermana... ¡Mmmm! Mmmm!!!" La niña, que siempre había sido extraordinariamente dependiente y obediente con su hermana, gritaba suavemente con una voz pequeña, pero enfadada e infantil.

La joven seguía negando con la cabeza y abrazó fuertemente a la niña.

Por encima de su níveo cuello, se elevó un tenue destello de una tenue Luz Diabólica.

La presencia de la Marca del Diablo había hecho que no se atreviera a salir del Reino de las Siete Estrellas, ni siquiera a acercarse a los forasteros.

Inclinó la cabeza y miró a los ojos fríos que miraban el mundo en la proyección...

Te has vuelto despiadado, brutal y terrible... Tus manos se han manchado con innumerable cantidad de sangre, trayendo pesadillas y miedo a innumerables Reinos Estelares y seres vivos...

Has matado a mi más venerada maestra y me has intimidado y humillado...

Te temo y te odio...

Pero por qué...

Todavía no puedo olvidar... esos ojos que se grabaron tan fácilmente en mi corazón...

* * *

"...Hoy, no haré sacrificios a los cielos, no adoraré a la tierra, ni a la Voluntad del Cielo, sólo seguiré mi propia voluntad, me erijo como el Gran Emperador de los Cielos, mi titulo será 'Emperador Diablo Yun' y el Reinado será nombrado 'Diablo Yun'"

"En el primer año del Diablo Yun, todos los reinos de los cielos y la tierra están bajo los pies de este Emperador, y todas las criaturas están bajo el control de este Emperador".

"Este Emperador una vez salvó al mundo de la muerte, y bendecirá al mundo para siempre. Aquellos que obedezcan recibirán el refugio eterno de este Emperador, ¡y aquellos que se rebelen serán aniquilados sin dejar rastro! ¡Aunque los cielos se atrevan a rebelarse, también serán castigados y destruidos!"

Estas palabras fueron palabras que sacudieron el alma.

A lo largo de los tiempos en el Reino de Dios, desde los Maestros de los Reinos Mortales hasta los Emperadores Dios de los Reinos Rey, la Ceremonia de Coronación siempre comenzaba con una ofrenda al cielo y a la tierra para consolar los corazones de la gente.

Pero en la Ceremonia de Coronación Imperial de Yun Che, no adoró al cielo ni a la tierra, ni consoló los corazones de la gente, e incluso se colocó por encima del cielo y la tierra.

Al mismo tiempo, la ceremonia no fue en absoluto una ceremonia. No hubo rituales, ni celebraciones, ni siquiera una coronación.

No hubo reglas ni rituales que se hubieran transmitido a través de las generaciones, ¡sólo una proclamación muy directa y dominante!

No sólo anunció que Yun Che era el Emperador Más Fuerte de la historia del Reino de Dios, sino que también dijo al Mundo que su dignidad como Emperador no era un regalo del cielo, que no necesitaba el cielo y la tierra como prueba, que no necesitaba los corazones de toda la gente y que no necesitaba todas las reglas y rituales del pasado.

Después de esta proclamación, Qi Tianli ya estaba arrodillándose pesadamente sobre la Ciudad Imperial Yun, y se oyó un grito que hizo temblar el cielo y la tierra.

"¡Le presento mis respetos al Emperador Yun!"

"¡El corazón sagrado del Emperador Yun salvó al mundo, sus hazañas de grandeza son abrumadoras. El ha destruido el mal y castigado el pecado, trayendo paz en este mundo en caos y unificando el mundo durante los próximos miles de años!"

Los gritos que sacudieron el mundo trajeron una agitación y ondas interminables a través de la proyección espacial del Reino de Dios.

"¡Le presentamos nuestros respetos al Emperador Yun!"

El poder celestial se apoderó del alma de todos, y bajo la Ciudad Imperial Yun, todos los Reyes del Reino Superior y practicantes profundos de las Tres Regiones Divinas se arrodillaron y adoraron.

Después de inclinarse durante mucho tiempo, cuando volvieron a mirar hacia arriba, la figura del hombre sobre el alto cielo parecía estar en la cima de las nubes inalcanzables.

En los millones de años de historia del Reino de Dios, el surgimiento de cualquier hegemón, sin mencionar el Reino Rey, requirió un largo período de tiempo para acumular suficiente karma en la parte superior.

Sin embargo, Yun Che, que sólo tenía unos pocos años de edad y había puesto un pie en el Reino de Dios hace sólo algunos años, revirtió completamente el patrón que se había establecido en el Reino de Dios durante millones de años, e incluso unificó las Cuatro Regiones, dominando todos los Reinos y convirtiéndose en el primer Gran Emperador del Reino de Dios de la historia.

Nadie podía predecir qué destino tendría el Reino de Dios bajo el gobierno del Emperador Yun Che en el futuro.

Pero no había duda de que Yun Che era el milagro más deslumbrante de la historia del Reino de Dios, y la herejía más aterradora.

Nadie lo hizo antes, y quizás nadie volverá a hacerlo.

Su nombre, y el del Emperador Yun Che, estarán destinados a quedar eternamente grabados en las generaciones futuras, sin importar su alcance.

El Emperador Qilin se movió repentinamente para situarse junto a la Ciudad Imperial Yun, y con un movimiento de la palma de la mano, un velo grisáceo descendió, extendiendo una pantalla de luz que reflejaba el Aura Divina del Poder Celestial.

"Aquellos que deseen seguir al Emperador Yun y servirle por toda la eternidad tendrán su nombre tallado".

"¡Una vez tallado, significa lealtad eterna y sin retirada! Si eres leal, serás bendecido por el Emperador Yun, pero si no lo eres, ¡serás sentenciado al igual que el Dios Dragón y el Mar del Sur!"


Comentarios del capítulo: (0)


atg-capitulo-1881
ATG - Capítulo 1881
32538
1884

Capítulo 1881: Emperatrices y Concubinas Imperiales

Traductor: Crowli

Capítulo 1881: Emperatrices y Concubinas Imperiales

Aparte de las palabras extremadamente frías "Tianli, adelante", Yun Che no había dicho una sola palabra.

Sin embargo, su prestigio imperial, en este corto período de tiempo, fue incomparablemente pesado y se vertió en las profundidades de las almas de todos.

Era como si los cielos se derrumbaran y diez mil montañas los estuvieran presionando.

En medio de esta asfixia extrema, borró su voluntad restante de resistirse.

Cuando la pantalla de luz descendió en la Ciudad Imperial Yun.

En el primer instante, dos figuras ya habían volado en el aire: Shui Yingyue y Lu Zhou lanzaron su Energía Profunda Azul y Amarilla, tallando los nombres "Reino de la Luz Esmaltada" y "Reino del Cielo Cubierto" en la pantalla de luz.

Los otros Reinos Estelares Superiores también salieron de su aturdimiento como si acabaran de despertar de un sueño.

En un instante, una gran cantidad de auras de Maestros Divinos estallaron al mismo tiempo corriendo hacia la pantalla de luz a su velocidad más rápida, temiendo que el noble Emperador Yun pensara que estaban dudando.

Una pantalla de luz que no podía ser más simple había hecho que todos los Reyes de los Reinos Estelares Superiores lucharan por ella, e incluso lucharan abierta y encubiertamente por una posición suficientemente llamativa.

Los nombres de los Reinos Estelares Superiores se tallaron en la pantalla de luz uno tras otro, y a través de innumerables proyecciones, se mostraron a los ojos de todos los seres vivos en el Reino de Dios.

Todos los Reinos Rey se habían sometido a él, y todos los Reinos Estelares Superiores habían estado compitiendo entre sí por la supremacía... Sin importar cuán torpe o ingenua fuera una persona, era imposible para ellos no entender completamente el concepto de las dos palabras "Emperador Yun" en esta era actual.

Entre la multitud, había tres personas que se encogían de miedo, y sus expresiones fluctuaban mucho.

"Maestro de Secta Huo, adelante". Yan Wancang dejó escapar un profundo suspiro: "Solo tú puedes liderarnos ahora mismo".

Sin embargo, Huo Rulie negó con la cabeza: "No tengo las calificaciones para reemplazar al Rey del Reino".

"Pero nosotros... debemos hacer todo lo posible para proteger el Reino del Dios de la Llama", dijo Yan Juehai con una expresión complicada en su rostro: "Estamos dispuestos a arriesgar nuestras vidas por ello, y ni hablar de traspasar nuestros límites".

"Además, una vez fuiste su Maestro, por lo que es el que más te respeta. Por lo menos... estás más calificado que nosotros".

Después de un breve momento de vacilación, Huo Rulie de repente se dio la vuelta y corrió hacia la pantalla de luz. Usó una luz dorada brillante para tallar el nombre "Reino del Dios de la Llama" en la pantalla de luz.

Sabía que Huo Poyun definitivamente podía ver esta escena.

"¿Mn? ¿No es este el Maestro de Secta Huo del Reino del Dios de la Llama?"

Justo cuando Huo Rulie estaba a punto de irse, una voz excéntrica sonó: “¿Cuándo se convirtió el Maestro de Secta Huo en el Rey del Reino del Dios de la Llama? Este Rey en realidad no escuchó nada sobre este asunto tan importante. Maestro de Secta Huo... Oh no, ¿debería llamarlo ahora Rey del Reino del Dios de la Llama? Pensar que realmente no nos invitarías para tal evento importarte, que decepcionante".

Huo Rulie ni siquiera necesitó girar la cabeza para saber que esta persona era el Rey del Reino de la Llama Oscura que tenía rencor contra el Reino del Dios de la Llama. Dijo con frialdad: “Nuestro Rey del Reino está enfermo ahora mismo y no es conveniente para él mostrarse. Solo estoy aquí en nombre del Rey del Reino bajo sus órdenes ".

El Rey del Reino de la Llama Oscura dejó escapar una risa fría en su lugar: “¿Está enfermo? El Emperador Yun es el Gran Emperador de nuestro Reino de Dios ahora mismo. Como Rey del Reino del Dios de la Llama, y ​​mucho menos estando enfermo, incluso si solo le quedara un soplo de vida, tendría que arrastrase hasta aquí para presentar sus respetos".

"¿Y ahora, solo ha enviado a un pequeño Maestro de Secta?" La voz del Rey del Reino de la Llama Oscura de repente se volvió severa, “¡Esto es claramente... menospreciar el poder del Emperador Yun! ¡Tu Reino del Dios de la Llama es verdaderamente audaz! "

Bajo el fuerte prestigio del Emperador, nadie se atrevió a decir nada. Por lo tanto, esta conmoción atrajo instantáneamente la atención de todos.

Huo Rulie nunca había tenido miedo de nada en su vida, pero en este momento, las cuerdas de su alma se habían roto repentinamente e incluso su sangre, que siempre había estado tan caliente como el volcán, se había vuelto helada.

Podía sentir las miradas de todos los Reyes del Reino, los Emperadores Dios en la Ciudad Imperial Yun y el Gran Emperador Yun Che. Sus Sentidos Divinos también habían sido atraídos aquí.

Matar a uno para advertir a cien era sin duda la mejor manera de establecer su poder. El Reino de la Llama Oscura podría usar esto para ganar mérito, pero ¿su Reino del Dios de la Llama se convertiría en la víctima de esta manera?

Después de todo, era un hecho que el Rey del Reino del Dios de la Llama no había venido personalmente.

Cuando los Reinos de la Región Divina del Este se arrodillaron ante el Maestro Diablo, el Rey del Reino del Dios de la Llama tampoco había aparecido.

Además, Huo Rulie sabía que Yun Che casi había ejecutado a Huo Poyun en el Reino de la Canción de Nieve.

"¡Mi Reino del Dios de la Llama definitivamente no tiene tales intenciones!" Yan Wancang rápidamente dio un paso adelante y se paró junto a Huo Rulie. Sin embargo, con un grupo de Emperadores Dios y Reyes del Reino frente a él, esta era una presión espiritual que simplemente no podía soportar. Mientras su corazón temblaba violentamente, le resultó difícil seguir hablando.

Justo cuando la atención de todos se centró en este pequeño interludio que había aparecido de repente, un rayo de luz blanca se disparó repentinamente de forma explosiva desde la parte posterior de la multitud y se lanzó directamente hacia la pantalla de luz.

Esta repentina erupción de Luz Profunda fue incomparablemente poderosa. Atravesó las capas del espacio como agua a medida que se acercaba.

Los Reyes del Reino Superior fueron empujados ferozmente.

"Diablo humilde y rastrero... no eres digo de ser un Emperador... ¡¡Serás ejecutado por los cielos y la tierra!!"

Desde el espacio destrozado llegó un grito estridente... Era claramente la voz de una mujer, pero era tan siniestra como los lamentos de un espíritu maligno.

El odio profundo que contenía hasta los huesos hizo que los pelos del cuerpo de todos se erizaran.

Las miradas de todos se volvieron como si hubieran sido electrocutadas.

El dueño de la voz también había aparecido en su línea de visión...

Era un rostro que poseía una reputación ilustre que ningún Rey del Reino se atrevería a olvidar.

¡Luo Guxie!

En comparación con la última vez que había aparecido, se veía excepcionalmente mayor en solo uno o dos años.

Su cabello era medio blanco, sus ojos eran oscuros y sus rasgos faciales estaban extremadamente distorsionados.

Si no fuera por el aura poderosa que le pertenecía, nadie podría vincularla con la "Hada Guxie" del pasado.

Ella había usado algún método extraño para ocultar su aura y ninguno de los Reyes del Reino había descubierto su presencia.

Quizás porque estaban demasiado lejos, incluso los Emperadores Dios en la Ciudad Imperial Yun no parecieron notar su llegada.

A pesar de que su expresión había cambiado drásticamente, su fuerza no había disminuido en lo más mínimo.

Como la ex persona número uno debajo de los Reinos Rey de la Región Divina del Este, había acumulado suficiente poder para desatar un golpe que podría romper los cielos.

Yun Che poseía el cuerpo de un Emperador Dios. Incluso si se quedara quieto, diez Luo Guxie no podrían dañarlo en lo más mínimo.

Pero sin importar qué, era imposible que esta barrera de luz que se había colocado desde la Ciudad Imperial Yun resistiera el Poder de Luo Guxie.

Bajo los ojos de todos los seres vivos presentes, si la pantalla de luz que estaba impresa con el nombre de todos los Reinos sometidos se destruyera así, sin duda causaría un gran daño al Poder Celestial y la intimidación que el Emperador Yun había recién demostrado.

Todo había sucedido demasiado de repente y justo cuando la atención de todos se desvió, los Reyes de los Reinos Estelares Superiores quisieron detenerlo, pero llegaron demasiado tarde.

Fue en este momento que una luz negra brilló repentinamente desde los Ojos Diabólicos de los Tres Ancestros Yama sobre la Ciudad Imperial Yun.

Luo Guxie había estado esperando una oportunidad perfecta todo el tiempo, y hacía mucho tiempo que estaba lista para atacar.

En el instante en que ella hizo su movimiento, los Tres Ancestros Yama desataron sus poderes de Diablo Yama al mismo tiempo, y tres marcas negras cayeron del cielo como si fuera vapor.

Nadie se atrevió a cuestionar la fuerza de Luo Guxie, pero frente a los Tres Ancestros Yama, ella era tan débil como una niña.

Si los Tres Ancestros Yama no hubieran recibido la orden de la Emperatriz Diablo de no permitir que su sangre manchara esta Gran Ceremonia, los tres no hubieran atacado al mismo tiempo.

Dondequiera que pasaran las tres hebras del Poder del Diablo Yama, el majestuoso Poder de Luo Guxie fue devorado instantáneamente sin dejar rastro.

Fue tan fácil que parecía como si su ataque fuera de papel.

El cambio repentino había desaparecido repentinamente... Todo había sucedido en el tiempo que le tomó a una chispa volar de un trozo de pedernal, tan rápido que incluso los Maestros Divinos no pudieron reaccionar a tiempo.

La expresión malévola de Luo Guxie se congeló cuando vio que el poder que estaba a punto de destruir la pantalla de luz desaparecía sin dejar rastro.

Tres ondas del Poder del Diablo Yama, tan oscuras y siniestras que instantáneamente la asfixiaron, de repente se envolvieron alrededor de su cuerpo, sellando instantáneamente su Poder Profundo y sus meridianos...

Una luz oscura brilló de inmediato en sus ojos, y todo su cuerpo fue incapaz de moverse.

Olvídate de usar poder profundo, incluso sus dedos meñiques habían perdido toda sensibilidad debido al frío.

En esta Ciudad Imperial Yun, Mu Xuanyin tocó ligeramente su dedo y la imagen de un Fénix de Hielo brilló débilmente sobre Luo Guxie.

¡Ting!

Un suave grito sonó cuando una profunda luz azul hielo se extendió rápidamente por el cuerpo de Luo Guxie, convirtiéndola en una escultura de hielo que liberaba una energía fría que perforaba el alma.

Después de eso, la escultura de hielo se hizo añicos y se dispersó en una nube de polvo de hielo que se disipó lentamente...

No hubo rastro de sangre.

La mirada de Mu Xuanyin se volvió hacia atrás y una voz escalofriante salió de sus labios de jade: "Limpia el polvo de su cadáver y no contamines esta tierra".

¡¡Woosh!!

Cuando la voz de Mu Xuanyin cayó, varias tormentas oscuras barrieron al mismo tiempo, barriendo rápidamente el polvo de hielo disperso en el horizonte distante hasta que desapareció de la percepción de todos.

No quedó ni un solo rastro.

Debajo de la Ciudad Imperial Yun, todo estaba mortalmente silencioso.

Luo Guxie, un Maestro Divino de Nivel Nueve que alguna vez fue la persona más fuerte debajo de los Reinos Rey de la Región Divina del Este.

Ella, que estaba por encima de todos los Reyes de los Reinos Estelares Superiores y su nombre era conocido por todos…

Para tal existencia, su venganza también fue incomparablemente aterradora y despiadada, excediendo las expectativas de todos.

Sin embargo, desapareció en un instante...

Fue como aplastar un saltamontes que de repente saltó desde el borde del abismo.

Esta escena sucedió tan cerca de ellos, y habían presenciado personalmente a un experto mucho más fuerte que ellos siendo asesinado en un instante...

Esto indudablemente causó un impacto fatal y una disuasión para todos los Reyes del Reino y practicantes profundos del Reino de Dios ante la proyección.

Podían ver claramente que el Maestro Diablo... no, el poder de los subordinados del Emperador Yun claramente había excedido con creces su imaginación.

Para Luo Guxie, que era tan poderosa, terminar en tal estado...

Las fuerzas de resistencia que aún existían esporádicamente, así como la convicción restante en los corazones de innumerables practicantes profundos, fueron simplemente la broma más patética y tonta de este mundo.

El Rey del Reino del Cielo Cubierto, Lu Zhou, se inclinó abruptamente, la Energía Profunda fluía a través de su garganta mientras gritaba en voz alta: “El Poder Divino del Emperador Yun cubre el mundo y no tiene paralelo en toda la eternidad. Luo Guxie, esta mujer loca, fue simplemente una hormiga ante el Emperador Yun, y cualquiera que se atreva a desafiar al Emperador Yun será castigado con la tortura más feroz de este Mundo, ¡y al final, terminarán ejecutados como ella!"

"Dado que hemos recibido la protección del Emperador Yun, definitivamente haremos nuestro mejor esfuerzo para erradicar estos demonios malvados después de que regresemos al reino. Evitaremos que estas hormigas molesten al Emperador Yun de nuevo".

El fuerte grito de Lu Zhou despertó a todos los Reyes de los Reinos Estelares Superiores que habían perdido sus almas por la conmoción. 

Se apresuraron a seguir su ejemplo y se inclinaron, todos gritando su lealtad al mismo tiempo.

Sin embargo, el temblor en sus corazones no se disipó durante mucho tiempo.

No solo la desesperada venganza de Luo Guxie no pudo causarle a Yun Che el más mínimo daño, Chi Wuyao incluso la usó para establecer su poder.

Ella había usado su muerte instantánea para intimidar a todos los presentes de la manera más directa y desgarradora.

Dentro de la multitud, Huo Rulie, Yan Juehai y Yan Wancang dejaron escapar un largo suspiro de alivio.

Su atención se había desviado por completo y ya nadie estaba prestando atención a los asuntos de su Reino del Dios de la Llama.

Sin embargo, la tensión en su corazón solo duró unas pocas respiraciones antes de volverse extremadamente opresiva una vez más.

A los ojos de innumerables personas, los Reinos Estelares Superiores eran existencias inalcanzables.

Pero a los ojos de Yun Che, solo eran dignos de las más humildes cosas.

Como Rey del Reino del Dios de la Llama, era imposible para Huo Poyun no saber qué consecuencias traería su terquedad...

Pero... debajo de la Ciudad Imperial Yun, todos estaban conmocionados y pálidos, sin embargo, la atmósfera sobre la Ciudad Imperial Yun seguía siendo solemne e indiferente.

Ni siquiera la más mínima ondulación apareció en el aire.

Con cuidado, echaron un vistazo a la expresión de Yun Che antes de encontrar la mirada de la Emperatriz Diablo una vez más.

Tianli se puso de pie una vez más y usó su voz de Emperador Dios para continuar anunciando las nuevas leyes y títulos en esta Gran Ceremonia del Emperador:

"...Se nombra a Chi Wuyao como la Emperatriz, para controlar las Cuatro Regiones, para movilizar a todos los espíritus, y para dejar vivir o morir a todos los espíritus! ¡Aquel que desobedezca a la Emperatriz es como si estuviera desobedeciendo al Emperador!"

En toda la historia del Reino de Dios, sin importar si era la Reina o la Emperatriz, o si era la Reina del Harén, o si era la Madre de la Reina, no se involucrarían en la política ni en los asuntos importantes.

Y después del Emperador Yun, ¡ella era realmente casi igual a él en poder!

“…Y ahora otorgo el título a la Bruja Jie Xin, Bruja Jie Ling, Bruja Yeli, Bruja Yaodie, Bruja Qingying, Bruja Lanting, Bruja Huajin, Bruja Yuwu y Bruja Chanyi para ser las Concubinas Imperiales del Emperador y ayudar a servir a la Emperatriz ".

"A Caizhi, el Dios de la Estrella del Lobo Celestial se le confiere el Título de 'Concubina Xing', y ella residirá en el Palacio de las Estrellas de Colores"

"A Qianye Ying'er, el Emperador Dios del Monarca Brahma, el titulo de 'Concubina Ying', y ella residirá en el Palacio de la Sombra Reluciente".

“A Meiyin, la Diosa Shui Meiyin, el título de 'Concubina Yin', y ella residirá en el Palacio de la Belleza Yin...”

“A Qing Que, la Emperatriz Dragón Azul, el título de 'Concubina Qing', residiendo en el Palacio del Dragón Azul..."

"A 'Cang Shuhe', Emperador Dios del Mar Profundo, como 'Concubina He', residiendo en el Palacio Shuhe.

Brujas, Dios de la Estrella, Diosas, Emperadores Dios... Cada una de ellas era una estrella lejana con la que ni siquiera un Maestro Divino se atrevería a soñar, pero todas eran concubinas del Gran Emperador.

"Al Rey del Reino de la Canción de Nieve, Mu Xuanyin, se le ha conferido el título de 'Concubina Bing' y actualmente residirá en el Palacio del Fénix de Hielo..."

Cuando se hizo este anuncio, más de la mitad de los Reyes de los Reinos Estelares Superiores debajo de la Ciudad Imperial Yun levantaron la cabeza en estado de shock, pero nadie gritó.

En este instante, incluso la respiración de todos en el Reino de la Canción de Nieve originalmente silenciosa se selló por completo.

Después de eso, un par de frías pupilas se dilataron lentamente de forma incontrolada, y un sinfín de mandíbulas se estrellaron contra la región nevada una tras otra.


Comentarios del capítulo: (0)